Cuaderno de Ruta V.2.5

Diario no diario de Carlos Carreter

Un soldado adolescente en los premios Pulitzer de fotografía

leave a comment »

Hay un montón de premios por ahí por el mundo que prestan atención al mundo de la fotografía de prensa, del reportaje fotoperiodístico. Indudablemente, los premios Pulitzer son de los más oídos, que no es lo mismo que conocidos. En realidad son unos premios de consumo interno norteamericano, pero que la posición de potencia dominante mundial de los Estados Unidos hace que tengan cierta repercusión mundial. Lo cierto es que pocas veces les presto mucha atención.

Pero el blog dedicado al fotoperiodismo de The New York Times dedicaba esta mañana una entrada a  los premiados en la categoría de fotografía, y en concreto me ha llamado la atención el premiado Craig F. Walker de The Denver Post, por su reportaje sobre un soldado adolescente. Durante dos años, desde que el chaval se encuentra en el instituto y toma la decisión de alistarse hasta que regresa de una misión en Iraq y se casa, el fotógrafo nos muestra lo que es la vida de un adolescente entre los 17 y los 19 años. Además de en el enlace anterior, se pueden ver todas o parte de las fotografías del reportaje en:

Dejando a un lado la innegable calidad de las fotografías, pero que no son muy distintas en estilo, en forma y en contenido de las que se ven en otros reportajes fotográficos de prensa, también es interesante leer con atención los pies de foto. Son básicos para entender buena parte de lo que pasa, las motivaciones, o presuntas motivaciones, del chaval, el entorno, sus fortalezas y sus debilidades. No se trata de un héroe ni nada por el estilo. Es sólo un adolescente en el proceso de abandonar su protegido entorno social para arriesgar su vida en una guerra de motivaciones poco claras. Según sus instructores, la mayoría de los futuros soldados de infantería no se alistan por el dinero si no “por Dios y para servir a su patria”. También vemos cómo los convierten y los convencen de ser “los guardianes de la libertad y del estilo de vida american, en resumen, guerreros”. Observamos cómo flirtea con las drogas, con el cansancio, con la añoranza del hogar. Lo vemos saltar de novia en novia, hasta que finalmente, en una sala vacía se casa con una de ellas. Sin llegar en la práctica, o apenas, a los veinte años de edad.

Es un reportaje sobre un soldado que me parece duro. Y sin embargo, no habla de batallas, de muertos, o de mutilaciones. Habla de otro tipo de transformaciones de la persona. Una persona cuyos antepasados, todas las generaciones, han peleado en alguna guerra como soldados. Lo cual también hace reflexionar sobre el estado y la historia del mundo en que vivimos.

No sé. Me ha llamado la atención. Y me ha asustado. No sé qué valores van a dominar el mundo en unas décadas. Pero viendo lo que pasa en la potencia mundial… siento miedo. Es lo que hay.

Entre Leyden y Amsterdam

Los adolescentes y jóvenes europeos, como estos neerlandeses en un tren entre Leiden y Amsterdam, parecen estar en un rollo totalmente distinto, pero ¿hasta qué punto? - iPhone

About these ads

Written by Carlos Carreter

Martes, 13 abril, 2010 at 16:59

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 212 seguidores

%d personas les gusta esto: