Cuaderno de Ruta V.2.5

Diario no diario de Carlos Carreter

Posts Tagged ‘Fotografía

[Libro] Strindberg

with one comment

Este libro, sobre el que voy a hacer un breve comentario, fue un regalo por mi cumpleaños, hace ya unos meses. Empecé a leerlo enseguida, y lo hojeé muchas veces, puesto que está ilustrado con reproducciones de pinturas y fotografías. Pero al final me ha costado un poco más de lo que pensaba terminarlo. Y eso que no es muy voluminoso.

Strindberg. Escritor, pintor y fotógrafo
August Strindberg, traducción de Carmen Montes Cano
Nørdica libros; Madrid, 2012
ISBN: 978841571733

Skansen

Nos iremos para ilustra esta entrada a la antigua Suecia, de bosques y granjas con edificios de madera, y abundantes chimeneas para calentar el hogar en los fríos inviernos.

August Strindberg es uno de los artistas más importantes de los países nórdicos. Como escritor, no desdeñó ni poesía, ni drama, ni novela. Pero además, fue pintor y fue fotógrafo. El libro que aquí nos ocupa reúne poesías, cartas o fragmentos de textos en prosa a modo de antología breve de su obra, con los textos en sueco y en español, e ilustrado con reproducciones de pinturas y fotografías del autor, o relacionadas con el mundo en el que vivió y que le influyó, así como con las influencias que tuvo en autores posteriores.

Skansen

Una Suecia de bosques verdes y frondosos.

Desde luego es un regalo que he apreciado, porque me parece un regalo pensado y apropiado. Si luego me ha costado ir leyendo todos los textos ha sido porque he querido leerlos pensándolos, sin prisas. Creo que el libro está pensado no simplemente para leerlo, sino también para contemplarlo y reflexionarlo. Así que, para todos aquellos que se quieran salir de los caminos trillados que nos ofrecen las librerías, es una sugerencia. Y claro está, ¡muchas gracias!

Skansen

A la que en esta ocasión llegamos cogiendo el tranvía, ya que se trata del parque Skansen, en la ciudad de Estocolmo, bonito y enorme museo etnológico y natural al aire libre.

Written by Carlos Carreter

Sábado, 11 mayo, 2013 at 9:22

[Fotos] Jugando a la “ruleta rusa” fotográfica

leave a comment »

Lo cierto es que para hoy tenía pensado contar con fotos las animadas actividades de los domingos de la primavera zaragozana. Pero lo dejaré para mañana. Porque ha habido otra cuestión que me ha entretenido. Una de las actividades del fin de semana ha sido un mercadillo de coleccionismo. Y un par de puestos tenían chismes fotográficos. Uno de ellos en concreto, con chismes de la antigua Unión Soviética, en general copias de las cámaras y los objetivos Leica. Y veréis lo que ha pasado. Os lo cuento con fotos.

Dos copias rusas de las telemétricas de Leica.

La cámara de la derecha, que será de los años 50 probablemente, es una copia de la Leica II, según he deducido examinándola un rato. Y el objetivo, un Industar 50/3,5, sería una copia de mi querido Elmar 50/3,5. He pensado que sería divertido tener un cámara de estas. Pero he contenido parcialmente las ganas de comprar. Estaba en muy buen estado.

Industar 5cm 1:3,5

Digo parcialmente, porque lo que no he podido evitar ha sido comprar uno de estos Industar-22 5cm 1:3,5. Helo aquí, sobre la mesa de escritorio de casa. Que el número de serie comience por 6 o 62 todavía no tengo claro si significa que está fabricado en el 1956 o en 1962.

Industar 5cm 1:3,5 en Leica M-E

Ni corto ni perezoso, me he ido a casa, y aprovechando que había luz todavía en esa tarde de domingo, lo he montado en la Leica M-E, y me he ido al parque de la Memoria a probarlo.

Parque de la Memoria

Las primeras fotografías que he tomado daban la impresión de andar un poco flojas de contraste. Especialmente debido a que con la poca luz estaba utilizando aberturas amplias. Pero con un ajuste rápido en Lightroom, la cosa ha quedado razonable, tirando a f/5,6.

Parque de la Memoria

Y a aberturas medias de diafragma, sin altas luces ofensivas, los tonos y los colores funcionan relativamente bien. Esta fotografía está tal cual, directa de la cámara. Ajustes a cero en Lightroom.

Parque de la Memoria

Pero utilizar material de fabricación soviética en fotografía siempre ha sido considerado jugar a la “ruleta rusa”. Los controles de calidad eran deficientes. Si el aparato salía bien, estupendo. Pero si no… De pesadilla. No parece ser este último caso el de mi Industar-22. Y eso que un una letra П indica de que tienen las lentes revestidas antirreflejos. En cuanto una luz poderosa se cuela en el encuadre, hay que sudar para obtener contraste. Obsérvese el lamentable estado del cuadrante superior derecho.

Parque de la Memoria

Con esta fotografía, en la que he buscado el enfoque con el telémetro en la cruz del centro, he sospechado que el objetivo enfoca algo por detrás del lugar buscado. Está tomada la foto a f/4, casi a la abertura máxima que es f/3,5.

Parque de la Memoria

Pero sin embargo, en esta fotografía, donde el fallo en el enfoque tendría consecuencias peores, la cosa ha quedado digna. Habrá que probar más, y tener cuidado.

Parque de la Memoria

En cualquier caso, en esta fotografía final, sin problemas de luces fuertes, y con una escena razonablemente contrastada, con un pequeño procesado de la imagen, el aspecto es bueno. No voy a decir que vaya a utilizar este trasto todos lo días. Pero desde luego, para divertirse un poco de vez en cuando… Jugaremos a la “ruleta rusa”.

Written by Carlos Carreter

Lunes, 6 mayo, 2013 at 17:42

[Fotografía] Recomendaciones de la semana; dada, clásico, sexy, contemporáneo,…

leave a comment »

En primer lugar, y antes de pasar a las recomendaciones, un comentario sobre las fotografías que acompañan hoy la entrada. He empezado, muy poco a poco, que no ando sobrado de tiempo, a revisar mis negativos en blanco y negro. Durante años, cuando salía de viaje, llevaba dos cámaras; una réflex con diapositivas en color y una compacta con negativos en blanco y negro. Una de las más usuales en esta segunda categoría fue la Minox 35ML, pequeña cámara del tamaño de un paquete de cigarrillos, con un objetivo retráctil tipo tessar de 35 mm f/2,8, enfoque por estimación, y una buena calidad de imagen en general junto con una portabilidad y discreción más que notables. En un día de calor tórrido en Bélgica, cuando viajaba en el bolsillo de mi pantalón, decidió abandonarme en el tren que nos había llevado desde Lieja hasta Lovaina. Prefirió quedarse en el aire acondicionado del tren, en lugar de salir a visitar la bella ciudad del Brabante Flamenco. En cualquier caso, me quedan sus negativos. Y entre ellos, he encontrado una pequeña serie tomada en el Mercado Central de Budapest, más alguna extra de ese viaje que traigo aquí también.

Viejo Skoda en las calles de Budapest

La única de las fotos que no pertenece a la serie del Mercado Central de Budapest, pero también está tomada en las calles de la capital húngara, cuando todavía podían verse con frecuencia viejos coches de la antigua Europa oriental, como este checo Skoda.

Empezaremos las recomendaciones de esta semana yéndonos hacia el pasado. Hacia las vanguardias y los clásicos de la fotografía:

Conocí estos días atrás la página In the In-Between, dedicada a los artistas de la imagen digital. Pero de los artículos que consulté el que más me llamó la atención fue el dedicado a los collages y montajes de la época Dadá. Estas técnicas, también muy utilizadas por los surrealistas, estuvieron muy en voga en el Berlín increíblemente rico culturalmente de los años 20 del siglo XX. La artista a la que se dedica el artículo es Hannah Hoch. Estas técnicas solían mezclar técnicas, siendo la fotografía una de las más usadas, junto con la pintura y el dibujo.

Y desde luego podemos considerar un clásico a Marc Riboud. Fotógrafo francés que fue miembro de Magnun Photos, y que documentó con primor la vida de las personas por todo el mundo. Algunas de sus fotografías son icónicas. Y todavía vive. Nos lo recordó Rafael Roa.

Mercado Central de Budapest

El negativo en blanco y negro dota a las imágenes de una cualidad muy distinta que si hiciésemos la fotografía con una medio digital; si además se acompaña las estructuras metálicas de antaño del Mercado Central de Budapest, mucho mejor.

Clásica deberíamos considerar también el retrato de Lewis Morley de 1963, es decir celebramos su 50º aniversario, de Christine Keeler. Es una de esas fotografías que se han convertido en un icono. Para la foto, la modelo y chica de compañía, que protagonizó un escándalo político de notables dimensiones en el Reino Unido, estaba obligada a posar desnuda. No es que la chica no lo hiciese en alguna ocasión. Hace unos meses, una exposición de Duffy en el Centro de Historias de Zaragoza nos recibía con una hoja de contactos ampliada con una sesión de desnudos de Keeler. Pero en esta ocasión, fotógrafo y modelo decidieron respetar la letra del contrato burlando su espíritu. Y para ello usaron una silla modernista sobre la que se sienta al revés, de modo que entre la silla y sus brazos ocultan todo lo que el espectador morboso querría ver. La composición, incluido el gesto de la modelo, hace que sea una de esas fotografías que resultan especialmente sensuales más por lo que ocultan y sugieren que por lo que muestran. Y como decimos, se puede considerar un clásico. Cincuenta años hace. Para ver la fotografía y conocer mejor las circunstancias en que se realizó, sugiero visitar un artículo en la página del Victoria & Albert, que incluye la fotografía y la hoja de contactos de la sesión. Nos lo recordó la sección de arte y diseño de The Guardian.

Mercado Central de Budapest

Siempre, lo mejor en estos sitios en los que se combina las sombras y las luces que entran por los ventanales es usar la luz de la caída de la tarde, más horizontal, y que permite mejores contraluces y sombras más largas.

Vayamos ahora con algunas recomendaciones de fotografía contemporánea.

En aCurator encontré una interesante serie de los fotógrafos Maja KaszurRadek Polak con el buceador Mateusz Malina, al que han fotografiado en su actividad deportiva usando cámaras de formato medio y gran formato.

En Le Journal de la Photographie nos recomendaban la serie Real Landscapes de Thomas Wrede. Paisajes que combinan el paisaje natural, con el uso de miniaturas o modelos a escala para reinventar esos paisajes.

En Cada día un fotógrafo/Fotógrafos en la red nos recomendaban las fotografías de Eric Lafforgue, apasionado viajero francés, que nos ha permitido conocer la realidad de países lejanos e inaccesibles, siendo algunas de sus fotografías de Corea del Norte las que más reconocimiento le han proporcionado.

Mercado Central de Budapest

En cualquier caso, la ya veterana Delta 400 de Ilford resuelve las situaciones de contraste lumínico sin ningún problema.

Esta entrada, como comentaba al principio, está ilustrada con procesos que en estos momentos, aunque vigentes, empiezan a ser cosa del pasado ante la avalancha de la tecnología digital en el mundo de la fotografía. aunque puedan dar lugar a imágenes de gran belleza. Uno de los procesos más famosos y que más han marcado la historia de la fotografía del siglo XX, especialmente en color, es el Kodachrome. Hace no mucho fue famoso el desarrollo de como Steve McCurry había usado el último rollo de esta mítica película. Pues bien, Elizabeth Avedon nos trae otro último rollo de Kodachrome. El del fotógrafo Jeff Jacobson, que durante años exclusivamente trabajó con este material. Y lo que no podía suponer el fotógrafo cuando en 2004 fue diagnosticado de un linfoma, que cuando saliera de su recuperación, iba a exponer su último rollo de este material. A mí me ha parecido interesante. La historia y las fotos.

Y termino hoy con otro fotógrafo que se llama Jeff y que utiliza procesos poco actuales. Ya comenté en su momento que el actor Jeff Bridges documenta sus rodajes con su Widelux, una cámara peculiar para trabajar en formato panorámico. Petapixel nos lo ha recordado, y claro está nos sugiere visitar la divertida página web del actor. Me encantaría pillar uno de los libros que se publicaron en 2003. Pero son 90 euracos, como poco, y no están algunas de las fotografías más recientes que me gustaría tener impresas. Uigggg…

Mercado Central de Budapest

Y la gran discreción tanto visual como sonora de la cámara, permite que la gente te ignore cuando tomas la imagen. Era una cámara muy divertida.

Written by Carlos Carreter

Domingo, 5 mayo, 2013 at 11:54

[Fotografía] Hoy toca nostalgia y revista de prensa

leave a comment »

Declaraba ayer mismo Mike Johnston que la transición digital en fotografía comenzó en 1994, con la llegada de la primera impresora Epson de chorro de tinta capaz de ofrecer una cierta calidad fotográfica, y que terminó en 2011 con la declaración de bancarrota de Kodak. Por supuesto, lo digital había empezado antes, y todavía habrá historia con la fotografía tradicional de película después. Pero hablaba de una “transición”. Estoy parcialmente de acuerdo. Tengo la sensación de que ese final de transición viene mejor representado por el anuncio del final de la fabricación de la serie V de Hasselblad. La última de la línea ha sido la 503CW, que llevaba fabricándose 17 años. Comparadlo con la vida media de los modelos digitales actuales. Algún día me hubiera gustado tener uno de estos aparatos. Tal vez todavía intente pillar uno. Tran representativo de una época aunque no estuvieran al alcance de cualquiera…

No me suena haber comentado el número de abril de Fraction Magazine, el 49, donde se aventura en porfolios menos convencionales, más conceptuales y osados. Bueno, pues aunque sea cuando está a punto de publicarse el de mayo, quizá hoy mismo, el que hará el redondo 50, voy a recomendar dos de los porfolios publicados hace ya un mes.

Por un lado, Heaven Turned on Its Side de Meridel Rubenstein. Está compuesto por varias series de fotografías de técnica y aspecto distinto, que representan los ciclos de nacimiento y muerte, de creación y destrucción, que se dan en la naturaleza.

Por otro lado, un porfolio de Joel Peter Witkin, fotógrafo que conozco ya desde hace bastantes años, con fotografía muy desasosegantes, entre la fealdad y la belleza, o la belleza de la fealdad, con referencias al sexo y a la religión frecuentes, y con mucho de surrealismo. Siempre me llama la atención.

Vosgos

Alguno de los porfolios que comento hoy nos llevan al mundo de la silvicultura, y eso me ha hecho recordar un par de recorrido por los Vosgos, como por ejemplo por los bellos bosques de coníferas del Champ de Feu.

Y siendo hoy el Primero de Mayo, el día de los trabajadores, que mejor que recomendar vivamente el número 32 de OjodePez (página web poco actualizada), dedicado al mundo del Trabajo. Es de los números que más me han gustado últimamente. Todo el número merece la pena pero, por destacar algo, destacaría la serie Tras el crecimiento de China de  Pierre Bessard, y Los trabajadores del bosque de Pelepele de David Chancellor.

Bessard pone cara, con una técnica exquisita en blanco y negro y cámara de gran formato, a los cientos de millones de trabajadores que se esconden detrás del crecimiento del gigante asiático, y que muchas veces no trabajan en las mejores condiciones precisamente. Un milagro económico que descansa sobre la explotación de muchos trabajadores.

Chancellor nos traslada al bosque sudafricano, donde conocemos a los hombres y las mujeres que intentan compaginar la silvicultura, la agricultura y el desarrollo sostenible. Aquí tenemos unas bellas y significativas fotografías en color de formato medio cuadrado, que transmiten esfuerzo y esperanza.

Fuera de tema, en el espacio Work in progress, nos encontramos con el proyecto El tercer paisaje de Giuseppe Moccia. Espacios en los que el hombre interviene sobre el paisaje, generalmente degradandolo, y que luego son desatendidos, dejando a la naturaleza la ingrata tarea de volver a integrarlos, si ello es posible.

Vosgos

O los bellos montes de la Route des Crêtes. Tengo recuerdos agridulces de aquel viaje. Pero que bonito todo.

Written by Carlos Carreter

Miércoles, 1 mayo, 2013 at 10:28

[Fotografía] Recomendaciones semanales; fundamentalmente fotógrafos contemporáneos, aunque no todos

leave a comment »

Hoy tenía acumuladas recomendaciones de las dos últimas semanas; pero he reducido a algunas cuantas, fundamentalmente de fotógrafos contemporáneos, con alguna excepción. Acompañaré la entrada con algunas fotografías de la quedada de ayer de Fotógrafos en Zaragoza por un lugar por el que voy con cierta frecuencia, pero no me canso. El soto de Cantalobos.

Empecemos de todos modos por un fotógrafo del pasado. Fotógrafa. Lee Miller. Hace unos días, eIconic Photos nos presentaban una de sus fotografías, aquel autorretrato que se hizo mientras cubría la invasión de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Tomando un baño en la bañera de Hitler, en su residencia en Múnich. Mucho se ha hablado de lo que quiso representar la fotógrafa con esa imagen. Era una fotografía con formación surrealista. Por lo que no era ajena a los simbolismos de todo tipo. Se han publicado más imágenes que se tomaron en aquel instante.

Azud

Comenzamos el paseo fotográfico desde el azud del Ebro; el día está inestable, con nubes y claros, y posibilidad de algún chaparrón.

Ababoles

Antes de internarnos en el soto, nos entretenemos con algunos ababoles (amapolas dicen en Castilla), que ya pueblan los campos a estas alturas de la primavera.

El Photobooth de The New Yorker nos presentaba las extrañas pero interesantes fotografías de Nina Leen, nacida en Rusia, pero que vivió por todo el mundo hasta que se estableció en Estados Unidos. La fotógrafa murió hace un tiempo ya. No está de más echar un vistazo a las interesantes imágenes.

Six Shooters es un fotoblog mantenido entre seis fotógrafos que mantienen un diálogo mediante imágenes entre ellos. De vez en cuando muestran imágenes realmente interesantes. Como esta de Heidi Lender. Que es una de las fotógrafas que más me gustan del sexteto.

En Lenscratch nos hablan de la monografía titulada Disquiets de Amani Willett. Y me ha parecido una serie muy interesante, con un interesante uso del color y de la luz, en un conjunto de imágenes con sujetos variados, pero fundamentalmente en clave baja que transmiten esos desasosiegos de los que habla el título.

Gotas de rocío

Conviene llevarse algún objetivo macro o al menos con capacidad de aproximación cuando uno entra en un bosque; siempre surgen motivos, como las gotas de lluvia y rocía.

Soto

O estas setas, que no abundaban pero que alguna había.

Un artículo de The Guardian nos habla de la principal premiada en los Sony World Photography Awards,  Andrea Gjestvang, por sus retratos de algunos de los supervivientes de la masacre de Utøya en Noruega, una año después de estos acontecimientos. La serie se llama Un día en la historia y creo que merece la pena un vistazo.

Aunque una de mis fotógrafas favoritas, Inge Morath, dudaba de que la fotografía en color pudiese tener nivel artístico, cosa que quedaba reservado al blanco y negro, nunca he sido de la misma opinión. De hecho, tengo un libro de la propia fotógrafa que lo desmiente. En cualquier caso, Rafael Roa nos recomienda un vistazo a la obra de Harry Gruyaert, que básicamente me da mucha envidia por mi incapacidad para acercarme mínimamente a esa capacidad para mirar.

Peleando con la profundidad de campo y las umbrelas de florecillas amarillas

De todas formas, la fotografía de aproximación no es una disciplina fácil y exige su esfuerzo

Soto

El objetivo de 50 mm es un todoterreno útil para un paisaje en un entorno cerrado como es el interior del bosque de ribera. Aunque gustosamente hubiera usado el 35 mm que olvidé en casa.

Volvamos al tema del retrato, y recojamos la recomendación del blog Lightbox de Time, que nos habla de la fotógrafa iraní Newsha Tavakolian, que nos hace un recorrido por la sociedad iraní con unos retratos que muestran básicamente la desesperanza de una generación por las condiciones sociopolíticas del país.

No le gusta mucho a Rafael Roa la fotógrafa holandesa Hellen Van Meene. Pero he encontrado alguno de sus retratos que me han llamado la atención. Así que lo mejor será que cada uno considere lo que crea oportuno.

Por último, y en un artículo que nos trae Le Journal de la Photographie, podemos conocer la serie de la finesa Marja Pirilä, en la que combina los retratos de personas en sus dormitorios o en sus salones, con la técnica de la cámara oscura en la que convierte sus habitaciones. Mas allá de la curiosidad, he encontrado interesantes las imágenes.

Huellas en el paso hacia el bebedero en el Ebro

Aun con riesgo de meternos, literalmente, en algún barrizal, nos acercamos a la orilla del Ebro, donde descubrimos las huellas de los animales, carnívoros y herbívoros, que usan esta acceso a la orilla de río como bebedero.

Ebro

El día había comenzado nuboso e incierto, pero conforme avanza la mañana se despeja. Se aleja el peligro de lluvia, pero empeora la luz, que se hace demasiado dura para fotografiar. Salvo los momentos en que el sol queda velado por alguna nube pasajera.

Written by Carlos Carreter

Domingo, 28 abril, 2013 at 17:06

[Fotografía] El capricho del medio siglo,… o una nueva Leica en mi colección

with 2 comments

Este domingo no habrá recomendaciones semanales. Algunas las guardaré para el próximo domingo. O a lo mejor comento algo entre semana. Pero hoy quiero hablar del regalo que me he hecho a mi mismo coincidiendo con un cumpleaños terminado en 0. Que por aquello que tenemos diez dedos en la mano y por ello los sistemas decimales de numeración y medición son especialmente populares, pues cuando nuestro aniversario de nacimiento termina una decena parece que sea especial.

Quienes conocéis este Cuaderno de ruta, sabéis de mi afición de ir coleccionando algunas cámaras Leica, una marca emblemática en la historia de la fotografía. Leica CLLeica IIIfLeica M2,… incluso una Panasonic disfrazada con el punto rojo de la marca alemana, la D-Lux 5. 60 años de historia en cámaras. Dado que el diseño básico de la IIIf se estableció en los años 30 del siglo XX, 80 años en realidad de historia.

Claro está, que siempre he soñado con comprar una nuevecita. No como la D-Lux 5, que ya he mencionado que es una cámara japonesa disfrazada. Aunque muy eficaz. Uno telemétrica de la serie M nueva. Y desde hace unos años, digital. Pero claro,… no las regalan precisamente. Pero no hablemos de dinero, que es vulgar. El caso es que desde hace un tiempo he ido planificando la compra, abrí una hucha al respecto por si acaso terminaba decidiéndome (me cuesta este tipo de compras, soy muy racional y estas cámaras se compran desde otros puntos de vista distintos de la razón), y al final he roto el cerdito, y… una Leica M-E.

La Leica M-E con un poco habitual para estos modelos de cámaras Summicron-C 40/2.

La Leica M-E con un poco habitual para estos modelos de cámaras Summicron-C 40/2.

Ya adelanto una serie de cuestiones críticas. No necesitaba una cámara más; simplemente me apetecía dar este paso. Porque uno se tiene que autopremiar de vez en cuando por las cosas que hace o le pasan. No es una cámara perfecta. De hecho hay una serie alucinante de defectos, que están abundantemente comentados por la red de redes, impensables para una cámara con este nivel de precio. Esta por ver si realmente me sirve para hacer mejores fotografías que las que hago hasta el momento. Bien. Todo eso es así. El único punto que realmente me ha molestado es que es un poquito más grande de lo que esperaba. De fondo. Es gordota.

Pero,… es muy, muy divertida de usar. Es mucho más eficaz de lo que la gente se piensa. El hecho de que sea de enfoque manual y con el visor telemétrico es en determinadas ocasiones más eficiente que los sistemas “inteligentes” de enfoque automático que nunca aciertan con el objeto que me interesa, o van y bien porque la escena no se ajusta a lo previsto por el ingeniero japonés de turno Y el simple exposímetros de medición parcial del tercio central de la escena es sorprendentemente más predecible y fiable que muchos de los sofisticados sistemas de medición complejos de la luz que llevan las modernas cámaras digitales. Pocas fotografías fallo con esta cámara en lo que se refiere al nivel de exposición. Pero eso sí, tienes que saber lo que tienes entre manos. Tienes que saber como usarlo. Si no, puede ser exasperante. Pero hace años que descubrí el placer de fotografiar con una telemétrica.

Tengo una gama de diversos objetivos que valen para la cámara. Alguno de la marca, otros no. La he probado con todos ellos. Os enseño algunas muestras.

Gran angular – Voigtländer Snapshot-Skopar 25/4

Lo compré hace diez años para usarlo con la Leica CL, con un adaptador de montura. También se puede usar con la Leica IIIf. Con película diapositiva daba una calidad que me pareció siempre muy razonable. Las peculiaridades del sistema M digital me hacían temer un mal resultado. Codificándo la cámara para que lo reconozca como un 21 mm de la cámara, los problemas de viñeteado y de colores anómalos previsibles, no me han aparecido o son imperceptibles. Incluso utilizada a su apertura máxima.

La única corrección de esta foto tomada con el Voigtländer de 25 mm es la distorsión en barrilete, que era obvia aunque no exagerada. Por lo demás está tal cual sale de la cámara. Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

La única corrección de esta foto tomada con el Voigtländer de 25 mm es la distorsión en barrilete, que era obvia aunque no exagerada. Por lo demás está tal cual sale de la cámara. Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

En esta, fotografía, en la que las líneas rectas no están tan cerca de los bordes, no introduje ningún tipo de corrección. Ribera del Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

En esta, fotografía, en la que las líneas rectas no están tan cerca de los bordes, no introduje ningún tipo de corrección. Ribera del Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

Objetivo estándar – Canon S 50/1,8 II

Este objetivo lo compré en París hace 10 años, en el bulevar Beaumarchais. Válido tanto para las cámaras con rosca estándar de Leica, como para las que tienen bayoneta M con un adaptador, siempre lo había tenido como un objetivo de contraste suave aunque con una imagen agradable. Los resultados que he obtenido con él han sido sorprendentemente agradables. No dará la calidad de un objetivo Leica, pero es totalmente usable. Y con él he empezado ha notar algo. La sorprendente nitidez de las fotografías de esta cámara, probablemente debido a la ausencia de filtro de paso bajo para evitar los efectos como el moiré. Las fotografías que vienen a continuación apensas están modificadas sobre el original tal y como se abre el DNG en Lightroom 4.

Torturando un poco el objetivo; Con un ligero contraluz y con apertura amplia. Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

Torturando un poco el objetivo; Con un ligero contraluz y con apertura amplia. Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

Aquí dejo descansar un poco los vidrios, con una escena más uniformemente iluminada, usando aperturas medias. Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

Aquí dejo descansar un poco los vidrios, con una escena más uniformemente iluminada, usando aperturas medias. Canal Imperial de Aragón, Zaragoza.

Una visita al Batallador; en la fotografía a tamaño completo los detalles de la estatua se ven bastante nítidos. Parque Grande, Zaragoza.

Una visita al Batallador; en la fotografía a tamaño completo los detalles de la estatua se ven bastante nítidos. Parque Grande, Zaragoza.

De todos modos, si tienes un objetivo muy luminoso será para usarlo con el diafragma abierto; lo cual implica valorar la calidad de las zonas desenfocadas y la nitidez de las enfocadas. Parque Grande, Zaragoza.

De todos modos, si tienes un objetivo muy luminoso será para usarlo con el diafragma abierto; lo cual implica valorar la calidad de las zonas desenfocadas y la nitidez de las enfocadas. Parque Grande, Zaragoza.

Objetivo estándar – Leitz Summicron-C 40/2

Objetivo estándar de la Leica CL, este objetivo me convenció de las bondades de esta longitud focal, que para mi carácter siempre ha sido más agradable que el 35 mm o el 50 mm, más usuales y entre los que habita. El único problema es que cuando lo montas en cualquier Leica con bayoneta M, que no sea la CL, aparecen las marcas de encuadre de un 50 mm en el visor, y no las propias de un 40 mm. Por lo tanto, hay que encuadrar a ojímetro. Salvo por esta cuestión, es un objetivo muy compacto y discreto con una calidad de imagen más que buena en mi humilde opinión.

Objetivo discreto, luminoso y nítido, qué más puedes querer. Paseo de Teruel, Zaragoza.

Objetivo discreto, luminoso y nítido, qué más puedes querer. Paseo de Teruel, Zaragoza.

No sé si los colores son especialmente fieles a la realidad; lo que sí que sé es que son muy agradables. Parada del tranvía en Cesaragusto, Zaragoza.

No sé si los colores son especialmente fieles a la realidad; lo que sí que sé es que son muy agradables. Parada del tranvía en Cesaragusto, Zaragoza.

En la barroca fachada de la iglesia de San Cayetano (o Santa Isabel de Portugal) se aprecian las bondades de este pequeño objetivo, que lamentablemente ocupa un segundo plano entre los muchos prestigiosos de Leica.

En la barroca fachada de la iglesia de San Cayetano (o Santa Isabel de Portugal) se aprecian las bondades de este pequeño objetivo, que lamentablemente ocupa un segundo plano entre los muchos prestigiosos de Leica.

Objetivo estándar – Leitz Elmar 5 cm 1:3,5

Es el objetivo clásico de Leica por excelencia. Cuadro lentes en tres grupos cuya fórmula básica viene de los años 20 del siglo XX, sólo modificada por el recubrimiento antirreflejos de las lentes por la modernización de los vidrios usados en su construcción. Este es del año 1951, y venía como compañero de la Leica IIIf. Se usa en la cámaras con bayoneta M mediante un adaptador. Bien. Pues aun cuando creo que es el que tiene el contraste más bajo de todos los que he probado, da unos resultados muy agradables. Especialmente si tenemos en cuenta que lo probé en horas en las que la luz no era especialmente buena. Muy dura y contrastada.

De momento, he convertido pocas fotografías de la M-E a blanco y negro, pero estos cantos rodados bajo el puente de Hierro del Ebro en Zaragoza me parecieron un motivo apropiado.

De momento, he convertido pocas fotografías de la M-E a blanco y negro, pero estos cantos rodados bajo el puente de Hierro del Ebro en Zaragoza me parecieron un motivo apropiado.

A plena, aunque discreta, apertura, el rendimiento global del modesto y pequeño Elmar es razonable y agradable. Puente de Piedra, Zaragoza.

A plena, aunque discreta, apertura, el rendimiento global del modesto y pequeño Elmar es razonable y agradable. Puente de Piedra, Zaragoza.

Nuevamente a plena apertura, con un punto de enfoque mucho más cercano, el efecto es más que razonable. Club Náutico, Zaragoza.

Nuevamente a plena apertura, con un punto de enfoque mucho más cercano, el efecto es más que razonable. Club Náutico, Zaragoza.

A f/11, la nitidez del pequeño Elmar de hace más de 60 años es más que razonable. Escalinata del Club Náutico, Zaragoza.

A f/11, la nitidez del pequeño Elmar de hace más de 60 años es más que razonable. Escalinata del Club Náutico, Zaragoza.

Tele corto – Leitz Elmar-C 90/4

Es el segundo de los objetivos diseñados específicamente para la Leica CL. Siempre he tenido aprecio por este telecorto, que en los últimos años he usado como tele medio-largo en las micro cuatro tercios con un adaptador. Es el objetivo más difícil de usar con la M-E. El recuadro de enfoque de 90 mm es muy aproximativo, y pequeño, por lo que es más probable que haya que reencuadrar al procesar la imagen. Por lo demás, da una calidad de imagen bastante aceptable, aunque mejor si no se usa a su máxima apertura.

Con este objetivo, hay que tener cuidado en los contraluces, pero por lo demás cumple su misión. Via crucis en Muniesa, provincia de Teruel.

Con este objetivo, hay que tener cuidado en los contraluces, pero por lo demás cumple su misión. Via crucis en Muniesa, provincia de Teruel.

Reloj de sol en el Sagrado Corazón de Muniesa, provincia de Teruel.

Reloj de sol en el Sagrado Corazón de Muniesa, provincia de Teruel.

Me cuentan que uno de los defectos de las Leica de la generación M9 como la M-E, es que no se llevan bien con las sensibilidades altas. A 1250 ISO he obtenido algunas imágenes bastante razonables, como este paisaje cerca de Montalbán. Muy arriesgado porque he tenido que aclarar las sombras que es donde aparece el ruido. Si esto no es necesario, mucho mejor.

Me cuentan que uno de los defectos de las Leica de la generación M9 como la M-E, es que no se llevan bien con las sensibilidades altas. A 1250 ISO he obtenido algunas imágenes bastante razonables, como este paisaje cerca de Montalbán. Muy arriesgado porque he tenido que aclarar las sombras que es donde aparece el ruido. Si esto no es necesario, mucho mejor.

Angular – Zeiss C-Biogon T* 35/2.8 ZM

Este es el único objetivo que compré pensando en nuevas adquisiciones de cámaras Leica. Lo estrené con la M2, pero siempre tuve en mente que sería el angular de uso cotidiano de una futura Leica digital. Y aquí digo una cosa, aunque con un nivel de construcción ligeramente inferior a los de Wetzlar, pero superior a casi cualquier otra marca, ópticamente compiten perfectamente con los primeros y son considerablemente más económicos. Tienen una ventaja enorme sobre casi cualquier otra marca de objetivos. Su resistencia a la pérdida de contraste por la luz frontal. Su revestimiento múltiple (T*) es una de sus características más notables. Este es un diseño ya clásico, pero que con los métodos de fabricación modernos compite perfectamente con summicrones y summarits de la misma focal. Y desde mi punto de vista da unos colores estupendos. Ya hace unos días os puse una serie hecha con este objetivo, cuando la cámara estaba en periodo de pruebas. Os dejo algunos ejemplos más, y me despido hasta otro rato.

Poniendo a prueba las gamas cromáticas. Paisaje en Hoz de la Vieja, provincia de Teruel.

Poniendo a prueba las gamas cromáticas. Paisaje en Hoz de la Vieja, provincia de Teruel.

Poniendo a prueba los contraluces. Paisaje en Hoz de la Vieja, provincia de Teruel.

Poniendo a prueba los contraluces. Paisaje en Hoz de la Vieja, provincia de Teruel.

Colores saturados y cálidos, parece que esto es propio de los Zeiss. Paisaje en Hoz de la Vieja, provincia de Teruel.

Colores saturados y cálidos, parece que esto es propio de los Zeiss. Paisaje en Hoz de la Vieja, provincia de Teruel.

Cuando la luz se va, y hay que afinar el enfoque en condiciones poco propicias. Paisaje cerca de Montalbán, provincia de Teruel.

Cuando la luz se va, y hay que afinar el enfoque en condiciones poco propicias. Paisaje cerca de Montalbán, provincia de Teruel.

Written by Carlos Carreter

Domingo, 21 abril, 2013 at 11:58

[Fotos] Algunas recomendaciones en revistas, y experimentando el revelado desatendido con Rodinal (2ª parte)

leave a comment »

En primer lugar algunas recomendaciones, a modo de minirevista de prensa. Algunas cosas interesantes que he encontrado estas semanas atrás:

El número 7 de la edición para iPad del British Journal of Photography tiene un montón de cosas interesantes. Pero tiene reportajes y fotos de dos grandes. En blanco y negro, el proyecto Genesis de Sebastião Salgado, del cual espero hacerme con el libro a no mucho tardar. En color, ese genio de la fotografía de lo aparentemente banal que es William Eggleston, que no hay que perderse.

En el número 6 de LPV Magazine también hay abundancia de cosas interesantes. Pero a mí me ha llamado la atención especialmente el porfolio de Kitai Kazuo. Esta revista es gratuita, los artículos los podéis ver en la web, o la podéis descargar en formato pdf.

Ya he recomendado varias veces la revista Adore Noir, que por un precio modesto se puede descargar en formato pdf. Dedicada exclusivamente a la fotografía en blanco y negro. De su último número me han llamado la atención los artículos dedicados a Mitchell Hartman, y a Siobhan Bradshaw. Nuevamente, por escoger algo. Que había más cosas interesantes. Seguro.

Finalmente, el número 498 de Photo, que se puede comprar tanto en formato electrónico como en papel, incluye entre otros dos artículos interesantes. El dedicado a los desnudos de Magnum, el desnudo tal y como lo han visto los fotógrafos de la prestigiosa agencia, procede de una exposición que ya me gustaría a mí que se me pusiese a tiro. Y uno muy simpático de un tal Murad Osmann, que va fotografiando los lugares que visita con su chica de espaldas arrastrándole de la mano. Pero hay alguna de sus fotos que están muy bien.

Y tras las recomendaciones de revista de prensa, contaros que he terminado mi segunda parte de mis pruebas sobre el revelado desatendido con Rodinal, de las que ya os hablaba el sábado. Las fotos que os presento corresponden a un carrete de Ilford FP4 Plus, negativo en blanco y negro de 125 ISO de sensibilidad nominal, para revelado con químicas convencionales. Lo cierto es que han quedado mejor. Eso no quiere decir que las fotos sean más interesantes. Simplemente, que el grano es mucho más contenido y que, como las condiciones de luz eran más contrastadas, este tipo de revelado es más adaptado y he conseguido unos negativos con una muy buena gama tonal. No me ha disgustado el resultado. Os dejo unas muestras. Se puede apreciar que algunas de las fotos, tomadas al mediodía y con sol, tienen unos fuertes contrastes, que la combinación de película y revelado han admitido con facilidad.

Señorita de tiza en el Tubo de Zaragoza.

Señorita de tiza en el Tubo de Zaragoza.

Paseando por el Casco Viejo.

Paseando por el Casco Viejo.

Plaza de San Felipe.

Plaza de San Felipe.

Desvío del tranvía en el Mercado Central.

Desvío del tranvía en el Mercado Central.

Espacios culturales de la calle de las Armas.

Espacios culturales de la calle de las Armas.

La hora del vermú en la calle Predicadores.

La hora del vermú en la calle Predicadores.

Rocódromo en San José.

Rocódromo en San José.

Canal Imperial de Aragón.

Canal Imperial de Aragón.

Paseando junto al Canal.

Paseando junto al Canal.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; algunos clásicos y otras cosillas

leave a comment »

Esta mañana estoy en plan multitarea. Además de actualizar blogs y otras cosas en internet, he estado repasando algunas fotos que hice ayer a la salida del cine, y he estado revelando un carrete en blanco y negro de hace unos días. Lo del cine me lo tengo que mirar. Tengo dos películas pendientes de reseñar. A ver si les hago un hueco. Además al menos una es interesante, y la otra por lo menos es entretenida. Y lo del blanco y negro es la segunda fase de mi experimento. Si ayer os enseñaba fotografías de un carrete de 400 ISO con revelado desatendido en Rodinal, hoy estoy haciendo la misma operación con uno de 125 ISO. Pero vamos a lo que es esta sección de los domingos.

Al salir el cine, dimos un paseo antes de tomar alguna cervecita, porque la tarde estaba muy buena. Y como llevaba una cámara, pues a jugar un poco con las luces y las sombras.

Al salir el cine, dimos un paseo antes de tomar alguna cervecita, porque la tarde estaba muy buena. Y como llevaba una cámara, pues a jugar un poco con las luces y las sombras.

En Siéntate y observa… nos obsequiaron con dos entradas dedicadas a Julia Margaret Cameron, fotógrafa del siglo XIX, impresionante retratista, y mujer de vida interesante. La primera incluía unos textos de Virginia Woolf de quien fue tía abuela. La segunda proponía una comparación con otra gran fotógrafa, Imogen Cunningham. En cualquier caso, una ocasión para recordar a ambas fotógrafas.

El tumblr fotográfico de la NPR nos recordaba el cumpleaños de Cornell Capa, el hermano de Robert Capa. Bastante menos conocido que este último, su obra no carece de interés, y además lleva realizando desde hace varias décadas una importante labor en favor de la fotografía comprometida.

Estuve en modo experimental, recuperando para una cámara actual el viejo Summicron-C 40/2 de los años 70. Es un objetivo estupendo.

Estuve en modo experimental, recuperando para una cámara actual el viejo Summicron-C 40/2 de los años 70. Es un objetivo estupendo.

Hablando de fotografía comprometida, Lewis Hine es un fotógrafo que si no hubiera existido tendríamos que haberlo inventado. Sus fotografías denunciando el trabajo infantil a principios del siglo XX fueron importantes en la toma de conciencia sobre las condiciones de vida de niños y niñas bajo el capitalismo. Pero es que además, las fotografías son estupendas, estéticamente buenísimas. Nos lo recordó el Daily Mail.

También de principios de siglo son las fotografías que se han reencontrado de Julian Dimock. Un excelente documento etnográfico de los indios seminolas que habían permanecido oculatas durante años. Nuevamente reúnen estas fotografías interés social y cuidada estética. Vía The Picture Show.

Objetivo al que tengo que dar nueva vida, utilizándolo de la forma en que estaba pensado. Está un poco destartalado, pero ópticamente todavía está perfecto.

Objetivo al que tengo que dar nueva vida, utilizándolo de la forma en que estaba pensado. Está un poco destartalado, pero ópticamente todavía está perfecto.

Finalmente, en Barcelona tienen la inmensa suerte de poder disfrutar de una exposición retrospectiva de Chema Madoz, llamada Ars combinatoria. Estará abierta hasta el 28 de julio en la sala de exposiciones de La Pedrera. A ver si tengo la suerte de “tener que ir” a la capital condal un día de estos. He visto a la venta el catálogo de la exposición, incluso en alguna librería de Zaragoza, pero no sé si aporta algo nuevo a lo que ya tengo del fotógrafo.

Por hoy, nada más. A ver si me da para terminar de salpicar entre los líquidos del revelado, y darme un paseo antes de comer.

Ya decía anteayer, mientras os hablaba de la foca de 35 mm, que desde hace muchos años he tenido debilidad por esta otra longitud focal. Esos 5 mm de más, me hacen sentir más cómodo.

Ya decía anteayer, mientras os hablaba de la foca de 35 mm, que desde hace muchos años he tenido debilidad por esta otra longitud focal. Esos 5 mm de más, me hacen sentir más cómodo.

Written by Carlos Carreter

Domingo, 14 abril, 2013 at 12:02

[Fotos] Libro de viaje del Veneto, y experimentando el revelado desatendido con Rodinal

leave a comment »

En primer lugar, una cuestión que ya lancé por Twitter Facebook hace unos días, que tengo ya elaborado y visible el libro de fotografías del viaje por Italia de esta pasada semana santa. En cualquier caso, tengo ya la versión para Issuu, donde se puede consultar también cómodamente. Pulsa con el ratón en la imagen para ir al libro.

Libro de viajes - Veneto, 2013.

Libro de viajes – Veneto, 2013.

El caso es que un par de semanas antes de este viaje, estuve trasteando con película, cámara y procesados tradicionales. Después de haber leído algunas cosas sobre los revelados desatendidos o por agotamiento con Rodinal, es decir, dejas la película expuesta tras un minuto de suave agitación en un baño de este viejo pero eficaz revelador durante 60 a 120 minutos, hasta desaparece todo el agente revelador y la película queda revelada, decidí probarlo con un rollo de Ilford HP5 Plus, que cargué en la Leica IIIf, a la que calcé el Voigtländer Snapshot-Skopar 25/4. Las ventajas de este método de revelado:

Puedes variar el índice de exposición del rollo de película en cada fotograma, permitiendo revelarlos todos al mismo tiempo.

Obtienes negativos de suave contraste, lo cual es una ventaja si has usado índices de exposición superiores al recomendado, lo que se llamaba forzar la película.

Mientras se revela la película, te puedes ir a ver la tele, a comer, o a lo que quieras.

Pero también tiene algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta:

Si el índice de exposición de algún negativo es bajo, puede resultar en un negativo excesivamente poco contrastado.

Aumenta el grano del negativo.

Bueno. Lo probé. No acabé del todo convencido, pero a lo mejor las circunstancias de la toma no fueron las idóneas pra este método de revelado. En cualquier caso, he ajustado tono y contraste con Lightroom 4. Y hay una puñeta,… las películas en blanco y negro convencionales no admiten los métodos ICE de eliminación de polvo y rasguños. Algunos los voy a tener que volver a escanear tras limpiarlos cuidadosamente. O no. Ya veré. Que sólo son un experimento.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Parque Grande, Zaragoza.

Autorretrato, paseo de Sagasta, Zaragoza.

Autorretrato, paseo de Sagasta, Zaragoza.

Paseo de Sagasta, Zaragoza.

Paseo de Sagasta, Zaragoza.

Manifestantes en la plaza de Paraíso, Zaragoza.

Manifestantes en la plaza de Paraíso, Zaragoza.

Viajera en el tranvía en la plaza de Aragón, Zaragoza.

Viajera en el tranvía en la plaza de Aragón, Zaragoza.

Plaza de San Felipe, Zaragoza.

Plaza de San Felipe, Zaragoza.

Written by Carlos Carreter

Sábado, 13 abril, 2013 at 12:20

[Fotos] 35 mm

leave a comment »

La focal de 35 mm, siempre en términos de formato de fotograma de 24 x 36 mm, ha sido considerada por muchos como el estándar de reportaje en fotografía. Sin exigir estar encima del objeto, este angular moderado permite integrar en la fotografía suficiente información sobre el ambiente en el que nos desenvolvemos. Sin embargo, salvo cuando en los años 90 viajaba con alguna compacta con esta focal fija, bien fuese la Minox 35 ML o la todoterreno Olympus Mju-II, es una focal a la que yo he dedicado poca atención. Siempre prefiriendo las focales estándar en el intervalo entre 40 y 50 mm, y usando esporádicamente algún angular más amplio,… pues eso. Que la tengo poco explorada. Desde que me he hecho con el Zeiss C-Biogon 35/2,8 ZM, la estoy empezando a usar más. Y empiezo a coger el gustillo.

Canal Imperial de Aragón

Canal Imperial de Aragón

Canal Imperial de Aragón

Canal Imperial de Aragón

Basílica de San Antonio

Basílica de San Antonio

Basílica de San Antonio

Basílica de San Antonio

Parque Pignatelli

Parque Pignatelli

Paseo de Sagasta

Paseo de Sagasta

La playa de Torrero

La playa de Torrero

La playa de Torrero

La playa de Torrero

Written by Carlos Carreter

Viernes, 12 abril, 2013 at 19:37

[CineFoto] Cine a propósito de una fotografía, y de un fotógrafo y su modelo

leave a comment »

Dos novedades para CineFoto, mi colección de películas en las que la fotografía juega su papel, más o menos importante. Seguid los enlaces que encabezan los siguientes párrafos.

La bandera de Iwo Jima

Una de las fotografías más conocidas de la Segunda Guerra Mundial, y esto es prácticamente igual que decir que de todo el siglo XX o de la historia de la fotografía, es Alzando la bandera en Iwo Jima de Joe Rosenthal. Esta fotografía representa a un grupo de seis soldados norteamericanos alzando la bandera de los Estados Unidos en lo alto del monte Suribachi durante la batalla de Iwo Jima. El hecho se produjo en los principios momentos de la batalla, que duró bastantes días y fue muy sangrienta. De hechos, de los seis hombres que aparecen en la fotografía, tres morirían en la batalla. Los otros tres fueron utilizados por la propaganda militar norteamericana para recaudar fondos. No entraremos aquí en la polémica sobre el hecho de que esta no fue realmente la primera bandera que se izó sobre el lugar, y que hubo otro fotógrafo que estuvo en ese hecho, en el original. La cuestión es que la fotografía se convirtió en irónica, y ha inspirado algunas producciones cinematográficas. Comentaremos dos: Banderas de nuestros padres (Flags of Our Fathers) y El sexto héroe (The Outsider).

Funny Face (Una cara con ángel) se rodó en París en parte, así que nos vamos a la capital francesa, a la place de la Concorde.

Funny Face (Una cara con ángel) se rodó en París en parte, así que nos vamos a la capital francesa, a la place de la Concorde.

Una cara con ángel (Funny Face)

Hace unos días encontraba en internet la fotografía de una mujer realmente muy guapa que posaba ajustando entre sus manos un Leica III. Según encontré en las páginas de Thorsten Overgaard dedicadas a la historia de Leica, se trata de la modelo actriz y fotógrafa Suzy Parker, la fotografía está tomada en Nueva York en 1953, por lo que el modelo podría ser una IIIf, y el fotógrafo que tomó la fotografía fue Peter Stackpole, fotógrafo que trabajó para la revista Life que tiene los derechos sobre la mencionada fotografía.

El caso es que leyendo algo más sobre esta modelo, actriz y fotógrafa, resulta que fue una de las inspiraciones para una de las películas musicales más conocidas de Audrey Hepburn, acompañada de Fred Astaire y bajo la dirección de Stanley Donen. Y además, contó con la colaboración, el trabajo y estuvo remotamente inspirada en el trabajo y la figura de uno de los grandes de la fotografía de siglo XX: Richard Avedon.

Y como toda película americana que se precie, la torre Eiffel se ve desde todas partes, así que también desde esta entrada.

Y como toda película americana que se precie, la torre Eiffel se ve desde todas partes, así que también desde esta entrada.

Written by Carlos Carreter

Miércoles, 10 abril, 2013 at 18:14

[Fotografía] Recomendaciones semanales; un variado acumulado de dos semanas y algunas fotos de Venecia en blanco y negro

leave a comment »

La consecuencia de haber estado de vacaciones la semana pasada es que tengo un acumulado muy diverso de recomendaciones fotográficas de las dos últimas semanas. Así que me limitaré a irlas consignando cronológicamente, conforme las fue recogiendo, sin ser estricto en esto, e intentaré ser breve.

En la recopilación de propuestas de LPV Magazine del 31 de marzo, entre ellas estaba una fotografía de Stephen McLaren que me llamó la atención. Y he estado revisando su propuesta de fotografía documental en la calle, y me ha parecido muy interesante. Llena de color, de observación social y no carente de humor.

Hace unos días, National Geographic nos traía como fotografía del día un impresionante paisaje tormentoso en Monte Perdido, segunda altura de los Pirineos, y una de las montañas preferidas de los aragoneses, gentes entre las que me cuento. Se la debemos a Maxime Daviron.

Estos días estoy con la versión de prueba de la Nik Collection, especialmente son Silver Efex, para convertir fotografías a blanco y negro. Todavía no sé si me convence, porque no sé si me merece la pena gastar en esto. Pero os dejo algunas pruebas con fotografías de Venecia. Como la clásicas góndolas ante San Giorgio Maggiore.

Estos días estoy con la versión de prueba de la Nik Collection, especialmente con Silver Efex para convertir fotografías a blanco y negro. Todavía no sé si me convence, porque no sé si me merece la pena gastar en esto. Pero os dejo algunas pruebas con fotografías de Venecia. Como la clásicas góndolas ante San Giorgio Maggiore.

Kirk Tuck desde su Visual Science Lab nos recuerda a la fotógrafa húngara Sylvia Plachy, que ya he recomendado en alguna que otra ocasión. Pues bien, no me canso de hacerlo, porque me gusta. Tanto como fotógrafa documental como cuando se dedica a los retratos o al paisaje. Lo que no sé es porque no tengo ningún libro de esta fotógrafa.

Feature Shoot nos lleva a la naturaleza, y nos muestra el trabajo de Wayne Levin. Bellas fotografías en blanco y negro de buceadores que se sumergen entre delfines, rayas, tiburones, ballenas,… Más allá del interés documental, las fotografías son de una notable belleza como digo.

Turistas asiáticos en los soportales de la Piazza San Marco.

Turistas asiáticos en los soportales de la Piazza San Marco.

Constantemente nos llegan imágenes de Afganistán, país machacado por los conflictos y los intereses de las potencias desde hace décadas. Por eso es raro ver cómo una fotógrafa local, en este caso Farzana Wahidy, nos muestra en fotografías como ve ella su país. Vía The Picture Show. Para saber más de lo que los fotógrafos afganos hacen, podéis seguir la Afghan Photography Network, en la que Wahidy participa.

Elizabeth Avedon nos muestra y nos habla de los retratos de Amy Arbus, hija de Diane Arbus, cuyas fotografías son un homenaje a algunos importantes pintores de la época moderna y contemporánea.

Los juegos de luces y sombras al anochecer en los sotoportegos venecianos.

Los juegos de luces y sombras al anochecer en los sotoportegos venecianos.

Uno de los recomendados de los últimos días de Rafael Roa es el segoviano Carlos Givaja. Y me han llamado mucho la atención los colores y la melancolía de sus fotografías de la serie Australian Dream. Algo menos los paisajes urbanos de Street Views, pero creo que es un fotógrafo que hay que conocer.

No puedo recordar donde apareció la recomendación del fotógrafo Romain Laurent, en concreto de su serie Tilt. Pero sus fotografías, llenas de color, son una interesante reflexión sobre la vida del ser humano actual, con su punto de surrealismo, y en ocasiones de humor. Y a mí estéticamente me han enganchado mucho.

Las hornacinas con vírgenes y santos bajo la lluvia que salpican Venecia y cualquier otra ciudad italiana.

Las hornacinas con vírgenes y santos bajo la lluvia que salpican Venecia y cualquier otra ciudad italiana.

El grupo activista Femen organizó esta semana en distintas ciudades de Europa una protesta contra los intransigentes islámicos que arremeten contra la activista tunecina Amina Tyler. Para ello hicieron lo que denominaron  Topless Jihad. Con sus cuerpos desnudos de cintura para arriba, mostrando los pechos e inscripciones pintadas en sus cuerpos como las que usa Tyler, se plantaron ante embajadas, consulados y mezquitas de Tunez y otros países islámicos. Las fotografías han recorrido los medios, y se pueden encontrar reportajes interesantes In Focus de The Atlantic y en The Guardian. No voy a entrar en los aspectos políticos de la cuestión, aunque hay para hablar y mucho.

La dificultad para avanzar con el paraguas en alguno de los estrechos callejones que forman el dédalo de vías públicas de la ciudad de los canales.

La dificultad para avanzar con el paraguas en alguno de los estrechos callejones que forman el dédalo de vías públicas de la ciudad de los canales.

Written by Carlos Carreter

Domingo, 7 abril, 2013 at 10:10

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 217 seguidores