[Fotos] Un poco de macro con un equipo sencillo y no muy caro

Fotografía, Fotografía personal

Tengo una colección de objetivos para montura K, propia de Pentax y otras marcas que lo adoptaron, de mi primer equipo réflex. Casi todos de enfoque manual. Uno de ellos es el SMC-A Macro 100/4. Para poder usarlos, compré un cámara digital, Pentax K-x, hace ya años, por poco precio. Con el objetivo zoom de kit, me costó menos de 400 euros. Estaba ya al final de su vida comercial. Ya había salido al mercado su sustituta. El caso es que es una cámara tremendamente eficaz. Una demostración de que no hay que gastar mucho dinero para hacer buenas fotos. Aunque la uso poco. El objetivo se puede encontrar con una gama de precios muy variada, pero se puede encontrar en eBay por entre 100 y 200 euros. Hay que asegurarse que es la versión SMC-A y no la SMC-M. Con esta última sólo se pueden hacer fotos a plena abertura con las cámaras digitales de Pentax. Claro. Puede resultar más baratos, aunque ópticamente son idénticos.

Pentax K-x con SMC-A Macro 100/4

Pentax K-x con SMC-A Macro 100/4

El pasado 1º de mayo dediqué la mañana a la fotografía macro con este equipo. Y os dejo aquí unos ejemplos. Para más detalle, la entrada en carloscarreter.es, o el álbum completo en dicho sitio.

Macro en el Parque Grande el 1º de Mayo

____

Macro en el Parque Grande el 1º de Mayo

____

Macro en el Parque Grande el 1º de Mayo

____

Macro en el Parque Grande el 1º de Mayo

____

Macro en el Parque Grande el 1º de Mayo

____

Macro en el Parque Grande el 1º de Mayo

____

[Historia/fotografía/televisión] Más sobre la Primera Guerra Mundial; documental, fotos, la cámara de los soldados americanos

Fotografía, Historia, Televisión

Como ya he comentado en alguna ocasión, este 2014 se conmemora, que no celebra, el 100º aniversario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, un conflicto que marcó la historia del mundo durante todo el siglo XX más que otros conflictos posteriores, incluida la Segunda Guerra Mundial que se puede ver como una consecuencia de la anterior. Sin embargo esta última es más célebre y más conocida. Vamos a intentar poner un poquito de remedio a esto.

Hace unos años vi una excelente serie que hacía un recorrido a todo el conflicto en 10 capítulos. Su título, The First World War, y es una producción británica de 2003. Está muy bien y no se limita a centrarse en el frente occidental, lo más conocido de este terrible conflicto, dándole toda la dimensión global que tuvo, tanto en sus escenarios bélicos como en las consecuencias que tuvo. No es difícil de encontrar por ahí, y merece realmente la pena. En uno de sus primeros capítulo da un dato sobre la magnitud del conflicto. Aunque la Segunda Guerra Mundial produjo muchas más víctimas, no lo hizo de forma similar para todos los países participantes. El Reino UnidoFranciaItalia sufrieron más víctimas en la guerra del 14 (del 15 para los italianos) que en la del 39. La serie tiene abundante metraje de la época, así como muchas fotografías que documentan perfectamente lo sucedido. Destacan incluso los autocromos, primitivas fotografías en color, que se conservan de la época. Bien es cierto que hay críticas hacia esta serie porque puede intentar tapar algunas de las miserias de las decisiones británicas anteriores, durante y posteriores a la guerra, y que productos más actuales pueden ser más crítico y objetivos al respecto. Pero es altamente informativa, y también reparte palos a algunos desastres de su país de origen. No hay más ver el episodio dedicado a la entrada del Imperio Otomano en el conflicto.

Hace unos años The Atlantic nos dejó su historia de la Segunda Guerra Mundial en fotografías, a lo largo de 20 partes publicadas los domingos de cada semana durante el verano y el otoño de 2011. Ahora, en vísperas del 100º aniversario de la Primera Guerra Mundial, repite el empeño aunque de forma más modesta. Desde el pasado 27 de abril y durante 10 semanas, cada domingo nos traerá la historia en fotografías de este conflicto. No hay que perdérselo. Las primeras 45 fotografías de la Introducción, sirven de resumen de lo mucho que sucedió.

El mar del Norte en Margate

Indudablemente, uno de los motivos para que el Reino Unido se decidiera a entrar en guerra fue el miedo a perder el dominio marítimo en el mar del Norte y en el Cana de la Mancha. Aquí la costa en Margate.

He mencionado anteriormente los autocromos, primitivo proceso de fotografía en color que no llegaría a imponerse como estándar, que ya se utilizaba durante la época de la Gran Guerra. Uno de sus promotores fue Leon Gimpel, como nos recuerdan en Cada día un fotógrafo/Fotógrafos en la red. No os perdáis el pequeño reportaje en color de unos niños parisinos jugando a la guerra en 1915 que publicaron en Captured in colour.

Captured in colour es un sección del Australian War Memorial, página gubernamental australiana para conmemorar el conflicto. Y en ella se nos habla con detalle de la fotografía en color durante el conflicto. Muy interesante para todos los aficionados a la fotografía. Especialmente a los procesos antiguos. Y a la historia, claro.

Y si hay una cámara fotográfica que ha sido identificada con ese conflicto, es un modelo de Kodak para el mercado aficionado, la Vest Pocket Autographic, que se publicitaba por la empresa de Rochester, hoy en día tan venida a menos, otrora tan poderosa, como el regalo ideal para el soldado norteamericano que iba a la guerra a Europa. Como si se fuesen de vacaciones y hubiese que traerse las fotos de recuerdo. En cualquier caso, en PetaPixel nos cuentan las peripecias de uno de estos ejemplares. Lo que verían estas pequeñas cámaras de objetivo retráctil para carrete de formato 127.

Por último, recordar que en la televisión británica se está emitiendo una serie de ficción dedicada a un hospital de campaña durante esta guerra, The Crimson Field. Un poco culebrón me está resultando, pero me voy aficionando a ella. Todavía no sé si es una miniserie de seis capítulos, o si habrá más temporadas en un futuro. Su actriz principal, la antigua reina consorte en el norte Oona Chaplin, se siente extrañada de que no se haya renovado todavía.

Kodak Petite - Museo del aparato fotográfico de Vevey

Esta Kodak Petite del Museo del Aparato Fotográfico de Margate es una evolución de la Vest Pocket Kodak de los soldados americanos en la Gran Guerra.

[Fotografía] La semana fotográfica – 13 al 27 de abril de 2014

Fotografía

En esta ocasión, mi semana fotográfica abarca dos semanas, debido al interludio debido a mis vacaciones de Pascua por Italia. Os recuerdo que mis contenidos sobre fotografía vienen desarrollados de forma extensa en carloscarreter.es, y que aquí resumo lo que ha ido apareciendo en los últimos días.

En primer lugar, todas aquellas entradas relacionadas sobre mi último viaje se agrupan bajo el epígrafe Génova 2014, reunidas con una etiqueta común, y que constituirá cuando esté terminado mi diario de viaje. No está terminado. Todavía tardaré unos días.

Antes de salir de viaje me dio tiempo a repasar las características y el funcionamiento de una de mis cámaras históricas, la Zeiss Ikok Ikonta (521/16), cámara de formato medio para negativo cuadrado de aproximadamente 54 x 54 mm de tamaño.

Manarola

Ensayando algo de blanco y negro, en la estación de Manarola.

Y os tengo que recordar que entre los artículos dedicados al viaje hay uno que nos habla de las exposiciones fotográficas que he podido visitar durante el viaje, con especial atención a los dos importantes fotógrafos italianos que pudimos conocer; Ferdinando SciannaGianni Berengo Gardin.

Finalmente, un resumen de las abundantes recomendaciones semanales que han aparecido hoy mismo:

La masacre de Ruanda hace 20 años por Alexis Cordesse.

Dos interesantes fotógrafos documentales, Eugeni ForcanoGarry Winogrand.

El mundo de la infancia visto por Nan Goldin.

La fotografía estenopeica de Alan ThoburnBenjamin Postlewait.

Las bellas fotografías en color de la fotografía documental de Gueorgui Pinkhassov.

Manarola

Se dice que es Vernazza el pueblo de las Cinque Terre más bonito, pero a mí Manarola y su entorno me parecieron que estaban muy bien.

La fotografía propogandística en la antigua República Democrática de Alemania.

El desnudo de la mano de Marie-Claire MontanariJean-Pierre Domingue.

La fotografía conceptual de Kenneth Josephson.

El reportaje del espectáculo burlesco de Giovanni Cocco.

La fotografía de viaje en Bangladesh de Sarker Protick.

Las misteriosas salas de cine de Hiroshi Sugimoto.

La “humanidad” de los robots de Luisa Whitton.

Las posibilidades creativas de los archivos GIF.

Como veis, muy denso. Han sido dos semanas acumuladas.

Manarola

En cualquier caso, aquí termina el tramo del sendero que no pudimos seguir por estar cerrado.

[Fotografía] La semana fotográfica – 6 a 13 de abril de 2014

Fotografía

Traigo aquí hoy el resumen de mi actividad relacionada con la fotografía a lo largo de la semana. Los artículos completos sobre la misma los podéis encontrar en carloscarreter.es, mis páginas dedicadas a la fotografía y las artes visuales. Las fotografías acompañantes fueron tomadas el domingo pasado por la tarde, con la Hasselblad 503CX y película Kodak Tri-X 400 expuesta a ISO 200, y revelada con Rodinal 1+50 durante 9 minutos.

Luces y sombras

Es un lujo el disponer de un negativo grande con abundancia de materia para utilizar.

Lago de Casablanca

La Tri-X expuesta a ISO 200 y revelada consecuentemente para atemperar los contrastes, es estupenda para las condiciones de luz de las tardes de primavera en Zaragoza.

Por supuesto, aunque todavía no están digitalizadas por completo, dediqué parte de la tarde del domingo pasado a familiarizarme con la Hasselblad. Con tranquilidad, sin prisas, con un par de carretes en blanco y negro, pasee avanzada la tarde por la orilla del Canal Imperial de Aragón. En un momento dado, pondré el álbum con las fotografías.

Me encontré con un pequeño vídeo dedicado a Stephen Shore, fotógrafo y maestro de fotógrafos, que creo que deben conocer todos los aficionados a la fotografía.

Tuve ocasión de recomendar un libro, que combina textos literarios con las fotografías de Cristina García Rodero. También fue una ocasión para subir un álbum dedicado a las fotografías en blanco y negro de Uncastillo, tomadas con la Zeiss Ikon Ikonta (521/16).

Paseando junto al Canal Imperial de Aragón

Se consigue una gama de grises bastante amplia y progresiva.

Paseando junto al Canal Imperial de Aragón

Y se controla bastante bien el grano; mejor todavía porque el gran tamaño del negativo de 6 x 6 hace innecesarias las grandes ampliaciones.

Dediqué un artículo al cine, a la fotografía de la película Frances Ha, filmada con cámaras réflex digitales de Canon y algunos objetivos de la serie L de esta marca.

Ha habido revista de prensa, con un comentario a los últimos números de Ojo de PezBristish Journal of PhotographyBlack+White Photography.

Paseando junto al Canal Imperial de Aragón

Incluso situaciones de gran contraste se resuelven sin problema, con mucha información en luces y sombras.

Paseando junto al Canal Imperial de Aragón

Y si uno comete un error de exposición, como esta imagen cuyo negativo tenía una sobreexposición de tres pasos por lo menos, hay información suficiente en las luces para que no queden empastadas y la calidad sea razonable. Es como haber expuesto un negativo de 400 ISO a 50 ISO.

Y finalmente está el conjunto de recomendaciones semanales que ha aparecido hoy mismo y que resumo en algunas líneas:

Las naturalezas muertas de Karl BlossfeldtHendrik Faure.

Un fotógrafo de moda, poco conocido, Hermann Landshoff.

Los viajes en tren de mercancías de Mike Brodie.

La amplia trayectoria del premio nacional de fotografía Rafael Sanz Lobato.

Las entrevistas a Anton CorbijnMona Kuhn, con sus nuevos proyectos y trabajos.

Conoceremos a la fotógrafa de la mafia, Letizia Battaglia.

Nos podemos concienciar sobre las diferencias sociales entre los niños  conociendo donde duermen con James Mollison.

Sabremos cómo explorar la propia identidad cultural y étnica con Frédéric Brenner.

Y si alguien dijo que la nitidez es un concepto burgués, y os parece bien, tendréis que conocer el trabajo de Paola Saetti, o los instagramas de Q. Sakamaki.

Y quedan los deberes de investigar a los diez fotógrafos que nos propone el Huffington Post.

Paseando junto al Canal Imperial de Aragón

Y los desenfoques propios del formato medio y de los objetivos de Carl Zeiss. Qué más vas a pedir.

[Libro ] Los Siete Pecados Capitales

Fotografía, Literatura

Quinto libro de la renovada serie Palabra e Imagen que nos trae la editorial La Fábrica. Para mí, estos libros son obligatorios, y ya hacía tiempo que echaba de menos que no salía ningún nuevo ejemplar. En este Cuaderno de Ruta haré una pequeña reseña literaria, mientras que en carloscarreter.es le dedicaré un espacio como libro de fotografía.

Los Siete Pecados Capitales
Textos: Gustavo Martín y Elisa Martín
Fotografías: Cristina García Rodero
Editorial La Fábrca, colección Palabra e Imagen
Madrid, 2014

Porque la característica fundamental de estos libros es que acompañan sus textos literarios, en esta ocasión ensayos de opinión, con las fotografías de reputados fotógrafos o fotógrafas, que de algún modo tienen que ver con el texto principal.

En las calles de la Villa de Uncastillo

Las fotografías de Cristina García Rodero nos trasladan principalmente un mundo en blanco y negro, muy expresivo.

Gustavo Martín Garzo tiene una abultada carrera tanto como profesor, como colaborador de publicaciones periódicas, como de escritor por sí mismo tanto de narrativa como de ensayo. Elisa Martín Ortega es su hija, y evidentemente nació picada por el gusanillo de la escritura y el pensamiento. Entre ambos, a cuatro manos, van a haciendo una reflexión sobre el significado del pecado, en especial de los llamados pecados capitales, en la sociedad de hoy en día. Una sociedad mucho menos monolítica y homogénea, y en la que el concepto de pecado pierde sentido como “ofensa a dios”. ¿Cómo se puede ofender a un ser que una parte no desdeñable de la población no cree que exita, o no cree que tenga las características personales que las tradicionales religiones monoteístas nos describen? De alguna forma, plantea la necesaria redefinición del pecado como “ofensa a dios” al de ofensa contra los seres humanos y la naturaleza y el universo que es su medio. Un enfoque lógico, recomendable y que nos lleva a reflexionar sobre muchos de los problemas que el ser humano tiene y sufre en la actualidad, muchas veces provocados por sí mismo.

En las calles de la Villa de Uncastillo

Con más modestia, os traigo yo también algunas de mis imágenes tomadas con negativo de medio formato en blanco y negro.

Ya digo que la parte fotográfica la comentaré en carloscarreter.es, quedando ambos sitios como complementarios. Pero ya adelanto que me sigue pareciendo esta una colección excelente, de las que más me gusta tener en mi biblioteca fotográfica y que con más frecuencia hojeo, y que la recomiendo vivamente tanto a los aficionados  a la fotografía como a la buena literatura.

En las calles de la Villa de Uncastillo

Al igual que la que os mostraba el domingo pasado, corresponden a la visita de FeZ (Fotógraf@s en Zaragoza) hace un par de sábados a la villa de Uncastillo.

[Fotografía] La semana fotográfica – 30 de marzo a 6 de abril de 2014

Fotografía

Esta ha sido mi primera semana con carloscarreter.es en activo, el lugar que voy a dedicar exclusivamente a mis experiencias como aficionado a la fotografía y otras artes visuales. Las recomendaciones semanales que publicaba aquí cada domingo pasan a ser publicadas en el nuevo sitio. Pero todos los domingos intentaré traer aquí un resumen de lo que va apareciendo en carloscarreter.es. Y fotos, claro.

Las fotografías de hoy son de la salida fotográfica a Uncastillo con Fotógraf@s en Zaragoza, y están tomadas con la vieja Zeiss Ikon Ikonta (521/16), cargada con película Ilford HP5 Plus. Esta película tiene una sensibilidad nominal de 400 ISO, pero fue expuesta a 200. De este modo, y disminuyendo el tiempo de revelado con posterioridad, se controlan mejor los elevados contrastes de pasear por las calles de un pueblo aragonés a las horas del medio día en un días frío pero soleado. En general, ha funcionado, aunque estas películas de Ilford no se llevan bien con el revelador Rodinal a la hora de contener el grano. Por lo demás, de los mejores carretes que he hecho con esta cámara. Y me falta uno que no he revelado, pero es que se me ha agotado el fijador. Para otro día.

Como he dicho en esta semana comencé a incluir contenidos en mi nuevo sitio carloscarreter.es. Además de ir subiendo fotografías a los álbumes de fotos, dediqué la primera entrada a mis primeras experiencias hace más de 20 años revelando fotografías en blanco y negro por mí mismo en los cursos de la Galería Spectrum.

Villa de Uncastillo

Vista general de la villa de Uncastillo.

Villa de Uncastillo

Entre las calles de Uncastillo, peleando con los intensos contrastes de sol y sombra.

Villa de Uncastillo

Ventana entre sombras y sol.

En lo que se refiere al material fotográfico, elaboré un artículo dedicado a la Panasonic Lumix GF1, una cámara ahora un poco sobrepasada por las más modernas, pero que durante años me sirvió estupendamente, especialmente como cámara de viaje. Compacta y discreta, de objetivos intercambiables, y con una calidad de imagen más que razonable. En el otro extremo, y dada mi afición al material tradicional y clásico para película fotográfica, publicaba ayer mismo un amplio artículo dedicado a una Hasselblad 503CX, excelente cámara que tengo en préstamo con opción de compra. Un experiencia totalmente distinta a lo que se lleva en esta época de predominio de la fotografía digital.

El cine también tendrá presencia en carloscarreter.es, y dedique una entrada a la película polaca Ida, que además de ser interesante por su argumento y temas, tiene una cinematografía en blanco y negro absolutamente maravillosa. Un verdadero tratado de fotografía en blanco y negro para los aficionados a la misma, sea en fotografía fija o en movimiento.

Hubo revista de prensa el viernes, aunque no salió publicada hasta el sábado. Y dediqué algunas líneas a los últimos números de SuperMasiveBlackHoleFraction MagazineFraction Magazine JapanAdore Noir.

Villa de Uncastillo

La población conserva rincones con el sabor de otros tiempos.

Villa de Uncastillo

Vista de la fortaleza desde la iglesia de San Felices.

Y finalmente, ha habido fotógrafos invitados. Hace unos días enlazaba el vídeo que han dedicado a Vivian Maier en The Art of Photography. Y hoy domingo han salido mis tradicionales recomendaciones semanales que hoy han incluido las siguientes:

Un recuerdo a la fotoperiodista asesinada en AfganistánAnja Niedringhaus.

La entrevista en Fotógraf@s en Zaragoza a la fotógrafa Oihana Marco.

Los trabajos de Alex John Beck, Paolo BarzmanBarbara NitkeKaija Straumanis.

La celebración del centenario de Condé Nast en L’Oeil de la Photographie.

Los artículos dedicados a la fotografía nocturna en el Camera Lens Blog de Zeiss.

Un recuerdo fotográfico de National Geographic al 80º cumpleaños de la primatóloga Jane Goodall.

Como podéis comprobar, ha sido una semana muy intensa. Probablemente, a partir de ahora bajaré un poco el ritmo; pero en estos días ha sido un poco intenso para que el nuevo sitio, carloscarreter.es, no pareciese muy desangelado en sus primeros momentos de vida.

Villa de Uncastillo

Una aguerrida fotógrafa ante la fachada occidental de la iglesia de San Juan.

Villa de Uncastillo

Actividad frenética a pesar del fresco de la tarde entre los FeZ.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; carloscarreter.es y algunas cosas más

Fotografía

Este fin de semana he estado dedicado a un proyecto muy concreto. Tenía desde hace años en mi propiedad el dominio carloscarreter.es, que iba redirigiendo a diversas páginas más o menos eventuales que iba poniendo por internet. Pero desde hace un tiempo se me iba poniendo en la cabeza la posibilidad de un proyecto en internet, complementario de carloscarreter.com, este Cuaderno de ruta, y que estuviese dedicado a la fotografía como mi principal afición. Un lugar en el que cupiesen todo tipo de inquietudes. Mis fotos, mis libros, las exposiciones, las cámaras clásicas, incluso las modernas, los temas,… lo que fuese. He optado por buscar un alojamiento económico pero de suficiente calidad para mis intenciones, en Bluehost, y he decidido confiar en la solución que ofrece Koken para gestionar los contenidos. De aspecto sencillo, claro y de calidad. Y aún espero ir depurándolo. Tiene que crecer mucho todavía. Pero bueno. Hay tiempo. Además de ir subiendo algunas fotografías de viajes y de naturalezas muertas, el primer artículo lo he dedicado a los tres primeros carretes en blanco y negro que revelé, cuando hice el curso básico 1 en la Galería Spectrum. Alguna de aquellas fotos aparecen también en esta entrada.

Manifestación

Fotografía del segundo carrete que hice para el curso. El primero carece en la práctica de interés; mucho juego con la exposición y con la profundidad de campo, pero una sosada.

Además de esta “recomendación”, que podréis añadir a vuestros agregadores de noticias RSS y ese tipo de cosas, y cuyas novedades irán apareciendo en mis cuentas de TwitterFacebook, tengo alguna otra cosa para esta semana. Si van funcionando las ideas que tengo en la cabeza esta sección semanal cambiará de aspecto en las próximas semanas.

Joan Fontcuberta es uno de los fotógrafos españoles con mayor proyección en la actualidad. He de decir que en el “interior” entre las fronteras españolas, es un autor “discutido”, por decirlo así. Hay quien lo valora mucho y hay quien lo pone “a caldo”. Bien. Me limitaré a dejar constancia de que está ahí, que cada cual es libre de decidir por sí mismo, que recibe premios por el mundo, y que esta semana le han dedicado un artículo en American Suburb X (ASX) a su serie Fotografía de la naturaleza, naturaleza de la fotografía.

Antanas Sutkus es un fotógrafo lituano, uno de los principales de su país, según nos cuenta Rafael Roa. Con una fotografía en blanco y negro muy expresiva, en la que son importantes la luz, los contrastes, los gestos, la composición y la oportunidad del momento, no sería desdeñable pensar que si fuese nacional de un país más puntero en la escena internacional, podría ser considerado entre los grandes de la fotografía. O por lo menos, a mí me lo parece.

Talgo III

Descubriendo que cuando se toman vehículo en movimiento hay que vigilar la velocidad de exposición… Talgo III saliendo de la antigua estación de Zaragoza El Portillo en sentido Casetas, desde el horrible paso elevado, afortunadamente ya desaparecido.

Las mujeres en el entorno familiar. Para lo bueno o para lo malo. Elinor Carucci es una fotógrafa israelí, que ha reflexionado ha través de sus fotografías, y poniéndose así misma y a sus hijos como objeto y modelos, sobre el concepto de maternidad. Nos lo han contado en Art Photo Collector, y sus fotografía a mí me han interesado.

Otra fotógrafa importante también por la relación fotográfica que tuvo con sus hijos es Sally Mann de quien ya he hablado en más de una ocasión. En The Art of Photography han publicado un interesante vídeo, en inglés, sobre su obra. Se pueden poner subtítulos. Razonables en inglés, la traducción simultánea que hace al castellano puede resultar más chusca. En cualquier caso os lo dejo aquí.

En el lado menos positivo, la fotógrafa Sara Lewkowicz, una de las premiadas en el World Press Photo, ha realizado una impresionante serie sobre la violencia doméstica, un tema sobre el que tanta sensibilización hay hoy en día en nuestro país. Lo encontré en el Tumblr de American Photo.

En Lenscratch nos hablan de una exposición dedicada a la fotografía como parte de obras de arte con técnicas mixtas, combinada con pintura, dibujo, collage, grabados, y otras, con un muestrario muy variado de ejemplos. Quizá sea bueno echarle un vistazo para abrir un poquito nuestras mentes.

Y por último, he un artículo del blog Cooking Film, dedicado a la fotografía tradicional sobre soporte fotoquímico en película, nos han mostrado las fotografías que se pueden hacer con las cámaras de Zero Image, bonitas cámaras estenopeicas para formatos que van desde la película tradicional perforada de 35 mm hasta el gran formato de 4 x 5″, pasando por distintas posibilidades de formatos para película en carrete de tipo 120. A mí, esas 612, que admiten diversos formatos desde 6 x 4,5 cm hasta 6 x 12 cm ya me apetecerían, ya.

Foto de grupo

Grupo del Curso Básico 1 de Fotografía de Galería Spectrum que se celebró entre noviembre de 1992 y febrero de 1993. Con la mano en la barbilla, Nati Gascón, la “profe”. Cada uno mirando para un lado… es decir, cada uno mirando hacia su cámara.

[Fotografía] Recomendaciones de semanales; Rusia, la Luna, el cine, el color,…

Fotografía

Esta semana me he sorprendido a mi mismo viendo que he marcado muy pocas cositas para repasar en esta mañana de domingo. Pues nada, las pondremos todas. Eso sí, ya adelanto que eso hará que sea de una diversidad tremenda. Espero que os resulte interesante.

Para empezar, podemos pasarnos por la entrevista que nos ofrece el blog de Fotógrafos en Zaragoza (FeZ) a una destacada fotógrafa andaluza de naturaleza, Ana Retamero, y de paso contemplar algunos de los ejemplos de las delicadas imágenes y estupendas composiciones. Un ejemplo más de que el “menos es más” es un camino claro hacia una fotografía elegante y significativa.

Trincheras de Alcubierre

Si el viernes mostraba algunas experiencias de fotografía en color con una Hasselblad 503CX, hoy sigo con esa sesión al aire libre, pero cuando anochecía y la luz escaseaba.

En Lens Rentals, un sitio habitualmente dedicado a promocionar el alquiler de objetivos en tierras norteamericanas, nos habla de vez en cuando de algún fotógrafo destacado. Y en este caso nos acerca a la figura de uno de los grandes pioneros del arte y la técnica fotográfica, el francés Félix Nadar. Sus retratos, hoy en día, nos pueden parecer clásicos, pero en su época tuvieron algo de revolucionario. Y son muchos los personajes famosos de su época cuyo aspecto exacto conocemos gracias a sus fotografías.. También se dedicó a tomar fotografías aéreas desde un globo aerostático, siendo precursor por lo tanto de la fotografía aérea.

En alguna ocasión he hablado de las fotografías en color que Prokudin-Gorski tomó a lo largo y ancho de Rusia en los años previos a la revolución que sacudió su país y el mundo entero. Las copias y los negativos salieron de la rodina tras la revolución de octubre, y en su momento fueron adquiridos por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, que ha realizado una encomiable labor de conversación. En los años recientes, se han realizado nuevas copias de las imágenes con técnicas digitales que corregían los errores de alineamiento en las copias originales a partir de las series de negativos que componían cada una de ellas. Quizá no tengan el encanto de lo antiguo de las copias originales, pero la calidad con la que apreciamos el color de las escenas obtenidas por el fotógrafo ruso las convierten en un documento de gran importancia histórica. Todo esto nos lo cuentan en Wired, y además nos incluyen un enlace a un artículo sobre el tema en formato PDF, en idiomas ruso e inglés, que puede ser interesante leer para conocer más sobre el tema. También se puede visitar la página sobre el tema en ruso e inglés.

Trincheras de Alcubierre

Varios problemas surgen. Uno de ellos, tener claro cómo controlar la profundidad de campo deseada, lo cual pasa por usar un buen trípode, el bloque de espejo previo al disparo y un disparador a distancia para evitar fotos trepidadas. La cámara está perfectamente adaptada para ello.

Para quienes se defienda con el inglés hablado, un recurso interesante sobre fotografía bajo distintos temas, es la página de vídeos en Youtube de The art of photography. Recientemente, por ejemplo, nos han hablado de un fotógrafo del que conocía poco, aunque sí que había visto algunas de sus fotos, y que me parece un ejemplo de fotógrafo elegante a la hora de hace fotografía documental en la calle. Muy elegante. Se trata de Thurston Hopkins. Y os dejo aquí el vídeo en el que nos hablan y nos muestran la obra del fotógrafo. Es casi un cuarto de hora, en inglés, pero me ha parecido muy interesante.

Interesante resultado el del egipcio Youssef Nabil, con su técnica mixta de negativos en blanco y negro sobreexpuestos y sobre los que aplica pintura para obtener una imagen en color con una estética particular. Nos lo han comentado en L’Oeil de la Photographie, y me ha producido una gran envidia la capacidad creativa de muchos fotógrafos.

Trincheras de Alcubierre

Otro problema surge en el procesado. En la digitalización del negativo. Cuesta mucho dar con el equilibrio de color adecuado. Mucho más que cuando tomas fotografías a plena luz del día.

En la revista online rumana Oitzarisme nos hablan del trabajo de Danila Tkachenko, que se introduce en los bosques para ecnontrarse con gentes que viven como ermitaños, escapándose de una sociedad en la que no se encuentran a gusto y en las que no encuentran su verdadera identidad.

Mucho sobre Rusia y el este de Europa aparece hoy en estas páginas. Tiempos muy atribulados en aquellas tierras donde la falta de libertad y la falta de valor del ser humano es una constante histórica, más acusada que en otras parte del mundo. En la capital ucraniana de Kiev, el francés Benjamin Girette que lleva unos años recorriendo el mundo y testimoniando los levantamientos de los pueblos contra quienes les oprimen. Y como a veces lo de ser excesivamente conspicuo con un equipo fotográfico profesional al uso es peligroso, porque no usar el teléfono móvil (ver su página en Instagram). Porque hay formas razonables de usarlo, y no como el 99,9% de los instagrameros y demás. Nos lo han contado en L’Oeil de la Photographie.

Trincheras de Alcubierre

A pesar del excelente visor de la camara, cuando hay poca luz también cuesta conseguir el enfoque correcto. Quizá merezca la pena disponer de una pantalla de enfoque más brillante. Son fácilmente intercambiables.

El cinematográfo es fotografía en movimiento, y por lo tanto está influenciado por la fotografía y otras artes visuales. De la misma forma que cuando construye sus identidades visuales más específicas acaba influenciando a la fotografía y a esas otras artes visuales. En el interesante Visual Culture Blog nos proponen una revisión del estilo visual de la primera temporada de la serie de televisión True Detective, dirigida por Cary Fukunaga. Un artículo muy interesante en el que sin duda uno puede aprender muchas cosas sobre imagen, visión, conceptos, y más. Una oportunidad de aprovechar el tiempo matando dos pájaros de un tiro, entretenerse viendo la tele y aprender de fotografía.

Finalmente, las fotografías que acompañan esta entrada están tomadas con una cámara Hasselblad para carretes de película en formato 120 y negativos de 56 x 56 mm. Una cámara mítica profesional que marcó una época en la historia de la fotografía en la segunda mitad del siglo XX, y que hoy en día es de las pocas marcas que propone equipos de fotografía digital en el llamado formato medio. El que es claramente mayor que el sensor de 36 x24 mm, tamaño de fotograma estandarizado durante décadas para uso de aficionados y muchos fotógrafos profesionales. Uno de los hitos de Hasselblad fue el de suministrar versiones especiales de sus cámaras para uso en el espacio exterior por los astronautas de la NASA, que cargaban rollos de pelicula de 7o mm en lugar del más habitual formato 120, y fueron las cámaras que viajaron a la Luna. Pero de las que viajaron a la Luna, sólo una regreso. El resto se quedó allí, como basura espacial. Esta cámara ha salido a la venta recientemente. Un objeto de colección solo apto para bolsillo bien nutridos. En cualquier caso en Lightbox de Time nos hablan del tema y nos muestran algunas imágenes tomadas con estas cámaras. En cualquier caso, podemos ver mucha de la documentación obtenida en el Apollo Lunar Surface Jounal de la NASA.

Trincheras de Alcubierre

En cualquier caso, fue una experiencia muy divertida, y espero que os guste el resultado, a pesar de algunos accidentes fruto de la inexperiencia a la hora de utilizar este tipo de material. Desde luego, no apto para quienes vayan con prisa.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; poniéndome al día con variedad de cosas

Fotografía

Como la semana pasado no incluí mi sección de recomendaciones semanales en mi entrada dominical, el domingo pasado lo tuve muy atareado, hoy me he encontrado con una enorme cantidad de enlaces fotográficos guardados durante estas dos semanas, con el agravante de que al no haber tenido mucho tiempo entre semana, la mayor parte de ellos son cosas que me llamaron la atención por algo, pero que realmente no tenía claro si me interesaban o no. Así que de entrada he tenido que hacer una selección rápida antes de quedarme todavía con un buen número de artículos recomendables. Intentaré organizarlos un poquito.

Historia

Ya he comentado varias veces que este año se conmemora el centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial. En L’Oeil de la Photographie nos hablan de una cuestión poco conocida. Los soldados americanos de raza negra que combatieron en esta atroz guerra, pero que lo hicieron bajo bandera francesa ya que en el ejército americano sufrían la segregación propia de la potencia norteamericana hasta que decidieron que era carne de cañón apropiada en los conflictos calientes de la guerra fría. Este reportaje nos habla de los Harlem Hellfighters que formaban el 369º regimiento de infantería.

Lo que son las matemáticas de la historia, el 100º aniversario  del comienzo de la Gran Guerra significa otro aniversario redondo para la Segunda Guerra Mundial, que dio comienzo 25 años después. Es decir, también podemos conmemorar el 75º aniversario de la continuación del conflicto que se inició en la segunda década del siglo. En Iconic Photos, nos muestran una colección de fotografías de las que llamamos icónicas o representativas de unos hechos y una época y que abarcan fundamentalmente el período de entreguerras. Sobre qué reflexionar.

Lago de Casablanca

Las fotos de hoy proceden simplemente del hecho de llevar una cámara conmigo siempre, pudiendo tomar apuntes de cosas que me llaman la atención.

Gentes

Es evidente que las personas, otros seres humanos, es con frecuencia un tema fundamental en la fotografía. Y para comenzar esta sección de las recomendaciones de esta semana que un artículo de Steve McCurry de esta semana en su blog reflexionando sobre el retrato en fotografía. No está su más famoso retrato, pero podemos encontrar una buena colección de ejemplos de retratos de gentes de todo el mundo, con su estilo tan particular de color profundo, saturado, imágenes densas, que tanto marcan su estilo y el de muchos fotógrafos coloristas. Nada de moda este estilo sin lo comparas con las claves altas y tonos pastel que suelen prodigar los modernillos de hoy en día. Y sin embargo llenas de fuerza.

Me llamó la atención un artículo en L’Oeil de la Photographie sobre la Escuela Bíblica de Jerusalén, fotografías de principio de siglo de diversos fotógrafos o de fotógrafos desconocidos, de un entorno, el oriente próximo, que tantos disgustos nos ha dado a lo largo del siglo XX. Entre el retrato, la fotografía cotidiana y la fotografía documental, unos documentos muy valiosos para entender un lugar y un momento en la historia. Dicen tener unas 20.000 placas fotográficas de vidrio tomadas entre 1890 y 1935.

Está resultando premiada la serie Dois a dois de la fotógrafa brasileña Dani Sandrini, tal y como nos cuentan también en L’Oeil de la Photographie. Serie en blanco y negro en la que dos hermanas, un tren, y un juicioso uso del blanco y negro nos invitan a encontrar la historia que hay detrás de las imágenes. Otra forma de acercarse al retrato, proponiendo historias, explícitas o no.

Finalmente, recordemos una vez más a Colita, la fotógrafa barcelonesa que nos ofrece un reflejo estupendo de una época, unas generes y una cultura, y que Rafael Roa nos recuerda que está exponiendo por Barcelona en estos meses.

Una de las variantes más conflictivas de la fotografía documental de gentes, famosas en este caso, es la de los paparazzi. A reflexionar sobre el tema, con varios artículos, se dedicaron el lunes 3 de marzo en L’Oeil de la Photographie. A mí siguen sin convencerme muchos de los aspectos éticos y estéticos de esta modalidad fotográfica.

En la ribera del Canal Imperial

No tienen más significado que un momento de luz, una escena o una forma que me llama la atención.

Paisajes (con o sin figura)

El paisaje cada vez me parece una disciplina que tiene infinitas variantes y aproximaciones, y que por lo tanto puede ser muy rica. En Phographs on the brain, por ejemplo, nos muestran algunos ejemplos de la serie In Landscapes de Petros Koublis, que me ha llevado a querer conocer algo más de este fotógrafo, que tiene múltiples aproximaciones, pero con gran coherencia global, al mundo que le rodea.

Rafael Roa nos trae un comentario sobre la fotógrafa holandesa Ellen Kooi, a quien encuadra dentro de la corriente del realismo mágico. En cualquier caso, tenemos unas fotografías de colores intensos, en las que intenta paisaje y figura humana, de ambiente muy cinematográfico, en las que también parece haber siempre una historia detrás, y en las que también detecto la influencia de algunos pintores como Andrew Wyeth.

En Lenscratch nos cambian de tercio, presentándonos las posibilidades de las cámara de baja calidad, cámaras de juguete o de plástico, que tan de moda están entre algunos modernillos. Pero parece que incluso dan para que haya un premio anual para el mejor de los fotógrafos que usen este material. Y parece que recientemente el premio ha recaído en Jim Rohan, con unos paisajes con o sin figura en formato cuadrado y blanco y negro riguroso con el aspecto ensoñador o surrealista que este material, junto con un juicioso encuadre, puede ofrecer. La verdad es que me han gustado.

Todavía invierno

Están tomadas todas en Zaragoza, en distinto puntos de la ciudad.

Ciencia

En el blog oficial de Flickr nos informan de una nuevo álbum de fotografías en el flickr de la NASA, titulado ‘Gravity’ – NASA’s Real-Life images from space. Una respuesta a la exitosa película de Cuarón ambientada en el espacio que rodea nuestro planeta, con auténticas imágenes de lo que es el trabajo de los astronautas en ese hostil entorno, junto con la belleza del paisaje extraplanetario.

Parque Grande

Aunque últimamente, el probar distintos materiales me ha llevado varias veces al Parque Grande.

Publicaciones

El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha puesto ha disposición del público el Diccionario de fotógrafos españoles, disponible para su consulta digital gratuita, para ser descargado gratuitamente también en formato digital (PDF), o para ser comprado en forma de libro de papel en la edición del mismo que ha realizado La Fábrica. El caso es que tal y como nos lo ponen no veo ningún motivo por el que ningún aficionado a la fotografía deje de acercarse a esta interesante obra. Una loable iniciativa, que espero que no sea una obra muerta, sino que se vaya actualizando con el tiempo. De hecho me faltaría un formato, una página web, más dinámica más activa que fuese progresivamente ampliando información tanto de los fotógrafos ya existentes, como de nuevos fotógrafos que vayan surgiendo.

A principio de mes salió el número 60 de Fraction Magazine, que en esta ocasión he encontrado muy interesante. Bien sea el porfolio Between the Trees de Ellie Davies, ya sea la inquietante serie en blanco y negro titulada Possession de Jason Langer, o los delicados retratos de transexuales de la serie Anima Animus de Claudia Moroni. Un número que no hay que perderse.

Parque Grande

Un lugar de infinitas posibilidades. Y también hay otra cuestión, tengo que aficionarme más a la focal de 35 mm.

[Libros de fotografía] Capa en color y desnudos en Exit

Fotografía

Dos novedades he añadido recientemente a la biblioteca de libros de fotografía. En realidad tres. Pero como la tercera también se puede considerar como literatura, lo comentaré cuando lo termine de leer.

Parque Grande

Como veréis, la entrada de hoy va en gran medida sobre fotografía en color, y por ello la acompaño con algunos coloridos paisajes del Parque Grande de Zaragoza.

El primero de ellos es el libro, es bastante más que un catálogo, que ha editado el International Centre of Photography (ICP) con motivo de la exposición que están exhibiendo en Nueva York en estas fechas de fotografías de Robert Capa. Pero frente a las más conocidas fotografías del húngaro universal que son en blanco y negro, las que motivan esta exposición y el libro son en color. Y consecuentemente el libro se titula Capa in Color. Aunque hay también reportajes relacionados con la actualidad, bélica en la mayor parte de las ocasiones, sus fotografías en color no se corresponden con sus momentos de mayor tensión y zozobra. Más bien se tratan de fotografías más tranquilas, de una visión más reflexiva y calmada de los lugares que visita. Incluso están relacionados con sus momentos de ocio y vacaciones, o de sus relaciones con el mundo de la moda y de la alta sociedad. El libro está excelentemente editado, y tiene abundancia de textos que debemos a Cynthia Young, conservadora del ICP. Supongo que tarde o temprano este libro puede que aparezca traducido al castellano. Pero a mí me apetecía tenerlo ya, y lo encargué en su versión original, que a mí igual me da. Me encanta. Y desde que me llegó lo hojeo todos los días aunque no sea más que 10 minutos.

Parque Grande

No son pocos los que opinan que frente a la sutileza o el carácter, que de todo había, de las películas de antaño, los modernos captores digitales son demasiado neutros y faltos de personalidad.

La segunda entrada en la biblioteca es en realidad una publicación periódica, el número 53 de Exit, dedicado al desnudo. Si el número 52, que comenté recientemente, llegó con mucho retraso a Cálamo, mi librería habitual, este se ha adelantado un poco. Si mis cálculos no fallan, la fecha habitualmente de salida de esta revista es en el último mes de cada trimestre. Pero en esta ocasión parece que se han adelantado para hacer coincidir su salida con ARCO, la feria de arte contemporáneo. En cualquier caso, bienvenido sea, porque es excelente. El tema del desnudo, en sus versiones más actuales, lo podemos encontrar tratado de formas muy diversas, demostrando este número que es un tema con infinitas aproximaciones. También merece mucho la pena.

Parque Grande

De acuerdo con ellos, vengo utilizando preajustes (“presets”) en Lightroom que imitan el aspecto de viejas o actuales películas fotográficas. No los uso tal cual, siempre ajusto después la imagen para dejarla más redonda según mi criterio. Quizá no queden tan “clínicamente” perfectas, pero es cierto que creo que adquieren algo más de carácter.

[Libro] Eight girls taking pictures

Fotografía, Literatura

Me encuentro una referencia a este libro, no traducido por el momento al castellano, en uno de mis paseos por internet buscando recomendaciones fotográficas. Se hablaba de él como un acercamiento a la vida y obras de forma novelada, e introduciendo elementos ficticios, de algunas de las fotógrafas más destacadas del siglo XX. No había leído previamente ninguna obra de su autora, Whitney Otto, de la que únicamente me constaba que una de sus primera novelas de éxito fue trasladada al cine en una película de 1995  que vi por televisión hace ya bastantes años, que me llamó moderadamente la atención, más por la potencia de su reparto de actrices de reparto, que por su historia misma, o por su protagonista. En cualquier caso, por el atractivo asociado a la vida y obra de alguna de las fotógrafas referenciadas en la novela, decidí que a lo mejor tenía interés y me puse a la tarea de leerlo.

Eight girls taking pictures
Whitney Otto
Scribner Books, 2012
Edición electrónica

El libro nos presenta ocho historias independientes entre sí, aunque en algún caso interrelacionadas en mayor o menor medida, sobre ocho mujeres que se dedican de una forma u otra a la fotografía a lo largo del siglo XX. Todas ellas están basadas en fotógrafas reales, aunque reciben nombres inventados y los hechos narrados son ficticios, aunque encajen más o menos confortablemente en la biografía real de las fotógrafas reales. En cada historia vemos como cada una de estas mujeres pelea por encontrar su lugar en el mundo, buscando un equilibrio entre sus inquietudes y aspiraciones personales y profesionales, su familia, sus relaciones amorosas, el entorno social y político que las rodea.

Jardín de Villa Widmann

El colmo de la sofisticación según propone la autora para la mayor parte de sus personajes semiinventados es viajar por Europa; y se hincha en tópicos sobre villa y jardines italianos. Aunque no menciona el recoleto jardín de Villa Widmann en el “naviglio” del Brenta, cerca de Venecia. Pero no en Venecia.

Conforme leí la novela identífique sin ningún problemas las alter ego de fotógrafas bien conocidas como Imogen Cunningham, Tina ModottiLee MillerRuth OrkinJudy DaterSally Mann. No conocía la vida ni el trabajo de Madame Yevonde, ni de Grete Stern. La autora de libro, en un apéndice del libro, reconoce que seis de los personajes están basados en seis de las fotógrafas mencionadas. Pero no menciona en este apéndice el haber basado dos de sus personajes en DaterMann, casualmente las dos únicas que permanecen vivas y en activo, y cuyas adaptaciones ficticias han sufrido más alteraciones sobre la realidad. Pero aun así son todavía reconocibles sin problemas para el lector informado.

He de decir que el libro me ha parecido irregular. Creo que la autora no busca sus lectores entre el conjunto de la población sino que lo dirige de forma específica hacia un grupo muy definido; mujeres con una mentalidad liberal, según el concepto norteamericano de la palabra, de su propio país, Estados Unidos. A este grupo diana propone estas ocho mujeres, a las que une la fotografía como profesión o interés principal, como potenciales role models. Esto hace que en ocasiones haya leído con asombro algunos de los planteamientos de la escritora. Abundancia de tópicos cuando describe los ambientes y lugares “exóticos” como Méjico, RomaBerlínParís,… Muchos lugares comunes respecto la personalidad y los caracteres de otros personajes famosos, con sus nombre propios o con nombre también inventado. O respecto a los comportamientos y caracteres de las personas de origen extranjero. Este tipo de cosas, pensadas más hacer sencilla la lectura a su público, o quizá para reafirmarlo en su sistema de creencias. O tal vez sea un indicador de las limitaciones de la propia escritora, que se ha quedado en su investigación para la escritura en lo superficial.

Tiergarten

Y no sé por qué es capaz de ver una ciudad dentro de una ciudad en el Tiergarten, cuando es casi un bosque en medio de la ciudad de Berlín.

También hay algunas incongruencias. Mientras que convierte al personaje de Lee Miller en un personaje de ficción,  Lenny Van Pelt, y así lo mantiene durante varios de los episodios, de repente va y la menciona expresamente como influencia para una de las fotógrafas más modernas. Introduciendo una incoherencia en el universo creado. También es notable la relativa androfobia que manifiesta, ya que en su mayor parte los compañeros de profesión masculinos de las protagonistas parecen dotados fundamentalmente de cualidades negativas y contrarias contra las mujeres que fueron sus colegas, sus discípulas, sus esposas o sus amantes. Particulamente me parece ridículo que Man Ray, una persona que dio muchos pasos adelante en el mundo del arte, y que fue amante de Lee Miller, frecuente modelo en sus fotos, reciba el absurdo nombre ficticio de Tin Type, un proceso fotográfico antiguo y que en absoluto se corresponde con el progresismo del artista. No quiero no esto defender a los personajes históricos o masculinos. Todos ellos, al igual que los femeninos, tendrían sus virtudes y sus defectos. Lo que no me gusta es la falta de ecuanimidad de la escritora.

Creo que el resultado final de la lectura es de haberme encontrado ante una oportunidad perdida. Si quieres novelar, o reconstruir, o insertar un elemento especulativo de ficción en la vida de un personaje público, tienes que conseguir una serie de objetivos. No tiene que ser verdad, pero tiene que tener coherencia y razonable verosimilitud, que es distinto. Tiene que aportar algo nuevo. Tiene que hacer más interesante el acercamiento al personaje público que su auténtica biografía. Hace unos años se hizo un ejercicio similar, en forma de película de cine, con la figura de otra fotógrafa, Diane Arbus. Aunque tenía su interés, tampoco consiguió convencer del todo ni a crítica ni a público. A mi por lo menos no me convenció del todos. Y creo que con este libro pasa lo mismo.  Multiplicado por ocho. Y sin la originalidad de algunos planteamientos de aquel filme. De todos modos, el libro es irregular, y de las ocho historias hay alguna que he leído con interés. Pero en su conjunto algo falla.

Central Park

Y,… bueno, parece que conoce mejor su patria, y más convincente resulta la imagen de las vistas de Central Park desde la ventana del alter ego de Ruth Orkin.