Cuaderno de Ruta V.2.5

Diario no diario de Carlos Carreter

Posts Tagged ‘Música

[Fotografía] Recomendaciones semanales; un poquito de compromiso a través de la fotografía y alguna cosa más

leave a comment »

Hace unos días surgía la noticia del fallecimiento de Pete Seeger (1919 – 2014), cantante y autor folk neoyorquino, que se caracterizó por su compromiso con la convivencia y la paz entre las gentes. Autor de numerosas canciones totalmente integradas en el cancionero popular norteamericano, e incluso de otros países del mundo, llevaba escrito en su banjo la siguiente inscripción: “Esta maquina rodea al odio y le obliga a rendirse”. EPhotobooth de The New Yorker le dedican un homenaje a través de fotografías en blanco y negro realizadas por fotógrafos también comprometidos.

Builder Levy creció en una familia de personas comprometidas. Y una grabación de su padre titulada Which Side Are You On? (¿De qué lado estas tú? le marcó para su futuro trabajo como fotógrafo especializado en el documentalismo social. Nos lo cuentan en Lens de The New York Times.

Los comprometidos tienen que pelear con muchos poderes no interesados especialmente en que la realidad se conozca. Andrew Miksys es un lituano de la emigración, nacido en Estados Unidos. Durante años viajó al país de origen de su familia, y quedó sorprendido por la forma de divertirse los jóvenes lituanos, reconvirtiendo en discotecas antiguos locales del régimen soviético, algunos de infausto recuerdo. Las fotografías que hace te gustarán más o menos, de nuevo estamos ante un fotógrafo que quiere documentar una realidad. Pero al gobierno lituano no le ha gustado. No presenta una “imagen adecuada” del país. ¿Qué van a pensar los turistas? Y es que a los poderes, incluso los presuntamente “democráticos” llevan mal la acción de los autores comprometidos. Nos hablaron de ello en Emaho Magazine.

San Miguel de los Navarros

La focal de 40 mm no está representada entre las posibilidades del visor de las Leicas de la serie M. Y esto es una pena.

Alex Webb ya se ha asomado en alguna ocasión por estas páginas, donde hemos hablado de sus imágenes actuales, muy coloridas. Pero cuando era un joven de 23 años, con una cámara y película en blanco y negro, se bajó al sur de su país para documentar Mound Bayou, una comunidad negra en el estado de Misisipi. Un documento que considera inacabado, peor que podemos considerar como otro ejemplo de compromiso con los rincones más desconocidos de una sociedad diversa a pesar de muchos. También nos lo han contado en Lens de The New York Times.

En Lens Culture nos proponen un paseo por Sochi: 10o días antes de los juegos olímpicos, con fotografías de Mikhail Mordasov. Normalmente siempre me muestro interesado por el discurrir de estos acontecimientos deportivos, pero hay diversos motivos por los que estos que se celebran en la Rusia del “zar” Putin me resultan muy antipáticos. Y me avergüenza que los medios sean tan complacientes con un país con tantas sombras. Hay diversas controversias en torno a estos juegos. Desde el genocidio circasiano que llevó a cabo la Rusia zarista en el siglo XIX en esta zona, hasta los problemas medioambientales, los déficits en el respeto de los derechos humanos, no sólo de los homosexuales que es de lo que más se ha hablado, de la corrupción en la economía y en las finanzas de los juegos,… En fin… nunca entenderé el pasteleo que se lleva el Comité Olímpico Internacional con determinados países. O sí lo entenderé… decía el poeta “poderoso caballero es don dinero”.

Afganistán sería como el paraíso de cierto tipo de fotorreporteros, si no fuera por las malas pulgas que gastan los afganos a la hora de empuñar un arma. Eso sí, desde la chica afgana McCurry, parece que hay una competición para ver quien pilla al niño, niña o adolescentes más colorido, con los ojos más expresivos, y siempre con una respetable cantidad de mugre en su rostro. Uno empieza a dudar si se trata de compromiso con el pueblo afgano, o una especie de pornografía de la desgracia del pueblo afgano. Por ejemplo, eIn Focus de The Atlantic nos ofrecen hasta treinta niños y adolescentes afganos refugiados en Pakistán, por obra y gracia del fotógrafo Muhammed Muheisen. Y que vienen a ser un ejemplo de lo dicho. Reconozco que son unas imágenes estupendas. Pero ya no sé si esto es compromiso o explotar un filón.

Casi, desde este punto de vista, me parece más interesante el trabajo de Roland Sabrina Michaud que fueron capaces de captar las esencias de un Afganistán todavía en paz en los años 60 y 70, junto con otros pueblos del Asia Central. Quizá a veces es más útil para reflexionar sobre las catástrofes actuales echar un vistazo a lo que se ha perdido, especialmente la diversidad cultural arrasada por los conflictos. Aunque no tenga el morbo de las fotos de los niños. No lo cuentan en L’Oeil de la Photographie.

Ya lleva un tiempo apareciendo por internet otro trabajo fotográfico comprometido. Así, en Feature Shoot nos hablan del trabajo de Jimmy Nelson (Before they pass away) documentando los pueblos indígenas de todo el mundo, culturas en vías de extinción, en nuestro camino hacia un mundo más globalizado y, como efecto secundario, menos diverso. Hay publicado un libro de gran formato. De enorme formato… lo vi el otro día en una estantería de unos grandes almacenes… Me queda un poco de duda si no se queda este trabajo un poco al nivel de lo folclórico…

Paseo de la Independencia

Porque el pequeño Summicron-C 40/2 que se diseñó para la Leica CL es una óptica fotográfica que está muy bien.

Y puestos ha documentar, por qué no documentar las incoherencias y las inconsistencias de las sociedades humanas. Un artículo en Wired me lleva a otro de The Guardian sobre las chicas en motocicleta en Marrakech, que pese a lo que dicen en alguno de estos “prestigiosos” medios, no es la capital del reino de Marruecos, que es Rabat. Y es que allí, son frecuentes las chicas que se desplazan en motocicleta, bien tapadas y veladas como manda el fundamentalismo musulmán, pero con sorprendentes estampados y accesorios pop que les dan un aspecto entre surrealista y atractivo. En cualquier caso, un ejemplo del divorcio entre las tendencias homogeneizadoras y limitadoras de las religiones más conservadoras, y el deseo de individualismo de los seres humanos de cualquier parte del globo. El fotógrafo responsable, Hassan Hajjaj.

Y vamos un poco con otro tipo de compromisos. En este caso a la inversa. En lugar de hablar del compromiso del fotógrafo con su entorno, podríamos hablar del compromiso de las comunidades, de la sociedades, con sus artistas o sus cronistas. Y de vez en cuando hay alguna buena noticia. Y así, hace unos días Rafael Roa comentaba la concesión del Premio Aragón-Goya 2013 que entrega el Gobierno de Aragón al fotógrafo zaragozano Rafael Navarro, a quien los amigos de Fotógraf@s en Zaragoza entrevistaban hace unos meses.

Y terminemos hablando de otro ilustre aragonés que por circunstancias familiares nació en el enclave navarro de Petilla de Aragón, y que no es otro que el premio nóbel Santiago Ramón y Cajal. Y es que, como nos recuerdan en Sales de Plata, el ilustre anatomista e histólogo fue aficionado a la fotografía y, en concreto, al desarrollo de los procesos de fotografía en color, los autocromos y similares. Incluso publicó un libro al respecto. Nos comentan y nos muestran como curiosidad que era aficionado a las selfies, es decir a los autorretratos. Que parece que no es una moda tan actual como parece si ya los fotógrafos la practicaban en el siglo XIX. La diferencia es que en aquel momento pocos se podían permitir el lujo de tener un aparato fotográfico.

Plaza de España

Yo la uso de vez en cuando, como ayer, aunque hay que imaginar hasta donde alcanza la imagen respecto al cuadro de 50 mm que es el que aparece al montarlo. Y bueno. No va mal. Ayer lo usé durante buena parte del día.

[Cine] A Late Quartet (2012)

leave a comment »

A Late Quartet (2012), 25 de agosto de 2013.

Esta película fue vista en versión original y por ello se conserva su título original. En la cartelera española es posible encontrarla en versión doblada al castellano con el título El último concierto. Que no es una traducción precisa. El título original juega con las palabras, ya que la obra musical que acompaña a a la película es un cuarteto de cuerda de Beethoven, de los denominados cuartetos tardíos (late quartets en inglés).

El domingo pasado nos dispusimos a ir al cine motivados por tres razones. La primera, para pasar el rato. La segunda, por la profunda insastisfacción que nos generó la película que habíamos vistos dos días antes. La tercera, porque el reparto de la película que comento hoy es de primer nivel. No son los nombres de los intérpretes de los grandes taquillazos ni nada de eso. Pero se trata de intérpretes de una solvencia tal, que su presencia en un reparto ya te lleva a querer ver lo que han hecho. Y estas fueron las causas de que acabáramos viendo esta película dirigida por Yaron Zilberman.

Música en la calle para San Jorge

Ya que estamos ante una película donde la música clásica tiene tanta importancia, la ilustraremos con motivos de música clásica.

The Fugue es un cuarteto de cuerda prestigioso, con 25 años de existencia, formado por el primer violín Daniel (Mark Ivanir), el segundo violín Robert (Philip Seymour Hoffman), la viola Juliette (Catherine Keener), y el chelo Peter (Christopher Walken). Robert y Juliette están casados y tienen una hija, Alex (Imogen Poots), que es una estudiante aventajada de violín. Peter es el mayor de ellos, ya anciano, y quien los reunió 25 años antes. Empieza a tener problemas de salud, se le diagnostica un incipiente Parkinson, y comienza a planificar su retirada. Un último concierto en el que interpretarán el difícil y exigente Cuarteto de cuerda nº 14, op. 131 de Ludwig van Beethoven, si las condiciones físicas de Peter lo permiten. Pero las amenazas que se ciernen sobre el pequeño grupo y su microcosmos como consecuencia de la retirada de quien les aporta el alma y las emociones, hará que salgan a flote los conflictos larvados que tienen todos ellos entre sí. Y las amenazas se hagan más intensas.

Música en la calle para San Jorge

En 2010, la crisis se había hecho notar ya mucho en el país, y habían desaparecido los grandes espectáculos de animación callejera que celebraban San Jorge, la fiesta autonómica de Aragón.

La realización de esta película es formalmente correcta, y si acaso peca de que algunos aspectos del guion no están bien cohesionados. Estoy de acuerdo con algunos comentarios que he leído que la historia de la chica con Daniel está un poquito metida con calzador y que resulta algo superflua. Los conflictos internos del cuarteto ya son suficientes para dotar de contenido al filme. Y puede ser que tanta corrección formal le quite un poco de alma al conjunto.

Pero da igual, porque el motivo por el que acudimos a verla son sus intérpretes. No conocía yo a Ivanir, ni me acordaba de la joven Poots, pero los otros tres son intérpretes que siempre han mostrado una gran solvencia, muy veteranos, muy sólidos, con gran variedad de registros. Y no defraudan. Están a un gran nivel. Los tres. Y especialmente Walken, que ha sus 70 años conforma un personaje todo corazón, todo emotividad, todo empatía, que se despide en un discurso final que nos puso a todos la carne de gallina. Entre todos los intérpretes aportan el calor y el sentimiento a la película que el formalismo de la realización le podría haber quitado.

Música en la calle para San Jorge

Y ese año optaron por una solución barata, pero elegante y simpática. Ofrecer el paseo de la Independencia de Zaragoza como escenario para los alumnos de conservatorios oficiales de Aragón.

Para mí ha sido una de las sorpresas del verano, aunque es una película que llega a la cartelera con un cierto retraso. Parece ser que en general, su carrera comercial no ha carecido de dificultades en todo el mundo. Una pena, porque sin ser perfecta, merece ciertamente nuestra atención, especialmente en medio del erial que suele constituir la cartelera veraniega. Y por otra parte, es una película que nos invita a culturizarnos un poquito en temas musicales. Llevo toda la semana escuchando cuartetos de cuerda. El nº 14 de Beethoven por supuesto. Pero también otros. Siempre acabo yéndome a Debussy y otros compositores del salto entre el siglo XIX y el XX, que son mis favoritos.

Valoración

  • Dirección: ***. Correcta, pero impersonal; quizá el principal problema del filme.
  • Interpretación: ****. Casi perfecta. Todos están a gran nivel. Incluso los de la trama prescindible lo llevan razonablemente bien, aunque evitan la quinta estrella.
  • Valoración subjetiva: ****. Me ha enganchado mucho, Y me ha aportado cosas más allá de lo meramente cinematográfico.
Música en la calle para San Jorge

Los hubo de todas las edades, con todo tipo de conjuntos instrumentales, y de toda la geografía de la comunidad autónoma. La verdad es que estuvo muy bien.

Written by Carlos Carreter

Viernes, 30 agosto, 2013 at 17:20

[Fotos - música] Un poquito de jazz al estilo de Nueva Orleans en el Parque de la Memoria

leave a comment »

Un fin de semana atribulado el pasado, en el que nada pasó como estaba previsto. Cosas que pasan. Y en un momento dado, las circunstancias me llevaron a estar un rato jugando con mi sobrinillo de cuatro años en el Parque de la Memoria, en Zaragoza. Y mira por donde, ese domingo por la mañana un pequeño conjunto musical, un cuarteto, se encontraba allí mismo ofreciendo un concierto de jazz al estilo de Nueva OrleansDixieland lo llaman algunos, pero no a todo el mundo, especialmente entre la comunidad afroamericana, le gusta esta denominación. En cualquier caso, este sencillo grupo, con un saxo soprano y una trompeta como solistas, y una tuba y un banjo en la rítmica nos deleito con esta alegre música y con alguna buena improvisación. Lo que no me llegué a enterar es cómo se llamaba el grupo. Si alguien lo sabe, agradeceré el comentario.

Cuarteto de jazz en el Parque de la Memoria

_____

Cuarteto de jazz en el Parque de la Memoria

_____

Cuarteto de jazz en el Parque de la Memoria

_____

Cuarteto de jazz en el Parque de la Memoria

_____

Written by Carlos Carreter

Miércoles, 26 junio, 2013 at 18:11

[Música - obituario] Georges Moustaki (1934 – 2013)

leave a comment »

Con su aire de meteco, de judío errante, de pastor griego…

Todos tenemos un poco metecos en el mundo de hoy. Y muchos, cada vez más, lo son realmente, extranjeros sin derechos de ciudadanía, dispersos por el mundo, lejos de sus hogares. Se habla mucho de multiculturalidad, y quizá MoustakiGiuseppe Mustacci, judeo-griego de Corfú nacido en Alejandría, era el mejor ejemplo de este concepto. Aunque soy escéptico sobre la capacidad de convivencia de las distintas culturas, y más si contemplamos cómo los más radicales nacionalismos y los más fanáticos religiosos son los que parecen imponerse por todas partes, torpedeando los proyectos más integradores.

Pero quizá por eso, me permitiré hacer este breve homenaje, entrada extraordinaria sobre lo previsto, a la vida y obra del cantante afincado en Francia y que fue importante en un momento dado de mi vida. Puedo recitar estrofas enteras de algunas de sus canciones todavía. Que si hoy en día escucho poco, no por eso dejan de venir con frecuencia a mi memoria por asociaciones de ideas que me permiten recordar no son la música sino las ideas del cantautor universal.

Me parecía necesario ilustrar la entrada con una vista del Mediterráneo, lugar donde se han enfrentado y eventualmente acrisolado tantas culturas, y porqué no el Cabo de Creus, lugar donde se mezclaron las culturas del Mediterráneo oriental, la griega, y las del occidental, la íbera. No importa lo que los nacionalismos excluyentes actuales crean que son o de donde vienen (imagen recientemente subida en mi Tumblr, De viaje con Carlos).

Written by Carlos Carreter

Sábado, 25 mayo, 2013 at 10:11

Publicado en Música

Tagged with , ,

[Ciencia y entretenimiento] Simpáticos astronautas y sinceras (y simpáticas también) modelos

leave a comment »

No soy muy aficionado a andar viendo vídeos en internet. Es algo que consume mucho más tiempo que lo que viene escrito.  Es más fácil decidir qué guardas para leer despacio que qué vídeos quieres ver completos. Es una cosa de eficiencia. En la mayor parte de los casos, ver vídeos por internet lo acabo asociando con perder el tiempo. Aunque sea mi tiempo de ocio. Que también tiene un valor. Aunque no sea pecuniario.

Pero de vez en cuando uno se encuentra con algún vídeo que tiene su gracia, o su valía, o su curiosidad. Y estos días atrás he encontrado un par, que os traigo aquí que me sirven para hablar de otras cosas.

Por un lado está Chris Hadfield, el que para muchos es el astronauta más simpático de la historia de la actividad espacial. Durante los últimos meses, este canadiense ha estado trabajando en la Estación Espacial Internacional de la que ha sido comandante. Desde casi el principio de su misión he estado siguiendo su twitter, en principio por las excelentes fotografías que publicaba de nuestro planeta tomadas desde la órbita de la estación. Lo que pasa es que esta actividad social en la red nos ha permitido descubrir mucha más cosas, ya que ha realizado una actividad divulgativa muy simpática e interesante. Un excelente relaciones públicas y un excelente pedagogo. El caso es que en su despedida, ya está de vuelta en la superficie terrestre, grabó un vídeo con un tema emblemático; el Space Oddity de David Bowie. Apropiado. Me gusta la elección, aunque parezca obvia.

Por otro lado está la supermodelo Cameron Russell. Sí, es fácil que a un tipo como yo “le caiga bien” una supermodelo. En general, están estupendas. Son, o aparecen, sexualmente atractivas. Pero el caso es que a mí Russell me ha caído realmente bien. Porque en una conferencia TED titulada Looks aren’t Everything. Believe me, I’m a Model (en traducción libre, Las apariencias engañan. Créanme. Soy modelo), nos viene a contar, con gran franqueza, que si ella es una mujer admirada y de éxito se debe a dos factores fundamentales. Primero a que en la “lotería genética” ha acabado con un fenotipo que le abre todo tipo de puertas; segundo, porque disponía de los contactos adecuados para llamar a las puertas adecuadas. Y a partir de ahí hace una reflexión ética bastante sincera y clara, aunque con simpatía y sin acritud, sobre las falsas apariencias que rodean el mundo de la moda y, por extensión, cualquier actividad del ser humano moderno. Y probablemente no tan moderno.

El vídeo está en inglés. Puedes forzar los subtítulos de Youtube, que funcionan más o menos en inglés. La traducción al castellano que hace es un catástrofe absoluta. En cualquier caso, en el enlace que he puesto en el título de la conferencia, se puede acceder a la transcripción en castellano de la intervención de Russell. Pero por lo demás, muy interesante.

Si ayer mostraba las imágenes en blanco y negro tomadas en el antiguo soto de la Almozara con un carrete de película en blanco y negro, hoy traigo alguna a partir de los archivos de una cámara digital.

Si ayer mostraba las imágenes en blanco y negro tomadas en el antiguo soto de la Almozara con un carrete de película en blanco y negro, hoy traigo alguna a partir de los archivos de una cámara digital.

Los resultados pueden ser también muy satisfactorios; pero el aspecto es muy distinto. E incluso si intentas llevarlo a replicar el aspecto de los obtenidos por el método tradicional, pues no es lo mismo.

Los resultados pueden ser también muy satisfactorios; pero el aspecto es muy distinto. E incluso si intentas llevarlo a replicar el aspecto de los obtenidos por el método tradicional, pues no es lo mismo.

Written by Carlos Carreter

Miércoles, 15 mayo, 2013 at 17:35

[Música y fotos] Hasta siempre Bebo;… y bueno, he estrenado y probado un nuevo cacharrito

leave a comment »

Ayer por la tarde me enteré del fallecimiento de Bebo Valdés (1918 – 2013), figura casi legendaria del jazz afrocubano que falleció ayer mismo en Estocolmo. Por un poco más que se hubiera estirado, que cinco años no son nada, se nos hubiera hecho centenario. Pero en cualquier caso, su música es universal e inmortal. Salvo un rato de televisión por la noche y las horas de sueño, no he dejado de repasar su música, tal cual aparece en mi “discoteca”. Hasta siempre Bebo, manda mis saludos a ChanoDizzieCeliaTito y el resto de la peña… Pasadlo bien.

Y mientras, esta semana recibí un nuevo juguete. Decidí que mi recien “estrenada” M2 merecía un objetivo de empaque, y como los Leicas se me van mucho de precio, y las revisiones sobre el que me decidí lo ponían casi al mismo nivel, opté por un Carl Zeiss C Biogon T* 2,8/35 ZM. Como se ve, si no pertenece a la realeza de Wetzlar, por lo menos está emparentado con la alta nobleza de la óptica fotográfica. Cuesta una fracción de lo que cuesta el Summitar de Leica para su misma focal, y son mucha gente con conocimientos los que lo sitúan como su par en rendimiento óptico.

El bello objeto fotográfico montado sobre la M2.

El bello objeto fotográfico montado sobre la M2.

Diafragma de 10 palas, que podría mejorar las zonas de desenfoque si fueran más curvadas. A f/2,8, totalmente circular. En la foto, cerrado a f/8.

Diafragma de 10 palas, que podría mejorar las zonas de desenfoque si fueran más curvadas. A f/2,8, totalmente circular. En la foto, cerrado a f/8.

Los acabados del C Biogon son estupendos. El diafragma avanza por tercios de paso, y la rueda de enfoque va como la seda.

Los acabados del C Biogon son estupendos. El diafragma avanza por tercios de paso, y la rueda de enfoque va como la seda.

Este angular moderado está pensado como óptica estándar para un sistema de cámara telemétrica que como mi M2 tiene el visor ajustado para esta focal, aunque lleve también marcos de referencia para 50 y 90 mm. Pero todavía no he podido probarlo en su ecosistema natural. Este fin de semana lo haré. Lo que sí he podido hacer es usarlo con un adaptador con mi Olympus OM-D E-M5 donde, por la diferencia de formato, ejerce de tele corto. Cuando llevas tiempo usando chismes fotográficos desarrollas un cierto instinto para saber cuando un óptica te gusta. Simplemente el aspecto de la imagen, recién salida “del horno”, sin procesas, ya te dice mucho. Y creo que nos llevaremos bien este objetivo y yo. Por supuesto, cuando uno prueba un objetivo por primera vez, lo somete a tortura. Pero ha salido airoso de contraluces, luz escasa y demás contratiempos. Os dejo unas fotos.

Aguantando una luz intensa y puntual de frente.

Aguantando una luz intensa y puntual de frente.

Ramas al contraluz junto al Canal Imperial de Aragón.

Ramas al contraluz junto al Canal Imperial de Aragón.

Un poquito más de contraluz con el diafragma en su máximo de apertura.

Un poquito más de contraluz con el diafragma en su máximo de apertura.

Algunas líneas rectas, colores diversos y la luz cálida del atardecer en el Parque Pignatelli.

Algunas líneas rectas, colores diversos y la luz cálida del atardecer en el Parque Pignatelli.

Que bien se defiende con los contraluces y las siluetas.

Que bien se defiende con los contraluces y las siluetas.

Subiendo de ISOs conforme cae la tarde; la verdad es que se lleva bien con la Olympus.

Subiendo de ISOs conforme cae la tarde; la verdad es que se lleva bien con la Olympus.

En las calles de Zaragoza al crepúsculo.

En las calles de Zaragoza al crepúsculo.

Y un poquito de luz artificial en los escaparates del paseo de las Damas.

Y un poquito de luz artificial en los escaparates del paseo de las Damas.

Written by Carlos Carreter

Sábado, 23 marzo, 2013 at 8:40

[Música - obituario] Dave Brubeck (1920 – 2012)

leave a comment »

Dave Brubeck (1920 – 2012)

A la provecta edad de 92 años, se nos ha ido al otro barrio el pianista y compositor de jazz Dave Brubeck, uno de los ilustres de esta maravillosa música, tan incomprendida como desconocida por el gran público de hoy en día. Sin embargo, Brubeck uno de los más característicos representantes del estilo llamado cool jazzwest coast, es lo que podríamos decir un superventas. Su disco más famoso, con su cuarteto, fue Time Out (1959), donde se encontraba un tema, Take Five, que le aseguró fama y un lugar en la historia del jazz. Un tema muy versionado por otros músicos. Aunque el tema estaba compuesto por el saxo alto de aquel cuarteto, Paul Desmond. Estos músicos eran auténticos innovadores, ya que rompieron con los sempiternos compases de 4/4, para permitir otros compases menos usuales como el 5/4 de Take Five o el 9/8 de Blue Rondo à la Turk, el 7/4 de Unsquare Dance, o el 13/4 de World’s Fair.

En cualquier caso, para quienes no conozcan, os dejo un vídeo de Youtube que puede dar una idea de lo que estamos hablando. Aunque con un tema menos conocido, Koto Song, aunque de los que llevaba con frecuencia en repertorio.

A mí me parece un músico, él y sus acompañantes, muy elegantes. También es cierto que el cool jazz es uno de los estilos que más me gustan. Habitualmente. Depende de mi estado de ánimo. De cualquier modo, seguirá siendo uno de los músicos que más habitualmente suenan en mis equipos. Y por mucho tiempo. Tanto él como Paul Desmond son de los que más reproduzco.

Y ahora unas fotos. Este fin de semana, en el que tengo fiesta cuatro días seguidos, se me ha torcido y he descartado algunos planes previstos. Cosas que pasan. Mala suerte. Pero ayer me di un largo paseo hasta una animada Plaza del Pilar, donde el ambiente navideño ya domina.

El asador

Asador,… la parte sana,… que el colesterol también abundaba…

El castañero

Y un clásico de temporada, las castañas asadas, bien calentitas.

Churros multiétnicos

Como los churros, que evidentemente han saltado con éxito las fronteras étnicas.

En la pista de hielo

Una pequeña, y no demasiado cuidada, pista de hielo hace las delicias, fundamentalmente de niños y adolescentes.

Los enanitos y blancanieves

Y diversos grupos de animación, entre ellos los enanitos de Blancanieves, encantados de posar para la cámara.

Foto

Cámara que no es única, ya que aquí y allá se ven personas que aprovechan el buen rendimiento actual de las cámaras digitales en situaciones de luz ambiental escasa.

Written by Carlos Carreter

Viernes, 7 diciembre, 2012 at 12:52

Publicado en Música

Tagged with , , ,

[Libros] Hopper, y algo más

leave a comment »

Cuando en el título de esta entrada digo Hopper, no quiere decir que vaya a hablar del famoso pintor norteamericano. Digo que voy a hablar de un libro que se titula así. Y que claro, trata sobre el famoso pintor norteamericano. Cuando en el título de la esta entrada digo “…, y algo más”, es porque el libro lo compré el día que estuve visitando la exposición del pintor en Madrid. Pero no fue el único libro que compré aquel día o relacionado con aquel día. Y os hablaré del libro, y poquito de los otros.

Hopper
Mark Strand (traducción, Juan Antonio Montiel)
Editorial Lumen; Barcelona, 2012 (2ª edición)
ISBN: 9788426416476

Este librito, cuyas primeras ediciones originales tienen años, y cuya primera edición en español data de hace cuatro años, parece que se ha reeditado oportunamente (u oportunistamente) aprovechando la exposición ya comentada. Está escrito por el poeta norteamericano Mark Strand, aunque básicamente es un ensayo sobre la forma, la estética y los posibles significados de algunas de las pinturas de Edward Hopper. Los cuadros de este pintor han suscitado siempre mucho debate sobre lo que realmente representaban las escenas que nos muestran. Siempre con un tono relativamente melancólico, no pocas veces misteriosos, y cuando pinta personas en sus cuadros, estas adoptan en no pocas ocasiones actitudes que nos llevan a preguntarnos sobre lo que hacen o lo que piensan. Y sobre esto reflexiona por escrito Strand. Pero lo hace basándose fundamentalmente en los aspectos formales, en las elecciones estéticas del pintor. Sin dejarse llevar por la imaginación más allá de los límites que racionalmente sugieren las escenas descritas y comentadas.

Particularmente, he encontrado la lectura interesante. Cada cuadro reseñado lo es durante breves páginas. Muchas veces una o dos sólo. Lo que hace posible una lectura progresiva del libro, dando tiempo a reflexionar sobre lo propuesto. Particularmente, creo que nunca he desarrollado historias a partir de los cuadros del pintor. Acepto sus escenas, acepto sus personajes, pero los acepto desde un punto de vista estético. Me gustan sus formas, sus proporciones y sobre todo sus luces. Ir más allá, salvo cuando el título que el propio autor otorga al cuadro sugiere algo, nunca ha sido lo mismo. Pero escuchar lo que otro ve, especialmente cuando es alguien que evidentemente tiene una formación y un conocimiento muy superior al lector, es muy ilustrativo.

Me gustaría poder recomendar el libro a todo el mundo. Pero el ensayo, y menos tan especializado, no suele ser del gusto de la mayor parte de los potenciales lectores. Así que me limitaré a recomendarlo a quienes interese el tema.

Plató reproduciendo "Sol de la mañana"

Plató en el Museo Thyssen que reproduce las condiciones de iluminación del cuadro de Hopper, “Sol de la mañana”

Ese mismo día, en Madrid compré los siguientes libros:

El catálogo de la exposición que en la sala Azca de la Fundación Mapfre se dedicaba a Jitka Hanzlová. Si la fotógrafa te gusta, el catálogo esta muy bien presentado, con muy buena calidad de impresión, y puede considerarse una buena adición para mi biblioteca de libros de fotografía.

El catálogo de la exposición de Hopper… bueno, este no lo compré en Madrid. Sabía que lo vendían en alguna librería de Zaragoza y me ahorre el peso de traerlo. También está bastante bien.

Un libro, al que le tengo que dedicar tiempo, y que pasará tiempo antes de que lo aproveche por completo. Lo vi en la sede de la Librería La Central en la Fundación Mapfre – Recoletos, donde fuimos a por el catálogo de Hanzlová, y lo compré. Probablemente, uno de mis compositores de música clásica que más mi gusta, si no realmente mi favorito, es Claude Debussy. Pues bien, en una edición de Skira Flammarion, el Museo de la Orangerie y el Museo de Orsay, encontramos el título Debussy: La musique et les arts. Y en el encontramos un amplio repaso de obras de arte que influyeron en la música de Debussy, en las que influyó el músico francés. Abarca pintura, escultura, grabado, artes escénicas,… Y sobre todo, aunque no exclusivamente se trata de obras de arte a caballo entre el siglo XIX y el XX. Gran variedad de estilos y temas, pero muy interesante. Mucho que leer, y muchas obras que contemplar en sus páginas.

Nave principal del Museo de Orsay

Nave principal del Museo de Orsay en París.

 

Written by Carlos Carreter

Viernes, 14 septiembre, 2012 at 18:47

En vísperas de la escapada,… suiza

leave a comment »

Mañana cojo los bártulos y me voy. Hasta el domingo. A Suiza. Básicamente Ginebra y lo que dé de sí en los alrededores de lago Leman. No tengo un plan muy definido. Este depende de otros factores que no controlo yo. Pero me da igual. Se trata de airearse, hacer algunas fotos, y otras cosas importantes que no vienen al caso. De cualquier modo, el domingo estaré de vuelta. No me voy a matar por estar en contacto a través del Cuaderno de ruta. Si es fácil, como hace una semanas en Noruega, pues ahí estaré con algún comentario. Si no, a la vuelta os lo cuento. Y elaboraré el correspondiente diario de viaje. Faltaría más. Si alguien tiene mono. Os dejo con los más recientes. Por tierras navarras, y por los fiordos nórdicos.

Tengo la sensación que en esta ocasión, las grandes cimas de los Alpes suizos las veré desde lejos, pero nunca se sabe. En la foto, las pistas de esquí a los pies del Kleine Matterhorn.

Para hoy, no tenía grandes temas. No ha habido cine estos días. En realidad sí. Pero la película ya está comentada, y sólo una combinación de factores ha hecho que repitiera. Me sigue pareciendo lo mismo. Lo que decía un tweet que leí hace unos días “Me gusta, pero no me gusta. Pero me gusta. Pero no me gusta…” Gran espectáculo visual al servicio de un guion realmente mediocre, que aun así te mantiene pegado a la butaca, aunque sales echando pestes. Menos mal que en cuestiones de extraterrestres, en un par de semanas o menos tenemos de vuelta al Doctor. Dicen que podría empezar temporada el sábado 25. A ver si es verdad. Y hablando de series británicas… se ha filtrado un trailer no de muy buena calidad de la tercera, y al parecer última, temporada de Downton Abbey. El megaculebrón de época británico de época que tanto me ha gustado. Y parece que viene dramón, dramón, dramón.

Grandes montañas con muchas nubes es el paisaje típico que vemos en Prometheus. Como lo que vimos en la cara norte del Eiger desde Grindelwald.

Y si los dramas de época también son conocidos como dramas históricos, será por tienen que ver con la historia. Y sobre personajes históricos estamos. Nos cuentan en Microsiervos que unos tipos han hecho un gráfico en el que comparan la longitud de los artículos dedicados en la Wikipedia a distintos personajes históricos. Que el artículo dedicado a George Washington tenga el triple de longitud que el dedicado a Socrates,… sip, normal. O el de Ghandi, gran pacifista, que es casi cuatro veces más largo que un gran guerrero como Gengis Kan,… vale, me alegro. Pero es que el dedicado a Optimus Prime, uno de los Transformers, que creo que son unos juguetes que han dado el paso a unas infames películas casi dobla la longitud que el más largo de los anteriores. La Wikipedia está muy bien, pero se nota que está hecha por seres humanos. Y hay que ver lo que llegan a desbarrar en ocasiones los seres humanos.

Hace un par de años casi, en Budapest, en la escalinata de la basílica de San Esteban, había un músico muy simpático tocando un instrumento muy raro. Como un platillo volante. O como dos ensaladeras enfrentadas una contra otra. Era curioso. Pero nunca supe que instrumento era ese. Creía que sería algún instrumento oriental, de los que usan los místicos y esas cosas. Pero no, resulta que es un instrumento salido de la inventiva de unos tipos en Berna. Me he enterado en Amazings. Y se llama hang, al parecer porque es la forma que tienen los berneses de pronunciar la palabra alemana que significa mano, y es un instrumento que se toca con las manos. Y ya que estamos en Berna, os vuelvo a recordar que mañana me escapo hasta el domingo a tierras suizas.

El simpático músico callejero que tocaba el hang en la escalinata de San Esteban, en la capital húngara.

Written by Carlos Carreter

Martes, 14 agosto, 2012 at 21:34

[Música] Concierto de jazz manouche, Gancho Drom, en el IAACC Pablo Serrano

leave a comment »

Ya hace unas semanas os comenté que durante las noches de los viernes de junio habría actuaciones musicales en la terraza del IAACC Pablo Serrano. Sin embargo, hasta ayer había tenido ocupado el resto de los viernes y prácticamente había olvidado la cuestión. Ayer por la tarde, salí un momento a comprar una cosas con unos amigos. Un regalo. Y entonces recordamos la cuestión. Investigamos y comprobamos que había un concierto de jazz manouche a cargo del cuarteto hispano-francés Gancho Drom. Radicado aquí en Zaragoza, como la implícita alusión a la parroquia de San Pablo que contiene su nombre indica. Sólo me interesó a mí. Pero aunque estaba un poco cansado, llevaba conmigo una cámara de fotos, y decidí acercarme.

Os lo cuento en fotos.

Instalación de Stella y Calatrava

Como llegué pronto, pasé primero a visitar de nuevo la instalación de Frank Stella y Santiago Calatrava.

Instalación de Stella y Calatrava

Había más visitantes que cuando estuve hace tres semanas.

Esperando en la terraza del IAACC Pablo Serrano

En la terraza había animación, y el atardecer estaba majo. Aunque afición al jazz manouche detecté más bien poca.

Concierto de Gancho Drom

Un cuarteto con dos guitarras, solista y rítmica, acordeón y contrabajo. Bastante dentro de los “canones” del estilo que dicen representar. Su líder, a la guitarra solista, es el francés Jean-Pierre Bailly, que también hace de voz solista en los temas vocales.

Concierto de Gancho Drom

Lo cierto es que nos ofrecieron un repertorio basado en una mayoría de temas de composición propia, instrumentales y vocales. Los instrumentales estuvieron bastante bien. En la fotografía, el acordeonista Ignacio Alfayé.

Concierto de Gancho Drom

Sin embargo, los temas vocales los encontré flojos, tanto en la calidad de las letras, irónicas, como en la interpretación. Compensaron con el complemento de buenas interpretaciones de algunos estándares además de sus propias obras. Javier Pérez es la guitarra rítmica.

Intrépido reportero

En cualquier caso, siempre está bien tener oportunidades para saber qué hacen los grupos locales, por lo que a pesar del cansancio que sentía di por buena la experiencia. Con un joven “reportero” haciéndome la competencia a la hora de sacar algunas fotos del evento.

Written by Carlos Carreter

Sábado, 23 junio, 2012 at 10:56

[Foto, arte, música] Viernes pasado, en la Aljafería por la mañana, en el IAACC Pablo Serrano por la tarde

leave a comment »

Muy cultural me salió el viernes. Había oído hacía unos días que en el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, se había inaugurado una exposición de fotografías de la ciudad de Zaragoza, realizadas en el siglo XIX por la estudio francés J. Lévy et Cie. Decidido a hacer ejercicio esa mañana, hacia allí me dirigí caminando. Y bueno, no es que hubiera gran cosa, unas treinta fotos, copias modernas realizadas por medios digitales a partir del material antiguo, pero estaba bien.

San Miguel

Copias modernas, bien presentadas y de buena calidad, en un espacio expositivo no muy grande pero cómodo y bien iluminado.

Torrenueva

Más de un siglo después de su demolición, la Torre Nueva sigue siendo el monumento más añorado por los zaragozanos, que ya no la conocieron.

Capiteles

La visita a la exposición es gratuita, y te dirigen directamente, sin pasar por las dependencias del castillo, cuya visita cuesta 5 machacantes; pero en el patio aún me entretuve fotografiando algunas columnas y capitales.

El viernes por la tarde, como comenté el sábado, me acerqué al IAACC Pablo Serrano, no sin antes vocear el asunto, sin mucho éxito. Ellos se lo perdieron. Así que visité el museo, con especial atención a la instalación de Frank StellaSantiago Calatrava conocida como The Michael Kholhaas Curtain. Obra en la que se combina la estructura toroidal del arquitecto español que sujeta en suspensión la pintura del norteamericano, y que ha estado expuesta en la Neue Nationalgalerie de Berlín. Después, tras tomar una cervecita muy agradable en la terraza, que se fue ambientando poco a poco, música a cargo de Ludmila Mercerón y su trío. Y ade allí a cenar. Habrá más de esto a lo largo del mes de junio. Pero no sé si tendré muchas ocasiones de repetir.

FRANK STELLA & SANTIAGO CALATRAVA:THE MICHAEL KOHLHAAS CURTAIN

La instalación de Stella y Calatrava, vista desde su interior.

FRANK STELLA & SANTIAGO CALATRAVA:THE MICHAEL KOHLHAAS CURTAIN

Entre los nervios del toroide de Calatrava que forma parte de la estructura de la instalación, vemos a la amable empleada del museo con quien departí un ratito con muy buen tono.

Menguante sobre terraza

Algo de calor, pero una buena tarde, coronada por un poderoso menguante, en la terraza del IAACC Pablo Serrano.

Ambiente en la terraza previo al concierto

Mucha gente y ambiente en los minutos previos al concierto, disfrutando de la puesta de sol, de las vistas y de la cafetería abierta al público.

Concierto de Ludmila Mercerón y Trío

Ludmila Mercerón, vocalista y lider del grupo de música cubana y caribeña.

Concierto de Ludmila Mercerón y Trío

Forzándome a hacer maravillas por la escasa luz, el resto de los miembros del grupo.

Written by Carlos Carreter

Lunes, 4 junio, 2012 at 13:08

[Libro] My favorite things. Conversaciones con John Coltrane

leave a comment »

Sigo en los últimos tiempos con la “nociva” tendencia de leer mucho, pero pocos libros. Me cuesta mucho coger un volumen, y encontrar ratos y continuidad para leerlo de principio a fin. A veces, la mejor forma de romper esta inercia es leer un libro pequeñito. Algo que sabes que te lo meriendas en un momento, y que de te da de nuevo el ímpetu para dedicarte a la lectura reposada y reflexiva. Y eso es lo que intento hacer yo con este pequeño opúsculo dedicado al genial saxofonista de jazz John Coltrane.

My favorite things – Conversaciones con John Coltrane
Michel Delorne, con textos del propio John Coltrane (tradiucción de Isabel Núñez)
Alpha Decay, Alpha Mini; Barcelona, 2012
ISBN: 9788492837502

FRANK STELLA & SANTIAGO CALATRAVA:THE MICHAEL KOHLHAAS CURTAIN

En otro orden de cosas, ayer visité la Michael Kohlhaas Curtain de Frank Stella y Santiago Calatrava que se puede ver en el IAACC Pablo Serrano de Zaragoza.

Primero, un poco de contexto. Nacido en 1926, murió prematuramente en 1967, cuando todavía podía ofrecer mucho este irrepetible músico de jazz, por una enfermedad hepática, consecuencia de sus excesos de juventud. Aunque comenzó a tocar muy joven, ya en la época del bebop, su arranque definitivo se produce en los años 50 cuando toca en el grupo de Miles Davis. A partir de ahí, su música bebe de las corrientes del momento. Hard bopjazz modal, con incursiones en sus últimos años en el free jazz o new thing, como la denominan en el libro que hoy nos ocupa.

En este librito, se nos propone la lectura de tres piezas. Por un lado, sendas entrevistas que el periodista francés especializado Michel Delorme realizó a John Coltrane en los años 1962 y 1963, que básicamente nos permiten conocer qué opinaba el músico de lo que estaba pasando a su alrededor en la música jazz, especialmente con las corrientes más innovadoras dentro de esta música, y su papel dentro de ellas. Hay que considerar que el tipo aparece como alguien sencillo y humilde. No se da a sí mismo la trascedencia que los historiadores del jazz le han reconocido con posterioridad. Entre ambas entrevistas no dejamos de encontrar contradicción, tanto en sus opiniones como en sus intenciones. Probablemente, porque él mismo va evolucionando y cambiando su forma de ver la música y su música. Finalmente, nos proponen la lectura de una carta que el músico escribió a Don DeMichael, editor en aquel momento de influyente revista Downbeat.

Evidentemente, este libro no es para todo el mundo. Pero sí altamente recomendable para los amantes del jazz. Yo, por mi parte, me lo leí en una tarde. Así que misión cumplida.

Concierto de Ludmila Mercerón y Trío

En la terra, concierto de Ludimila Mercerón y su trío, que por lo que pude contar es de cuatro, sin contar a la vocalista… pero lo de la instación y el conciertillo ya os lo cuento otro día.

Written by Carlos Carreter

Sábado, 2 junio, 2012 at 14:06

Publicado en Literatura

Tagged with , , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 210 seguidores