Oswiecim… ¿y eso qué es?

Viajes

Hoy hemos estado en Oswiecim. Lugar del que casi nadie por esas latitudes ibéricas ha oído hablar. Pero es ahí donde hemos ido. A 65 kilómetros de Cracovia… aunque parecen una eternidad porque al tren o al autobús les cuesta hora y media llegar. Ahí es nada.

Bueno, pues seguro que la cosa seguro que os dice más si os digo que en Oswiecim está el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. Pero estos polacos, que tanta prisa se dieron en su momento en polaquizar todo nombre o todo resto de cultura germánica en su territorio, esto lo han dejado con el nombre original alemán. Para que el personal no se confunda con las responsabilidades.

Poco comentaré sobre la visita. Aquí hay poco lugar para las alegrías. Si te dejas llevar por la imaginación, y una vez en el sitio, es fácil sobrecogerse por la barbarie a la que es capaz de llegar el ser humano. Así que os dejo alguna imagen y ya está.

Blog802

Blog803

Blog804a

Blog805

Blog806

Blog807

A la vuelta, hemos cenado algo, y nos hemos dado una vuelta por el Rynek de Cracovia. Por ver un poco de alegría en la gente. Además estaba muy animado. Con espectáculos callejeros y todo.

Blog808

Blog809

Mañana comenzamos el regreso. Primero a Varsovia. El sábado, a España. Probablemente, las siguientes entradas las suba ya desde casa. Aunque les pondré las fechas adecuadas al momento del viaje.

Aún con problemas de red. Si hay problemas con las imágenes, un mensajico.

3 comentarios en “Oswiecim… ¿y eso qué es?

  1. estos terenos desde siempre pertenesian a la poloni y nadie no tenia prisa para renombrarlos, lo que pasa es que no se puede olvidar cosas tan horribles y por esto mrjor es dejar cosas como las dejaron los nazis… para recordar y refleccionar!

  2. Ciertamente, Ana, no pongo en duda nada de lo que dices. Estoy seguro de que es así. El comentario sobre los nombres es porque en mi viaje por el país sí que he visto otros lugares donde si que hubo prisa por renombrar las cosas. Entiendo que la historia de Polonia y de sus relaciones con sus vecinos es tremendamente compleja y difícil, y desde ese punto de vista, intento acercarme con respeto. Pero también sin dogmas y con curiosidad por las cosas.

    En cualquier caso, es cierto que al lugar es conveniente ir no sólo por la curiosidad, sino para reflexionar sobre lo sucedido. Pero creo que es más provechoso hacerlo dejándose la nacionalidad en casa y acercándose como un miembro más de la especie humana. Que bastantes disgustos nos han dado ya los nacionalismos en los últimos siglos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .