[Cine] 山河故人 (Shānhé gùrén) (2015)

Cine

山河故人 (Shānhé gùrén) (2015; 302016-2005)

Esta película china con coproducción francesa y japonesa, nos llega a la cartelera un año después de que recibiese una excelente acogida en el festival de Cannes del año pasado. Dirigida por el chino Zhangke Jia, hemos visto la versión original subtitulada en castellano. En versión doblada se encuentra en la cartelera española bajo el título aproximado pero no exacto ni mucho menos, ni con el mismo signficado de “Más allá de las montañas”. El título inglés estaría más próximo al original mandarín; “Mountains May Depart”.

Es difícil hacerse la idea de qué vas a ver con los comentarios previos en reseñas críticas o no de los días anteriores. La sensación que te dan muchos de ellos es que se trata de la evolución de un triángulo romántico a lo largo de las décadas en China… y aunque hay algo de eso, la cuestión es que la cosa va mucho más allá. Se trata una reflexión razonablemente profunda sobre el cambio de las cosas con el tiempo y la evolución de las personas y los países.

Coproducción francochina. No he estado en China... aún. Pero sí en Francia... donde cada vez se ven más chinos.

Coproducción francochina. No he estado en China… aún. Pero sí en Francia… donde cada vez se ven más chinos.

Hay algunas cosas que llaman la atención formalmente. La película se divide en tres partes: 1999, 2014 y 2025. Es decir, una parte se desarrolla en el pasado, hace quince años respecto al momento en que se rueda el filme, y otra en el futuro, hay un ejercicio de anticipación, diez años después del momento en que se estrena la película. El aspecto de la película es distinto. Estos tres capítulos se filman y fotografían de formas diversas. El de 1999, tenemos el formato de imagen en 4:3, con un aspecto de la imagen que recuerda más bien al del antiguo vídeo analógico. Sería como ver algo en una televisión de aquella época. El de 2014 se rueda en formato 16:9 con una calidad de imagen moderna, similar a los televisiores más actuales. El de 2025 está rodado en formato panorámico, con abundancia de tomas aéreas realizadas desde drones… bueno, a saber cuál ser el aspecto de los espectáculos audiovisuales dentro de 10 años.

Nota curiosa: para calcular los formatos, sólo hay que saber multiplicar fracciones. El formato académico tradicional y el de los televisores antiguos era aproximadamente 4:3 (1,33:1). El formato de los televisores modernos es el resultado de multiplicar 4:3 x 4:3. O sea, 16:9 (1,78:1). El formato panorámico del cine es el resultado de multiplicar 4:3 x 4:3 x 4:3. O sea, 64:27 (2,37:1). Estos son los estándares más actuales, desde el punto de vista del cine digital, aunque ha habido ligeras variedades alrededor de ellos según los formato usados.

Cuando vemos personas con rasgos asíaticos orientales, si no les oímos hablar, es difícil hacer suposiciones sobre su nacionalidad,... lo cual no nos impide realizar todo tipo de conjeturas.

Cuando vemos personas con rasgos asíaticos orientales, si no les oímos hablar, es difícil hacer suposiciones sobre su nacionalidad,… lo cual no nos impide realizar todo tipo de conjeturas.

Pero como siempre, estas decisiones técnicas, formales o estéticas han de estar al servicio de una historia y de transmitir unas sensaciones y unos mensajes. A mi no acabaron de parecerme determinantes. Pero tampoco me molestaron. Me resultaron más curiosas que otra cosa.

Sí que es más importante algunas decisiones sobre el reparto. La principal de ellas es que el personaje principal, la mujer Shen Tao (Tao Zhao), así como los dos hombres que la cortejan en un principio, el hombre rico Zhang Jinsheng (Yi Zhang) y el hombre pobre LIangzi (Jing Dong Liang), están interpretados por los mismos actores durante todas las épocas. Ella en las tres, el segundo en la 1ª y la 3ª, y el tercero en la 1ª y la 2ª. El caso es que con esos intérpretes no conseguí ver durante el primer acto, el de 1999, a unos jóvenes de 25 años… No me entraba en la cabeza y me sentí desconcertado; como sin saber lo que estaba viendo. El segundo acto, sin embargo, me reconcilió con el personaje de Shen Tao, especialmente en su relación con el niño, con su hijo. Creo que ahí, la actriz china da un recital de interpretación contenida. El tercer acto me pareció curioso…

Antaño, cuando veíamos a estas personas, especialmente con cámaras fotográficas, se asumía casi instantáneamente un origen nipón.

Antaño, cuando veíamos a estas personas, especialmente con cámaras fotográficas, se asumía casi instantáneamente un origen nipón.

Hay es donde entramos en el momento en que cambió nuestra percepción de la película. Hablo en plural porque a la salida del cine lo hablamos y estuvimos relativamente de acuerdo. El tríptico que nos ofrece el director de la película, aunque a través de los ojos de los personajes va más sobre la evolución social e histórica de su país, China, y del mundo. Con claras alusiones a las rápidas transformaciones que el país ha sufrido en muy poquitas décadas, también hace alguna crítica a los vicios que ha acompañado dicha transformación, y un acto de fe en las nuevas generaciones, que imagina más libres y más críticas que las que han cargado sobre sus hombros los cambios mencionados. ¿Estará en lo cierto? ¿Lo podemos considerar una profecía? ¿Una apuesta? ¿Una posibilidad? ¿Una hipótesis? Pues ya veremos cómo está el mundo dentro de 9 años. Seguro que se nos hace corto. Tampoco es una distancia temporal tan grande. Sospecho que puede haber cambios, pero que sean de grande o pequeño calado depende de factores que quizá no alcancemos a ver.

La película me parece un ejercicio interesante, pero no me ha enganchado tanto como a algunos redactores de algunos comentarios y reseñas que he leído estos días. En cualquier caso, era una apuesta con riesgos, y eso siempre es de agradecer.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Pero con los cambios que ha experimentado la sociedad china, cada vez hay más nacionales del gigante asiático viajando por el mundo. Hoy la apuesta sería por las clases privilegiadas de la etnia han. Todavía hay mayoría de pobres en China, país con enormes desigualdades; pero son tantos, que un pequeño porcentaje de ellos viajando, cunden... un montón.

Pero con los cambios que ha experimentado la sociedad china, cada vez hay más nacionales del gigante asiático viajando por el mundo. Hoy la apuesta sería por las clases privilegiadas de la etnia han. Todavía hay mayoría de pobres en China, país con enormes desigualdades; pero son tantos, que un pequeño porcentaje de ellos viajando, cunden… un montón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s