[TV] Cosas de series; cansándome de las series orientales…

Televisión

Se me está pasando un poco el gusto por echar un vistazo de vez en cuando a las series orientales, generalmente japonesas o coreanas, de las que ahora disponemos con más facilidad gracias a las plataformas de vídeo bajo demanda. En los últimos años he visto unas cuantas, y algunas que he empezado a ver y he abandonado en seguida. Las que más abundan son los dramas coreanos y la animación japonesa.

Los dramas coreanos son en general malos. Normalmente prefabricados, llenos de clichés, sólo he llegado al final en series donde había algo que las hacía destacar. Generalmente, alguna interpretación o cuando se toman las cosas con humor, lo cual a veces, no siempre, hace llevadera, e incluso entretenida, la serie. La animación japonesa suele estar a buen nivel, aunque hay muchas series muy orientadas hacia el público adolescente que carecen de interés. Pero hay verdaderas joyas por ahí escondidas de las que eventualmente os he hablado. Como lo haré con la que llevo ahora al retortero, viendo algún artículo de vez en cuando, las aventuras de los cazarrecompensas de la Bebop. Una verdadera obra maestra.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La protagonista de una de nuestras series de hoy va recorriendo a lo largo de su vida distintos distritos y vecindarios de Tokio, modesto o exclusivos; nosotros nos alojamos en un hotel de Shinjuku, y por allí daremos un paseo fotográfico.

También he de reconocer que estoy irremediablemente enganchado al reality nipón de moda en el mundo, Terrace House, ahora en su edición Opening New Doors, en los montes cerca de Nagano. Mucho más “japonés” que su anterior edición hawaiana, se demuestra que Japón es el paraíso de los pasivos-agresivos. Y esa mezcla de “nunca pasa nada” con destellos de “aquí está pasando algo”, aderezado por el cachondeo del panel de comentaristas convierte la visión del reality en un ansiolítico de primer nivel sin mayor efectos secundarios. La pena es que las tandas de ocho episodios de media hora o poco más saben a poco, y luego hay que pegarse dos meses esperando a la siguiente.

Ya había comentado en entradas anteriores que en Amazon Prime Video estrenaron de repente un buen grupo de series japonesas de pelajes de lo más variados. Me quedaban algunas por ver, y he visto dos.

_9230426_Snapseed.jpg

はぴまり〜Happy Marriage!?〜 es una serie que procede del manga y que nos trae una premisa que he percibido que es muy normal en las series japonesas… y ya me empieza a cansar. En general consiste en que una chica monilla, pero no espectacular, no excesivamente inteligente, pero de muy buen corazón, se involucra con un tipo guapo, muy inteligente, con mucho éxito social,… y bastante sieso. En contra de lo previsible, claro, acabarán enamorándose. Moralina conservadora y bastante machista las de estas series, que parece que abundan en diversos formatos en los tebeos y en las televisiones niponas. Pueden tener su gracia,… pero cansan y al final resultan ridículas y retrógradas. Esta que menciono hoy se mezcla con una trama de tensiones familiares tipo dinastía, bastante ridícula.

_9230445_Snapseed.jpg

Y bastante más interesante ha sido esa guía para chicas de Tokio東京女子図鑑 [Tōkyō Joshi Zukan], estilada en su versión internacional como Tokyo Girl. Protagonizada por  Aya (Asami Mizukawa), una chica que desde la adolescencia sueña con abandonar su ciudad de provincias para llevar una vida de éxito en Tokio. Y tras pasar por la universidad allí se trasladará e irá pasando por una serie de etapas, con éxitos y fracasos, tanto en lo laboral como en lo personal, hasta llegar a los cuarenta años. A favor tiene el carisma y la buena interpretación de Mizukawa, y que se aleja de las relaciones edulcoradas, propensas a la diabetes, de muchas series niponas. Ahora bien, no siempre consigue salirse de los tópicos para entrar en una reflexión más profunda de la vida de un mujer independiente. Pero se deja ver bastante bien. Mizukawa me parece buena actriz y una mujer muy atractiva.

Bueno… creo que a partir de ahora voy a ser mucho más exigente con lo que veo procedente de extremo oriente. Hasta que se me pase el efecto del empacho reciente, por lo menos.

_9230455_Snapseed.jpg