20140918-l1080834

[Cine/TV] Adaptaciones de Fingersmith: Ah-ga-ssi (아가씨) (2016) y Fingersmith (2005)

Cine

Ah-ga-ssi (아가씨) (2016; 622016-0212) [Largometraje para la gran pantalla]

Fingersmith (2005) [Miniserie para la pequeña pantalla]

Sí. Y hoy voy a pares. Originalmente esta entrada estaba pensada para comentar uno de los estrenos del pasado viernes. La película coreana dirigida por Park Chan-wook (sigo la convención de extremo oriente según la cual el apellido va delante del nombre de pila) es una adaptación de la novela Fingersmith (en castellano, Falsa identidad) de Sarah Waters. Es la segunda vez que veo una película de Park en pantalla grande. No he visto la que probablemente es su película más famosa, he visto en la pantalla pequeña su díptico sobre sus simpatías por la venganza, Mr y Lady, que me gustaron, y sí que vi su incursión en el cine occidental, que no me gustó demasiado. Lo que hacía que yo fuese a ver la película que hoy nos ocupa con cierta reluctancia.

20140918-_9180144.jpg

No hemos visitado Corea todavía, la del sur, que la del norte es complicado. Pero Japón sí, y servirá de ilustración de la película de hoy.

Tras la película, al conocer que la novela había sido sujeto de una adaptación británica en televisión, bastante bien valorada, decidí ver esta antes de hacer el comentario de la película. Y si merecía la pena, hacer una valoración conjunta. Me llamó la atención que en cierto blog cinéfilo que sigo de vez en cuando se publicaran dos opiniones sobre la película que, en cierta medida eran contradictorias; una muy positiva y la otra,… no tanto. La primera no menciona la adaptación británica para televisión, la segunda sí, en términos muy elogiosos.

Vamos a la historia. Un estafador, Conde Fujiwara/Richard “Gentleman” Rivers (Ha Jung-woo/Rupert Evans) propone a un matrona de los bajos fondos que se dedica a criar niños abandonados para formas su tropa de rateros y carteristas (“fingersmiths” en inglés), Sasaki/Sucksby (Kim Hae-suk/Imelda Staunton) un asunto que les proporcionará mucho dinero. Enviarán a una de sus mejores carteristas, Sook-hee/Susan Trinder (Kim Tae-ri/Sally Hawkins) como doncella de una noble, Hideko/Maud Lilly (Kim Min-hee/Elaine Cassidy). Ganándose su confianza, permitirá que sea seducida por el truhán que se casará con ella para despojarla de todo su dinero. Pero habrá que burlar al tío de la joven, que la mantiene encerrada. Kouzuki/Christopher Lilly (Jo Jin-woong/Charles Dance) es un bibliófilo con unos peculiares gustos, no aptos para todos los públicos.

20140918-_9180285.jpg

No he dicho que la versión británica siendo fiel a la novela de 2002, está ambientada en la Inglaterra victoriana, los truhanes pululan por Londres mientras que los Lilly habitan en una mansión en el campo. La versión coreana, sin embargo, se ambienta en la década de los años 30 en Corea, durante el periodo en que era una colonia japonesa. Los truhanes, coreanos, viven en alguna ciudad no especificada. Los nobles, en parte de ascendencia nipona en parte coreana pero niponizados, viven en una mansión alejada de la civilización. La versión coreana es bilingüe, con diálogos tanto en coreano como en japonés. El día que la vimos, no había sesiones dobladas programadas, sólo versiones originales. Un código de colores asistía al espectador no acostumbrado al sonido de los idiomas en el momento de distinguir si hablan en japonés o en coreano. Lo cual tiene su importancia.

La versión británica es la típica producción de época de la BBC, correctamente realizada en lo técnico, probablemente filmada con película de 16 mm (no consta en los datos en IMDb), como muchas producciones similares, con una muy buena ambientación, pero que descarga su atractivo en la potencia de la historia, que es bastante en este caso, y en la buena labor de los siempre competentes intérpretes británicos. Ambas protagonistas están excelentes, tanto Cassidy como Hawkins, y hay que hacer mención especial al trabajo de Imelda Staunton. Como anécdotas, papel antipático para “Tywin Lannister”, y breve y “loco” papel para una irreconocible “Lady Mary Crawley”, muy lejos todavía de la fama que le dio un famoso culebrón. Entiendo que es una versión que permanece fiel a la novela original de Waters.

20140918-_9180295.jpg

La versión coreana juega a ser un “peliculón”. Drama que despliega todo tipo de pasiones y amoríos, realizado con una ambientación lujosa, rodado en este caso con las más novedosas técnicas de cine digital con una cuidada postproducción. A pesar de su localización en el extremo oriente en los años 30 del siglo XX, no deja de tener ese ambiente gótico tan propio de ciertas novelas británicas del siglo XIX, y que también han dado lugar a una diversidad de peliculones.

Pero ambas producciones, cuyo argumento discurre en paralelo, y con sorprendentes similitudes, hasta cierto punto, en un momento dado divergen. Y dan lugar a dos historias que, sobre la misma base, son distintas. Trasladan distinto mensaje y distintos valores. Por supuesto, es notable la relación entre las dos chicas protagonistas, la noble y la ratera convertida en doncella. También es mucho más intenso el contenido erótico de la versión coreana, mucho más explícita en las escenas de cama. Y mientras que la británica mantiene su tono de película heredera de los “Oliver Twist“, de infancia atormentada en la pobreza, y similares, la coreana tiende más a “les diaboliques“, y quiero dejar claro que lo he escrito en francés para obviar la totalmente prescindible versión yanqui. Ambas tienen un punto de reivindicación feminista, aunque más acusado por los triples giros en la trama que introduce la película coreana. La serie británica sin embargo es más profunda en la exploración social y en la confianza, o las traiciones a la confianza mutua, de las dos protagonistas principales, como tema principal.

20140918-_9180366.jpg

¿Cuál de las dos versiones es mejor? Pues según y cuando. Son para verlas de forma distinta. Ambas son muy apreciables. Yo disfruté bastante con la película, a pesar de mis prejuicios iniciales hacia el director. No carece de humor y de ironía, aunque es cierto que en determinados se recrea y enlentece la trama, mientras que otras situaciones las resuelve someramente y con poco detalle. La diferencia en el tratamiento que hacen ambas producciones sobre el paso por una institución en régimen cerrado de uno de los personajes es muy notable. A pesar de todo, la película se acerca a las dos horas y media de duración. La serie, con no mucho más tiempo disponible, media hora más en total, consigue marcar un ritmo más uniforme y firme, repartiendo mejor la importancia de cada una de las tres partes de la historia. Bien es cierto que la tercera ellas cambia mucho entre ambas producciones. Yo recomiendo las dos. Más profunda la serie de televisión, más espectacular la de pantalla grande. A la cual doy la valoración pertinente.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

20140918-_9180168.jpg

large-1481018535

[Foto/cine] Canales de youtube de cine y fotografía, macrofotografía por encima del 1:1 y cámaras clásicas que necesitan una revisión – Fotografía y otras artes visuales

Cine, Fotografía

En estos días festivos, he reunido una miscelánea de temas sobre los que hablar. Pero como tienen relación con la fotografía y el cine, han ido a parar a mis páginas específicas, especialmente por la parte de comentario técnico que tienen. Pero además del enlace al mismo, para quienes esté interesado, os dejo aquí un vídeo sobre el tema de la película 2001: A Space Odyssey, que para muchos sigue sin ser entendida pese a ser una de las maravillas conceptuales y visuales del séptimos arte, gracias al trabajo de José F. Ortuño.

Y por supuesto, algunas de las fotografías, muy diversas que aparecen en el artículo. Macro, problemas con una cámara para película tradicional de formato medio, y ningún problema con las fiables Leicas.

Origen: Miscelánea: Canales de youtube de cine y fotografía, macrofotografía por encima del 1:1 y cámaras clásicas que necesitan una revisión – Fotografía y otras artes visuales.

20070528-273-buquinista-paris

[Libro] D’après une histoire vraie

Literatura

Leo hace una semanas que Roman Polanski está adaptando al cine una novela de la escritora Delphine de Vigan. Escritora de la que eventualmente me he encontrado por ahí algunas referencias, pero que no había tenido ocasión de leer todavía. Encima nos contaba la noticia, cuya referencia he perdido y no puedo enlazar, que la película tendrá guion de Oliver Assayas y estará protagonizada por Emmanuelle Seigner y Eva Green… Ya se me están poniendo los dientes largos. Ni idea de cuándo puede llegar a nuestras pantallas. ¿2017? ¿2018? El caso es que con esto en la cabeza, me puse a mirar en mi tienda habitual de libros electrónicos… y acabé comprándome el libro original que inspira el filme. Vamos a ir en el orden correcto y leamos el libro antes de ver la película. En idioma original, en este caso, en francés.

20070528-270 - Arco del Triunfo París.jpg

Por segundo día consecutivo, nos vamos a París, fotográficamente hablando. Y en este caso también literariamente, ya que la novela transcurre en su mayor parte en la capital francesa. Aunque con pasajes importantes fuera de ella. Si ayer era copias fotográficas de 1996, hace 20 años, hoy son diapositivas de hace 15 años, de agosto de 2001.

“D’après une histoire vraie” es la expresión en francés equivalente a la frase española que aparece en algunas películas que nos advierte que está “basada en hechos reales”. La protagonista de la novela es la propia Delphine, a la que encontramos en la resaca de su novela anterior, “Rien ne s’oppose à la nuit”, que tengo en reserva, aunque en esta ocasión traducida al castellano (“Nada se opone a la noche”). Esta novela, que se encuentra promocionando, tiene un carácter autobiográfico. En una firma de libros se encuentra con una admiradora, L., que es también escritora, pero trabaja como “negra”. Es decir, escribe libros para que luego los firmen otras personas. Estilo “ana rosa”. Entre las dos mujeres nace una amistad. Pero al mismo tiempo comienzan a llegar unos anónimos a Delphine, de carácter agrio, por haber expuesto a su familia a la opinión pública. Poco a poco, la escritora entrará en un período de parálisis creativa que se irá agravando poco a poco, volviéndose dependiente de L. para todo. Al mismo tiempo, habiendo confesado a esta última que quiere escribir una historia de absoluta ficción en su siguiente novela, L. intenta convencerla de que se equivoca. Que lo que su público le pide es que hable de la realidad. Pero no esto no favorecerá la recuperación de Delphine.

20070528-211 - Notre Dame París.jpg

La novela tiene dos vertientes. Por un lado está la historia de la amistad entre las dos mujeres que poco a poco va tomando carácter de historia de intriga y suspense. L. va adueñándose de la vida de la incapacitada Delphine poco a poco hasta unos niveles angustiosos, que al final tiene un final bastante dramático. Pero por otro lado toda la novela es una reflexión sobre la naturaleza de la narración. Ficción o realidad. Qué es mejor. Qué pide el público moderno. Y por otro lado, la narración, que adopta un tono autobiográfico, la escritora habla al parecer de sí misma, de sus vivencias. Pero, ¿son vivencias reales o simplemente se ha puesto a sí misma como un personaje de ficción más? Ya dije hace unos días cuando hablé de cierta película argentina que esta cuestión se me ha presentado en estos días en más de una ocasión.

20070528-254 - Place Tertre París.jpg

El tema de la novela es ciertamente interesante. No es una novedad, pero sí que está bien llevado. Es cierto que la novela se estira un poco en exceso. O más bien, de los tres actos en que está dividida, el segundo, el que narra la incapacidad de Delphine para escribir y para gestionar su vida, me resulta en exceso moroso y en algún caso hasta repetitivo. La naturaleza del problema queda clara muy pronto, y desde mi punto de vista, la extensión de la narración en este punto aporta poco. Y yo soy partidario de cierta economía de medios en la narración, virtud que últimamente cultivan pocos escritores. En cualquier caso, los otros dos actos, y especialmente el tercero, tienen un tono bastante bueno, y al final nos deja un sabor de boca lo suficientemente bueno para decir que es una novela recomendable. Que incluso mejora conforme pasan los días y la repasas en el recuerdo. Por supuesto, ya que hablan de ella constantemente, ganas tengo de leer su novela anterior. Pero dejaré pasar un tiempo.

Me queda una tremenda duda… quien hará de L. en la película, ¿Seigner o Green? Porque considero a ambas muy capaces de encarnar a esta inquietante mujer…

20070528-241 - Montmartre París.jpg

large-1480845109

[Fotografía]Recomendaciones semanales – del 27 de noviembre al 4 de diciembre de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Entramos en el mes de diciembre. Mes de fiestas, mes de recapitulación de lo que ha sido un año, mes de.. . nostalgias, muchas veces asociadas al sentimiento de pérdida. Pero siempre se pueden recuperar recuerdos alegres. Como he hecho yo en este domingo. De momento, el tablero en Pinterest con mis fotografías seleccionadas esta semana.

Y después, el enlace a mis recomendaciones fotográficas de esta semana. Pero para quienes no esté interesado, os dejo unas cuantas copias fotográficas digitalizadas ayer mismo de un viaje a París, ahora hace exactamente 20 años… Puedo fechar con precisión las de Eurodisney… un sábado 7 de diciembre de 1996. Parece que fue ayer, pero han pasado tantas cosas desde entonces…

Origen: Recomendaciones semanales – del 27 de noviembre al 4 de diciembre de 2016 – Fotografía y otras artes visuales.

tumblr_ohf2z2ixkl1r5mrsgo1_1280

[Televisión] Cosas de series; superhéroes afros y policias británicos paranoicos

Televisión

En realidad, en estos momentos tengo bastante cosas que comentar en él ámbito televisivo. Han ido llegando y pasando distintas novedades, y se me han ido acumulando. Indudablemente, se nota que colé a las chicas Gilmore el lunes en exclusiva. Bueno, pues voy un par de series que me he merendado en Netflix recientemente.

Hace tiempo que opino que en los Estados Unidos, el tema de la convivencia racial está muy muy muy lejos de estar resuelto. Y que en ocasiones dan pasos que parecen más encaminados hacia una segregación étnica que hacia una convivencia natural. En estas semanas atrás he tenido oportunidad de ver la primera entrega del tercer “superhéroe” Marvel que aterriza en Netflix. Se trata de Luke Cage, que ya fue un secundario destacado en la primera temporada de Jessica Jones. Y parece como si fuera la cuota para la comunidad afroamericana de Estados Unidos. Situada la acción en Harlem, apenas hay un par de personajes de origen europeo en la serie. Y por lo que se ve el equipo de producción está formando también por personas con ascendencia africana. Lo dicho… productos por cuotas. Cuotas que luego se exigen también en otros entornos, a veces con razón, a veces de forma un poco chorra. Soy de las personas que opinan que cuando existen situaciones de desigualdades manifiestas, están justificadas las discriminaciones positivas hasta que la situación se corrija. Los grupos de poder pocas veces están dispuestos a cederlo porque sí, por buenos y simpáticos. Pero una cosa es discriminar positivamente en las oportunidades, para equilibrar, y otra cosa es separar y segregar en campos distintos, supuestamente iguales. Porque ese “supuestamente” pocas veces me lo voy a creer.

tumblr_ohkymyrCFU1r5mrsgo1_1280.jpg

Como en otras entradas televisivias, miscelánea de fotos procedentes de mi fotoblog de viajes (enlaces al final); como los canales de Leiden, Países Bajos, en el encabezado, o el Rin al atravesar Colonia, Alemania.

En cualquier caso, a lo que vamos, la serie. Cortada por el mismo patrón de las anteriores producciones de Marvel para la cadena de vídeo bajo demanda, se aleja del estilo de los superhéroes cinematográficos… afortunadamente. Sin embargo, mientras que las series de los dos personajes protagonistas previos aportaron novedades y un aire fresco al género, en este caso se limita a seguir la corriente. La serie es entretenida, pero previsible, excesivamente previsible. Y hay otro problema también. La calidad del héroe en la ficción está habitualmente relacionada con la del villano. Cuando hay un villano de alto nivel, cosa que sucedía en las primeras temporadas de Dare Devil y Jessica Jones, la serie también sale muy beneficiada. Sin embargo, los villanos en esta ocasión, siendo razonablemente adecuados, no tienen el nivel de “carisma” de los anteriores. Entretenida, bastante; entusiasmante, poco.

tumblr_ohf36hCZxS1r5mrsgo1_1280.jpg

Las casas típicas de la Petite Venice en la alsaciana ciudad de Colmar en Francia.

En un tono menos notorio, se puede ver también en la cadena de vídeo bajo demanda la serie policiaca Paranoid. No es precisamente el mejor ejemplo de policiaca británica. Y menos teniendo reciente The Fall. Las principales novedades radican en una serie de puntos. Los protagonistas de la serie, los policías, están bastante perjudicados. Todos arrastran complejos o problemas vitales que irremediablemente les afectan en el trabajo. De hecho, son todos bastante petardos por uno u otro motivo. Con alguna excepción. La excepción está en que no sólo salen protagonistas británicos, sino que comparte la acción con policías alemanes, en Duseldorf, donde hay algún personaje femenino que podría dar bastante de sí como protagonista. Y por otra parte, las cosas no pasan en una gran ciudad. Se trata de un grupo policial de una zona rural, y a pesar de ello tienen que lidiar con un caso de gran complejidad. Ya digo, a nivel internacional. Tiene un reparto de buen nivel. Sin embargo, sólo destaca a veces. Otras veces, la naturaleza de sus personajes la hace un poquito rollo… pero bueno se deja ver si no hay algo más interesante en ese momento.

Dentro de unos días, distopías brasileras y zombis de buen ver.

tumblr_ohkyurR6xr1r5mrsgo1_1280.jpg

O un dinosaurio de madera en el centro de Budapest, Hungría.

2007, Uncastillo, Aragón (España).

carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

[Cine] El ciudadano ilustre (2016)

Cine

El ciudadano ilustre (2016; 612016-2411)

Película argentina, dirigida al parecer a dos manos por Gastón Duprat y Mariano Cohn de quienes no soy consciente de haber visto ningún filme anterior. A priori, el tema no nos atrajo demasiado, pero una dosis de lectura de buenas críticas más otra dosis de boca-oreja recomendando la película nos hizo ir a verla. Hace ya más de una semana. Últimamente me retraso mucho en comentar el cine. Cosa que igual se apaña por el hecho de que esta semana pasada no hemos visto nada nuevo… a ver como se presentan los estrenos de mañana.

tumblr_ogjjlsaywe1r5mrsgo1_1280

Hoy traigo lugares de mi región… una de esas donde abundan los de “no hay nada mejor como mi tierra”; lugares que pueden ser bellos… pero que no identificaré en esta ocasión porque también podrían convertirse en pesadillas provincianas como las de la película. Nos guste o no.

El caso es que el largometraje comienza presenciando como un escritor argentino Daniel Mantovani (Oscar Martínez) aguarda en la antesala del gran salón del ayuntamiento de Estocolmo a que el rey de Suecia le entregue el premio Nobel. Cosa que hará. En su respuesta nos mostrará el escritor que no carece de desparpajo e insolencia, iconoclasta con matices de desprecio y condescendencia. No parece un tipo simpático. A continuación, nos lo encontramos unos años después en su casa de Barcelona. Vive fuera de su país, que abandonó en su juventud. Su origen está en un pequeño pueblo del que salió pitando y nunca volvió. Aunque se convirtió en el escenario de todas sus novelas. ¿Un Macondo argentino? En estas está, poco satisfecho de sí mismo, despreciando invitaciones y homenajes por todo el mundo, cuando le llega una curiosa invitación de su pueblo, Salas, para nombrarle ciudadano ilustre. Y allí encontrará con el que fue su mejor amigo, Antonio (Dady Brieva), la que fue su novia, Irene (Andrea Frigerio), una crítica, decidida y misteriosa joven, Julia (Belén Chavanne), el alcalde, el fascista, la secretaria de cultura, el tonto del pueblo, un simpático conserje de hotel, el novio de alguien… Y lo que parecía una estancia tranquila y nostálgica, se convertirá una complicación de carácter notable.

tumblr_og2sh1yl9w1r5mrsgo2_r1_1280

Con un ritmo tranquilo, sin prisas pero sin pausas, se irá desvelando ante nosotros la esencia de la relación entre el escritor y ese pueblo, que nos puede parecer exótico, a ratos demencial, pero que es un compendio de todas las “virtudes” provincianas y miopes que suelen exhibir todos aquellos que van proclamando por la vida que son del “mejor pueblo del mundo”, o ciudad, o región, o país, o barrio,… cúmulos de tópicos que no esconden más que la limitación de metas y miras de buena parte de la humanidad. Tremendo varapalo a los localismos conservadores, intransigente, catetos, de casticismo rancio. Al mismo tiempo que lo hace con un personaje protagonista que muy difícilmente puede atraer las simpatías del respetable, porque no carece de defectos. Junto a estas reflexiones, una reflexión final sobre lo que es verdad o lo que es mentira, sobre lo que es real o lo que es ficción, sobre el hecho de construir una narración basada en nuestras vivencias frente al hecho de que relate o no nuestras auténticas vivencias. Es curioso que simultáneamente haya estado leyendo una novela francesa sobre este último tema también.

tumblr_og7mkztwtg1r5mrsgo1_1280

La gran virtud del largometraje es que sus intérpretes, todos ellos, están a gran altura. El protagonista lo está. Pero hay momentos en los que los secundarios que le dan la réplica lo están todavía más. Y con una realización tranquila, sobria, pero cuidada, los directores saben dejarles hablar, saben dejarles contar una historia bien urdida y tejida.

Película más que recomendable. Especialmente, para quienes quieran hacer un poco de acto de contrición, y reconocer los pecados que cometemos cuando nos volvemos localistas y provincianos. No son pocos los defectos de los que te ríes en la película que vivimos en el día a día de nuestras comunidades.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

tumblr_ofm67toyal1r5mrsgo1_1280

large-1480530891

[Fotos] A16S – Respaldo “superslides” para Hasselblad V y un paseo de domingo por la mañana – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Paseo fotográfico con la Hasselblad y película en blanco y negro tradicional este domingo pasado bajo la lluvia. Los detalles técnicos en el enlace a continuación. Para quien no le interesen, simplemente las fotos.

Origen: A16S – Respaldo “superslides” para Hasselblad V y un paseo de domingo por la mañana – Fotografía y otras artes visuales.

20161111-imgp2413

[Libros] Saga volumen 6 y Paper Girls 1-4

Literatura

En tanto en cuanto consigo terminar una novela en francés en la que me metí hace unas semanas y cuyo segundo acto se me ha atragantado un poco, ahora ya voy en el tercero y parece que voy camino de finalizara, voy trayendo cada semana algunas otras lecturas que pueden ser interesantes.

20161111-imgp2399

Para ilustrar una entrada “futurista” algunas de las obras arquitectónicas o de ingeniería más “futuristas” de la ciudad de Zaragoza, las que podemos encontrar en el entorno de la Expo, la que fue exposición internacional de 2008.

En esta ocasión nos vamos a las historietas que tienen a Brian K. Vaughan como guionista, como escritor. Y empezamos con la última entrega que ha sido traducida al castellano y publicada en España de Saga, la epopeya espacial que sigue las aventuras de dos soldados de dos ejércitos enfrentados, que se enamoran contra todo pronóstico, tienen una hija y comienza una odisea a través de la galaxia que nos lleva a vivir una serie de aventuras absolutamente apasionantes. Las virtudes de esta “space opera” con los textos de Vaughn y los estupendos dibujos de Fiona Staples ya las he comentado al menos en dos ocasiones. Cuando me puse al día leyendo los primeros cuatro volúmenes, y cuando hace un año apareció el quinto. Desde luego, el efecto que produce no puede ser equiparable al que supuso cuando me “merendé” de un tirón los primeros cuatro volúmenes, auténtica revelación ante esta aventura para adultos que no renuncia a la fantasía, a los sentimientos, a la aventura e incluso a la crítica social y política. El principal problemas con esta serie es la espera impaciente a que salga cada otoño el siguiente volumen de la “saga”.

20161111-imgp2419

Pero hace un mes aproximadamente, en mi visita mensual a la Placica Vintage en la calle de las Armas de Zaragoza, entré en una de las librerías del entorno y me encontré con los tres primeros cuadernos de una nueva aventura firmada por Vaugh. En esta ocasión con Cliff Chiang como dibujante. Se trata de Paper Girls, y tiene un tono más juvenil. De hecho, parece formar parte de la tendencia a recuperar la moda ochentera de historias de aventuras con pandillas juveniles como protagonistas. Igual que Strange Things fue un éxito reciente en televisión, aquí recuperamos a una pandilla, de chicas, que se ganan unos dólares madrugando cada mañana para repartir el periódico en las urbanizaciones en las que viven. Algo muy americano. Las cuatro chicas protagonistas se van a enfrentar a una extraña invasión de seres que parecen proceder o bien de otros mundos, quizá de otros tiempos… Viaje en el tiempo, paradojas, y muchas aventuras. En lugar de ser publicada en álbumes anuales recopilando todas las historietas que constituyen un arco argumental, como en el caso de Saga, Planeta Cómic, la misma editorial, ha optado por el cuadernillo grapado de aparición mensual. Que te meriendas en un ratito. Lo cierto es que son muy divertidos y supone casi el placer de recuperar la diversión infantil o juvenil de leerte el tebeo del mes, pero con una aventura de calidad. Yo me lo paso pipa. Aunque como digo está menos orientada al público adulto que la anterior. Pero quien soy yo para actuar bajo estúpidos prejuicios.

20161111-imgp2428

20030815-le-bugue-ix-1

[Televisión] Cosas de series; las cuatro palabras y el punto final a las chicas Gilmore ¿o no?

Televisión

En el mes de junio, si no recuerdo mal, aparecía como disponible en el catálogo de Netflix las siete temporadas de Gilmore Girls, una de las comedias familiares más apreciadas de la primera década del siglo XXI. Para ese momento ya se había confirmado que se estaba preparando un cierre en diferido para esta serie, que sin ser de las más vistas en la televisión mundial, había adquirido una popularidad notable por contener determinados valores que la hacen apreciable. Este “revival” de los habitantes de Stars Hollow, el pueblo ficticio de Connecticut donde transcurre principalmente la serie, iba a ser estrenado en el fin de semana de Acción de Gracias por la cadena de emisión de contenidos televisivos bajo demanda. Momento ideal para realizar maratones y ver los anunciados cuatro nuevos episodios de entre una hora y media y una hora y tres cuartos de duración.

Pero hagamos un repaso a lo que fueron las chicas Gilmore, aunque ya he hablado de ella en los últimos meses, ya que dediqué el verano a volver a ver esta serie de la que conservaba y conservo muy buenos recuerdos. Aunque algunos asociados a momentos tristes. Los primeros se corresponden a algunos de los primeros capítulos que se emitieron en España. En aquella época, la primavera del año 2003, en la familia la vida la llevábamos muy atribulada. Fue el año que falleció mi madre. Y mi padre, esa primavera, también pasó quirófano. El caso es que yo tan apenas veía la televisión en casa; alguna película de vez en cuando y poco más. Pero cuando eventualmente pasaba algún rato largo en casa de mis padres, haciéndoles compañía o por el motivo que fuera, recuerdo que de vez en cuando aparecían en pantalla estas chicas de diálogos vertiginosos, amoríos inestables y situaciones estrambóticas o delirantes en ocasiones.

20030818-Le Bugue Ix (16).jpg

Uno de los protagonistas principales de “Gilmore Girls” es Star Hollow, un cuco pueblecito de Connecticut. Como no tengo fotos de pueblecitos cucos norteamericanos, menos de Connecticut, Connecticut, tramperos de Connecticut, os dejo la de un pueblecito cuco francés, Le Bugue, a orillas del Vézère en el Perigord.

He contado todo esto para que se entienda cómo una serie que normalmente debería haber pasado desapercibida, nunca he formado parte de su público objetivo, acabó formando parte del recuerdo emocional de mi vida. Conforme la situación familiar se fue estabilizando y mis hábitos de consumo televisivo fueron variando, empecé a mostrar interés por esta serie. En aquellos momentos en Estados Unidos iban ya por la cuarta o la quinta temporada. Así que recupere la serie desde el principio, fue la primera que vi integramente en versión original, y ya la acompañé hasta su final en 2007. Sus valores principales estaban en una sabia mezcla de 2 partes de comedia, 1 parte de drama, 1 parte de absurdo, aderezado todo ello con las dosis adecuadas de romance, de acuerdo a la cadena que la emitía en su país de origen. Guiones muy buenos, diálogos vertiginosos, muy ingeniosos, repletos de referencias populares, y juegos de palabras cuyo sentido se perdía en muchas ocasiones en el doblaje al castellano. Motivo por el que preferí la versión original, lo cual acabó siendo la norma para todo tipo de ficción televisiva. La producción era muy estándar, abundancia de diálogos rodados en una más o menos clásica alternancia de planos y contraplanos de los dialogantes. Nada complejo cinematográficamente hablando. Pero como digo, la gracia estaba en los maravillos diálogos. Y en los personajes. Ambas chicas Gilmore, Lorelai (Lauren Graham) y Rory (Alexis Bledel), se hacían querer de inmediato, especialmente la primera. Hasta tal punto que se hacían perdonar las limitaciones interpretativas del reparto, especialmente de la segunda. Claro que había que sumar una constelación de personajes secundarios que tenían momentos sublimes, especialmente al entrar en el surrealismo y en el absurdo de la ficticia sociedad civil de Stars Hollow.

Se ha hablado de los valores progresistas de la serie. El protagonismo de una mujer que siendo madre adolescente, cría a su hija ella sola, trabaja con aínco para pasar de trabajar de camarera en un hotel hasta montar y dirigir su propio establecimiento. La versión progresista del sueño americano. Que si la comparamos con el significado de “progresista” o “feminista” en Europa, se queda en una idealogía moderadamente conservadora y razonablemente tolerante.

20030815-Le Bugue Ix (6).jpg

La serie comenzó discretamente su andadadura, para ir captando poco a poco la atención del respetable, hasta alcanzar su legión de incondicionales. Cada temporada de entre 20 y 22 episodios de 45 minutos, si no recuerdo mal, comprendía un año en la vida de las Gilmore. Desde el comienzo de curso de Rory hasta la llegada del verano. En total fueron siete temporadas, desde que Rory comienza su segundo año de instituto (de los cuatro que tiene el equivalente al bachiller en Estatos Unidos) hasta que termina su cuarto y último año de universidad y tiene que salir al mundo. Por supuesto, a partir de determinado momento, cuarta o quinta temporada, la serie empezó a mostrar señales de desgaste. Y el productor ejecutivo (“showrunner”) principal de la séptima temporada no fue su creadora, Amy Sherman-Palladino, que además manifestó su disconformidad con el cierre de la serie. Sinceramente, yo siempre lo consideré muy apropiado. No eché en falta nada. Nada se cerraba definitivamente en las vidas de las Gilmore, la vida seguía. Pero con unas etapas, marcadas por la adolescencia y primera juventud de Rory, terminadas. En cualquier caso, se generó un nuevo mito. Las “cuatro palabras” que Sherman-Palladino dijo que había pensado para que terminara la serie, y que al no estar al cargo de la misma en su cierre, no se pronunciaron.

Nueve años más tarde… Qué coincidencia. Cuando se cierra la serie, el trabajo que va a tener la Rory Gilmore recién graduada es seguir la campaña de cara a nominación a la presidencia de los Estados Unidos de un joven senador por Illinois, un tal Barack Obama. El regreso de las Gilmore a la pequeña pantalla coincide con el final del segundo y último mandato de Obama en la casa blanca. Nueve años más tarde han regresado en una temporada especial, Gilmore Girls: A Year in the Life. Nada especial… ¿no? Todas las temporadas fueron un año en la vida de las protagonistas. Pero nos encontramos con que han pasado casi 10 años. Lorelai lleva ese tiempo conviviendo con Luke Danes (Scott Patterson), aunque no se han casado, y Rory se ha convertido en una reportera que ha alcanzado algún éxito puntual, pero no tiene una estabilidad en su carrera. Esencialmente, este revivir de la historia de las Gilmore no es otra cosa que mostrar al público el planteamiento, desarrollo y desenlace de un momento de crisis en la vida de estas chicas. También en paralelo se plantea la crisis de la “tercera” de las chicas Gilmore, la madre y abuela Emily (Kelly Bishop), marcada por su reciente viudedad. Obligada porque el actor que interpretaba al padre y abuelo murió en la vida real.

20030815-Le Bugue Ix (10).jpg

No voy a entrar mucho en el argumento, que ha he esbozado “grosso modo” en el párrafo anterior. Para ver esta “nueva temporada”, organizamos un grupo de amigos un “maratón” televisivo. Veríamos los cuatro episodios de que se compone en dos noches seguidas. En dos casas distintas, y encargando para cenar comida a domicilio, al más puro estilo Gilmore. Italiana el viernes, japonesa el sábado. Ha sido muy divertido, y ha dado lugar a divertidas discusiones. Puntos en común en las opiniones, que yo comparto,… La historia que nos cuenta se podría haber contado en un único largometraje de 90 a 120 minutos de duración. Dentro de ese tradicional esquema de desarrollo de la ficción, planteamiento o presentación, nudo o desarrollo y desenlace, dedican dos episodios, 180 minutos al planteamiento, totalmente excesivo y condicionado a realizar constantes guiños a la legión de incondicionales que esperan ver a los personajes de siempre en situaciones similares.  Sin embargo, los guiños y las referencias a la cultura popular están metidos con calzador en muchas ocasiones, no fluyen con la naturalidad con la que lo hacían en la serie original.

El nudo de la historia está en el tercer episodio, que a mí me parece el más entretenido. Y en el que además Sherman-Palladino se permite homenajear a otra de sus series, fracasada en este caso, ya que dos de las tres protagonistas de Bunheads, que tenía un tono muy similar, tienen papeles en esta historia, Sutton Foster, cantando y bailando, en el demencial musical que se inventan para la ocasión, y Julia Goldani Telles, en un breve papel de joven empresaria de la información. Ambas actúan como espejos en los que se miran y se confrontan las dos protagonistas. Con más o menos éxito. La tercera protagonista de Bunheads, Kelly Bishop, lo es también de la serie que nos ocupa.

20030817-Le Bugue Ix (12)-Editar.jpg

Y llegamos al final… todo está dispuesto para un desenlace en el que todo lleve a que alguien pronuncia las famosas cuatro palabras que Sherman-Palladino tenía pensadas de siempre. En este final, se demuestra lo que yo decía. La serie va de progresista pero en realidad promueve una serie de valores familiares y sociales moderadamente conservadores. Y de alguna forma me resulta insatisfactorio. Alrededor del concepto “ciclo de la vida”, algo parecido a aquello que decía los cylones en Galactica, “todo esto ha pasado antes y volverá a pasar de nuevo”, resituamos a todos los personajes en una nueva posición. En la que de alguna forma ocupan cada uno en su generación la que ocupaban los de la generación anterior en la serie original. Lo que pasa es que para mí me deja una sensación. La gran historia de Lorelai Gilmore ya fue contada. Durante siete años y hasta hace nueve años. Y Rory Gilmore ha fallado en ser protagonista de su propia historia… ha sido siempre un apéndice de la de su madre. No voy a entrar en cuales han sido las cuatro últimas palabras. Evidentemente, están a tono con ese tono de ciclo eterno de la vida que se propone en este capítulo. Pero no tienen, ni de lejos el mismo sentido que tuvieron cuando fueran pronunciadas en algún momento en el pasado de Lorelai Gilmore. Y si en aquel momento supusieron el principio de una aventura de crecimiento personal, en esta ocasión y con las edades y circunstancias de las protagonistas, dejan a Rory Gilmore un poco como una mema.

20030819-Le Bugue Ix (26).jpg

Probablemente el ciclo se considere ya cerrado. El final importa poco, el viaje ha sido divertido. Y con los defectos que tiene esta “nueva temporada” de las Gilmore, ha contribuido, a veces mucho, a la diversión. Pero evidentemente, el negocio es el negocio. La carrera de Alexis Bledel no es excesivamente brillante. Lauren Graham quizá ya haya pasado sus mejores momentos de su carrera. ¿Habrá lugar a que si el mercado lo permite construyan una nueva historia a partir de esas cuatro últimas palabras? Yo espero que no. De verdad.

PS: De los trabajos de los estrafalarios secundarios que pueblan el universo de las Gilmore, en este “año en la vida” de las chicas destacar a dos. Siempre el de Kirk (Sean Gunn), probablemente el más dadá y divertido de todos los vecinos de Stars Hollow. Y como novedad el doble papel de la actriz que interpreta a Gipsy (Rose Abdoo), con un nuevo personaje desconocido en el universo Gilmore, aunque resume a varias decenas de “ellas”, y que nos proporciona estupendos momentos de diversión.

20030817-Le Bugue Ix (13).jpg

large-1480268309

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 20 al 27 de noviembre de 2016 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Una semana más, en esta ocasión en domingo por la tarde, que por la mañana hemos estado haciendo fotos por una semilluviosa Zaragoza, mis recomendaciones fotográficas semanales. Precedidas como de costumbre desde hace un tiempo por el tablero de Pinterest de la semana.

Y ahora ya sí el enlace a las recomendaciones fotográficas, junto con algunas fotografías resultado de pasear por la ciudad siempre con alguna cámara. En esta ocasión la sencilla y barata Pentax K-S1 con un soviético Helios 44-2 58 mm f/2.

Origen: Recomendaciones semanales – del 20 al 27 de noviembre de 2016 – Fotografía y otras artes visuales.

20150622-_2240834

[Cine] Arrival (2016)

Cine

Arrival (2016; 602016-1811)

La expectación sobre esta película creció en mí muy progresivamente. El que hace unos meses la compararan con la adaptación de cierta novela de Carl Sagan no me daba muy buena espina. Sagan es un referente para mí en muchos aspectos, y una persona a quien admiro, incluso cuando ya no está entre los vivos desde hace dos décadas. También tenía sus debilidades,… pero eso lo hace más simpático. El caso es que la literatura de ficción no creo que fuera su fuerte. Y lo que hicieron con su novela… tampoco me convenció nada. Así que las primeras sensaciones sobre esta película de hoy, fueron de “saganiano” escepticismo.

Luego viene cuando te fijas un poco más en los créditos del filme. Con el personalísimo canadiense Denis Villeneuve al mando, y un reparto actoral bastante interesante… Amy Adams es una actriz en alza,… Jeremy Renner, cuando no se dedica a hacer tontadas para la Marvel es también un actor interesante,… A Forest Whitaker no lo vamos a descubrir ahora precisamente… Y ya el toque curioso. Villeneuve, sorprendentemente, va a dirigir la probablemente innecesaria secuela de Blade Runner,… así que qué mejor oportunidad para valorar su estilo haciendo películas de ciencia ficción que con otra película del género.

20150622-_6220760.jpg

El fiordo de Saguenay, Tadoussac y el estuario del  San Lorenzo, lugar que visité hace algo más de un año, no andan muy lejos de los lugares de rodaje de esta película,… así que hacia allí me voy fotográficamente.

“Grosso modo”, tras un preludio en el que se nos resume la maternidad con final trágico de la protagonista, la lingüista doctora Louise Banks (Amy Adams), la película nos cuenta cómo en un futuro muy próximo e indeterminado, una docena de gigantescas y peculiares naves alienígenas se “posan” sobre distintos puntos del planeta e inician un intento de comunicación con la especie humana. Reclutada por el Coronel Weber (Forest Whitaker), y junto con el científico Ian Donnelly (Jeremy Renner), Banks será la responsable de descifrar la lengua de los visitantes de otro mundo.

De antemano decir que la película me ha gustado mucho. Realmente. Y creo que los prejuicios hacia la ciencia ficción seria harán que no tenga una prometedora carrera en la temporada de premios, aunque lo merezca. En diversos apartados. Rodada en digital, pero sin abusar de la altísima resolución, un moderado 2,8K, para no matar el ambiente del filme con un exceso de nitidez, la película es de gran belleza visual, y se ve acompañada de una banda sonora sobria, pero enérgica cuando lo precisa. Teóricamente, la acción se sitúa al norte de las grandes llanuras de Estados Unidos, pero ha sido rodada en la provincia de Quebec en Canadá, con localizaciones de gran belleza, muy adecuadas al ambiente que se le da a la película.

20150622-_2240820.jpg

Pero además de las bondades de los aspectos técnicos, hemos de contar con que la película no está vacía. De hecho, aunque hay alguna escena de cierta acción, es una película de más corte filosófico que otra cosa, adaptación de un relato corto del escritor Ted Chiang, premiada en el momento de su publicación hace ya 18 años. Y que espero leer en un futuro próximo. Ya la tengo en mi lector de libros electrónicos. El tema principal es la comunicación. Las dificultades que surgen en la misma entre seres conscientes y con cierto nivel de inteligencia. Las que se producen entre distintas culturas. Las causadas por la división política, étnica, religiosa y social que entre la humanidad sobre la faz de la Tierra. También la necesidad de avanzar hacia una sociedad unida global, a ser posible basada en el diálogo y la mutua tolerancia. Y en gran medida, cómo el lenguaje que utilizamos es forjado por la cultura a la que pertenecemos, y al mismo tiempo ayuda a forjarla y a su evolución.

La historia tiene algún momento flojo, especialmente el momento del reclutamiento de la doctora Banks por el coronel Weber, que al suceder al principio del filme, nos hizo temer lo peor. No tiene ni pies ni revés. Pero en general es apasionante para el aficionado a la ciencia ficción. La materialización física de los alienígenas la podemos considerar un homenaje, o inspirada, por diversos textos de la ciencia ficción clásica. Y sobretodo, lo que resulta más interesante, al menos para mí, es el juego con el tiempo. Y con las paradojas temporales. No se plantea exactamente el viaje en el tiempo, pero sí un concepto de tiempo no lineal que, bien manejado, da para mucho. De todos modos, las paradojas son paradojas, no tienen resolución, y aquellos que pretendan darle vueltas y buscarle tres pies al gato… se están perdiendo la esencia de la película.

20150622-_2240862.jpg

En el ámbito de las interpretaciones, lo cierto es que todo el peso, y el mérito, es para Amy Adams, que como ya he dicho me parece un actriz al alza. Porque los personajes acompañantes son básicamente accesorios, con mayor participación de Renner, aunque paradójicamente no pase en realidad del estadio de “hombre florero”. Que se inviertan los roles tradicionales de los sexos de todas formas no deja de ser refrescante. El otro protagonista imprescindible son los alienígenas. Pero no son interpretados. Son creados y animados. Con sencillez, pero con elegancia y mérito. Sí, no son originales, pero tampoco creo que se haya buscado. Y en cualquier caso son funcionales a los efectos de la narración.

Globalmente, más de una semana después de haber visto la película, no ha perdido un ápice de valor en mi imaginación y en mi consideración. De hecho, esta última ha aumentado. Creo que es una producción muy recomendable, imprescindible para los amantes de la buena ciencia ficción. Y creo que quienes no estén por este género, deberían darle una oportunidad. Y nos deja cierta esperanza de que Villeneuve consiga hacer un producto digno de la que como digo me parece innecesaria secuela de Blade Runner.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

20150622-_2250149.jpg

large-1480067897

[Fotografía] Quedada “analógica” en El Gran Capitán y Cartuja de Aula Dei – En blanco y negro – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

El buen sabor que dejó el Encuentro “Analógico” entre socios de la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza (AFZ) y participantes en el grupo Fotógraf@s en Zaragoza (FeZ) hace unos meses hizo que con frecuencia comentáramos la posibilidad de repetir la experiencia. Y aquí están las fotos de la reciente quedada a los entornos del Gran Capitán en Montañana y la Cartuja de Aula Dei, próximos a la ciudad de Zaragoza. Os dejo con las fotografías en blanco y negro de Aula Dei. Cuando lleguen os mostraré el color del Gran Capitán. Y un enlace para quienes quieran conocer los detalles técnicos.

Origen: Quedada “analógica” en El Gran Capitán y Cartuja de Aula Dei – En blanco y negro – Fotografía y otras artes visuales

Guardar