[TV] Cosas de series: resucitados australianos y ligones japoneses

Televisión

Apanas a un día de que nos enfrentemos a la nueva entrega de nuestra space opera, con el fin de entonarme estos dedicado televisivamente a la saga competidora. Hay unos días se publicó una entrada en un blog con los que ellos consideraban los mejores 17 episodios autoconclusivos de toda la historia de la franquicia televisiva, todas las series y demás incluidas. No he sido nunca excesivamente aficionado al universo trekkie, en el que no me cabe duda que hay algún logro notable, pero también raciones considerable de caspa y algún que otro pestiño de nivel. Le tengo cariño a la serie original, algunos de cuyos capitulos vi de niño, en riguroso blanco y negro, imposible saber que los fallecidos iban vestidos de rojo. Pero cuando llegaron los largometrajes sobre la saga, especialmente los de las décadas de los ochenta y los 90, supusieron una profunda decepción. Tenían guiones propios de telefimes para la hora de la siesta, y era cutres con ganas. Con estos antecedentes, no tuve nunca níngún interés en seguir fiel a la franquicia, y aun ahora sigo sin poder orientarme entre las diversas series spin off que poblaron la televisión entre finales de los 80 y principios de la primera década del siglo XXI. Puesto que todo el material star trek está disponible en Netflix, existía la posibilidad de ir afrontarlo poco a poco,… pero no me veo con ganas. Así que usaré estas recomendaciones de los mejores episodios para ver lo que pueda ser más destacado. Ya os contaré cuando vea los 17… llevo siete, me faltan 10.

tumblr_oznprlQkLY1r5mrsgo1_1280

Como en otras ocasiones en las entradas televisivas, un repaso a lo que aparece en estos momentos en mis blogs viajeros (enlaces abajo); en el encabezado el Nachstmarkt de Viena, y sobre estas líneas el resturante Ledoyen en los Campos Elíseos de París.

Mientras me he visto una novedad en Netflix de serie japonesa. Como estas series, salvo las dedicadas a los adolescentes y alguna tontorrona suelen tener planteamientos muy originales, me apunté enseguida. Parece que el nombre original de la serie sería Itô Kun A to E [伊藤くん A to E], mezclando el japonés y el inglés. Aunque con frecuencia se puede ver con el título The many faces of Itô, que es como la promueva Netflix. En esencia, la cosa va de una guionista, todavía joven, que después de haber conseguido un gran éxito años atrás está buscando otro, para lo cual llama a mujeres que le hablen de sus relaciones con hombres. Se sorprende comprobar que cuatro de ellas hacen referencia a un tal Itô… que podría muy fácilmente ser el mismo hombre. Cuatro mujeres con caráctes muy diversos, para un solo Itô, muy camaleónico. Conoceremos pues en ocho capítulos las historias de estas mujeres, A B C y D,… y de una quinta, E, que aparecerá donde menos te lo esperas.  No voy a decir que sea la octava maravilla de la televisión, pero ocho episodios de menos de media hora se ven enseguida. Tiene su punto original, alguna interpretación notable, y una ramillete de actrices jóvenes japonesas muy monas. Qué más vas a pedir…

tumblr_p0m3y2trSz1r5mrsgo1_1280.jpg

La playa con hielos de Jökulsárlón en Islandia.

Y también nos ha llegado la segunda temporada de la australiana Glitch. Esta serie se apuntaba también en su momento a la moda de pequeñas poblaciones en las que misteriosamente resucitan un grupo más o menos amplio de gente. Su primera temporada estuvo entretenida, más orientada a los problemas de adaptación y a los conflictos que surgía entre y con los pocos “vivos” que eran conocedores del problema. En la segunda temporada, la serie ha seguido dos elementos argumentales, uno negativo desde mi punto de vista, y el positivo. El negativo es intentar dar una explicación más o menos estrambótica en el campo de la ciencia ficción que ha distraido de los mejores valores de la serie , aumentando el nivel de complicación del argumento de la serie, sin aportar gran cosa a cambio. El positivo es el surgimiento de unos antagonistas, a veces donde menos te lo esperas, y afectados por cambios interrelacionados con la situación, que junto con la constricción del perímetro en el que se pueden mover los resucitados lleva a una situación de tensión que ha de resolverse de alguna manera al final de la temporada. Y lo hace, más o menos bien. No ha estado al mismo nivel que la primera temporada esta producción australiana, pero no ha estado mal, y ha tenido momentos buenos. Por otra parte, sólo son seis episodios que se ven pronto…

tumblr_p05c6n52eR1r5mrsgo1_1280.jpg

Las terrazas de la Basílica Palladiana en Vicenza, Italia.

[Artesanía/fotos] Puertas abiertas en el Taller Escuela de Cerámica de Muel

Arte, Fotografía

El pasado 6 de diciembre fuimos el grupo de pirados de la fotografía fotoquímica con película tradicional a la jornada de puertas abiertas del Taller Escuela de Cerámica de Muel con la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza AFZ. Allí tuvimos libertad para fotografiar las instalaciones y el trabajo de los artesanos que dedicaban su día festivo a la divulgación de las actividades del taller escuela, y quien quiso pudo ponerse el delantal y ensuciarse las manos en el barro mientras accionaba el torno de modelado.

Los detalles técnicos fotográficos los podreís encontrar en el artículo “Kodak T-Max 400 a IE 800 en el Taller Escuela de Cerámica de Muel“. Para los demás, os dejo las fotos de la mañana.

Vestíbulo y sala de exposiciones:

El torno de modelado:

Esmaltado y decoración:

Actividades para los visitantes:

Algunos de los compañeros de excursión, dialogando u orgullosos con sus cámaras:

[Cine] The Killing of a Sacred Deer (2017)

Cine

The Killing of a Sacred Deer (2017; 492017-0512)

Que yo recuerde, sólo una película de Yorgos Lanthimos había visto previamente, y no hace mucho. Eso sí, fue un descubrimiento. Una mezcla de drama, intriga y humor bastante inclasificable, para una distopía con un carácter también relativamente inclasificable. Por lo tanto, su nueva presencia en la cartelera con una película que además había merecido todo tipo de comentarios previos por parte de la crítica, muchos de ellos alabadores, y con un reparto cuando menos llamativo, hacía obligatoria su visita en las salas de cine.

20110809-L1030265

No son ciervos, o no son todo ciervos, pero parecidos. Y no están en Cincinnati, sino el parque Skasen de Estocolmo. Tampoco tengo claro que sean sagrados. Pero valdrán para ilustrar la entrada cinematográfica de esta semana.

El matrimonio formado por los Murphy, Steven (Colin Farrell), cirujano cardiaco, y Anna (Nicole Kidman), oftalmóloga, parece perfecto, con sus dos hijos, Kim (Raffey Cassidy) y Bob (Sunny Suljic), y su casa y trabajos perfectos. Pero Steven mantiene una extraña relación con un adolescente, Martin (Barry Keoghan). Y el día que lo lleve a casa y lo presente a su familia como el hijo de un antiguo paciente que falleció en la mesa de operaciones, todo cambiará de forma inquietante para la familia Murphy. Especialmente cuando una extraña enfermedad empiece a afectar a algunos miembros de la familia.

Lanthimos vuelve a llevarnos a un entorno de aparente normalidad y estabilidad para empezar a repartir a diestro y siniestro contra los aspectos más hipócritas de un burguesía liberal acomodada, de apariencia perfecta, pero de fondo podrido, en mayor o menor medida. Con una realización austera, forzando unas actuaciones y unos diálogos fríos, a veces rayando el absurdo en su aparente normalidad, irá presentando la descomposición de una familia burguesa cuando un agente externo vaya exponiendo sus miserias, y obligando a confrontarse entre sí a los distintos miembros de la familia.

20160814-L2310361.jpg

Interpretaciones que van desde adecuadas, Farrell nunca ha sido especial santo de mi devoción, hasta notables en el caso de Kidman, cada vez mejor conforme va llegando a la madurez, y en la medida en que la asume, o del inquietante Keoghan. El trabajo del director depende mucho de que el reparto haga suyo el espíritu inquietante que desprende toda la película.

No voy a decir que sea una película para todos los públicos. Lanthimos es parco a la hora de entregar información al espectador, que tiene que construir por sí mismo el fondo de la historia que se le presenta, y que por lo tanto ha de adoptar una posición activa, participativa, a la hora de ver la película. Pero quien entre en el juego “disfrutará” con el sufrimiento de los Murphy.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

20110809-L1030254.jpg

[Libro] Leviatán

Literatura

No sé muy bien porque no leo más a menudo a Paul Auster. He leído poco, algo, pero lo que he leído me ha gustado. Y estando recientemente de oferta esta, una de sus novelas más celebradas, decidí leerla. Y no me arrepiento nada en absoluto de tal decisión. Ya adelanto, me ha gustado mucho.

Auster empieza esta novela por el final. Una persona, mientras manipulabas explosivos junto a su coche en la cuneta de una carretera, ha muerto como consecuencia de una explosión. La policía, el FBI, no sabe quién es. Pero una nota encontrada entre sus pertenencias harán que se interesen por el escritor Peter Aaron, que deducirá que el fallecido es su mejor amigo, Benjamin Sachs. Esconde su relación de la policía y, aunque sabe que tarde o temprano deducirán quién es el muerto, decide narrar las circunstancias de la vida de Sachs que le llevaron a este final.

2013_NYC-105

Nueva York, con la estatua de la Libertad, Brooklyn o el mundo de las artes y la cultura, son algunos de los escenarios importantes de esta novela de Paul Auster.

Ambientada entre Nueva York y otros lugares de Nueva Inglaterra, con algún desvío por la soleada California, Auster nos presenta un fresco de personajes interrelacionados con la excusa de contarnos la historia de Benjamin Sachs. La novela está narrada en primera persona por Aaron, que no es más que un alter ego de ficción del propio Auster. Distintos elementos de la novela están tomados de la realidad. Y así la artista Maria Turner es obvio que está basada en la artista conceptual Sophie Calle, a poco que se conozca la obra de esta. No hace falta ser un lince tampoco para darse cuenta que la segunda mujer del narrador, Iris, una belleza nórdica, esta basada en Siri Hustvedt, la mujer real de Auster, de quien leí unos relatos hace ahora 6 años. En fin, que la historia de Sachs, aunque central, es una más del complejo relato de personas interrelacionadas que componen la novela. El escritor, su amigo, la mujer de su amigo, su amante artista, la amiga de esta, la primera mujer del escritor, la segunda, y el hijo mayor… principalmente. Todos funciona, con más o menos intensidad, como una red de interacciones.

2013_NYC-114.jpg

La novela se lee con soltura, con facilidad. Auster nos habla de un tiempo, de una época. Incluye reflexiones políticas, sociales, quizá filosóficas, pero tan bien integradas en el relato que no producirán el rechazo del más superficial de los lectores. Auster toma partido, como Sachs, en contra de la evolución de una sociedad cada vez menos crítica con un poder cada vez más omnímodo. La novela está escrita a principios de los años 90, tras la etapa Reagan, de la que el autor habla con pesimismo. Pero mantiene gran parte de su vigencia a la vista de los avatares políticos de este final de la segunda década del tercer milenio, casi treinta años después. No es banal que la estatua de la Libertad tenga un papel importante en toda esta historia, como icono maltratado.

En fin, una novela muy muy muy recomendable.

2013_NYC-205.jpg

[TV] Cosas de series; un “sindiós” en el oeste y la sensiblería de las series adolescentes niponas

Televisión

He tenido que entrecomillar la palabra “sindiós”, porque parece que todavía no está admitida en los diccionarios de las más respetables instituciones académicas que dan brillo al idioma castellano. O español. Como lo queráis llamar. Otras más espontáneas y democráticas sí que la definen. Pero esa sería la traducción literal de la más interesante de las series que traigo esta semana,… aunque los matices de los significados llevarían por otros derroteros…

Bueno… Como periódicamente sucede, en este final de noviembre y principio de diciembre he sufrido una crisis seriéfila, lo cual quiere decir que he eliminado de cartelera algunas presencias importantes. Aunque son buenas series, mi tiempo es limitado, y considero que lo que Lucifer, You’re the Worst o la versión norteamericana de Shameless me tenían que decir ya lo han hecho. Ahora ya es estirar la cosa sin más… me dedicaré a otras experiencias. Cada vez me canso más de las temporadas largas y de las series con muchas temporadas… Con alguna extraña excepción que demuestra que alguna pequeña vena sadomasoquista tengo en mi organismo.

20060810_80-01

Lo más próximo al árido paisaje de Nuevo Méjico que tengo es el árido paisaje de los Monegros, bien cerca de casa… Y al igual que en el “western” de hoy, se alterna la estepa árida con algunos bosques de coníferas.

Con episodios cortitos y rápidos de ver, en huequecillos del tipo “veo un poco la tele en el iPad mientras cojo el sueño”, desde hace ya unas semanas he ido viendo ocasionalmente un serie de animación japonesa que encontré recomendada hace un tiempo. Se trata de Shigatsu wa Kimi no Uso [四月は君の嘘], conocida internacionalmente como Your Lie in April. Tu mentira en abril. La verdad es que estuve en un tris de abandonarla pronto. A pesar de la recomendación, que se rodeaba de otras contrastadas, de película o series de animación que me constaba que son buenas, me resultaba de un empalagoso, sensiblero, moñas, o como lo queráis llamar… que no sé. En cualquier momento temía la llegada a mi casa de la Brigada Especial Anticursis del CPN, liándose a porrazos conmigo… Pero aguanté un poquito y descubrí que la serie trataba un tema realmente serio. El del duelo en niños y adolescentes, cuando pierden a alguien muy querido o necesario. Como una madre. Aunque también otros… Sinceramente, los 22 episodios de que consta podrían resumirse a unos poquitos. Incluso podrían encajar en un largometraje. Hay situaciones que se alaaaaaaaaaargan durante dos o tres episodios de forma exasperante. Se compensa por la excelente banda sonora de música clásica. Los protagonistas son adolescentes que estudian piano o violín. Y porque efectivamente no carece de algunos valores curiosos. Y porque visualmente es muy atractiva. No me atrevo a recomendarla con carácter general… pero bueno. Para los curiosos que quieran aumentar su cultura audiovisual.

20060810_57-01.jpg

Y luego he terminado con la última serie del far west que nos ha presentado Netflix, Godless, la “sindiós” a la que me refería en el encabezado de esta entrada. Un joven forajido, Roy Goode (Jack O’Connell) les hace la pirula a sus compañeros de banda de los que se ha hartado por su crueldad, de la que quiere escapar, intentando minimizar los efectos de una masacre que cometen y llevándose un montón de dinero. Se refugia en el rancho de Alice Fletcher (Michelle Dockery), una “viuda” con un hijo mestizo, medio indio, y que vive también con su “suegra”, cerca de LaBelle. Esta es una población donde sólo viven mujeres, algunos niños y unos pocos hombres, muchos de ellos ancianos. Es una población minera en el territorio de Nuevo Méjico, pero dos años antes una explosión acabó con la vida de 200 hombres de la población. El caso es que el jefe de la banda, Frank Griffin (Jeff Daniels), que perdió un brazo en el tiroteo con Goode, al que consideraba un “hijo”, ha prometido masacrar a todo aquel que lo cobije. Y a partir de esta premisa, la serie, de forma muy muy muy muy morosa, tarda siete episodios de aproximadamente una hora, veinte minutos más el último, para contar lo que se podría haber contado en un largometraje. Se toma su tiempo en ir desarrollando las relaciones y las situaciones. He mencionado a tres de los más destacados personajes y sus intérpretes, pero el reparto es muy coral. Y es lo mejor de la serie, junto con su cuidada ambientación, ya que las interpretaciones son de muy alto nivel. ¿Verla o no verla? Si eres de los que no te gustan las películas “lentas”… mejor abstente. Pero no está mal. La Dockery demuestra que se puede sacar el palo de salva sea la parte y hacer algo más que ser una pija inglesa. Y lo hace realmente bien.

20060810_83-01.jpg

Como curiosidad, la serie es ficticia, pero coge elementos de hechos reales históricos. En concreto, el personaje de Griffin cuentan que fue uno de los niños que se salvó de la masacre de Mountain Meadows, en la que una milicia de mormones en el entonces territorio de Utah, hoy estado, asesinó a casi 120 hombres y mujeres que emigraban a California, simplemente por estar ahí. Que buena gente estos cristianos piadosos y estrictos. Curiosamente, a pesar de la teórica separación entre el estado y la iglesia en los EE.UU., el estado de Utah se encuentra controlado por la iglesia mormona, una de las que peor aspecto tienen en el “sindiós” del cristianismo, con sus poligamias y esas cosas.

20060810_93-01.jpg

 

Un paseo por Tormos, en color y blanco y negro

Fotografía

Ya comenté hace unas semanas que pasamos un rato de una tarde en el entorno de la presa de la Sotonera en Tormos, provincia de Huesca. Fuimos a ayudar a un amigo con un pequeño traslado, pero aproveché para llevarme un par de cámaras y terminar de probar el rendimiento de un par de materiales sensibles.

La explicación técnica en el siguiente enlace: Tormos, en el embalse de la Sotonera con Lomography Redscale XR y Bergger Pancro 400. A continuación algunas fotos.

 

[Cine] Murder on the Orient Express (2017)

Cine

Murder on the Orient Express (2017; 482017-2811)

Hace una semana ya que fuimos a ver la nueva adaptación que Kenneth Branagh ha realizado de la que puede ser más famosa novela de Agatha Christie, y seguramente el más famoso de los casos del extravagante detective belga Hercule Poirot (siempre me he preguntado que sentirán los belgas ante este personaje, porque el hecho de que el detective fuese de esa nacionalidad siempre sonaba a una especie de broma). Sinceramente, aunque de jovencito leí bastantes de sus novelas, creo que es una de las escritoras más sobrevaloradas de la historia de la literatura. Me sobran la mayor parte de sus novelas, aunque hay algunas que sí que me parecen de una razonable calidad.

Yeni Cami (la mezquita nueva)

Estambul, el principio del viaje, parece un buen lugar para ilustrar esta entrada cinematográfica.

En cualquier caso, nuevamente tenemos el caso de resolución aparentemente imposible en el que un desagradable tipo americano es asesinado en un coche cama con destino a Calais de la Wagon Lits Cook en el famoso Simplon Orient Express, tren que atravesaba Europa entre Estambul y Calais, atravesando los Alpes por el paso del Simplon. Y de ahí su nombre… viajaba a oriente por el Simplon. El detective protagonista, Poirot, está interpretado por el propio Branagh. El resto del reparto, de relumbrón aparente, lo podéis ver en la página de IMDb. Es muy largo para reproducir aquí los personajes y quienes los encarnan.

Venía acompañada de buenas valoraciones la película… que no acabo de entender. Más allá de una producción con cierta espectacularidad, que apenas justifica la naturaleza de la historia, lo cierto es que no me parece que la adaptación, aunque bastante fiel a la novela, tenga una especial emoción. La película tira de fantasía, y el tren más que atravesar los Balcanes parece que serpentee por las Montañas Rocosas, con grandes puentes de vigas de madera incluidos. Da comienzo además con una escena de acción que tampoco se corresponde con el carácter habitual de las historias de Christie, y que no aporta nada a la historia. Más allá de la costumbre de presentar las películas de acción con una secuencia más o menos espectacular. Pero el caso es que no íbamos a presenciar una película de acción, sino a ver cómo se conseguía dar un poco de salsa a las típicas whodunit de la escritora británica. Poca salsa y salero.

20060411-DIA_0300.jpg

En cuanto al reparto… Branagh está sobreactuado, riesgo que corre con frecuencia. Del resto, se salvan poco. Michelle Pfeiffer se salva en algunas escenas. Judi Dench y Olivia Colman forman una pareja que merecía mejor tratamiento, especialmente por la calidad de ambas actrices. Otra británica, la galáctica Daisy Ridley, presenta buenas maneras. Y además tiene un papel al que se le podría haber sacado más jugo, a poco que se hubiera atrevido a saltarse un poco la fidelidad a la obra original. Los demás, pasables. Penélope Cruz, mal. Y algunas cosas que chirrían. Lo políticamente correcto llega hasta un punto en que al serio y enamorado Dr. Arbuthnot lo interpreta una actor de color, Leslie Odom Jr., para lo cual han de inventarse un trasfondo que no estaba en el original. Qué queréis que os diga. Hubo un tiempo en que Branagh era capaz de llevar en el reparto a un actor afroamericano interpretando a un rey napolitano de la casa de Aragón, y no daba ninguna explicación, ni importaba, ni pasaba nada. Simplemente ponía a un buen intérprete, sólido y con tirón, y le importaba un rábano todo lo demás. Eso era auténtica integración y no cuando se nota tanto que lo hace para quedar bien.

Me ha resultado decepcionante, sin ser ninguna catástrofe ni nada de eso. Prescindible.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **

20060411-DIA_0331.jpg

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 26 de noviembre al 3 de diciembre de 2017

Fotografía

Mis recomendaciones fotográficas de esta semana llegan acompañadas con fotografías del Museo Pablo Gargallo de Zaragoza. Los primeros domingos de mes, la entrada es libre, sin pagar entrada…

Las recomendaciones en el siguiente enlace: Recomendaciones semanales – del 26 de noviembre al 3 de diciembre de 2017. Las fotos, a continuación.

[TV] Cosas de series; crímenes feministas de época y zombis nipones adolescentes

Televisión

Esta semana traigo dos series muy distintas. En un momento en que tengo la curiosidad de ver qué tal se desenvuelve Michelle Dockery sin el acento posh de los aristócratas ingleses, vamos a conocer la capacidad de la canadiense Sarah Gadon para actuar con acento irlandés y lo burros que se pueden poner los nipones en asuntos de zombis y tetas. Empezaremos con lo menos serio.

Gakuen Mokushiroku [学園黙示録]: Highschool of the Dead

Según me dice el traductor de Google, el título nipón de esta serie significa “apocalipsis académico”. Cuando yo tenía 15 años, edad de los protagonistas de esta serie de animación de hace unos cuantos años que se puede ver en Netflix, eso es lo que sucedía cuando don Antonio Tena, el profesor de física y química, nos comunicaba los resultados de los exámenes. Apenas unos pocos sobrevivíamos a la escabechina que convertía los boletines de notas de la clase de 2º A de BUP en un erial. Pero no. Aquí la cosa no va sobre el rendimiento académico de valientes pero tímidos chicos y arrojadas chicas de tetas ab-so-lu-ta-men-te descomunales… y no entraré ya en valorar las de la enfermera-sensei. Porque esta entretenidísima serie de horror en la que un grupo de adolescentes, compañeros de instituto, intentan sobrevivir en Tokio a un apocalipsis zombie de proporciones colosales.

20150616-_2230787

Para ilustrar la entrada de hoy, nos iremos de travesía por el archipiélago de las Mil Islas, aguas abajo de Kingston en el río San Lorenzo. Según la historia de ficción, tres veces hubo de cruzar Grace Marks las aguas del San Lorenzo antes de encontrar la paz.

La serie abunda en escenas de carnicería sangrienta, en las que son decapitados abundantes muertos andarines, y devorados algunos vivos a la carrera. Pero también en el más obvio y sexista fan service a costa de las imposibles anatomías dibujadas en los personajes femeninos de la serie. Para que os hagáis una idea… Horror de cualquier feminista, hombre o mujer, con un mínimo de sensibilidad, no creo que les baste la proactiva personalidad de estas chicas para compensar las exhibición de atributos inimaginables, especialmente los pectorales. En su conjunto, la serie es una curiosidad que mezcla la aventura y la hilaridad por determinadas escenas.

Los 12 episodios de la serie dan la impresión de ser apenas un aperitivo de planteamiento de la historia que, sin embargo, no siguió adelante. Quizá los tiempos no están con esta exhibición de sexualidad para la complacencia de los varones más babeantes. Como curiosidad. Aunque las escenas de acción y la trama en su conjunto no tiene nada que envidiar a las mejores historias de muertos vivientes.

20150616-_2230808.jpg

Alias Grace

Segunda serie que podemos ver este año basada en una novela de la canadiense Margaret Atwood. Y, curiosamente, tambien está protagonizada por una criada. Pero si en la que veíamos hace unos meses, la historia se basaba en una realidad alternativa, y terrorífica, a nuestro mundo contemporáneo, en la que hoy nos ocupa se basa en determinados hechos históricos.

Grace Marks (Sarah Gadon) fue una adolescente irlandesa, protestante, que cruzó el Atlántico en el siglo XIX con su familia huyendo de las hambrunas debidas al gorgojo de la patata, cuya madre murió en la travesía, y que tras sufrir los abusos violentos del padre, entró al servicio de familias pudientes de la sociedad canadiense. En una de ellas se produjo el asesinato del dueño de la casa y de su ama de llaves, muertes por las que fueron condenados a muerte uno de los criados de la asa y Grace, aunque la sentencia de esta fue conmutada por una sentencia a prisión de por vida, que incluó su paso por algún manicomio. Tenía quince años cuando la condenaron.

20150616-_2230825.jpg

La novela de origen y la serie usan los hechos conocidos sobre Grace Marks, que permaneció treinta años en prisión hasta que obtuvo el perdón por su conducta ejemplar y se trasladó a Estados Unidos donde desapareció de la historia. Pero ficcionalizan sobre cómo fue su vida en Canadá y como fueron los hechos. También ficcionalizan las conversaciones que mantiene con un médico alienista, Jordan (Edward Holcroft), y que son las que sirven para narrar en flashbacks y en primera persona los sucesos.

La serie tiene un claro carácter ideológico y político, poniendo en solfa la conservadora sociedad de la época, así como la indefensión que las mujeres, especialmente las adolescentes de origen humilde ante los abusos por parte de sus familiares y empleadores. Sin que nunca sepamos con exactitud de lo sucedido, la historia y la execelente interpretación de Gadon elevan al personaje de Grace Marks, dotándole de enormes dosis de dignidad que la elevan por encima de todos los demás personajes de la historial. Excelente trabajo como digo de la protagonista y del conjunto del reparto, es muy recomendable. Y son sólo seis episodios.

20150616-_6160245.jpg