[Fotos] Campeonato de España de Motocross en Motorland Aragón

Deporte, Fotografía

Organizado por la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza AFZ, este domingo pasado fuimos de excursión fotográfica al circuito de Motorland Aragón en Alcañiz para asistir a las pruebas del Campeonato de España de Motocross que allí se celebraban.

Como es mi costumbre, aquí no voy a entrar en los detalles técnicos de las fotos, que podéis encontrar en Fotografía deportiva – Campeonato de España de Motocross en Motorland Aragón. Pero si que voy a dejar varios grupos de fotografías para que os hagáis una idea de lo que vimos y fotografiamos. No soy aficionado a este tipo de deportes, así que nadie me pida detalles sobre las pruebas. Lo que nos movía, por lo menos a mí, era el desafío de conseguir fotografías interesantes en un ámbito en el que no estamos experimentados y que puede tener sus dificultades. No obstante globalmente me sentí satisfecho con los resultados. Y lo pasamos bien.

Pruebas masculinas de jóvenes y adultos

 Las chicas…

Coincidió su carrera con la hora de comer y no pudimos hacerles muchas fotos. Tampoco es que se note mucho el género. Compiten igual, y la indumentaria las hace indistinguibles.

Los pequeñajos…

… que corren como demonio y se lo curran hasta el final. ¡Qué ganas le ponen!

Un paseo por los boxes…

… para despedir el día.

[Libro] Ser feliz era esto

Literatura

Tengo bastantes cosas en reserva para comentar en los próximos días en este Cuaderno de ruta. Pero voy a empezar con algo de lectura, que siempre viene bien.

Hace unas cuantas semanas, apareció como oferta a un precio ridículo en Amazon Flash un libro del escritor argentino Eduardo Sacheri. El nombre me sonaba pero no terminaba de localizarlo, así que hice una búsqueda por internet. Sacheri publicó la novela La pregunta de sus ojos, la cual fue adaptada al cine por Juan José Campanella con gran éxito. Recibió el Oscar a la mejor película de habla no inglesa y, lo que es más importante, muchos disfrutamos y nos emocionamos con ella. Ya han pasado más de nueve años de aquello… como pasa el tiempo. El caso es que con semejante antecedente, decidí dar una oportunidad al novelista y leer esta oferta que me llegaba en un entorno en el que es raro encontrar buenos libros. Quizá por eso muchas de estas ofertas lo son.

20181012-9930323.jpg

Por una de esas causas y azares, Lucas es escritor, aunque sólo ha publicado una novela, que fue un éxito y que le permite vivir sin prácticamente trabajar. Pero su sueño es tener un vivero y trabajar con plantas. Incluso sin tener ni idea sobre el tema. Así que ilustraremos la entrada con algunas de las últimas rosas de la temporada en la rosaleda del Parque Grande de Zaragoza.

La novela nos presenta a Sofía, una adolescente de catorce años, menuda, reflexiva, que viaja sola en un autobús camino de Buenos Aires desde su ciudad natal, Villa Gesell, una ciudad turística de las de sol y playa a casi 400 kilómetros al sur de la capital argentina. Su madre ha muerto. Y le ha dejado una carta en la que le informa de quién es su padre, Lucas, y dónde vive. Un dato que recalcitrantemente le había ocultado hasta ese momento. Tampoco Lucas sabía que tenía una hija. A partir del inesperado encuentro entre padre e hija, dos desconocidos entre sí, les acompañaremos en su proceso de acercamiento, con las dificultades que surgen por el camino, con las dudas y miedos de ambos.

20181012-9930330.jpg

La novela no se ceba en el drama/melodrama. Al contrario, abunda en humor tranquilo e inteligente. Narrada en tercera persona, el punto de vista del relato es siempre el de Sofía. Son sus pensamientos, sus miedos y su interpretación de lo que sucede alrededor lo que conocemos. Sabemos de lo que hace y dice Lucas, pero difícilmente sabemos a ciencia cierta lo que realmente piensa, puesto que esta matizado por los juicios y prejuicios de Sofía que es la que escucha por nosotros, los lectores. En la novela abundan los diálogos ágiles, adecuadamente coloquiales. Y el lenguaje utilizado con frecuencia también se corresponde con el de los pensamientos de una chica de catorce años, inteligente pero llena de miedos, a encajar, a su desarrollo como mujer, a la pérdida,… Lo de cualquier adolescente, pero amplificado por la muerte de la madre. De quien conocemos poco. Incluso las circunstancias de su muerte no quedan claras hasta el final de la novela.

A mí me ha encantado. La devoré. Incluso si te obliga a consultar el diccionario más de lo habitual para no imaginar lo que significan algunos de los argentismos que, naturalmente, pueblan la obra y que no siempre debemos dar por hecho que sabemos lo que significan por el contexto. La obra es buenrollista, y pone en valor el hecho de ser diferente, de no ser convencional. Pero con naturalidad, sin estridencias. Muy recomendable. Especialmente si te cuesta menos de un euro. En ese caso, un chollo. Una agradable excepción a la tendencia que tienen las ofertas de Amazon a ser unos pestiños.

20181012-9930321.jpg

[Historia en cine] 100 años desde el final de la Gran Guerra… o no.

Cine, Historia, Literatura

Oficialmente, hace 100 años terminó la I Guerra Mundial o Gran Guerra. Más bien, es el aniversario del comienzo del armisticio, el 11 del 11 a las 11:00 horas. En realidad, el armisticio marca el final de las hostilidades, pero no es el final de la guerra. Formalmente, el final oficial de la guerra vino con la firma del Tratado de paz de Versalles en 1919; final del estado de guerra entre los aliados occidentales y Alemania. Y en realidad, no entró en vigor hasta enero de 1920.

Pero mientras tanto, siguieron las hostilidades en distintos puntos del globo. La Rusia soviética y Polonia siguieron enzarzadas, entre febrero de 1919 y marzo de 1921. El Tratado de Versalles reconocía la independencia de Polonia y definía sus fronteras con el Reich alemán, pero nada decía de lo que pasaba por el lado de sus revolucionarios vecinos eslavos. Que oficialmente habían perdido la guerra contra Alemania en 1917, pero que estaban en plena guerra civil, enfrascados a tiros en Manchuria, y donde hiciera falta.

20100701-1050405.jpg

Los monumentos a los caídos por la patria son una de las coñas que una de las películas que comento hoy lleva al derrotero en su ácidamente cómico argumento. Pero en Estrasburgo, este monumento es distinto, porque los avatares de la historia hicieron que los alsacianos murieran indistintamente por diversas patrias según tocase.

También siguieron enzarzados a tiros la República de Grecia, que se quería merendar buena parte del antiguo Imperio Otomano, con los militares revolucionarios turcos, que no estaban por la labor. Y entre 1919 y 1922, resultando que si bien el Imperio Otomano fue perdedor en la Gran Guerra, los turcos fueron vencedores en esta pequeña, pero sangrienta, guerra. Cosas que pasan.

Dos ejemplos… No voy a hablar de la inestabilidad que quedó en Extremo Oriente, el ascenso de los totalitarios fascistas, comunistas, nacionalistas, militaristas,… y todos los “istas” que se os quieran ocurrir que sacudieron los años 20 y 30, y que acabaron desembocando en el follón de la II Guerra Mundial. Hoy se conmemora, por lo tanto, el 100 aniversario de una soberana chapuza, una de las peores perpetradas por el mundo occidental,… y eso es mucho decir.

20100701-1050394.jpg

Leía ayer que Trump y Macron eran de la opinión de que Europa tenía que incrementar su gasto militar. Este par de imbéciles, tarugos iletrados, que no se han enterado de nada, son la plena demostración de que no hemos aprendido nada. La Gran Guerra fue precedida de una carrera armamentística como no se había conocido hasta ese momento, y que, desde luego, no sirvió para prevenir la guerra. El liberalismo económico que preconizan desembocó después de la guerra en la Gran Depresión, que favoreció el auge de todos los totalitarismos que hemos comentado antes. Pues eso.

Para conmemorar la fecha de forma reflexiva, propongo ver cuatro películas. En algún caso, también leer los libros en los que se basan.

Paths of Glory (Senderos de gloria)

En toda guerra, hay dos ejércitos; los malos y los peores. Y los que se encargan de que sean malos o peores suelen llevar estrellas y galones en el uniforme. Y suelen hablar de honor con mucha frecuencia. Pero no saben lo que es el honor, ni lo conocen, ni lo han conocido, ni lo conocerán. Y Stanley Kubrick, con la ayuda de un superior Kirk Douglas interpretando a la excepción que confirma la regla, nos lo explican muy bien.

20100701-1050393.jpg

All quiet in the western front (Sin novedad en el frente)

Con frecuencia, tras una guerra, el perdedor pierde también el derecho a contar su versión y sus sentimientos. Pero gracias a Erich Maria Remarque y su bella novela, que hay que leer, sin duda, podemos saber que los soldados alemanes eran también sufridos peones como sus equivalentes de la entente, con sus miedos, sus amores, sus esperanzas y sus tristezas. La película original, de 1930 fue rodada en EE.UU. y la dirigió Lewis Milestone. Hay una versión más moderna de 1979. Pero no la he visto.

La grande illusion (La gran ilusión)

Dejemos el drama y la tragedia y pasemos a la comedia de la mano de uno de los grandes del cine universal, Jean Renoir. Aunque viene bien contar con uno de los grandes de la interpretación, Jean Gabin, para llevar la empresa a buen término. El análisis de esta obra maestra es muy complejo para llevarlo a cabo en unas pocas líneas. Pero digamos que es una obra mucho más profunda que una mera declaración antibélicista y antimilitarista. Otro imprescindible.

Au revoir là-haut (Nos vemos allá arriba)

Reciente adaptación de la magnífica novela del mismo título de Pierre Lemaitre, también de obligada lectura, en la que no sólo se ponen de manifiesto los horrores de la guerra, a pesar de que esta sólo abarca los primeros minutos/las primeras páginas de la película/el libro. Por que aquí vamos a una acidísima crítica de la desvergüenza de políticos, empresarios y otros engendros de la sociedad civil a la hora de explotar el fenómeno bélico para su propio beneficio, y sin que quienes sufrieron crudamente las consecuencias del conflicto vean compensado su sacrificio. Dirigida por Albert Dupontel, la película está bastante bien, aunque la novela es muy muy superior.

20100701-1050360

[Cine] El ángel (2017)

Cine

El ángel (2018; 50/20181107)

Esta película había despertado mi curiosidad, pero no el entusiasmo de las personas con quienes acudo a las salas de cine habitualmente. Pero este miércoles pasado, me encontré que poco antes del comienzo de la primera sesión estaba yo a cinco minutos de la sala de cine y con no grandes planes para la tarde, así que hice un poquito de tiempo y me metí a dicha sesión.

El largometraje argentino dirigido por Luis Ortega está producido por El Deseo S.A., o sea, los Almodóvar Bros & Cía., por lo que no habrá tenido, imagino, problemas para encontrar distribuidores en España. Y nos cuenta una historia, presuntamente verdadera, sobre un asesino en serie, dicen que el mayor de su historia, que alarmó a la sociedad argentina a principios de los años 70.

20181023--4

No tengo la suerte de haber visitado, aún, la República Argentina. Así que a falta de los suburbios de las ciudades argentinas, tiraré de los suburbios zaragozanos para ilustrar la entrada de hoy.

Hay que decir que, en lo que yo sé de la historia del país del cono sur, como sucede en otros países incluido el mío, el principal asesino en serie ha sido eso que llaman “el gobierno de la nación”. En Argentina, especialmente en los años 70 y 80 del siglo XX. Algo nos indican en la película, con la frecuente aparición de controles militares y amenazas en dependencias policiales de hacer confesar a los presuntos delincuentes electrocutándoles los testículos. Pero de lo que va esto es de una especie de Billy el Niño argentino, un adolescente que inició una sorprendente carrera de robos y asesinatos hasta ser detenido con 20 años, momento desde el cual está en prisión, hasta nuestros días. Se llama Carlos Robledo Puch, y es interpretado en la película por un actor novel, Lorenzo Ferro.

Por lo que he leído a posteriori, la película no es fiel a los hechos. Diríamos que se inspira en aquello para contar una historia particular, con una reinterpretación de los hechos y de la personalidad de “Carlitos” con no pocos toques psicoanalíticos, especialmente por sus especulaciones sobre la confusa sexualidad del criminal. La verdad es que el original también fue condenado por varias violaciones y abusos sexuales a mujeres de los que no se nos habla en la película. El resto de los personajes aparecen con nombres distintos a los que acompañaron las aventuras del criminal original. Y entre el resto del reparto tenemos que señalar la presencia de Chino Darín (sí, hijo del famoso Darín), que no lo hace nada mal, Cecilia Roth, que debería demandar a su cirujano plástico, y unos excelentes Daniel Fanego y Mercedes Morán. La dirección y la producción de la película están bastante bien, pero esta se apoya en esa excelente interpretación a la que nos suelen tener acostumbrados los actores y las actrices de aquel país.

20181023--2.jpg

Película interesante, que merece la pena el visionado. No sé lo que aguantará en cartelera en una semanas muy competitivas, pero sería una lástima si no tuviera un recorrido razonable. A mí me parece bastante recomendable. Ya me parece más complejo que tenga éxito en su carrera hacia el Oscar… no sé yo si da para tanto, en una categoría, la mejor película de habla no inglesa, que últimamente tiene más nivel que la categoría máxima, la de mejor película.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

20181023-.jpg

[Fotos] Naturaleza otoñal en entorno urbano con película tradicional

Fotografía

Hace unas semanas, no muchas, conforme llegaba octubre a sus últimos días. Un paseo de sábado por la mañana aprovechando que la lluvia nos daba una tregua en un día menos terrible de lo que se nos había prometido en el pronóstico del tiempo. Los detalles más técnicos en Naturaleza urbana con película Kodak Ektar 100. Sí, fotos con película tradicional, en formato medio.

[Recomendación fotográfica] Una diversidad de recomendaciones

Fotografía, Sin categorizar

Me entero que Michael Kenna ha cambiado de género. Aunque sea puntualmente. Tradicionalmente dedicado al paisaje, en blanco y negro, es realmente uno de mis fotógrafos paisajistas favoritos. Y uno de los países del mundo donde vuelve una y otra vez a registrar sus paisajes es Japón. Durante 30 años ha realizado viajes al País del Sol Naciente para mostrarnos la belleza del paisaje nipón. Pero recientemente ha cambiado de género, y va a publicar un libro de desnudos realizados en aquel país oriental. No es fácil de momento ver ejemplos. Su página web no se actualiza con una frecuencia excesiva. Y en las galerías que le representan en Japón y en Francia, donde se presenta este trabajo, no lo recogen todavía. Habrá que estar al tanto. De momento, se puede ir probando con una búsqueda en Google Images con los términos “Michael Kenna rafu” y a ver que va apareciendo. De momento poco. Un artículo en L’Oeil de la Photographie que no enlazo porque dejará de estar disponible en breve si no te suscribes pagando a esta página.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Yo tengo mi propia forma de ver el paisaje japonés, muy distinta de la de Michael Kenna. Fotografías realizadas en Hiroshima.

En Plataforma de Arte Contemporáneo dedican un artículo a la portuguesa Helena Almeida (1934 – 2018) en el que me entero que esta artista falleció recientemente. Almeida fue una artista conceptual en la que mezclaba la fotografía con sus performances e instalaciones, siendo ella misma el sujeto de la obra. A mí me pareció siempre interesante.

20140922-1090050.jpg

Finalmente, en las últimas semanas el canal de Youtube del SFMoMA (Museo de arte moderno de San Francisco) estaba prestando su atención a otras disciplinas artísticas distintas de la fotografía. Pero volvió a nuestra disciplina favorita con un vídeo dedicado a Larry Sultan. El trabajo del que habla The Valley es una serie realizada en los lugares de rodaje de películas pornográficas, en los que puede encontrar interesante fotografiar cualquier cosa o persona, menos la acción propiamente dicha que habitualmente interesa al público de estas películas. Algunos de sus retratos están llenos de empatía hacía unas personas a las que el público mira habitualmente con una mezcla de admiración, envidia, rechazo y censura moral. Os dejo el vídeo. La serie no es apta para lugares de trabajo, de todas formas.

 

[TV] Policias buenos y maníacos empastillados

Televisión

Pues nada. Que tenía aquí dos series pendientes. Una de ellas desde hace ya unas semanas, la otra más reciente. Así que, antes de dedicar una semana al terror y al satanismo que nos dejó como herencia la última Noche de las Ánimas, vamos a ir cerrando pendientes.

Tenemos la ocasión de ver en Netflix una serie de mero entretenimiento, sin sesudeces de ningún tipo, que es The Good Cop. Un procedimental que oscila entre la comedia y el drama, nos cuenta la historia de un policía honesto (Josh Groban) hasta lo obsesivo-compulsivo, su padre (Tony Danza), un policía corrupto que ha cumplido condena, y la nueva compañera del primero (Monica Barbaro), que fue previamente la agente de libertad condicional del padre. El padre, más que ayudar al hijo en sus casos, suele estorbar. La chica es el único personaje “normal”, ya que los otros dos oscilan entre la comedia y el drama. Con situaciones relativamente absurdas. Quizá demasiado forzadas. Entretiene. Sin más. Tony Danza conoció tiempos mejores en su actividad de actor televisivo.

20150508-1007435

Ya que estamos de neurosis y psicosis televisivas, nos daremos un paseo por el parque de Delicias de Zaragoza, antaño los terrenos de ahora un mucho más reducido hospital psiquiátrico.

Sin embargo, Maniac es una miniserie con pretensiones. Producida y dirigida por Cary Joji Fukunaga, tiene un reparto de cierto relumbrón, al frente del cual encontramos a Emma Stone y Jonah Hill, además de otros nombres conocidos. La primera es una joven trastornada por el sentimiento de culpa ante la muerte de su hermana en accidente. El segundo está diagnosticado de esquizofrenia, y forma parte de una familia que no le acepta y que pretende que testifique a favor de su hermano, acusado de un crimen. Ambos entran a participar en un extraño ensayo clínico donde, además de varios científicos locos (curioso el cambio de Sonoya Mizuno frente a otros trabajos anteriores), hay una computadora con sus propias neurosis, y una serie de realidades virtuales que intentan aportar entretenimiento a una serie en la que, aparte de algún momento bueno, me costó mucho integrarme. Por debajo de las expectativas creadas, lo más destacable son las interpretaciones, que hacen lo que pueden por mantener a flote una serie con sus propias neurosis. Por cierto, cualquier parecido de lo que aparece en la trama bajo el nombre “ensayo clínico” con la realidad es pura coincidencia ninguno.

20150508-1007437.jpg

[Libro] Kepler 22B: un planeta, dos mundos

Literatura

Una serie de circunstancias se aunaron para que acabase leyendo este libro A. M. Vozmediano. Un escritor que se define como “escritor, padre y profesor”, y que parece que ha dedicado buena parte de su actividad literaria a escribir libros técnicos sobre programación en distintos lenguajes informáticos al mismo tiempo que se aventuró en el ámbito de la ciencia ficción. No sé muy bien por qué, pero sus distintos ámbitos en las redes sociales en estos momentos no existen o no son accesibles, así que no os puedo proporcionar ningún enlace. Pero la circunstancia básica es que hace unos meses Amazon anunció que para sus clientes Premium, los que venimos pagando una cantidad anual para que los envíos sean sin coste, o más bien una tarifa plana para el coste de esos envíos, ponía en marcha un nuevo servicio denominado Prime Reading. Libros electrónicos que podías leer sin coste adicional. Ellos consideran que no lo compras, que te lo “prestan”. Habría que darle un pensamiento en si poseer o no aquellos libros electrónicos que compras, que tienen sistemas de protección contra copia, y en que se quedarán el día que Amazon desaparezca.

20181103-1054257

Yo sigo poniendo fotografías del único planeta de tipo terrestre en el que nos consta que existe vida,… de momento. Y que además es muy bello.

En fin, que decidí probar, y empecé a revisar la oferta de este nuevo servicio. Sinceramente, me resultó difícil encontrar un título que me sedujese. Y al final decidí darle una oportunidad a la ciencia ficción nacional.

Kepler-22b es un objeto astronómico que está de moda. Descubierto gracias a las observaciones del telescopio espacial Kepler, cuya misión ha terminado recientemente al agotar su combustible, dejando una ingente cantidad de datos que aumentarán el número de descubrimientos en los próximos años, este planeta tiene la peculiaridad de que, según los astrónomos, está en la zona habitable de su estrella. Y su tamaño es mayor que el de la Tierra, pero no de forma desmesurada, por lo que se especula con su naturaleza terrestre. O quizá como un núcleo rocoso rodeado de un océano líquido. En cualquier caso, un lugar para buscar indicios de vida extraterrestre.

20181103-1054291.jpg

Vozmediano imagina que es un planeta de tipo terrestre con una rica ecología, en la que los humanos establecen una colonia… para encontrar que ya existen seres humanos allí. Pero en un estado tecnológico equivalente a una edad media más bien cutre. Para los menos enterados. Existen fenómenos de evolución convergente, en los que a problemas comunes se ofrecen soluciones similares, motivo por el que los delfines, que comparten antepasados con las vacas, se parecen sin embargo más a los peces que a los bovinos. Pero de ahí a que una especie surja en dos puntos distintos del universo sin relación alguna… eso sólo pasa en Star Trek y otros similares. Vozmediano, por supuesto, dará una solución distinta a este enigma.

He de decir que la novela es una aventureta floja, que en alguna ocasión tira de alguna trampa argumental para resolver el pequeño lío que monta desde el principio. Los personajes son un poco planos, aunque pretende dotarlos de cierta profundidad a base de misteriosos pasados. Y al final, no sabes si estas en una aventura espacial, en una novela de vampiros o de zombis.

Nadie regala nada. Supongo que los títulos que Amazon va a ofrecer por el morro a sus suscriptores, salvo alguno que sirva de reclamo, no van a ser gran cosa. Es lo que hay. Y desde luego, la ciencia ficción nacional es capaz de más y mejor. Espero.

20181103-1054309.jpg

[Viajes] Un paseo por Taxeras

Viajes

Teníamos ganas de darnos una vuelta por los Pirineos. Desde que me lesioné el menisco derecho he disminuido en varios órdenes de magnitud del número de visitas anuales a esta bella cordillera, especialmente majestuosa en su parte central en la Comunidad autónoma de Aragón.

En cualquier caso, este sábado pasado nos dimos un paseo por Taxeras, en el valle de Ansó. Un lugar que está entre mis preferidos, y del que conservo, de mis visitas hace unas décadas, unos recuerdos que me resultan entrañables. Los datos técnicos, no demasiados, de las fotografías que os muestro los podéis encontrar en Fotografía de paisaje en los Pirineos – un paseo por Taxeras.

Pero vamos a lo interesante, las fotos.

[Cine] First Man (2018)

Cine

First Man (2018; 49/20181101)

Sesión matinal de cine el día de Todos los Santos, que nos llevó a recuperar esta película de Damien Chazelle y protagonizada, casi en absoluto, por Ryan Gosling. Le podemos conceder algún protagonismo, puntual, a la señora de Armstrong, antigua reina británica, (Claire Foy). Todo lo demás son secundarios, que por bien que lo hagan, hacen papelitos con intervenciones puntuales esporádicas, en un largometraje que se centra básicamente en un único personaje, de carácter histórico, y en un único intérprete.

Chazelle y Gosling fueron dos de los “culpables” principales del estupendo musical de hace un par de años, que a muchos nos encantó, sencillamente, pero que demostró que la mayor parte del personal ha perdido el gusto por ese tipo de películas. Y eso era suficiente para arrastrarnos a las salas de cine. Pero el tema, el astronauta Neil Armstrong, nos daba un poco de lado. De este, siempre se ha conocido su condición pública de héroe americano, pero su carácter relativamente reservado hacía una incógnita sobre su auténtica personalidad. La posibilidad que de estas carencias surgiera una película patriotera… nos daba mucho miedo. Para colmo, como se estrenó durante nuestras vacaciones, perdimos al final una parte de la ventana de tiempo para verla en versión original subtitulada, y tuvimos que verla doblada. Lo cual siempre desmerece cualquier filme.

20181103-1054336.jpg

No me voy a ir a la Luna para obtener fotos para esta entrada. Pero estamos en un planeta, la Tierra, con rincones muy bellos. Os dejo con algunas fotos de Taxeras, en los Pirineos Aragoneses. Mañana os hablo un poco más de esta excursión.

Con todo, he de decir que la impresión con la que salimos es muy buena. Y no ha empeorado con el tiempo. Realmente, Chazelle se concentra en explorar los aspectos psicológicos del personaje, sus posibles motivaciones, y el impacto de perder a su hija Karen de dos años por un tumor cerebral, poco antes de unirse a la NASA. Gosling es muy adecuado para este trabajo, ya que es un actor que peca de un exceso de inexpresividad, que no sabes muy bien ya que es que es algo que hace muy bien, o que es que simplemente es un actor más limitado de lo que nos ha venido pareciendo, y hacer de cara de palo es lo que se le da bien. En este caso es adecuado.

La película no abusa de situaciones de efectos especiales, pero la representación de diversas acciones relacionadas con vuelos de prueba y viajes al espacio, lleva a que los que hay son sobrio, con aspecto verosimil, no se apoderan de la película, pero aportan un plus de calidad, quizá poco apreciado a los efectos especiales espectaculares aunque fantasiosos. No, en está ocasión están muy bien ajustados. Y alguna escena escabrosa, como la muerte de la tripulación del Apolo 1 por un incendio, está tratada con mucha eficacia y elegancia.

20181103-1054343.jpg

Globalmente, hemos llegado a la conclusión de que es una buena película. En algunos aspectos excelentes. No sé si tendrá mucho recorrido en la temporada de premios, pero alguno se tendría que llevar por ahí. Y aunque no creo que rasque mucho en los Oscar, candidaturas en varias candidaturas debería tener. A mí me parece bastante recomendable.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ****

20181103-1054312.jpg

[Fotos de viajes] 7 años “de viaje con Carlos”

Viajes

Hoy he estado por el mundo, haciendo fotos y respirando un poco de aire puro. No pensaba actualizar este Cuaderno de ruta. Pero me recuerdan desde Tumblr que hoy hace 7 años que empecé con el fotolog “De viaje con Carlos“.

Empezó siendo dos fotos al día de mis viajes, algunos cercanos a casa, otros muy lejanos, que he realizado desde 1989 hasta nuestros días. 1989, porque fue el año en que empecé a tomarme en serio lo de hacer fotos mientras viajaba. Algún día incorporaré alguna foto de años anteriores… Hoy día lo he dejado en una foto al día, para no agotarme demasiado. Nunca pensé que duraría tanto. A día de hoy son exactamente 3.900 publicaciones disponibles. Probad una al azar.

Lo bueno es que sigo acumulando fotos… para que dure muchos años. ¿Una prueba? Algunas fotos de este mismo año…

20180328-1005079

En el encabezado, en el castillo de Loarre (Aragón, España) en marzo. Sobre estas líneas, en Roma (Italia) tres días más tarde.

20180605-9930010

En un TGV camino de Nimes, y luego Aviñón (Francia), a principios de junio.

20180817-1040717

Viendo una espectáculo de teatro en la calle mientras comienza a llover en Stein am Rhein (Suiza) en agosto.

20180930-1042344.jpg

Paseando una tarde de octubre por Tamsui (Taiwán).

20181103-1054405.jpg

Y hoy mismo, con un buen amigo, en Zuriza, Pirineos aragoneses (España).

[Fotos] En blanco y negro de viaje

Fotografía, Viajes

Una discusión de café ayer me provocó para escribir mis reflexiones sobre la fotografía en blanco y negro, especialmente cuando la toma es digital. Y me enrollado sobre el tema en Fotografía en blanco y negro a partir de toma digital.

Aquí me voy a limitar a poneros unas fotos monocromas de mi reciente viaje a Taiwán. La mayor parte de ellas realizadas en Tamsui, a orillas de la desembocadura del río del mismo nombre en Nuevo Taipéi.