[TV] Cosas de series; misterios del pasado y anatomías eternas

Televisión

Después de darle vueltas a una idea, no voy a comentar esta semana las series en el orden en el que he ido acabando de verlas. Tras pensármelo un rato, la semana que viene, si me acuerdo y las cosas van normalmente, dedicaré un “especial” de cosas de series al extremo oriente. Una serie de ideas que han ido pasando por mi cabeza últimamente. Así que hoy vamos con dos series muy diferentes en estilo y en planteamiento, pero occidentales ambas.

20040907-4318

Aunque la serie británica de esta semana se mueva por entornos periféricos y no por el centro de la ciudad, a Londres nos vamos fotográficamente para acompañar a las series de esta semana.

Safe

En principio, parece que tenemos una miniserie. Un producto limitado. Una trama de misterio desarrollada en ocho capítulos, firmada por el autor de novelas del mismo género Harlan Coben. No recuerdo haber leído nada de este señor.

Pero lo más interesante a priori de esta serie que se ha desarrollado para Netflix, era la presencia en el papel protagonista de Michael C. Hall, que tan buen sabor de boca nos había dejado en otras series, especialmente como especialista forense en salpicaduras de sangre y asesino en serie, simultáneamente. Aunque no sólo. Hall también aparece como productor ejecutivo de la serie, por lo que en principio había que asumir que esta se rodó a mayor gloria del actor.

Mi primera sorpresa es que, salvo el protagonista, todos hablaban con acento inglés. Sí, veo las series en versión original y distinto los acentos. Lo cual es en ocasiones importante. Y efectivamente, la acción transcurre en una urbanización de una población en la periferia del Gran Londres, donde todo es muy seguro y protegido. Especialmente, tras un incendio que sucedió en el colegio décadas atrás y se pusieron puertas y protección especial. Pero en el espacio de unas horas nos encontraremos con un adolescente muerto ahogado en una piscina de la casa donde se ha organizado una fiesta, y su novia, también adolescente, desaparecida. En paralelo, a una profesora del colegio se le acusa de mantener relaciones sexuales con un alumno. Y todo puede estar relacionado entre sí.

20040907-4280

La serie es irregular. Para empezar,… el protagonista es un poco soso y un poco cargante. Y por su condición de protagonista, deja en segundo plano otras tramas y otros personajes más interesantes. En segundo lugar, aunque no hay grandes nombres, el reparto británico de la serie tiene la solidez habitual de esa nacionalidad y provoca que Hall no destaque tanto en su interpretación. Incluso a veces está flojo. Y encima, la trama es de la que da muchas vueltas sobre sí misma, prolongando durante “días” el misterio sin que realmente se aporte mucho al conjunto. Finalmente, hay una resolución con sorpresa que no está nada mal, pero que hubiera merecido un mejor tratamiento del conjunto para que quedase mejor situado el final.

Se deja ver, pero no entusiasma.

Notas: Amanda Abbington y Audrey Fleurot podrían haber llevado encima el protagonismo de la función con más solidez que Hall, con un enfoque distinto de la trama. Hannah Arterton es una chica muy mona, como su hermana Gemma, pero por algún motivo no tiene la misma presencia y solidez. Y es que no sólo ser guapa o guapo basta… se diga lo que se diga.

20040907-4281

Grey’s Anatomy – 14ª temporada

Quién me iba a decir a mí que después de 14 años iba a seguir viendo el culebrón médico televisivo por excelencia. Más teniendo en cuenta que tuvo sus horas bajas, en las que mil veces estuve a punto de abandonarlo. Pero es mi guilty pleasure por excelencia, y a estas alturas… es ya una costumbre más que otra cosa. La única serie de 24 episodios por temporada que veo en estos momentos.

He de decir que ya he perdido la cuenta y la conciencia de los personajes que van y vienen por la misma. Que ya no sé cuándo sucedió qué, y que hay personajes que regresan y que ni siquiera me acordaba de que hubieran pasado por allí. En fin… supongo que contar de qué va es superfluo, ¿no? Además de totalmente superfluo.

20040907-4310.jpg

En fin. Que parece que todavía tiene cuerda para un par de temporadas más, al menos. Su protagonista, Ellen Pompeo, lleva varios años entre las cinco actrices mejor pagadas de la televisión americana. Que es lo mismo que decir de la televisión mundial. Y eso que es una actriz muy mediocre, en el mejor de los casos. Lo cual da una idea de la fortaleza de este producto de la factoría Shondaland. Son casi trescientos episodios de dimes y diretes por los pasillos del ficticio hospital de Seattle. Y parece que nos tendremos que acostumbrar a caras nuevas en un futuro, porque hay varios veteranos que parecen que desaparecen… Por cierto, ¿alguien se acuerda que al personaje que interpreta Jessica Capshaw, Arizona Robbins, le faltan las dos piernas? Porque se desenvuelve como si le hubiesen vuelto a crecer. Cómo corre y qué bien le quedan los vaqueros… ajustados.

tumblr_ob4jxwwx8a1r5mrsgo1_1280.jpg

[Libro] Berta Isla

Literatura

Hacía mucho, mucho, mucho que no leía algo de Javier Marías. Lo cual no deja de ser algo paradójico, porque siempre me ha gustado lo que le he leído. Alguna de sus novelas está entre mis favoritas de todos los tiempos. De hecho, llevo unos días, tras la lectura de la novela que os traigo hoy, reflexionando sobre el hecho de que realmente leo poco de autores españoles. Y además, algunas de las elecciones recientes han sido realmente desfortunadas. También sobre cómo funciona la industria editorial española. No me considero ninguna autoridad, ni de lejos, sobre el tema; pero hace tiempo que tengo la sensación de que editoriales, distribuidoras y minoristas forman una especie de alianza para desincentivar la lectura en nuestro país. Por los precios, por el tardío y deficiente paso de los libros al formato “de bolsillo”, por el excesivo precio de los libros electrónicos, que no olvidemos que no consumen papel ni llevan acompañados costes de almacenamiento, por el desafortunado funcionamiento de los premios literarios en España,… son muchas las circunstancias que de alguna forma me alejan de la lectura de las principales “plumas”, deberíamos decir “teclados” quizá, españolas.

tumblr_p5fs3dFN9n1r5mrsgo1_1280

Aunque son varios los escenarios por los que se mueve el libro, la mayor parte del tiempo lo pasamos en Madrid, en las cercanías de la plaza de Oriente y el Palacio Real.

La cuestión es que hace un par de meses me recomendaron este libro con nombre de mujer. Y finalmente, encontró un hueco en mi lista de espera de lecturas. Afortunadamente.

Aunque el libro lleva el nombre de la protagonista femenina, la historia es de un matrimonio. De una relación de pareja que comienza en la adolescencia de los protagonistas en un colegio madrileño a finales de los años 60, en la España franquista. Una joven de clase media madrileña que decide que se casará con ese joven hijo de inglés y española que llega a su clase en un momento dado. Pero en los años de universidad, poco antes de que ambos terminaran sus estudios, que realizan en distintos países, algo hará que la proyectada vida de Tom Nevinson se encamine por senderos no previstos, al servicio de Su Graciosa Majestad. La británica claro; no consta que que la española sea “graciosa”. El dictador que la precedió si que lo fue por (maldita sea) la “gracia” de Dios. Y eso llevará a un matrimonio intermitente e interruptus.

El estilo de Marías no es fácil. Sus largas frases, con abundancia de subordinadas, aturden al principio. Quizá estamos en una época donde la escritura estandarizada y fácil predomina en exceso. Pero conforme vas avanzando, te vas habituando, y comienzas a apreciar la riqueza de la narración, que pocas veces da puntada sin hilo. Con dos estilos de narración diferenciados, en primera persona cuando seguimos la peripecia vital de Berta, en tercera persona, con un narrador externo, cuando seguimos la aventura de Tom. O Tomás. O Thomas. Según.

tumblr_osvw9wJVmo1r5mrsgo1_1280.jpg

Luego está el contenido. ¿Cuál es el tema de la novela? ¿Las relaciones humanas, de pareja, cuando las circunstancias son excepcionales? No sé. Quizá lo que más poso me ha dejado a mí ha sido la crítica constante que se da a la ética de los gobiernos, de los estados. Ni se plantea entrar a reflexiona con la ética del estado español, dictatorial en los primeros capítulos del libro. En plena transición política en los siguientes, una transición política que ahora en esta segunda década del siglo XXI muchos vemos como mucho más incompleta y fallida de lo que la historiografía oficial nos ha querido transmitir. Quizá por ello hace del protagonista masculino inglés, un país con una larga trayectoria de parlamentarismo y de control de sus instituciones. Pero que no carece de sombras y puntos ciegos en su actuación como estado, incluso en situaciones de necesidad y en la presunta defensa de las instituciones y de la democracia. Lo cual no siempre está claro, dadas las ambigüedades de algunos conflictos, como puede ser el del Ulster.

Durante la mayor parte del libro, he disfrutado mucho del relato. En algunos momentos, de forma casi entusiasta. Hacía mucho que nos disfrutaba tanto con un relato de un autor español. Entusiasmo que se enfrió un tanto en los últimos compases de la obra. Hay elementos de la trama que, habiendo suscitado sospechas por parte del lector, quizá hubiera sido mejor dejar sin resolver, dejando a cada cual elaborar su propia idea de lo que pudo suceder en realidad a Tomás/Thomas en su último año en Oxford. Esa resolución de la duda con los niños en el museo,… ya comprenderéis que no sea más explícito,… me dejó insatisfecho, con una resolución a las dudas demasiado casual y forzada. Hay otros elementos de la historia de Tomás/Thomas que me parece mucho más interesantes. Por que hay una impresión que me queda al final… el protagonista de la novela no es Berta Isla. Es Tomás Nevinson.

De todos modos, me parece una lectura altamente recomendable.

tumblr_p8bddoavhn1r5mrsgo1_1280.jpg

[Fotos] Macrofotografía para una mañana de domingo

Fotografía

Qué difíciles son de cazar estos bichillos que, o se mueven como demonios en cuanto el día se calienta, o tiene un tamaño de apenas uno o dos milímetros y difícil es ampliarlos y enfocarlos. En fin… las fotos de hoy ilustran mis recomendaciones fotográficas de este domingo: Recomendaciones semanales – del 13 al 20 de mayo de 2018. Pero las dejo aquí para quienes no esté interesado en ellas.

[Cine] Lucky (2017)

Cine

Lucky (27/201805114)

Primer largometraje del actor John Carroll Lynch como director, actor que solemos ver como secundario tanto en cine como en televisión, y largometraje póstumo del protagonista de la película, Harry Dean Stanton, también un ilustre secundario del séptimo arte, que gozó de su gran momento de protagonista con una de mis películas favoritas, la superior Paris, Texas de Wim Wenders. Aunque sólo sea por esto, ya casi sentíamos la obligación de acudir a ver esta película como homenaje al reciéntemente fallecido actor.

20080329-0957

El duro paisaje desértico del sur de los Estados Unidos, aunque no igual o equivalente, no deja de recordarme al paisaje estepario de los Monegros, en Aragón.

En algún lugar del sur de los Estados Unidos, en las resecas tierras fronterizas con Méjico, en una pequeña comunidad rural mezclada de anglosajones y mejicanos, vive con sus noventa años Lucky (Stanton). Con una rutina marcada por el orden, el ejercicio y las relaciones pacíficas y amables con sus vecinos, a pesar de su edad, vive bien. Hasta que un día sufre una caída espontánea y su médico le anuncia que acaba de pasar a ser un anciano frágil. Una persona escéptica, sin creencias supersticiosas en lo sobrenatural, comienza a plantearse la certeza de su muerte, de su desaparición, y del sentido de su vida. Las respuestas las hallará, si existen, de acuerdo a lo que es su vida. Relacionándose con los vecinos y otros que por allí pasan.

20080329-0963.jpg

Película sencilla en lo formal, pero profunda en el contenido. Con un esencial buen rollo, ya que nos presenta una comunidad pequeña y sencilla, pero pacífica y solidaria. Además del entrañable papel que conforma Stanton, tenemos un plantel de personajes secundarios, imprescindibles para permitir la evolución del personaje en su pensamiento, en los pocos días en los que transcurre la acción. Divertidísimo el director David Lynch reconvertido en actor, al que se le ha perdido una tortuga, su mejor amigo. Notable el diálogo con Tom Skerritt. O la fiesta con la familia mejicana. Y otros detalles.

20080329-0975.jpg

Una reflexión profunda, pero no abstrusa ni compleja, sobre el sentido de la vida de una persona que vive sola (alone), pero no en soledad (lonely). La experiencia vital marcada por la guerra. Y las cosas que se nos insinúan pero que quedan a nuestra imaginación en sus relaciones pasadas, especialmente con su familia o las mujeres. Una de esas pequeñas joyas que nos llegan en los momentos más bajos de la cartelera, que pasan desapercibidas para la mayor parte de la gente, y que merecen bastante la pena.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

20080329-0996.jpg

[Fotos] Aves en la Expo y el Parque del Agua

Fotografía, naturaleza

Ya hace casi dos semanas de esta actividad fotográfica, un paseo por la antigua Expo 2008 y Parque del Agua de Zaragoza, para observar aves, convocada a través de distintos grupos de fotografías de Zaragoza en las redes sociales. Los detalles técnicos los podéis encontrar en Desempolvando el teleobjetivo para fotografiar aves – Canon EF 200/2,8L USM con duplicador.

Aquí os dejo algunas de las fotografías de esa mañana de domingo, muy agradable para pasear, aunque con una luz un poquito dura para fotografiar.

[Libro] Un grito de amor desde el centro del mundo

Literatura

Comentaba la semana pasada que la pequeña colección de tres cuentos que presentaba en ese momento había surgido de una referencia que aparecía en otro libro que estaba leyendo. Me llamó la atención la alusión al tren galáctico. Busqué el libro, y decidí interrumpir la lectura del que estaba leyendo para emprender la de los cuentos de Kenji Miyazawa. Bueno, pues tras esa lectura, retomé la del libro, más contemporáneo que estaba leyendo. Que es este que os traigo hoy del escritor, también japonés, Kyoichi Katayama.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Quizá uno de los capítulos más angustiosos del libro sea cierto viaje en tren… que no salió de la estación de Shinjuku, como el que empezábamos en las fotos que ilustran la entrada de hoy.

Sinceramente, no puedo recordar qué recomendación o que alusión me hizo ir a la lectura de este libro. Quizá la aseveración en algunos lugares de ser la novela japonesa más leída de todos los tiempos. No lo sé. El caso es que fue a parar a mi biblioteca, en una compra que debió ser algo compulsiva. Y cuando le llegó su turno lo leí.

El libro nos habla de unos amores adolescentes. Una relación entre un jovencito y una jovencita que empiezan muy pronto, con trece o catorce años de edad, y que va creciendo poco a poco. Lo que pasa es que desde las primeras páginas sabemos que no va a durar. Puesto que el libro empieza con el funeral de Aki, la chica de la pareja.

20140928-9280853.jpg

La historia va creciendo de forma muy elegante, llena de matices. La primera mitad del libro, mientras la pareja va creciendo, libres de la idea de que su relación puede terminar trágicamente, está realmente muy bien. La sutileza con la que se describen las diferencias en el proceso de desarrollo y maduración de ambos protagonistas, las diferencias entre el chico y la chica, están muy conseguidas. Con momentos absolutamente espléndidos. Particularmente, la forma en que se resuelve el episodio de la isla, es fenomenal. Sin embargo, en el momento en que conocemos los problemas de Aki y la causa de la que será su muerte, la novela se vulgariza y empieza a caminar por senderos trillados desde hace décadas, dejándote al final una sensación de “déjà vu, déjà vecu” que no te abandona hasta el final.

La sensación global es que estas ante una novela que podría haber sido realmente muy destacable, para quedarse en una novela finalmente más sensiblera que sensible, aunque realmente muy bien planteada. No sé si recomendar, salvo a romanticones/romanticonas que les guste la horrenda frase aquella de “estar enamorado es no tener que decir nunca lo siento”. Frase que no puede estar más equivocada en mi humilde experiencia.

20140928-9280856.jpg

[Fotos] Paseando con una cámara de mercadillo

Fotografía

La cámara la compré en el mercadillo dominical de la plaza de San Bruno de Zaragoza por muy poquito dinero. En buen estado. Los datos y cuestiones técnicas las podéis encontrar en Agfa Isolette I – modesta cámara alemana de posguerra para formato medio. De una cámara que tiene sesenta años en su concepción, no esperaba gran cosa. Pero aun así una calidad de imagen un poquito mejor… pues sí. En fin. Os dejo unas fotos.

[TV] Cosas de series; entre espías dramáticos y aliens (no tan dramáticos)

Televisión

Sigo con la tónica de las últimas semanas. Una serie seria acompañada de uno de esos estrenos nipones que aparecieron hace unas semanas en Amazon Prime Video. Empezaré con esta última.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por la serie japonesa, nos iremos a visitar el País del Sol Naciente. Con una peculiaridad; estoy probando un preajuste para corregir la distorsión de mi ojo de pez, que compré en Kioto, y usé de vez en cuando durante el viaje por Japón.

Businessmen vs Aliens (Uchū no sigoto [宇宙の仕事])

Sinceramente, me parece que el título original, que vendría a traducirse como “trabajo espacial”, está más comprometido con la realidad que ese “businessmen”… La cuestión de esta a ratos delirante comedia de situación japonesa de diez episodios de aproximadamente media hora de duración es que no son “hombres de negocios” sino gente corriente… pero un poco disfuncional. Un cuadro medio de una empresa, bastante oscuro. Un profesor de educación física de educación secundaria. Una señora de mediana edad rockera. Un cantante de rock que no tiene sentido de lo musical. Un estudiante preparando el ingreso a la universidad escasamente cualificado para entender lo que pone en los libros. Una adolescente muy mona, que dice que es limpiabotas, y que constantemente tiene que hacer recados. Todos ellos encargados por el gobierno de su país para detener las posibles amenazas alienígenas en una base en la luna. Porque genéticamente poseen un arma invencible, que sólo se da en unas pocas personas en Japón… Y una ristra de alienígenas invasores con los que hay que negociar, a cual más estrambótico.

20140918-9180399.jpg

Como otras comedias niponas, el estrafalario punto de partida tiene puntos interesantes. Otra cosa es la ejecución. Que es demasiado irregular. A ratos muy divertida,… a ratos, nada divertida. Demasiado irregular para que sea recomendable. Salvo por curiosos inveterados como yo. Una pena, porque puede llegar a tener un tono de absurdo montepitonesco, que no saben explotar por completo.

Homeland – temporada 7ª

Y aquí tenemos una nueva temporada de esta fenomenal serie de espionaje y política, que no deja de presentar buenas tramas e interesantes caracteres. Ya he comentado varias veces que, desde mi punto de vista, esta serie no sólo supo sobreponerse al desenlace de su primera trama de tres temporadas, en la que pasó de ser universalmente aclamada a muy criticada, sino que con posterioridad nos ha ofrecido una serie de historias muy interesantes, con interpretaciones muy sólidas, que hacen de ella una de las mejores series de acción de la actualidad, con el añadido de propuestas de reflexión sobre la situación política contemporánea.

20140918-9180451.jpg

Como continuación de la temporada anterior, esta temporada hemos asistido a los problemas de una democracia mucho más débil como régimen de lo que se cree. Porque las democracias son regímenes débiles que necesitan muchos cuidados para seguir adelante, como podemos ver cotidianamente en la prensa. A esto se añade siempre la oportunidad de los guionistas de la serie para incorporar elementos de la realidad para enriquecer las tramas. Lo cual les ha permitido recuperar al enemigo tradicional de los Estados Unidos en el siglo XX, los rusos, como villanos de la acción.

Con episodios brillantes, con fuertes pasos adelante en el desarrollo de las tramas que impiden que el espectador se adormezca en el desarrollo argumental, no queda más que esperar la que será octava y última temporada. Después, echaremos de menos a Carrie Mathison (Claire Danes), aunque si sirve para que descanse un poco de tanto ajetreo… Qué vida más atribulada.

Eso sí, pronto habrá que ver la otra serie de espías que me priva. Esta vez con los rusos (soviéticos) como protagonistas…

20140919-9190557.jpg

[Fotos/deporte] Maratón en el parque

Deporte, Fotografía

El año pasado fue una actividad colectiva de la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza (AFZ). Lo de salir a fotografiar la maratón, digo. La celebración este año del XII Maratón de Zaragoza ha sido más accidentada. Para empezar, la fecha inicialmente prevista, en el mes de abril, coincidió con la avenida del río Ebro que obligó a desviar los recursos de protección civil, por lo que se consideró previsible suspender el evento deportivo. Aparte de la posible afección de parte del recorrido por la propia riada.

Finalmente ha sido este domingo pasado, 13 de mayo, cuando se ha podido celebrar la carrera. No tenía planes especiales para el acontecimiento. Desde el punto de vista fotográfico, me refiero. Pero habiéndome despertado pronto en ese domingo, y teniendo el paso de la carrera relativamente cerca, eché a la bolsa mi Canon EOS 5D Mark II con un par de objetivos, un 35 mm, y un 200 mm con un duplicador, y me fui a buscarla. Al final, me dio tiempo ha llegar caminando hasta el Parque Grande de la ciudad donde estuve durante una hora fotografiando el paso de los participantes entre los puntos kilométricos del recorrido 19 km y 21 km, si no recuerdo mal. Y alguna foto en algún otro punto, cuando volvía a casa. Salí de casa a las nueve menos cuarto de la mañana, vi el paso de los primeros clasificados en ese momento muy poquito después de las nueve y media, y empecé a volver a casa hacia las diez y veinte. A las once ya estaba calentándome con un té bien caliente… porqué pasé un frío considerable, sobre todo al principio. Os dejo algunas fotos.

1. Los líderes

Como es normal, lo que más interesa a priori es reflejar el paso de los primeros clasificados. Aunque no necesariamente sean las fotografías más divertidas o entretenidas. Pero,… es lo que toca. Primero pasaron los chicos…

Y después, la chica, rodeada por un amplio grupo de maromos con los que iba en animada conversación. Hubo mucha diferencia en el paso entre la primera clasificada femenina y las siguientes.

20180513-0824

2. Las chicas

Como he dicho, hubo mucha diferencia de tiempo entre el paso de la primera clasificada y las siguientes. De tal forma, que tuve la sensación de que me había perdido el paso de unas cuantas féminas, aunque tal y como me moví entre los dos lugares donde me aposté con las cámaras, cómo podía haber sido. Finalmente, no me perdí el paso de nadie. Aunque tuve la sensación de ver menos mujeres que el año pasado. Es una sensación. No tengo datos concretos de cómo fue la participación real.

3. Los de las tres horas

La organización de la prueba pone a disposición de los participantes una serie de liebres que van marcando un ritmo que permite culminar la prueba en unos tiempos determinados. Estas liebres no sólo marcan el ritmo, sino que animan y dan indicaciones al grupo. Que al correr juntos también se ayudan mutuamente a cumplir el reto. Vi pasar tres de estos grupos, marcando tiempos para un recorrido de 3:00, 3:15, 3:30 y 3:45 horas. La mayor de las fotos que os muestro corresponden al primero de los grupos. No sólo los vi en el punto kilométrico 19, sino que luego de vuelta a casa me los encontré en el punto kilométrico 27.

4. Los esforzados

El ambiente de la carrera va cambiando conforme avanza la misma. Los primeros corredores que pasan van compitiendo entre ellos. Quieren ganar o hacer la mejor clasificación posible. y eso se nota en sus gestos y actitudes. Son los más esforzados. No quiero decir que los demás no lo sean. No se me entienda mal. Me refiero a que en sus gestos, en su concentración, en su soledad real o aparente, dan más impresión de esfuerzo.

5. Los simpáticos

Y conforme avanza la carrera, el ambiente cambia. La gente no busca clasificarse. Busca conseguir un reto personal. Terminar, con la mayor dignidad y alegría posible. Se agrupan. Saludan a sus amigos que han salido a animarlos. Van de buen humor. Son muchos los que al verme apuntando con el teleobjetivo esbozan una sonrisa, un gesto, una complicidad. No son pocos tampoco los que aprecian que estés allí, contemplándolos y valorando su gesto, y oyes con cierta frecuencia expresiones de agradecimiento. A ellos es a los que habría que expresarlas por su esfuerzo y simpatía combinados.

6. Los “estamos juntos en esto”

Esta pareja me llamó la atención. Desde el punto en el que estaba situado, los vi pasar dos veces. Cuando enfilaban el paseo de los Bearneses del Parque Grande, y cuando salían de él después de recorrerlo en ida y vuelta. A la ida, los vi pero no encontré una situación favorable para hacer la foto. A la vuelta, los estaba esperando. Evidentemente iban como pareja. Uniformados. Pero muy concentrados. Cuando a la vuelta iban a salir de la sombra de los árboles, me vieron. Y entonces quisieron, de una forma simpática, dejar claro que era un esfuerzo conjunto, que estaban juntos en eso. Se cogieron de la mano y luego ofrecieron un gesto de complicidad y una sonrisa amplia. Muy majos.

7. El veterano

Cierro esta pequeña crónica fotográfica, con un señor, ya de cierta edad, sonriente, que me llamó la atención. Porque en su blanca camiseta, había una escueta y sencilla frase; “50 maratons”. Es fácil descifrar su significado. Son al menos 50 veces las que se ha enfrentado al reto de los 42 km y 195 m de una maratón. Así que con este señor, cierro esta entrada, de una mañana fría en lo meteorológico, pero cálida en lo humano.

20180513-1104.jpg

[Fotos] Paisajes en Agüero y La Sotonera para las recomendaciones semanales de este domingo

Fotografía

El título lo dice casi todo. Ayer estuvimos explorando algunos lugares de la provincia de Huesca de cara a futuras escapadas fotográficas. En Agüero,… y con sus mallos. Menos conocidos que los de Riglos, pero muy vistosos también. A la vuelta, pasamos por el embalse de la Sotonera… y muy bien, oye, la puesta de sol. Todos estos paisajes acompañan a mis recomendaciones fotográficas de esta semana que podéis encontrar en Recomendaciones semanales – del 6 al 13 de mayo de 2018.

[Cine] Game Night (2018)

Cine

Game Night (26/20180507)

Estamos un poco desmotivados cinematográficamente hablando. Reconozco que la temporada de premios, esos meses que van desde noviembre hasta febrero, en la que se estrenan la mayor parte de las películas que optan a premios en los Oscar y otros certámenes es importante. Si llegan películas de calidad razonable, la afición al séptimo arte se realimenta, te anima. Y así, el resto del año, estas motivado a ir buscando la película interesante, o incluso la perla escondida, que no tiene tirón de masas pero están ahí y merecen su sitio en el corazón del cinéfilo. Sin embargo, este año salimos de la temporada de premios, muy comprimidos los estrenos en la cartelera española entre enero y febrero, con una gran sensación de vacío. Con la que presento hoy, llevamos 26 películas en la tercera parte del año, que son muchas,… y llevamos varias en la que nos cuesta asomarnos a la cartelera.

Para colmo, últimamente, las únicas salas que programan versiones originales, no dobladas, lo hacen a horas inconvenientes. Y una vez que te acostumbras a la versión original, la versión doblada se asemeja mucho a la galería de los horrores.

tumblr_p6zbqj50oc1r5mrsgo1_1280

Un repaso a lo que aparece en mi fotoblog viajero, enlaces al final, en los últimos tiempos; que va desde la ciudad de Tampere (Finlandia) en el encabezado, a un paseo por la arena de Verona (Italia)…

Un clavo más sobre el ataúd de la motivación, la semana del cine. Una operación de mercadotecnia que nos venden como una forma de animar la afición al cine. Cosa que no parece conseguir. Sí. Dos veces al año, consiguen llenar las salas, y la reducción de los precios se compensa ampliamente por esa alta ocupación en días en los que normalmente las salas están prácticamente vacías. Y en temporadas del año donde la cartelera está muy floja. A cambio, la cartelera de esos días elimina versiones dobladas o películas interesantes en beneficio de los productos de consumo de masas; la semana del cine es el equivalente a los macdonalds en la gastronomía.

A pesar de todos, tras una semana, la anterior, en la que no nos acercamos a las salas de cine, percibimos que esta comedia que traigo hoy, dirigida por John Francis Daley y Jonathan Goldstein, podía tener su interés. De entrada, el reparto. Sin figuras de relumbrón, pero con intérpretes muy sólidos del ámbito de la comedia en cine y televisión.

tumblr_p7xsnfhwIf1r5mrsgo1_1280.jpg

… o un  recuerdo de una fuerte nevada cuando trabajaba en Huesca,…

Lo de menos es el enredo. Esa noche de juegos entre amigos que socializan con frecuencia y que por la intervención de un agente externo acaba convirtiéndose en un thriller de acción lleno de comedia que entretiene sobremanera. Especialmente gracias al desparpajo de un reparto que, como decía, no es demasiado aparente, pero tiene oficio por arrobas; Jason BatemanRachel McAdamsKyle ChandlerSharon HorganMichael C. Hall,...

A mí me parece una comedia muy recomendable, aunque ha pasado muy desapercibida en los comentarios de los listos que todo lo saben en la cosa del cine, más interesados en los fuegos de artificio de la tododopoderosa Marvel/Disney, que consigue taquillazos memorables, pero que probablemente está matando el gusto por el cine con productos más o menos espectaculares, pero absolutamente previsibles, y las más de las veces con situaciones y argumentos repetitivos y risibles para quien no sea un ciego y acrítico fan del género superheroico. Un producto de los años 60 y la guerra fría, que podía tener sentido en aquel momento en los tebeos, y que sorprendentemente se ha enganchado al cine del siglo XXI como un chiclé al zapato.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
tumblr_p8bcfnIMpd1r5mrsgo1_1280.jpg

… o una visita a la catedral de Sigüenza después de una mañana ferroviaria en Arganda del Rey.

De viaje con Carlos

Una foto al azar

[Libro] El tren nocturno de la Vía Láctea

Literatura

Hace un par de semanas estaba leyendo, todavía en sus primeras páginas, una novela relativamente actual japonesa, cuando uno de los personajes hace una referencia al “Tren nocturno de la Vía Láctea”, como título de un relato y un libro del japonés Kenji Miyazawa, que incluso ahora, décadas tras su muerte, es una de las lecturas habituales y frecuentes en el País del Sol Naciente. La verdad es que el título me pareció estupendo, muy sugerente. Aun sin saber de qué iba el libro. Interrumpí la lectura del libro que estaba leyendo, de él os hablaré dentro de unos días, y me puse a investigar.

20140918-L1080775

Desde su apertura a la modernidad, el tren, el ferrocarril ha sido una parte inseparable de la vida y la experiencia cotidiana de los japoneses, por lo que no es de extrañar su uso como metáfora. Aquí os dejo una variedad de trenes y líneas por la isla de Honsu, la principal del archipiélago.

Miyazawa fue, por decirlo así, un posmoderno de las primeras décadas del siglo XX. Nacido en 1896, fue poeta y escritor, profesor de ciencias agrícolas, tocaba el violonchelo, era un devoto budista, aunque no desdeñaba determinados préstamos del cristianismo, vegetariano y activista social utópico. Lo dicho. Un posmoderno. Pero setenta años de que surgiera el término y el movimiento cultural. Quizá más serio y más profundo que la mayor parte de los posmodernos que proliferaron a partir de los años 70 del siglo XX.

Murió de neumonía en 1933, con sólo 37 años de edad. Lo cual le ahorro los años más tétricos y tristes de la historia del Imperio del Sol Naciente.

20140924-L1090062.jpgEn el libro que he leído, nos presentan tres de sus relatos. Tres cuentos, de tonos diversos, pero de intención indudablemente moralista, en los que se perciben su devoción budista, aderezada con elementos prestados del cristianismo, probablemente católico, aunque esto es un suponer.

El principal de ellos, el que da título al libro, en japonés Gingatetsudō no yoru [銀河鉄道の夜] (Tren nocturno galáctico), nos narra el viaje de dos amigos, Giovanni y Campanella, en un tren fantástico que va recorriendo la Vía Láctea, entre la Cruz del Norte (o constelación del Cisne) y la Cruz del Sur. En el viaje, ambos amigos, cuyos nombres proceden de personajes de Cuore  de Edmondo de Amicis, lo que afianza la influencia de los valores conservadores católicos del risorgimento italiano, van relacionándose con distintos personajes que transitan por la Vía Láctea. De los dos amigos, sólo Giovanni tiene un billete especial que se permite el viaje de vuelta. Campanella terminará su viaje en la estación de la Cruz del Sur. Sólo el regreso de Giovanni a su pueblo en algún lugar del norte de la isla de Honsu en Japón nos dará las claves de lo sucedido.

20140926-_9260067.jpgCon un tono entre esperanzado y melancólico, marcadamente filosófico, Miyazawa usa la Vía Láctea como metáfora del noble sendero o la recta vía que debe conducir la vida de los budistas, mientras que las dos estaciones de origen y destino, Cruz del Norte y Cruz del Sur, son referentes claros cristianos, como inicio y final del viaje. Dotada de una imaginería literaria que estimula y enciende la imaginación, se ha comparado con Le petit Prince de Saint-Exupéry, aunque su concepción y primeras versiones son un de décadas anteriores. Creo que tiene entidad y cualidades propias como para que no tenga que vivir a expensas de las comparaciones con el célebre relato del francés.

20140927-_9270517.jpgEste relato se completa con otros dos, Gauche el celista (セロ弾きのゴーシュ [Cello hiki no Goshu]), una fábula con interacciones entre un ser humano y los animales, que nos habla del esfuerzo para mejorar y contribuir al bien de la comunidad, incluso si este esfuerzo nos aparece como inaparente. Desde mi punto de ver tiene mucho que ver con la ética del esfuerzo personal al servicio del grupo, la comunidad o la organización, tan propia de la cultura nipona.

20140928-_9280124.jpgEl otro relato, Matasaburô, el genio del viento (風の又三郎 [Kaze no Matasaburô]), nos habla de las correrías de un grupo de escolares en las regiones rurales del norte de la isla de Honsu, a cuya escuela llega un nuevo alumno, procedente de la ciudad, de Sappor, hijo de un ingeniero, a quien apodan Matasaburô, y que da origen a la suposición de que es un genio de los vientos, y que provoca extraños sucesos de carácter sobrenatural… o no. Tiene un tono más costumbrista, y te deja la sensación de que hay cosas que pueden cambiar cosméticamente de una parte a otra del mundo, pero que en esencia son lo mismo.

Aunque no necesariamente alineado con mis formas de entender la vida y el mundo, me ha parecido una lectura tremendamente recomendable.

20140929-L1090345.jpg