[Cine] ¡Madre! (2017)

Cine

¡Madre! (Mother!, 2017; 402017-1610)

Hace ya más de una semana que vimos esta película. No era mi intención tardar tanto en comentarla… pero no viene mal. Es una película que conviene reposar. También he de decir que hay una serie de factores “ambientales” que han hecho que no hayamos podido disfrutar de forma adecuada de esta película. Mencionaré los cuatro principales:

El avance de la película, el trailer que se dice habitualmente, es una auténtica catástrofe. A efectos prácticos te están vendiendo una película de terror con muchos sustos. Y la cosa no tiene nada que ver con eso. Cada vez es más frecuente que los avances de las películas a) te destripen los momentos más interesantes de la misma, o incluso te la cuenten, o b) te engañen sobre la auténtica naturaleza del film.

Sólo pudimos optar por la versión doblada,… y esto roza la catástrofe. No ya porque las versiones dobladas sean versiones adulteradas del original, que los son. Sino porque muchas veces el doblaje conlleva una traducción inexacta del original, o sencillamente no busca una fórmula para trasladar el auténtico sentido del original. Ejemplo en esta película. Las primera y última palabras de la misma es la misma. Con la traducción de la versión doblada se pierde completamente el sentido. Y es importante.

Ha habido muchos comentarios de la crítica y de los medios previos a su estreno en España, unas semanas después de su estreno en EE.UU. y otros países, a los que ha sido imposible sustraerse y que condicionan su visionado.

La vimos en plena “fiesta del cine”, con mucha afluencia de espectadores para un lunes, muchos de ellos que no sabían o imaginaban lo que iban a ver, y que generaban mucho ruido y distracción.

20150611-_2220760

La casa donde transcurre la acción de la película está rodeada de bosques. La ficha técnica de la misma nos dice que está rodada en Montreal, Canadá. Pues nos iremos a pasear por los bosques del Mont Royal en la ciudad canadiense.

La película, dirigida por Darren Aronofsky, nos traslada al domicilio de un poeta (Javier Bardem) y su esposa (Jennifer Lawrence), una vieja casa
fuera de los núcleos de población, en el campo, donde se han recluido de cara a la concentración en el trabajo creativo de él, mientras ella se dedica a reformar y cuidar la casa. Un día reciben la visita de un admirador del poeta (Ed Harris), gravemente enfermo. Tras él llegará su esposa (Michelle Pfeiffer). Y a partir de ese momento la vida de la esposa del poeta empezará a entrar en una espiral de cambios.

Como ya he dicho, uno de los problemas con los que puede encontrarse el espectador, especialmente si ha visto el avance de la película, es sobre qué tipo de película se va a encontrar. Pero la película no pertenece al género de terror, aunque pueda ser tremendamente angustiosa en alguno de sus tramos. Si el espectador tiene unas referencias culturales suficientes, apreciará que estamos ante una película metáfora de los mitos religiosos de las religiones cristianas. La creación y el génesis, así como otros episodios del viejo y el nuevo testamento. También hay resonancias claras a la crisis medioambiental que estamos afrontando en estos momentos a nivel global. Es por lo tanto una película que tiene un carácter filosófico, que probablemente encajaría mejor en los antiguos cines de arte y ensayo que en las salas más comerciales. Por mucho que al frente del reparto esté la actriz mejor pagada del momento. Es una película con una realización técnicamente compleja, cámara en mano, de complejas coreografías en el movimiento de los actores, con un seguimiento continuo del personaje interpretado por Lawrence, que contribuye a la angustia que trasmite el metraje.

20150611-_2220803.jpg

En cuanto a las interpretaciones, es obligatorio destacar en primer lugar el trabajo de Jennifer Lawrence que soporta el peso de llevar siempre la cámara pegada, en un trabajo muy exigente tanto física como emocionalmente. La actriz tiene una calidad innegable a pesar de que su frecuente presencia en producciones extremadamente comerciales y de calidad real discutible pueda estar encasillándola como actriz también muy comercial, que está ahí por su cara bonita. Pero ya hemos visto en varias ocasiones que es realmente muy capaz, y aquí lo demuestra también. Bardem hace un papel antipático y no se luce, mientras que Harris y Pfeiffer tienen sus momentos.

Como resumen, película que no es apta para todos los públicos, ya que es compleja, muy simbólica y alejada del cine más comercial. Mi valoración global es en general positiva, aunque me surgen algunas dudas sobre algunos de los planteamientos del director. Pero es indudablemente una película osada y diferente de lo que estamos acostumbrados a ver. Pero no se la recomendaría a quienes buscan en el cine una mera distracción y una excusa para atracarse de palomitas. Y desde luego, no la recomiendo a los que buscan una película de terror y sustos.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***/****

20150611-_2220831.jpg

[Cine] La tortue rouge (2016)

Cine

La tortue rouge (2016; 032017-1301)

Me tomaban el pelo el sábado unos amigos mientras dialogábamos a través del iPad/ordenador, estando yo malito con fiebre el sábado. La película de este fin de semana era un esperadísimo musical del que os hablaré pronto porque ya está visto, pero el viernes, que no había plan para juntarse el grupo de ir al cine, tomé la decisión de irme yo solito a ver la película de animación que nos ocupa hoy. Me tomaban el pelo porque yo les explicaba que había visto la versión original, pero no subtitulada,… porque es una película sin palabras. Que no muda, como he leído en algún sitio. Tiene sonido propio, los personajes emiten sonidos propios, y suponemos que entre ellos conversan. Pero no emiten durante la película palabra alguna en idioma alguno. Entonces sobran los subtítulos. Saben que el título que otorgo a las entradas sobre cine dependen de si la versión que hemos visto es la doblada o la original. Y por eso me decía que qué iba a hacer. Pues como no es versión doblada, sino original, conservar el título original. En castellano se ha presentado con el título literalmente traducido de La tortuga roja (a partir de hoy voy a intentar ceñirme lo más posible a la ortotipografía de títulos de publicaciones recomendada formalmente, que siempre he siso un poco caótico con las curisvas y las comillas,… o nada).

La isala

La isla donde transcurre la acción de la película se caracteriza por su frondoso bosque de bambú. Así que os traigo fotos del más notable que conozco en persona, el de Arashiyama en Kioto.

Lo cierto es que sabía que era difícil que nadie me acompañase a ver esta película de animación, a pesar de que representa un hecho importante. El regreso del Studio Ghibli a la producción de largometrajes de animación a pesar de su retirada anunciada hace unos años. Y de verdad que considero que esto es una gran noticia. Ghibli es la productora responsable de algunas de mis películas de animación favorita, de haberme ayudado a abrirme a otra cultura como es la nipona, lo que no siempre es fácil a pesar de la mucha información de la que disponemos hoy en días, y de haber defendido un estilo de animación diferente al de la todopoderosa Disney. Preocupación por la ecología, preferencia por personajes femeninos protagonistas, fuertes e independientes, respeto por las historias que adapta, manteniendo sus esencias, respeto por las culturas de las que proceden, incluso si sufren cierto tipo de japonización, opción por la elegancia y la sencillez en el dibujo, aunque vengan dotadas sus películas de gran riqueza visual, admisión de propuestas alternativas a las dominantes,… Como digo, un referente en este tipo de cine y en el cine en general. Y su regreso viene con un añadido. Por primera vez, coproduce un película de origen occidental. Director holandés, Michael Dudok de Wit, fuerte participación francesa, títulos de créditos con nombre y apellidos de todo el mundo, especialmente de la diversa Europa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Todo al servicio de lo que cada vez estoy más convencido de que es una sencilla pero destacable obra de arte de 80 minutos de duración. Una historia sencilla, pero llena de metáforas, con la aventura entre un náufrago e una isla perdida del Pacífico, y una tortuga marina roja, que se transformará en … el tema de la transformación de los seres marinos en otro tipo de seres es lago no vemos por  primera vez  en Ghibli, y que también aparece en la leyendas de todo el mundo. Pero todo ello, contribuye a un canto de integración en la naturaleza, en sus ciclos de vida y muerte, en lo que tiene de bello y de aterrador.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dibujos de trazo sencillo, muy limpio, muy claros, pero muy elegantes. Fiel hasta el extremo de que en el cine, si lo puedes contar con imágenes, sobra la verborrea. Obliga al espectador a mantener una conducta activa, expectante, no tanto porque sea compleja de entender la historia base, sino porque la comprensión total de la misma viene de los pequeños detalles. Del reconocimiento de los paisajes, del comportamiento de los seres vivos, de los ciclos de la luna… Una integración absoluta de la naturaleza como un personaje protagonista más de la acción. Absolutamente recomendable, aunque supongo que iremos cuatro gatos a verla. La gente se mueve con muchos prejuicios y todavía hay una mayoría que asocia animación con productos o subproductos infantiles. Desgraciadamente. Una forma como otra de desaprovechar un estilo de expresión artística y narrativa tan válido como cualquier otro.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: No aplicable
  • Valoración subjetiva: ****

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

[Libro] La montaña mágica

Literatura

Para mí, los “manga” siempre han sido historietas como otras cualquiera, pero dibujadas y redactadas por japoneses. Ciertamente siguiendo las normas de escritura de su idioma que hacen que se lean de derecha a izquierda, y con los libros “del revés”. Pero por otra parte, no dejan de ser en esencia lo mismo. Una historia narrada mediante viñetas con dibujos, ayudada en mayor o menos medida con unos textos que suelen ser los diálogos entre los personajes o comentarios del narrador que complementan las escenas visuales. Siempre he supuesto que, lo mismo que sucede en el cine, estos comentarios, equivalentes a la “voz en off”, deberían ser los mínimos o motivados por circunstancias especiales… la narración debería ser clara con los dibujos y los diálogos.

20140919-_9190548.jpg

Naturaleza, tradición, niños… de todo encontramos en nuestra visita a Itsukushima, también conocida como Miyajima, en el mar interior de Seto no lejos de Hiroshima.

Sin embargo, he oído hablar también en ocasiones a gente que argumentan que una cosa es una historieta, que otra cosa es un cómic y que otra cosa es un “manga”… aunque nunca he conseguido escuchar un argumento convincente.

Lo que si es cierto es que cada cultura tiene sus formas y sus tradiciones. Las grandes tradiciones europeas, como la francobelga, tiene formas distintas de las norteamericanas. La española, a mí personalmente, me da la impresión de que ha ido en la estela de la francobelga en su mayor parte, aunque también hay influencias yanquis. Derivados de lo que se hacía hace unas décadas durante el franquismo, encuentro poco. Pero no me considero experto, así que probablemente aceptaré cualquier corrección razonada que se me haga. Y la japonesa se corresponde con sus propias tradiciones en materia estética, en pintura y dibujo. Pero todo son historietas, que es la palabra tradicional en español para designar esta forma de expresión.

20140919-_9190002.jpg

¿Y a qué viene toda estar argumentación? Pues a que esta historieta del japonés Jiro Taniguchi, publicada por Ponent Mon, aunque temáticamente está totalmente inserta en la tradición nipona, formalmente está resuelta con el estilo de la historieta europea, más próxima a la “bande desinée” francobelga que otra cosa.

La historia de dos jóvenes hermanos, huérfanos de padre, que quedan al cuidado de sus abuelos en un pueblo junto a un imponente monte lleno de leyendas, durante un angustioso mes en el que su madre va a ser operada por una enfermedad grave en la ciudad, tiene muchos de los elementos de realismo mezclado con la tradición mágica de las creencias populares japonesas. También recupera el motivo universal de que los niños tienen la capacidad de ver y oír lo que los adultos no son capaces. Conservan esa inocencia original que los mantiene más cercanos a la naturaleza y al mundo mágico. Son capaces de ver con los ojos del corazón, de los sentimientos, y no sólo con los de la razón, la visión del cerebro. U oír. Como muchos autores nipones, en su obra desarrolla un mensaje de respeto por la naturaleza.

20140919-_9190152.jpg

Sin embargo, el dibujo en color y el formato del libro, así como la línea argumental tiene más que ver con las formas europeas. Una mezcla que a mí me parece acertada. Quizá porque aunque las formas son importantes en el terreno de las artes, todavía lo son más los conceptos y los temas que transmiten y que pueden ser más independientes de la forma de lo que nos creemos.

20140919-_9190534.jpg

Es una historieta que se lee bien y rápida, y que puede ser razonablemente recomendable. Tiene “voz en off”… que he criticado al principio, porque está narrada en primera persona por el protagonista, que “rememora” los hecho. Entrecomillo lo de rememorar, puesto que aunque las localizaciones y la época en que transcurre la acción, a principios de los años sesenta del siglo XX, se corresponden con los de la infancia del autor, este reconoce que no hay contenido autobiográfico en la historia. Simplemente la decisión de situarla en un lugar que recuerda bien, aunque ya hayan pasado década…

20140919-_9190171.jpg

[Viajes] Los invernaderos del Jardín Botánico de Madrid

Viajes

Ayer estuve en Madrid. De los motivos principales de mi visita, por lo menos aquellos que considero en la esfera pública, os hablaré próximamente. Pero ya os adelanto. Además de ver algunas exposiciones más de PHotoEspaña 2016, estuvimos visitando la exposición temporal del Museo del Prado dedicada al Bosco. Desde hace más de 25 años, uno de mis favoritos. Pero ya digo, de eso hablaré más despacio un día de estos.

20160707-L2290654.jpg

Este señor, que tiene un puesto de honor en la fachada principal del Museo del Prado, es comúnmente conocido más por su condición de “funcionario” del “Ministerio del Tiempo” que por sus habilidades y capacidades como pintor. Tiene el mismo nombre que un plaza de Zaragoza cerca del colegio donde asistí a clase durante trece años… Diego Velazquez.

El caso es que, como suelo hacer cuando visito exposiciones de PHotoEspaña, entré un rato en el Real Jardín Botánico de la capital. Por dos motivos. El primero y principal, porque como habitualmente había un par de exposiciones de fotografía del festival que me interesaba ver. El segundo fue que, dada la hora, nos sirvió para entretener un poco el tiempo hasta el momento de entrar a la exposición del Prado, que se encuentra adjunto al Botánico, a las seis y cuarto de la tarde.

20160707-L2290663.jpg20160707-L2290670.jpg20160707-L2290700.jpg

Y en estas estábamos cuando nos encontramos con los invernaderos visitables del Jardín Botánico. Entré por primera vez en este Botánico en 1990. En aquellos momentos no había invernaderos que se pudieres visitar… y he estado convencido de que eso seguía así durante 26 años… porque como en este país hay tan pocas cosas que cambien sustancialmente, no se me había ocurrido que podrían haber puesto. Es que están en un rincón. No me los había encontrado en ocasiones anteriores. Y yo disfruto mucho con estas instalaciones. Son un agobio, porque hace calor, y como haya plantas tropicales o ecuatoriales, también mucha humedad. Pero son tan fotogénicos. Así que estuvimos un ratito hasta que se nos hizo la hora de acudir a la exposición. Os dejo con algunas fotografías tomadas en su interior.

20160707-L2290715.jpg

20160707-L2290717.jpg

20160707-L2290723.jpg

20160707-L2290729.jpg

20160707-L2290735.jpg

20160707-L2290738.jpg

20160707-L2290744.jpg

20160707-L2290748.jpg

20160707-L2290749.jpg

20160707-L2290770.jpg

Una vez que salimos de los invernaderos, tan apenas nos quedó tiempo más que para salir del jardín, haciendo alguna foto muy de pasada… Pero bueno, otra vez habrá más tiempo… Y quedamos para dentro unos días para contaros la parte del arte de la excursión a Madrid.

20160707-L2290776.jpg

20160707-L2290784.jpg

20160707-L2290789.jpg

20160707-L2290802.jpg

[Cine] The Revenant (2015), mi oso y yo

Cine

The Revenant (2015; 112016-0207)

Tengo que reconocer que esperaba esta película con una cierta ansiedad. Con una mezcla de esperanza y miedo. Me explicaré.

Hace ya muchos años vi en televisión una película que me impactó notablemente. No la vi cuando su estreno en pantalla grande porque yo era muy chico, por lo que mi conocimiento de ella fue más tardío. En ella, Sydney Pollack nos contaban la historia de un antiguo soldado del ejército de los Estados Unidos que se fue a las montañas a vivir su vida de forma solitaria, aunque acabó conviviendo con una nativa americana y su hijo. Estos fueron asesinados y comenzó una épica aventura de venganza y supervivencia. De paso, se reivindicaba la magnífica y terrible belleza de la naturaleza en Norteamérica. Contaba con valores ecológico notables. Se trataba de Jeremiah Johnson (Las aventuras de Jeremiah Johnson en España), y la protagonizaba un inspirado Robert Redford, para mí en su mejor papel. No es el western mi género favorito; pero reconozco que cuando alguno me gusta, me gusta mucho. No tengo términos medios con este género.

A falta de fotografías de las Rocosas, nos conformaremos con los Pirineos.

A falta de fotografías de las Rocosas, nos conformaremos con los Pirineos.

La película de Alejandro González Iñárritu, protagonizada por Leonardo DiCaprio, que hoy nos ocupa ha venido precedida de una importante campaña publicitaria, y por muchos comentarios sobre la calidad del filme. Se anuncia que tanto el director como el actor protagonista son favoritos para ganar los premios Oscar en sus respectivas categorías. Pero conforme se acercaba la fecha de estreno y se iban desvelando algunos detalles de su trama, más similitudes iba yo encontrando con aquella película de los años 70 que tanto me impactó década y media más tarde. Y de ahí mi ansiedad. ¿Iba a encontrarme con otra experiencia notable como aquella? ¿O palidecería en comparación? A su favor ya podemos hablar la innovaciones tecnológicas de los últimos 40 años. Frente al rodaje con película de 35 mm de aquella, ahora nos encontramos con las más modernas técnicas de rodaje digital, con sensor de 65 mm (54,12 x 25,59 mm efectivos) y resolución 6K. Pero como comentaremos en la próxima película dentro de unos días… la potencia tecnológica no siempre garantiza la satisfacción cinéfila.

Veamos. La película está bien, bastante bien. Pero de alguna forma no ha conseguido engancharme ni de lejos como aquella de Pollack y Redford que supo atrapar mi imaginación y mi sensibilidad. Hace ya 25 años que un amigo mío dijo… “cada vez que la gente sale del cine diciendo ‘qué bonita la fotografía’ es que algo falla en la película”. Pues bien, qué bonita la fotografía. Con sus primeros planos a base de grandes angulares, con sus diafragmas cerrados y sus soles formando estrellitas por los picos de difracción, por su colorido, por sus contraluces,… Incluso rompiendo de forma injustificada la cuarta pared cuando la respiración del protagonista empaña la lente frontal del objetivo de la cámara, o salpica la sangre contra el filtro protector de la misma… rompiendo la magia de quien supones solo y de repente se hace evidente que no.

Que cada vez es más difícil encontrar nevados con las temperaturas elevadas en invierno que estamos teniendo.

Que cada vez es más difícil encontrar nevados con las temperaturas elevadas en invierno que estamos teniendo.

Mientras tanto,… DiCaprio nos ofrece una exhibición de dedicación física al filme, pero sobre un personaje mucho más plano y menos sutil que aquel Jeremiah Johnson de mis recuerdos. Incluso con viajes alucinatorios incluidos. El filme roza incluso la inverosimilitud absoluta ante la evolución física del personaje, que hace que directamente no te creas la pelea final… No puede ser… no puede tener fuerzas. Es mentira.

Esta película es un alarde. Técnológico, de estilo de dirección, de iluminación, de interpretación física (incluid el antagonista principal, Tom Hardy), de localizaciones, de… ¡este Iñarritu, con ese apellido y estos alarde debe descender de uno de Bilbao, vamos! Pero a mí no me acaba de atrapar. Veo demasiado el artificio. Y también en la historia, en el guion.

No nos engañemos. Es una buena película. Si vais a verla no quedaréis decepcionados. O por lo menos, no demasiado. Pero no se me va a quedar en el recuerdo como un peliculón de los de verdad… Pena, oye.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Pero también pueden ser bellos y duros, oye. ¿A que sí?

Pero también pueden ser bellos y duros, oye. ¿A que sí?

[Fotos] En las laderas del Moncayo

Fotografía, naturaleza

Hoy es viernes, día de la semana en el que menos suelo actualizar este Cuaderno de Ruta… es como si fuese mi día de descanso a estos efectos. Hoy es el día de Navidad, uno de los días del año que personalmente acojo con menos entusiasmo. Hoy es el enésimo día en el que la niebla cubre y aburre Zaragoza en lo que llevamos de mes, lo cual me ha llevado a estar muy inactivo fotográficamente, entre otros motivos… Hoy por lo tanto, era un día apropiado para dejar descansar este Cuaderno de Ruta.

Pero he recordado que tengo unas cuantas fotografías en barbecho, tomadas con la veterana Voigtländer Perkeo II y película negativa en blanco y negro Kodak Tri-X para formato medio de tipo 120. Y que no han aparecido todavía por aquí… Así que por qué no… Siempre está bien recordar algunas de las maravillas naturales que nos quedan por aquí.

20151220-Perkeo-trix-hc110_020

20151220-Perkeo-trix-hc110_021

20151220-Perkeo-trix-hc110_022

(Esta imagen anterior tiene una doble exposición accidental… pero he decidido que la pongo igual…)

20151220-Perkeo-trix-hc110_024

20151220-Perkeo-trix-hc110_025

20151220-Perkeo-trix-hc110_026

20151220-Perkeo-trix-hc110_030

20151220-Perkeo-trix-hc110_031

20151220-Perkeo-trix-hc110_034

 

[Cine] Futatsome no mado (2つ目の窓) (2014)

Cine

Futatsome no mado (2つ目の窓) (2014); vista el 14 de abril de 2015.

Esta semana no hemos podido escaparnos al cine. No desesperamos sobre la posibilidad de ir hoy o mañana, porque hay una propuesta italiana que nos está haciendo tilín. En cualquier caso, he comprobado que en las últimas semanas hay varios estrenos que no han llegado a la cartelera zaragozana. A pesar de que podrían tener un relativo interés. Por ejemplo, desde Japón han llegado a algún recóndito sitio de las carteleras un par de propuestas a las que gustaría echar un vistazo. Si no se aprovechan las temporadas bajas para rescatar el cine menos comercial, dime tú cuando… En fin. Di que hay modos de acercarse a ellas, aunque no les guste a los distribuidores y exhibidores. Pero si no nos las traen, es que tampoco les importa mucho. Supongo. Así que me he visto en casa este largometraje de la directora Naomi Kawase (en esta entrada seguiré el estilo occidental, colocando el apellido en segundo lugar, y el modo oriental, en el que va al principio del nombre de la persona). La cinta se ha estrenado en España, como digo en algún sitio ignoto para mí, como “Aguas tranquilas”, y el denominado título internacional es “Still the Water”.

En un día de verano, con tiempo tormentoso, en la isla japonesa subtropical de Amami, al sur del archipiélago principal nipón, Kaito (Nijirô Murakami), un adolescente del lugar, descubre un cuerpo de hombre desnudo muerto en el mar. Kaito suele ir acompañado o acompañar a la alegre Kyôko (Jun Yoshinaga), su amiga. Aunque entre ambos jóvenes surge algo más que amistad. Ambos se encuentran con conflictos familiares que se centran en las madres. Los padres de Kaito están divorciados, su padre vive en Tokio. Su madre suele salir con distintos hombres que convierte en sus amantes. Y Kaito lo lleva mal. La madre de Kyôko está gravemente enferma, y va a morir. Aunque su familia se encuentra muy unida, y la madre ha ejercido de chamán en la religión tradicional del lugar y afronta la muerte con serenidad. De todos modos, los conflictos personales en un período tan crítico como la adolescencia van a remover los cimientos de la vida de estos jóvenes, que tendrán que resolver y afrontar estas situaciones.

Mi experiencia en islas japonesas está algo más al norte que la que sale en la película, la bella isla de Miyajima.

Mi experiencia en islas japonesas está algo más al norte que la que sale en la película, la bella isla de Miyajima.

Esta es una de esas películas que o te encanta o te aburre y la odias. Una película muy contemplativa, donde pasan muy poquitas cosas en las dos horas que dura. Una película que se recrea en los paisajes, en las escenas, en los detalles, en la música. Por lo tanto, podrá haber quien se exaspere del ritmo de la misma. Pero si te dejas llevar por los personajes, si empatizas con los caracteres, no sólo los dos protagonistas sino también con los de los distintos adultos que les rodean, les influyen, les guían o los condicionan, empiezas a considerar que estás ante una película que tiene sus valores y su interés. De hecho, es una de esas películas que he percibido mejor y con más conocimiento a la mañana siguiente que justamente tras los créditos finales.

A la directora le gusta rodar con actores y actrices no profesionales, del lugar en el que se rueda la película. La chica protagonista si que es profesional; probablemente está escogida por su aspecto de adolescente, pero teniendo en cuenta que ya es una chica mayor de edad y tuvo que rodar alguna escena de desnudo. Nada escabroso. Toda la cinta tiene una estética muy cuidada, casi recreándose en exceso en ella, en la belleza estilizada de los personajes, en las aguas transparentes del Pacífico, en los bosques casi tropicales de la isla. En cualquier caso, todos ellos cumplen suficientemente para los objetivos de la realizadora.

Rodeada del mar interior de Seto, con los bellos bosques primarios del monte Misen, en los que encontramos desperdigados pequeños santuarios shintoístas, la religión tradicional de Japón.

Rodeada del mar interior de Seto, con los bellos bosques primarios del monte Misen, en los que encontramos desperdigados pequeños santuarios shintoístas, la religión tradicional de Japón.

Entiendo que no es una película muy comercial, o que responda a los criterios de comerciabilidad palomitera actual. Película más de festivales, película de autor, autora en este caso, que no pocos adjetivarán como “lenta”. Pero que tiene sus virtudes, y que permite conocer otras culturas y otras formas de atormentar problemas personales de carácter universal.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Un buen lugar para perderse... pero bueno... si algún día se tercia... ¿se podría uno plantear llegar hasta las remotas islas Ryūkyū, de la cual la más famoso es Okinawa?

Un buen lugar para perderse… pero bueno… si algún día se tercia… ¿se podría uno plantear llegar hasta las remotas islas Ryūkyū, de la cual la más famoso es Okinawa?

[Fotos] En la Alfranca con Fotógraf@s en Zaragoza

Cultura, Fotografía personal, naturaleza

Hoy por la mañana ha habido excursión fotográfica de Fotógraf@es en Zaragoza (FeZ) (Flickr; Facebook). El destino era los galachos naturales de la Alfranca en Pastriz, a pocos kilómetros de Zaragoza. He incluido el enlace a lo que es un galacho, porque es una voz propia de Aragón, para que el resto de los hispanohablantes se hagan una idea.

Yo conozco el lugar desde hace más de treinta años, y quizá por eso, porque en su momento lo visité con frecuencia ahora igual hacía veinte que no lo pisaba. Está relativamente cambiado. Ahora es un espacio protegido y por ello hay más presencia de la vegetación natural. Por otra parte, en su proximidad se han realizado una serie de instalaciones para entretenimiento cultural de los visitantes, que compensa que algunos accesos están cerrados para proteger a la fauna natural.

Hoy había otro aliciente. El río Ebro está desde hace unos días con una fuerte avenida y desconocíamos en qué medida estaría inundado el lugar por el aumento del caudal del río. Al final ha sido una experiencia mucho más divertida de lo que pensábamos.

Os lo cuento con fotografías.

Hemos comenzado la mañana, tras trasladarnos al lugar, visitando el Jardín de Piedras.

Hemos comenzado la mañana, tras trasladarnos al lugar, visitando el Jardín de Piedras.

Este es un jardín en el que se han instalado círculos con las rocas más representativas de la geografía de todo Aragón, y con explicaciones sobre las mismas.

Este es un jardín en el que se han instalado círculos con las rocas más representativas de la geografía de todo Aragón, y con explicaciones sobre las mismas.

Aunque no sólo piedras encontramos en el jardín. También hay estanques y otros elementos ornamentales.

Aunque no sólo piedras encontramos en el jardín. También hay estanques y otros elementos ornamentales.

Las más llamativas, las grandes piedras de sal gema.

Las más llamativas, las grandes piedras de sal gema.

Después nos hemos dirigido a los galachos. A poco de salir del jardín, hemos empezado a encontrar algunos campos parcialmente inundados.

Después nos hemos dirigido a los galachos. A poco de salir del jardín, hemos empezado a encontrar algunos campos parcialmente inundados.

Cuando llevábamos la mitad del recorrido, nos hemos encontrado con los caminos totalmente impracticables.

Cuando llevábamos la mitad del recorrido, nos hemos encontrado con los caminos totalmente impracticables.

20150228-_2190364

No nos hemos desanimado, y nos hemos encaramado a una acequia que transcurría por una tubería, y que nos permitía salvar la inundación.

20150228-_2190366

Pronto hemos llegado al lugar donde antaño acampábamos para pasar el fin de semana; contenida el agua por una defensa de hormigón, la pradera se encontraba sumergida por entre un metro y medio de agua.

20150228-_2190373

Hemos seguido avanzando por la defensa de hormigón a la que faltaban apenas 20 centímetros para que fuese sobrepasada por el nivel del agua.

Así hemos llegado hasta la caseta de observación de la naturaleza en el punto donde el galacho conecta con el Ebro.

Así hemos llegado hasta la caseta de observación de la naturaleza en el punto donde el galacho conecta con el Ebro.

20150228-_2190394

La caseta estaba rodeada por las aguas, salvo por el murete de hormigón por el que hemos llegado.

20150228-_2190383

Y el paisaje que nos esperaba a través de sus ventanas era impresionante.

20150228-_2190385

Normalmente, los galachos son zonas húmedas no conectadas con el río, salvo cuando en situaciones como la de hoy sufren las inundaciones que los alimentan y les dan variedad biológica. Este es el punto en el que el galacho conecta con el río Ebro, aunque hoy era más difícil distinguir los límites entre uno y otro.

Ya de vuelta, hemos comprobado que la primavera está anunciando ya su llegada en estas latitudes.

Ya de vuelta, hemos comprobado que la primavera está anunciando ya su llegada en estas latitudes.

Incluso hemos usado los objetivos macro para fotografíar algunas de las flores. No en vano, llevamos ya unos días esta semana en los que las temperaturas diurnas están alcanzando ya los 15 ºC.

Incluso hemos usado los objetivos macro para fotografíar algunas de las flores. No en vano, llevamos ya unos días esta semana en los que las temperaturas diurnas están alcanzando ya los 15 ºC.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para terminar la mañana, hemos tenido una tertulia en la cafetería del lugar, y nos hemos hecho la fotografía de grupo de rigor ante el Palacio de la Alfranca, también conocido con Casa Palafox, ya que perteneciendo a los duques de Ayerbe, fue el lugar donde el general Palafox se alojó cuando acudió a ponerse al frente de la defensa de Zaragoza ante la agresión e invasión de los ejércitos franceses del tirano Napoleón. No es que yo piense que defender la ciudad como se hizo fuera buena idea, pero desde luego, Napoleón era un tirano que llevó el sufrimiento de la guerra durante años por toda Europa. Nunca entenderé porque los franceses lo consideran todavía una gran figura, digna de homenaje.

[Fotografía] Probando el flash externo OLYMPUS FL-600R – Al aire libre – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Probando el flash externo OLYMPUS FL-600R – Al aire libre – Fotografía y otras artes visuales.

Sacudiéndome el virus de la gripe y otros microorganismos hostiles, aprovechando tardes muy templadas en el Parque Grande de Zaragoza… aunque sin las ideas muy clara…

[Naturaleza y fotos] El soto de Cantalobos una vez más

Fotografía personal

Ayer me cogí un día de fiesta. Con el objetivo de relajarme, no hacer nada extraordinaria, y airear la cabeza. El día amaneció con niebla. Y esta niebla se desvaneció poco a poco. Lo que dejó unas condiciones de luz bastante razonables para ir a hacer fotos. Así que cogí mi raqueta de tenis que necesitaba una reparación, y la Canon EOS 5D Mk.II con el 50/1,8, y me fui a que encordaran la raqueta y a dar un amplio paseo fotográfico por el soto de Cantalobos. Uno de mis sitios favoritos. La última vez que estuve, caminé por los caminos de alrededor. Era todavía verano, había mosquitos, y aun sin entrar en lo profundo, se me comieron vivo las moscas negras que se pusieron tristemente de moda este verano en Zaragoza. En esta ocasión, el frío ha eliminado todo resto de bicho que pica. Así que pude caminar y fotografiar sin problemas. Os dejo algunos ejemplos.

Río Ebro

-----

Soto de Cantalobos

-----

Soto de Cantalobos

-----

Soto de Cantalobos

-----

Soto de Cantalobos

-----

Soto de Cantalobos

-----

Soto de Cantalobos

-----

Soto de Cantalobos
—–
Soto de Cantalobos

-----

[Naturaleza y fotos] Excepto vehículos autorizados…

Fotografía personal, Política y sociedad

Este domingo nos dimos un paseo hacia el Soto de Cantalobos, una zona natural próxima, muy próxima a Zaragoza, y que a mí me resulta muy agradable para caminar. Ya he hablado de ella por aquí con antelación. Incluso le he dedicado algún libro virtual de fotografías, que también os había presentado. Y es que, como es natural, siempre me llevo una cámara de fotos conmigo. Por lo que pudiera surgir.

En esta ocasión no nos metimos por el soto propiamente dicho, sino que fuimos caminando por la pista que lo bordea. En esta época del año, y a la caída de la tarde, nos daban miedo las picaduras de los insectos. Y aun así, no las pudimos evitar. Cada vez que nos parábamos a hacer alguna foto, se nos llenaban las piernas de bichos. No eran mosquitos. Supongo que será la famosa mosca negra que se ha puesto de moda este año, y de la cual el ayuntamiento dijo que ya estaba controlada. Te diré los habones que llevo en las piernas. Y como pican. La próxima vez nos acordaremos de ir con pantalón largo. A pesar del calor.

Soto

No nos atrevimos a entrar en el soto, y aun así nos frieron los insectos - Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited

Pero lo que más nos molestó es que, a pesar de las indicaciones que hay al comienzo del camino que indican la prohibición de circular vehículos de motor salvo autorizados, siempre te encuentras coches que pasan, te llenan de polvo y de ruido, y que obviamente son gente de la que va a pasar el día o la tarde como los paseantes o ciclistas a quienes está dedicada la ruta.

Y no les digas nada. Por mucha cortesía que utilices para llamarles la atención. Porque la agresividad verbal es la respuesta más habitual que te encuentras. Y todo tipo de alusiones a la libertad. A la suya claro. La de los demás es ignorada sistemáticamente. Muy españoles en su reacción. Idiosincrásicos.

No vehículos no autorizados

No nos contentemos con ignorar la señalización; si tenemos un ratico, la vandalizamos un poco - Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited

Pero por lo demás, el paseo fue tranquilo y relajante, y además nos regaló con una bonita puesta de sol cuando volvimos a incorporarnos al medio urbano. Que no está mal.

Recomendación musical

El último podcast de Toma uno dedicó una buena parte de su espacio al trío de folk rock America. Y acabo de escuchar la que probablemente es una de sus canciones más conocidas si no la que más: A horse with no name. La verdad es que tenía olvidado en la memoria este grupo, y lo cierto es que es muy agradable de escuchar.

Azud y ocaso

El sol se oculta tras el azud y los puentes sobre el Ebro a su paso por Zaragoza - Pentax K-x, SMC-DA 40/2,8 Limited

[Libros en Issuu] Viajes en blanco y negro, y el soto de Cantalobos

Fotografía personal

Recientemente he estado trabajando en un par de proyectos a la hora de presentar mis fotografías. Y ambos proyectos están publicados en Issuu.

El primero en realidad ha sido un proyecto que se ha desarrollado a lo largo del año. Básicamente ha consistido en revisar las fotografías de mis viajes del año pasado, el 2009, especialmente las que en su momento deseché para su utilización o publicación en color. E intentar comprobar qué potencial tenían algunas de ellas en blanco y negro, bien tal y como fueron tomadas, bien con algún reencuadre que resulte interesante. He de decir que en la medida de lo posible intento presentar mis fotos sin reencuadres y con simples ajuste de color y contraste. Es decir intento, y a veces consigo, que las fotos me queden bien a la primera, para no tener que trabajar mucho luego en el ordenador. Pero con este proyecto me lo tomo de otra forma.

Bien. El caso es que ya está terminado, he enviado el libro a imprimir a Blurb, y he subido una copia a Issuu para que se pueda ver por quien lo desee.

Portada del libro 'Viajes con otra mirada, 2009'.

Por otro lado, todos los años preparo varios libros con fotografías que voy tomando sobre la marcha en el día a día. No asociadas a viajes de vacaciones. Fotos tomadas mientras camino por la calle, paseando los fines de semana, en excursiones diversas. Lo cotidiano. Estos libros no los hago públicos. Porque en ocasiones hay fotografías de carácter más personal. Son más, eso. Un álbum de fotos personal. Pero es cierto que ocasionalmente puedo reunir conjuntos de fotos con un tema común. Por lo tanto, he decidido publicar pequeños álbumes o porfolios virtuales sobre distintos temas.

El primero de ellos trata del Soto de Cantalobos. Esta es una zona de la ribera del Ebro, aguas abajo respecto a la ciudad de Zaragoza, a la que se llega caminando sin ningún problema ya que está adyacente a la propia ciudad, y rodeado de campos de labor agrícola. Es un paseo muy agradable por las tardes en la puesta de sol, y a lo largo de este año he ido varias veces con la cámara. Así que he recopilado fotografías y las he subido a Issuu.

 

Portada del porfolio 'El Soto de Cantalobos'

Recomendación musical:

Hoy me siento dado a cierta melancolía a la que va bien el suave timbre de la voz de Melody Gardot, cantante canadiense que en los últimos tiempos está alcanzando cierta notoriedad. Pero tampoco me importaría animarme con el You’re Gonna Make Me Lonesome When You Go de Bob Dylan en la voz de Madeleine Peyroux. Que también tiene un cierto tono melancólico a pesar de su vivo ritmo.

Mirando hacia la desembocadura del Río Gállego

Contemplando el paso del Ebro y la desembocadura del río Gállego, desde un mirador en el soto de Cantalobos, Zaragoza - Pentax K-x, SMC-DA 21/3,2 Limited