[Fotos] Más paisaje urbano de verano con película negativa en color

Fotografía

Para la #CrappyCommieCameraParty de la que os he estado hablando durante todo el verano, en la que he participada utilizando mis cámaras y objetivos fabricados en los países del antiguo bloque prosoviético durante la guerra fría, compré ha principio de la estación tres rollos película negativa en color de una determinada marca que no uso habitualmente. Con el que os presento hoy, he llegado al tercero de los tres que venían en el envase conjunto que adquirí en un comercio local de Zaragoza.

Lo cierto es que los resultados que he obtenido con este material sensible, que nunca ha sido de mis preferidos, no han estado mal. Mejor en este rollo que en el anterior. Los comentarios técnicos al respecto los podéis encontrar en Último rollo de Lomography Color Negative 400 del verano – Praktica MTL5 con Tessar 50/2,8. Creo que la óptica utilizada tiene mucho que ver. No sé. O a lo mejor es el estado de ánimo en el que estaba esos días. Cualquier cosa.

[Fotos] Ilustrando mis reflexiones sobre el equipo fotográfico digital que me llevé a Dinamarca recientemente

Fotografía

Veamos. Mi equipo fotográfico viajero por excelencia es de formato micro cuatro tercios. Las cámaras tienen una excelente ergonomía, una fuerte protección contra accidentes e inclemencias del tiempo, y el conjunto de ópticas que puedes llevarte es muy amplio, con poco incremento en el volumen o en el peso. Pero mi cámara principal se estropeó a finales de la primavera, la tuve durante un mes en el taller, a Suiza me llevé otra del mismo sistema pero menos completa y competente, y cuando las principal parecía funcionar sin problemas, tres días antes de viajar a Copenhague, volvió a fallar con los mismos síntomas. El arreglo ha sido fallido.

La primer opción era volver a llevarme la pequeña cámara que me llevé a Suiza. Los resultados en Suiza fueron buenos, como lo fueron en Andalucía en octubre del año pasado. Pero como recientemente compré un50 mm para mi Canon EOS RP, me planteé probar en esta escapada breve qué tal funciona este equipo en viaje. De antemano decir una cosa. El principal problema de llevar un equipo con un sensor grande, suponiendo que el 24 x 36 mm sea un sensor grande, ya que durante décadas fue llamado formato miniatura en comparación con el formato medio y el gran formato con película tradicional, es el volumen y el peso. Y no tanto de las cámaras como de las ópticas. Por el peso y volumen de un zoom de calidad para la montura Canon RF, puedes llevar un zoom de calidad y un par o tres de ópticas fijas para las Lumix.

En fin mis reflexiones más técnicas las podéis encontrar en Por primera vez, he viajado con un equipo fotográfico de los llamados “full format” – Canon EOS RP, 50 mm y 24-105 mm. Aquí os dejo las fotos que he utilizado el artículo enlazado, todas realizadas en Copenhague y en los museos de arte contemporáneo cercanos y sus alrededores.

[Fotos] Color y objetivo soviético para el paisaje urbano veraniego

Fotografía

Tengo todavía varios rollos de película revelados o por revelar del mes de agosto. Y varios de ellos se incluyen en esta decisión mía de usar durante los dos meses centrales del verano el material antiguo fabricado en los país de la órbita soviética. En esta ocasión, sigo investigando los resultados que ofrece el soviético Mir-1 37/2,8, uno de los más prestigiosos de los que se fabricaron para cámaras Zenit… aunque yo siempre he sospechado que es un objetivo decente para su época, pero sin más. Aunque cuando te acostumbras a su peculiar uso… puede ser divertido para fotografiar.

Aquí os muestro algunas fotos de uno de esos rollos. Los detalles técnicos están en Más Mir-1 37/2,8 en la ciudad – Lomography Color Negative 400.

[Fotos] Paisajes en el infrarrojo en el sábado más caluroso

Fotografía

Tengo por costumbre, por aquello de mantener el músculo cardiaco en forma, de dar amplias caminatas los sábados por la mañana, también los domingos si puedo, por los alrededores de Zaragoza. Entre 8 y 18 kilómetros tienen mis recorridos, según el tiempo del que disponga. Y suelo llevar conmigo una cámara fotográfica por lo que pueda surgir. Pero hace un poco más de un par de semanas, no sabía muy bien qué llevar. El día prometía ser muy caluroso, y las condiciones de luz,… lo propio del verano. Dura con escenas muy contrastadas. Así que consideré la posibilidad de poner a alguna cámara con película en blanco y negro y la sensibilidad espectral extendida al infrarrojo cercano.

Todo ello un poco masoquista por mi parte,… porque fue uno de los días más calurosos de este verano, incluso saliendo de casa a las nueve de la mañana. Aunque me llevé bebida fresca en la mochila, cargar con la réflex y el trípode, y el ajetreo de montarlo y estabilizarlo en cada una de las tomas… pues volví cansado. y un poquito deshidratado. Nada grave… pero ya no me apeteció hacer nada más el resto del día. La caminata no es de las más largas, casi nueve kilómetros, entre mi casa y el barrio de Santa Isabel, no por la ruta más corta; pero si normalmente me cuesta dos horas, incluyendo el hacer alguna foto de vez en cuando, en esta ocasión fueron tres horas y media, contando que cada foto incluye todo el ajetreo del trípode, enfocar sin filtro, poner el filtro, hacer la foto usando el temporizador de la cámara, etc.

En general estoy satisfecho con los resultados. 36 fotos en el infrarrojo en una mañana son muchas fotos, por lo que no todas pueden ser interesantes, ni mucho menos. Pero me ha servido para probaralgunas ideas en las composiciones, algunas con más fortuna y otras con menos. A lo largo de la entrada os he ido dejando ejemplos. Espero que la experiencia os sea útil. Una alternativa para los días más calurosos, en los que la radiación infrarroja es más abundante. Aunque nuestros ojos no la vean nuestras cámaras, con la película adecuada, sí que la ven. Los detalles técnicos en Fotografía infrarroja en lo más tórrido del verano – Mir-1 37/2,8 con Hoya IR72.

[Fotos] Desatinado… no, no es “desafinado”, como la canción, es “desatinado”

Fotografía

Nunca he sabido extraer el potencial creativo, asociado a la falta de calidad intrínseca de las Holga, cámaras de plastico a medio camino entre una cámara de fotos y un juguete barato. La baja nitidez de sus lentes de plástico, la escasa capacidad de intervención sobre los parámetros de exposición, el extremo viñeteo mecánico que presentan en ocasiones los fotogramas, el riesgo constante de que entren filtraciones de luz,… o simplemente de que se “desmonte” por su precario sistema de fijación la tapa trasera que protege la película. En fin… cosas.

Pero es que en esta ocasión además metí la pata. A pesar de las escasas opciones de ajuste de los parámetros de exposición, me equivoqué en uno. En fin… lo explico todo en Nunca se me ha dado bien fotografiar con la Holga…

[Fotos] Suiza con película en blanco y negro

Fotografía

Como vengo haciendo desde hace unos años, decidí llevar en mi reciente semana de vacaciones en Suiza una cámara fotográfica para película tradicional, además del equipo digital. Como las fotografías del equipo digital, siempre en formato RAW, son por defecto en color, independientemente que luego se puedan trabajar en blanco y negro, la película fotográfica que me llevo es en blanco y negro.

Vistas de Berna. En el encabezado, Aareschlucht (garganta del Aar) y paso de Brünig desde el tren del Zentralbahn.
Rathaus de Basilea. Vista sobre el Rin desde el Pfalz.
Gran glaciar Aletsch desde el Jungfraujoch. Vista del Mittelhorn desde Grindelwald First.
El Jungfraujoch Bahn pasa por Eiger Gletscher. Vista de la cara norte del Eiger desde Grindelwald First.

Aquí os pongo una muestra de las fotos que hice. Los detalles técnicos de cómo las hice, las cosas que fueron bien y las que fueron menos bien, los podéis encontrar en Suiza con película en blanco y negro – Minox 35 GT-E con Ilford XP2 Super 400. La verdad es que en este viaje he quedado contento con mi pequeña Minox y los resultados que he obtenido con ella.

Músicos en las calles de Zermatt. Glaciar del Gornegratt.
Gornegrat con el Kleine Matterhorn al fondo. El Breithorn mientras descendemos hacia Zermat por el Riffelhorn.
Navegación por el lago de Lucerna y subida al monte Rigi en el ferrocarril de cremallera del Rigi Bahn.
Leon herido de muerte en Lucerna. Recorrido en tren por el Oberland bernés.
Lluvia y celebraciones de la fiesta nacional suiza en Gruyères.

[Fotos] El día mundial de la fotografía + 1

Fotografía

Reconozco que cada vez paso menos tiempo en internet mirando cosas. La red de redes está llegando a una peligrosa saturación de información… inútil. Y consciente de la inutilidad de mucha de esa información, poco a poco voy dedicando menos tiempo a buscarla. Creo que finalmente internet será un mercado de servicios, y cada uno acudirá a los que realmente le interesen, ignorando por completo el resto. La utopía de foro público mundial de intercambio de ideas, propuestas, creaciones… se irá deshaciendo o desvaneciendo por la basura y el ruido de fondo que la infesta. Y quizá por eso, ha sido a toro pasado cuando he leído los recordatorios de que ayer 19 de agosto era el día mundial de la fotografía. Bien es cierto que me joroba un poco que en ese día se homenajee a Daguerre, que fue un aprovechado, en lugar de recordar a Niepce o Fox Talbot que fueron quienes realmente se curraron el invento.

Aunque sea con un día de retraso, ¿cuál es la mejor forma de celebrarlo? Pues con fotos claro. Que es de lo que se trata. De mantener viva la fotografía como arte y forma de expresión, más allá de la banalidad que impregna hoy en día la facilidad con la que se envían noticias intrascendentes gracias a la facilidad de uso de las cámaras de los móviles para hacer fotos espantosas, pero que hacen gracia a las abuelas y a los abuelos, porque en ellas salen los nietos y las nietas haciendo monerías. O cualquier otra banalidad similar de nuestra vida cotidiana que muchas veces no interesa realmente ni a aquellos a quienes les remitimos las imágenes, y que las vitorean con la esperanza de ser correspondidos con similares vítores cuando ellos publican o remiten en las redes sociales sus propias banalidades intrascendentes.

Luego estamos los que seguimos complicándonos la vida, mayormente incomprendidos por otros, que fingen sorprenderse o interesarse por lo que hacemos, utilizando equipos del año de la polka y siendo fieles a los procedimientos fotoquímicos a la película con emulsiones de haluros de plata, con o sin pigmentos cromogénicos incorporados. Es decir, en color o en blanco y negro. Y a eso voy, porque poco antes de coger vacaciones me dio tiempo a comprobar que tal le sentaba a un objetivo tan simplón y elemental como el Meyer-Optik Görlitz Trioplan 50/2,9 una película negativa en color actual como la Kodak ProImage 100. Los detalles técnicos en ¿Día mundial de la fotografía?… Pues bueno… Trioplan 50/2,9 y Kodak ProImage 100.

[Fotos] Aproximación a la rosaleda del Parque Grande con película negativa en color

Fotografía

Dentro de mi ciclo de fotografía con equipos del antiguo bloque soviético durante la guerra fría, provocado por la #CrappyCommieCameraParty inducida por @ShittyChallenge en Twitter, decidí dar una oportunidad a la fotografía de aproximación. Llamarle macrofotografía, como podremos comprobar, me parece excesivo; así que nos quedaremos con ese término, fotografía de aproximación, realizada en la rosaleda del Parque Grande de Zaragoza, en las últimas oportunidades que quedaban este verano antes de que las flores de la rosaleda y otros parterres queden agostadas por el calor.

Los detalles técnicos de las fotografías los podéis encontrar en Fotografía de aproximación al soviético modo – Industar 50-2 con lente de aproximación. Para ser un material de baja calidad, procedente de la antigua Unión Soviética, los resultados han quedado… resultones. Creo que lo utilizaré de vez en cuando. Cuando sea apropiado, porque el calor ya ha arruinado muchas de las flores de los parques en Zaragoza, que todavía estaban vistosas en el mes de julio.

[Fotos] He estado de compras… y hecho fotos con lo comprado

Fotografía

Cuando salía del cine hace unos días, comentaba con mis amistades que al día siguiente tenía que ir a recoger unos paquetes de Amazon. Ya no los dirijo a casa. Nunca estoy cuando los traen y es un rollo. Así que directamente los dirijo a un establecimiento donde son muy amables y que sin estar cerca de casa, tampoco está lejos, y está muy bien comunicado por transporte público. En esta ocasión tenía dos paquetes para coger. Uno pequeñito, una cuerda para mi ukelele, y otro más grandote, dos objetivos estándar para mis dos sistemas de fotografía digital. En ese momento me di cuenta. Tiendo a comprar la mayor parte de mi equipamiento fotográfico en verano. No sé muy bien porqué.

Sobre las compras fotográficas, lo explico con detalle en De compras veraniegas – focales estándar para sistemas diversos. Aquí simplemente os dejaré algunas fotos realizadas mientras probaba los dos objetivos fotográficos adquiridos. Muy similares en lo que ven. Mejor dicho, en lo que veo yo a través de ellos.

[Fotos] Retratos con película Polaroid de marco redondo

Fotografía

Poco antes de mi reciente viaje a Suiza, durante mis breves vacaciones de finales de julio, en una reunión con unos amigos para cenar y charrar un rato, me llevé una cámara Polaroid con película instantánea con el marco redondo. Para hacer unos retratos. Hacía tiempo que no usaba la Polaroid. Últimamente uso la Instax SQ6, que tiene otro “feeling” distinto. Y es más barata.

Los elementos técnicos os los cuento en Retratos con Polaroid 600 Round Frame – Polaroid Supercolor 635. Aquí os dejo algunos ejemplos de las fotos que hicimos. Escaneadas las que me quedé yo. Fotografiadas con una cámara digital las que se quedaron mis amigos.

[Fotos] El extraño aspecto de la “Metropolis”

Fotografía

La “Metropolis” es una de las películas negativas en color que comercializa Lomography. Colores poco saturados, contraste incrementado, grano abundante… Estos inventos que llaman mucho la atención a los caprichosos y que yo no suelo usar. Aunque en esta ocasión me apeteció. Y aunque es demasiado cara… compré un rollo.

La explicación de los aspectos técnicos en Lomochrome Metropolis, desaturada y cara película de Lomography – Zenit 3M con Mir-1 37/2,8. Aquí, simplemente, como de costumbre, os dejo algunas fotos.

[Recomendaciones fotográficas] Picoteo de cosas de aquí y de allá

Fotografía

Sinceramente, en las últimas semanas, no he estado prestando mucha atención a la fotografía. Bueno… he estado prestando mucha atención a mis fotografías. A las que tenía hechas y no reveladas en julio y a las del viaje a Suiza. Pero, entre eso y que dedico mi tiempo a mi retomada después de décadas afición a la música, no he ido mucho más allá. Así que en cuestiones de recomendaciones fotográficas tengo unos pocos enlaces que parece escogidos puramente al azar, sin mucha más reflexión de que me llamasen la atención en un momento dado de las últimas dos o tres semanas.

Por ejemplo, el par de publicaciones de Leire Etxazarra, que tiene de vacaciones su blog principal, creo, pero nos va dejando algunas joyas en su cuenta de Instagram. Como las sutiles fotografías del japonés Masao Yamamoto (instagram), un fotógrafo que siempre me ha gustado mucho, y que publicó hace unos días. O mucho más reciente, de hace un ratito, los paisajes del oeste americano, esas edificaciones aisladas en medio del desierto, de Ed Freeman (instagram), composiciones llenas de colores cálidos y de historias por contar.

De vez en cuando me gusta intentar hacer las fotos digitales directamente en cámara, sin necesidad de retoques posteriores. Y eso es lo que hice ayer por la mañana en un largo paseo entre mi casa y el barrio rural de La Cartuja Baja en Zaragoza, siguiendo los tramos finales del Canal Imperial de Aragón. Las Panasonic tienen unos buenos estilos predefinidos aunque no tengan nombres tan glamurosos como los de Fujifilm. Y este L.Monochrome.D, modificado para que se vea un poco más contrastado y simulando un filtro naranja, funciona muy bien.

Pen Magazine ペン nos suele proporcionar recomendaciones culturales muy interesantes. Y esta semanas nos hablaba de la visión del francés Adrien Jean (instagram) para reflejar en sus fotografías la soledad que puede sentir la persona en las calles de las ciudades japonesas, de las que, casi por arte de magia, ha desaparecido el bullicio frecuente de las mismas.

En Booooooom dirigen su mirada al trabajo de la fotógrafa china Li Hui (instagram), a la que sigo desde hace un tiempo en esta última red social, y su forma de explorar las formas y las luces del y sobre el cuerpo humano y los objetos cotidianos que nos rodean, que se convierte de esta forma en extraordinarios, alejados de esa cotidianeidad.

Y también he recogido un plan de recomendaciones procedentes de Blind Magazine. En una de ellas, tenemos a la fotógrafa Bénédicte Kurzen (instagram) practicando la fotografía de arquitectura con una Hasselblad de la serie V, de las que hacían fotos cuadradas sobre película fotográfica de formato medio, mostrándonoslo en un vídeo que voy a intentar insertar aquí… No… no he podido, son cuatro vídeos, como si fuera un curso o seminario en línea, que podéis ver en el enlace. Este tipo de fotografía, no es el que ha hecho conocida a Kurzen, que es fotorreportera en regiones de riesgo.

También me ha parecido interesante la conversación visual que recomiendan en dos fotógrafas americanas, Diane Arbus y Carrie Mae Weems. A la primera la conozco bien, a la segunda menos. Pero este artículo me servirá de introducción a su trabajo y su enfoque como artista.