[Fotos] La suave luz del invierno en color

Fotografía

En la primera semana de diciembre opté por llevar una cámara ligera, compacta, pero con una buena óptica y un rollo de película negativa en color en la mochila. Algo que no me pesase demasiado o casi nada. Así que opté por la Minilux que me traje hace algo más de tres años de Seúl. No la uso tanto como debería dadas sus características. Pero bueno…

Los datos técnicos de las fotos están en Una sensibilidad un poco justa para el invierno – Leica Minilux + Kodak Pro Image 100. Por lo demás, os dejo algunas fotos. Me gusta la luz del invierno en Zaragoza. Pero dura poco. Estamos ya a mediados de enero, y cuando sale el sol empieza a ser ya demasiado intenso en las horas centrales del día.

[Fotos] Instantáneas de un par de días de sol radiante

Fotografía

Entre otras actividades fotográficas, este fin de semana pasado he sacado a pasear la cámara de película instantánea. Y no ha ido mal. Ya le he cogido bastante el tranquillo, y el porcentaje de éxitos, por lo menos en cuanto a la calidad intrínseca de la foto, la artística es otro cantar, empieza a ser bueno. Aunque me he puesto a hacer algún experimento y eso siempre lleva a alguna pifia.

En fin… los detalles técnicos en Un cartucho más de Instax Square Monochrome… definitivamente, subexponer.

[Libros de fotografía] Novedades en mi biblioteca para las fiestas de fin de año

Fotografía

Pues sí. Entre las series de libros o cuadernos de fotografía que voy recibiendo periódicamente, más aquellos que decidí regalarme con motivo de las “fiestas” que nos acechan cada fin de año, tengo unas cuantas novedades acumuladas. Vamos con un comentario sobre ellas, aunque sea rápido.

Los contenido de hoy, al igual que una conversación reciente, me han recordado mi viaje a Escocia en 2013. Os dejo con fotos tomadas en Stirling y la ribera norte del Forth.

Como ya sabréis los habituales de estas entradas, estoy más o menos “abonado” a las novedades más interesantes de Another Place Press, esta editorial británica que se centra en las relaciones entre los humano y el paisaje, y que publica libros sencillos pero bien presentados de fotógrafos emergentes, a precios razonables. Y periódicamente nos ofrece sus Cuadernos de campo (Field notes), pequeñas revistas que presentan una serie o un trabajo de un fotógrafo de forma muy asequible. Recibí los números 16 al 18.

# 016, An Uncertain Winter de Marco Kesseler (Insta), un repaso en el año 2015 al paisaje de Bielorrusia frente a un proceso electoral sin garantías democráticas, en la denominada “última dictadura de Europa”. Aunque yo creo que queda alguna más. Paisajes de las ciudades bielorrusas y retratos de opositores democráticos. Originalmente, fue un encargo de Magnum Photos, y ahora se reedita de esta forma.

# 017, Sea Level de Mandy Williams (Insta), paisajes marinos de las playas en Worthing realizados a través de las imperfecciones de las ventanas de los refugios de estas playas cuando la marea sube. Curioso. Un paisaje conceptual con algunas buenas fotografías.

# 018, Hamara Ghar de Saleem Ahmed (Insta), paisajes y retratos realizados desde la nostalgia cuando el fotógrafo regresa a su hogar de la infancia a visitar a su familia. No nos líemos, aunque procedentes de algún lugar del subcontinente indio, el título del libro significa nuestro hogar en hindí, los lugares fotografiados están en Connecticut.

Fuera ya de esta colección de cuadernos de campo, recibo el libro Between Two Mysteries del británico Carl Bigmore (Insta), que recorre la región de la costa del Pacífico en el noroeste de los Estados Unidos, una región que me gustaría mucho visitar… aunque en estos momentos esté tan complicado todo el tema de viajes. Entre las montañas y el océano, una región con mucho paisaje salvaje todavía, lluvioso por los vientos húmedos del mar, colonizado y habitado por los europeos desde el siglo XIX, tiene todavía capacidad para despertar la imaginación y la sensación de lo inexplorado. Colección de paisajes naturales, urbanos y retratos que buscan reflejar la esencia de esta región. En un formato cuadrado, formato medio con película tradicional, que se presta muy bien a esta exploración tranquila, reflexiva, del medio y el entorno. Viene con una copia fotográfica firmada… la número 19 de 30. Me ha encantado.

Un libro concebido de forma muy similar al anterior, pero con un contenido muy distinto, es Inner Sound de Iain Stewart (Insta). También son paisajes, en esta ocasión de forma exclusiva. También viene con una copia fotográfica firmada… la número 6 de 30. Pero en esta ocasión nos vamos a la esencia del paisaje, supongo que el escocés, para un fotógrafo establecido en Edimburgo. El conflicto de los elementos que configuran el paisaje. Las tormentas, la lluvia, la nieve, los vientes. Jugando más con las impresiones, incluso con la abstracción, que con la definición precisa. Muy inspirador.

[Fotos] Las nieves de “Filomena” con película en blanco y negro

Fotografía

El sábado pasado me desperté de forma espontánea relativamente pronto. Y viendo cómo caía la nieve, eché al macuto algunas cámaras de fotos y algún rollo de película negativa en blanco y negro y estuve un par de horas buscando algo interesante que fotografiar. Los detalles técnicos en Día de nieves – Fujifilm GS645S Wide 60 + Bergger Pancro 400 @ 1600.

Lo cierto es que justo cuando está nevando no suele ser el mejor momento para hacer fotos a un paisaje nevado. Hay muy poca luz, es extraordinariamente difusa y apenas hay contraste sobre un paisaje que además está uniformemente cubierto de blanco. Pero bueno… buscando elementos que destacaran en el mismo… aun conseguí quedarme con algún recuerdo del acontecimiento meteorológico.

[Fotos]Paisaje urbano en blanco y negro durante diciembre de 2021

Fotografía

Los rollos tradicionales de 36 exposiciones cunden mucho cuando los usas con las Olympus Pen, que ofrecen el doble de negativos a la mitad de tamaño. Así que durante buena parte del mes de diciembre, muy agradable en luz y tiempo en general, salvo algunos días, he llevado encima una de estas cámaras. Los detalles técnicos los encontraréis en Olympus Pen F y Fujifilm Neopan 100 Acros – una combinación a considerar.

A continuación os dejo algunas fotos.

[Fotos] Objetivo perdido, objetivo “recuperado”

Fotografía

Cuando perdí la cámara en Aveiro en septiembre, con ella se fue una de mis ópticas más queridas, el pequeño PanaLeica 15 mm f/1.7. Bueno… pues ya he repuesto esta pérdida. Imprescindible para las micro cuatro tercios.

Los detalles técnicos los podéis encontrar en El 15 mm de Panasonic Leica vuelve a mí… un nuevo ejemplar, claro.

Aquí os dejo algunas fotos de los paseos comprobando que el nuevo ejemplar funciona correctamente. Que sí lo hace. Incluso bajo la nieve.

[Fotos] Paisaje urbanos monocromos instantáneos un domingo soleado

Fotografía

Sigo familiarizándome con mi cámara de película instantánea. Tiene sus secretillos que hay que encontrar, conocer y dominar. Los detalles técnicos los podéis encontrar en Mejorando mis resultados con Fujifilm Instax Square Monochrome. Pero mientras tanto, voy mejorando mis resultados. Especialmente con la película monocroma, que me parece más polivalente que la película en color. Aunque puede ser cuestión de gustos.

[Fotos] Paseos por Montemolín con película negativa en blanco y negro en formato medio

Fotografía

Un paseo más por las áreas suburbanas del barrio de San José y Montemolín, en la salida de Zaragoza hacia Alcañiz y Castellón. Los detalles técnicos en Paisaje urbano con Fomapan 200 Creative y un filtro rojo. Para quienes no estén interesados en ellos, os dejo unas fotos. Sigo explorando este tipo paisaje suburbano, por lo rápidamente que cambia, y por lo asociado que está a muchos momentos de mi vida.

[Fotos] El 2020 en fotos: 12 meses + 12 fotos… y algunas más

Fotografía

Parafraseando mi entrada de hace un años, es el 14º día de Nochevieja en el que presento mis 12 fotos para los 12 meses del año que se nos escapa para no volver. Y una más… suele haber siempre, por algún motivo, una más. Algunas más en esta ocasión… porque algunos meses tienen más de una fotografía.

Como de costumbre, no he buscado fotos representativas. Aunque alguna hay. Ni que fuesen las “mejores” fotos de cada mes, signifique lo que signifique eso. Simplemente, pequeños momentos, emociones, cosas que pasaron, o simplemente una foto que me había pasado desapercibida en su momento… Pero si en años anteriores se incluían fotografías de acontecimientos sociales en los que participé… eso ha desaparecido casi por completo. Y muchas de las fotos implican momentos personales, difíciles de explicar si no es con un exceso de palabras, cosa que no voy a a hacer

En fin, vamos a lo que vamos. En un momento en el que el modesto número de visitas que acuden a este Cuaderno de ruta se ha triplicado con respecto al año pasado y anteriores, sin que sepa muy bien los motivos. Sin pies de foto explicativos. Simplemente, el mes en que fueron hechas las fotos. Y con algún más con más de una foto…

Enero
Febrero
Marzo
Abril
Junio
Agosto
Septiembre

[Fotos] El 2020 en fotos: de película

Fotografía

Se repite lo que decía el año pasado. Y aumentado. Puede que el número disparos individuales, el número de fotos que he realizado en digital durante 2020 sea superior al de fotos procedentes de película tradicional; cualquiera que conozca la dinámica propia de ambos métodos entenderá que, dejando a un lado los viajes, he dedicado bastante más tiempo a las cámaras de antaño y a la película fotoquímica que los circuitos electrónicos que codifican las archivos binarios de las cámaras digitales. Y es que me lo paso mejor. Cierto es que este año vino marcado por mi decisión de que durante los meses de confinamiento, mis únicas cámaras, que me acompañaban todos los días de casa al trabajo y regreso, llevarían películas fotográfica.

Vamos por meses… 12 meses, 24 fotos en blanco y negro, en color o usando algún proceso alternativo, que muestran la variedad de este medio. Más rico creativamente que el digital. Aunque la calidad de una foto es indiferente, depende de otros factores.

Y mañana, el fin del repaso anual…

[Fotos] El 2020 en fotos; de viaje con la cámara al hombro

Fotografía, Viajes

Como todos los años desde 2007, llega el momento de comenzar con el resumen del año. En aquel momento, era simplemente una entrada que publiqué el 31 de diciembre bajo el título “12 meses, 12 fotos”. Y fue en 2012 cuando por primera vez extendí esa entrada a dos más; la dedicada a la fotografía con película tradicional y la dedicada a los viajes del año, grandes o pequeños. Y aquí estamos terminando este 2020,… que ha sido… bueno, que os voy a contar. Dejémoslo en “complejo”.

En una entrada similar a esta hace un año anunciaba, mientras me preparaba a recordar los estupendos viajes de 2019, que ya teníamos billetes para un viaje a Extremo Oriente. Era a China. Viaje que nunca se pudo realizar… Ni otros que estaba previstos. Pero seamos positivos. Veamos lo que se ha podido viajar.

Excursiones, sólo o con amigos

No hay muchas, claro. Buena parte del año no nos han dejado salir de casa, de la ciudad o de la comunidad autónoma. Y eso que el principio de año iba bien…

Como venimos haciendo desde hace unos años, el día de mi cumpleaños me escapé en una excursión en el día, a pasar el día en contacto con la naturaleza y con algunos amigos. Este año fue a Galve, provincia de Teruel, al Parque natural del chopo cabecero del Alto Alfambra.

Y unos días más tarde, en febrero, hacíamos otra escapada con otro buen amigo, a los focinos del Alto Martín, cerca de Martín del Río, también en la provincia de Teruel, pasando la tarde en el bello paisaje en torno a Peñas Royas.

Pero desde marzo hasta bien entrado junio, ya no pudimos volver a salir por el mundo, salvo por motivos concretos y muy justificados.

Tuvo que ser en julio, con la excusa de la llegada del cometa C/2020 F3 (NEOWISE), cuando nos escapásemos una tarde hasta las primeras horas de la madrugada al embalse de la Sotonera en Tormos, con el fin de fotografiar el bello cometa. Después de esta excursión, ya no encontré ocasión para salir en excursiones cortas por el mundo. Desde el último tercio de octubre y hasta hace pocos días, hemos estado en confinamiento perimetral del municipio de Zaragoza. Menos mal que entre medias, pude viajar de verdad…

Viajes, grandes o pequeños

A finales de julio de este malhadado 2020, todavía no sabía dónde ir de vacaciones. Sabía que tenía dos períodos asignados, la segunda quincena de agosto y la segunda quincena de septiembre. Y bastantes días sueltos que podía agrupar como quisiese. Pero con la duda tremenda de dónde y cómo estaría permitido viajar en cada momento, si es que estaba permitido viajar.

A finales de agosto, reservando vuelos y alojamiento con sólo tres días de antelación, tras ciertas tribulaciones e inseguridades, me escapaba yo solo a pasar ocho días a la isla de la Palma en las islas Canarias. La isla no me acogió en sus mejores momentos, con incendios forestales, calor y cálidas. Pero esos días me supieron a gloria. Pude disfrutar de bellos y variados paisajes, pude caminar algo, disfrutar de la naturaleza y relajarme contemplando volcanes y puestas del sol junto al mar. Primeros días en meses en los que mi cabeza se permitía divagar en cuestiones distintas de las que nos han afectado a todos este año.

A finales de septiembre, con unas tribulaciones similares en la reserva de vuelos y alojamiento, nuevamente con inseguridades, me iba una semana a la bella ciudad portuguesa de Oporto. Pocas posibilidades había de viajar al extranjero en esos momentos, con España como uno de los países con incidencias de casos de covid-19 más altas en Europa. Portugal, que es donde recalé, Francia, que también sufrían sus incertidumbres, o casos como el de Islandia, donde podías ir, pero sólo entrar si dabas positivo en una PCR que te hacían al llegar y cuyo resultado te comunicaban en pocas horas. Oporto fue. Que estaba extraordinariamente tranquilo. Con bellas excursiones a Guimaraes y Aveiro. La nota negativa… que extravié la cámara digital, por lo que las principales fotos fueron hechas con película en blanco y negro, con una cámara de 1973. Pero están muy bien. Y qué bien comí… qué pescado más rico.

Conforme avanzaba el mes de octubre, me di cuenta de que sí quería aprovechar días sueltos de los que me quedaba, bastantes, para ir a algún sitio, tenía que ser cuanto antes. Había pensado en el entorno del puente de Todos los Santos. Pero la desafortunada gestión que del puente del Pilar hicieron las administraciones públicas y el conjunto de los ciudadanos en sus actividades privadas, mano a mano entre todos, nos llevaron a que siete días más tarde repuntase la epidemia en lo que ha sido una fea ola de actividad con malos datos durante todo noviembre. Viéndola venir, me preparé un viaje a Andalucía, Sevilla, Doñana y Cádiz, para unos días de la tercera semana de octubre. Pude salir de Zaragoza sólo unas horas antes de que entrase en vigor el confinamiento perimetral de la ciudad por culpa de la epidemia. Estando Andalucía en un situación mucho más aliviada, sin turistas apenas, pude disfrutar de lugares habitualmente masificados, con una tranquilidad insospechada unos meses antes. Claro… la gente que vive del turismo, en número excesivo en nuestro país, estaba que echaba las muelas. Pero cuando volvía al domingo siguiente… ya no pude volver a salir a ninguna lado. Ya veremos cuándo es la próxima escapada o viaje. Y dónde.

Mañana lo dedicaré a hablar en exclusiva de la fotografía con película tradicional.

[Fotografía] Exposición, libros y recomendación

Fotografía

No ando con mucho tiempo, así que seré breve. Y por el contenido, ya podrán suponer los habituales que mañana domingo no habrá recomendaciones fotográficas. Hablaré de otra cosa. Otras cosas que se me acumulan de cara al fin de año. Pero vamos con cosas fotográficas.

Como ayer comentaba en un pie de foto en una entrada dedicada al cine, el jueves por la mañana, aprovechando que no tenía urgencias sobre compras navideñas, me di una vuelta amplia caminando por la mañana, con mi cámara Instax y también una de mis cámaras digitales más recientes, pero armada de un viejo objetivo de los años 50. Y había sensación de paz en las calles de Zaragoza. La cuestión es que, mientras me iba entreteniendo haciendo algunas fotografías con el viejo y comunista Triotar de 50 mm de Meyer-Optik-Görlitz montado sobre la Canon EOS RP, me llegué hasta la plaza de San Felipe de Zaragoza. Allí, me tentó entrar a ver una exposición de dibujo en el Museo Pablo Gargallo, pero vi que en la sala de exposiciones del Torreón Fortea, de dependencia municipal, una exposición fotográfica con muchas montañas. De Eduardo Marco Miranda. Algunas cosas de la exposición me gustaron más que otras. Pero no estuvo mal.

Algunas fotos más hechas con el Triotar. En el JPEG que hice en blanco y negro, acompañante del archivo principal.

En los últimos días me ha llegado algún libro de fotografía.

En el pequeño librito Wildfire de Arnaud Teicher, el fotógrafo francés nos hace un interesante estudio fotográfico de la recuperación del territorio tras un gran incendio forestal.

Y metido en una caja de madera… echa con paneles de 4 mm, nada complicado, me vino el libro The taste of the wind de Carlos Alba. Una reflexión fotográfica sobre la llegada masiva de refugiados a Europa durante la segunda década del siglo XXI. Específicamente a Suecia, el país que más refugiados acoge por mil habitantes, y todavía más específicamente a Landskrona, que se lleva la palma como ciudad que acoge a más refugiados dentro del país escandinavo. Alba es madrileño, pero nos hace llegar sus trabajos desde Londres, aunque esta es una colaboración con el museo de Landskrona. Lo de la cajita de madera es muy original… pero es un rollo para poner el libro en la estantería. Y encima la firma del autor está en la caja… no en el libro.

Finalmente, en Lenscratch, como habréis podido ver los habituales de mis recomendaciones semanales, últimamente es frecuente que cada semana lo dedique a un tema, a un grupo de fotógrafos o a los fotógrafos de un país determinado. Esta semana le ha tocado a Noruega. A falta de lo que publiquen mañana domingo, esto es lo que llevan en esta semana.

LunesTine Poppe.

MartesCharlie Fjäström.

MiércolesLinda Bournane Engelberth.

JuevesTerje Abusdal.

ViernesHelge Skodvin.

SábadoDamian Heinisch.

Como llevo una semana con muchos enredos a cuestas, no me ha dado tiempo de fijarme en su trabajo con detalle, pero hay varios que tienen buena pinta.