[Foto] El 2018 en fotos: De viaje con la cámara al hombro

Fotografía, Viajes

Como todos los años desde hace unos cuantos, cuando llega el 29 de diciembre comienzo con el resumen del año que se acaba… con fotos. Hoy será en la segunda entrada del día en el Cuaderno de Ruta, porque no quería dejar sin comentar la película de Kore-eda antes de terminar el año. Alguna película que veremos en este 2018 se quedará para ser comentada en los primeros días del 2019, incluso después de mi resumen anual cinematográfico, pero esa no.

Y comencemos pues el resumen, con los viajes. Marcados este año, fotográficamente hablando, con el relevo que le di a mi Olympus micro cuatro tercios después de seis años de buenos y duros servicios. Como podéis ver en el encabezado, foto realizada en la ciudad taiwanesa de Tainan, ahora es una Panasonic, también perteneciente al sistema cuatro tercios. Aunque no son las únicas fotos que he usado. No me extenderé en ello.

En primer lugar, las excursiones y paseos por Aragón y limítrofes… este años sin limítrofes. Sólo o acompañado por alguno o algunos amigos.

El día de mi cumpleaños, en enero, lo pasamos en el valle de Tena, como el año anterior, con una visita al balneario de Panticosa. No fue la única vez que subimos por allí.
Que un amigo me dejara su nueva cámara de fotos para ver qué me parecía fue una excusa perfecta para volver a visitar el castillo de Peracense, después de doce o trece años.
Quisimos ir a visitar los cerezos en flor de Bolea, pero el día estaba ideal para visitar otro magnífico castillo aragonés, el de Loarre, en una tarde fría pero muy bella de primavera.
Tuvimos interés en conocer los mallos de Agüero, pero nos recibieron con un tiempo lluvioso y ventoso infernal. De regreso, presenciamos una estupenda puesta de sol en el pantano de la Sotonera, en Tormos.
Ya en otoño, me escapé con un amigo a disfrutar de lo que quedaba de colores otoñales al paraje de Taxeras, donde siempre impresionan las crestas de los Alanos.

Ningún año faltan las actividades colectivas, en las que salgo con otros fotógrafos a compartir experiencias y a visitar nuevos sitios. Todas las de este año han sido con la Asociación de Fotógrafos de Zaragoza AFZ, y podrían haber sido más, si no fuese por algunas cancelaciones debidas al mal tiempo o desplazamientos de la actividad a fechas imposibles para mí.

Un divertido taller de grabado en Fuendetodos, además de visitar el pueblo natal de Francisco de Goya, fue la inauguración de las actividades del año.
El verano es tiempo de festivales; en el mes de junio nos desplazamos a Barbastro. En el “barranqué” se celebraba la edición anual de BFOTO.
Y una docena de socios nos dimos cita en julio para visitar unas cuantas exposiciones de PhotoEspaña en Madrid.
Muy divertida fue la jornada que dedicamos a fotografiar el Campeonato de España de Motocross en el circuito de Motorland Aragón en Alcañiz.

Este año he realizado un viaje por trabajo. No me entusiasman, si os he decir la verdad; pero si toca hacerlos y se puede aprovechar para airear la cámara, estoy encantado. Este año tuve que ir a Granada a una reunión de la Red Escuelas de Salud para la Ciudadanía en la Escuela Andaluza de Salud Pública. Y aproveché para recorrer la ciudad y escaparme a Antequera ese mismo fin de semana.

Disfrutando del atardecer en el Mirador de San Nicolas en Granada.
Disfruté mucho visitando los monumentos megalíticos del Conjunto Prehistórico de los Dolmenes de Antequera, calificados como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Y vamos con un pequeño resumen de los viajes por vacaciones que me he permitido este año. Que han sido variados e interesantes.

Escapada de Semana Santa a Roma:

Mucho callejeo por las calles de la capital italiana.
Una visita a Ostia Antica, que yo no conocía.
Y también visitas a algunos museos que no conocíamos, como la Gallería Nazionale d’Arte Moderna.

Vacaciones de dos semanas en Francia y Suiza:

Difícil resumir en tres fotos un viaje de quince días, pero digamos que estuvimos en la Provenza, alojados en Aviñón.
Que nos pasamos por los Alpes, visitando, entre otros lugares, Chamonix-Montblanc.
Y que acabamos el recorrido en Suiza a orillas del lago Lemán, visitando sus riberas, disfrutando mucho del buen tiempo en Vevey.

Escapada de verano al lago Constanza:

Alojado en la ciudad de Constanza, pudimos visitar los humedales cerca de Friedrichshafen.
Nos dimos un amplio paseo por el Rin, y en concreto por la isla de Reichenau, con su conjunto de monasterios, también Patrimonio Cultural de la Humanidad según la UNESCO.
Y nos acercamos a la coqueta y animada ciudad de Winterthur en Suiza.

Vacaciones de dos semanas en Taiwán:

Un acierto la visita al país no reconocido como tal de Taiwán. Interesante, económico, divertido,… La tarde que pasamos en Tamsui es una de las candidatas a mi tarde más feliz de 2018.
Aunque tampoco estuvo nada mal la visita a la garganta de Taroko, en el parque nacional del mismo nombre.
Y muy divertida también la tarde que pasamos en Kaohsiung, a orillas del estanque del Loto.

En fin… esperemos que el 2019 nos depare unas oportunidades viajeras parecidas a las del 2018 que se nos va.

[Fotos] Alemania y Suiza con una cámara para película tradicional

Fotografía, Viajes

Normalmente, cuando viajo llevo una o dos cámara digitales. Y en ocasiones, como complemento, llevo alguna cámara para película tradicional. Generalmente compactas. En alguna ocasión, alguna de un solo uso. En mi reciente escapada a Constanza, y las excursiones que desde allí hicimos por el sur de Alemania y los cantones vecinos de Suiza, ha sido al revés. He usado como cámara principal una cámara para película tradicional y película en blanco y negro, y la digital ha servido de apoyo. Los detalles técnicos os los cuento en

De viaje con una Leica M2 y un 35 mm

Aquí os dejo algunas fotografías del viaje realizadas con esta cámara.

[Viajes] Recién llegado de Constanza

Viajes

Como es tradicional, hago una entrada de resumen tras un viaje. Aunque en esta ocasión hay poco que resumir. Tenía la posibilidad de escaparme cinco días, quería un lugar tranquilo, agradable, con lugares que visitar sin estrés y sin aglomeraciones, y tras mi experiencia en mayo de 2017, ese lugar es la ciudad de Constanza a orillas del lago de su mismo nombre, o Bodensee en alemán, en la misma frontera de la República Federal Alemana con la Confederación Helvética.

20180815-1040320

“Imperia”, alegoría y parodia al mismo tiempo del concilio de Constanza en la bocana del puerto de la ciudad germana.

Durante años quise visitar este lugar, pero no surgía la oportunidad; hasta el año pasado. Habiendo conocido “virtualmente” a un aficionado a la fotografía de Kreuzlingen, Suiza, a través de las redes sociales, di un rodeo para volver a casa desde Milán, pasando tres noches en esta coqueta ciudad alemana. Una tarde y dos días no dieron de sí para ver todo lo que de interesante es posible encontrar en el lugar. Por lo que este año he aprovechado y repetido la visita.

20180816-1040486.jpg

El lago Constanza entre Friedrichshafen y Eriskirch.

Dos de los días han sido totalmente novedosos. Un día dedicado a la ciudad de Freidrichshafen, en la orilla norte del lago, ciudad que es famosa por haber sido la sede de las industrias Zeppelin y Dornier, dedicadas a la construcción de diversos tipos de aparatos aeronáuticos, a los que dedican sendos museos. Curiosos, aunque me interesaron menos que el paseo por la zona de naturaleza que hicimos esa tarde entre la mencionada ciudad y la pequeña población de Eriskirch. Y que aun nos supo a poco a pesar de las tres horas de paseo.

20180817-1040649.jpg

Iglesia románica de San Pedro y San Pablo perteneciente al conjunto de iglesias monásticas de la isla de Reichenau, en el Untersee.

Otro día lo dedicamos durante toda la mañana y hasta las tres de la tarde a visitar el conjunto monástico declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en la isla de Reichenau, en el Untersee. Este es un lago contiguo al Constanza, que se continúa con el cauce normal del Rin, y que me parece un sitio muy agradable y no carente de tranquila belleza. Nos llegamos navegando, un poco menos de una hora desde la ciudad de Constanza. Y nos fuimos navegando aguas abajo del Rin en dirección a la bella población suiza de Stein am Rhein, donde pasamos la tarde amenazados por las tormentas.

20180817-1040718.jpg

A pesar de la lluvia y de la amenazante tormenta, no se paran las actuaciones del festival de teatro de Stein am Rhein.

El último día se pareció más a una de las jornadas del año pasado. Por la mañana nos acercamos a Winterthur, a visitar la Fotostiftung Schweiz y el Fotomuseum de esta ciudad, con exposiciones de Jürgen Teller en este último, y de Jojakim Cortis & Adrian Sonderegger en la fundación. Así como algunas “situaciones” dedicadas a la fotografía y artes visuales en la fase “posthumana” de estas artes. Ya hablaré más despacio de esto otro día.

20180818-1040832.jpg

También en Winterthur nos encontramos con actividades teatrales callejeras, en esta ocasión un espectáculo de títeres.

Por la tarde no teníamos nada previsto, pero alguien se ofreció a acercarnos a las cercanías de Neuhausen, dejándonos al final en el castillete que domina las vistas de las cataratas del Rin, Rheinfall. Por lo que visitamos de nuevo este lugar. Con mayor amplitud que el año pasado, y con mejor luz. Y con más gente, todo hay que decirlo.

Tras esto, de vuelta a casa… que sólo se trataba de una escapadilla. A esperar las vacaciones de verdad a finales de septiembre.

20180818-1041034.jpg

Hasta el próximo viaje, desde la orilla norte del Rin, contemplando la Rheinfall, las cataratas del Rin.

[Fotos] Viajando con cámaras de un solo uso para película tradicional

Fotografía, Viajes

Al viaje por Francia y Suiza me llevé un par de cámaras de un solo uso con película tradicional en blanco y negro de Ilford. En el siguiente enlace explico los detalles técnicos de la experiencia: Desechables de viaje – Ilford XP2 Super Single Use. Aquí, os dejo las fotos. Que a la mayor parte de la gente es lo que le interesa.

[Viajes] Resumen del viaje por Francia y Suiza

Viajes

Ayer llegué a Zaragoza, después de casi dos semanas de viaje por el sudeste francés y por el lago Lemán en Suiza. Las doce en punto de la noche cuando llegué, aunque podría haber sido un par de horas y media antes si no fuera por las estupideces que comete Renfe en la gestión de los viajes, siempre más pensando en taparse el culo de posibles reclamaciones que permitir que los viajeros tengan un recorrido cómodo, rápido y lleguen pronto a sus destinos. De nada sirve que los trenes vayan puntuales, si por una decisión de gestión estúpida impides un cambio de billete, aun pagando un suplemento, que permita llegar antes al viajero. Dos horas y media antes.

En fin… y siempre que llego de viaje, intento hacer una entrada de resumen en este cuaderno de ruta, cosa que no es fácil, por la diversidad de lugares, la falta de una unidad temática en el viaje.

Ciudades de la provenza

Yo pensaba que nos daría tiempo a visitar al menos Aviñón, Arlés y Nimes. Luego, con la huelga de dos de cada cinco días en los ferrocarriles franceses, decidimos renunciar a Nimes. Arles es patrimonio de la humanidad según la Unesco, como Aviñón. Nimes ha presentado su candidatura, así que… Lo cierto es que no nos hubiera dado tiempo. Hubiéramos necesitado un día más de viaje. Pero hemos tenido monumentos romanos, medievales, arte medieval, arte contemporáneo, fotografías,… de todo. Me quedo con las ganas de ver como funcionan los Encuentros Internacionales de Arles de fotografía. Porque si hay buenas exposiciones y actividades, en el AVE-TGV se va en un momento y se puede pasar incluso un fin de semana.

La maldita huelga y el Pont du Garde

No pudimos evitarlo. Uno de los días de huelga ferroviaria coincidía con nuestro desplazamiento de Aviñón a Annecy. Nos aseguraban la existencia de servicios mínimos, pero no los enlaces, y en Lyon habíamos de cambiar a un autobús o tren regional destino a Annecy. Sin garantías. Imposible la ruta en autobús de línea. Todo pillado. Al final, nos alquilamos un coche, que no salió barato porque no lo devolvimos a Aviñón. Eso nos permitió visitar otro monumento patrimonio de la humanidad según la Unesco. Es un acueducto de origen romano sobre el río Gard.

Annecy y su lago

Un par de días de turismo calmado y burgués en esta reposada y pija ciudad en las estribaciones de los Alpes, con su agradable lago. Comer, pasear, navegar por el lago, hacer alguna caminata entre bosques. ¡Qué más puedes pedir!

Chamonix y el Mont-Blanc

Tenía muchas ilusiones puestas en estos casi tres días. Aunque me chocó lo baratito de los precios. La cuestión fue que es temporada baja, y las informaciones en la web de la oficina de turismo no era precisa respecto a los remontes (teleféricos, telecabinas, trenes,…) abiertos y cerrados. El más interesante, el teleférico de la aguja del Midi, cerrado. Alguno otro abierto para compensar. La visita a la Mer de Glace, sin problemas. Salvable todo… si no fuera por la lluvia y las tormentas. Mi nueva Panasonic Lumix G9 con el Olympus 12-40/2,8 se comportaron como jabatos, aguantando dos horas bajo la lluvia, funcionando sin ningún problema. Encantado con este equipo fotográfico.

Ginebra y el lago Lemán

De los dos que viajábamos juntos, yo ya conocía esta zona. Pero está bien volver para visitarla de nuevo, buscando alguna novedad, o reencontrándose uno con cosas que realmente te gusta. El único pero, que quizá sea más adecuado alojarse en Lausana que Ginebra. Queda todo más centrado. En cualquier caso, lo que daría por tener a mano el Museo de l’Elysée de Lausana y el Museo suizo del aparato fotográfico de Vevey. Qué disfrute. Y los paseos en barco por el lago Lemán. Y los viñedos de Lavaus. Y…