Llega septiembre y poco a poco todo vuelve a ser como era

ciudad, sociedad

Hoy 1 de septiembre. Para mí, no ha acabado el verano. Me quedan algunas vacaciones. Para dentro de 5 días. Hoy es sábado, y me asomo con más calma a la prensa electrónica. Van recuperándose algunas firmas, que se reincorporan, pero todavía hecho de menos a Ramón y sus simpáticos hipopótamos.

Mientras oigo el balance en la radio de lo que ha sido el verano, preparo algunas fotos que hice el miércoles por la tarde al atardecer. Las obras que se realizan en el entorno del río Ebro a su paso por la ciudad de Zaragoza están trayendo algunas polémicas. El impacto medioambiental, el respeto al patrimonio histórico y los tradicionales rifirafes entre partidos aprovechando cualquiera de estas cosas, han animado aburrido el verano.

En la foto de hoy, el Puente de Piedra en el crepúsculo. En primer plano la solera sobre la que se está actuando para permitir la navegación bajo sus arcadas, y que está causando polémica por las protestas de quienes opinan que es un atentado al patrimonio histórico de la ciudad.

Pentax *ist DS, SMC-DA 21/3,2 AL
f/3,2 – 1/30 seg.

Estación de autobuses (o multimodal) y taxis

ciudad, sociedad

Cuando vuelvo de viaje en tren, y ahora en autobús, a Zaragoza. Me hecho a temblar. Los poderes públicos se han encargado de que podamos disfrutar de una moderna estación con motivo de la llegada del AVE, grande, arquitectónicamente impresionante, pero muy, pero que muy poco acogedora. Tanto por el edificio como por la gestión del mismo. Todo está prohibido, no se puede ir de un lado a otro con facilidad; si llegas por la noche no es que no te dejen entrar en el andén para despedir o recibir al viajero. Es que te dejan en la p.ta calle. Y ahí tienes el guardia jurado de turno, el más antipático y amenazador que han encontrado, para recordarte que harás muy bien en aceptarlo sin rechistar.

Y luego viene la segunda parte. Llegas de madrugada, cansado, deseando llegar a tu casa… y no hay transportes públicos. Desde luego nada de autobuses públicos; vamos estaría bueno que hubiese un autobús que te acercase al centro. Qué nos hemos creído. Pero tampoco hay taxis. En ese momento se monta una disciplinada cola en la parada de taxis para ver si van llegando. Y lo hacen. Con cuentagotas. Muchos llegan porque traen viajeros, otros porque pasan por allí. Y a esperar… de pie… en la p.ta calle.

Eso sí. A ningún taxista se le olvida cobrar el suplemento de salida de estación y de maletas. Un suplemento, el de salida de estación, que tiene sentido para compensar el hecho de que el taxista espere desocupado a los viajeros. Cosa que nos sucede. Son los viajeros los que esperan pacientemente a que algún taxista se acerque a recogerlo. Mal. Así no se hacen las cosas. Los taxistas, que tienen problemas, que nadie lo dude, piden en ocasiones la comprensión y la solidaridad de la sociedad. Pues no. Porque son los primeros insolidarios.

Luego viene la segunda parte. Por cabreado que estuviese yo la noche del viernes al sábado pasado por todo esto, el taxista que nos recogió mostró durante el recorrido a casa que era una persona atenta, cumplidora, responsable y preocupada por el viajero. Y eso te descabrea algo. O por lo menos te ayuda a recordar que las generalizaciones son malas. La situación global es mala, injusta para el usuario. Pero entre los colectivos siempre hay gente maja.

Tranvia en Helsinki, internándose en el Kauppatori bajo una intensa lluvia

Posted by Picasa

¿Y si lo de Hamilton no es suerte?

ciudad, fórmula 1

Pues eso. Que Hamilton corre y mucho. Que a lo mejor no es casualidad que lidere el mundial. Que a lo mejor Alonso se lo tiene que currar más y gruñir menos. Que igual tiene que ponerle ganas a eso de de hace “poles“. En fin… independientemente de lo que digan los corifeos de la telecinco.

En cualquier caso, da la impresión de que los Maclaren corren mucho, y los demás no tanto. No es que vayan en carreta de bueyes como las de ayer en Zaragoza, pero no tanto…

En la lluviosa mañana del domingo, la Comisión de Fiestas del Barrio de la Almozara montó un “desfile” de bueyes tirando de troncos. Las imágenes tomadas en la Plaza del Pilar y en la Calle Don Jaime I de Zaragoza

Álbum de fotografías: Mercadillo Medieval en la Cartuja Baja

ciudad

El pasado domingo tomé un reportaje de fotografías en el Mercado Medieval de La Cartuja Baja, barrio a las afueras de Zaragoza. Hoy he terminado de subir las fotos a Picasaweb, y aquí os dejo una presentación con las mismas.

Este fin de semana, hay un evento semejante pero más multitudinario en la ciudad de Zaragoza. A ver si pinta bien… fotográficamente hablando… Ayer ya pasé un momentito al atardecer…

Mercadillo medieval en los alrededores de la Plaza de San Bruno, Zaragoza

Hoy, domingo, día de mercado… en La Cartuja Baja… medieval

ciudad, sociedad

En esta época del año menudean las actividades lúdico-festivas al aire libre. Unas de la que ya he hablado en alguna ocasión son los “mercados medievales”, en las que una serie de artesanos ataviados de épocas ya lejanas ofrecen sus mercaderías a los domingueros que salen a pasear aprovechando el buen tiempo.


Pues bien, en los últimos fines de semana se han anunciado varios en los barrios rurales de Zaragoza. Para hoy estaba anunciado en La Cartuja Baja, y como no me cae demasiado lejos de casa, he decidido pasar a ver que se podía fotografiar. Lo más llamativo, sin duda alguna, las aves de cetrería que estaban expuestas y con las que han hecho alguna exhibición. También ha habido un pasacalles, no muy llamativo, pero sí entretenido, y cómo no, algún “mercader” que desde su puesto nos llamaba la atención con sus curiosos, “medievales” y políticamente poco correctos modales.


Por cierto, que el próximo fin de semana se instalan en la capital. Supongo que mucho más numerosos y llamativos. Durante tres días. Ya veremos si me paso. Probablemente.

Todas las imágenes, en el Mercadillo Medieval, en La Cartuja Baja, Zaragoza

Carreras, comercios y otros problemas de salud

ciudad

Domingo por la mañana, y mis problemas de salud aparentemente están solucionados. Hace buen día. Un paseo. Carrera popular (media maratón) por las calles de Zaragoza. Cuando bajo al Paseo de la Independencia, ya han llegado la mayor parte de los corredores. Pero los que quedan van acercándose a la meta con paso cansino, pero semblante alegre. Algunos grupos de espectadores se comportan como entusiasta e incansable cla.

Me entero en ese momento de que abren los comercios. Me compro un libro. Vuelvo a casa. Mis problemas de salud no están solucionados. Mala noche. El lunes de baja. Hoy a trabajar; espero que sea la definitiva.


Carrera popular entre el Coso, la Plaza de España y el Paseo de la Independencia, Zaragoza

Clásicos deportivos en la Plaza de Santa Engracia

ciudad, sociedad

Viernes por la tarde. Tiempo de hacer recados y compras diversas. Bajo caminando hacia el centro de Zaragoza y, ¡oh, sorpresa!, en la Plaza de Santa Engracia me encuentro una hermosa colección de coches clásicos estacionados en parque cerrado. Allí me entero que se este puente se celebra el 1er Rally de Clásicos Deportivos – Hospederías de Aragón organizado Asociación Aragonesa de Clásicos Deportivos y Turismo de Aragón.



En el programa de actividades que reparten, nos muestran un recorrido por etapas con finales en las hospederías de lugares de Aragón tan estupendos como La Iglesuela del Cid en la provincia de Teruel, e Illueca y el Monasterio de Rueda en la de Zaragoza. Algunos lugares por los que pasarán será Alcañiz, población con larga tradición automovilística, Calamocha, Calatayud, o Fuendetodos.

La salida oficial ha sido hoy sábado a las 10:30 de la mañana, y allí que me he presentado con la cámara (la EOS D60, que el viernes ya llevaba como de costumbre la Finepix F10). Afortunadamente, a esa hora ha habido un rato de tregua en la lluvia que ha caído todo el día sobre la ciudad.

Os muestro a continuación algunas de las imágenes que he tomado. Otras podrán ir apareciendo por estas páginas en un futuro.



Fotografías tomadas en la Plaza de Santa Engracia y en el Paseo de la Independencia de Zaragoza

Cuentos de princesas, dragones y caballeros

ciudad, sociedad

Érase una vez un pais donde llegó una princesa, muy guapa, muy guapa, que habló a todos los ciudadanos prometiéndoles una era de bien y prosperidad.


Así que todo aquel país se llenó de gozo, se visitió de colores, y se lanzó a celebrarlo por todo lo alto en una gran fiesta por las calles de la bella capital donde ahora vivía la princesa.


Pero, de repente, unos horribles dragones llegaron amenazantes con sus fuegos, celosos de la felicidad de aquel país con su princesa, y se alzaron terroríficos sobre todos los ciudadanos, y se produjo una terrible batalla en la que nadie sabía bien quien prevalecería, y en la que hasta la bella princesa peleó valerosamente junto a los ciudadanos.


Y he aquí que el resultado estaba en duda, cuando llegó un valeroso caballero llamado Jorge que inclinó la balanza del lado de la princesa y los ciudadanos, con lo que nuevamente ondearon las banderas de colores y todo el mundo quedó muy contento.


Y la princesa y Jorge se enamoraron en cuanto se vieron y se dieron un morreo (lamentablemente no recogido por el aguerrido reportero gráfico), por lo que definitivamente este cuento no tiene que ver con el de la leyenda de San Jorge que era un santo varón que protegía a las castas doncellas porque parece que en nuestro cuento que iba a haber tomate que al fin y al cabo es lo divertido.

Y con unos curiosos pajaricos revoloteando sobre nuestra heroína y nuestro héroe, y mostrando al mundo el emblema de Jorge, colorín colorado este cuento se ha acabado.


Celebración de la festividad de San Jorge, día de Aragón, en el Paseo de la Independencia de Zaragoza

Cambios de hora y ferias

ciudad, sociedad

Como todos los finales de marzo, llega el maldito cambio de hora de primavera, gracias al cual nos roban una hora, nos desequilibran nuestros ritmos de sueño y vigilia (por lo menos a mí), todo en nombre de un supuerto ahorro enegético, que a los ciudadanos de a pie nos cuesta ver por ninguna parte.

Por lo menos, aunque la mañana era ventosa y no demasiado agradable, también llegan las actividades propias de la estación que hacen de las mañanas de los domingos algo más ameno en la ciudad. Como por ejemplo la feria del libro de viejo y de ocasión que he encontrado plantada en la Plaza de Aragón. Estaba tristona, y eso que eran ya las doce. Pero es que a lo mejor para la mayor parte de las personas de bien, eran las once… y las once de un domingo en este país… es mucho madrugar.

Feria del libro viejo y de ocasión en la Plaza de Aragón de Zaragoza

eBay funcionó – el objeto del deseo ya llegó

ciudad, Fotografía personal

Como anunciaba hace unos días, he realizado mi primera compra en una subasta de eBay. El objeto del deseo es un objetivo Canon EF200 f/2.8L USM. Palabras mayores en materia de óptica fotográfica. De lo mejorcito de la marca y de lo mejorcito en general. Y lo he conseguido a buen precio de segunda mano, estando en un estado absolutamente impecable. Me lo han enviado desde Vicenza, Italia. Un tipo de lo más atento y cuidadoso. Muy formal. Todo ha ido perfecto. Me llegó ayer. Sin problemas. El amigo italiano me mandó el código para el tracking en la página en internet de la empresa de mensajería, y he podido prever la llegada con toda precisión. Estupendo.

Así que, aprovechando la primaveral tarde en la capital maña, he salido a echar una fotos para probarlo. Aquí van unas cuantas. En mi recorrido habitual de pruebas… Parque de la Memoria, Canal Imperial, Parque Grande. Si algún error o problema ha habido, totalmente atribuible al fotógrafo. El comportamiento de las lentes, fenomenal. Que sea por muchos años.

Árboles en flor en el Parque de la Memoria

Ave patiforme a orillas del Canal Imperial de Aragón

El Rey Nuestro Señor Don Alfonso I, el Batallador, observa la ciudad al atardecer desde su atalaya en el Cabezo Buenavista del Parque Grande de Zaragoza

Y los enamorados a sus pies se hacen arrumacos en la primaveral tarde (de esta me mandan a casa la brigada anticursis)

Zancos y comba

ciudad, Fotografía personal, sociedad

Algunas imágenes del Carnaval Infantil 2007, del pasado domingo en el Paseo de la Independencia de Zaragoza. Entre la animación callejera que participó, marchaban un grupo de “zancudos“, ornamentados con motivos musicales, que en un momento dado se pusieron a saltar a la comba, e invitaron a algunos niños a participar. Curioso. Y una buena forma de poner a prueba el granangular.



Carnaval infantil en el Paseo de la Independencia, Zaragoza