BSG: -3

Televisión

Aviso: Este artículo puede contener elementos que desvelen partes de la trama del drama televisivo Battlestar Galactica.

De forma extraordinaria, en las próximas semanas podrá suceder que el domingo o el lunes aparezcan dos entradas en este Cuaderno de Ruta en lugar de una.

En los últimos años me he vuelto absolutamente adicto a una serie de televisión; Battlestar Galactica.  Si me alguien me hubiera dicho esto hace cuatro o cinco años, con el recuerdo que guardaba de la versión original, casposa donde las hubiera, me hubiera reído. A carcajadas. Pero ya veis. Lo que son las cosas. En la actualidad, es mi teleserie favorita con ventaja.

Razones:

  • Me gusta la ciencia ficción. Y aunque la teleserie no se puede calificar de ningún momento de ciencia ficción dura, “deroga” sin remordimiento algunas leyes de la física, sí que es razonablemente seria al trata de una sociedad y unas situaciones muy especiales. Las interacciones sociales y políticas cuando las cosas se ponen difíciles, el concepto de genocidio, el concepto de humanidad, de inteligencia o de persona, la revisión de la historia arquetípica de los éxodos y las tierras prometidas, las actitudes mesiánicas… todo ello ha estado presente, y bien planteado.
  • Me gustan las space operas. Y esta es una epopeya interestelar de las buenas. Una flota de naves espaciales vagando por el espacio. Nada puede ser mejor si te gustan las space operas. La nave principal, Battlestar Galactica, es un personaje en sí mismo, tan importante como los humanos… o robots.
  • Me gustan los androides de aspecto humano. Y los robots de aspecto humano son digno sucesores de los “pellejudos” de Blade Runner. Y como sucede en aquel clásico cinematográfico, muchas veces acaban siendo personajes más interesante que los seres humanos.
  • Me gusta el diseño de producción. El esfuerzo por conseguir una ambientación creible, porque haya cierta coherencia global ha sido impresionante. Todo está muy bien hecho. Todo está bien rodado y fotografiado. Los guiones son de alto nivel en un porcentaje relativamente alto de episodios. El único pero que se le podría poner es que estoy convencido que en lugar de temporadas de 20 episodios, todo se podría haber metido en temporadas de 12 o 13 episodios como la primera. De hecho, la presunta cuarta temporada ha funcionado más como dos temporadas de 10 episodios que como una de 20… y está funcionando muy bien. Pero he de reconocer que también ha habido algunos episodios de transición o de relleno que también han estado muy bien. El de los combates de boxeo fue estupendo.

Así que, una vez aclarado por qué me gusta la serie,… ¡ya sólo quedan tres episodios! Si la programación que nos han ofrecido se cumple el 20 de marzo quedará todo aclarado. Si todo va bien, en algún momento del 21 o el 22 empezaré a sentir nostalgia de que todo se haya acabado.

La situación en estos momentos es que todo se encamina hacia el choque final entre humanos y cylones. Ambos grupos han tenido sus disensiones, sus “guerras civiles”. Se han resuelto ya los destinos de algunos humanos, como el atormentado Gaeta o el retorcido Zarek. Algunos de los modelos cylon han ido sucumbiendo a la desesperanza y están desaparecidos como las treses y los doses.

Las ochos y las seises se sostienen junto a los humanos, los cuales se encuentran desmoralizados. Las vieja Galactica está que se cae a pedazos. ¿Todas las ochos? No. Boomer ha mostrado una vez más que es una zorra implacable y traicionera y ha conseguido uno de los mejores triunfos para el bando de los unos y compañía.

Poco a poco nos vamos aclarando con el destino de Starbuck. Creo que la hipótesis de que es un híbrido cylon-humano es la favorita de muchos en estos momentos. La probabilidad de que su padre fuera uno de los misteriosos sietes, Daniel, de los que no hemos oído hablar hasta hace dos semanas, es más alta que nunca. Es obvio que tiene una conexión especial con la música que ha servido para activar a los Cinco Últimos y con el otro híbrido cylon-humano, Hera, ahora en poder del bando cylon.

Los Cinco Últimos andan muy desconcertados, y nadie sabemos todavía que está pasando con Anders

Pero todo indica que el choque final es inminente. Las cartas están barajeadas y repartidas. Ahora veremos como juega cada cual su mano. De momento, el título del próximo episodio, Islanded in a Stream of Stars, es de lo más sugerente. Aislados en un torrente de estrellas…

La foto de esta entrada sólo puede reflejar la melancolía de lo que termina.

Arbolada línea del cielo

Paisaje al atardecer en los Monegros - Canon EOS 40D; EF 200/2,8L USM