[Televisión] Cosas de series; llegamos al final de los Rayburn

Televisión

Tarde se me ha hecho hoy a la hora de comentar un poco la televisión… ¿que he visto recientemente? Mmmmmm… ya hace unos días que vi lo que hoy comentaré. Llevo un poquito de retraso con lo televisivo. Pero como la hora es tardía no avanzaré mucho hoy.

20170610-_6100664.jpg

Después de una temporada más dedicado a crear imágenes que otra cosa, por fin voy avanzando en su procesamiento. Ya tengo encargados los libros de viaje de Jutlandia y Milán-Constanza, y ahora voy avanzando en la preparación del de las islas Lofoten, al que pertenecen las fotos de hoy.

He de decir que me he visto la primera temporada de Dawson’s Creek, serie que no es exactamente una novedad, ya que estamos hablando de algo que se rodó hace unos 20 años. Yo vi esporádicamente en su momento algún episodio de esta serie, en la que me sorprendían dos cosas. Una, que existieran adolescentes capaces de hablar como si fueran sesudos filósofos o eruditos universitarios. Dos, hasta que punto los personajes femeninos eran muuuuuuuuuuucho más interesantes que los sosos personajes masculinos. Pero nunca supe muy bien que pasaba de continuo. Bien… esta en Prime Video de Amazon, y he visto la primera temporada. Me siguen llamando la atención las dos cosas. No sé todavía si seguiré con otras temporadas, son muchas y muchos episodios. Es que la primera temporada fue cortita, de unos 12 o 13. Como tendrían que ser todas, a lo sumo. A lo sumo. También ha resultado llamativo que la actriz que hacía de morenita lista haya resultado una actriz mediocre, más famosa por con quien se casa o se divorcia que por otra cosa, mientras que la rubita en segundo plano sea una de mis actrices favoritas en la actualidad. Pedazo de intérprete.

20170610-_6100408.jpg

Breve confesión antes de pasar al plato fuerte del día. Me he colgado de un reality show para mi absoluta vergüenza. Es japonés. Y básicamente, la mayor parte del tiempo no pasa casi nada. Y los participantes trabajan y son educados los unos con los otros. Se llama Terrace House y se puede ver en Netflix. Lo dicho,… la mayor parte del tiempo no pasa casi nada. Apasionante.

20170610-_6100552.jpg

Y el plato fuerte es la tercera y última temporada de Bloodline. Casi podríamos considerarla como una auténtica tragedia griega, donde los miembros familiares están condenados a priori por los dioses a un destino amargo. De ser una familia ejemplar de su comunidad en los Cayos de Florida, a la destrucción familiar. Pasando por todos los secretos que guardan y que van surgiendo poco a poco. Serie que conforme pasan los episodios y las temporadas se va haciendo más oscura, más densa, más intensa, más pausada,… Creo que si Sófocles fuera un autor actual estaría tan encantado de escribir la historia de los Rayburn como lo estuvo el auténtico contándonos las desdichas de la familia real de Tebas. Es una serie que mejora con el recuerdo… el reposo de unos diez días desde que la terminé de ver me hace comprender mejor la profundidad de la tragedia a la que progresivamente asistimos, el magistral trabajo de sus guionistas, y el fabuloso trabajo de su equipo de actores y actrices, muy televisivos, pero que demuestran que los intérpretes de la pequeña pantalla no tienen porqué ser inferiores en capacidades y talentos a los de la gran pantalla. A ver… casi necesariamente.

20170610-_6100693.jpg

[Televisión] Cosas de series; buenos zombies, malos zombies, buenos hermanos, malos hermanos…

Televisión

Durante la semana pasada di carpetazo, momentáneo, a dos series. Muy distintas, tanto en tema, como en tono como en intenciones.

De iZombie ya había hecho algún comentario. Es una serie que ya lleva un par de temporadas completas danzando por el mundo, quizá más destinada a un público joven, aunque puede entretener a cualquiera que no busque complicarse la vida. Fundamentalmente porque los personajes principales caen bien, especialmente la simpática Liv (Rose McIver), la protagonista. Esta chica neozelandesa ha ido picoteando en diversas series a lo largo de su carrera, pero yo la recordaba de un papel recurrente que tuvo en Masters of Sex en su primera temporada… y sí, si es en esa serie y en esa temporada, la recuerdo muy bien “toda ella”. En cualquier caso, la serie se basa en un comic con unas ideas generales similares pero con diferencias notables en el trasfondo y en la historia. Comienza como un procedimental en tono de comedia, la chica trabaja de forense, lo que le permite un acceso ilimitado a su alimento fundamental, los cerebros humanos, al mismo tiempo que ayuda a resolver casos. Pero poco a poco se serializa, con una historia de fondo que poco a poco adquiere más importancia, al mismo tiempo que la serie adquiere un tono algo más dramático. Aunque esta primera temporada me ha entretenido bastante, me estoy pensando cómo y cuando voy a dar continuidad a la serie. Es posible que la deje para periodos de poca oferta, o para intercalarla en momentos en los que me apetezca mero entretenimiento.

Entrada televisiva... repaso fotográfico a lo que aparece en el tumblelog de viajes (enlaces al final); en el encabezado una vista urbana de Kingston, Canada, y aquí otra de Verona, Italia.

Entrada televisiva… repaso fotográfico a lo que aparece en el tumblelog de viajes (enlaces al final); en el encabezado una vista urbana de Kingston, Canada, y aquí otra de Verona, Italia.

Y también he terminado la segunda temporada de Bloodline, serie que nos cuenta las aventuras y desventuras de la familia Rayburn, los cuales tienen un hotel en los cayos de Florida, al mismo tiempo que desarrollan diversas actividades profesionales con mayor o menor fortuna. El regreso del hijo pródigo, Danny (Ben Mendelsohn), en la primera temporada dio lugar a la desestabilización de la familia, especialmente con la desaparición de este al final de la primera temporada. En la segunda, los Rayburn, especialmente el hijo mayor, John (Kyle Chandler), detective aspirante a shérif del condado, tienen que afrontar las consecuencias de las decisiones que tomaron respecto a su hermano Danny. Desde mi punto de vista, la serie tiene altibajos. Hay momentos en los que se desarrolla con una parsimonia hasta cierto punto excesiva, para coger acelerones repentinos, alternando situaciones un poquito monótonas con episodios excelentes. De momento, en cada temporada nos deja con un enorme “cliffhanger”, y el de la segunda temporada es muy gordo y a diversas bandas. No tengo claro por donde seguirá la cosa, pero supongo que os lo contaré dentrode más o menos un año.

Y termino con un paisaje en blanco y negro del monte Pilatus, cerca de Lucerna, Suiza.

Y termino con un paisaje en blanco y negro del monte Pilatus, cerca de Lucerna, Suiza.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…