Kingdom of Heaven (2005) – El Reino de los Cielos

Cine

Kingdom of Heaven (2005): “Dirigida por

Ridley Scott

Ayer tocó cine, y tocó una histórica, sobre uno de los momentos claves de las cruzadas. La caída del reino franco de Jerusalén.

Bien. Vale. O es una película de aventuras o prentendemos establecer una tesis política basándonos en unos hechos históricos. Incluso podríamos prentender ambas cosas al mismo tiempo. Pero no. Ridley Scott… ¿qué ha sido de tí? ¿Alguien recuerda lo políticamente incorrecta que era su estupenda Thelma & Louise? ¿O la inquietante visión futurística de la sociedad y la política que era Blade Runner? Pues nada. Aquí nos encontramos en una visión políticamente correcta del enfrentamiento entre dos líderes, entre dos culturas, entre dos religiones,… que se dedicaron a darse matarile mutuamente durante casi doscientos años en Oriente Medio, y que aún hoy en día se encuentran enfrentados bélicamente.

Por supueso que hay malos, malosos, caracteres planos y descerebrados, para una mejor comprensión de un presuntamente estúpido público en general (y supongo que de un público norteamericano en especial). De la misma forma que son planos y blanditos los caracteres de los “buenos”, Saladino (Ghassan Massoud) y Balian (Orlando Bloom), no vaya a ser que haya favoritismos, y alguien trate de infundirles un poco de inteligencia. Porque claro, ya se ha preocupado el director de que cuando comentan un acto “poco amistoso” como apiolar a un cura, o decapitar a sangre fría a un oponente, el público sientra la suficiente antipatía por el difunto como para que a todos nos parezca suficientemente justificado el acto bárbaro, tan poco apropiado para unos chicos tan “majos”.

La chica (Eva Green), un florero, que no aporta absolutamente nada a la historia. Pero parece que es obligatorio poner chica guapa y romance con el chico guapo.

Mucho actor desaprovechado en papeles secundarios que no remontan la carencia de los principales (Liam Neeson, Jeremy Irons, Edward Norton haciendo del enmascarado rey Baudouin).

No obstante, hay escenas de acción realmente bien conseguidas, y creo que el cerco de Jerusalén está muy conseguido, haciéndome pasar un rato entretenido.

Por esto último, me parece que la película puede merecer un seis, y puede ser adecuada para una sesión de las de palomitas y cocacola. Eso sí. Cocacola pequeña. Que es larga y es de mala nota levantarse al pis en mitar de una carnicería ante los muros de Jerusalén.

Para los simpáticos habitantes de la Hoya de Huesca, la película es obligada. Estupendas vistas del Castillo de Loarre y la Sotonera, al principio y al final de la película.

Como no tenía a mano ninguna de mis fotografías de Loarre, todavía no digitalizadas, os ofrezco una panorámica del Castillo de Peracense, en la provincia de Teruel, que también está muy bien.