avión…

ciudad, sociedad

avión… (léase “avión tres puntos“)

Un pequeño colectivo de ciudadanos de Huesca, con inquietud por el arte y la ecología, tuvieron la idea de unir el reciclado y el arte. Adquirieron los restos de un avión DC-9 accidentado en Granada ya hace un tiempo, y lo han transformado en un espacio cultural móvil.

Su presentación oficial fue en ARCO’05, y actualmente está instalado en el Paseo de la Independencia de Zaragoza, para que los ciudadanos admiren el “trasto” y la iniciativa.

Bien. Como idea, me gusta. Pero… (maldita sea; siempre pongo “peros” a las cosas). Como decía, pero me parece un trasto. Enorme. Relativamente destartalado. Es curioso. Ayer viernes tenía la oportunidad de escuchar a Rosina Gómez-Baeza, directora de ARCO (Feria internacional de Arte Contemporáneo de Madrid), en una conferencia diciendo que deberíamos preocuparnos por la estética de nuestros edificios e instalaciones y no por la decoración. Pues chico, ya que la supongo relacionada de forma directa o indirecta con el proyecto avión…, me sorprende las carencias estéticas del “chisme”. O a lo peor es que yo soy un patán. Eso sí de decoración, nada.

Para muestra, las fotografías. De hoy mismo.

E insisto. La idea del reciclaje me parece espléndida, y la de la promoción del arte, tan espléndida o más. Pero vaya “trasto”, oye.