Pobrecito robot

sociedad

Nos cuentan en ELPAIS.com que un generalote usamericano suspendió las pruebas que estaban realizando con un robot antiminas, porque le parecía inhumano cómo iban reventando las patas mecánicas de tan sensible ser. Es una pena que estos generalotes usamericanos o de cualquier otro lugar no sientan tanta pena cuando manda bombardear a pobrecitos moros, negros, chinitos, o cualquier otro ser que probablemente a los ojos de estos energúmenos son menos humanos que sus preciados robots de metal. Evidentemente, algo va mal en esta gentuza para que se dediquen a lo que se dedican. Uiggggggg, qué cabreo he pillado leyendo la noticia.

Paseando por Brihuega, Guadalajara, un cartel nos informa del bombardeo que sufrió la bella villa alcarreña durante la Guerra de Sucesión; no lo dice, pero fueron los borbones (que lo he mirado en la Wikipedia)