Edita tus propios libros de fotos

Fotografía

Desde hace un tiempo, y gracias a la fotografía digital, disfruto más de mis fotografías en papel. La flexibilidad y las posibilidades que ofrece esta técnica son muy superiores a las de la fotografía tradicional. Una de las posibilidades que más me engancha es la posibilidad de hacer tus propios libros de fotografías.

Uno dispone o se baja del programa de maquetación adecuado, compone las páginas del libro con las fotografías y los textos que prefiere, cuando está terminado lo sube a través de internet, y en unos días, tu libro está en casa, para disfrutar cómodamente de tus imágenes.

Mis primeras experiencias en este aspecto fueron cuando compré el iBook. Este portátil de Apple venía con el programa iPhoto, que permite una edición básica de imágenes, y que tiene una función de maquetación de libros de fotografías, sencilla y elegante. Quedé satisfecho. Las únicas pegas son el papel un poco fino y la fotografía en tonos mates. Tengo varios compuestos y adquiridos a través de Apple. De uso exclusivo en este tipo de ordenadores.

A continuación, probé los álbumes Hoffman. En esta ocasión, te bajas el programa de la página en internet, exclusivamente para Windows, lo maquetas, lo subes, y necesariamente has de pasar a recogerlo por alguno de los comercios adheridos al sistema. En Zaragoza, no hay problemas para encontrar algún comercio no excesivamente lejano. Las fotos quedan bien, en brillo, pero el aspecto general es un poco tosco, y las combinaciones de colores para la encuadernación no son lo más elegante del mundo. Pero es una opción.

La siguiente opción fueron los libros que ofrece la cadena española Fotoprix. También tienes bajarte el programa específico, sólo para Windows, y seguir la misma mecánica. Luego puedes pasarlo a recoger en un comercio de la cadena, ahorrándote los gastos de envío, o te lo mandan a casa, cotizando los correspondientes. La calidad del papel y de las fotos, en brillo, es muy alta. Pero la presentación de la encuadernación es trotera. La versión de tapas duras supongo que no aguantará mucho tejemaneje sin deteriorarse.

Recientemente he encargado un libro en MyPublisher. El programa de maquetación existe en versiones para Windows y Mac OS X. En este último caso, también es posible utilizar un plugin para iPhoto. La dinámica similar a los anteriores, aunque en este caso te lo remiten desde Nueva York, EE.UU. Hay varias presentaciones y tamaños. Yo elegi una con las tapas en piel que es realmente elegante. El papel es de buena calidad, aunque mate (que pena). Casi con toda seguridad, la opción de mejor calidad de las que he probado. Son rápidos. Yo solicité el libro un jueves, y al lunes siguiente estaba en Zaragoza. Te lo manda por mensajero y te dan el código del envío para que puedas realizar el tracking del paquete. Eso sí, son algo más caros, aunque yo me beneficié de un código de descuento y se anularon las diferencias.

En fin. Que ya no hay excusas para disfrutar de forma agradable de las fotos personales, de forma elegante y duradera, y que quede bien en la librería de casa.

Es domingo por la mañana, y las chicas guapas aprovechan para posar en el Parque Grande de Zaragoza; quizá, esté preparando su propio book