Dos fotógrafos: Gervasio Sánchez y Humberto Rivas

Fotografía

Por un lado una noticia alegre; Gervasio Sánchez ha sido galardonado con el Premio Nacional de Fotografía entre otros motivos “por su compromiso continuado con la fotografía como herramienta de denuncia de la violencia”. Pues está muy bien.

Sánchez es un reportero gráfico que se ha bregado numerosas veces en todo tipo de conflictos por todo el mundo. Es especialmente conocido su trabajo en la antigua Yugoslavia, y también el relacionado con su compromiso para luchar contra las minas antipersona que dio lugar al libro Vidas minadas. Es muy crítico con los gobiernos de toda condición por la tibieza que muestran habitualmente a la hora de comprometerse en parar las calamidades derivadas de la violencia y de la guerra. Indudablemente, sus imágenes, de típico estilo fotorreportero, son poderosas, interesantes y humanas.

Aunque nacido en Córdoba, estableció su residencia aquí en Zaragoza, y trabaja con frecuencia para medios regionales, además de otros de carácter nacional. A principios de este año pudimos visitar una exposición en el Centro de Historia de Zaragoza titulada Sarajevo: el último asedio 1992-2008, en la cual veíamos imágenes tomadas durante la guerra en Bosnia, junto a otras tomadas en tiempos recientes en los mismos lugares y con las mismas personas en un reflexivo antes y después. Hablé de ella en estas páginas. Muy interesante. Tenía un blog en Soitu.es, llamado Los desastres de la guerra, pero parece que Soitu.es ha cerrado sus puertas y no sé si continuará en algún otro medio. Espero que sí. Como a fecha de hoy, 8 de noviembre de 2009, siguen disponibles los contenidos del mismo, os invito a visitarlo.

Por otro lado una noticia triste; Humberto Rivas, fotógrafo argentino establecido en España, falleció ayer a los 72 años de edad. Aunque ha realizado todo tipo de fotografía, creo que sin lugar a dudas su fuerte eran los poderosos retratos, con sus sujetos mirando siempre de frente, resaltando poderosamente la personalidad de la persona retratado. Creo que también es un fotógrafo del que es muy recomendable conocer su obra. Así que sirva esta recomendación como homenaje al fallecido.

La foto de hoy está tomada ayer, jornada de prueba de un nuevo aparatito del que hablaré un día de éstos. Como hay noticia luctuosa, aprovecho para colocarla hoy ya que está tomada en el cementerio de Zaragoza.

Figura doliente

Figura doliente en el cementerio de Zaragoza - Panasonic Lumix GF-1, G 20/1,7 ASPH.