Viajes – la “cuestión de Macao”

Viajes

La “cuestión de Macao” (Questão de Macao) fue el nombre que recibió todo el proceso por el cual la República Popular China (RPC) recobró la plena administración de la ciudad de Macao, bajo administración portuguesa durante siglos. Se ha comparado el proceso a la devolución de Hong Kong por parte de los británicos a la RPC, pero aunque las soluciones buscadas fueron similares, la cuestión no fue la misma. Para empezar, según los documentos histórico conocidos, los emperadores chinos nunca renunciaron a la soberanía de Àomén (澳門), sino que la confiaron a la administración portuguesa que le dio el nombre por el que es internacionalmente conocida. El título del artículo en la Wikipedia en español que he enlazado anteriormente sería cuestionable por lo tanto, me quedo con lo de la “Cuestión de Macao”.

20161010-L2310745.jpg

Macao visto a la llegada del ferry a la terminal provisonal de Taipa.

Pero en lo que a mí me toca, la “cuestión de Macao” fue el proceso de discusión entre los cuatro integrantes de la “expedición” a Hong Kong sobre si debíamos hacer una extensión de dicha expedición a esta ciudad con pasado tan vinculado a la Península Ibérica o no. Yo defendía el hecho de que el conjunto histórico de la ciudad antigua estuviera catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, así como la improbabilidad de visitar el lugar si no aprovechábamos la ocasión. En contra estaban otros hechos, de los que los más sólidos me parece que habíamos dejado la excursión para la víspera del viaje de regreso. Y dado que la forma de transporte entre ambas ciudades es en ferry, no es posible por cuestión de visados ir por carretera o tren atravesando el territorio principal de la RPC, si se interrumpía el tráfico de barcos por algún motivo, estaríamos en apuros. Son 70 km de mar que siempre son una incógnita.

Como el pronóstico del tiempo no indicaba que fuera a llegar un tifón en los días siguientes y el vuelo de regreso salía a las 23 horas del día siguiente a la excursión, había ocasión de resolver improbables contratiempos. Contratiempos que según todas las informaciones disponibles eran improbables. Pero que como ya comenté en una entrada hace unos días, se produjeron. Lo que no sabíamos es que en Hong Kong era festivo ese lunes, no lo parecía, y que muchos de sus ciudadanos se habían trasladado a pasar el día o el fin de semana a Macao. Y que me iba a quedar sin billete para ninguno de los abundantes ferrys que entre las 20:00 horas y las 2:00 de la madrugada tenía intención de coger. Pasé la noche en Macao, y volví sin problemas a primerísima hora del día siguiente… Efectivamente, estas cosas pasan. Tarde o temprano.

20161010-_A100266.jpg

Macao se está convirtiendo en la ciudad del juego en China, al estilo de Las Vegas o Atlantic City en Estados Unidos… lo cual puede echarla a perder. Por muchos motivos. Pero voy a ignorar esta parte de la ciudad, aunque acabé alojándome, por un precio realmente barato, en un cinco estrellas con casino y tiendas de lujo, al estilo de Las Vegas.

Una vez aclarada la “cuestión de Macao” lo importante es disfrutar de la ciudad. Una ciudad que urbanísticamente es una mezcla de las nuevas zonas de construcción turística de moles hoteleras y casinos, el caos del apilamiento de casas para vivienda en un lugar con superficie limitada, y los restos de construcciones de la época colonial, tanto de estilo europeo portugués como más propio de la cultura china.

Así, en el entorno de la plaza del Senado (Largo do Senado) nos sentiremos casi como si paseásemos por las calles de Lisboa aunque con elementos característicos de las regiones coloniales tropicales.

20161010-_A100268.jpg

20161010-_A100281.jpg

20161010-_A100287.jpg

20161010-_A100292.jpg

Sin embargo, conforme nos vamos introduciendo en lo más profundo de la ciudad antigua de Macao, aunque no se haya conservado más que una pequeña parte de lo antiguo, empezamos a notar también el origen chino del lugar y de la inmensa mayoría de su población. Todo está rotulado en chino y en portugués, que es cooficial hasta 2049, como prevé la Ley Básica de la Región Administrativa Especial de Macao. Pero tardé ocho horas en oír hablar en portugués y fue a una mujer de aspecto europeo que hablaba por teléfono móvil. En la práctica, el portugués ha quedado como una reliquia del pasado.

20161010-_A100301.jpg

20161010-_A100318.jpg

20161010-_A100319.jpg

20161010-_A100347.jpg

Existen algunos edificios o lugares emblemáticos, como el Teatro Dom Pedro V, donde estaban ensayando una obra, la Casa do Mandarim, perteneciente en origen a una familia comerciante y burguesa de origen chino (un mandarín en realidad fue un funcionario de carrera de la corte imperial china), o el Quartel dos Mouros, guarnición de tropas procedentes de Goa, mejor adaptadas a los climas tropicales que las de origen europeo.

20161010-_A100366.jpg

20161010-_A100450.jpg

20161010-_A100476.jpg

Al llegar la tarde, tuve la oportunidad de contemplar el ocaso desde el antiguo templo A-Má, templo taoista con más tradición en la ciudad y que está incluido también en la lista de edificios considerados como Patrimonio Cultural de la Humanidad según la UNESCO.  Tras el ocaso, un autobús me trasladó al centro donde di un paseo y cené un plato de cigalas con cacahuetes y otras verduritas de origen incógnito para mí, ignorante del problema de transporte que me iba a surgir un rato más tarde. Pero dado el agradable día pasado, eso ha quedado como una anécdota poco importante.

20161010-_A100491.jpg

20161010-L2310757.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s