[Libros de fotografía] China según Magnum y los “ismos” de la fotografía

Fotografía

Tengo pendiente de reclamar un par de libros de fotografía que me deberían haber llegado y no lo han hecho. Los servicios de correos son una lástima y una catástrofe en el mes de diciembre. Pero mientras tanto, vamos con un par de libros que he adquirido esta semana para regalarme por reyes. Empezaré por el más pequeñito.

A todos los efectos, para el libro de Magnum sobre China, Taiwán forma parte de la historia china del siglo XX. Así que nos daremos una vuelta por la capital de la isla Formosa, Taipéi, y sus alrededores.

… ismos para entender la fotografía

Publicado por Turner Libros y con la autoría de Emma Lewis, una de las conservadoras de la Tate Modern en Londres, este librito pretende ser un resumen organizado de las distintas tendencias que han surgido en la historia de la fotografía. Los “ismos” es un término que apareció en la historia del arte con las vanguardias de los siglos XIX y XX; véase impresionismo, expresionismo, cubismo, conceptualismo, surrealismo,… Y si bien nos hemos acostumbrado a su uso en otras disciplinas artísticas, no siempre han estado claros o correctamente usados en el mundo de la fotografía, especialmente por los diferentes usos de la misma, desde la llamada fotografía vernácula por los anglosajones, la de todos los días, la cotidiana, hasta la fotografía considerada como una de las bellas artes, pasando por su uso documental o testimonial. Usos no presentes en otras disciplinas artísticas y que han motivado el eterno debate sobre si la fotografía es o no una de las bellas artes.

Disponiendo como dispongo de una amplia biblioteca de libros sobre fotografía, no me aporta realmente conocimientos nuevos este libro. Pero sí me permite tener un librito de consulta rápida, que me puede venir bien para la redacción de textos u preparación de otras cuestiones. Y sí que será de gran utilidad para quien quiera iniciarse en la historia de la fotografía y quiera tener un texto por el que navegar por la misma con cierta facilidad.

Magnum China

Editorial Blume publica en castellano el nuevo tocho, porque es grandote y pesadote, que la agencia Magnum Photos ha comercializado sobre el trabajo de sus fotógrafos en China, a lo largo de toda la historia de la agencia e incluso antes, pues como indica el subtítulo Nueve décadas de su historia, las fotografías abarcan toda la época republicana del gigante asiático, que se remonta a 1912, aunque empieza con fotografías relacionadas con la Segunda Guerra Sinojaponesa, a partir de 1937 o 1938. Lo cierto es que eso son más bien ocho décadas… tendré que revisar bien el libro para ver si hay fotografías anteriores.

Los editores del libros son el fotógrafo británico Colin Pantall (instagram) y el editor chino Zheng Ziyu. Y el enfoque es cronológico. La nómina de fotógrafos cuyas imágenes forman parte del libro, demasiado extensa para relatarla aquí, aunque hay muchos ilustres de la agencia.

El libro da para muchas horas de contemplación y lectura, tanto de los textos como de las fotografías, por lo que apenas he empezado a escarbar. Indudablemente será una amplia fuente de conocimientos sobre fotografía y sobre la historia reciente de China, ayudándonos a comprender tan complejo país. Y sobretodo, levantará curiosidad e inquietudes para aprender en otros sitios las carencias que un libro orientado a la fotografía tenga.

Es muy recomendable, aunque es fácil comprender el principal debe de un libro de estas características. La visión será fundamentalmente occidental. Los fotógrafos chinos no han sido frecuentes en la agencia hasta recientemente. Y hubo fotógrafos que hicieron un trabajo importante hasta en los tiempos más difíciles de la Revolución Cultural. Siempre recordaré lo que me impresión allá por el 2005 la exposición que vimos en Zaragoza, en la Casa de los Morlanes, del fotógrafo Li Zhensheng. Y que pude volver a ver en Londres en 2012.

Es muy recomendable, aunque es fácil comprender el principal debe de un libro de estas características. La visión será fundamentalmente occidental. Los fotógrafos chinos no han sido frecuentes en la agencia hasta recientemente. Y hubo fotógrafos que hicieron un trabajo importante hasta en los tiempos más difíciles de la Revolución Cultural. Siempre recordaré lo que me impresión allá por el 2005 la exposición que vimos en Zaragoza, en la Casa de los Morlanes, del fotógrafo Li Zhensheng. Y que pude volver a ver en Londres en 2012.

[Recomendación fotográfica] Vienen de Asia

Fotografía

Quizá no dedique mucho tiempo hoy a unas cuantas recomendaciones fotográficas que tengo recopiladas y que pueden venir bien para pasar un rato del domingo. Aunque si sigue mejorando el tiempo como ayer, lo mejor que se puede hacer este domingo es salir a disfrutar del día. Por lo menos aquí en Zaragoza. Con temperaturas máximas de 23 ºC y con un día fundamentalmente soleado… dime tú.

En cualquier caso, las recomendaciones de este domingo vienen principalmente de Asia. Así, por ejemplo, en Dazed nos presentaban hace unos días una lista de cinco fotógrafos chino del mundo de la moda que merecían que les prestásemos nuestra atención. La lista la conforma los siguientes, respetando el orden de los nombres chinos en los que el apellido va delante. Aunque en algún caso tienen nombres “artísticos” occidentalizados.

20180929-1042061

Parece razonable ilustrar la entrada de hoy con imágenes de las populosas calles de Taipéi, la capital del país no oficial de la República de China, o Taiwán.

Zhang Jiachen (Leslie Zhang) (Instagram)

Wang Ziqian (Instagram)

Zeng Wu (Instagram)

Luo Yang (Instagram) Quizá el más interesante por su cuestionamiento, en trabajos más personales, de los estereotipos sobre la mujer china, proclamando la diversidad y la evolución de la sociedad y las mujeres chinas, incluida su sexualidad.

Jin Jiaji (Instagram) El más variado en su cuenta de Instagram, con naturalezas muertas y procesos mixtos, además de las fotografías de moda propiamente dichas.

20180929-1042093.jpg

Cada uno de estos fotógrafos tiene su propio estilo, aunque se percibe rasgos comunes generacionales, especialmente en lo que se refiere a romper con los cánones tradicionales del género. Yo no soy muy aficionado a la fotografía de moda, pero cuando se sale de los esquemas más comerciales y ofrece algo más que chicas guapas y vestidos o accesorios bonitos, puede ser tan interesante como la que más. Ni qué decir tiene, como ya habréis deducido, que el que más me ha interesado es Luo Yang, que creo recordar que ya lo había mencionado en alguna ocasión.

Tengo también una fotógrafa japonesa, Sasaki Yukari (Instagram), también aquí respeto el orden oriental con el apellido delante, que me ha aparecido en pocos días en dos sitios. Por un lado en Cada día un fotógrafo/Fotógrafos en la red, y por otro lado en el hilo de noticias de la revista VoidTokyo, colectivo al que pertenece.

20180929-9920373.jpg

Sasaki me ha llamado la atención más por algunas de sus fotografías que por la mayoría de ellas. Es una fotógrafa documental que se dedica a registrar lo que sucede en las calles de la capital nipona, como el conjunto de los miembros del colectivo al que pertenece.  Pero aquí y allá, entre las típicas instantáneas de gente con más o menos máscaras antipolución en las zonas más populares de Shibuya, Shinjuku, Ginza,… o en el metro o la línea Yamanote, encontramos alguna fotografía que destaca por su atención al detalle o por salirse de la corriente general. Trabaja con compactas digitales con objetivo de focal fija gran angular, cámaras discretas y eficaces para la fotografía documental callejera.

Finalizaré recomendando un artículo que apareció recientemente en Magnum Photos en el que hace un repaso de los 80 años de actividad de los fotógrafos de la agencia en China. Desde los primeros reportajes de Capa o Cartier-Bresson, hasta los más recientes de Ian Berry, Olivia Arthur o Carolyn Drake, por mencionar algunos. Pero hay muchos entre medio, muy prestigiosos, y con fotografías de gran calidad. Y si alguien se quiere regalar con una copia en papel de calidad, lo puede hacer… por moderados precios que van de los 1.600 dólares por una fotografía de Ian Berry a los 5.500 por otra de Steve McCurry. Esta última es más espectacular, pero la de Berry me parece más auténtica.

20180929-9920375.jpg

[TV] La ciudad secreta; autoritarismos a la australiana… o de otros países

Televisión

Yo creo que en estos momentos, para la mayor parte del mundo, Australia es uno de esos países que se asume democráticos y civilizados. Como los países nórdicos, como Canadá, como Nueva Zelanda y algunos más. Sin dudas. Uno de esos sitios donde se vive bien y esas cosas. Aunque supongo que como dice el refrán, en todas partes cuecen habas. Es decir, que su sistema político y social tendrá sus goteras. El asunto de los aborígenes, por ejemplo, es de los que primero se me ocurren. Los anglosajones siempre han tratado peor a los aborígenes cuando se han apropiado de un territorio; peor que los latinos, aunque nos llevemos las leyendas negras.

tumblr_o2w5f6idKC1r5mrsgo1_1280

Sinceramente, lo que pase en Canberra me preocupa sólo hasta cierto punto; lo que más me preocupa es lo que pasa en las instituciones del Estado en Madrid… que en los últimos años no han desprendido excesiva confianza que digamos. Y no se perciben muchos signos de cambio, porque en este país hay cosas que no son de siglas políticas, sino de cultura global ciudadana.

De hecho, conforme escribía el párrafo anterior, me ha dado por consultar el listado actualizado del Democracy Index de The Economist, y Australia está en el octavo puesto de todos los países del mundo. Por delante, tiene Noruega, Islandia, Suecia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Canadá, Irlanda (andaba yo fino en mis suposiciones, aunque lo de Irlanda me sorprende un pelín), completando por detrás la decena líder en democracia Finlandia y Suiza. Efectivamente, yo que he viajado a todos menos a los del hemisferio sur, son países estupendos, aunque a todos les veo alguna gotera. España, con 8,08 puntos, está en el puesto 19 de la clasificación, y es el último de la lista de los que se consideran democracias plenas. Si baja a 8,00 puntos o menos, empezará a considerarse una democracia imperfecta. Como EE.UU., Italia, Francia, Portugal,… Y en la clasificación estábamos en 8,30 puntos,… hemos perdido colchón. Vamos en retroceso. Podríamos decir que tenemos un armazón jurídico e institucional bastante bueno, pero que lo ejercitamos regular. Los diez primeros clasificados están por encima de 9,00 puntos. El máximo es 10. Noruega tiene un 9,87. Australia, que es la que nos ocupa hoy, 9,09.

tumblr_nyissdCX4U1r5mrsgo1_1280.jpg

Pues bien, pese a todo, en Netflix podemos encontrar una miniserie australiana de seis episodios The Secret City’s, la acción transcurre mayormente en Canberra, la habitualmente ignorada capital australiana; y si me llamó la atención fue porque la protagonizaba Anna Torv, que tan buen recuerdo nos dejó en Fringe. Y parte de la premisa de que un escenario de confrontación entre EE.UU. y la República Popular China es la excusa de un sector del gobierno australiano para promover una reforma legal que aumenta la capacidad del ejecutivo para suspender los derechos de los ciudadanos y para amordazar a la prensa. Torv hace de periodista testaruda y constante.

tumblr_pcoy9gau0V1r5mrsgo1_1280.jpg

En los tiempos que corren hemos visto que este tipo de legislaciones han empezado a proliferar con mayor o menor intensidad en distintos países. Estados Unidos y Reino Unido entre los presuntamente democráticos, con leyes antiterroristas. España también lleva lo suyo con cierta ley mordaza. Las bases de estas reformas legales, como sucede en esta ficción, es la de infundir el miedo entre la población, curiosamente en algunos de los países más seguros del mundo, para justificar estas leyes en nombre de la “seguridad”. Supongo que la entrada en vigor de la ley mordaza española es uno de los factores que ha llevado a un descenso en la puntuación en nuestro Democracy Index, junto con la tolerancia a la corrupción y otras cosillas como esta.

Así que como vemos, una serie muy pertinente. Que no es la octava maravilla, pero se deja ver bastante bien. Y tiene el aliciente de ver a Anna Torv, que es buena actriz, así como otros intérpretes australianos, pocos conocidos en estas latitudes, que no están mal. Y de paso nos enteramos mejor de Canberra es la capital australiana y cómo es.

tumblr_ob4jvrWdrv1r5mrsgo1_1280.jpg

[Cine en TV] Flavors of Youth – International Edition (2018)

Cine

Flavors of Youth – International Edition (2018; 38/20180807)

Aunque es un estreno en Netflix, por su característica de largometraje novedoso, y teniendo en cuenta las nuevas formas de acceder a las películas cinematográficas, la voy a considerar entre los estrenos del año. También es cierto que por otra parte, configurada esta película como tres relatos cortos, relacionados en el tema, pero no argumentalmente, se puede ver, y de hecho yo la he visto así, como una miniserie de tres episodios. Da igual. El caso es que estamos ante una producción de animación con tres directores, dos chinos, Haoling Li y Xiaoxing Yi, y uno japonés, Yoshitaka Takeuchi, que ha sido vendida por la cadena de cine y vídeo bajo demanda como de los responsables de alguno de los grandes éxitos recientes de la animación japonesa.

No he visitado ninguna de las tres ciudades chinas que aparecen en la película; así que, de las dos que he visitado, he escogido Macao para ilustrar la entrada, porque es la que más me transmite la sensación de nostalgia de la película.

Es decir, nos venden esta producción como prima hermana del Kimi no na wa de Makoto Shinkai. Veamos la realidad. La película es una coproducción. Por un lado, la productora de las películas de Shinkai, siendo el productor jefe Noritaka Kawaguchi, que ha estado involucrado en tareas de producción en las películas del prestigioso director japonés de animación. Pero por otro lado, hay una productora china involucrada. Y la acción de las tres historias de las que consta la película transcurre en tres grandes ciudades chinas, con personajes chinos. Y está la cuestión del idioma original de la película.

Uno diría que en una película de animación la cuestión del doblaje frente al idioma original de la película es una cuestión menor, frente a cuando se plantea esta cuestión en películas de acción real. Yo no estoy del todo de acuerdo. Al fin y al cabo, el texto original del guion está en un idioma, y a partir de ahí lo que devienen son traducciones, que pueden estar más o menos acertadas. Así que yo siempre soy partidario de la versión original, por ser la obra original sin adulterar. Independiente de mi grado de comprensión del idioma. Que yo, en mandarín o en japonés, estoy más bien flojo. Eufemismo, para significar que son idiomas ininteligibles para mí.

La película la podemos encontrar con información de dos formas. O viene con el título original de Si shi qingchun (肆式青春) [Cuatro estilos de juventud] en chino mandarin, o Shikioriori (詩季織々) [Poema de las estaciones tejidas unidas] en japonés, o con el título en inglés para la versión internacional. De las tres historias, las primera, , y la tercera, , están dirigidas y escritas por su directores chinos. La segunda, , esta dirigida por el director nipón y escrita también por un guionista japonés, Naruki Nagakawa. Así que a saber cuál es su idioma original. En IMDb aparece el chino mandarín, en Netflix aparece el japonés, sin opción al anterior. Vedla como creáis oportuno o podáis.

Aunque vendida a la estela de Kimi no na wa, lo cierto es que el estilo profundamente melancólico de las tres historias, está mucho más emparentado con las películas anteriores de Shinkai, como Koto no ha no niwa [El jardín de las palabras] o 5 centímetros por segundo [Byôsoku 5 senchimêtoru]. En concreto, la última de las tres historias Shànghǎi liàn (上海恋) [Amor en Shanghai] debe mucho en su argumento a esta última; la separación de dos enamorados que nunca llegan a confesarse su amor en el instituto, y la dificultad para que sus vidas converjan de nuevo.

Las tres historias se encuentran localizadas en tres grandes ciudades chinas distintas, y su elemento común es la nostalgia hacia tiempos mejores. Lo cual es llamativo, porque los protagonistas son gente muy joven. Ya se puede deducir que la tercera se localiza en Shanghái. La primera, Xiàngyáng zǎocān (向阳早餐) [Un desayuno al sol], tiene como protagonista a un joven asalariado en Pekín. La segunda, Xiǎo xiǎoshí zhuāng xiù (小小时装秀) [Un pequeño desfile de modas], nos habla de dos hermanas que viven en Cantón, la mayor, una modelo que ha comenzado su decadencia, la menor, una joven diseñadora de roja.

Globalmente me parece una producción que merece la pena que los aficionados a la animación le den una oportunidad. Quiero avisar que cuando la vi… me pareció que eran argumentos y situaciones muy manidas, demasiado a la estela del cine de Shinkai, y me dejó un tanto decepcionado. Además, su presentación artística, aunque correcta, no tiene el virtuosismo al que nos tiene (mal)acostumbrados el director japonés u otras productoras niponas como Studio Ghibli. Pero he de decir que el recuerdo de la película, conforme pasan los días, me resulta agradable. Con los dos primeros episodios como los que más crecen en mi memoria. Evidentemente, el tercero resuena demasiado como una nueva versión de aquella maravillosa velocidad de los pétalos de sakura al caer.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

[TV – Series] A vueltas con el Rey Mono

Televisión

La idea de esta entrada surge hace unos días, “por culpa” de un serie coreana. El título original es Hwayugi [화유기], aunque el título internacional es A Korean Odyssey. Un drama romántico más, con la misma estructura argumental que la mayoría de ellos. A saber…

Chico conoce chica o viceversa.

No se caen bien, no congenian, son absolutamente opuestos, como pareja parecen imposible, tienen “insalvables” diferencias de edad, de nivel social o económico… o incluso de estatus en el mundo de lo sobrenatural.

Tras un cortejo laaaaaaaaargo, innecesariamente complicado, descubren que se quieren. Mucho. Incluso puede que se besen. Aunque una sucesión de abrazos estrujadores suele sustituir al tema de los besos.

Un acontecimiento aciago o un antagonista más o menos malicioso amenaza la relación. Incluso la llega a arruinar.

En el episodio final, tras la catástrofe, todo se arregla. A veces de modo incomprensible.

_1080341 1_Snapseed

Templo budista de Bulguksa, de los más antiguos y con más tradición de Corea del Sur; es curioso cómo una religión que no reconocía deidades en su origen, tiene luego un amplio panteón de seres de carácter divino o semidivino. Y muchos de ellos con asociaciones con animales; monos, cerdos, tigres, peces,…

Básicamente, este es el esquema argumental de todos los dramas románticos coreanos que he visto hasta ahora. Las diferencias del que nos ocupa hoy es que parece hecho con más medios que otros, Netflix ha debido poner su dinerico para tener la exclusiva de su difusión fuera de Corea del Sur, y que está basado muy libremente en una de las leyendas más populares del extremo oriente asiático; las aventuras del rey Mono, también conocidas como el Viaje al Oeste.

Vivimos en un mundo que hasta hace poco tiempo ha sido muy eurocéntrico. Son los mitos y leyendas, así como el cuerpo literario de las civilizaciones de la Europa Occidental, desde las obras de Homero hasta la actualidad lo que impregna la cultura no sólo de esta parte del mundo, sino de muchas otras partes del mundo. Sin embargo, mitos, leyendas u obras literarias trascendentes se han dado en civilizaciones de todo el mundo. Y siendo la civilización china una de las más antiguas, poderosas y prolíficas, no podía ser menos, habiendo influido en muchas otras culturas de su área de influencia. Podríamos decir que las aventuras de Sun Wukong, el rey Mono, serían tan conocidas o tan representativas como el Quijote en la Europa Occidental. Y que es un ejemplo del sincretismo religioso asiático al mezclar concepto procedentes tanto del taoísmo teísta, con su multitud de dioses y demonios, como del budismo. Y tanto Lao-Tse como Buda tienen su papel en las aventuras. En ellas, el protagonista, un monje, libera al rey Mono de su confinamiento en una montaña, y en compañía de otras deidades, van en búsqueda de unos textos sagrados, afrontando numerosas aventuras.

_1080357_Snapseed.jpg

No he tenido oportunidad de leer ninguna traducción del texto original. Que por otra parte es muuuuuuuy largo. Editorial Siruela tiene publicada una traducción de más de 2200 página. Muchos años ha, tuve ocasión de ver lo que el italiano Milo Manara había hecho con el simiesco monarca en formato de historieta. Con abundancia de bellas damas con escasez de ropas, como es costumbre en las obras del conocido fumettista italiano. Y con un rey Mono más caracterizado por su lujuria y habilidades copulatorias que por otras virtudes. Desde luego, no es la versión más fiel a las aventuras mencionadas. Me consta que en oriente se han hecho diversas versiones para cine y televisión de estas aventuras que no he tenido ocasión de ver, y que no prometen mucho. En la actualidad, Netflix tiene en catálogo una serie australiana y neozelandesa, The New Legends of Monkey, con una temporada de 10 episodios de unos 24 minutos. Lo que he visto hasta ahora es de una calidad más bien mediocre.

_1080366_Snapseed.jpg

En cuanto a la serie que ha motivado este comentario sobre las leyendas orientales… Pues bien, la acción se sitúa en la actualidad. El rey Mono es un guaperas. Y el monje no es un monje, que es una guapa joven que ve espíritus y que es la enésima reencarnación de un humano destinado a salvar el mundo. El argumento… lo que he dicho al principio. Tiene su gracia. Entretiene. Aunque la chica protagonista, muy guapa, es un poco siesa. Pero incluye hasta una zombi muy graciosa en ocasiones. Y es que como decía aquel, “cualquier cosa, con zombis, es mejor”. ¿O era “cualquier cosa, con sables laser, es mejor”? ¿Alguna vez he contado que los coreanos tienen una película de zombis y trenes mucho más divertida que la mayor parte de las cosas que hacen los yanquis? Nota: “divertida” no es lo mismo que “buena”.

Conclusión,… me gustaría ver una producción bien planteada y bien hecha sobre estas leyendas. Lo de la serie coreana, una mera anécdota y una excusa para hablar de ellas.

_1080335_Snapseed.jpg

[Fotos] El 2016 en fotos (1): De viaje con la cámara al hombro – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía, Viajes

Comienzo como otros años con mi resumen y balance del año. El 2016 que se nos va, que como muchos años ha tenido sus cosas buenas y sus no tan buenas. Pero mi recuerdo de los años siempre lo expreso en forma de fotografías, que muchas veces llevan asociadas recuerdos. Y también muchas veces, esos recuerdos pueden ser íntimos o privados, aunque las fotografías que los representan sean públicas. Soy celoso guardián de mi intimidad, mis recuerdos más próximos son míos. Pero hay imágenes próximas que los representan y puedo y quiero publicar. Y como digo, empiezo el balance con los viajes.

No me quejo. En absoluto. Ha sido un buen año en lo que se refiere a los viajes de larga distancia y recorrido, con algún incidente, pero sin mayores consecuencias. Sin embargo, siento que no he podido aprovechar tanto en miniviajes, esas escapadas de un día o un fin de semana, que también son muy necesarias, y a las que he tenido que renunciar durante el año en varias ocasiones, por motivos diversos. Lo dicho, celoso guardián de mi privacidad.

Tras los dos primeros meses, en los que se puso de manifiesto que iba a ser un año raro y complicado para las excursiones y escapadas de fin de semana, un sábado por la mañana de marzo hubo una pequeña excursión de Fotógraf@s en Zaragoza a Anento. Fue como un punto de partida. Por sencillo que fuera.

Aguallueve de Anento

Pocas semanas más tarde llegaba mi primer viaje internacional del año. Ya se ha convertido en un clásico mi escapada a Italia de Semana Santa, que este año, por mor de unos festivos que se nos debían, se estiró algo más. Y el destino fue las ciudades de la Umbria y el sur de la Toscana. Lugares de gran belleza, física y cultural, y que además carecen de las aglomeraciones de otros destinos más afamados en la península itálica.

Perugia

Estación de Asís

Gubbio

Arezzo

Cortona

Duomo de Orvieto

Vuelta tras las vacaciones de Semana Santa a los fines de semana gafados hasta que a principios de junio consigo escaparme un sábado a Madrid para visitar algunas de las más destacadas exposiciones en PhotoEspaña 2016.

Madrid

También con el comienzo de la primera mitad de mis vacaciones de verano pude escaparme con Fotógraf@s en Zaragoza al valle de Tena y Jaca, en una excursión muy divertida.

large-1483002410

Pantano de Búbal y Peña Telera

Y llega el viaje estrella del año. Islandia era un destino deseado desde hacía muchos años. Aunque siempre habían surgido problemas para hacer realidad el deseo. Incluso este año estos problemas surgieron hasta la misma víspera del viaje, pero mi decisión era clara y al final aterricé en la bella isla cercana al ártico, y a caballo de dos placas continentales. Difícil resumir la variedad de paisajes y estímulos visuales de esos días.

large-1483002457

Krýsuvík

Harpa en Reikiavik

Geysir

Suđurland

Skógafoss

Reynisfjara

Svínafellsjökull

Playa de Jökullsárlón

Jökullsárlón

Skaftafell

En julio, aprovechando todavía algunos días de vacaciones, aprovecho otro día para volver a visitar algunas exposiciones más de la interesante edición 2016 de PhotoEspaña. Y la exposición del Bosco en el Prado. Esta vez con visita a lugares poco conocidos del Jardín Botánico de Madrid.

Jardín botánico de Madrid

En agosto me proponen visitar el sur de Suecia, quizá Copenhague, y si hay suerte Estocolmo. Voy de acompañante en un viaje… llamémoslo de negocios,… pero que me permitió conocer mucho del arte moderno y contemporáneo en aquellas tierras escandinavas. Y los tres lugares nos dio tiempo a visitar.

Louisiana Museo de Arte Moderno

Konsthall de Malmo

Fotografiska en Estokolmo

Moderna Museet de Estocolmo

Junto al ayuntamiento de Estocolmo

Septiembre fue saludado con una nueva escapada con Fotógraf@s en Zaragoza, que han sido los que me han permitido escapar en parte a mi maldición de las excursiones de este año. En esta ocasión, una divertida excursión a la comarca del Matarraña en la provincia de Teruel.

20160914-_9140135.jpg

Valderrobres

Y con la segunda mitad de mis vacaciones, entrado ya el otoño a principios de octubre, surge un viaje relativamente inesperado, y que va a resultar también un éxito, rico en experiencias y visualmente muy interesante. Nos vamos a Hong Kong. Y desde la antigua colonia inglesa en China, me escaparé también a visitar Macao. También difícil de resumir visualmente las experiencias de esa semana.

20161005-L2310539.jpg

Mongkok

20161006-_A060022.jpg

Templo de los Diez Mil Budas en Sha Tin

20161006-L2310554.jpg

Tranvías en Causeway Bay

20161007-_A070377.jpg

Monasterio Po Lin en la isla de Lantau

20161007-_A070516.jpg

Pescadora en Tai O – Isla de Lantau

20161008-_A080676.jpg

Jardines Nan Lian

20161008-_A080779.jpg

Jardín de los Pájaros en la calle Yuen Po

20161008-_A080889.jpg

Victoria Harbour

20161009-L2310721.jpg

The Peak

20161010-_A100312.jpg

Ruinas de San Pablo – Macao

20161010-_A100467.jpg

Casa del Mandarín – Macao

Octubre fue también la ocasión de compartir una día de intensa fotografía con unos estupendos colegas, esta vez de ASAFONA (Asociación aragonesa de fotógrafos de naturaleza), a la que me apunté a principio de año, y que no he aprovechado ni la cuarta parte de lo que pensaba. Me voy a dar otro año de oportunidad, a ver cómo funciona. En esta ocasión, fotografiando la flor del azafrán en Monreal del Campo, provincia de Teruel.

20161023-IMGP1870.jpg

Monreal del Campo y la flor del azafrán

Y en noviembre, organizamos una quedada de amigos diversos en Madrid, con la excusa de la exposición de Renoir en el Thyssen-Bornemisza. A pesar de la lluvia, lo pasamos bien.

20161104-L2310982.jpg

Roy Lichstenstein en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid

Cerraremos el año con una escapada cercana a fotografiar el viaducto de alta velocidad de Rodén, en un mes de diciembre en el que también se han frustrado un por de excursiones por el mundo… Esperemos que esto mejore en 2017.

20161119-fp4+-hc110_104.jpg

Viaducto de Rodén

Viajes – la “cuestión de Macao”

Viajes

La “cuestión de Macao” (Questão de Macao) fue el nombre que recibió todo el proceso por el cual la República Popular China (RPC) recobró la plena administración de la ciudad de Macao, bajo administración portuguesa durante siglos. Se ha comparado el proceso a la devolución de Hong Kong por parte de los británicos a la RPC, pero aunque las soluciones buscadas fueron similares, la cuestión no fue la misma. Para empezar, según los documentos histórico conocidos, los emperadores chinos nunca renunciaron a la soberanía de Àomén (澳門), sino que la confiaron a la administración portuguesa que le dio el nombre por el que es internacionalmente conocida. El título del artículo en la Wikipedia en español que he enlazado anteriormente sería cuestionable por lo tanto, me quedo con lo de la “Cuestión de Macao”.

20161010-L2310745.jpg

Macao visto a la llegada del ferry a la terminal provisonal de Taipa.

Pero en lo que a mí me toca, la “cuestión de Macao” fue el proceso de discusión entre los cuatro integrantes de la “expedición” a Hong Kong sobre si debíamos hacer una extensión de dicha expedición a esta ciudad con pasado tan vinculado a la Península Ibérica o no. Yo defendía el hecho de que el conjunto histórico de la ciudad antigua estuviera catalogado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, así como la improbabilidad de visitar el lugar si no aprovechábamos la ocasión. En contra estaban otros hechos, de los que los más sólidos me parece que habíamos dejado la excursión para la víspera del viaje de regreso. Y dado que la forma de transporte entre ambas ciudades es en ferry, no es posible por cuestión de visados ir por carretera o tren atravesando el territorio principal de la RPC, si se interrumpía el tráfico de barcos por algún motivo, estaríamos en apuros. Son 70 km de mar que siempre son una incógnita.

Como el pronóstico del tiempo no indicaba que fuera a llegar un tifón en los días siguientes y el vuelo de regreso salía a las 23 horas del día siguiente a la excursión, había ocasión de resolver improbables contratiempos. Contratiempos que según todas las informaciones disponibles eran improbables. Pero que como ya comenté en una entrada hace unos días, se produjeron. Lo que no sabíamos es que en Hong Kong era festivo ese lunes, no lo parecía, y que muchos de sus ciudadanos se habían trasladado a pasar el día o el fin de semana a Macao. Y que me iba a quedar sin billete para ninguno de los abundantes ferrys que entre las 20:00 horas y las 2:00 de la madrugada tenía intención de coger. Pasé la noche en Macao, y volví sin problemas a primerísima hora del día siguiente… Efectivamente, estas cosas pasan. Tarde o temprano.

20161010-_A100266.jpg

Macao se está convirtiendo en la ciudad del juego en China, al estilo de Las Vegas o Atlantic City en Estados Unidos… lo cual puede echarla a perder. Por muchos motivos. Pero voy a ignorar esta parte de la ciudad, aunque acabé alojándome, por un precio realmente barato, en un cinco estrellas con casino y tiendas de lujo, al estilo de Las Vegas.

Una vez aclarada la “cuestión de Macao” lo importante es disfrutar de la ciudad. Una ciudad que urbanísticamente es una mezcla de las nuevas zonas de construcción turística de moles hoteleras y casinos, el caos del apilamiento de casas para vivienda en un lugar con superficie limitada, y los restos de construcciones de la época colonial, tanto de estilo europeo portugués como más propio de la cultura china.

Así, en el entorno de la plaza del Senado (Largo do Senado) nos sentiremos casi como si paseásemos por las calles de Lisboa aunque con elementos característicos de las regiones coloniales tropicales.

20161010-_A100268.jpg

20161010-_A100281.jpg

20161010-_A100287.jpg

20161010-_A100292.jpg

Sin embargo, conforme nos vamos introduciendo en lo más profundo de la ciudad antigua de Macao, aunque no se haya conservado más que una pequeña parte de lo antiguo, empezamos a notar también el origen chino del lugar y de la inmensa mayoría de su población. Todo está rotulado en chino y en portugués, que es cooficial hasta 2049, como prevé la Ley Básica de la Región Administrativa Especial de Macao. Pero tardé ocho horas en oír hablar en portugués y fue a una mujer de aspecto europeo que hablaba por teléfono móvil. En la práctica, el portugués ha quedado como una reliquia del pasado.

20161010-_A100301.jpg

20161010-_A100318.jpg

20161010-_A100319.jpg

20161010-_A100347.jpg

Existen algunos edificios o lugares emblemáticos, como el Teatro Dom Pedro V, donde estaban ensayando una obra, la Casa do Mandarim, perteneciente en origen a una familia comerciante y burguesa de origen chino (un mandarín en realidad fue un funcionario de carrera de la corte imperial china), o el Quartel dos Mouros, guarnición de tropas procedentes de Goa, mejor adaptadas a los climas tropicales que las de origen europeo.

20161010-_A100366.jpg

20161010-_A100450.jpg

20161010-_A100476.jpg

Al llegar la tarde, tuve la oportunidad de contemplar el ocaso desde el antiguo templo A-Má, templo taoista con más tradición en la ciudad y que está incluido también en la lista de edificios considerados como Patrimonio Cultural de la Humanidad según la UNESCO.  Tras el ocaso, un autobús me trasladó al centro donde di un paseo y cené un plato de cigalas con cacahuetes y otras verduritas de origen incógnito para mí, ignorante del problema de transporte que me iba a surgir un rato más tarde. Pero dado el agradable día pasado, eso ha quedado como una anécdota poco importante.

20161010-_A100491.jpg

20161010-L2310757.jpg

[Cine] Regreso a casa (2014)

Cine, Sin categorizar

Regreso a casa – Going Home (Guīlái [归来], 2014; 432016-1708)

No. No han tenido muy claro cómo titular esta película que en Zaragoza no hemos podido disfrutar en versión original. En cartelera a aparecido con el doble título en castellano-inglés… de un título chino que parece que significa simplemente “retorno”.

Y estamos ante la última película dirigida en solitario por uno de los directores chinos más conocidos, Zhang Yimou, que vuelve a la carga con una historia basada en la época de la Gran Revolución Cultural Proletaria, época de muchos quebrantos en China, después de una película que pudimos ver hace unos años ya, y se aleja del cine espectacular de artes marciales, que es el que le ha dado más fama en occidente, aunque yo prefiero el cine que hacía hace más de 20 años, mucho más íntimo.

20121006-_A060225.jpg

China no se ha democratizado, pero su capitalismo de estado ha generado una clase pudiente que, aunque una mínima proporción de la población china, son suficientes como para que se les vea por todo el mundo… En Londres…

Olvidémonos de los aspectos políticos de la época en la que se sitúa la acción. No es un filme de denuncia política. Por lo menos, a mí me parecería cínico considerarlo así, puesto que el régimen que sustituyó al de aquella época en China es más del gusto de Occidente, pero igualmente dictatorial. Y Zhang Yimou parece que se lleva bien con él… recordemos su participación en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Pekín, evento eminentemente propagandístico del régimen chino.

Así pues, estamos ante un drama familiar desencadenado por las condiciones sociopolíticas del momento, en el que se exploran los temas del amor incondicional, el valor de la familia, el perdón o la fidelidad. Todo ello en las peripecias de una familia en la que el padre es un preso político por pertenecer a la intelectualidad del país, mientras que la madre está a la eterna espera, y la hija, cuando empieza la película, es una joven adolescente, y como tal egocéntrica y deseosa de encajar y ser aceptada. Lo que no necesariamente son ingredientes para una vida feliz.

20150616-_2230785.jpg

En las Mil Islas del San Lorenzo cerca de Kingston en Canada…

La película es una historia pequeña, austera, visualmente interesante pero sin aspavientos, y que descansa en gran medida sobre los hombros de sus intérpretes entre ellos una inconmensurable Gong Li, asumiendo sin problemas papeles de mujer madura, y un notable también Chen Daoming, que nos emociona con el estoicismo del que dota a su personaje. Sin problemas también para la joven Zhang Huiwen, que cumple con nota la papeleta de acompañar a dos protagonistas tan notables.

No vamos a decir que sea una obra maestra, pero es una película que, como digo, si nos olvidamos de la parte política, es honesta y emotiva. O por lo menos nosotros encontramos momentos suficientes para emocionarnos con el devenir de esta familia. Probablemente de lo más recomendable en una cartelera en la que hay mucho ruido y pocas nueces. Como suele ser habitual en verano.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

20160815-L2310457.jpg

O junto al ayuntamiento de Estocolmo en Suecia… Y todas ellas quieren hacerse muchas muchas muchas fotos… Podríamos hablar también del significado de las fotografías en la película que comentamos hoy… interesante…

[Cine] 山河故人 (Shānhé gùrén) (2015)

Cine

山河故人 (Shānhé gùrén) (2015; 302016-2005)

Esta película china con coproducción francesa y japonesa, nos llega a la cartelera un año después de que recibiese una excelente acogida en el festival de Cannes del año pasado. Dirigida por el chino Zhangke Jia, hemos visto la versión original subtitulada en castellano. En versión doblada se encuentra en la cartelera española bajo el título aproximado pero no exacto ni mucho menos, ni con el mismo signficado de “Más allá de las montañas”. El título inglés estaría más próximo al original mandarín; “Mountains May Depart”.

Es difícil hacerse la idea de qué vas a ver con los comentarios previos en reseñas críticas o no de los días anteriores. La sensación que te dan muchos de ellos es que se trata de la evolución de un triángulo romántico a lo largo de las décadas en China… y aunque hay algo de eso, la cuestión es que la cosa va mucho más allá. Se trata una reflexión razonablemente profunda sobre el cambio de las cosas con el tiempo y la evolución de las personas y los países.

Coproducción francochina. No he estado en China... aún. Pero sí en Francia... donde cada vez se ven más chinos.

Coproducción francochina. No he estado en China… aún. Pero sí en Francia… donde cada vez se ven más chinos.

Hay algunas cosas que llaman la atención formalmente. La película se divide en tres partes: 1999, 2014 y 2025. Es decir, una parte se desarrolla en el pasado, hace quince años respecto al momento en que se rueda el filme, y otra en el futuro, hay un ejercicio de anticipación, diez años después del momento en que se estrena la película. El aspecto de la película es distinto. Estos tres capítulos se filman y fotografían de formas diversas. El de 1999, tenemos el formato de imagen en 4:3, con un aspecto de la imagen que recuerda más bien al del antiguo vídeo analógico. Sería como ver algo en una televisión de aquella época. El de 2014 se rueda en formato 16:9 con una calidad de imagen moderna, similar a los televisiores más actuales. El de 2025 está rodado en formato panorámico, con abundancia de tomas aéreas realizadas desde drones… bueno, a saber cuál ser el aspecto de los espectáculos audiovisuales dentro de 10 años.

Nota curiosa: para calcular los formatos, sólo hay que saber multiplicar fracciones. El formato académico tradicional y el de los televisores antiguos era aproximadamente 4:3 (1,33:1). El formato de los televisores modernos es el resultado de multiplicar 4:3 x 4:3. O sea, 16:9 (1,78:1). El formato panorámico del cine es el resultado de multiplicar 4:3 x 4:3 x 4:3. O sea, 64:27 (2,37:1). Estos son los estándares más actuales, desde el punto de vista del cine digital, aunque ha habido ligeras variedades alrededor de ellos según los formato usados.

Cuando vemos personas con rasgos asíaticos orientales, si no les oímos hablar, es difícil hacer suposiciones sobre su nacionalidad,... lo cual no nos impide realizar todo tipo de conjeturas.

Cuando vemos personas con rasgos asíaticos orientales, si no les oímos hablar, es difícil hacer suposiciones sobre su nacionalidad,… lo cual no nos impide realizar todo tipo de conjeturas.

Pero como siempre, estas decisiones técnicas, formales o estéticas han de estar al servicio de una historia y de transmitir unas sensaciones y unos mensajes. A mi no acabaron de parecerme determinantes. Pero tampoco me molestaron. Me resultaron más curiosas que otra cosa.

Sí que es más importante algunas decisiones sobre el reparto. La principal de ellas es que el personaje principal, la mujer Shen Tao (Tao Zhao), así como los dos hombres que la cortejan en un principio, el hombre rico Zhang Jinsheng (Yi Zhang) y el hombre pobre LIangzi (Jing Dong Liang), están interpretados por los mismos actores durante todas las épocas. Ella en las tres, el segundo en la 1ª y la 3ª, y el tercero en la 1ª y la 2ª. El caso es que con esos intérpretes no conseguí ver durante el primer acto, el de 1999, a unos jóvenes de 25 años… No me entraba en la cabeza y me sentí desconcertado; como sin saber lo que estaba viendo. El segundo acto, sin embargo, me reconcilió con el personaje de Shen Tao, especialmente en su relación con el niño, con su hijo. Creo que ahí, la actriz china da un recital de interpretación contenida. El tercer acto me pareció curioso…

Antaño, cuando veíamos a estas personas, especialmente con cámaras fotográficas, se asumía casi instantáneamente un origen nipón.

Antaño, cuando veíamos a estas personas, especialmente con cámaras fotográficas, se asumía casi instantáneamente un origen nipón.

Hay es donde entramos en el momento en que cambió nuestra percepción de la película. Hablo en plural porque a la salida del cine lo hablamos y estuvimos relativamente de acuerdo. El tríptico que nos ofrece el director de la película, aunque a través de los ojos de los personajes va más sobre la evolución social e histórica de su país, China, y del mundo. Con claras alusiones a las rápidas transformaciones que el país ha sufrido en muy poquitas décadas, también hace alguna crítica a los vicios que ha acompañado dicha transformación, y un acto de fe en las nuevas generaciones, que imagina más libres y más críticas que las que han cargado sobre sus hombros los cambios mencionados. ¿Estará en lo cierto? ¿Lo podemos considerar una profecía? ¿Una apuesta? ¿Una posibilidad? ¿Una hipótesis? Pues ya veremos cómo está el mundo dentro de 9 años. Seguro que se nos hace corto. Tampoco es una distancia temporal tan grande. Sospecho que puede haber cambios, pero que sean de grande o pequeño calado depende de factores que quizá no alcancemos a ver.

La película me parece un ejercicio interesante, pero no me ha enganchado tanto como a algunos redactores de algunos comentarios y reseñas que he leído estos días. En cualquier caso, era una apuesta con riesgos, y eso siempre es de agradecer.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

Pero con los cambios que ha experimentado la sociedad china, cada vez hay más nacionales del gigante asiático viajando por el mundo. Hoy la apuesta sería por las clases privilegiadas de la etnia han. Todavía hay mayoría de pobres en China, país con enormes desigualdades; pero son tantos, que un pequeño porcentaje de ellos viajando, cunden... un montón.

Pero con los cambios que ha experimentado la sociedad china, cada vez hay más nacionales del gigante asiático viajando por el mundo. Hoy la apuesta sería por las clases privilegiadas de la etnia han. Todavía hay mayoría de pobres en China, país con enormes desigualdades; pero son tantos, que un pequeño porcentaje de ellos viajando, cunden… un montón.

[Cine] 卧虎藏龙:青冥宝剑 (2016), o la llegada de las nuevas formas de ver cine en la televisión

Cine

卧虎藏龙:青冥宝剑 (Crouching Tiger, Hidden Dragon: Sword of Destiny, 2016; 172016-0311)

Esta semana no hemos ido al cine. Quizá tengamos una fuerte saturación por la frecuencia con la que hemos ido durante los meses de enero y febrero, queriendo ver todas esas películas, que optando al éxito en la temporada de premios, nos prometían tantas alegrías cinéfilas… que a veces se cumplían y otras no.

Sin embargo, coincidió también con una serie de conversaciones con mi hermana sobre las formas alternativas que ya son una realidad de ver la televisión y, más concretamente, de ver cine en el aparato de televisión. Esto nos llevó a que en estos momentos ambos estamos probando un servicio de videoteca en línea, ya que tienen un mes gratis inicial, para probar, antes de seguir de lleno con la suscripción en el servicio. Mi hermana está con Wuaki TV y yo con Netflix. No es que haya sido algo planificado ni nada de eso… pero ha venido dado y estamos probando.

No he estado todavía en China,... pero por dar un ambiente oriental, os traigo algunas imágenes tomadas en Kioto, Japón.

No he estado todavía en China,… pero por dar un ambiente oriental, os traigo algunas imágenes tomadas en Kioto, Japón.

La primeras sensaciones que hemos intercambiado son que Wuaki TV tiene un mucho mejor fondo de armario en cuestión de cine, mientras que Netflix destaca más con las series, unas cuantas de ellas de buena calidad y producción propia. Pero ambos servicios tienen sus inconvenientes en cuestión de oferta que hace que te lo pienses mucho antes de contratar definitivamente.

Como yo soy el que está con Netflix, esta semana me he encontrado con una cuestión. Esta empresa, además de producir series de televisión, ha empezado a producir largometrajes de ficción. Y me he encontrado con este que comento someramente hoy, segunda parte de una película de Ang Lee que introdujo en occidente el género de vistosas artes marciales chinas, muy dado a una bella fotografía y a ignorar por completo las leyes de la física, especialmente aquellas relacionadas con la gravitación universal. No es que pierda el culo por este tipo de películas, pero algunas de ellas son entretenidas.

Aunque son dos países distintos con culturas diferencias, no se puede negar la influencia mutua, siendo probablemente mayor la influencia china en Japón que al revés.

Aunque son dos países distintos con culturas diferencias, no se puede negar la influencia mutua, siendo probablemente mayor la influencia china en Japón que al revés.

No me extenderé gran cosa. En esta ocasión, con este filme dirigido por Woo-Ping Yuen y protagonizado por la única protagonista que queda de la primera parte, la elegante Michelle Yeoh, se cumple aquello de que segundas partes nunca fueron buenas. Sabemos que esto, en cine, no es una verdad universal, pero se cumple a rajatabla en esta ocasión. Desgraciadamente, aunque conserva algo de la belleza formal de la película de Ang Lee, no deja de tener un sabor a telefilme de mero entretenimiento sin mayor trascendencia, con unas interpretaciones que se quedan a años luz de las de su antecesora. Desde luego no nos han descubierto a una nueva Ziyi Zhang (Zhang Ziyi, en versión oriental, en la que el nombre de pila va en segundo lugar).

Pero bueno, el comer y el rascar todo es empezar. Quizá con el tiempo, con unos presupuestos adecuados, y sabiendo atraer a los directores e intérpretes adecuados, pueda ser una fuente de buen cine, de la misma forma que es fuente de buenas series de televisión.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: **
  • Valoración subjetiva: **

En cualquier caso, merece la pena acercarse a estos países de los que hemos oído hablar mucho pero conocemos poco.

En cualquier caso, merece la pena acercarse a estos países de los que hemos oído hablar mucho pero conocemos poco.

[Libro] Li

Literatura

Quiero dejar bien claro que el hecho de que hoy me toque hablar del libro de un poeta griego nada tiene que ver con las turbulencias políticas del país helénico que tanto están dando que hablar estos días. Tampoco tiene que ver con ese “derrumbe de uno de los pilares de la cultura helénica” que al parecer supone la muerte de Demis Roussos. No. El hecho es que en los días de fiesta que tuve para fin de año, como ya he contado, compré unos cuantos libros de tipo relato corto y relato ilustrado en Cálamo, y uno de ellos era del poeta griego nacido en Manchuria, Nikos Kavadias, Nicos Cavadías o Nikos Kavvadias, que de las tres formas lo he visto transcrito.

Li
Nicos Cavadías, traducción de Mercè Guitart Ribas
Los Intempestivos, Editorial Funambulista; agosto de 2014

Li es un relato corto, probablemente de corte autobiográfico. Cavadías fue un poeta que pasó buena parte de su vida trabajando como marinero de la marina mercante. Y uno de sus viajes, probablemente más de uno, le llevó hasta el puerto de Hong Kong, donde tenían que entregar un mercante a sus nuevos propietarios. Y hasta que esto se produjo estuvo viviendo unos días en su camarote del barco, en el puerto de la ciudad china, entonces colonia inglesa. Y allí, entre los sampanes del puerto vivía una niña de 10 años, Li, que subió a bordo cuando lo hicieron las prostitutas que vinieron a ofrecer sus servicios a los marineros cuando llegaron a puerto, y le ofreció sus servicios como sirvienta. Una niña de 10 años, viva, despierta, que acarreaba consigo un niño de corta edad, su hermano. Aseguraba Li que nunca había pisado la ciudad, que su vida transcurría permanentemente entre los sampanes. Y sin embargo la conocía en la cabeza como si la recorriera todos los días. Y Cavadías nos cuenta esos días con esa niña.

No he tenido la oportunidad de visitar Hong Kong... todavía... porque tentarme me tienta. Así que tiraré de otra ciudad portuaria para ilustrar el relato de un marino, Hamburgo.

No he tenido la oportunidad de visitar Hong Kong… todavía… porque tentarme me tienta. Así que tiraré de otra ciudad portuaria para ilustrar el relato de un marino, Hamburgo.

El libro está escrito en prosa, pero el escritor es poeta. No trata de contarnos una historia. Trata de contarnos unas sensaciones, unos sentimientos. Nos transmite como un pintor con palabras un paisaje humano de los niños del puerto de Hong Kong y del entorno que les rodea, representados por esta niña, no bonita físicamente, pero inteligente y bella de espíritu, indudablemente inspiradora para e poeta entre la sordidez de la vida portuaria.

No hay moralidad barata. No hay cuestionamientos sobre la justicia o injusticia del entorno, de la pobreza, de la degradación de las prostitutas, de la venta de niñas, aunque están hay descritos, aparecen en el relato para que el lector aprehenda toda la información pertinente al entorno de la relación entre la niña y el marinero. Que cada cual saque sus conclusiones. El relato, en cualquier caso, no es oscuro, y tiene momentos de luz, paréntesis de felicidad entre los esfuerzos por la supervivencia cotidiana. Y de solidaridad, incluso de amor, fraternal sobre todo.

El libro se puede leer enseguida. Es cortito. Pero yo recomiendo una lectura sosegada. Que te dure varias noches, poco antes de dormir. Apreciando las sutilezas del lenguaje de la prosa poética de Cavadías, y aprendiendo a ver y a mirar a Li a través de sus hijos. Una de las cosas que me pregunté yo a mi mismo cuanto terminé el libro… ¿por qué diablos alguien querría escribir un libro en prosa poética sobre un burro cuando hay tantos seres humanos que pueden inspirar al poeta?

Me he enterado que hay una película de Marion Hánsel de los años 90 que adapta el relato con Stephen Rea en el papel del marinero. A ver cómo hago yo para verla.

20110706-_1100796

Aunque en tal puerto no falta referencias al gigante chino, no.