[Cine] Tell it to the bees (2018)

Cine

Tell it tho the bees (2018; 33/20190627)

Estamos en el mes/semana/día del Orgullo. No sé exactamente el intervalo temporal que abarca esta celebración, todos ellos se pueden leer en las noticias, que comenzó como revuelta allá por 1969, hace 50 años, en el Greenwich Village de Nueva York, ante el acoso policial hacia el coletivo gai y otros colectivos relacionados con la diversidad en la orientación sexual y en la identidad del género que es propia del género humano, pese a lo que piensen aquellos sectores más conservadores de la sociedad. Como consecuencia de la progresiva liberalización del pensamiento, de las legislaciones y de las costumbres, cada vez hay más oportunidades para contar las historias de estos colectivos. En plural. Porque la diversidad humana se da en cualquier grupo, y las etiquetas cerradas corren el riesgo de poner siempre nuevas barreras. Nuevamente, los colectivos más conservadores de la sociedad se quejan de que en la actualidad los temas sobre la diversidad en la orientación sexual y la identidad de género están sobrerrepresentados. Bueno, no nos olvidemos que cuando se nos cuenta una historia de ficción, en los libros, en la televisión, en el cine, en el teatro, esta implica siempre un conflicto que desencadena el movimiento de esa historia de ficción. Y los colectivos de los que hablamos hoy no han andado escasos de conflictos; por lo tanto, probablemente no, no están excesivamente representados en la ficción cinematográfica.

La coqueta población de Culross, en el estuario del Forth, nos servirá para representar a la Escocia rural en la que transcurre la historia de la película de hoy.

Y en estas estamos con esta película británica firmada por Annabel Jankel, directora poco prolífica de la que yo no tenía referencias. Pero el reparto parecía razonablemente prometedor. Con Anna Paquin en el papel de la doctora Jean Markham, que vuelve a su pueblo natal en Escocia tras la muerte de su padre, para hacerse caso de su casa y de su consulta, y Holliday Grainger encarnando a Lydia, una joven madre de la posguerra mundial, con un hijo a su cargo (Gregor Selkirk), cuyo marido los ha abandonado para irse con otra mujer, ocasionando dificultades en su mantenimiento económico, y un cierto rechazo del resto del pueblo que ven en Lydia una extraña, alguien que no es del pueblo. Ambas mujeres se acercarán en sus dificultades, y entre ellas surgirá una atracción que complicará más la situación en una sociedad cerrada, rural, muy conservadora, en esa posguerra británica tintada de un horrible color gris mediocre.

Con la buena mano que tienen los británicos para las películas de época, con el buen oficio que tienen los intérpretes británicos, a poco que el guion estuviera un poco esmerado la película tenía que funcionar razonablemente bien. Sin embargo, no es así. La película es previsible, los personajes son superficiales, las situaciones son tópicas, y todo está tan milimétricamente organizado en el desarrollo de la historia, que falta corazón o hígados, según lo que toque en cada momento. No basta que haya una historia de amor entre dos mujeres, tiene que haber algo más a la hora de contarla para que interese, que una sucesión de lugares comunes, que tiene al final algo de pastiche, cuando se mezcla con una tremenda secuencia de un aborto provocado, que siendo de lo más interesante del filme, también se siente como forzado y un tanto sensacionalista. Ahí podría haber otra historia interesante, la de la joven Annie (Lauren Lyle), que se debería de contar con esmero y cuidado y no como oportuno (u oportunista) recurso argumental para ajustar el discutible final de la película por el lado de la doctora Markham.

Así pues, aunque correctamente interpretada, esta película está dirigida con oficio pero sin alma, y la historia acaba discurriendo sin pena ni gloria, con alguna escena de carácter preternatural con el tema de las abejitas, que te deja incómodo, ya que actúa prácticamente como un deus ex-machina que acaba por sacarte de la historia. Una historia que merecía mejor tratamiento.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **

[Cine] What we did on our holiday (2014)

Cine

What we did on our holiday (2014); vista el 31 de mayo de 2015.

Versión original para esta comedia dramática o drama cómico, como prefiráis, de origen británico que podréis encontrar también en versión doblada en la cartelera española bajo el título “Nuestro último verano en Escocia”. Ya veis que la traducción no está del todo acorde… En cualquier caso, nos arriesgamos sin mucho conocimiento de causa previo a este filme en la que figura como protagonista una de las actrices más en forma el año pasado. Y a uno de los “doctores”. En cualquier caso, veamos lo que dan de sí bajo la dirección de Andy Hamilton Guy Jenkin, pareja de directores británicos poco conocidos por proceder del mundo de la televisión.

Doug (David Tennant) y Abi (Rosamund Pike) son un matrimonio a punto de divorciarse, de forma bastante “contenciosa”. Pero Doug le pide a su todavía esposa que le acompañe con los niños a pasar unos días a las Highlands escocesas, donde su padre Gordie (Billy Connolly) está a punto de celebrar el que es su 75º y probablemente último cumpleaños. Les acompañan sus tres hijos, Lottie (Emilia Jones), Mickey (Bobby Smalldridge) y Jess (Harriet Turnbull), que acabarán siendo los auténticos protagonistas de la película.

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

No recuerdo ahora con precisión quién fue el actor americano que dijo que mejor no trabajar con niños y perros porque te robaban la película. Pues bien, esto pasa en este filme de carácter familiar, apto para toda la familia, y que trata precisamente de eso, de la familia, incluso cuando los matrimonios se vienen a pique. Aunque no faltan las situaciones dramáticas, con una realización hecha con mucho oficio, y a favor de los fenomenales paisajes escoceses, dominan la comedia y los buenos sentimientos, brillando especialmente ese tramo central en el que el abuelo y los tres nietos van a una excursión playera, que resultará inolvidable para todos. Incluso para quienes no participaron.

Ya digo que los niños se comen la película con patatas, dejando a los intérpretes adultos con su misión de cumplir con su oficio, que hacen con competencia, aunque Tennant siempre me parece que tiene tendencia a sobreactuar. Lo cual está muy bien cuando se es el “Doctor”,… pero debería moderarse en otras ocasiones. Pike está guapísima, como siempre…

Paisajes bellísimos, entre los lagos, los fiordos y las suaves montañas de las tierras altas.

Paisajes bellísimos, entre los lagos, los fiordos y las suaves montañas de las tierras altas.

En fin, película que se deja ver, buenrollista, de la que sales de buen humor y algo más reconciliado con el mundo de lo que has entrado. Aunque si lo piensas bien, es una historia en la que la suspensión temporal de la incredulidad es puesta a prueba con contundencia… pero es lo de menos.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

Donde el tiempo en verano puede ser menos benigno que el otoño en mis tierras... claro.

Donde el tiempo en verano puede ser menos benigno que el otoño en mis tierras… claro.

[Cine] Filth (2013)

Cine

Filth (2013)

Película británica dirigida por Jon S. Baird que vemos para asegurar nuestra dosis de ficción después del documental de S. Salgado, en versión original, que si no la titula Filth, el sucio, y en la que las motivaciones de partida está en ver un cambio de registro en su protagonista, y en que es adaptación de una novela de Irvine Welsh, a quien debemos la celebrada hace ya unos años Trainspotting. Así que los políticamente correctos, abstenerse.

Y es que aquí volvemos a Edimburgo, donde el sargento de la policía Bruce Robertson (James McAvoy), un tipo corrupto, un sinvergüenza con las mujeres, con sus compañeros, con el mundo en general,… alcohólico, consumidor de drogas,… etcétera,… pretenderá ascender a inspector, pero para ello tendrá que librarse de dos cosas. Del conjunto de colegas que le disputan el puesto, y con los que utilizará las bajezas más rastreras que pueda imaginar para eliminarlos de la carrera, y del esclarecimiento del asesinato de un joven estudiante japonés, que amenaza con sacar al descubierto un secreto de su vida íntima y familiar.

En las calles de Edimburgo

Dos protagonistas en la película, el poli corrupto y la ciudad de Edimburgo.

En el mismo tono irreverente y políticamente incorrecto que ya nos ofrecía aquella excelente película de mediados de los años 90, volvemos a encontrarnos con un protagonista amoral, sin principios de solidaridad por sus semejantes de ningún tipo. Aunque en esta ocasión haya una explicación por debajo, una serie de secretos y acontecimientos traumáticos en la vida de Bruce que tal vez sirvan (o no) para explicar su forma de ser y de actuar. Con una realización ágil, a ratos casi espasmódica, nos movemos a toda velocidad entre lugares, acontecimientos, alucinaciones. Todo para asumir una visión relativamente desesperanzada de la naturaleza humana.

Al servicio de todo ello está el protagonista, McAvoy, habitualmente buen chico en las películas en las que participa, o quizá la película esté al servicio del lucimiento actoral del actor, que resulta razonablemente convincente en el papel. Es un buen actor, aunque yo no veo una interpretación tan brillante como había leído en algún sitio. Quizá sea más sencillo actuar en el exceso que en papeles con caracteres más matizados y sutiles.

En las calles de Edimburgo

Edimbrugo, que hace unos meses era protagonista en una película con canciones buenrollista y de buenos sentimientos.

En conjunto, es una película aceptable aunque el impacto que me ha producido está muy lejos de su antecesora. Visible y razonablemente interesante, tampoco dejará una huella tan profunda en mi memoria.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

En las calles de Edimburgo

Ahora vuelve a su versión más gamberra y despiadada, como en tiempos de un joven “obiguanquenobi”.

[Fotos] El 2013 en fotos (1): De viaje con la cámara al hombro

Fotografía, Viajes

Ha sido un buen año en lo que se refiere a viajes. Italia, Escocia, Berlín, Nueva York, las típicas excursiones de día a Madrid o Barcelona, y alguna otra cosita más por los alrededores. También ha sido el año en que he vuelto ha llevarme, de forma premeditada, alguna cámara para película tradicional a los viajes. Con resultados que no están mal, pero también con algún percance. En cualquier caso, os dejo una colección de fotografías.

Un par de excursiones a Rodén, con o sin Fotógraf@s en Zaragoza, dieron comienzo a la temporada viajera.

Un par de excursiones a Rodén, con o sin Fotógraf@s en Zaragoza, dieron comienzo a la temporada viajera.

En Madrid, a principios de marzo, comimos en la calle de la Cava Baja, antes y después de ver algunas exposiciones, y después de hacerme con una estupenda Leica M2.

En Madrid, a principios de marzo, comimos en la calle de la Cava Baja, antes y después de ver algunas exposiciones, y después de hacerme con una estupenda Leica M2.

Semana Santa en Italia, visitando Padua y sus espectacular Palazzo della Ragione.

Semana Santa en Italia, visitando Padua y sus espectacular Palazzo della Ragione.

Palazzo que tiene su répica en la Basilica Palladiana de Vicenza.

Palazzo que tiene su répica en la Basilica Palladiana de Vicenza.

Fenomenal día de paseo en barco por el Naviglio del Brenta, viendo el paisaje, la villas y los palazzos campestres venecianos.

Fenomenal día de paseo en barco por el Naviglio del Brenta, viendo el paisaje, la villas y los palazzos campestres venecianos.

Estupenda la Basilica de Santa Maria Assunta de Torcello, recoleta isla veneciana que nos encantó a pesar de la lluvia.

Estupenda la Basilica de Santa Maria Assunta de Torcello, recoleta isla veneciana que nos encantó a pesar de la lluvia.

Nuevamente en Madrid en junio, para PhotoEspaña 2013, con los libros que colgaban por las escaleras del Círculo de Bellas Artes.

Nuevamente en Madrid en junio, para PhotoEspaña 2013, con los libros que colgaban por las escaleras del Círculo de Bellas Artes.

Vacaciones en julio en Escocia, disfrutando mucho del Parque de Holyrood en Edimburgo.

Vacaciones en julio en Escocia, disfrutando mucho del Parque de Holyrood en Edimburgo.

También escuchando un estupendo coro de adolescentes en el castillo de Stirling.

También escuchando un estupendo coro de adolescentes en el castillo de Stirling.

Y conquistando castillos, bien sea el de Dunnotar a orillas del mar del Norte en Stonehaven,...

Y conquistando castillos, bien sea el de Dunnotar a orillas del mar del Norte en Stonehaven,…

... o el de Urquhart, a orillas del Lago Ness, cerca de Inverness.

… o el de Urquhart, a orillas del Lago Ness, cerca de Inverness.

Un par de excursiones por las Cuencas Mineras en la provincia de Teruel. Una de ellas al encendido de la "Hulla" en Utrillas.

Un par de excursiones por las Cuencas Mineras en la provincia de Teruel. Una de ellas al encendido de la “Hulla” en Utrillas.

La otra, con paseo nocturno incluido, a Martín del Río.

La otra, con paseo nocturno incluido, a Martín del Río.

Escapada berlinesa en agosto, disfrutando de la animación callejera en Alexanderplatz.

Escapada berlinesa en agosto, disfrutando de la animación callejera en Alexanderplatz.

En un alojamiento muy conveniente, muy cerquita de la estación del S-Bahn de Hackescher Markt.

En un alojamiento muy conveniente, muy cerquita de la estación del S-Bahn de Hackescher Markt.

Incluyendo excursión a los ferrocarriles de vapor del Harz.

Incluyendo excursión a los ferrocarriles de vapor del Harz.

Y visitando algunos de los monumentos modernos berlineses más característicos como el memorial del Holocausto.

Y visitando algunos de los monumentos modernos berlineses más característicos como el memorial del Holocausto.

Viaje estrella a finales de septiembre a Nueva York, con parada inevitable en Times Square.

Viaje estrella a finales de septiembre a Nueva York, con parada inevitable en Times Square.

Y por supuesto, con visita a la Grand Central Terminal.

Y por supuesto, con visita a la Grand Central Terminal.

Y paseo como es de rigor por Central Park.

Y paseo como es de rigor por Central Park.

Puesta de sol desde el ferry de Staten Island, con la silueta característica de la estatua de la Libertad.

Puesta de sol desde el ferry de Staten Island, con la silueta característica de la estatua de la Libertad.

Y cámaras analógicas, una que me llevé, y otra que me compré allí, una Fuji GS645S Wide 60, con la que hice esta fotografía del puente de Brooklyn.

Y cámaras analógicas, una que me llevé, y otra que me compré allí, una Fuji GS645S Wide 60, con la que hice esta fotografía del puente de Brooklyn.

A Lérida, a pasar la mañana y ver alguna exposición me llevé una Nikon FM2 que me prestaron, y donde me autorretraté en la Seo Vieja.

A Lérida, a pasar la mañana y ver alguna exposición me llevé una Nikon FM2 que me prestaron, y donde me autorretraté en la Seo Vieja.

Y para finalizar el año, un día en Barcelona, paseando por el Borne y la Ciutat Vella, comiendo en la Plaza Real.

Y para finalizar el año, un día en Barcelona, paseando por el Borne y la Ciutat Vella, comiendo en la Plaza Real.

Donde también me llevé la Olympus Mju-II, aunque un accidente me provocó un velado de parte del carrete. Se salvaron parcialmente algunas fotografías, como esta tomada en la calle del Bisbe.

Donde también me llevé la Olympus Mju-II, aunque un accidente me provocó un velado de parte del carrete. Se salvaron parcialmente algunas fotografías, como esta tomada en la calle del Bisbe.

[Fotos / viajes] Diario de viaje por Escocia

Fotografía, Fotografía personal, Viajes

Como es costumbre, de cada viaje que realizo elaboro un diario con algo de texto y sobretodo fotos. Después del experimento con Wix par el de mis vacaciones de Semana Santa por Italia, he vuelto a la comodidad y simplicidad de Blogger, y ya podéis encontrar el diario de viaje de Escocia 2013. Cuyo enlace desde hoy podéis encontrar también en la columna lateral de este Cuaderno de ruta, en la sección de viajes.

Espero que os guste. Comentadlo si es así.

El mar del Norte en Stonehaven

La costa del mar del Norte en Stonehaven.

Ahora estoy preparando el libro de fotografías. No sé si seguir con los tradicionales de Blurb, o rascarme el bolsillo con algo más pico del tipo Milk+Moleskine. Ya veré. Y os lo contaré.

El poeta Allan Ramsey en Princes Street Gardens

El poeta escocés Allan Ramsey en Princes Street Gardens, Edimburgo.

[Viajes] Escocia 2013, a modo de resumen

Viajes

Durante una semana he buscado el fresquito del norte de la Gran Bretaña, Escocia, para huir de los calores y de los follones cotidianos. Vacaciones. He ido mandando algunas imágenes tomadas con el teléfono móvil estos días atrás. Pero creo que es momento de hacer un resumen de lo visto y oído. Si es que la lamentable conexión a internet con la que me he encontrado a la vuelta me lo permite. No ha sido un viaje que ha buscado batir récords de cosas a visitar. De hecho, una parte de los recorrido ya lo conocía. Pero aun así, ha cundido y ha estado bien. Como siempre, lo cuento con fotos. Es larga la entrada. Aviso.

En los próximos días, elaboraré el diario de viaje y prepararé el libros de fotografías del mismo. Os iré manteniendo informados.

Castillo de Edimburgo

La vista más característica de Edimburgo probablemente sea la del castillo sobre la gran zona de jardines de Princes Street Gardens.

Los tejados de Edinburgh Waverly (estación de tren)

Los tejados de la estación de Edinburgh Waverly, la más importante de la ciudad, están pensados para proteger a los viajeros del temperamental clima escocés. Pero en días de calor, raros pero los hay, pueden hacer un efecto invernadero, y convertir el paso por la estación en un agobio. Sucedió este pasado martes.

Música de aire celta en la Royal Mile

Muy jovencitos este grupo de chavales que tocaban música con aires celtas con gran entusiasmo en la Royal Mile de Edimburgo.

La Silla de Arturo en Holyrood Park

Holyrood Park es una zona verde privilegiada de Edimburgo. De origen volcánico, tiene su “ben” (montaña), la Silla de Arturo, algunos “lochs” (lagos) y algunos “glens” (valles de origen glaciar), junto con una vegetación que hace que reproduzca en miniatura el paisaje de las Highlands.

Calton Hill

Excelentes vistas de la ciudad de Edimburgo se disfrutan desde la agradable colina de Calton Hill.

Castillo de Stirling

En el castillo de Stirling tuvimos la oportunidad de escuchar un agradable concierto de una coral de adolescentes, que la verdad es que lo hacían muy bien.

Castillo de Stirling

Algunos empleados del castillo de Stirling, caracterizados de época, dan explicaciones de las estancias que sirvieron de palacio.

Culross

El Estudio de Culross es uno de los edificios más característicos de esta conservada población medieval a orillas del estuario del Forth.

Jardín privado abierto por una buena causa

Uno de los jardines privados de la ladera orientada al sur sobre la que se asienta Culross estaba al público a cambio de donativos para la British Heart Foundation. El trato nos pareció bastante justo. El jardín es muy bonito, con estas amapolas de color lila tan estupendas.

Abadía de Culross

Culross dispone de una vistosa abadía, parte en uso y parte en ruinas, con su correspondiente cementerio. Llama la atención que un lugar tan estupendo tuviera tan escasa afluencia de turistas.

L1070052.jpg

Me encanta que los británicos hayan conservado los semáforos de palanca en muchas de sus líneas férreas, como estos que vemos al paso de un tren en la estación de Stirling.

Bosques de Cruach Tarbeit

El largo paseo por los bosques de Cruach Tarbeit fue estupendo. Y estas curiosas tallas en madera que encontrábamos de vez en cuando dan un aspecto de escenario de historia fantástica al lugar.

Loch Lomond

Tarde tristona y gris a orillas de Loch Lomond, que impidió que lo disfrutáramos más.

Ben Lomond

Ben Lomond se asoma entre las nubes, visto desde Loch Lomond.

Aberdeen

Queríamos pasear junto al mar. Y llegamos hasta Aberdeen, que es una ciudad cuidada pero sin especiales atractivos.

Bosque de Dunnottar

Más interesante fue el circuito senderista en Stonehaven que, entre otros sitios, nos llevó por el frondoso bosque de Dunnottar.

Castillo de Dunnotar

El hito principal del circuito de Stonehaven es el castillo de Dunnotar, en una península a orillas del mar del Norte.

Costa del Mar del Norte

Además de por el castillo de Dunnotar, se puede pasear por las calas que lo rodean, disfrutando un poco del ambiente marino. El mar del Norte estaba muy calmado esos días, pero probablemente habrá momentos de menos paz en estas costas.

Puerto de Stonehaven

El circuito senderista va a dar a unos acantilados que dominan el coqueto puerto de Stonehaven.

Memorial de la Gran Guerra

Un memorial dedicado a los caídos de la Gran Guerra domina el paisaje de los alrededores de Stonehaven.

Cairngorms desde el tren

Muchas horas de tren para acercarnos hasta Inverness y el famoso lago Ness. Pero se compensan por los bellos paisajes, ya que la ruta ferroviaria cruza los Cairngorms.

Victorian Market

Un pintoresco personaje se paseaba por los Victorian Markets de Inverness.

Crucero en Loch Ness

Recorrimos parcialmente el Loch Ness, en su zona más próxima a Inverness, en un barco que nos llevó hasta el castillo de Urquhart.

Castillo de Urquhart

El castillo de Urquhart es uno de los más famosos de Loch Ness, y recibe muchos turistas. Pero a mí me gustó más el de Dunnottar que vimos el día anterior en la costa del mar del Norte.

Wellington

El último día lo pasamos en Glasgow, donde es característica la estatua de Wellington con un cono de tráfico en la cabeza. Puesto que está en la entrada de la Gallery of Modern Art, llegamos a pensar que se trataría una expresión artística contemporánea. Pero parece que se trata de una tradición humorística de los habitantes de Glasgow que tiene ya unos treinta años de antigüedad.

St Mungo's Cathedral

Aunque muy oscura por fuera, la catedral de San Mungo en Glasgow es estilizada y muy vistosa en su interior.

Necropolis

Junto a la catedral de San Mungo se extiende la Necrópolis de Glasgow, un amplio cementerio que se extiende por una colina. Aquí comencé yo hace ya 17 años mi costumbre de visitar cementerios en mis viajes.

Royal Infirmary

También junto a la catedral de San Mundo está el Royal Infirmary de Glasgow, gran hospital de gran tradición, donde Lister, cirujano que había oído de los trabajos de Pasteur, comenzó con las prácticas de antisepsia que revolucionarían las ciencias y las técnicas quirúrgicas al evitar las temidas infecciones.

Kelvingrove Art Gallery and Museum

El Kelvingrove Art Gallery and Museum es un museo peculiar. Lo mismo encuentras un Spitfire “sobrevolando” avestruces y elefantes, que un cuadro de Van Gogh o una crucifixión de Dalí. O te explican el follón sectario entre católicos y protestantes de la ciudad de Glasgow.

Jardín botánico

Lleno de gente disfrutando del sol estaba el jardín botánico de Glasgow, donde encontramos unos invernaderos estupendos dedicados a las plantas carnívoras o a los helechos arborescentes.

Una Tardis en Buchanan Street

Y me despido de este resumen con la “Tardis” que encontamos en Buchanan Street. Por un momento me entró la ilusión de que pudieramos vernos envueltos en una aventura en el espacio y en el tiempo con el Doctor.

(Viajes) Helechos arborescentes

Viajes

Lo que sí ha sido realmente agradable ha sido la visita al jardín botánico, especialmente uno de los invernaderos con plantas carnívora y helechos arborescentes. Con el buen tiempo, todos los parques estaban a revisar de gente tomando el sol. Y alguno colorado como un cangrejo.

Con esta en tirada despido el diario del viaje por Escocia. La siguiente entrada será ya de vuelta en casa.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

(Viajes) Un avión de guerra sobre un elefante

Viajes

Curiosa ha sido la visita al museo de Kelvingrove, de temática poco definida. Lo mismo te muestran un impresionista francés que un sarcófago griego, que se lamentan del sectarismo entre católicos y protestantes en la ciudad, que exhiben un avión de guerra en una sala dedicada a la historia natural. Raro, pero bien.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

(Viajes) Wellington con un raro sombrero

Viajes

El hecho de ver la solemne estatua ecuestre de Wellington con un como carretero por sombrero ante el GoMA me ha hecho preguntarme si sería una intervención artística como la del caballito de juguete de Trafalgar Square en Londres. De hecho haya venden imanes de nevera en el museo con este motivo. Pero no. Parece que simplemente es una tradición algo irreverente para el héroe británico señas guerras napoleonicas.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com