[Cine] Filth (2013)

Cine

Filth (2013)

Película británica dirigida por Jon S. Baird que vemos para asegurar nuestra dosis de ficción después del documental de S. Salgado, en versión original, que si no la titula Filth, el sucio, y en la que las motivaciones de partida está en ver un cambio de registro en su protagonista, y en que es adaptación de una novela de Irvine Welsh, a quien debemos la celebrada hace ya unos años Trainspotting. Así que los políticamente correctos, abstenerse.

Y es que aquí volvemos a Edimburgo, donde el sargento de la policía Bruce Robertson (James McAvoy), un tipo corrupto, un sinvergüenza con las mujeres, con sus compañeros, con el mundo en general,… alcohólico, consumidor de drogas,… etcétera,… pretenderá ascender a inspector, pero para ello tendrá que librarse de dos cosas. Del conjunto de colegas que le disputan el puesto, y con los que utilizará las bajezas más rastreras que pueda imaginar para eliminarlos de la carrera, y del esclarecimiento del asesinato de un joven estudiante japonés, que amenaza con sacar al descubierto un secreto de su vida íntima y familiar.

En las calles de Edimburgo

Dos protagonistas en la película, el poli corrupto y la ciudad de Edimburgo.

En el mismo tono irreverente y políticamente incorrecto que ya nos ofrecía aquella excelente película de mediados de los años 90, volvemos a encontrarnos con un protagonista amoral, sin principios de solidaridad por sus semejantes de ningún tipo. Aunque en esta ocasión haya una explicación por debajo, una serie de secretos y acontecimientos traumáticos en la vida de Bruce que tal vez sirvan (o no) para explicar su forma de ser y de actuar. Con una realización ágil, a ratos casi espasmódica, nos movemos a toda velocidad entre lugares, acontecimientos, alucinaciones. Todo para asumir una visión relativamente desesperanzada de la naturaleza humana.

Al servicio de todo ello está el protagonista, McAvoy, habitualmente buen chico en las películas en las que participa, o quizá la película esté al servicio del lucimiento actoral del actor, que resulta razonablemente convincente en el papel. Es un buen actor, aunque yo no veo una interpretación tan brillante como había leído en algún sitio. Quizá sea más sencillo actuar en el exceso que en papeles con caracteres más matizados y sutiles.

En las calles de Edimburgo

Edimbrugo, que hace unos meses era protagonista en una película con canciones buenrollista y de buenos sentimientos.

En conjunto, es una película aceptable aunque el impacto que me ha producido está muy lejos de su antecesora. Visible y razonablemente interesante, tampoco dejará una huella tan profunda en mi memoria.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
En las calles de Edimburgo

Ahora vuelve a su versión más gamberra y despiadada, como en tiempos de un joven “obiguanquenobi”.

(Viajes) En el observatorio de la ciudad

Viajes

Antes de ir a cenar (acabamos de papearnos una cestas de pescado frito), hemos subido a la colina donde esta el observatorio de la ciudad y varios otros monumentos en un parque muy majo. Y aún nos ha dado para visitar un viejo cementerio con tumbar de principios del XIX. Luego ya a cenar y tomar unas pintas. Y hasta mañana que haremos alguna excursión que estos decidiendo ahora. Loch Lomond tal vez.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

(Viajes) En Hollyroodhouse había fiestorro

Viajes

Es la residencia oficial de la familia real británica en Edimburgo. Y debe haber algún miembro de la familia del “orejas” por la bandera que ondeaba en el mástil. No se puede visitar. Había fiestuqui en los jardines. Muchas pijas pasaban muy arregladas… Que no bien vestidas. Imposible. Son británicas.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com