[Cine] Personal Shopper (2016)

Cine

Personal Shopper (2016; 222017-3005)

Es curioso que ahora que estoy en uno de mis momentos de mi vida con más tiempo libre, mi frecuentación a las salas de cine haya bajado notablemente. Es una mezcla de interés por la cartelera, bajo, y atracción por otro tipo de actividades. En cualquier caso, esta semana había varios focos de atracción en esa cartelera que en semanas pasadas había estado floja. Y después de pensar un poco nos decidimos por esta película de Olivier Assayas, sobre todo porque teníamos en mente su anterior largometraje, que sin ser redondo, nos pareció interesante.

El Sena

Rodada entre París y Londres, con localizaciones en otros países que simulan diversos puntos de Francia y otros lugares. Aquí os dejaré paisajes de las dos capitales mencionadas.

En la anterior película trabajaba en un importante papel la norteamericana Kristen Stewart. No era protagonista, pero casi, y lo hacía francamente bien. Lejos de las tonterías que le habían dado la fama en infumables productos de fácil digestión para adolescentes con neuronas atrofiadas. Y lejos de la páginas de papel couché que habían alimentado después su fama, sin que aportase más mérito personal a la misma. El caso es que Assayas decidió que había algo en ella que hacía que mereciese la pena arriesgar en un proyecto pensado para esta joven actriz.

Y la convirtió en esta “personal shopper”, Maureen, lo que vendría ser una asistente personal que le hace los recados a alguien “importante”, en este caso una insoportable modelo de alto nivel interpretada por Nora von Waldstätten. Este es un papelito pequeño, aunque importante. También aparecía esta actriz vienesa por Sils-Maria. Pero el núcleo principal de la trama es el trauma por la muerte de su hermano mellizo en París, donde se encuentra viviendo y trabajando la joven Maureen. Ambos tiene capacidades para conectar con las almas de los muertos. Pero en esta búsqueda por la paz personal, se encontrará con un misterioso desconocido con el que entrará en una dinámica de consecuencias imprevisibles.

20031011-Paris (017).jpg

Calificada como thriller psicológico por algunos, paranormal por otros, estamos ante un filme de suspense con tonos de fantasía sobrenatural. La cuestión es que la película va oscilando entre distintos géneros cinematográficos, desde el cine de fantasmas hasta el thriller criminal. Esto, a veces funciona muy bien, y otras no tanto. A mí me impidió entrar del todo en la película, más cuando el género fantástico fantasmal no forma parte de mis gustos personales, y son películas a las que exijo más para que me convenzan. No entraré en las interpretaciones de la película. Assayas deja unas cuantas escenas para que la gente no tenga que romperse mucho la cabeza, aunque las camufla un poco. Que cada cual se trabaje la película si la va a ver.

Pero la gran virtud, teórica, de la película era el trabajo de Stewart, muy alabado, y que le llevó a conseguir premio en el festival de Cannes del año pasado. No lo voy a negar, creo que hace un buen trabajo. El problema es que esta chica parece que se encasilla, quizá porque su físico y su rostro se prestan, a papeles de mujeres muy intensas, muy constreñidas, muy sufrientes, y no acabo de percibir toda su valía como actriz, sin saber cómo funciona con otros registros.

20040902-IMG_3347.jpg

La película se deja ver, pero en mi modesta opinión no es ni tan buena como algunos críticos nos cuentan, ni tan mala como otros opinan. Tiene muy baja puntuación entre el público votante en IMDb, partiendo de la base que tal y como votan, todo lo que esté por debajo de 7, sobre todo de 6,5, empieza a ser considerado flojo. Tiene momentos intersantes y otros,… no tantos. Pero que cada uno juzgue lo que considere oportuno.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

20040903-IMG_3445.jpg

[Cine/TV] Adaptaciones de Fingersmith: Ah-ga-ssi (아가씨) (2016) y Fingersmith (2005)

Cine

Ah-ga-ssi (아가씨) (2016; 622016-0212) [Largometraje para la gran pantalla]

Fingersmith (2005) [Miniserie para la pequeña pantalla]

Sí. Y hoy voy a pares. Originalmente esta entrada estaba pensada para comentar uno de los estrenos del pasado viernes. La película coreana dirigida por Park Chan-wook (sigo la convención de extremo oriente según la cual el apellido va delante del nombre de pila) es una adaptación de la novela Fingersmith (en castellano, Falsa identidad) de Sarah Waters. Es la segunda vez que veo una película de Park en pantalla grande. No he visto la que probablemente es su película más famosa, he visto en la pantalla pequeña su díptico sobre sus simpatías por la venganza, Mr y Lady, que me gustaron, y sí que vi su incursión en el cine occidental, que no me gustó demasiado. Lo que hacía que yo fuese a ver la película que hoy nos ocupa con cierta reluctancia.

20140918-_9180144.jpg

No hemos visitado Corea todavía, la del sur, que la del norte es complicado. Pero Japón sí, y servirá de ilustración de la película de hoy.

Tras la película, al conocer que la novela había sido sujeto de una adaptación británica en televisión, bastante bien valorada, decidí ver esta antes de hacer el comentario de la película. Y si merecía la pena, hacer una valoración conjunta. Me llamó la atención que en cierto blog cinéfilo que sigo de vez en cuando se publicaran dos opiniones sobre la película que, en cierta medida eran contradictorias; una muy positiva y la otra,… no tanto. La primera no menciona la adaptación británica para televisión, la segunda sí, en términos muy elogiosos.

Vamos a la historia. Un estafador, Conde Fujiwara/Richard “Gentleman” Rivers (Ha Jung-woo/Rupert Evans) propone a un matrona de los bajos fondos que se dedica a criar niños abandonados para formas su tropa de rateros y carteristas (“fingersmiths” en inglés), Sasaki/Sucksby (Kim Hae-suk/Imelda Staunton) un asunto que les proporcionará mucho dinero. Enviarán a una de sus mejores carteristas, Sook-hee/Susan Trinder (Kim Tae-ri/Sally Hawkins) como doncella de una noble, Hideko/Maud Lilly (Kim Min-hee/Elaine Cassidy). Ganándose su confianza, permitirá que sea seducida por el truhán que se casará con ella para despojarla de todo su dinero. Pero habrá que burlar al tío de la joven, que la mantiene encerrada. Kouzuki/Christopher Lilly (Jo Jin-woong/Charles Dance) es un bibliófilo con unos peculiares gustos, no aptos para todos los públicos.

20140918-_9180285.jpg

No he dicho que la versión británica siendo fiel a la novela de 2002, está ambientada en la Inglaterra victoriana, los truhanes pululan por Londres mientras que los Lilly habitan en una mansión en el campo. La versión coreana, sin embargo, se ambienta en la década de los años 30 en Corea, durante el periodo en que era una colonia japonesa. Los truhanes, coreanos, viven en alguna ciudad no especificada. Los nobles, en parte de ascendencia nipona en parte coreana pero niponizados, viven en una mansión alejada de la civilización. La versión coreana es bilingüe, con diálogos tanto en coreano como en japonés. El día que la vimos, no había sesiones dobladas programadas, sólo versiones originales. Un código de colores asistía al espectador no acostumbrado al sonido de los idiomas en el momento de distinguir si hablan en japonés o en coreano. Lo cual tiene su importancia.

La versión británica es la típica producción de época de la BBC, correctamente realizada en lo técnico, probablemente filmada con película de 16 mm (no consta en los datos en IMDb), como muchas producciones similares, con una muy buena ambientación, pero que descarga su atractivo en la potencia de la historia, que es bastante en este caso, y en la buena labor de los siempre competentes intérpretes británicos. Ambas protagonistas están excelentes, tanto Cassidy como Hawkins, y hay que hacer mención especial al trabajo de Imelda Staunton. Como anécdotas, papel antipático para “Tywin Lannister”, y breve y “loco” papel para una irreconocible “Lady Mary Crawley”, muy lejos todavía de la fama que le dio un famoso culebrón. Entiendo que es una versión que permanece fiel a la novela original de Waters.

20140918-_9180295.jpg

La versión coreana juega a ser un “peliculón”. Drama que despliega todo tipo de pasiones y amoríos, realizado con una ambientación lujosa, rodado en este caso con las más novedosas técnicas de cine digital con una cuidada postproducción. A pesar de su localización en el extremo oriente en los años 30 del siglo XX, no deja de tener ese ambiente gótico tan propio de ciertas novelas británicas del siglo XIX, y que también han dado lugar a una diversidad de peliculones.

Pero ambas producciones, cuyo argumento discurre en paralelo, y con sorprendentes similitudes, hasta cierto punto, en un momento dado divergen. Y dan lugar a dos historias que, sobre la misma base, son distintas. Trasladan distinto mensaje y distintos valores. Por supuesto, es notable la relación entre las dos chicas protagonistas, la noble y la ratera convertida en doncella. También es mucho más intenso el contenido erótico de la versión coreana, mucho más explícita en las escenas de cama. Y mientras que la británica mantiene su tono de película heredera de los “Oliver Twist“, de infancia atormentada en la pobreza, y similares, la coreana tiende más a “les diaboliques“, y quiero dejar claro que lo he escrito en francés para obviar la totalmente prescindible versión yanqui. Ambas tienen un punto de reivindicación feminista, aunque más acusado por los triples giros en la trama que introduce la película coreana. La serie británica sin embargo es más profunda en la exploración social y en la confianza, o las traiciones a la confianza mutua, de las dos protagonistas principales, como tema principal.

20140918-_9180366.jpg

¿Cuál de las dos versiones es mejor? Pues según y cuando. Son para verlas de forma distinta. Ambas son muy apreciables. Yo disfruté bastante con la película, a pesar de mis prejuicios iniciales hacia el director. No carece de humor y de ironía, aunque es cierto que en determinados se recrea y enlentece la trama, mientras que otras situaciones las resuelve someramente y con poco detalle. La diferencia en el tratamiento que hacen ambas producciones sobre el paso por una institución en régimen cerrado de uno de los personajes es muy notable. A pesar de todo, la película se acerca a las dos horas y media de duración. La serie, con no mucho más tiempo disponible, media hora más en total, consigue marcar un ritmo más uniforme y firme, repartiendo mejor la importancia de cada una de las tres partes de la historia. Bien es cierto que la tercera ellas cambia mucho entre ambas producciones. Yo recomiendo las dos. Más profunda la serie de televisión, más espectacular la de pantalla grande. A la cual doy la valoración pertinente.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

20140918-_9180168.jpg

[Libro] D’après une histoire vraie

Literatura

Leo hace una semanas que Roman Polanski está adaptando al cine una novela de la escritora Delphine de Vigan. Escritora de la que eventualmente me he encontrado por ahí algunas referencias, pero que no había tenido ocasión de leer todavía. Encima nos contaba la noticia, cuya referencia he perdido y no puedo enlazar, que la película tendrá guion de Oliver Assayas y estará protagonizada por Emmanuelle Seigner y Eva Green… Ya se me están poniendo los dientes largos. Ni idea de cuándo puede llegar a nuestras pantallas. ¿2017? ¿2018? El caso es que con esto en la cabeza, me puse a mirar en mi tienda habitual de libros electrónicos… y acabé comprándome el libro original que inspira el filme. Vamos a ir en el orden correcto y leamos el libro antes de ver la película. En idioma original, en este caso, en francés.

20070528-270 - Arco del Triunfo París.jpg

Por segundo día consecutivo, nos vamos a París, fotográficamente hablando. Y en este caso también literariamente, ya que la novela transcurre en su mayor parte en la capital francesa. Aunque con pasajes importantes fuera de ella. Si ayer era copias fotográficas de 1996, hace 20 años, hoy son diapositivas de hace 15 años, de agosto de 2001.

“D’après une histoire vraie” es la expresión en francés equivalente a la frase española que aparece en algunas películas que nos advierte que está “basada en hechos reales”. La protagonista de la novela es la propia Delphine, a la que encontramos en la resaca de su novela anterior, “Rien ne s’oppose à la nuit”, que tengo en reserva, aunque en esta ocasión traducida al castellano (“Nada se opone a la noche”). Esta novela, que se encuentra promocionando, tiene un carácter autobiográfico. En una firma de libros se encuentra con una admiradora, L., que es también escritora, pero trabaja como “negra”. Es decir, escribe libros para que luego los firmen otras personas. Estilo “ana rosa”. Entre las dos mujeres nace una amistad. Pero al mismo tiempo comienzan a llegar unos anónimos a Delphine, de carácter agrio, por haber expuesto a su familia a la opinión pública. Poco a poco, la escritora entrará en un período de parálisis creativa que se irá agravando poco a poco, volviéndose dependiente de L. para todo. Al mismo tiempo, habiendo confesado a esta última que quiere escribir una historia de absoluta ficción en su siguiente novela, L. intenta convencerla de que se equivoca. Que lo que su público le pide es que hable de la realidad. Pero no esto no favorecerá la recuperación de Delphine.

20070528-211 - Notre Dame París.jpg

La novela tiene dos vertientes. Por un lado está la historia de la amistad entre las dos mujeres que poco a poco va tomando carácter de historia de intriga y suspense. L. va adueñándose de la vida de la incapacitada Delphine poco a poco hasta unos niveles angustiosos, que al final tiene un final bastante dramático. Pero por otro lado toda la novela es una reflexión sobre la naturaleza de la narración. Ficción o realidad. Qué es mejor. Qué pide el público moderno. Y por otro lado, la narración, que adopta un tono autobiográfico, la escritora habla al parecer de sí misma, de sus vivencias. Pero, ¿son vivencias reales o simplemente se ha puesto a sí misma como un personaje de ficción más? Ya dije hace unos días cuando hablé de cierta película argentina que esta cuestión se me ha presentado en estos días en más de una ocasión.

20070528-254 - Place Tertre París.jpg

El tema de la novela es ciertamente interesante. No es una novedad, pero sí que está bien llevado. Es cierto que la novela se estira un poco en exceso. O más bien, de los tres actos en que está dividida, el segundo, el que narra la incapacidad de Delphine para escribir y para gestionar su vida, me resulta en exceso moroso y en algún caso hasta repetitivo. La naturaleza del problema queda clara muy pronto, y desde mi punto de vista, la extensión de la narración en este punto aporta poco. Y yo soy partidario de cierta economía de medios en la narración, virtud que últimamente cultivan pocos escritores. En cualquier caso, los otros dos actos, y especialmente el tercero, tienen un tono bastante bueno, y al final nos deja un sabor de boca lo suficientemente bueno para decir que es una novela recomendable. Que incluso mejora conforme pasan los días y la repasas en el recuerdo. Por supuesto, ya que hablan de ella constantemente, ganas tengo de leer su novela anterior. Pero dejaré pasar un tiempo.

Me queda una tremenda duda… quien hará de L. en la película, ¿Seigner o Green? Porque considero a ambas muy capaces de encarnar a esta inquietante mujer…

20070528-241 - Montmartre París.jpg

[Cine] Elle (2016)

Cine

Elle (2016; 512016-1310)

Comentaba hace unas semanas que habíamos ido al cine a ver una película protagonizada por Isabelle Huppert, convencidos de que era el filme del que tanto se venía últimamente hablando, una oportunidad de la excelente actriz francesa de optar a un oscar y esas cosas. Pero no era. Lo curioso es que a la vuelta de las vacaciones nos hemos encontrado en cartelera la que sí es. Dirigida nada menos que por Paul Verhoeven, director holandés que se ha mostrado con el tiempo capaz de grandes cosas y de grandes bodrios, por igual. Incluso aunque algunos intenten reivindicar a toda costa dichos bodrios. Carrera desigual la del director que de un tiempo a esta parte se hace caro de ver en la pantalla grande, y que parece que ha abandonado Hollywood para rodar en su continente de origen. Lo que desde mi punto de vista le sienta razonablemente bien.

20141207-_1000436.jpg

Vistas parisinas para la entrada de hoy, como no podía ser de otro modo; incluso con un toque de humor, mucho menos negro que el que despliega la película de hoy.

Así pues, notable pareja para un filme que ha gozado de notable éxito en Francia, donde se rodó y en cuyo idioma acudimos a la versión original del filme. Acompañados por algún que otro ilustre de la cartelera del país vecino de los cuales la que más conozco es la siempre interesante Anne Consigny.

Nos venden la película como una película de suspense, que de partida nos sorprende cuando la acción se inicia y escuchamos unos sonidos que asociamos inmediatamente a un acto sexual violento. Efectivamente, aunque apenas vemos el final del acto, la película comienza con la violación en su domicilio de Michèle, su personaje protagonista. A partir de ahí entraremos en una serie de situaciones en las que víctima y agresor se marcan en proximidad, lo que nos hace suponer que el violador es alguien próximo y conocido de la víctima. Pero el escaparate de personajes que nos ofrecen para elegir es tremendo. Tanto entre los posibles perpetradores, los hombres, como con las mujeres que por allí aparecen. Michèle procede de una familia que vivió un episodio dramático en su infancia cuando su padre la lió parda matando a unos cuantos vecinos, episodio en el que también participó la niña Michèle. Amantes, vecinos, familia cercana, amistades, compañeros de trabajo, todos constituyen una feria de caracteres que hacen que el filme se mueva constantemente entre el drama y la comedia negra.

20141207-_1000450.jpg

La película no está mal, pero tampoco nos ha entusiasmado tanto como para satisfacer algunas de las expectativas levantadas. Es cierto que trabajo actoral, empezando por supuesto por Huppert, es más que notable. De gran nivel. Pero como le pasa a muchas películas de Verhoeven, nunca queda claro exactamente lo que nos está contando. Aunque con el tiempo muchos listo dirán que es evidente. Para mí hay un problema narrativo ahí que no llega a arruinar la película, que es bastante recomendable. Lo único que no me la imagino ganando premios en Hollywood. Ni para el filme ni para la actriz. Entre el tema de la violencia sexual, curiosamente resuelto, más los ataques relativamente frontales que se realizan a la familia, a la religión y a alguna otra sacrosanta institución… no me la imagino muy del gusto de muchos académicos norteamericanos. Aunque nunca se sabe.

20141207-_1000589.jpg

De todos modos, si estáis interesados, no dejéis de ir a verla. Y si puede ser, mejor en versión original. No quiero ni imaginarme el desastre que habrán hecho con la versión doblada, como suele suceder con las películas francesas.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

20141208-_1000627.jpg

[Cine] Magical Girl (2014)

Cine

Magical Girl (2014)

Poco a poco voy alcanzando un nivel de actualización razonable en mis temas en este Cuaderno de ruta. Y así, si el lunes comentaba la película de hacía casi una semana, hoy traigo este peculiar largometraje, español a pesar de su título en inglés, y que tuvimos oportunidad ver este fin de semana pasado en sesión matinal dominical. Veamos de qué va este filme dirigido por Carlos Vermut, que ya adelanto que nos sorprendió agradablemente. Entre otras cosas, por ser algo distinto, por moverse en caminos menos trillados. Pero por más cosas.

El título viene de un género de historietas japonesas, “manga” que llaman los “puristas” de la cosa, en el que las protagonistas son chicas, adolescentes principalmente, con algún tipo de poder mágico y que visten de forma muy vistosa. Y Alicia (Lucía Pollán) es una chica de 12 años, enferma de cáncer sin cura posible, aficionada a estas historietas, uno de cuyos deseos es poseer el traje de una de estas “magical girls”. Traje en cuestión que cuesta una fortuna, y el padre en paro, Luis (Luis Bermejo), iniciará una peligrosa incursión en la extorsión de una perturbada mujer, Bárbara (Bárbara Lennie), y que acabará involucrando al antiguo profesor del colegio de esta, Damián (José Sacristán), recién salido de una larga estancia en prisión, y que los llevará a un peligrosa escalada de acciones de consecuencias imprevisibles.

Akihabara - Tokio

En mi reciente viaje a Japón, en nuestro paseo por Akihabara, pudimos observar muchos establecimientos dedicados a la historieta y las películas animadas con jovencitas como protagonistas.

Difícil de clasificar esta peculiar historia, realizada con absoluta sobriedad, casi con frialdad, que le viene bien dada la escabrosidad de algunos de sus elementos, que así son tratados con desacostumbrada elegancia. Lo cual no resta ni un ápice de dureza y encarnizamiento en determinadas situaciones y en el tratamiento de los personajes. Una película que tiene el detalle de tratar a sus posibles espectadores como personas pensantes y no como meros digestores de palomitas, con una economía de información que deja a la imaginación y a la inteligencia de estos la tarea de rellenar los huecos que redondean la trama. Eso sí, sin complacencias ni paños calientes. En algún momento, te queda la sensación de si la acción está situada en nuestro universo o en un universo paralelo, alternativo, con tonos distópicos.

Detrás de la cuidadosa y milimétricamente medida puesta en escena, de su cuidada iluminación, de sus diálogos que se ciñen a lo estrictamente necesario, sin verborrea innecesaria, tenemos la excelente interpretación de un reparto quizá no muy vistoso a priori, pero de lo más eficaz y acertado que he visto en los últimos tiempos. Todos están más que correctos, muy bien, pero sobretodo se agradece ver la capacidad de Sacristán, que tiene la ocasión de reivindicarse como un excelente actor, habitualmente desaprovechado.

Akihabara - Tokio

Lo que pasa es que en ningún momento nos dio la sensación de que estuvieran orientadas a niñas o adolescentes en torno a los 12 años…

La película no es perfecta ni mucho menos. Tiene algún altibajo en el guion, pero no de gran importancia. Y sin ser una obra maestra, tiene un tono general que se agradece. Alejándose de la imitación de los géneros del cine americano, que parece la tendencia actual del cine más comercial español, busca un lenguaje propio que quizá sea más fácil encontrar en algunas producciones del cine nórdico, pero con suficientes elementos y referencia para sentirlo como una película culturalmente cercana.  Yo recomendaría que quienes estén interesados en algo más que en el espectáculo vacuo, le dieran una oportunidad.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Akihabara - Tokio

Más bien a “jovencitos” ya talluditos,… no sé… todo un poquito grimoso desde nuestro punto de vista… ¿pero quién es uno para juzgar culturas ajenas? No sé…

[Cine] Gone Girl (2014)

Cine

Gone Girl (2014)

Película vista hace ya casi una semana, en el segundo intento. En versión original, por supuesto, aunque quienes prefieran el cine adulterado pueden encontrarla en la cartelera española con el título incorrecto, desde mi punto de vista, de Perdida. Más lógico hubiera sido un desaparecida, desvanecida o algo así.

En cualquier caso, el nuevo trabajo de David Fincher llega a la gran pantalla llevando mucha expectación, con grandes datos de taquilla en su país de origen y con buenas críticas. Fincher es un director en el que reconozco una gran calidad y oficio, pero con producciones que me han gustado mucho y otras que no tanto. Quizá porque los temas que ha elegido no han sido en ocasiones atractivos para mí personalmente. En cualquier caso, también nosotros acudíamos con elevadas expectativas a ver la película… lo cual a veces es peligroso. Ya se sabe la ecuación:

satisfacción = (expectativas cumplidas) / (expectativas a priori)

Si el denominador es muy alto… la satisfacción puede verse afectada. Ya veremos qué ha pasado con esta película.

El filme adapta una novela del mismo título la novelista Gillian Flynn, que firma también el guion de la película. En el día del aniversario de bodas de un matrimonio sin hijos que vive en una ciudad pequeña a orillas del Misisipí, el marido, Nick (Ben Affleck), sale ha dar una vuelta abrumado por algunos problemas conyugales y cuando regresa encuentra signos de violencia en la casa, y su mujer, Amy (Rosamund Pike), ha desaparecido. A partir de ahí, comienza una vorágine pública sobra la desaparición de la mujer y sobre su posible asesinato, sobre el cual el principal sospechoso es Nick. En flashbacks, siguiendo el diario de Amy conoceremos también cómo fue el principio de la relación, desde su encuentro cuando ambos vivían en Nueva York, y como fue evolucionando cuando perdieron sus empleos y se trasladaron al medio oeste americano a vivir. Pero la resolución del caso resultará mucho más compleja de lo que parecería en el primer tercio del filme.

Patio - Córdoba

Hoy no encontraba fotografías que pegasen con el tema de la entrada de hoy.

Son diversos los temas que trata la película y, por lo tanto, los puntos de vista desde los que se puede plantear un comentario sobre la misma. Técnicamente, el trabajo realizado por por Fincher y su equipo es de primerísima calidad, con una fotografía, un sonido y un diseño de producción absolutamente impecables. Oficio y profesionalidad por arrobas. Por otro lado, está la visión de la película como la reflexión sobre las realidades de la institución del matrimonio en la sociedad actual y en tiempos de crisis, sobre los condicionantes sociales que la rodean y sobre las hipocresías en las que se basa en muchas ocasiones. También los procesos de amor y desamor, el matrimonio y la relación entre dos personas de medios sociales y educativos muy distintos, el estudio de caracteres de los dos protagonistas, que nunca son lo que parecen, la extraña relación entre Nick y su hermana melliza Margo (Carrie Coon), la actitud depredadora de la prensa, el papel de las fuerzas policiales ante la resolución de casos complejos muy mediatizados,… esta historia lleva consigo otras muchas que daban para que se pudieran hacer varias películas distintas, con distintos protagonistas y con distintas visiones. Uno de los adjetivos que más se ha usado para describir la historia es poliédrica. Muchas caras, muchos ángulos.

Luego está la visión para quien no quiera complicarse la vida y la afronte simplemente como un thriller, con su planteamiento, nudo, vueltas de tuerca y desenlace. Como veis, he añadido un paso más al tradicional esquema de una narración. Vueltas de tuerca. Quizá, aquí es donde está el apartado más débil de la película. Porque le he dado muchas vueltas a la trama que nos plantean, he llegado incluso a estar tentado de ver otra vez el filme por si me perdí algo, y creo que es donde más debilidades hay. Encuentro algunas inconsistencias, que me hacen insatisfactorio el desenlace de la película. Sólo paliado por el hecho de que los temas antes mencionados son los importantes, la trama de misterio y suspense es sólo un vehículo secundario, y por lo tanto su resolución es poco o nada trascendente para el resultado final. Pero esto es algo que no me satisface mucho. Sobretodo, cuando la filmografía de Fincher tiene antecedentes de películas igualmente poliédricas pero con tramas perfectamente resueltas, con coherencia dentro de la complejidad y de la sorpresa. No entro en detalles por no desvelar detalles de la trama,… pero es la sensación que me llevé, especialmente en el tramo final de la película.

Patio - Córdoba

Así que he tirado de mi reciente escapada a Córdoba, paseando por sus patios…

Un elemento importantísimo en la película es el plano interpretativo. Ambos protagonistas están muy bien. Desde luego, me sorprende que un actor que tantas veces se había mostrado tan limitado en sus papeles hay encajado sin problemas en este como le sucede a Affleck. Pero además estoy totalmente de acuerdo en que Rosamund Pike, una actriz que siempre me había parecido con un potencial superior al de los papeles que le ofertaban, quizá sea una mujer demasiado guapa, con aspecto de demasiado pija, en esta ocasión saca partido plenamente de este hecho, muestra capacidad de transformación y muchos matices en la interpretación. También me recuerda, como se puede leer por ahí, a las rubias de Hitchcock, especialmente a una en especial de una película determinada, que no mencionaré, también por algún paralelismo, aunque sea pequeño, en la trama. Estupenda. Desde todos los puntos de vista. A ambos los acompañan una serie de secundarios en un tono excelente. Coon, que recientemente nos gustó mucho en una teleserie este verano, muestra como hermana melliza un trabajo con muchos matices, un papel que podría haber tenido más presencia en el filme del que tiene. La eficiente policía que interpreta Kim Dickens también da la sensación de que podría haber dado mucho de sí. El abogado que interpreta Tyler Perry es un auténtico robaescenas. Y ganas teníamos de ver a Neil Patrick Harris en un papel dramático, que también nos sabe a poco. Poco que pedir por lo tanto en el lado interpretativo.

¿Cuál es el balance final de este filme? Pues depende de qué elementos sean importantes para cada cual. A mí, incluso después de los seis días que han pasado desde que la vi, y después de haber pensado mucho en ella, me pesan mucho las inconsistencias que percibí en la resolución de la situación. Determinadas cuestiones que pasan casi desapercibidas pero que para mí roban coherencia al conjunto. Pero seguramente habrá personas que consideren que el conjunto supera con creces estos detalles y valorarán mejor este filme. Y es muy posible que tengan buenas razones. Pero quizá por las altas expectativas depositadas en la película, mi satisfacción final haya quedado un poco por debajo de la mayoría. Raro que soy.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: ***
Callejeando - Córdoba

… y por entre las encaladas callejuelas de su bonito centro histórico.

[Cine] The Two Faces of January (2014)

Cine

The Two Faces of January (2014), 29 de junio de 2013.

Película que voy a ver más motivado por su atractivo reparto que por otra cosa. En versión original, y por ello conservo el título original en inglés; también la podéis encontrar en la cartelera española con el título traducido literalmente de Las dos caras de enero. Que conste que no tenía claro que iba a ver. Y que mi parecer sobre esta cinta firmada por Hossein Amini, primer largometraje como director después de firmar algún buen guion, y otros no tan buenos, se ha ido modificando con el paso del tiempo. Lamentablemente de más a menos. Luego lo explico.

En algún momento en el cambio de década entre los 50 y los 60 del siglo XX, el pudiente matrimonio norteamericano que forman los MacFarlandColette (Kirsten Dunst)Chester (Viggo Mortensen) están visitando Atenas en un largo viaje por Europa. Allí conocen a Rydal (Oscar Isaac), un cultivado joven, también norteamericano, alejado de su familia, que se gana la vida como guía turístico en la capital griega, embaucando turistas a los que practica pequeñas estafas gracias a su dominio del idioma griego, especialmente a jóvenes de buena familia que quedan prendadas con los encantos del chaval. Pero los MacFarland no son lo que parece, y las amenazas de un detective privado provocarán un forcejeo con Chester, y la muerte del detective. A partir de aquí, tendrán que improvisar una huída del país con la ayuda de Rydal, que se complicarán por los celos que despertarán en Chester ante la actitud de este hacia su joven esposa.

Yeni Cami (la mezquita nueva)

No he estado en Grecia. Lo más cerca, en Estambul. Aquí la “mezquita nueva”, Yeni Cami.

Mientras vemos la película, vamos encontrando sospechosas afinidades con Riley, el famoso personaje de Patricia Highsmith. Y es que efectivamente la película está basada en una novela de esta escritora. El caso es que la primera impresión a la salida del cine era razonablemente positiva. Un planteamiento correcto, unos personajes masculinos potentes, la chica un poco menos definida, aparentemente menos importante, quizá una parte central irregular, pero con un final bastante potente, al menos en apariencia. Sin embargo, el regusto que deja tiene notas que no acaban de convencer. Entonces poneros en mi lugar, con un largo regreso a casa en autobús, transbordo incluido, sin poderme concentrar en la lectura que llevaba en mi lector de libros electrónicos.

Realización clásica, excesivamente académica y convencional. Poco atrevida. Bien ambientada, buscando el glamour de los viajes de antaño, que contrasta con el turismo de masas de hoy en día. Un vestuario impecable, intérpretes guapos,… una puesta en escena como decimos excesivamente convencional. Clásica.

Desarrollo un poco frío. No sé… La chica es el personaje clave de la historia. Es alrededor de la que pivota el drama último, por no decir la tragedia de uno de los personajes masculinos que no descubriré. Ciertamente en conflicto con la avaricia. Pero hacía falta más calor, más pasión. Más cuerpos sudados. Más trajes de lino arrugados. Más cabelleras despeinadas. Más sudor y fluidos. Realmente, lo que sucede en torno a la relación entre ColetteRydal es confuso, y eso es correcto. Pero la frialdad con la que se plantea… Por aquí falla. Más de lo que me pareció al principio. Como dicen los franceses, “cherchez la femme”. Para bien o para mal, es el personaje clave para que la película se decante entre la bondad y la mediocridad cinematográfica.

El exceso de información… No desvelaré trama. Pero en los años 60 del siglo XX, las policías ya se manejaban con las huellas dactilares. Y hay un montón de información, un montón de pistas que tiene que ver con esto y con otros detalles del discurrir de los hechos que luego no son utilizados. Es un despiste continuo… Sobra información en la película, mientras que faltan las chispas que han de saltar entre los tres personajes.

Las obviedades… Parece que quieran comprobar a ver si hay tontos en la sala. Te puedes imaginar perfectamente por donde van a ir las cosas. En ese exceso de información que ya he comentado, viene también como problema que el desarrollo de la trama es demasiado obvio. Realmente, estás esperando que al final te sorprendan. Pero nop.

El Bósforo por encima de las cúpulas del Gran Bazar

Algún día tengo que volver a esta interesante ciudad. No la visito desde 1992. Sobre las cúpulas del Gran Bazar, aparece un barco de guerra español haciendo maniobras por el Bósforo.

Una de las grandes claves de la película es la interpretación. Creo que Mortenssen lo hace bastante bien, creo Isaac no lo hace mal, y creo que Dunst está más que correcta, pero es un error de casting. Es una mujer guapa y atractiva de 32 años, que aparenta exactamente esos 32 años. Que es bastante más joven que Mortenssen que está en los cincuentaytantos… Pero nos la intentan pasar en algún momento como una jovencita que está con un hombre mucho mayor, “podría ser su padre” se oye de fondo. Podría. Pero no lo parece. O por lo menos a mí no me lo parece. Tal vez el error de casting es este último, que se conserva demasiado bien y guapo para su edad. Sigo pensando que hay algo que falla en el desarrollo del personaje femenino que hace que la película no acabe de cuadrar.

Por lo tanto, desde mi punto de vista es una película fallida. Entendámonos, es una película que se deja ver sin ningún problema. Es entretenida. Probablemente en términos absolutos, de lo mejor de la cartelera en estos momentos. Pero cuando hay tan buenos mimbres para haber construido una película que tal vez no fuese novedosa, pero sí muy, muy atractiva. Quizá con un protagonista masculino más mayor y no tan guapo. Quizá con una protagonista femenina de aspecto más frágil y más equívoco. Tal vez con menos academicismo. Tal vez con un poco más de mala baba y mugre. Y es que aquí tenemos el problema de qué definimos por satisfacción. El cociente entre las expectativas cubiertas y las expectativas despertadas. Y estas últimas, en un momento dado se elevaron demasiado.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **
Cementerio próximo a la mezquita de Eyup

Típica tumba tradicional musulmana, que encontramos en la subida que lleva desde la mezquita de Eyup hasta el café de Pierre Loti.

[Libro] Ordeno y mando

Literatura

Amélie Nothomb es una escritora belga que escribe en francés y a la que vuelvo de vez en cuando. A veces leyéndola en su idioma original, otras traducida al castellano. Como ha sucedido en esta ocasión, en la que explora que es lo que pasa cuando un desconocido tiene la desfachatez de morirse en tu casa.

Ordeno y mando
Amélie Nothomb; traducción de Sergi Pamiés
Anagrama, colección Panorama de Narrativas
Versión libro electrónico

Baptiste Bordave es un parisino de vida mediocre al que plantean un día en una cena qué pasaría si un día un desconocido muriese repentinamente en su domicilio. Y tal cosa sucede al día siguiente, cuando un sueco, un tal Olaf Sildur, llama a su domicilio para pedirle permiso para llamar por teléfono a su taller porque el coche se le ha averiado. Y mientras llama por teléfono cae muerto. Pero el muerto tiene un cochazo, que en absoluto está averiado, y Bordave decide asumir su identidad y buscar su domicilio, en Versalles, donde vive la mujer de Olaf, una despampanante rubia adicta a alimentarse con champaña. Ahí comenzará una extraña historia basada en mentiras, y en extraños secretos sobre quién era y a qué se dedicaba Sildur.

Entrada al palacio de Versalles

Buena parte de la novela transcurre no lejos de este palacio, en la ciudad de Versalles. Donde no faltan las casas para ricachones.

Nothomb es una escritora con fuerte personalidad. Para bien o para mal. Sus historias, muchas veces rozando el absurdo, nos introducen en mundos que parecen no tener pies ni revés, o como en este caso de una película de un imitador de Hitchcock. Está el protagonista, que pronto descubrirá que está metido en un lío, y la rubia entre gélida y apasionada, con quien mantendrá una relación difícil de definir hasta muy avanzada la historia. Siguiendo la comparación las películas de Hitchcock, lo mejor es plantearse desde el principio que la muerte de Sildur y el misterio que rodea su vida no son más que un mcguffin que permitirá que los personajes que nos importan se encuentren, se conozcan y desarrollen su relación. Que en mi opinión tiene momentos interesantes, y otros que lo son menos.

No es lo mejor que he leído de la excéntrica escritora belga, pero se deja leer, y no dura mucho. Así que si eres aficionado a la escritora te lo lees, y si no, y quieres conocer el estilo de la autora, pues mejor te buscas otra novela más significativa.

Vista de Estocolmo

Pero termina en las frías tierra de Suecia, con nuestro “héroe” viendo en Estocolmo. No diré más.

[CineFoto] Un mirón, y unos entrometidos reporteros gráficos

Cine, Fotografía

Dos nuevas películas vienen a sumarse a mi colección de filmes sobre La fotografía en el cine:

Por un lado, la británica Peeping Tom (El fotógrafo del pánico), sobre un camarógrafo de cine que asesina a sus víctimas, mujeres, mientras las filma. También le da a la fotografía. Curiosa película de culto de 1960, a caballo entre el suspense y el terror. Con algún toque hitchcockiano. Curiosa, bien rodada, e interesante.

Y por otro lado, Oliver Stone, aficionado al cine político, nos cuenta en Salvador, las aventuras de algunos fotógrafos en los comienzos de la guerra civil del Salvador. Siempre interesantes las películas de este director aunque no creo que alcance aquí sus máximas cotas de creación cinematográfica.

En cualquier caso, ambas películas tienen ampliamente justificada su presencia en la colección.

En la pista de hielo

Aunque algunos de estos jóvenes pudieron mostrar pánico sobre sus patines de hielo antes y después de la foto, ante el fotógrafo no mostraron síntomas de este sentimiento en ningún momento. No como las víctimas del “fotógrafo del pánico”.

[Cine] Argo (2012)

Cine

Argo (2012), 28 de octubre de 2012.

Si me llegan a decir hace unos años que iba a tener ganas de ir a ver una película dirigida y protagonizada por Ben Affleck, hubiera pensado que me estaban tomando el pelo. Un actor que ha hecho bodrios sin ton ni son, y que cuando no hacía un bodrío, conseguía estropear con su interpretación lo que podía ser interesante. Pero en los últimos años, las cosas están cambiando. Sobretodo se ha mostrado como un director prometedor. E incluso sus interpretaciones parecían si no de alta calidad, por lo menos contenidas, sobrias, lo cual las hacía razonables. Y he aquí que nos llega una película que no pocos sitúan en la carrera de los óscars. Pues vamos a ver lo que da de sí.

El argumento está basado en una historia colateral a la crisis de los rehenes en Irán. Unos estudiantes islámistas exhaltados irrumpió en la embajada de los Estados Unidos en Teherán en noviembre de 1979, y mantuvo como rehenes a los norteamericanos que allí se encontraban hasta enero de 1981. Pero seis de ellos, el día del secuestro consiguieron escabullirse y refugiarse en casas de diplomáticos canadienses. Según la película en la residencia del embajador canadiense. Ya comentaremos que la película no es fiel a los acontecimientos, solo al desarrollo general de la historia. Para extraer a los seis escapados del país, un agente de la CIA, Tony Mendez (Ben Affleck), ideó una tapadera por la cual él se desplazaría a la capital iraní, y los convertiría en un equipo de producción de un filme de ciencia ficción, a la moda de Star Wars que estaba de moda por entonces, que buscaba localizaciones en Irán. Y aproximadamente, eso es lo que nos cuenta la película.

Digo aproximadamente. Y digo bien, porque Hollywood se caracteriza por muchas cosas, pero nunca por su fidelidad a los acontecimientos históricos. Y por lo que he leído hay un sinnúmero de detalles que nos indican que con la excusa de mantener la tensión dramática han modificado bastante la historia real. No entraré ahora a detallarlos. Paso. Se pueden leer por ahí. Lo cierto es que esta práctica, que me joroba mucho, me sienta muy mal que maltraten la historia, realmente puede haber colaborado a que tengamos una película que te engancha, bien hecha, razonablemente bien documentada cuando no deciden saltarse conscientemente la realidad, y que presenta un thriller bastante más que decente, en el que no falta un cierto grado de acción moderada, realista, algo de humor, y la tensión y el suspense necesario para que la cosa funcione. Hasta tal punto que le perdono las inexactitudes históricas. Uno se la plantea como un filme de ficción y ya está. Ya funciona. Muy bien.

Una película con esta temática uno teme que se convierta en una americanada insoportable. Como muchas de las que ha interpretado el director y protagonista. Pero no. No incide en el patrioterismo. Es más. Dosifica críticas y mantiene una razonable “equidistancia” con las responsabilidades políticas, aunque sí que decide convertir al protagonista en héroe. Un héroe atípico, discreto, que lleva adelante una aventura que tiene, tal y como se plantea en el filme, todos los números para fracasar. En la historia real, la cosa no estuvo tan dramática.

Hay muchas cosas que hacen que la película funcione. El guion, la realización, la ambientación,… y también la interpretación. A Ben Affleck, con melena y barbas setenteras, cuesta reconocerlo, lo  cual te evita el prejuicio derivado por el condicionamiento pavloviano provocado por filmes anteriores. Como ya digo, sus interpretaciones han comenzado a ser soportables cuando se ha vuelto más contenido, más sobrio. Y en este filme consigue componer un personaje convincente. Y es algo importante, porque salvo alguna simpática y humorística intervención de John Goodman o Alan Arkin, el resto de los personajes tienen una trascendencia limitada, aunque todos cumplen bien.

No sé si es una película a la que yo daría un óscar. También dependerá de contra quien compita. Pero es una buena película. Muy entretenida y bien hecha, y que sin duda es una de las recomendaciones fijas en el momento actual en la cartelera española. Es una película muy equilibrada, y que trasciende también un poco más allá de ese equilibrio con notas de calidad.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****

Una de las inexactitudes del filme es que se supone que Mendez pide el visado para entrar en Irán en Estambul, cuando en realidad lo hizo en Bonn. Pero ciertamente, aunque la antigua capital federal alemana es mona, la ciudad del Bósforo es mucho más exótica y fotogénica. Y te da una excusa para montar una reunión secreta en Santa Sofía.

[Cine] Mientras duermes (2011)

Cine

Mientras duermes (2011), 17 de octubre de 2011.

Pocas veces nos hemos sentido atraídos en los últimos tiempos por las películas españolas. Y ni el avance de esta película que habíamos podido ver previamente hace unas semanas, ni los antecedentes del director, Jaume Balagueró, con sus películas de miedo nos llamaban la atención a priori. Sinceramente, a mí según que géneros no me suelen llevar al cine. Pero varios factores se han confabulado para que acabaramos viendo este filme. La solidez interpretativa de su intérpretes principales, las buenas críticas generales que ha recibido en los últimos días, y que tampoco es que haya muchas más opciones que llamen la atención en cartelera. Así que… ¿qué habrá resultado?

Esta película, más que de miedo y sustos, que es lo que entendimos en el avance, va de sociópata y tensión psicológica. Afortunadamente. Todo sea dicho. César (Luis Tosar) es el conserje de una comunidad de vecinos de clase media-alta en algún lugar del Ensanche de Barcelona, aunque este dato no es importante ya que se podría situar en cualquier barrio similar de cualquier ciudad de cierto tamaño en España. Allí desarrolla su trabajo, con la indiferencia general de la comunidad de vecinos, apenas salpicada por rasgos de cordialidad de algunos de ellos. Quizá como Clara (Marta Etura), una joven profesional, simpática y dinámica, siempre con una sonrisa en la boca. Pero como Cesar es un sociópata de tomo y lomo. Le repatea mucho esta sonrisa, y decide hacerle la pascua y borrársela para siempre. Y para ello comienza a introducirse en su casa por las noche, la droga, la envenena, la infesta de cucarachas, le manda mensajes al móvil, de correo electrónico,… y otras cosas en las que no entraré para no destripar la cuestión. Las cosas se empiezan a complicar para César cuando es descubierto a medias por una niña, bastante chantajista, del vecindario, cuando la policía empieza a husmear por las denuncias que pone Clara, cuando un vecino tiquismiquis busca una excusa para despedirlo, y cuando aparece Marcos (Alberto San Juan), el novio de Clara. Claro que César tiene preparado el contraataque desde el principio.

Lo tengo que reconocer. La película está bien rodada, con oficio, la historia es interesante y está bien contada, no te aburres, con razonable dinamismo, y los que somos más raritos en nuestra visión de las relaciones sociales, reconociendo que el tipo protagonista es un peligro de mucho cuidado, pues… no sé… que llegas a sentir más simpatía por el que por la niña pija a la que se dedica a putear. Como ya he dicho, no está planteada como una película de miedo, sino como más bien lo que han dado en llamar un thriller psicológico, pero que es tradicional suspense tal y como lo definía Hitchcock, el objetivo es sufrir con el que sufre en la pantalla. Por otra parte si bien es más previsible de lo deseable, no deja de guardar alguna otra sorpresa que son bien venidas.

Por supuesto, con gran sabiduría el director ha dejado descansar el peso de la película en la interpretación de los actores. Luis Tosar está muy convincente y lo hace realmente bien, confirmando que en estos momentos probablemente es el actor más sólido que tenemos en España. Marta Etura está bien, aunque creo que le van más otros papeles. Siempre me ha parecido una buena actriz, y lo confirma, pero la he encontrado mejor en otras ocasiones. Aquí juega a favor de su físico menudo para interpretar a una chica con un aspecto más juvenil de lo que es ella, pero creo que a cambio se pierde parte del potencial dramático que podría haber aportado. El gran error de reparto es Alberto San Juan que no da la talla ni de lejos. Es un actor mediocre, que sólo en alguna comedieta por ahí ha tenido sus momentos, yo no le he visto nada mejor, y aquí no me cuadra, ni me lo creo. Otros personajes secundarios del vecindario, con papeles más breves están mucho mejor y más interesantes. Por no hablar de esa madre postrada (Margarita Roset), consciente pero incapaz de hablar, que conoce todo el tinglado porque su hijo se lo cuenta, y que sufre sin poder hacer nada para evitarlo.

Resumiendo, una película bastante recomendable, un reencuentro afortunado con el cine español, un rato agradable,… y si me encuentro con el Tosar por la calle me cambio de acera de inmediato.

¡Ah! Y viva el inventor de los porteros automáticos.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Siluetas y Fira

Al fondo, tras las siluetas de las gentes que entran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, se ve la ciudad de Barcelona, donde está rodada la película. Aunque eso sea un detalle poco importante salvo para conseguir subvenciones (Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8).

Libro: La reina en el palacio de las corrientes de aire

Literatura

Era inevitable. Después del tremendo cliffhanger con el que terminaba el segundo libro de la trilogía Millenium, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, el impulso por leer cuanto antes el tercer libro de la saga era tremendo. Y esto habla de lo adictiva que me ha resultado la lectura de estos libros. Por lo que algo bueno deben tener. Así que voy a comentar el tercero y definitivo, por defunción del autor, libro de la saga. Aunque probablemente resulte un comentario sobre la saga en su conjunto.

La reina en el palacio de las corrientes de aire.
Barcelona: Destino, 2009.
ISBN 978-84-233-4161-0

En primer lugar, cuestionaré las traducciones de los títulos de las novelas al castellano. Entre el título en sueco del primer libro y el título en castellano había una “pequeña” diferencia. Pongo las comillas porque a mí no me parece que sean los mismos los hombres que “no aman” a las mujeres que los hombres que “odian” a las mujeres. Creo que conceptualmente hay una diferencia, pero pase.

En el segundo libro, frente a la chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, y que tiene bastante que ver con la trama actual del libro, el original sueco nos habla de la niña que jugaba con fuego… que tiene bastante que ver con el trasfondo histórico del personaje principal. Dos títulos que parece que tienen que ver, pero que no, que son distintos. Buff… no sé muy bien…

Pero es que en el tercero, el título en castellano no tiene que ver casi nada con el título original ni con lo que pasa realmente en el libro, salvo que uno le quiera ver contenidos filosófico-metafóricos raros. Lo de la reina en no se qué palacio con corrientes de aire… pues no sé; a ver si se nos va a resfriar la susodicha reina por estar en medio de las corrientes. Sin embargo, en sueco, el título original significa el castillo de aire que explotó. Y esta sí que es una metáfora sobre lo que pasa en el libro. Este sí que es un título adecuado. Vaya por delante que si muchas veces he opinado que habría que aplicar la máxima pena posible a esos delincuentes que ponen los títulos en castellano a las películas extranjeras, empiezo a pensar que con lo que ponen los títulos a los libros extranjeros habría que hacer lo mismo. Encima en este caso ni siquiera son originales, porque parece que se limitan a traducir los títulos con los que aparecieron en su versión francesa. Otros que también bailan, los gabachos,…

Pero vamos al contenido. Desde que estaba terminando el tercer libro de la trilogía, no pure dejar de pensar en La Guerra de las Galaxias. Me refiero a la trilogía de los años 70 y 80, no a la tontada más reciente. Veamos a ver cómo se me puede ocurrir a mí tan peregrina idea…

Aviso: En los siguientes párrafos puede haber indicaciones que desentrañen algunas fases de la trama. No mucho, pero algo.

  1. En el primer libro, nos encontramos un tipo relativamente mayor y una tipa relativamente joven que se ven involucrados en una aventura en la que colaboran y adquieren una confianza. La aventura se resuelve, pero queda abierta a nuevas peripecias, especialmente con el pasado familiar de la joven. Pensemos en Lisbeth Salander como una peculiar reelaboración de Luke Skywalker y en Mikael Blomqvist como su particular Obi Wan.
  2. En el segundo libro, comienza de lleno la lucha contra el lado oscuro. Además de nuestros héroes, se suman nueva gente al bando rebelde, mientras nuestra heroína comienza un recorrido para conocer la verdad sobre su pasado y sobre sí misma. De alguna forma, tenemos un paralelismo entre las aventuras de los rebeldes en el Halcon Milenario contra el Imperio, mientras Skywalker trata de encontrarse a sí mismo en Dagobah… para al final acabar saliendo al encuentro del malo,… que es su padre. Y todo termina en un tremendo cliffhanger, con las cosas que se han puesto muy negras, pero sin una resolución definitiva al conflicto. El papel de Yoda en la trilogía sueca probablemente haya que adjudicárselo al primer tutor de Salander, el abogado bueno.
  3. En el tercer libro, van confluyendo las acciones de todos, malos y buenos, para un enfrentamiento final en el que la “fuerza” alcanza su equilibro, y de alguna forma se hace justicia.

Definitivamente, encuentro sus paralelismos. Qué se le va a hacer. Estoy marcado por George Lucas de por vida. No sé si sentirme aterrorizado o celebrarlo.

Hasta aquí los posibles “destripes” del argumento.

Por supuesto, en estos libros hay mucho más. Así, tenemos el contenido de crítica social y política hacia la sociedad sueca, que por otra parte puede ser extrapolada a cualquier país con una democracia parlamentaria basada en uno o varios textos constitucionales. La falta de ética en las empresas, la decadencia de los medios de comunicación impresos tradicionales, la utilización de herramientas del estado para usos fraudulentos o para amenazar incluso el propio sistema de libertades de los ciudadanos,… Son diversas las aportaciones que realiza para la reflexión el autor de estos libros, un tipo evidentemente comprometido con las libertades ciudadanas, y que ha terminado por caerme muy bien. Lástima que esté criando malvas. Si realmente está representado en la historia por Blomqvist, además supongo que debe ser motivo de envidia por su éxito con las mujeres. Claro que a mí el personaje de Monica Figuerola creo que me produciría más miedo que deseo,… 1,86 de estatura, musculosa, policía… ufff. Pero honrada, la chica, eso sí.

Al igual que los anteriores volúmenes, y a pesar de su extensión, el libro se lee bien. Te induce a mantener la lectura. Te engancha. Es menos trepidante que el segundo volumen, la acción es más contenida. Es menos detectivesco que el primer volumen. Pero tiene mayor contenido político y social. Y globalmente está bien equilibrado.

Uno de los miedos que supongo que tendría la gente que leyó el segundo volumen es que, conociéndose la intención del autor de seguir escribiendo libros sobre estos personajes, podría terminar en un nuevo cliffhanger cuyo desenlace nunca podríamos conocer. Pues no. La historia se cierra. El ciclo iniciado en el primer volumen ha terminado. Sí es cierto que hay alguna trama secundaria y muy poco desarrollada que podría ser el inicio de nuevas historias. Por seguir con el ejemplo de Star Wars, en aquella historia de fantasía espacial, sabíamos perfectamente que fue de la hermana gemela del protagonista. Pero en la historia que ocupa, no sabemos que ha sido de ella (sí, también en esto hay paralelismos). Y en el último tramo del libro conocemos algún nuevo personaje, cierto abogado, que podría ser aprovechado en el futuro. Pero las tramas quedan cerradas.

La histora ha terminado; quizá nos gustaría haber sabido más de las aventuras futuras de Lisbeth, pero no va a ser posible. Por lo menos no nos quedaremos con las ganas de saber cómo termina. En su conjunto, una lectura muy entretenida. Muy recomendable.

Las andanzas de Lisbeth la llevan a visitar en París a su amiga Miriam Wu, un personaje secundario que tengo ganas de conocer en la gran pantalla. A ver si la sacan como me la imagino. Así que una foto de París.

Rue de New York

¿Me habré cruzado con Miriam Wu en mi último viaje a París? - Panasonic Lumix LX3