20160627-_1040865

[Cine] Rogue One: A story of Star Wars (2016)

Cine

Rogue One: A Story of Star Wars (2016; 652016-1512)

La toma de las riendas de la factoría Disney sobre Lucasfilms Ltd y sobre la franquicia Star Wars se hizo especialmente notoria cuando anunciaron que, fuera de las películas de la serie principal, iba a ver películas derivadas de la misma, con protagonistas diferentes y autoconclusivas. Y esta que tenemos con nosotros es la primera de ella. Primera cosa que dijo mi sobrino de siete años cuando la vio…

Pues esta tendría que ser la primera película y no el Episodio IV.

20160627-_1040859.jpg

“Rogue One” empieza en el planeta Lah’mu, donde la familia Erso vive escondida como granjeros, escondiéndose del Imperio Galáctico… un planeta que se parece mucho al sur de Islandia, en los alrededores de Vik y Myrdal.

Efectivamente… La trama de esta película, dirigida por el británico Gareth Edwards, está perfectamente integrada en la serie principal. ¿Cuál es esa trama? Copio literalmente, en inglés,…

It is a period of civil war. Rebel spaceships, striking from a hidden base, have won their first victory against the evil Galactic Empire.

During the battle, Rebel spies managed to steal secret plans to the Empire’s ultimate weapon, the DEATH STAR, an armored space station with enough power to destroy an entire planet.

Pursued by the Empire’s sinister agents, Princess Leia races home aboard her starship, custodian of the stolen plans that can save her people and restore freedom to the galaxy…

Traduzco al castellano por si alguien no entiende, no le suena, no lo reconoce… Uso la traducción usada en España. En Centro y Sudamérica parece que fue distinta aunque similar…

Nos encontramos en un periodo de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, atacando desde una base oculta, han logrado su primera victoria contra el malvado Imperio Galáctico.

Durante la batalla, los espías rebeldes han conseguido apoderarse de los planos secretos del arma total y definitiva del Imperio, la ESTRELLA DE LA MUERTE, una estación espacial acorazada, llevando en sí potencia suficiente para destruir a un planeta entero.

Perseguida por los siniestros agentes del Imperio, la Princesa Leia vuela hacia su patria, a bordo de su nave espacial, llevando consigo los planos robados, que pueden salvar a su pueblo y devolver la libertad a la galaxia…

20160627-_6270759.jpg

Sí, los fans de la serie habrán reconocido de inmediato el texto inicial de la película Star Wars (La guerra de las galaxias), más tarde rebautizado con las historias esas del episodio IV y la nueva esperanza… Pero es que es eso exactamente lo que nos cuenta la película. Por lo menos en su parte más interesante, el ataque sorpresa de un comando rebelde, posteriormente ayudado por una parte de la flota espacial de guerra rebelde, a la base imperial de Scarif, donde se encuentran los archivos espaciales con, entre otras cosas, los planos de la Estrella de la Muerte que fueron robados y que constituyen el macguffin de la película original de la saga. Argumentalmente, ambas películas son continuación inmediata una de la otra.

Y hasta aquí lo bueno. La magníficamente planteada batalla entre ambos bandos, que recuerda a algún episodio histórico en el que una escaramuza acaba convirtiéndose en una batalla de consecuencias decisivas. Como la historia de lo que pasó después, aun a riesgo de que parezca un espoiler, podemos adelantar que la batalla fue de resultado incierto desde el punto de vista táctico, pero una victoria rebelde desde el punto de vista estratégico.

20160627-_6270763.jpg

El problema de esta película ha venido señalado en varios medios con los que coincido en gran medida. Para llegar a ese punto nos cuenta una historia previa sobre los componentes del comando que inicia la confrontación en Scarif, que intenta explicarnos quienes son y cuales son sus motivaciones. Y sirven de excusa para inventarse unos cuantos mundos nuevos y montar unas cuantas trifulcas. Y para encajar un montón de guiños hacia el colectivo de fans más acérrimos, que pueden ser más o menos divertidos, pero que en realidad resultan superfluos.

La historia personal más importante es la de la joven Jyn Erso (Felicity Jones) hija del ingeniero jefe que de modo forzado colabora en la gestación de la estrella de la muerte, Galen Erso (Mads Mikkelsen). Juanto a ella, un capitán del servicio de inteligencia rebelde, Cassian Andor (Diego Luna), uno de los personajes más pobremente desarrollados de la historia, un par de aventureros que recogen por el camino y que podrían haber dado más de sí, Chirrut îmwe (Donnie Yen) y Baze Malbus (Wen Jiang), un piloto renegado imperial, Bodhi Rook (Riz Ahmed), y un robot relativamente cachondo, K-2SO (con la voz de Alan Tudyk). También pasa por ahí con más pena que gloria un lider extremista rebelde Saw Gerrera (Forest Whitaker). Como digo… este grupo diverso (actores británicos, daneses, chinos, de origen indio, mejicanos,…) va siendo presentado en una serie de escenas de acción más o menos conseguidas, pero que resultan poco cohesionadas, con poco ritmo. Mientras, conocemos también al antagonista, el director Krennic (Ben Mendelsohn), alto cargo militar del imperio responsable de la construcción del arma definitiva.

20160627-_6270789.jpg

Esta película vive de un subgénero clásico en la historia del cine; las películas de comandos. Los comandos fueron un invento inglés de la Segunda Guerra Mundial. Con el continente invadido por los alemanes, crearon una serie de fuerzas de intervención rápida, de reducido tamaño, que afrontaban objetivos de sabotaje, recogida de información, ayuda a los movimientos de resistencia, con mayor o menor éxito. Esto dio lugar a una serie de película del género bélico que tiraban de este tipo de acciones militares. Y que estaban todas cortadas por un mismo patrón. La presentación de los personajes, que con frecuencia eran tipos duros, patibularios en ocasiones, marginales dentro de la sociedad y del ejército. Después venía el entrenamiento en el que surgen las disputas personales, pero se crea también la cohesión del grupo. Se produce la misión principal, precedida o no de alguna de prueba, donde el número de bajas es alto, y culmina con un mayor o menor despliegue de pirotecnia, o metidos en una batalla de mayor proporciones. Ver películas como The Guns of Navarone (Los cañones de Navarone), The Dirty Dozen (Doce del patíbulo), The Heroes of Telemark (Los héroes de Telemark), por mencionar algunas, y sin pretender ser exhaustivo ni nada.  Y el grupo “Rogue One” es descendiente directo de estos comandos. Pero sin haberse aprendido las claves para una presentación rápida y efectiva de los personajes.

Tenemos por lo tanto una película con dos parte muy definidas, una poco conseguida y otra de buen nivel, que es la que hace que salgas del cine con buen sabor de boca. La película tiene problemas de reparto. Diego Luna no da la talla. Whitaker es prescindible, y otros personajes/intérpretes están desperdiciados en su potencial. Felicity Jones hace un trabajo meritorio en hacer creible a su personaje, pero este tiene también defectos en su concepción, en sus motivaciones y en su evolución. Todos estos síntomas son indicativos de un guion, firmado nada menos que a cuatro manos, que tiene lagunas notables. Anecdótica me parece en estos momentos la presencia de Darth Vader (con la voz original de James Earl Jones), que se limita a un par de presencias de las cuales sólo una tiene real interés más allá de satisfacer las ansiedades de los fans más acérrimos. Y también el hecho de que haya personajes virtuales generados por ordenador. También son guiños al fan, se puede en algún caso considerar un homenaje al original, por supuesto son alardes tecnológicos que aportan poco realmente, y son superfluos.

20160627-_6270818.jpg

Sabor agridulce el que nos deja este filme. Con la ventaja, que le sirve para conseguir el aprobado, de que el “dulce”, lo bueno, llega al final y tapa las deficiencias de concepción de la película. Sales del cine con la sensación de haberte entretenido, de que la película encaja dentro del universo Star Wars, y de que por lo menos han tenido el detalle de dar un final digno al comando “Rogue One”, que si bien miembro por miembro nos ha dejado un poco fríos, como conjunto nos ofrecen un magnífico espectáculo fílmico. Y así es como lo he visto. Por dos veces. En versión original, con los amigos, y en versión doblada con mi familia, peque incluido. Ahora a esperar el episodio VIII para dentro de un año, y el arriesgo movimiento de dedicar una película al carismático personaje de Han Solo sin el actor que le dio vida hasta el momento.

Nota: La presencia de Mon Mothma (en la película actual Genevieve O’Reilly) al frente de los rebeldes ha despitado haciendo que haya gente que se pregunta si “Rogue One” eran los espías bothan o dónde están estos… Confusión. En la trilogía original, Mon Mothma aparece sólo en el Episodio 6, y los espías bothan que mueren lo hacen para conseguir los datos de la segunda Estrella de la Muerte. En el Episodio IV, el lider de los rebeldes es el general Dodonna, un tipo de pelo tupido blanco y barba igualmente blanca, que aunque aparece en esta película actual, prácticamente no tiene papel. Mon Mothma ni estaba ni se le esperaba en 1977.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

20160627-_6270838.jpg

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

[Libro] La montaña mágica

Literatura

Para mí, los “manga” siempre han sido historietas como otras cualquiera, pero dibujadas y redactadas por japoneses. Ciertamente siguiendo las normas de escritura de su idioma que hacen que se lean de derecha a izquierda, y con los libros “del revés”. Pero por otra parte, no dejan de ser en esencia lo mismo. Una historia narrada mediante viñetas con dibujos, ayudada en mayor o menos medida con unos textos que suelen ser los diálogos entre los personajes o comentarios del narrador que complementan las escenas visuales. Siempre he supuesto que, lo mismo que sucede en el cine, estos comentarios, equivalentes a la “voz en off”, deberían ser los mínimos o motivados por circunstancias especiales… la narración debería ser clara con los dibujos y los diálogos.

20140919-_9190548.jpg

Naturaleza, tradición, niños… de todo encontramos en nuestra visita a Itsukushima, también conocida como Miyajima, en el mar interior de Seto no lejos de Hiroshima.

Sin embargo, he oído hablar también en ocasiones a gente que argumentan que una cosa es una historieta, que otra cosa es un cómic y que otra cosa es un “manga”… aunque nunca he conseguido escuchar un argumento convincente.

Lo que si es cierto es que cada cultura tiene sus formas y sus tradiciones. Las grandes tradiciones europeas, como la francobelga, tiene formas distintas de las norteamericanas. La española, a mí personalmente, me da la impresión de que ha ido en la estela de la francobelga en su mayor parte, aunque también hay influencias yanquis. Derivados de lo que se hacía hace unas décadas durante el franquismo, encuentro poco. Pero no me considero experto, así que probablemente aceptaré cualquier corrección razonada que se me haga. Y la japonesa se corresponde con sus propias tradiciones en materia estética, en pintura y dibujo. Pero todo son historietas, que es la palabra tradicional en español para designar esta forma de expresión.

20140919-_9190002.jpg

¿Y a qué viene toda estar argumentación? Pues a que esta historieta del japonés Jiro Taniguchi, publicada por Ponent Mon, aunque temáticamente está totalmente inserta en la tradición nipona, formalmente está resuelta con el estilo de la historieta europea, más próxima a la “bande desinée” francobelga que otra cosa.

La historia de dos jóvenes hermanos, huérfanos de padre, que quedan al cuidado de sus abuelos en un pueblo junto a un imponente monte lleno de leyendas, durante un angustioso mes en el que su madre va a ser operada por una enfermedad grave en la ciudad, tiene muchos de los elementos de realismo mezclado con la tradición mágica de las creencias populares japonesas. También recupera el motivo universal de que los niños tienen la capacidad de ver y oír lo que los adultos no son capaces. Conservan esa inocencia original que los mantiene más cercanos a la naturaleza y al mundo mágico. Son capaces de ver con los ojos del corazón, de los sentimientos, y no sólo con los de la razón, la visión del cerebro. U oír. Como muchos autores nipones, en su obra desarrolla un mensaje de respeto por la naturaleza.

20140919-_9190152.jpg

Sin embargo, el dibujo en color y el formato del libro, así como la línea argumental tiene más que ver con las formas europeas. Una mezcla que a mí me parece acertada. Quizá porque aunque las formas son importantes en el terreno de las artes, todavía lo son más los conceptos y los temas que transmiten y que pueden ser más independientes de la forma de lo que nos creemos.

20140919-_9190534.jpg

Es una historieta que se lee bien y rápida, y que puede ser razonablemente recomendable. Tiene “voz en off”… que he criticado al principio, porque está narrada en primera persona por el protagonista, que “rememora” los hecho. Entrecomillo lo de rememorar, puesto que aunque las localizaciones y la época en que transcurre la acción, a principios de los años sesenta del siglo XX, se corresponden con los de la infancia del autor, este reconoce que no hay contenido autobiográfico en la historia. Simplemente la decisión de situarla en un lugar que recuerda bien, aunque ya hayan pasado década…

20140919-_9190171.jpg

Carlos Carreter

[Cine] A Monster Calls (2016)

Cine

A Monster Calls (2016; 532016-1810)

Acudimos hace ya casi una semana al último estreno de J. A. Bayona, uno de los directores más pujantes y más de moda del cine español, con sólo tres largometrajes en su haber, de los que los dos anteriores ninguno supo llamar mi atención especialmente. Aquí repite la experiencia de rodar en inglés, con un reparto formado por intérpretes británicos y estadounidenses. Evidentemente, los amos del dinero parecen confiar en la capacidad de Bayona para llevar gente a las salas y recuperar la inversión.

Hablar de esta película como de una película “española” es algo que me deja un poco incómodo. No es que me importe gran cosa, pero siento que las tradiciones que rodean a la historia, sus planteamientos y su producción están más próximos del cine anglosajón, más allá de que ya hemos dicho que su versión original, la que vemos, está en inglés. En la cartelera española se puede encontrar la versión doblada al castellano con el título “Un monstruo viene a verme”. De hecho está basada en una novela para niños y jóvenes del escritor británico-estadounidense Patrick Ness.

La película de hoy transcurre en Inglaterra y la ilustro con vistas de Londres y Canterbury.

La película de hoy transcurre en Inglaterra y la ilustro con vistas de Londres y Canterbury.

La historia nos lleva a algún lugar de Inglaterra donde un niño, Conor (Lewis MacDougall), vive en conflicto permanente por la grave enfermedad de su madre (una Felicity Jones que nos llega antes de convertirse este invierno en rebelde galáctica), por la separación de sus padres que incluye un padre ausente viviendo en los Estados Unidos, por los abusos que sufre por parte de sus compañeros de colegio, y porque la persona que tal vez tendría que estar paliando estos problemas, su abuela (Sigourney Weaver), no es la abuela cariñosa y empática que todos imaginaríamos, que vive entre su propia austeridad y el dolor de ver sufrir a su hija con la enfermedad. La única forma que tiene Conor de evadirse es vivir en un mundo imaginario, en el que un gigantesco hombre-arbol, un tejo centenario que se transforma por las noches siempre a las 12:07, y que le cuenta una serie de historias con la voz de Liam Neeson.

Carlos Carreter

He tardado casi una semana en escribir este comentario, porque mis sensaciones conforme ha pasado el tiempo han ido variando respecto a las que sentíamos en el momento de terminar el filme. La película es emotiva, profundamente emotiva. Ante una enfermedad terminal, ante el fallecimiento próximo de un familiar próximo, querido, un padre o una madre, que lleva tiempo sufriendo por la enfermedad y que ocasiona también no poco sufrimiento en quienes rodean al enfermo. La ansiedad, el deseo que todo se acabe, colisiona con el miedo a perder al ser querido, e incluso nos hace sentir mal. Lo digo en primera persona porque es algo que he sentido y no me importa reconocerlo. La película es hábil en tocar esa fibra sensible en el espectador. Si a eso le unes un diseño de producción de gran calidad y unas interpretaciones absolutamente impecables, empezando por su jovencísimo protagonista, bien arropado por sus prestigiosos compañeros de reparto, te quedas con la idea de que has visto una película notable.

Carlos Carreter

La cuestión viene cuando dejas reposar la película, te sacudes la emotividad y piensas lo que te cuenta. Las historias del tejo monstruoso son comunes, no específicas y valen para esta película como para varias otras con diversas temas. Las situaciones escolares y familiares son tópicas, y no están bien explicadas. Por ejemplo, no entiendes muy bien por qué los compañeros de clase se ensañan con Conor. ¿Es todo una excusa para mostrar el momento de rabia e ira del pequeño? Poco a poco llegas a la sensación de que la película, aunque válida en su conjunto, está más vacía de lo que parece, y que fundamentalmente el interés está en la forma y el alarde técnico. Insisto… se ve bien… con un nudo en la garganta muy hondo en muchos momentos… pero el guión, la historia, los valores y las motivaciones de los personajes podrían haber sido más cuidados y tratados más en profundidad.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

Carlos Carreter

20060630-crw_0402-01

[Cine] Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children (2016)

Cine

Miss Peregrine’s Home for Peculiar Childen (2016; 522016-1410)

La semana pasada, vuelto del viaje a Hong Kong, y con la ciudad invivible por culpa de las fiestas patronales, acudí dos días seguidos al cine con el fin de recuperar un poco las omisiones de las novedades de la cartelera debidas al viaje.

Antaño, el estreno de una película dirigida por Tim Burton era un “must see” para nuestro grupo de amigos aficionados al cine. Sin embargo, con esta última película y tras las últimas experiencias, nos embargaba un sentimiento contradictorio entre el “hay que ir” y el “¿realmente hay que ir?”. La duda de que el californiano sea capaz alguna vez de sorprendernos y maravillarnos como antaño con sus mundos llenos de fantasía, de belleza estética y de significados inundaba nuestro ánimo. Si se revisa a fecha de hoy su cinematografía como director, empiezan a pesar más los “meh” que los “bieeeen”. Incluso se puede detectar algún fiasquillo por ahí.

20060630-CRW_0406.jpg

Buena parte de la película está ambientada en los bellos paisajes de País de Gales, y con paisajes de esta interesante parte de la Gran Bretaña ilustraré el comentario del filme.

En cualquier caso, no sé si fue por la fuerza de la costumbre o porque alguna crítica habíamos leído que salvaba esta nueva película, fuimos. Como habitualmente en la medida de los posible, a la versión original en inglés. Los nombres que veíamos en el reparto también ayudaban a empujarnos a pasar las más de dos horas que dura la película, que ya adelanto que son excesivas, pero sin que suponga un problema.

La historia que nos cuenta… Pues mira, nada original. De hecho, todos los años o con frecuencia, las grandes productoras aliadas de Marvel nos cuentas sus historias de mutantes que son rechazados por la humanidad y acaban conviertiéndose en superhéroes. Lo que pasa que aquí cambiamos al calvo en la silla de ruedas por el encanto de Miss Peregrine (Eva Green), y nuestros mutantes no son aguerridos guaperas o intrépidas y esculturales mozas, todos ellos imbutidos en pijamas de colores. En lugar de ellos son un grupo de adolescentes y niños que parecen recién salidos de una novela con un tono gótico. Estamos pues ante la enésima reivindicación de la diversidad y la diferencia en un mundo que teme la heterogeneidad del género humano, donde soportamos mal a los que son distintos. Todo ello aderezado con la habitual lucha entre el bien, capitaneado por una discreta Miss Peregrine frente al mal a cuya cabeza se encuentra Barron, un ligeramente sobreactuado Samuel L. Jackson. Viajes en el tiempo, que están muy de moda, y una historia de amor, que sabe ser natural y sin cursilerías, entre el protagonista de la película, Jake (Asa Butterfield) y la chica, que por lo menos es algo más que un florero, Emma Bloom (Ella Purnell).

20060630-DSCF0409.jpg

Aderezado todo ello con un buen diseño de producción y la presencia en pequeños papeles de unos cuantos insignes del cine británico, mayormente, nos deja un producto simpático, que se ve con agrado. No nos devuelve lo mejor del director, que parece que ya recorrió sus momentos de gloria hace dos o tres décadas, pero que entretiene y se deja ver sin problemas. Corrección formal y entretenimiento son las claves de la película, que no es excesivamente original en su argumento, aunque por lo menos sí en su ambientación. Se puede ir a verla sin mayor problema.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***

20060701-CRW_0600.jpg

2014, Viaje a Japón.

carloscarreter.rs | carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

[Cine] Sesión doble de animación japonesa – la princesa Kaguya y Marnie

Cine

かぐや姫の物語 – Kaguya-hime no Monogatari (2013; 192016)

思い出のマーニー – Omoide no Mânî (2014; 202016)

La distribución del cine de calidad en España es lamentable. Especialmente cuando se trata de cinematografías extranjeras ajenas a la estadounidense. Sorprendentemente, esto también suce cuando hablamos de productos de calidad internacional reconocible, producidos por gentes que se han dedicado durante décadas a realizar algunos de los títulos más notables del cine de animación mundial. Porque sí… hay vida, y mucha, más allá de Disney, Pixar y otros candidatos norteamericanos a repartirse esta parte del pastel, que han ido surgiendo con el advenimiento de la animación generada por computadora.

2014, Viaje a Japón. carloscarreter.rs | carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

El monte Fuji suele formar parte de las leyendas niponas, y también tiene su papel en el cuento original en el que se basa la película sobre la princesa Kaguya.

Ahora he estado unos días fuera de casa, y no he podido ir al cine. Pero me sorprendió que entre los estrenos que se produjeron antes de salir de viaje que llegasen dos títulos procedentes del Studio Ghibli, que yo ya había descartado que se fuesen a estrenar en nuestro país, y ya había buscado las formas de verlos. Me gusta la animación de calidad. Y hace tiempo que este estudio japonés, que desgraciadamente ha cerrado su estudio de producción recientemente, se encuentra como mi favorito de las últimas tres décadas. Historias con profundidad en el desarrollo de los caracteres, comprometidas socialmente y con una fuerte apuesta por el ambientalismo, y que han producido caracteres protogonistas muy interesantes, especialmente entre las niñas y adolescentes. Jóvenes y mujeres que son un modelo personal mucho más interesante que los que llegan del otro lado del Atlántico.

La dos películas que traigo aquí hoy, y que se estrenaron simultáneamente en la cartelera española, tienen ya un recorrido relativamente largo. La primera de ellas, conocida también en la cartelera española como “El cuento de la princesa Kaguya”, se estrenó en Japón en 2013, en Estados Unidos en 2014, y optó a los premios Oscar en la ceremonia que se celebró en 2015. La segunda de ellas, conocida por su título en español “El recuerdo de Marnie”, ha llevado una trayectoria similar pero un año más tarde; 2014, 2015, 2016. Son las dos últimas producidas por Ghibli, son obras respectivamente de los directores Isao Takahata y Hiromasa Yonebayashi, y ambas son adaptaciones a historias literarias previamente conocidas.

2014, Viaje a Japón. carloscarreter.rs | carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

La mitología de la religión popular japonesa es muy compleja, y está muy vinculada a la naturaleza. Cualquier lugar, como el monte Tenjō o el propio Fuji son considerados como santuarios relacionados con los millones de kami que conforman el panteón sintoista nipón.

La historia de la princesa Kaguya procede de un relato japonés del siglo X conocido como El cuento del cortador de bambú, considerado como el texto nipón más antiguo conocido. Es un cuento que mezcla el carácter moral de algunas de sus enseñanzas con la fantasía procedente de la compleja mitología japonesa, siendo la protagonista, la princesa Kaguya, una habitante de otro mundo, que llegó a la Tierra en un día de luna llena y que está destinada a abandonarla en otra luna llena, puesto que nuestro satélite es su lugar de origen. Es un relato muy bello, cargado de poesía, y que es trasladado en imágenes por Takahata con un estilo de animación pintada a mano, pero muy expresiva e innovadora. Una auténtica obra de arte visual, muy por encima de lo que se ve habitualmente, conceptual y artísticamente hablando. Lo cual hace que tampoco sea la película de animación más asequible para el gran público, acostumbrado a los productos prefabricados norteamericanos. Pero merece la pena darle la oportunidad. De verdad.

La historia de Marnie se enraíza sin embargo en la tradición literaria occidental ya que es la adaptación de la novela para adolescentes de la británica Joan G. Robinson, “When Marnie Was There”. No es la primera vez que la gente del Studio Ghibli adapta historia y ambientes de origen europeo, convirtiéndolos con habilidad en relatos universales aptos para personas educadas en las tradiciones de todo el mundo. Quizá porque saben conservar los valores universales que contienen las obras. En esta ocasión, a través de los dibujos más convencionales pero técnicamente impecables y con momentos también muy bellos, cambia el paisaje inglés por Sapporo y las costas de la isla de Hokaido. Un relato que también juega con los recuerdos, con la fantasía y con los vínculos entre generaciones para dar sentido a la vida de un joven preadolescente huérfana que no encuentra con claridad su sitio en el mundo, no teniendo claros sus vínculos con el pasado.

2014, Viaje a Japón. carloscarreter.rs | carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

Esto permite a los habitantes de las islas del Sol Naciente tener un peculiar relación con la naturaleza.

Nuevamente, en ambas historias encontramos algunos de los denominadores comunes de los productos de Ghibli. Personajes femeninos protagonistas interesantes, fuertes o en desarrollo positivo, compromiso con la tradición bien entendida y con el medio ambiente, uso de la fantasía o del realismo fantástico como vehículo para la transmisión de valores positivos.

Ambas están todavía en cartelera, por lo menos en Zaragoza. No creo que duren mucho. Si os interesa el cine de animación es obligatorio verlas. Y si no, igual deberíais darles una oportunidad. Lo ridículo es que estas películas tarden dos años en llegar a nuestras pantallas desde su estreno en el país de origen.

A la princesa Kaguya les doy cuatro estrellas, ****.

A Marnie le doy sólo tres, porque el guion me parece mejorable, ***.

2014, Viaje a Japón. carloscarreter.rs | carloscarreter.com | Tumblr | Twitter | Facebook.

En cualquier caso, las películas del Studio Ghibli siempre tienden al entendimiento entre las personas, y se sacuden el sexismo con personajes femeninos interesantes y decididos. Quizá su objetivo es que niñas como la de la foto, hija de una pareja mixta entre japonesa y occidental, vivan en un mundo realmente mejor, más tolerante y abierto a todos. Si lo hacen ellas, lo haremos todos.

20151211-_MG_8000

[Libro] Eran morenos y de ojos dorados

Literatura

Uno de los libros que más me han impresionado a lo largo de mi vida es el que reúne las Crónicas marcianas del estadounidense Ray Bradbury. Es curioso, a pesar del acuerdo unánime en considerarlo un libro de ciencia ficción, la realidad es que yo nunca lo he leído como tal, especialmente la segunda vez que lo hice. Con un tono profundamente poético y melancólico, el hecho de que el escenario de estas historias que se comenzaron a escribir en 1948 se sitúen en un hipotético planeta Marte en torno al cambio de milenio no impide que siempre las haya visto con una profunda reflexión a temas profundamente humanos, con la guerra como eje central. A rebufo de la catástrofe humana que supuso la Segunda Guerra Mundial y con la reciente amenaza que el descubrimiento y uso de la energía atómica como arma de destrucción masiva, se plantea un futuro apocalíptico para la humanidad, con Marte como salvavidas de la especie. Una especie, la humana, que si algún momento viaja a las estrellas, esperemos que no arrastre todas sus miserias como lo hace ficticiamente a este Marte alternativo y poético en el que nos emplaza Bradbury.

El paisaje y especialmente los nombres de los accidentes geográficos tiene un valor simbólico importante en este relato.

El paisaje y especialmente los nombres de los accidentes geográficos tiene un valor simbólico importante en este relato.

Recientemente, la pequeña editorial aragonesa Tropo Editores (la página web funciona de pena) ha retomado para uno de sus volúmenes un relato corto que no pertenece a las Crónicas marcianas. Pero que podría pertenecer, porque nos movemos en un escenario similar al de la recopilación ordenada de relatos en el planeta rojo. Huyendo de una Tierra a punto de entrar en una conflagración mundial de carácter devastador, algunos colonos apuntan sus cohetes a Marte para iniciar una nueva vida. Un Marte con restos de una antigua civilización que acoge a unos colonos en los que percibimos el aroma de los pioneros de lejano oeste norteamericano. Pero el Marte de Bradbury tiene un carácter especial, casi mágico. Y los montes, valles, ríos, tienen sus propios nombres y no los que los colonos les atribuyen. Aunque ellos no lo saben todavía.

Cuando conocí la cronología de publicación de las Crónicas marcianas siempre me sorprendió cómo Bradbury se adelantó a su sociedad. La psicosis atómica se dio en la posguerra, durante la guerra fría, pero fue posterior. Es algo más propio de los años 50 y que afectó mucho a la literatura de anticipación y al cómic de los años sesenta e incluso de los setenta. Pero aquí estamos hablando de relatos de los años 40, cuando la guerra fría ya había comenzado, pero el único país que disponía la bomba atómica eran los Estados Unidos. El primer ensayo con éxito soviético de una bomba de estas característica es coincidente con la publicación original de este relato, agosto de 1949. Y la visualización de la guerra nuclear como un evento apocalíptico vino más tarde. De forma difusa se presenta en forma de inquietante e invisible radiación en algunos relatos, como la novela On the Beach (1957) de Nevil Shute. Que daría lugar al filme del mismo título de Stanley Kramer, titulado en España como La hora final (1959). Pero conceptos como el de invierno nuclear y las catástrofes climáticas consecuentes a una guerra nuclear masiva no aparecieron hasta los años 80 del siglo XX.

El Moncayo, sus hayedos, sus robledales, sus pinares, sus cortados,...

El Moncayo, sus hayedos, sus robledales, sus pinares, sus cortados,… anda que si algún aragonés con el sentimiento de pertenencia que hay del monte a pesar de que es en su mitad castellano iba a permitir que vinieran de fuera a ponerle otro nombre.

De todas formas, de lo que va el relato es de otras cosas, aunque el desastre apocalíptico este presente de fondo. El relato nos habla del desarraigo, de la pérdida de identidad, de la repetición de los errores, de la soberbia del ser humano al considerarse dueño del paisaje, de las montañas, de los valles,…

El libro, de gran formato a pesar de que el relato es corto y se lee enseguida, es un libro ilustrado. Y las ilustraciones de Óscar Sanmartín Vargas, de gran calidad, incluyendo un mapa desplegable que no tiene mayor trascendencia para el seguimiento de la historia, pero que aporta simbolismo a la misma, contribuyen a sostener visualmente el tono poético y melancólico, con unos tonos ocres otoñales, al del relato de Bradbury.

Absolutamente imprescindible para quienes gusten de Bradbury y de la buena literatura de ciencia ficción y de fantasía, creo que también puede gustar a lectores en general siempre que busquen relatos escritos con sensibilidad y que juegan con las metáforas de forma magistral. Yo estoy encantado vamos.

La traducción del relato al castellano es de Miguel Marqués.

En cualquier caso... leed el libro. O al menos el relato. Que merece la pena.

En cualquier caso… leed el libro. O al menos el relato. Que merece la pena.

20140928-_9280850

[Libro] Asalto a las panaderías

Literatura

Tras asistir a una presentación en la librería Cálamo de Zaragoza sobre el aniversario de los Libros del Zorro Rojo, compré en su momento dos libros ilustrados de esta editorial. Cada uno de ellos con un relato corto de Haruki Murakami, ilustrados por la alemana Kat Menschik. Me gustaron mucho, como ya comenté, tanto el uno como el otro. Ahora tenemos un nuevo libro de la misma editorial con la misma colaboración entre escritor e ilustradora. Y no podía dejarlo pasar.

Asalto a las panaderías
Relato, Haruki Murakami – Ilustraciones, Kat Menschik – Traducción, Lourdes Porta
Los libros del zorro rojo, 2015
Edición en papel

El simbolismo de las mitologías japonesas está fuera del alcance del occidental normal, que no se dedique a estudiar y profundizar en el tema.

Nos vamos con fotos a Japón, claro. Por ejemplo, a contemplar el monte Fuji desde el monte Tenjo en Kawaguchiko

Murakami nos presenta dos historias cortas con un protagonista en común. En la primera, este protagonista, un hombre, es joven y con unos amigos comete un pequeño delito. Asalta una panadería de donde no se quieren llevar nada más que pan. El panadero les exige algo a cambio. Que escuchen la música de Wagner que tiene puesta. En la segunda historia, siete años después, este hombre está recién casado con una mujer a la que quiere. Y de repente siente hambre. De pan. Y le cuenta la primera historia a la mujer. Ambos sienten hambre. De pan. Y con el revolver que la mujer tiene, salen a robar pan a una panadería.

Las historias de Murakami pueden ser muy complejas. Y el simbolismo que desarrollan no siempre está claro para el lector. ¿Por qué asaltar una panadería? ¿Por qué sólo te llevas el pan? ¿Por qué aceptas escuchar la música de Wagner? ¿Deja de ser un asalto si hay un trueque con el panadero, escuchar la música a cambio del pan? ¿Por qué tu mujer tiene una pistola? ¿Por qué está dispuesta a asaltar otra panadería? ¿Por qué robar sólo el pan y pagar lo demás?

Santuario de Kitaguchi Hongu Fuji Sengen en Fujiyoshida.

O cerca de allí, al santuario de Kitaguchi Hongu Fuji Sengen en Fujiyoshida.

Tenéis varias opciones… o intentar vosotros mismos determinar qué significan las historias, o buscar entre los “listos” qué significan las historias, o asumir que Murakami mezcla admirablemente la realidad con ciertas notas de fantasía y simplemente disfrutar de su escritura y sus historias. A mí me vale esta última. Más si va acompañada de los enigmáticos dibujos de Menschik

Por cierto, me he enterado de que Carlos Cuarón hizo un corto sobre el segundo asalto a una panadería protagonizado por Kirsten Dunst. A ver si lo consigo de alguna forma…

O si no tenemos una panadería a mano, podemos "asaltar" uno de los puestos de comida de la estación de Shinjuku en Tokio, a primera hora de la mañana, cuando abren... porque no haya muchos testigos... digo.

O si no tenemos una panadería a mano, podemos “asaltar” uno de los puestos de comida de la estación de Shinjuku en Tokio, a primera hora de la mañana, cuando abren… porque no haya muchos testigos… digo.

St David's Cathedral

[Cine] The Age of Adaline (2015)

Cine

The Age of Adaline (2015); vista el 4 de agosto de 2015.

Película vista “fuera de programa”, es decir que no estaba en mis/nuestras previsiones iniciales, pero a la que soy invitado y no encuentro motivo para decir que no. En versión original, y por ello conservo su título en inglés. En España se encuentra también en versión doblada en la cartelera bajo el título mal traducido, como suele pasar, de “El secreto de Adaline”.

Dirigida por el poco conocido Lee Toland Krieger, nos cuenta la historia de Adaline (Blake Lively), una joven madre y esposa de veintitantos años, que como consecuencia de un accidente en los años 30 del siglo XX, tiene una secuela inesperada. No envejece. Tras una amenaza del FBI de convertirla en conejillo de indias, concibe una estrategia que le permite cambiar de identidad y de ciudad cada 10 años, siendo la única que conoce su secreto su hija Flemming (Ellen Burstyn, ya de anciana). Cuando en la actualidad está a punto de un nuevo cambio de identidad, conoce a un apuesto y adinerado filántropo, Ellis Jones (Michiel Huisman), con quien flirtea y algo más. Pero las cosas se complicarán cuando este la lleve a pasar un fin de semana con su hermana Kikki (Amanda Crew) y sus padres, Kathy (Kathy Baker) y William (Harrison Ford). Porque en el caso de este último no será un encuentro, sino un inesperado reencuentro.

Aunque la película transcurre fundamentalmente en California, especialmente San Francisco...

Aunque la película transcurre fundamentalmente en California, especialmente San Francisco…

Cuando llegué a casa después de ver la película, estuve indagando en la ficha técnica de la película para ver si su protagonista formaba parte de la nómina de productores del filme. Porque parece la típica película echa para mayor gloria de su protagonista, que sale guapa y en un porcentaje de planos cercano al cien por cien. Blake Lively es una actriz joven todavía, no ha cumplido los treinta, que alcanzó cierta fama con cierta serie televisiva orientada al público adolescente que tuvo un razonable éxito, que yo no vi. Pero que a pesar de alguna que otra aparición en el cine, no había encontrado un papel protagonista que la hiciera destacar en medio de una generación de actrices jóvenes muy potente. Y parece que le han hecho esta película para su lucimiento personal y profesional. Vestida muy elegante, siempre con toques retro tanto en el vestuario como en el peinado y maquillaje, que le van a su físico,… una historia romántica,… con misterio,… Hecha a medida.

El problema es que la cosa funciona parcialmente. No es la primera vez que se analiza en el cine o en la televisión la cuestión de una persona inmortal. En este último año, hemos podido seguir una serie de televisión bastante entretenida, aunque parece que no va a tener continuación, sobre el tema. Y la verdad es que sobre el tema no aporta gran cosa. La cosa evoluciona hacia una historia romántica, con la pequeña complicación de haber conocido al padre también antes que al hijo. Y no da para mucho más. Son evitables algunas cosas… toda la explicación pseudocientífica de los telómeros de los cromosomas y tal me parece una pérdida de tiempo y un esfuerzo absurdo. Consideremos la película como una fantasía, que no pasa nada, hace tiempo que está descrito y estudiado el fenómeno de la “suspensión temporal de la incredulidad”, y a otra cosa mariposa.

... la campiña inglesa tiene un papel importante en el desarrollo de este drama romántico.

… la campiña inglesa tiene un papel importante en el desarrollo de este drama romántico.

En el aspecto interpretativo, creo que Lively no consigue lo que pretende. Aunque sí que se luce como chica guapa y elegante, no nos transmite un intensidad especialmente fuerte en las emociones. No nos impresiona en especial. Cumple sin más. De hecho, el reparto de ancianos que le acompaña roban constantemente cada escena en la que se encuentran con cualquiera de los dos protagonsitas, Baker, Burstyn o Ford, se meriendan a cualquier de los guaperas más jóvenes de ambos sexos. De hecho, diría que es el mejor papel que le he visto a Harrison Ford desde hace muchos, muchos años, aunque sea en una película que finalmente me resulta anecdótica.

Dicho todo lo cual, tampoco estamos ante una mala película. Se deja ver con agrado. No nos sorprende, pero es un buen trabajo artesano que nos permite huir del calor de principios de agosto en una agradable tarde de cine con aire acondicionado. Quizá no guardemos un recuerdo imborrable del largometraje, pero no consideramos mal gastados los 5 euros y 80 céntimos que nos costó la entrada.

Mientras tanto la Lively tendrá que buscar otras armas para buscarse su sition entre las Jennifer Lawrence, Scarlett Johansson, Emma Stone, Shailene Woodley, Saoirse Ronan, Rooney Mara, Emma Watson, Carey Mulligan, Mia Wasikowska, Kristen Stewart, Keira Knightley, Gemma Arterton, Alicia Vikander, Ellen Paige,… por hablar de actrices anglófonas que están dando que hablar, si ningún orden en concreto, mayores de 20 y que como mucho tengan 30 años en estos momentos. Como decía, una generación de actrices jóvenes muy potente y con mucha diversidad.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Por ello, aquí os traigo algunas imágenes tomadas en la península de Cornualles y en el sur de Gales.

Por ello, aquí os traigo algunas imágenes tomadas en la península de Cornualles y en el sur de Gales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

[Cine] Inside Out – Del revés (2015)

Cine

Inside Out – Del revés (2015): vista el 20 de julio de 2015 (VOSE) y el 22 de julio de 2015 (doblada).

Si. La he visto dos veces. Mi primera intención es verla siempre en versión original. Más cuando ya la traducción del título indica que el sociópata traductor del títulos, que merecería ser juzgado por delitos de lesa humanidad, actúa de nuevo. Y probablemente con la versión original me hubiera conformado si no fuera porque inmediatamente al salir del cine me surgió una idea y una duda que sólo podía resolver de una forma. Yendo a ver de nuevo la película con mi sobrino Diego de seis años. Y ver su reacción. Porque cuando vi por primera vez la película firmada por Pete Docter y Ronaldo Del Carmen me sorprendió la complejidad de algunos de los conceptos que se manejaban. Complejos incluso para algunos/muchos adultos… Más adelante hablaré sobre mi sobrino Diego y ciertas películas de animación. Vayamos con el argumento…

Esto trata de una niña de 11 años que con sus padres se muda a otro lugar, viéndose obligada a dejar su hogar, su colegio, sus amigos, sus aficiones,… y que se llama Chihiro. Uy, perdón… se llama Riley. Sí, bueno. Aquí viene mi primera sorpresa. El planteamiento de base de la película recuerda muchísimo a una de las mejores películas de animación que he visto yo en mi vida, y que no fue otra que El viaje de Chihiro (千と千尋の神隠し), una película del Studio Ghibli, dirigida por el maestro Hayao Miyazaki, que se llevó el óscar a la mejor película de animación en 2002, en la segunda edición de estos premios en los que figuraba esta categoría.

La entrada de hoy va de una nueva película de animación americana, pero estoy aprovechando también para recordar la excelente "El viaje de Chihito" por lo que nos pasearemos por los santuarios shintoistas de Kioto.

La entrada de hoy va de una nueva película de animación americana, pero estoy aprovechando también para recordar la excelente “El viaje de Chihito” por lo que nos pasearemos por los santuarios shintoistas de Kioto.

Volvamos al tema de mi sobrino Diego. En su momento, Diego fue la excusa para reunir en mi casa una pequeña colección de películas de animación. Para “cuando el peque venga a casa”. Excusas digo, porque a mí me encanta el cine de animación. Y puesto que en su propia casa y otras parentelas era más que probable que reinase el oligopolio de la animación norteamericana, especialmente Disney y sus filiales como la mucho más interesante Pixar, yo opté por el Studio Ghibli y precursoras. Así que en mi casa ha tenido la oportunidad de conocer a Ponyo, Arriety, Mononoque, Nausícaa… y por supuesto, Chihiro. El viaje de Chihiro me parece una película maravillosa, con una riqueza visual y conceptual impresionante, y con un personaje infantil femenino que debería ser una referencia obligada para el género. El proceso de maduración de una niña de once años que sufre sus primeros cambios importantes en su vida, y ese proceso se muestra con una magnífica metáfora sobre su aventura en un mundo onírico y de fantasía, emparentado con el panteón de ocho millones de dioses del Shinto japonés. Y donde el valor personal y la autodeterminación como persona son las claves para el paso adelante de la joven Chihiro. Entra en el mundo onírico y de fantasía como una niña, y sale ya como la persona adulta incipiente en que se convertirá.

Si la película de Pixar basa su fantasía en temas y referentes fundamentalmente occidentales, la del Studio Ghibli se apropia con habilidad de los mitos del shinto nipón.

Si la película de Pixar basa su fantasía en temas y referentes fundamentalmente occidentales, la del Studio Ghibli se apropia con habilidad de los mitos del shinto nipón.

Si uno está al tanto de la literatura infantil, no hace falta mucho esfuerzo para emparentarla conceptualmente con la Alicia de Carrol o el Pinocchio de Collodi, por mencionar a los más populares, pero ya digo que impregnada de las tradiciones y los mitos nipones.

Y nuestra Riley es una más que digna sucesora de Chihiro. Nuevamente estamos ante una situación de cambio. Una situación de pérdida. Una situación de duelo. A través de las cinco emociones que nos proponen los creadores de la película de Pixar, vamos a atravesar las cinco etapas del duelo. O al menos cuatro de ellas. Con el Miedo/Fear nos plantearemos la fase de negación, con la Ira/Anger el enfado con el mundo, con la encantadora Tristeza/Sadness la depresión, y con la pizpireta Alegría/Joy llegaremos a la aceptación, a la reconstrucción de la personalidad y el avance hacia nuevas etapas del crecimiento y la maduración. Desde mi punto de vista se saltan una etapa, entre la depresión y la aceptación, que es la negociación, en la que interviene la parte racional de la persona. Una racionalidad, que aunque pocas veces nos gobierna, está ahí, y también en los niños, más si ya han llegado a los once años. No aparece la racionalidad en el fantástico mundo de la psicología humana que nos muestra la pelicula. Está la imaginación, los sueños, el pensamiento abstracto (absolutamente magistral la secuencia en el mundo del pensamiento abstracto; sólo ella justifica ver dos veces o las que sea la película), el subconsciente, la evocación de recuerdo, el olvido,… Pero me falta la razón.

Todo ello aderezado con la creación de un maravilloso mundo de fantasía y color, también digno pariente de los mundos oníricos y fantásticos de Alicia, Pinocchio o Chichiro. Pero en esta ocasión tamizado o adaptado a la cultura, las tradiciones y los hitos vitales de la sociedad norteamericana y los relativamente conservadores valores de la misma.

Ocho millones de dioses, espíritus, diablos, animales sagrados,... o lo que es lo mismo, una infinidad de seres propios de la fantasía  y el mito pueblan las tradiciones japonesas.

Ocho millones de dioses, espíritus, diablos, animales sagrados,… o lo que es lo mismo, una infinidad de seres propios de la fantasía y el mito pueblan las tradiciones japonesas.

Me sorprendió en su momento que mi sobrino Diego, cuando vio por primera vez El viaje de Chihiro con cuatro años, le gustase muchísimo, y durante un tiempo me la pidiese cada vez que venía a casa. A mi me parecía una película muy compleja, y siempre me pregunté qué podía entender y qué no. Pero le gustaba mucho. Tenía curiosidad por su reacción ante el viaje de Riley. Como habéis podido ver, los conceptos que se manejan son complejos, por mucho que se enmascaren en el mundo de la animación. La conclusión es que hay que confiar en los niños, en su capacidad de asimilación y de comprensión. Evidentemente, lo que el entiende de la película no tiene que ver con lo que entiendo yo. Pero comprende más que suficiente, nos lo demostró. Estuvo atento en todo momento, como todo el cine, y los comentarios posteriores mostraron perfectamente que había entendido a sus seis años mucho y bien.

La versión original tiene algunos extras añadidos. Podemos escuchar las voces de Diane Lane, de Kyle MacLachlan, de Frank Oz o de Amy Poehler, entre otros… En la traducción, además, siempre hay errores que algunas veces se notan más y otras menos. Cierto que la traducción en subtítulos de la versión original también tiene alguna metedura de gamba que otra.

La película es altamente recomendable para todos los públicos. A mí me ha encantado por muchos motivos. Por los técnicos, por el dinámico guion, por el disfrute visual, por la banda sonora, por la empatía de los personajes. Una de las cuestiones que más me ha gustado es que en un mundo donde se nos bombardea constantemente con el mensaje de que hay que sonreír aunque no tengas ganas, donde tienes que aparentar constantemente felicidad, donde estas hasta las narices de las frases hechas de pensamiento positivo que plagan las redes sociales, haya otras emociones útiles. Uno de los mensajes que se nos transmite es que también tenemos derecho a estar airados cuando asistimos a una injusticia, a tener miedo de lo que nos hace daño o amenaza a quienes queremos, y a estar tristes ante las perdidas que inevitablemente vamos a sufrir. Ya vale de estúpido pensamiento positivo fuera de tiesto. Es hora de que maduremos un poco y aceptemos nuestras emociones, sin que por ello nos dejemos dominar patológicamente por ellas. Ya he dicho que he echado en falta la presencia de la razón en el filme.

Todo ello se refleja en la riqueza visual de la película. La película estadounidense tiene que acudir a otros referentes, muchos de ellos populares por la televisión y el cine de ese país.

Todo ello se refleja en la riqueza visual de la película. La película estadounidense tiene que acudir a otros referentes, muchos de ellos populares por la televisión y el cine de ese país.

Cualquier adulto debería ir a verla sin complejos aunque no acompañe a ningún pequeño. Hay sustancia para aprovechar para todos. Pero también diré algo… Si me dan a elegir… Mejor dicho, si me obligasen a elegir,… yo me quedaría con Chihiro. Ella llegó antes. Llegó de otra cultura mucho más distinta. Llegó con valores muy interesantes y más osados que los procedentes del moderado conservadurismo de Pixar. Y frente al control que sobre la personalidad de Riley tienen las emociones, Chihiro aprende a tener valor, a afrontar los problemas, a ser mucho más proactiva, a salvarse a sí misma y a sus padres. Me gustan más las heroínas de Ghibli que de Disney/Pixar. Pero demos tiempo a Riley… porque han dejado convenientemente abierto el camino a una segunda parte a través de ese misterioso dispositivo que aparece en la mesa de control de la personalidad de Riley denominado “pubertad”.

Valoración

  • Dirección: *****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: *****
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Studio Ghibli siempre ha apostado por los personajes femeninos fuertes, liberándolos del papel secundario que la sociedad nipona destina a las mujeres, pero manteniendo sus raíces y tradiciones.

20060708-CRW_1184

[Libro] Las puertas de Anubis

Literatura

Es muy sencillo. Con motivo del relativo éxito esta pasada primavera de la serie de televisión española El ministerio del tiempo, hubo un cierto debate sobre las influencias en la ficcion literaria, televisiva o cinematográfica que podrían haber influido en esta producción de fantasía. Fantasía; a duras penas la considero en estos momentos como ciencia ficción. Con el tiempo, el televisivo Ministerio del Tiempo me ha parecido más emparentado con el harrypotteriano Ministerio de la Magia inglés que con la Eternidad de Asimov. Así que yo encuadraría la serie más en el género de la fantasía que en el de la ciencia ficción. Y alguno de los responsables de la serie en algún momento mencionó la influencia que tuvo sobre la concepción de la serie el libro de Tim Powers que comento hoy. Y diversos medios se hicieron eco del comentario y reseñaron elogiosamente el libro. Así que me decidí a leerlo.

Las puertas de Anubis
Tim Powers; traducido por Albert Solé
Ediciones Gigamesh, 2010

Nos vamos a Londres, que es donde transcurre la mayor parte de la acción de la novela; Leadenhall Market ya existía en la época de la misma, aunque no en el edificio actual que data de finales del XIX.

Nos vamos a Londres, que es donde transcurre la mayor parte de la acción de la novela; Leadenhall Market ya existía en la época de la misma, aunque no en el edificio actual que data de finales del XIX.

Un profesor universitario nortemaericano de literatura inglesa especializado en poetas ingleses de principios del siglo XIX, es invitado por un excéntrico millonario a una conferencia que parece imposible. La que dio un poeta inglés en 1810. Se trata de un viaje en el tiempo, en el que una serie de ricachones pagan una cantidad exhorbitante de dinero, y al profesor le piden que haga de experto que les explique y guíe en la experiencia. Ante esta perspectiva, el profesor acepta. Sin embargo, la aventura no termina bien, ya que queda atrapado en el siglo XIX capturado por los esbirros de unos extraños personajes que parecen conocer el secreto de estas puertas en el tiempo. Y detrás, parece que hay una gran conspiración para derrumbar el Imperio Británico y permitir que el antiguo Egipto resurja de sus cenizas. Incluso si para eso hay que utilizar todo tipo de magia, hechizos y manipulaciones.

He de decir que estamos ante un derroche fantástico de mucho cuidado. Viajes en el tiempo. Magia y encantamientos. Clonación mágica de seres humanos. El mundo de los mendigos londinenses de principios del XIX. Extraños hombres monos. Conspiraciones. Escenas dignas del más auténtico terror gótico, seguidas de momentos de indudable comicidad. Una mezcla en su conjunto que hace de esta novela, quizá no una gran maravilla de la literatura de ficción, pero indudablemente una obra entretenida. Siempre que te guste el género, claro.

No faltan persecuciones por el Támesis, incluso por el Támesis helado...

No faltan persecuciones por el Támesis, incluso por el Támesis helado…

Quizá aquí está mi principal problema. Estas mezclas de magia y terror gótico, por muchas dosis de humor que les pongas aquí y allí, no me entusiasman. Estas si acaso son las que me han permitido llegar hasta el final. Porque quizá si no fuese por ellas hubiera abandonado antes esta historia, que por otra parte, dentro del imprevisible follón, es previsible en algunos elementos fundamentales de la misma.

No voy a poner en duda que los creadores de la serie se inspiraran en estas puertas de Anubis para su serie, si ellos lo dicen. Sería tontería por mi parte. Pero el tono entre libro y serie televisiva es muy distinto. Por mi parte, la he probado, pero es difícil que vuelva al género en un futuro previsible.

Aunque esa persecución por el Támesis helado sucede en una "excursión" a un Londres más antiguo todavía...

Aunque esa persecución por el Támesis helado sucede en una “excursión” a un Londres más antiguo todavía…

20150502-_IGP5182

[Libro] Las ciudades invisibles

Literatura

Ya me he puesto al día con los libros leídos. Este que comento hoy, lo terminé la semana pasada. Como pille próximamente alguno un poco gordo, voy a tener alguna semana sin comentario bibliófilo. Algo haré para evitarlo. Creo que ya lo he hecho. Este fin de semana me agencié alguna historieta. De las realmente interesantes. Para ir leyendo por la noche antes de dormir. En cualquier caso, en estas últimas semanas me he venido a los autores europeos. Hoy toca un autor italiano. La semana que viene, una francesa. Casi seguro, porque probablemente terminaré hoy de leer el libro. Pero vamos con Italo Calvino. Ahí es nada.

Las ciudades invisibles
Italo Calvino; traducción de Aurora Bernárdez
Ediciones Siruela, 2012
Formato electrónico

No es una narración al uso lo que nos ofrece Calvino en esta obra. A lo largo de nueve capítulos un ficticio Marco Polo, mercader y aventurero veneciano, va narrando a Kublai Kan, emperador chino y mongol, las ciudades que ha visitado. Ciudades ficticias y de carácter fantástico, cada una asociada con un valor o carácter principal, y todas ellas con nombre de mujer. Cada capítulo se inicia y finaliza con un diálogo entre Polo y el Kan, que va evolucionando con el tiempo, en la medida que evoluciona también la relación entre el mongol y su consejero veneciano.

20150502-_IGP5184-2

Pareciera que lo lógico es que con un título así, fueran fotografías urbanas las que acompañasen esta entrada.

 

El libro es eco del que dictó Marco Polo durante su cautiverio en Génova, Il Milione (El millón, El libro de las maravillas o Los viajes de Marco Polo, como también es conocido en español). Si en Il Milione nos cabe la duda sobre qué descripciones y experiencias del mercader veneciano son reales, cuáles son eco de terceras o cuartas fuentes, y cuáles son producto de su imaginación, Calvino se introduce directamente en el terreno de la fantasía. Pero son fantasías que tienen como base las paradojas de las sociedades humanas y del propio ser humano. Las ciudades están divididos en una serie de grupos en función de la característica principal que distingue a cada una. Copiando del artículo que le dedica la wikipedia, las ciudades puede ser:

Las ciudades continuas – Ciudades confusas en su extensión.
Las ciudades escondidas – Ciudades con múltiples cualidades.
Las ciudades sutiles – Ciudades abstractas o aéreas.
Las ciudades y el cielo – Ciudades con propiedades divinas.
Las ciudades y el deseo – Ciudades que despiertan el deseo y la pasión de las personas.
Las ciudades y el nombre – Ciudades semánticas.
Las ciudades y la memoria – Ciudades de recuerdos manifiestos en sus habitantes o estructuras.
Las ciudades y los intercambios – Intercambios de mercancías, deseos, recuerdos, etc.
Las ciudades y los muertos – Ciudades que rememoran la muerte.
Las ciudades y los ojos – Ciudades con propiedades visuales.
Las ciudades y los signos – Ciudades semióticas.

20150502-_IGP5202

Pero dado su carácter de “invisibles”, me acerco a un entorno “natural” en las proximidades de una gran ciudad, la mía,… aunque no sé que nombre de mujer le podría convenir…

 

Existen cinco ciudades de cada categoría, repartidas en los nueve capítulos. Cinco en cada capítulo, salvo el primero y el último, con diez cada uno. Pertenece el libro a la etapa de literatura combinatoria del autor, en el que partiendo de una serie de elementos formales, narrativos y conceptuales, los combina para producir diversos resultados. El estilo de la descripción de cada una de las ciudades puede entrar dentro de lo que se denomina prosa poética. O poemas escritos en prosa, si lo queréis ver de otra forma. Es importante decir que en los interludios de comunicación entre el mercader y el kan, especialmente al principio, ambos hablan diferentes lenguas, lo cual plantea el dilema sobre qué es lo que cuenta el uno y qué entiende el segundo. Por lo tanto, Kublai Kan no deja de ser el representante de lector que escucha descripciones de ciudades cuyo significado a veces se le escurre, mientras que Marco Polo es el propio Calvino desarrollando su imaginación, sus conceptos y su poética.

La obra tiene una naturaleza fantástica, pero los temas que Calvino trata son reales. Los recuerdos, la memoria, los deseos, el sentimiento religioso, la muerte,… son cuestiones reales y muy humanas. No es una lectura fácil. A pesar de ser una obra de longitud moderada, conviene no apresurarse. O se corre el peligro de perderse por el camino. Pero si se le es fiel, compensa.

20150502-_IGP5203

En cualquier caso, el sábado visitamos el entorno de la Alfranca, que se encontraba con cambios respecto a nuestra visita de febrero. Con obras, que no sabemos si se deben a las ríadas que en aquellos momentos se desarrollaban…

 

20150401-_2190996

[Libro] Saga

Cine

Estos días atrás están siendo noticia en el mundo del cine porque ya se van viendo los avances de la nueva entrega de la saga Star Wars. De momento se han atrevido a sacar a Han Solo y a Chewie. De la princesa Leia y su hermano, de momento no hay imágenes. Y bueno, han salido nuevos robots, nuevos personajes, nuevos malos,… También se anuncia se empiezan a ver borrosas imágenes del primer spin off de la saga… La space opera cinematográfica por excelencia esta de nuevo en el candelero. Esperemos que con mejores resultados que la floja trilogía que el tío Lucas nos ofreció a caballo entre los siglos. Lo cierto es que Star Wars se ganó su puesto en el imaginario colectivo con la primera película. Demostró lo buena que puede ser una película de aventuras en el espacio con la segunda. Pero a partir del momento en que salieron los ositos de peluche de la tercera… Nunca fue lo mismo. Por eso muchos esperamos las nuevas galaxias en una galaxia muy, muy, muy lejana, hace mucho, mucho, mucho tiempo… con cierto escepticismo.

Pero no por ello el mundo deja de girar, y menos cuando hablamos a escalas galácticas donde nada se está quieto, todo gira y todos los cuerpos se atraen los unos a los otros en un movimiento aparentemente sin fin. Y llegan otros, y con desparpajo demuestran que se pueden crear nuevas aventuras espaciales, de forma original, con intensidad, con su dosis de drama y su dosis de humor. La fórmula original de la saga galáctica. Y eso es lo que quiero mostraros hoy. Lo que pasa es que cambiaremos de medio. Dejaremos el cine y nos pasaremos a la historieta. Que por si alguien no se había enterado, es un medio excelente para contar historias.

Saga
Guion, Brian K. Vaughan; dibujo, Fiona Staples; traducción, Diego de los Santos
Editorial Planeta DeAgostini, 2012-2014
Historieta

A falta de imágenes de los mundos de estos galácticos Romeo y Julieta, nos iremos a Verona, la patria de los originales shakespearianos.

A falta de imágenes de los mundos de estos galácticos Romeo y Julieta, nos iremos a Verona, la patria de los originales shakespearianos.

Saga nos cuenta la historia de Hazel, la hija de Alana y Marko. Dos jóvenes soldados de dos razas enemigas, que libran una guerra aparentemente sin fin a escala galáctica, pero que paradójicamente acaban enamorándose a modo de unos improbables Romeo y Julieta futuristas, que en lugar de suicidarse por amor, deciden tirar por la del medio, tener una hija mestiza contra toda probabilidad como consecuencia de una reconciliación tras una pelea, y que tienen que escapar por toda la galaxia, donde todas las partes los quieren ver muertos, con la única ayuda de un fantasma desmembrado que sirve de niñera, y de los padres de Marko.

Detallar aquí un resumen de las numerosas aventuras a las que se ven expuestos, de los numerosos personajes secundarios, de las tramas paralelas que a veces confluyen y a veces divergen, me parece tarea imposible. Y es una obra en marcha. En Estados Unidos se publica por entregas, mientras que en España se publica en volúmenes que agrupan dichas entregas de seis en seis.

Aquel joven Montesco no pudo huir con su bella Capuleto a otros mundos a intentar seguir con su romance y su vida.

Aquel joven Montesco no pudo huir con su bella Capuleto a otros mundos a intentar seguir con su romance y su vida.

He de decir que me sorprendió. Me sorprendió de forma tan favorable, que me enganché de modo inmediato, y en estos momentos suspiro porque aparezcan nuevos volúmenes de Saga. Como decía en la introducción tiene aventura. Aventura intensa. En algunos momentos, de no parar. Tiene sorpresas; no puedes dar nada por sabido o supuesto. Tiene humor. Unas veces más blanco, otras, las más, más negro. Tiene drama e incluso sus dosis de tragedia. Puede ser entrañable. Empatizas y mucho con los protagonistas. Pero también con algunos de los personajes secundarios. Hay crítica a las sociedades modernas. A los medios de comunicación, a las superpotencias que llevan sus guerras lejos de sus territorios, a la hipocresía de las clases gobernantes, al estúpido militarismo, a los reality shows, a la familia tradicional,… Pero al mismo tiempo, la supervivencia del grupo familiar nuclear, al menos de momento, es un canto de esperanza a la familia bien entendida y a algunos valores que parece que algunas veces se nos olvidan. Todo ello, además, en un universo bien engranado, bien imaginado, bien construido, lleno de maravillas y de diversidad.

Saga es una historieta adulta. Y creo que es apta y recomendable para todo aquel que tenga ganas de aventura y de maravilla. Para quien no haya perdido la capacidad de soñar e imaginar, pero al mismo tiempo no quiera ñoñerías ni tonterías, para todo aquel que quiera que le traten como a un lector inteligente. Así que a por ella.

Ya veremos a ver qué pasa con Alana y Marko... o en último extremos, con la jovencita Hazel, todavía un niña muy pequeña en este momento de la historia... aunque narre en primera persona...

Ya veremos a ver qué pasa con Alana y Marko… o en último extremos, con la jovencita Hazel, todavía un niña muy pequeña en este momento de la historia… aunque narre en primera persona…