[TV] Cosas de series; despedida galáctica y familias niponas que juegan unidas

Televisión

No me extenderé mucho en la entrada televisiva de esta semana. No tengo grandes novedades o series de campanillas, así que iré ligero.

Me puse al día con la tercera temporada de Dark Matter, una space opera de aventuras con la peculiar tripulación de la Raza, que se llaman entre sí mediante números, como protagonistas. Un grupo de marginados que pasaron de ser criminales a ser los tipos más íntegros y éticos de toda la galaxia. He de decir que la primera temporada me gustó regular. Pero ante la ausencia de buenas space operas decente, le seguí dando oportunidades. Es un género que siempre me ha divertido. La cuestión es que conforme pasó el tiempo, le fui cogiendo cariño a estos sinvergüenzas aventureros. Y ahora que he terminado la tercera temporada y han anunciado que no habrá una cuarta… me joroba que termine. Sobretodo, porque termina en un cliffhanger molesto. Más que importante. Todos sabemos que la mayor parte de las veces que se usa este recurso argumental para terminar una temporada de una serie, se resuelve de forma rápida y simplona en el primer episodio de la siguiente. Esto no es The Empire Strikes Back, después de todo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con una serie japonesa en la entrada, visitaremos la ciudad de Nara… aunque no sus abundantes parques, templos y santuarios… escenas más cotidianas. Como en la serie de hoy.

Y hemos podido ver la primera temporada, posiblemente única, de Fainaru Fantajī Fōtīn: Hikari no Otōsan (ファイナルファンタジーXIV 光のお父さん), que vendrá a ser traducido al “castellano” algo así como ‘Final Fantasy XIV’: el papá de la luz. Esta es una de estas más o menos extrañas serie que nos ponen de vez en cuando en Netflix, y que vienen del País del Sol Naciente. Un señor de 60 años, casado y con un hijo joven que recientemente ha empezado a trabajar en una empresa, se jubila repentinamente a pesar de que tiene una importante posición en la suya y es muy apreciado profesionalmente. Su hijo siente que su padre ha estado siempre alejado de él y de su familia por culpa del trabajo, y para acercarse le regala el videojuego del título, con el fin de acercarse a él subrepticiamente como uno de los jugadores que se alían para llevar a cabo las misiones del juego. Sospechará desde el primer momento que hay algo raro en la jubilación del padre. Por otro lado, están las tribulaciones del joven en su empresa.

20140921-_9210046.jpg

A caballo entre la acción real y la animación con estética de videojuego, es una serie buenrollista, donde todo el mundo se quiere, aunque no se lo digan unos a otros. Desde mi punto de vista, se ha ido desinflando poco a poco, pero manteniendo un razonable interés. Uno de los problemas es que en paralelo a la historia central ha ido abriendo otras, como la relación del joven con una guapa compañera de trabajo, pero que luego han dejado colgando. Apta para curiosos, más que otra cosa.

20140921-_9210054.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s