[Arte y cultura] El absurdo, el dada y el surrealismo

Arte, Cultura

Esta semana, tras afrontar el trauma de ver el último episodio de las aventuras de los westerosi hasta dentro de muuuucho tiempo, me he armado de valor y he empezado a ver la “tercera” temporada de Twin Peaks. Que todavía se está emitiendo, así que haber si me pongo al día para cuando lo haga. Serie a la que con frecuencia se etiqueta como surrealista. Desde mi punto de vista lo es. Pero lo cierto es que hay mucha gente que a cualquier producto televisivo, cinematográfico o de cualquier tipo que sea “raro” lo califica de surrelista, y no siempre es así. Aunque no me considero un especialista, con algunos ejemplos televisivos voy a intentar explicar lo que entiendo yo por este concepto y otro parecidos.

El absurdo

Con frecuencia se tachan de surrealistas productos que simplemente están basados en el ridículo o en el absurdo. Situaciones o diálogos que se oponen a la razón o incurren en contradicciones flagrantes en el texto o en el concepto. Para mí, un genio del absurdo fue el humorista Gila. Bajo la forma de un monologuista típico de los que tanto se estilan en el mundo anglosajón, utilizaba el absurdo para la crítica social y política, incluso en tiempos en que esta estaba mal vista o incluso prohibida.

El dadá

El dadaísmo fue un movimiento rompedor, que pretendía cambiar la sociedad ignorando las normas del arte. Realizando lo que podríamos llamar antiarte. Surgió durante la Primera Guerra Mundial y se oponía al positivismo, a lo burgués y a todas sus manifestaciones culturales. Puede utilizar el absurdo, y siempre lleva implícito una crítica al sistema social y político. Pero lo que caracteriza a lo dadá es que rompe con los cánones y fórmulas establecidos. No sigue reglas y es irreverente con lo establecido. Para mí, unos artistas televisivos claramente dadás son los Monty Python, que rompieron fuertemente con las fórmulas tradicionales de hacer televisión, y luego cine, con el fin de hacer crítica social a través del humor. No todos sus espectáculos son dadás, pero muchos están influidos por este movimiento.

El surrealismo

El surrealismo surgió como movimiento cultural y artístico en los años 20 del siglo mundial, unos años después del dadaísmo, y está influido por el mismo. Pero tiene unos componentes ideológicos más profundos. Tiene una mayor influencia política, ya que muchos de sus adeptos iniciales se veían fuertemente atraídos por las ideas marxistas. Pero sobre todo se vio influido por las teorías psicoanalíticas de Sigmun Freud. La idea del subconsciente, la idea del simbolismo asociado a nuestros sueños o pensamientos oníricos, el manejo de lo que es un concepto, lo  que es un símbolo y lo que es la palabra que lo identifica, todo nos lleva a diversos tipos de creación artística, donde las artes con frecuencia se alían las unas con las otras para crear obras complejas. Frente al nihilismo asociado al dadaísmo, el surrealismo busca una creación de realidades nuevas, por encima de la realidad. “Sur realisme”. Desde luego, una de las obras audiovisuales más conocidas y de referencia en el movimiento surrealista es “Un Chien Andalou” de Luis Buñuel.

Considero en este ámbito, que la compleja simbología y la existencia de distintos niveles de realidad que existen en Twin Peaks, y en general en buena parte de la obra del director y creador David Lynch.

Como digo, no me considero un experto. Pero sí que soy consciente que con frecuencia se aplican calificativos a las obras de arte o culturales con demasiada alegría y sin ser conscientes de lo que realmente significan. Más que sentar cátedra, para lo que no estoy cualificado, sobre el tema, lo que he pretendido en este audiovisual entrada es introducir la curiosidad sobre el tema. Y si hay alguien que con sus comentarios considerar oportuno enmendar algún error que haya podido cometer, o mejorar los conceptos. Con lo que no me atrevo es con dar mi opinión sobre lo que es Kafkiano… ¿Lo frustrantemente absurdo? Ese concepto sí que es escurridizo. Adelante.

20160814-L2310204

Al haber insertado varios audiovisuales, menos fotos para hoy. Dos reproducciones de obras de Marcel Duchamp, uno de los principales impulsores del dadaismo, que pudimos contemplar hace poco más de un año en el Moderna Museet de Estocolmo; “La fuente” y “Placas de cristal rotatorias”.

[TV] Cosas de series – Verdad, verosimilitud, incredulidad; a propósito de “Game of Thrones”

Televisión

Hemos terminado de ver la séptima temporada de Game of Thrones. Sólo siete episodios, frente a los diez habituales, aunque con la duración en minutos sumada de ocho. En un principio, cuando anunciaron que la serie duraría hasta la octava temporada, pero con las dos últimas más cortas, asumí que se trataría de la estratagema que se ha dado en otras series de dividir en dos la última temporada para aumentar la expectación en torno a la misma. Pero parece que todavía no está rodada esa octava temporada,… que a saber lo que nos depara.

La cuestión es que esta séptima temporada ha sido la que más polémica ha deparado, por su desarrollo, con ventaja sobre el resto. De hecho, ha dividido al personal en dos. Los que han estado entusiasmados y los que se han sentido decepcionados, considerando que la serie ha perdido en sus compases finales su naturaleza, su ADN. Soy de estos últimos, y me explicaré.

tumblr_ojgf7hI9sV1r5mrsgo1_1280

 Castillo y torres medievales para ilustrar el universo de “Game of Thrones”. El castillo de Edimburgo (Escocia) en el encabezado y una torre de vigilancia en Hoz de la Vieja, Aragón (España), sobre estas líneas.

Aunque salpicada con episodios de acción y aventura, Game of Thrones ha sido una serie política y de desarrollo de caracteres. En general, el esquema general de cada temporada ha sido el de ocho episodios dedicados a hacer avanzar la trama y el desarrollo de caracteres, establecer los puntos de conflicto y de tensión, para en el noveno de la temporada ofrecernos un espectáculo con más o menos acción o tensión, dedicando el décimo al reagrupamiento de líneas argumentales y encarrilamiento de las futuras a desarrollar en temporadas sucesivas. Eventualmente se daba algún momento de acción para animar el cotarro, pero casi todo sucedía en los maravillosos diálogos, sin desperdicio alguno, que constituyen la columna vertebral de la historia.

En la séptima tempora no ha sido así. No ha habido construcción de tensión y caracteres, sino una locura de acumulación de momentos espectaculares acompañada por una inevitable aceleración de los tiempos internos, de la cronología propia de la acción, que ha incomodado a no pocos espectadores porque ha supuesto una ruptura de lo que era propio en el desarrollo argumental. El momento cumbre de este desconcierto ha sido el sexto episodio de la temporada, en el que la gestión de los tiempos ha sido tal, que incluso ha llenado las redes sociales de todo tipo de memes haciendo solfa sobre lo que sucedió en el mismo. Incluso poniendo en duda la verosimilitud de la historia, y al mismo tiempo dando lugar a encendidos debates sobre los limítes o ausencia de ellos en una serie de ficción fantástica. Me gustaría aclarar algunos términos antes de explicar mi opinión, con el fin de hablar todos el mismo idioma.

tumblr_oqwvawupcX1r5mrsgo1_1280.jpg

Castillo de Peracense, Aragón (España).

En la ficción, sea literaria, cinematográfica, televisiva o de las artes escénica, existe lo que llamamos suspensión voluntaria de la incredulidad. De una forma u otra, cuando nos acercamos con una actitud acogedora hacia la obra de ficción, aceptamos que en el universo que crea el escritor, siempre hay escritores incluso en los audiovisuales, hay una leyes que lo rigen que son o pueden ser distintas de las del universo real en el que vivimos. No existen los dragones que escupen fuego en el mundo real. No hay magos que resucitan al caer en un abismo envueltos en las llamas de un Balrog. No se puede viajar a la velocidad de la luz. No nos podemos teletransportar instantáneamente desde una nave espacial a la superficie de un planeta desconocido. Pero en el ámbito del universo de ficción al que accedemos, aceptamos que son posibles, los integramos en la historia y disfrutamos con las consecuencias de la existencia de esos elementos en tales universos.

tumblr_oqwvfyHsfL1r5mrsgo1_1280.jpg

Roca de Cashel, (Irlanda).

Establecida pues la suspensión voluntaria de la incredulidad, y sabiendo de antemano que estamos ante una ficción, nada de lo que sucede es verdad en sí mismo. El concepto de verdad como algo universal desaparece. Incluso en el mundo real nos vemos a veces en apuros para establecer lo que es verdad en los relatos históricos o biográficos, estando sometidos los hechos a interpretación de los testigos, que sufren engaños en sus sentidos, someten lo acontecido a la subjetividad provocada por su personal escala de valores, o directamente deciden ocultar o exagerar algunos hechos para arrimar el ascua a su sardina. Pero una vez establecidas las leyes por las que funciona un universo de ficción, sí que es importante el concepto de verosimilitud. Si has establecido el hecho de una comunicación a distancia mediante cuervos mensajeros, es fácil aceptar una raza de ellos más fuerte, rápida y resistente que los cuervos comunes que conocemos, por crianza y selección de ejemplares, y que recorran las grandes distancia en menor tiempo del previsible en el mundo real. Si has establecido que cualquier ser vivo muerto por uno de los caminantes blancos adquiere la naturaleza de estos, puedes aceptar lo que le pase a cualquier criatura en esas circunstancias,… incluso un dragón. Pero si has establecido que un ejército se desplaza caminado a través de un continente, o que los navíos que lo desplazan tienen el aspecto de los drakares vikingos o de las galeras mediterráneas, las guerra avanzan despacio, muuuuuuy despacio. Si quieres acelerar la acción y mantener la verosimilitud de la misma, de acuerdo al conjunto de reglas, por fantásticas que sean, de tu universo de ficción, tienes que exponer los hechos de forma clara. Y las elipsis tienen que ser perfectamente reconocibles y estar bien justificadas. Si esto no sucede, el trabajo de los guionistas es chapucero.

tumblr_oru6akwMBu1r5mrsgo1_1280.jpg

Castillo de Loarre, Aragón (España).

Se ha discutido mucho la verosimilitud de algunos pasajes de esta temporada, especialmente en el episodio sexto. No discuto esa verosimilitud. En algunos lugares, con pensamiento escéptico y crítico, incluso explican muy bien las condiciones en las que tales hechos son posibles dadas las leyes reinantes en el universo de Westeros. Pero si un porcentaje de tus espectadores se siente incómodo con el relato, si aquellos espectadores más exigentes que no se conforman con los fuegos de artificio propios de los blockbusters palomiteros y se acostumbrado a una forma de trabajar la historia y a unos niveles de calidad determinados en los guiones, tienen más ganas de hacer chistes sobre lo sucedido que de otra cosa,… algo ha fallado.

En mi opinión, los guiones y el relato de esta séptima temporada de Game of Thrones no ha estado a la altura de las circunstancias y se han acercado peligrosamente a esos productos cinematográficos a los que muchos se han acostumbrado en las dos últimas décadas. Productos sin coherencia interna, sin cuidado en el desarrollo de las historias, que basan su éxito en una espectacularidad muchas veces vacía de contenido. Lo espectacular por lo espectacular, sin más. Funciona a nivel de taquillas, aparentemente. Pero eso no quiere decir que sean buenos productos. Ni mucho menos.

tumblr_osvvmpi9sB1r5mrsgo1_1280.jpg

Uncastillo, Aragón (España).

Recuerdo un momento importante en Battlestar Galactica. Al final de la segunda temporada, los refugiados humanos encuentran un planeta habitable donde establecerse. Aparentemente, han dado esquinazo a los enemigos cylones, y pueden formar la colonia de Nueva Cáprica e iniciar una nueva sociedad planetaria. Pero en ese momento son atacados, derrotados e invadidos. Sólo las dos grandes naves que los han llevado hasta ahí consiguen escapar. Cuando empieza la tercera temporada, no se nos cuenta nada de lo que ha sucedido a continuación. Ha pasado mucho tiempo desde los acontecimientos del final de la temporada anterior. Los guionistas confian en que la inteligencia del espectador rellene los huecos que deja la enorme elipsis en el argumento. Luego ya irán soltando perlas de información que ayudarán a ello. Algo así he echado en falta en esta temporada de Game of Thrones. No necesitaba que me contaran todas la guerra en Westeros. La podíamos haber cogido ya muy avanzada, con los ejércitos cansados, con los dirigentes afectados por el desgaste… y encaminarnos directamente a lo esencial de la temporada. Todo ello contado correctamente. Hay muchas formas de hacer las cosas bien. Este es un ejemplo. Pero si cambias tus objetivos, si modificas tu forma de actuar… pues dejas descontentos. Generas el horrrrrrrrrendo deus ex machina del tío Benjen y equiparas al soso de Gendry al igualmente soso superhéroe de la capucha roja y el rayito amarillo.

Aunque da igual. Están batiendo récords de audiencia. Incluso con las filtraciones de los hackers. Pero no es debido a la calidad… es la “fast food” de la ficción audiovisual. El espectáculo vacuo. Por favor… den un cierre digno y de calidad a la serie. Y oye… que en una serie de televisión lo importante es el camino… que no es necesario cerrar perfectamente todas las tramas. O se puede dejar a la imaginación del espectador el cierre de algunas… Cosas.

tumblr_ouo5lzGv8p1r5mrsgo1_1280.jpg

Castillo de Sora en Castejón de Valdejasa, Aragón (España).

[Libros] Rashomon / Seppuku – el comisario Heigo Kobayashi

Literatura

Traigo hoy a estas páginas dos historietas que hace tiempo que compré, por lo menos en mayo, y que hasta estas semanas pasadas no había encontrado momento para leerlas. De tema japonés, son obra sin embargo del valenciano Victor Santos, que parte de relatos o leyendas de la literatura y la tradición del País del Sol Naciente, y las adapta con mayor o menor fidelidad al formato de relato gráfico. Que yo sepa de momento sólo está estas dos que comento hoy y que publica Norma Editorial, y no sé si habrá alguna más en el futuro. Ya adelanto que no me importaría.

Los dos volúmenes están agrupados bajo el epígrafe general “Un caso del comisario Heigo Kobayashi”, que sería el protagonista e hilo conductor de los mismos. Este sería un avispado policía de la época del Japón feudal, que investigaría crímenes o sucesos complejos, que pondrán a prueba sus habilidades, y que comprometerán incluso su situación y su seguridad. No es el único personaje común a los dos títulos. En ambos casos aparece también “la Dama”, una misteriosa mujer cortada por el patrón de la mujer fatal que arrastra a los hombres a su destino, y el ninja, en parte histórico, en parte legendario, Hattori Hanzō. Además de algún alguacil a las órdenes de Kobayashi.

Sanmon, Nanzen-ji - Kioto

Sanmon, la gran puerta de Nanzen-ji, templo budista en la antigua ciudad imperial de Kioto, donde están tomadas estas fotografías. Rashōmon también fue una gran puerta, de las que daban acceso a esta ciudad, pero que hoy en día ha desaparecido. Mon es la partícula de estas palabras que significa puerta. Sanmon es la “puerta de San”, o Rashōmon es la “puerta de Rashō”.

Rashōmon…

…adapta el relato corto En el bosque escrito por Ryūnosuke_Akutagawa y que tuve ocasión de leer hace ya un tiempo. Este relato corto, En el bosque, fue llevado al cine por el director Akira Kurosawa, también con el título de Rashōmon, aunque en realidad existe un relato corto de Akutagawa con ese título, pero que cuenta una historia distinta, aunque también se integra en el principio tanto de la película como de la historieta de Santos. Uno de los motivos por los que son celebrados tanto la película como el relato en el que se basa es porque trata un mismo hecho contado desde el punto de vista y la subjetividad de cada uno de los que han participado en él. En este caso, un samurai que muere asesinado, que habla a través de una médium, su mujer violada, que es “la Dama” de las historietas que nos ocupan hoy, el maleante que los asaltó y un leñador que pasaba por ahí.

20140923-_9230331.jpg

Seppuku,…

…nombre que recibe la forma de suicidio ritual que habitualmente conocemos en occidente como harakiri, es un relato gráfico que se configura en torno a la leyenda de los 47 rōnin o también conocido como incidente de Akō. Esta fue una historia de lealtad y venganza, en la que 47 antiguos samurais que perdieron a su señor que murió obligado a cometer seppuku como consecuencia de ser infmado por un magistrado, se vengan de este asesinándolo y decapitándolo. En la versión que nos ofrece Santos, la historia de estos 47 guerreros se cuenta colateralmente, puesto que trata de la investigación del asesinato y de lo que hay detrás del mismo. “La Dama”, en esta ocasión, es la mujer ultrajada en el relato anterior que se ha convertido en la viuda del magistrado asesinado y decapitado. También esta historia tiene varias adaptaciones más o menos fieles al original en cine, de las cuales yo he visto la de 2013 en vídeo.

Si lo que buscáis son historietas de aventuras pero con un punto de inteligencia y buen hacer tanto en los dibujos como en los guiones, estas son para vosotros. A mí me han gustado.

20140923-_9230359.jpg

[Cine] The Beguiled (2017)

Cine

The Beguiled (2017; 342017-2508)

Dos son las adaptaciones al cine que conozco de la novela de Thomas Cullinan del mismo título. En España, las dos adaptaciones reciben títulos diferentes, que suenan muy similares, pero que no significan ni mucho menos lo mismo. El caso es que tampoco es exactamente el mismo que en inglés. “La seducción” o “el seductor” no es lo mismo que la traducción en “el seducido” o “las seducidas”. Desgraciadamente no sé cuál es exactamente la traducción adecuada, ya que el adjetivo es invariable en género y número en el idioma inglés. Quizá por ello, sea más adecuado el título en castellano de la nueva versión de Sofia Coppola, ya que nos deja la duda sobre quién seduce a quién en esta historia de la guerra civil americana.

tumblr_nte4s2sSoL1r5mrsgo1_1280

En la sierra de Alcubierre, en el frente de Aragón, también se sufrieron las consecuencias de otra guerra civil, y también los civiles sufrieron las consecuencias de una contienda tan incivil.

Ambientada en Virginia en 1964, estamos ante las fases finales de la guerra civil, con el ejército de la Unión avanzando por el estado sureño en dirección a la capital Richmond. En el internado para señoritas de Martha Fansworth (Nicole Kidman), quedan unas pocas pupilas y una profesora, Edwina (Kirsten Dunst). Entre las chicas, una adolescente, Alicia (Elle Fanning), destaca entre ellas por sus deseos de salir al mundo. Y en estas están cuando la inquieta Amy (Oona Laurence) encuentra a un soldado de la Unión (Colin Farrell) herido en el bosque mientras recolecta setas y lo lleva para recibir cuidados en el internado. Y esto va a revolucionar las hormonas y la convivencia en el internado.

tumblr_o5j9dotjIv1r5mrsgo1_1280.jpg

Sé que he visto en alguna ocasión la versión de 1971, dirigida por Don Siegel y protagonizada por Clint Eastwood y Geraldine Page, pero sinceramente, aunque sabía aproximadamente de qué iba la cosa, no la recuerdo con detalle. Nos dicen que Coppola ha trasladado el punto de vista de la acción del soldado irlandés hacia las mujeres virginianas. Esto es así. Pocas veces nos quedamos a solas con él. Las más de las veces conocemos de él por lo que perciben las mujeres y niñas del internado. Coppola se preocupa también por crear un ambiente. Para ello se apoya especialmente en una fotografía de planos comprimidos, brumosa, con la sensación del calor húmedo en el verano sureño. La guerra aparece como algo presente, pero distante (se podían haber estirado un poco más en los efectos digitales a la hora de crear los humos de las batallas e incendios, flojos). Y el ambiente en el interior de la casa aparece como opresivo. Aunque sin llegar a los extremos de Kubrick, el trabajo del director de fotografía Philippe Le Sourd con iluminaciones realistas, con la iluminación de las velas tal y como debe verse y no como se ve habitualmente en el cine, unido a la textura de la película cinematográfica en la que está rodada, nos hace sentir la atmósfera cargada entre los  prsonajes. En general, estamos ante una obra que muestra una capacidad profesional por parte de la directora y del equipo de la misma. Todo ello unido al buen hacer del reparto. No vamos a descubrir ahora las capacidades de los miembros del mismo, siendo tal vez el protagonista masculino el más flojo, y más discutible como elección para el mismo, aunque cumple con su misión.

tumblr_ogxwbj5z6F1r5mrsgo1_1280.jpg

Sin embargo, en ningún momento sentimos que se aporte realmente nada sustancial a la historia. O a otras historias similares a esta. Dentro de la corrección general del filme, salimos de la sala de cine con el convencimiento de que pasado un tiempo nos olvidaremos de esta película, que no nos va a marcar ni positiva ni negativamente. Está bien mientras la ves, pero no deja poso. Quizá porque Coppola no acaba de dejar que estallen en toda su intensidad las emociones reprimidas que supones a las mujeres que constituyen este microcosmos opresivo, en el que entra el soldado como un cometa de luz y polvo dejando una estela que difícilmente podrá ser inocua. Eso, si no produce una destrucción cataclísmica. Pero al final… no sé. Sientes que es casi como si no hubiera pasado nada. No sé. Algo le falta a esta película.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

tumblr_ov8zrayn4d1r5mrsgo1_1280.jpg

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 20 al 27 de agosto de 2017 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Últimas recomendaciones del mes de agosto de este 2017 en una semana en la que la red, por la enorme influencia que tiene Estado Unidos en los contenidos de la misma, ha estado preocupado más por las fotos del eclipse total de sol que ha habido en aquel país que por otras cosas. Bien es cierto que durante el mes de agosto el nivel de novedades o propuestas que han surgido en cuestión de fotografía ha sido más flojo cuantitativamente hablando. Pero bueno… cosas hay. Y además me ha salido una recopilación muy japonesa. Debe ser que como en estas semanas estoy leyendo ficción procedente de ese país, estoy más receptivo. Bueno, todo eso en el enlace siguiente… quien no esté interesado os dejo las fotos acompañantes, realizadas este invierno pasado con la pequeña Olympus Pen EE3.

Origen: Recomendaciones semanales – del 20 al 27 de agosto de 2017 – Fotografía y otras artes visuales.

[Fotos] Saladas de Sástago – paisaje con película negativa en color

Fotografía

La semana pasada os hablaba de fotografiar paisaje con la película Fujifilm Superia XTra-400 en el castillo de Loarre. Hoy nos vamos a otra interesante localización aragonesa, en los límites de Los Monegros con la Ribera baja del Ebro. En el enlace, como de costumbre, comentarios técnicos.

Origen: Saladas de Sástago – paisaje con película negativa en color – Fotografía y otras artes visuales.












[Libro] El cielo es azul, la tierra blanca

Literatura

Después de la depresiva sociedad distópica del último libro que os presenté aquí, necestiaba una lectura en la que la relaciones entre sexos tuvieran un cariz muy distinto. Y a ser posible, alejarme de la agobiante cultura estadounidense, que bien sea en la ficción o en la realidad, últimamente está produciéndome una sensación de disgusto notable. Sigo sin entender cómo pueden pasar según que cosas en un país que presume de ser una de las democracias más consolidades sobre la faz de la Tierra, pero que constantemente está mostrando a través de sus costuras las miserias que arrastra.

La sociedad nipona no es precisamente la más demócrata e igualitaria tampoco de entre el concurso de las naciones. Pero por lo menos tiene la disculpa de los desenfrenados cambios que ha sufrido el país en los últimos 150 años para transformarlo de una sociedad feudal a una de las más avanzadas tecnológicamente. En cualquier caso, una sociedad con muchas contradicciones, pero que en el terreno de la cultura y de la creatividad nos sorprende gratamente en muchas ocasiones.

tumblr_nct3i6njNL1r5mrsgo1_1280

Muestrario de mujeres y escolares nipones para una novela en la que oscilamos entre el maestro y su antigua alumna, a veces la mujer que es, otra veces la adolescente que fue.

Cuando estaba terminando el libro anterior, y aunque tengo varios en reserva, me entró la curiosidad sobre determinado título de la literatura japonesa que he visto recomendado en numerosas ocasiones. El caso es que mirando sobre el mismo, es que el que estoy leyendo ahora mismo, y del que hablaré dentro de una o dos semanas, me encontré con las obras de Hiromi Kawakami, escritora japonesa contemporánea muy popular en su país, y que se ha ido haciendo un hueco en las librerías de muchos países occidentales. La novela que nos ocupa hoy es una de las más leídas. Y muchos la consideran una referencia en las novelas sobre relaciones entre hombres y mujeres, entre otras cosas porque se sale mucho de los caminos mil veces trillados.

Es esta novela una obra poco extensa. Se lee enseguida. Aunque yo recomiendo hacer pausas en determinados momentos de la narración y dejar reposar lo leído. El lector suficiente avispado identificará con facilidad los momentos para realizar esas pausas. Nos traslada a un momento indeterminado del Japón contemporáneo, la novela se publicó en 2001, en el que una mujer de treintaimuchos, que lleva una vida solitaria, coincide en una taberna cerca de la estación de tren próxima a su casa con un quien fue su profesor de lengua japonesa en el instituto. Un señor ya jubilado, de 70 o 70 y pocos años, que también acude con frecuencia a beber sake y comer algo a la misma taberna. Y ahí comienza una relación entre ambos solitarios, al principio de carácter indefinible, pero que desembocará en una hermosa y melancólica historia de amor, descrita con una extraordinaria delicadeza.

tumblr_nhofc6SazH1r5mrsgo1_1280.jpg

Aunque descrita habitualmente como novela romántica, y siendo la relación entre ambos protagonistas el eje alrededor del que gira el relato, en realidad es un muy profunda reflexión sobre la soledad de las personas en una sociedad urbana contemporánea. No sólo de ellos, sino también de otras personas que eventualmente se pueden entrecruzar con ellos. De cómo las personas les salen al paso, pero sólo aquellos que realmente pueden aportar algo pueden conseguir que rompan el círculo vicioso de la soledad. Contado desde el punto de vista de Tsukiko, la mujer protagonista, una mujer a la vez dura y muy vulnerable, cuyo estilo de vida se ve marcado negativamente por esa soledad en la que está sumida, siempre tenemos más claro su punto de vista que lo que piensa y siente el “sensei”, siempre misterioso, aunque poco a poco también vamos descubriendo, al ritmo de Tsukiko, el origen de esos misterios.

Estamos ante un libro que me parece muy recomendable. Quizá no en tan altas cimas de la literatura como en algún sitio he leído, pero sí a un buen nivel. Es cierto que como mucha narrativa oriental, es una novela no orientada a la acción sino a los sentimientos y percepciones de sus personajes, lo cual puede chocar con los gustos de muchos lectores occidentales. Pero se lee bien. Criticar las políticas de “traducción” de títulos de muchas editoriales. El título original de la novela Sensei no kaban (センセイの鞄), que se traduciría literalmente como “el maletín del maestro”, me parece razonablemente adecuado y no entiendo por qué han optado por dar a la traducción al castellano como título un verso de uno de los haikus que aparecen en el texto. Pero bueno… sería para hablar y no terminar. Como remate, simplemente recordar lo que me dijo alguien hace muchos años… las mejores historias de amor nunca tienen un final féliz, siempre, por necesidad, tienen un final triste. Y así es.

tumblr_ntfwx5Q2BN1r5mrsgo1_1280.jpg

[Fotos] Paisaje en infrarrojo (y no infrarrojo) con Rollei Retro 80S

Fotografía

En los últimos meses he dedicado un cierto tiempo y esfuerzo a mejorar mi técnica de fotografía en blanco y negro en el espectro del infrarrojo, practicando fundamentalmente el paisaje con película pancromática con sensibilidad extendida al infrarrojo cercano, la Rollei Superpan 200 Pro. Habiéndome quedado sin existencias y preparándome a pedir un nuevo stock de rollos de formato 120, comprobé la existencia de la Rollei Retro 80S, una película con una sensibilidad nominal de ISO 80/20º, que se anuncia como de grano fino o muy fino, y con un espectro de sensibilidad también pancromática extendida al infrarrojo cercano, hasta los 750 nm. Decidí encargar un par de rollos para probarla. A continuación, las fotos, sin y con filtro infrarrojo. En el enlace, los detalles técnicos.

Origen: Paisaje en infrarrojo con Rollei Retro 80S – Fotografía y otras artes visuales.

[TV] Cosas de series; convivir entre tres, convivir entre seis…

Televisión

En este martes que voy a dedicar a la ficción serializada para la pequeña pantalla, me encuentro todavía digiriendo las chapuzas que los guionistas de Westeros nos están ofreciendo en esta acelerada temporada 7.1 de la más épica lucha por el poder que en la televisión ha sido. A duras penas la espectacularidad de algunos momentos me hace olvidar o perdonar la utilización de recursos argumentales tan cobardes o simplones como algún deus ex machina que haría palidecer cualquier llegada imprevista e impredecible del 7º de Caballería en las escenas finales del más cutre de los westerns de hace cincuenta o sesenta años. Pero las series que me ocupan hoy tienen un tono muy distinto.

tumblr_o5mwcgfiWq1r5mrsgo1_1280

Unas cuantas escenas cotidianas japonesas para ilustrar la entrada televisiva de hoy.

En primer lugar, dar un repaso aunque sea breve a la segunda temporada de You Me Her,  comedia dramática, o drama cómico, que plantea la situación de un matrimonio convencional de clase media norteamericana cercano a los cuarenta años que se enamora, ambos consortes, de un joven universitaria de veintipocos. En esta segunda temporada, la trama ha jugado con la aceptación por parte del resto de la sociedad de una relación poliamorosa, con los potenciales desequilibrios en la relación, si una relación a dos difícilmente es simétrica no digamos a tres, y con los relojes biológicos que impulsa a las personas a tomar determinadas decisiones relacionadas con la perpetuación de la especia y los apellidos. La serie no es quizá lo más fino que se puede encontrar en este tipo de temas en la televisión contemporánea, pero se deja ver.

tumblr_ocbv0yD2we1r5mrsgo1_1280.jpg

Mucho más intrigante es la miniserie japonesa, doy por hecho de que es una serie de una sola temporada, 1000000 yen no onnatachi [100万円の女たち] (Mujeres de un millón de yenes). Un escritor con muy poco éxito de treintaipocos años lleva viviendo en su amplio domicilio en Tokio desde hace seis meses con cinco mujeres jóvenes, entre los 17 y los 30 años, que recibieron un invitación en su momento de un desconocido para ser inquilinas del escritor por una cantidad de un millón de yenes al mes. Con una serie de condiciones, que mantienen el misterio sobre cómo han llegado a esta situación, y sobre el origen de estas cinco mujeres, que evidentemente gozan de una excelente situación económica, y tienen distintos niveles de excentricidad personal. Desde la misteriosa mujer de misteriosos negocios que se pasea desnuda por la casa, a la adolescente huérfana, todavía en el instituto. Y todas ellas trabajarán en su momento para conseguir el éxito del escritor, que está condicionado en su vida y su trabajo por ser el hijo de un condenado a muerte que acabó con la vida de su mujer, el amante de esta y un policía en un delirio homicida.

He de reconocer que últimamente he podido ver varias series niponas, muy diversas unas de otras, y muchas de ellas casi inclasificables. Es cierto que esta que nos ocupa hoy evoluciona de formas más convencionales de lo que parecía indicar su surrealista comienzo. Pero mantiene un adecuado nivel de intriga, al mismo tiempo que una notable reflexión sobre la soledad, sobre los remordimientos, sobre el éxito y sobre las relaciones entre personas de distinto sexo. Está bastante bien interpretada y… todas las chicas son monísimas. Qué más vas a pedir.

tumblr_okcipqTpUm1r5mrsgo1_1280.jpg

[Cine] Valerian and the City of a Thousand Planets (2017)

Cine

Valerian and the City of a Thousand Planets (2017; 332017-1808)

Hace unas semanas, previendo este estreno, hice una entrada comentando las historietas de Valérian y Laureline. Allí exponía los trazos generales de las aventuras de los agentes espacio-temporales de origen francés. Pero me he dado cuenta ahora de que no contaba porqué yo les tengo tanto cariño a estos dos personajes… y antes de seguir adelante, lo quiero comentar un poco.

Las aventuras de Valérian y Laureline fueron las primeras historietas, y los primeros libros en general, que yo leí en mi vida en su idioma original, distinto del castellano. Tendría yo unos catorce o quince años, e hice amistad con un chico que tenía un primo cuya madre era francesa. Y él mismo, bilingüe. Y tenía buena parte de la colección de álbumes de las aventuras de estos dos héroes de historieta. En idioma original, porque he de confesar que hasta recientemente no las había visto publicadas en idioma castellano. Que no quiere decir que no existiesen, no lo sé, simplemente que no gozaron de la popularidad de otros héroes de historieta franceses en nuestro país. El caso es que aquel chico, de cuya vida no sé desde hace décadas, lo he buscado en redes sociales y no lo encuentro… me dejaba sus álbumes y yo los leía. Eran los típicos álbumes similares a los de Astérix, con aventuras que duraban 46 páginas de buen tamaño y tapas duras.

20030903-Roque-Gageac (14)

Por muy mona que sea la modelo pijita londinense esta que encarna a Laureline en la película, yo sigo prefiriendo a la vivaz moza medieval francesa de los tebeos. Por ello, volveré a los bastiones y castillos del Perigord, que me recuerdan a ella.

No recuerdo si las aventuras que han inspirado la película de Luc Besson estaban entre las que leí. En cualquier caso, las releí recientemente en formato electrónico. Según nos cuentan, la película se basa en dos de los álbumes, L’Empire des mille planètes y L’Ambassadeur des Ombres. En realidad es una adaptación libre de esta última. De la primera, que curiosamente inspira el título de la película, sólo obtiene la idea de un gran mercado variopinto.

Como ya dije en su momento, miedo me daba lo que Besson hiciese con estos héroes a los que cogí tanto cariño en mi adolescencia, en la que me “enamoré” perdidamente de la intrépida Laureline. Quién no. El caso es que Besson es un director que tiene alguna película muy notable y un montón de “quiero y no puedo” o “quiero y no sé” en su filmografía. Las características de esta adaptación la hacían candidata a cualquiera de estas dos últimas categorías. He de decir que cuando salimos del cine el viernes, teníamos la sensación de habernos entretenido, que no es poco. Pero también de que conforme pasase el tiempo, ibamos a ver la película con otros ojos. No necesariamente los más positivos.

Para empezar, el título. Valérian. Ya nos decía algo. En el planteamiento del filme, Laureline iba a tener un papel un escalón por debajo del macho. Y si por algo se caracteriza la serie de historietas es por la reivindicación que hace de la mujer a través de nuestra heroína, que en las historietas procede de algún lugar de la Francia del siglo XI, mientras que en la película parece que ha estudiado en alguna universidad “contemporánea” (respecto a la cronología interna de la historia, claro). Los papeles en las historietas están muy bien definido. Valérian es el héroe fuerte y valiente. Pero con frecuencia mete la pata y es Laureline quien tiene que resolver la situación. Es una mujer valiente pero no temeraria, inteligente, que intenta resolver los problemas evitando la violencia y que, lejos del papel de “damisela en apuros” que parece el típico en las aventuras de toda la vida, es quien acaba rescatando al “héroe en apuros”. De hecho, en el álbum en el que se inspira la película es la protagonista casi absoluta, pudiéndose considerar como una aventura de Laureline en la que el destino de Valérian es el mcguffin que mueve a la heroína a la acción. En un momento en el que cada vez hay más intentos de presentar heroínas con personalidad propia en un terreno tradicionalmente masculino como es el cine de aventuras, era la oportunidad para aprovechar un material de partida que, con muchas décadas de adelanto, ya se había situado en ese punto. Pues no… Al fin la historia la reselve el héroe y a tiros. Decepcionante. Deprimente.

20030826-Domme (9).jpg

El segundo punto que marca la película es la historia en sí misma. El guion está descuidado. Parece que está hecho de retales. La aventura original es un exploración y una búsqueda a través de un mundo diverso, pero coherente. La película parece una acumulación de situaciones para permitir a los héroes desenvolverse en la acción, pero con poca coherencia entre ellas. Como si se tratase de un muestrario de capacidades para mostrar que Besson y su equipo son capaces de fabricar prodigios técnicos. El caso es que, por meritorio que pueda ser el mundo creado por los responsables del film, tienes la sensación de que recorren mundos ya trillados.

Y el tercer punto que quiero comentar es quizá uno de los más importantes; el reparto. Desde mi punto de vista, la pareja protagonista, Valérian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne), son un error de marca mayor. Sí. Son muy monos. Alegran la vista a los espectadores de ambos sexos. Son modernitos. Pero presentan unas limitaciones considerables a la hora de la interpretación. Hay momentos que chirrían notablemente. Y Delevingne confunde con frecuencia el plató de rodaje con la pasarela de los desfiles de modelos, lugar en el que su forma de caminar tendrá sentido, pero no cuando estas a punto de ser el primer plato de una suculenta cena. Un reparto de secundarios con cierto nombre no consigue salvar la papeleta.

Como he dicho, la sensación inmediata que produce la película es de entretenimiento. Y para aquellos espectadores menos exigentes, ya les valdrá. Pero quien tenga un poco de conocimiento y cultura de lo que es el cine de aventuras, o la ficción de aventuras en general, en seguida apreciará que las costuras de este largometraje están apenas hilvanadas y que se deshacen en la falta de sustancia con poco esfuerzo. No es una absoluta catástrofe como algunos la pintan, pero para las pretensiones que tenía, Besson hablaba ya de una trilogía, es un producto fallido.

Nota: Las aventuras de Valérian y Laureline NO copian a Star Wars… son anteriores en el tiempo. Son los diseños de Star Wars los que están inspirados cuando no copian con descaro pero de forma inconfesa a los de las aventuras de Valérian y Laureline.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: **
  • Valoración subjetiva: **/***

20030827-Castelnaud (3).jpg

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 13 al 20 de agosto de 2017 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

A poco más de un día de que nos empecemos a hartar de ver fotos de un eclipse de sol, que nos van a inundar hasta más allá de lo que queremos imaginar, y un día después del denominado Día Internacional de la Fotografía que, sinceramente, ha pasado más bien desapercibido, vengo aquí con mis recomendaciones semanales, diversas y más abundantes de lo que yo pensaba, y marcadas de entrada por una visita que hemos hecho esta mañana mismo al Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) “Pablo Serrano”. Un centro que parecía que iba a significar el embrión de un museo de arte moderno en Zaragoza, pero que la contracción económica y financiera han dejado en un quiero y no puedo enmarcado en un edificio que despierta sensaciones muy ambivalentes en cuanto a su diseño exterior. El interior es estupendo.

Origen: Recomendaciones semanales – del 13 al 20 de agosto de 2017 – Fotografía y otras artes visuales.

[Fotos] Castillo de Loarre – paisaje con película negativa en color

Fotografía

Hace unas poquitas semanas, en mis recomendaciones semanales del domingo, mostraba algunas fotografías instantáneas realizadas con la Polaroid Imagen System SE y película Impossible Project en blanco y negro en el castillo de Loarre. Fue una visita improvisada al lugar, a la caída de la tarde, con unos amigos que venían de fuera de España. Me llevé algunas cámaras, claro. La ya mencionada Polaroid, un cámara digital, que no pude usar porque olvidé la tarjeta, y la veterana pero fiable Pentax MX. Que sí llevaba película. Si queréis conocer los detalles técnicos, seguid el enlace. Para los demás, os dejo unas cuantas fotos.

Origen: Castillo de Loarre – paisaje con película negativa en color – Fotografía y otras artes visuales.