20161009-l2310734

[Libro] Almóndigas del espacio

Literatura

Sí. Almóndigas. Supongo que han decidido traducir “dumplin” por “almóndiga” en lugar de “albóndiga”, porque la forma inglesa correcta en inglés es “dumpling”, con “g”. Pero el título original de esta entretenida historieta de Craig Thompson es “Space Dumplins”. Sin la “g”. De vez en cuando, oigo eso de que “en el diccionario de la RAE aparece la voz ‘”almóndiga'”, y que es tan válida como “albóndiga”. A ver… se recoge como voz en desuso o como vulgarismo. Por otro lado, un “dumplin” puede ser más parecido a un “tortellone” que a una albóndiga o bola de carne… pero hay muchas variantes de “dumplins” como para meterse en ese fregado. Por ejemplo, cuando comimos en Hong Kong los típicos “wantán” de gambas se parecían a albóndigas cubiertas con un saquito que recordaba a algunas formas de pasta rellena italiana… pero mucho más grande. Tuvimos que atinar con la forma adecuada de comerlas usando los palillos y la cuchara… Pero estoy divagando. La cosa no va de comida sino del espacio.

20161005-L2310552.jpg

Si ha todo esta disgresión sobre los dumplings y los wantán, se añade el follón del universo de Thompson,… me viene a la memoria el bullicio, los olores y colores de Hong Kong hace unos meses, y allí nos vamos. Prometo que en cuanto pueda me voy a hacer unas fotos al cinturón de asteroides.

Y es que estamos ante una gran aventura espacial, que como digo ha salido de la cabeza y arte de Thompson, con los colores de Dave Stewart, y la traducción al castellano de Gonzalo Quesada para Astiberri. Una “space opera” en un universo que es tan sorprendentemente extraño como extrañamente familiar. Un lugar donde hay desigualdades sociales, discriminación por sexo, raza o especie, donde hay privilegios en función del nacimiento, o donde un desliz en los antecedentes policiales de un hombre puede condicionar el futuro bienestar de una familiar para siempre. Esto suena, ¿verdad? También hay desastres ecológicos, corrupción política y económica,… Pues no es muy extraño ¿o sí?… Pues sí. Porque se vive en los asteroides, se viaja en naves o triciclos espaciales, y hay enormes ballenas que vagan por el éter alimentándose de planetas. Y en este universo, una pequeña, Violet, junto con un pequeño grupo de héroes imposibles, tendrá que encontrar a su padre, reunir a su familia, e intentar llevar juntos una vida razonablemente feliz.

20161007-_A070561.jpg

Dibujos llenos de color, con un abigarramiento que resulta agradable a la vista, alegre, sin que ello recorte el tono de cada momento, que puede ser de suspense, de alegría, de cachondeo, de nostalgia, de drama, de miedo… o de lo que sea.

En general, una aventura que es tremendamente entretenida y que nos hará deleitarnos con esta odisea espacial para niños, pero con temas de fondo muy adultos. Y universales. Y todo con un regusto muy ochentero… que parece que está de moda.

20161008-L2310655.jpg

 

20160627-_1040865

[Cine] Rogue One: A story of Star Wars (2016)

Cine

Rogue One: A Story of Star Wars (2016; 652016-1512)

La toma de las riendas de la factoría Disney sobre Lucasfilms Ltd y sobre la franquicia Star Wars se hizo especialmente notoria cuando anunciaron que, fuera de las películas de la serie principal, iba a ver películas derivadas de la misma, con protagonistas diferentes y autoconclusivas. Y esta que tenemos con nosotros es la primera de ella. Primera cosa que dijo mi sobrino de siete años cuando la vio…

Pues esta tendría que ser la primera película y no el Episodio IV.

20160627-_1040859.jpg

“Rogue One” empieza en el planeta Lah’mu, donde la familia Erso vive escondida como granjeros, escondiéndose del Imperio Galáctico… un planeta que se parece mucho al sur de Islandia, en los alrededores de Vik y Myrdal.

Efectivamente… La trama de esta película, dirigida por el británico Gareth Edwards, está perfectamente integrada en la serie principal. ¿Cuál es esa trama? Copio literalmente, en inglés,…

It is a period of civil war. Rebel spaceships, striking from a hidden base, have won their first victory against the evil Galactic Empire.

During the battle, Rebel spies managed to steal secret plans to the Empire’s ultimate weapon, the DEATH STAR, an armored space station with enough power to destroy an entire planet.

Pursued by the Empire’s sinister agents, Princess Leia races home aboard her starship, custodian of the stolen plans that can save her people and restore freedom to the galaxy…

Traduzco al castellano por si alguien no entiende, no le suena, no lo reconoce… Uso la traducción usada en España. En Centro y Sudamérica parece que fue distinta aunque similar…

Nos encontramos en un periodo de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, atacando desde una base oculta, han logrado su primera victoria contra el malvado Imperio Galáctico.

Durante la batalla, los espías rebeldes han conseguido apoderarse de los planos secretos del arma total y definitiva del Imperio, la ESTRELLA DE LA MUERTE, una estación espacial acorazada, llevando en sí potencia suficiente para destruir a un planeta entero.

Perseguida por los siniestros agentes del Imperio, la Princesa Leia vuela hacia su patria, a bordo de su nave espacial, llevando consigo los planos robados, que pueden salvar a su pueblo y devolver la libertad a la galaxia…

20160627-_6270759.jpg

Sí, los fans de la serie habrán reconocido de inmediato el texto inicial de la película Star Wars (La guerra de las galaxias), más tarde rebautizado con las historias esas del episodio IV y la nueva esperanza… Pero es que es eso exactamente lo que nos cuenta la película. Por lo menos en su parte más interesante, el ataque sorpresa de un comando rebelde, posteriormente ayudado por una parte de la flota espacial de guerra rebelde, a la base imperial de Scarif, donde se encuentran los archivos espaciales con, entre otras cosas, los planos de la Estrella de la Muerte que fueron robados y que constituyen el macguffin de la película original de la saga. Argumentalmente, ambas películas son continuación inmediata una de la otra.

Y hasta aquí lo bueno. La magníficamente planteada batalla entre ambos bandos, que recuerda a algún episodio histórico en el que una escaramuza acaba convirtiéndose en una batalla de consecuencias decisivas. Como la historia de lo que pasó después, aun a riesgo de que parezca un espoiler, podemos adelantar que la batalla fue de resultado incierto desde el punto de vista táctico, pero una victoria rebelde desde el punto de vista estratégico.

20160627-_6270763.jpg

El problema de esta película ha venido señalado en varios medios con los que coincido en gran medida. Para llegar a ese punto nos cuenta una historia previa sobre los componentes del comando que inicia la confrontación en Scarif, que intenta explicarnos quienes son y cuales son sus motivaciones. Y sirven de excusa para inventarse unos cuantos mundos nuevos y montar unas cuantas trifulcas. Y para encajar un montón de guiños hacia el colectivo de fans más acérrimos, que pueden ser más o menos divertidos, pero que en realidad resultan superfluos.

La historia personal más importante es la de la joven Jyn Erso (Felicity Jones) hija del ingeniero jefe que de modo forzado colabora en la gestación de la estrella de la muerte, Galen Erso (Mads Mikkelsen). Juanto a ella, un capitán del servicio de inteligencia rebelde, Cassian Andor (Diego Luna), uno de los personajes más pobremente desarrollados de la historia, un par de aventureros que recogen por el camino y que podrían haber dado más de sí, Chirrut îmwe (Donnie Yen) y Baze Malbus (Wen Jiang), un piloto renegado imperial, Bodhi Rook (Riz Ahmed), y un robot relativamente cachondo, K-2SO (con la voz de Alan Tudyk). También pasa por ahí con más pena que gloria un lider extremista rebelde Saw Gerrera (Forest Whitaker). Como digo… este grupo diverso (actores británicos, daneses, chinos, de origen indio, mejicanos,…) va siendo presentado en una serie de escenas de acción más o menos conseguidas, pero que resultan poco cohesionadas, con poco ritmo. Mientras, conocemos también al antagonista, el director Krennic (Ben Mendelsohn), alto cargo militar del imperio responsable de la construcción del arma definitiva.

20160627-_6270789.jpg

Esta película vive de un subgénero clásico en la historia del cine; las películas de comandos. Los comandos fueron un invento inglés de la Segunda Guerra Mundial. Con el continente invadido por los alemanes, crearon una serie de fuerzas de intervención rápida, de reducido tamaño, que afrontaban objetivos de sabotaje, recogida de información, ayuda a los movimientos de resistencia, con mayor o menor éxito. Esto dio lugar a una serie de película del género bélico que tiraban de este tipo de acciones militares. Y que estaban todas cortadas por un mismo patrón. La presentación de los personajes, que con frecuencia eran tipos duros, patibularios en ocasiones, marginales dentro de la sociedad y del ejército. Después venía el entrenamiento en el que surgen las disputas personales, pero se crea también la cohesión del grupo. Se produce la misión principal, precedida o no de alguna de prueba, donde el número de bajas es alto, y culmina con un mayor o menor despliegue de pirotecnia, o metidos en una batalla de mayor proporciones. Ver películas como The Guns of Navarone (Los cañones de Navarone), The Dirty Dozen (Doce del patíbulo), The Heroes of Telemark (Los héroes de Telemark), por mencionar algunas, y sin pretender ser exhaustivo ni nada.  Y el grupo “Rogue One” es descendiente directo de estos comandos. Pero sin haberse aprendido las claves para una presentación rápida y efectiva de los personajes.

Tenemos por lo tanto una película con dos parte muy definidas, una poco conseguida y otra de buen nivel, que es la que hace que salgas del cine con buen sabor de boca. La película tiene problemas de reparto. Diego Luna no da la talla. Whitaker es prescindible, y otros personajes/intérpretes están desperdiciados en su potencial. Felicity Jones hace un trabajo meritorio en hacer creible a su personaje, pero este tiene también defectos en su concepción, en sus motivaciones y en su evolución. Todos estos síntomas son indicativos de un guion, firmado nada menos que a cuatro manos, que tiene lagunas notables. Anecdótica me parece en estos momentos la presencia de Darth Vader (con la voz original de James Earl Jones), que se limita a un par de presencias de las cuales sólo una tiene real interés más allá de satisfacer las ansiedades de los fans más acérrimos. Y también el hecho de que haya personajes virtuales generados por ordenador. También son guiños al fan, se puede en algún caso considerar un homenaje al original, por supuesto son alardes tecnológicos que aportan poco realmente, y son superfluos.

20160627-_6270818.jpg

Sabor agridulce el que nos deja este filme. Con la ventaja, que le sirve para conseguir el aprobado, de que el “dulce”, lo bueno, llega al final y tapa las deficiencias de concepción de la película. Sales del cine con la sensación de haberte entretenido, de que la película encaja dentro del universo Star Wars, y de que por lo menos han tenido el detalle de dar un final digno al comando “Rogue One”, que si bien miembro por miembro nos ha dejado un poco fríos, como conjunto nos ofrecen un magnífico espectáculo fílmico. Y así es como lo he visto. Por dos veces. En versión original, con los amigos, y en versión doblada con mi familia, peque incluido. Ahora a esperar el episodio VIII para dentro de un año, y el arriesgo movimiento de dedicar una película al carismático personaje de Han Solo sin el actor que le dio vida hasta el momento.

Nota: La presencia de Mon Mothma (en la película actual Genevieve O’Reilly) al frente de los rebeldes ha despitado haciendo que haya gente que se pregunta si “Rogue One” eran los espías bothan o dónde están estos… Confusión. En la trilogía original, Mon Mothma aparece sólo en el Episodio 6, y los espías bothan que mueren lo hacen para conseguir los datos de la segunda Estrella de la Muerte. En el Episodio IV, el lider de los rebeldes es el general Dodonna, un tipo de pelo tupido blanco y barba igualmente blanca, que aunque aparece en esta película actual, prácticamente no tiene papel. Mon Mothma ni estaba ni se le esperaba en 1977.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

20160627-_6270838.jpg

20161111-imgp2413

[Libros] Saga volumen 6 y Paper Girls 1-4

Literatura

En tanto en cuanto consigo terminar una novela en francés en la que me metí hace unas semanas y cuyo segundo acto se me ha atragantado un poco, ahora ya voy en el tercero y parece que voy camino de finalizara, voy trayendo cada semana algunas otras lecturas que pueden ser interesantes.

20161111-imgp2399

Para ilustrar una entrada “futurista” algunas de las obras arquitectónicas o de ingeniería más “futuristas” de la ciudad de Zaragoza, las que podemos encontrar en el entorno de la Expo, la que fue exposición internacional de 2008.

En esta ocasión nos vamos a las historietas que tienen a Brian K. Vaughan como guionista, como escritor. Y empezamos con la última entrega que ha sido traducida al castellano y publicada en España de Saga, la epopeya espacial que sigue las aventuras de dos soldados de dos ejércitos enfrentados, que se enamoran contra todo pronóstico, tienen una hija y comienza una odisea a través de la galaxia que nos lleva a vivir una serie de aventuras absolutamente apasionantes. Las virtudes de esta “space opera” con los textos de Vaughn y los estupendos dibujos de Fiona Staples ya las he comentado al menos en dos ocasiones. Cuando me puse al día leyendo los primeros cuatro volúmenes, y cuando hace un año apareció el quinto. Desde luego, el efecto que produce no puede ser equiparable al que supuso cuando me “merendé” de un tirón los primeros cuatro volúmenes, auténtica revelación ante esta aventura para adultos que no renuncia a la fantasía, a los sentimientos, a la aventura e incluso a la crítica social y política. El principal problemas con esta serie es la espera impaciente a que salga cada otoño el siguiente volumen de la “saga”.

20161111-imgp2419

Pero hace un mes aproximadamente, en mi visita mensual a la Placica Vintage en la calle de las Armas de Zaragoza, entré en una de las librerías del entorno y me encontré con los tres primeros cuadernos de una nueva aventura firmada por Vaugh. En esta ocasión con Cliff Chiang como dibujante. Se trata de Paper Girls, y tiene un tono más juvenil. De hecho, parece formar parte de la tendencia a recuperar la moda ochentera de historias de aventuras con pandillas juveniles como protagonistas. Igual que Strange Things fue un éxito reciente en televisión, aquí recuperamos a una pandilla, de chicas, que se ganan unos dólares madrugando cada mañana para repartir el periódico en las urbanizaciones en las que viven. Algo muy americano. Las cuatro chicas protagonistas se van a enfrentar a una extraña invasión de seres que parecen proceder o bien de otros mundos, quizá de otros tiempos… Viaje en el tiempo, paradojas, y muchas aventuras. En lugar de ser publicada en álbumes anuales recopilando todas las historietas que constituyen un arco argumental, como en el caso de Saga, Planeta Cómic, la misma editorial, ha optado por el cuadernillo grapado de aparición mensual. Que te meriendas en un ratito. Lo cierto es que son muy divertidos y supone casi el placer de recuperar la diversión infantil o juvenil de leerte el tebeo del mes, pero con una aventura de calidad. Yo me lo paso pipa. Aunque como digo está menos orientada al público adulto que la anterior. Pero quien soy yo para actuar bajo estúpidos prejuicios.

20161111-imgp2428

tumblr_o00ecdBxU61r5mrsgo1_1280

[Libro] Antares

Literatura

Un tiempo antes de las fiestas navideñas se abrió al público una nueva tienda dedicada a la historieta o el cómic no lejos de mi casa. O al menos, no lejos en términos relativos. Me pasé por allí los días que tuve fiesta en Navidad y decidí llevarme esta aventura que parecía que traía sabor a space opera.

Antares
Guion y dibujos, LEO (Luiz Eduardo de Oliveira)
ECC Ediciones, 2015

No tengo fotos de planetas extrasolares, pero sí de París, donde se inicia esta aventura... más o menos.

No tengo fotos de planetas extrasolares, pero sí de París, donde se inicia esta aventura… más o menos.

La acción se sitúa en un futuro relativamente próximo, en el que la Tierra sufre las consecuencias de la superpoblación y las catástrofes ecológicas. Hasta aquí no es muy original. Se han iniciado unas pequeñas e incipientes colonias en algunos planetas extrasolares y una empresa, detrás de la cual hay una secta religiosa fundamentalista, quiere iniciar la colonización del planeta Antares-4. Para ello, contratará a la protagonista de la aventura, Kim Keller, y a algunos de sus amigos, que inevitablemente entrarán en colisión con los fanáticos religiosos por un lado, con la peligrosa ecología del planeta a colonizar por otro, y con una misteriosa presencia, probablemente de origen alienígena, que causa unos fenómenos inquietantes en el lugar.

Cuando fui a comprar el libro, ya me di cuenta que era la tercera serie de una saga que incluía dos más, todas ellas con la misma protagonista. Me aseguraron que eran historias independientes y que se podían leer por separado sin problemas. Así es… hasta cierto punto. Creo que en algún momento me hubiera venido bien el conocimiento de lo que pasó en las historias anteriores, que condiciona alguno de los acontecimientos narrados en esta aventura.

Un París que se ha vuelto prácticamente invivible e irrespirable... en el que es difícil pasear por sus bellos parques.

Un París que se ha vuelto prácticamente invivible e irrespirable… en el que es difícil pasear por sus bellos parques.

La aventura es relativamente interesante, pero no me parece que aporte gran cosa de novedad a otras historias, escritas, filmadas o dibujadas, sobre colonización de mundos extrasolares. Desde el tópico de la Tierra cada vez más invivible, hasta el de las empresas con intereses ocultos, al de las ecologías misteriosas, que tiene raíces muy antiguas en las historias de aventuras. Siempre tengo la sensación de que muchas de estas historias están emparentadas con El mundo perdido de A. Conan Doyle, aunque en dicha aventura no se sale del planeta Tierra. También me da la sensación de que los personajes son excesivamente planos y, por lo tanto, previsibles. Hay unos tímidos intentos de introducir cierto erotismo en la historia… que a veces no sabes muy bien a que vienen,… y las criaturas inventadas para la ecología del planeta me resultan inverosímiles en su diseño… aunque muy imaginativas.

No obstante, es una aventura entretenida, válida como esparcimiento, con un dibujo muy agradable. No está mal.

Ya es un tópico habitual el de la catástrofe ecológica como motivación para iniciar la expliración espacial; ha sustituido prácticamente a todos los efectos a la catástrofe nuclear más propia de la guerra fría.

Ya es un tópico habitual el de la catástrofe ecológica como motivación para iniciar la expliración espacial; ha sustituido prácticamente a todos los efectos a la catástrofe nuclear más propia de la guerra fría.

130529-197

[Libro] Saga 5

Literatura

Breve comentario sobre el 5º volumen de Saga, la space opera en forma de historieta de la que ya comenté en su momento los cuatro primeros volúmenes.

Saga
Guion, Brian K. Vaughan; dibujo, Fiona Staples; traducción, Diego de los Santos
Editorial Planeta DeAgostini, 2015
Historieta

La verdad es que no me extenderé mucho… Me remitiré al artículo anterior. Es cierto que el impacto de leerse los primeros cuatro volúmenes de tirón es mucho mayor. En primer lugar, por su novedad. En segundo lugar, porque quedan más satisfechas las ganas de saber más, de saber que pasa a continuación… ahora habrá que volver a esperar tal vez un año. En tercer lugar, porque algunos de los primeros volúmenes son realmente muy buenos y originales, y tengo la sensación de que estamos en una parte de la historia que tiene un algo de transición.

No tengo fotografías con detalle de otros planetas de la galaxia salvo del Sol c, también conocido como La Tierra. Por ejemplo, este rincón en Cascais, Portugal, la Boca del Infierno.

No tengo fotografías con detalle de otros planetas de la galaxia salvo del Sol c, también conocido como La Tierra. Por ejemplo, este rincón en Cascais, Portugal, la Boca del Infierno.

En cualquier caso, ahora que el regreso de Star Wars vuelve a poner de moda el género, la space opera, volver a recordar que esta es una de las mejores que he leído… o debería decir, que estoy leyendo… porque la cosa no ha terminado todavía para la familia formada por Marko, Alana y la pequeña Hazel, junto con sus amigos y enemigos.

Para todos los aficionados a la historieta, a la ciencia ficción, o simplemente para quien tenga una mente suficientemente abierta a todos los géneros y formas de expresión literaria, una aventura más que recomendable.

Aprovecho la ocasión para recordar que estoy comenzando una nueva ronda de fotografía de viajes en mi tumblelog (enlaces al final), empezando de nuevo desde 1989. Aquí una de las cascadas del Monasterio de Piedra.

Aprovecho la ocasión para recordar que estoy comenzando una nueva ronda de fotografía de viajes en mi tumblelog (enlaces al final), empezando de nuevo desde 1989. Aquí una de las cascadas del Monasterio de Piedra.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

De viaje con Carlos (una fotografía al azar)

20050710-CRW_7517

[Cine] Star Wars: The Force Awakens (2015)

Cine

Star Wars: The Force Awakens (2015); vista el 18 de diciembre de 2015.

Después del “rollo” que escribí ayer sobre porqué merece la pena seguir viendo las entregas de la saga Star Wars, toca hablar de la película. Y el comentario lo referencio a la primera de las dos sesiones que le he dedicado, con algunos amigos, en versión original. De ahí que conserve el título original en inglés como tengo por costumbre. Pero ya conté que dos días más tarde la volví a ver en sesión familiar matinal, en versión doblada, con el título de “Star Wars: El despertar de la fuerza”.

Parece que hay “pena de muerte” para quien desvele los “secretos” del filme a quienes no lo han visto todavía… Pase… Aunque escuchamos a alguien quejarse de que le habían destripado la película original del año 1977… Hombre… Que la mitad de la humanidad se la sabe de memoria… Pero lo que sí sucederá con este comentario es que la gente sabrá qué puede esperar.

Para empezar, dejar una cosa clara. Yo me lo pasé muy bien con esta película. Me divertí mucho. Es claramente mejor y más interesante que cualquiera de la segunda y maldita trilogía de la saga, no me cabe la menor duda de que es mejor que el Episodio VI, los malditos ositos de peluche y un biquini de hojalata lastran mucho, y no es tan estupenda como el Episodio V. Porque cuando el imperio contraataca… esa película es mucha película. Tiene un guion que supera a todo lo que se ha venido haciendo en el género de acción y fantasía en mucho tiempo, género de superhéroes incluido.

La gran pregunta de la película... también de los aficionados que han analizado los avances estos meses pasados es ¿pero donde está Luke Skywalker?

La gran pregunta de la película… también de los aficionados que han analizado los avances estos meses pasados es ¿pero donde está Luke Skywalker?

Oye ¿y respecto a la original? Pues ahí le han dado… Tal vez hayáis podido leer en algunos sitios que acusan a este Episodio VII de ser un “remake” encubierto de la película original, el Episodio IV, de 1977. Yo no voy a decir tanto. Tiene suficientes elementos diferenciadores para considerar la nueva película como el inicio de una nueva historia. Pero tienen una estructura casi clavada.Tienen un “mcguffin” tremendamente similar, aunque lo perdonemos porque en eso nos permitió conocer a R2D2 en la primera película y a BB-8 en la actual. Y ambos son dos de los personajes más simpáticos de la saga. Abusan hasta el exceso de los famosos paralelismos entre películas de la saga que se han comentado desde hace años hasta la saciedad. Ante esta situación, sólo me queda decir una cosa… Para mí, empatan. El Episodio IV es más original, fue más sorprendente, más innovador, más rompedor. El Episodio VII tiene un guion mejor armado y coherente, está mejor dirigida y, atención, mejor interpretada en líneas generales. Que cada uno se quede a la hora de decantarse con lo que más valore.

Respecto a la realización, recordamos que se debe a J. J. Abrams (definitivamente J. J. no son las iniciales de Jar Jar), estoy de acuerdo con los que opinan que se agradece que vuelva a dominar el mundo real sobre los gráficos generados por ordenador. Aunque de esto hay lo suyo, inevitablemente, no tiene ni de lejos el aspecto de película de dibujos animados de la trilogía nefanda. Está rodada con ritmo, las dos horas y quince minutos se te pasan en un suspiro. Y la historia, se considere más o menos original, más o menos trillada, está bien contada.

Finalmente, la gran cuestión se desvela... y yo voy a contar aquí dónde estaba Luke... No tengáis miedo, que no es un "spoiler"...

Finalmente, la gran cuestión se desvela… y yo voy a contar aquí dónde estaba Luke… No tengáis miedo, que no es un “spoiler”…

Como he dicho, el guion está mejor armado, es globalmente más coherente. Aunque Lawrence Kasdan parece tener los mismos problemas con las unidades de espacio y tiempo que George Lucas en su momento. No. Los pársecs, sean 12 o 14, siguen sin ser una medida de tiempo. Un pársec es una unidad de longitud utilizada en astronomía que equivale a aproximadamente a casi 31 billones de kilómetros. Y además, la versión doblada de 1977 tenía la “virtud” de que tradujeron pársecs incorrectamente como “parasegundos”, lo que convertía el doble error en un aparente acierto… En esta ocasión, han decidido que los pársecs sean un error universal… Lo deben haber hecho intencionalmente… no creo que sean tan zoquetes. Pero es que además, al igual que en la película de 1977 el paso del tiempo es absurdamente rápido. Especialmente en la parte final, donde los minutos dan para recorrer edificios o estructuras del tamaño de Manhattan. Pero lo dejaremos en que esto forma parte de la idiosincrasia de la saga y, abusando de nuestra suspensión temporal de la incredulidad, asumiremos que un minuto en Star Wars no son los 60 segundos a los que estamos acostumbrados sino más bien algo parecido a media hora.

Pero nada de lo anterior es lo que condiciona en gran medida la aceptación o el rechazo hacia esta nueva entrega galáctica. Uno de los grandes fallos de la trilogía fallida es que los personajes nos importaban un rábano. Actores en estado de acartonamiento casi permanente, incapaces de producir la menor empatía en el espectador, y a los que habían robado toda la parte de humor que acompañaba a la acción y al drama en la trilogía original. En los Episodios I a III, la saga se tomó demasiado en serio a sí misma hasta tal punto de que nos dejó la impresión de que procedía de un universo totalmente distinto, y mucho más aburrido. En esta ocasión no es así… De los protagonistas de la primera trilogía… Bueno, salen los tres, más Chewbacca (Peter Mayhew) y los dos androides, aparte de algún otro personaje menor o anecdótico. Pero de todos ellos, los únicos que adquieren real protagonismo son Chewie y Han Solo (Harrison Ford). Y reconozcámoslo,… la película ya merece la pena simplemente porque nos ha devuelto al mejor Harrison Ford, un actor que creíamos ya muerto, independientemente de que un ente autómata con su aspecto se pasee por el mundo e incluso las carteleras de cine.

Luke está en la verde Irlanda... oye. Como os lo cuento.

Luke está en la verde Irlanda… oye. Como os lo cuento.

En cuanto a los nuevos protagonistas… Pues el piloto simpático y chulito, Poe Dameron (Oscar Isaac), tiene sus momentos, pero está en realidad en una posición secundaria. Ya veremos como crece el personaje, o no, en entregas futuras. El joven despistado que se encuentra sin comerlo ni beberlo en medio del follón, Finn (John Boyega), se hace querer. Le cogemos mucha simpatía. Majo de verdad. Corre el peligro de acabar siendo un “pagafantas”, pero allá él. El malo… ah, el malo. Difícil la tarea de sustituir a Darth Vader… He leído bastante que Kylo Ren (Adam Driver) no es un malo de la talla de Vader. Bueno… vamos a ver. Que he visto la primera trilogía lo suficiente como para valorar con racionalidad. Darth Vader (David Prowse) en el Episodio IV es un mascarón. Es casi una parodia de la maldad. El auténtico malo de aquella película, el que tomaba las decisiones más bordes era el Gran Moff Tarkin (excelente Peter Cushing). Darth Vader se hizo grande en el Episodio V. Con esta perspectiva, Kylo Ren no está nada mal y tiene mucho potencial por delante. Especialmente, gracias al enfrentamiento final que tiene con la auténtica protagonista del cotarro, que no es otra que Rey (Daisy Ridley). Es el gran hallazgo del filme, lo que hace que definitivamente yo no lo considere una nueva versión del Episodio IV. Porque aunque ambas historias avancen en paralelo y Rey ocupe el lugar de Luke (Mark Hamill), en realidad Rey es un personaje que nace mucho más complejo, con más capas, mucho mejor interpretado por ese gran acierto de “casting” que es Daisy Ridley. Si, Leia (Carrie Fisher) también sale por ahí. Y no molesta. Y también un montón de amigos de Abrams haciendo cameos. O la hija de Carrie Fisher, una chica desconocida que creo que tiene una o ninguna línea de diálogo, pero que reconoceréis por el peinado muy propio de las Skywalker y derivadas (aunque a mí me recuerda más a la tía Beru de joven que las ensaimadas de Leia).

Retomemos el personaje de Rey. El desarrollo de esta chica, de este personaje, y su antagonismo con Kylo Ren, es evidentemente el hilo conductor de las próximas entregas. Ya hay una variación con respecto a la primera trilogía. En aquella el antagonismo estaba entre una generación y la siguiente. Aquí los dos antagonistas son de la misma generación. Esto sólo ya debe ser el punto de partida para algo… una vez realizado el homenaje a la trilogía original, tienen que ser capaces de contarnos historias nuevas. Porque el gran problema del cine de acción de hoy en día es que nos cuenta una y otra vez la misma historia… y eso, cansa.

Quedan dos años para la siguiente entrega. El director y guionista cambian, y se concentran en Rian Johnson, que nos sorprendió agradablemente con una excelente película de viajes en el tiempo, con un muy buen y exigente guion. Terreno para la esperanza. Mientras tanto, en manos de Disney, la saga se expande, y al año que viene tendremos un “spin off”, situado en la cronología interna de la serie inmediatamente antes del Episodio IV. Que con el antecedente de la película que hemos visto hoy, casi seguro que le damos una oportunidad. Uiiggg, que impaciencia.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Disfrutando de los bellos paisajes del condado de Kerry que hoy os he traído aquí para vosotros.

Disfrutando de los bellos paisajes del condado de Kerry que hoy os he traído aquí para vosotros.

Ante el MACBA de Barcelona.

[Libro] Portico. Los anales de los Heechee

Literatura

Esta semana me voy a un clásico de la ciencia ficción de los años setenta del siglo XX. De finales de los años 70. Algunos han puesto la saga de los Heechee  de Frederik Pohl al mismo nivel que otras célebres sagas de la ciencia ficción como la Fundación de Asimov, o Dune de Herebert y otras. Pero cuando tomé conciencia de su existencia, estaba un poco cansado de leer los libros de tres en tres, o incluso más. Ahora, con el tiempo, he querido darle una oportunidad a la primera novela de la serie.

Pórtico. Los anales de los Heechee
Frederik Pohl; traducción de Pilar Giralt y Mª Teresa Segur
B de Books, 2015
Edición electrónica

La sociedad de prospectores en Pórtico es multinacional... así que hoy recorreremos diversas partes del mundo. Por ejemplo, el palacio de la ópera de Oslo.

La sociedad de prospectores en Pórtico es multinacional… así que hoy recorreremos diversas partes del mundo. Por ejemplo, el palacio de la ópera de Oslo.

Robinette Broadhead es un prospector que ha hecho fortuna. Pero ahora, en su acomodada vida, acude regularmente a las sesiones con Sigfrid, un programa de ordenador que ejerce de psicoterapeuta y analiza sus problemas. Y así, alternando los capítulos en los que rememora el pasado y los que nos hablan de sus sesiones de psicoterapia, nos vamos enterando como pasó de una vida de minero en el medio oeste americano, extrayendo esquistos bituminosos para la industria alimentaria de una superpoblada Tierra, a ser prospector, explorador, en las naves Heechee. La misteriosa civilización desaparecida que nos legó una serie de naves con las que se pueden viajar a las estrella, aunque sin controlar el destino ni el rumbo. Cada viaje es un riesgo. Un porcentaje elevado de misiones fracasan y sus tripulantes muere. Y Broadhead tiene algunos problemas con eso. Tiene mucho, mucho, mucho miedo… y se enamora.

El metro de Londres.

El metro de Londres.

He de decir que la novela me ha sorprendido más que gratamente. Me ha parecido incluso bastante superior a otras de más fama. Una space opera original, profunda, entretenida, con un desenlace tremendo que da sentido al desamparo vital que siente nuestro protagonista a pesar de su éxito y su dinero. O precisamente debido a su éxito y su dinero y cómo los consiguió.

Ciertamente me apetece conocer más de este universo, aunque de momento no están disponibles el resto de los libros de la saga en versión electrónica. Igual me paso al idioma original. No son muy largos. Muy recomendable para los amantes de la ciencia ficción.

O el lago de Ginebra. En el encabezamiento, el MACBA de Barcelona.

O el lago de Ginebra. En el encabezamiento, el MACBA de Barcelona.

20150529-L1007605

[Libro] La mirada de las furias

Literatura

Este es uno de esos libros que lees porque en algún sitio lees una entusiasta recomendación, ves que a priori es una space opera, o lo parece, género que me encanta desde jovencito, y que también me produce con frecuencia unas decepciones tremendas, y caes en la trampa esa de que nunca damos oportunidades a los autores patrios en la cosa de la ciencia ficción y que hay que portarse mejor con nuestro maltratado idioma y los que se expresan en él. Entonces, ya que estos libros son baratos en edición electrónica piensas que por qué no… y te pones a ello. En cualquier caso, va sobre la exploración espacial, y ya que hoy estamos con lo de la llegada de la sonda New Horizons a Plutón, pues me parece apropiado para la entrada de hoy del Cuaderno de Ruta.

La mirada de las furias
Javier Negrete
Edición electrónica en Amazon Kindle, 2012

Personalmente, el único planeta que he tenido ocasión de explorar es la Tierra; ni Plutón, ni el inhóspito lugar donde transcurre la acción de la novela.

Personalmente, el único planeta que he tenido ocasión de explorar es la Tierra; ni Plutón, ni el inhóspito lugar donde transcurre la acción de la novela.

Eremus es un geneto. Un ser humano de diseño, producido en un laboratorio. Fue diseñado para ser un asesino al servicio de una gran empresa, y tras un tiempo de actividad, retirado y congelado por una legislación contra este tipo de seres que obligaba su destrucción. Pero ahora ha surgido una crisis. La exploración espacial es posible, pero bajo las condiciones que impone una raza alienígena que tiene las claves para el viaje interestelar rompiendo las limitaciones de la velocidad de la luz. Una nave de esta raza alienígena se ha estrellado en un planeta colonizado por humanos, un planeta con una incipiente civilización, originalmente un planeta prisión, donde todavía impera hasta cierto punto la ley del más fuerte. Y nadie ha devuelto los restos de la nave. Los alienígenas amenazan con exterminar a la raza humana. Y tantos los poderes fácticos como los oficiales quieren el secreto que esconde la nave. Eremus será descongelado y enviado al planeta. Tiene 11 días antes de que se cumpla el ultimátum alienígena para desentrañar el misterio de la nave.

En principio, el planeta Tierra es bastante acogedor dentro de lo que cabe; y no le falta belleza como en estas vistas de la sierra de Algairén, Aragón (España).

En principio, el planeta Tierra es bastante acogedor dentro de lo que cabe; y no le falta belleza como en estas vistas de la sierra de Algairén, Aragón (España).

Estamos ante un producto de ciencia ficción bien intencionado, con una serie de elementos de partida que dan para una historia interesante. Y de hecho, la lectura de la novela se hace con facilidad, concediéndole la capacidad de entretener. Pero desgraciadamente, poco a poco se convierte en un entretenimiento un tanto vacío. Las relaciones de poder, que podría ser un tema de reflexión, se tratan desde un punto de vista muy tópico, lleno de lugares comunes y previsibles. La cuestión de la humanidad del ser creado y diseñado, el geneto, y por extensión la definición de qué nos hace humanos, tampoco aporta nada realmente novedoso, ni siquiera tenemos claro que al final sea una cuestión que importe mucho. Hay una historia “de amor” metida con calzador y que desde mi punto de vista, aunque pretende que actúe como un motor para las acciones del protagonista, podría ser perfectamente prescindible, nos ahorraría unas cuantas páginas, sin que la historia se resintiese. La aparición en escena de una “supervillana” otorga a la novela la banalidad propia del género de los superhéroes, plaga actual que nos obliga a soportar constantemente argumentos idénticos y prefabricados en cine y literatura, tanto escrita como gráfica, y de la que se contagia esta novela. Al final, te quedas con la sensación de que el autor ha cogido elementos de aquí y de allá para montar una historia de “serie B” y consumo fácil, con pretensiones, fallidas, de cierta trascendencia.

Bueno. No me atrevería a recomendar demasiado estas miradas furiosas, aunque me sirvieran para hacer llevadero algunos desplazamientos en tren por Canadá en las últimas vacaciones. Sigo sin encontrar un autor de ciencia ficción español que realmente me convenza con sus propuestas…

Desgraciadamente, sufre una plaga de pequeños organismos insignificantes llamados seres humanos, que lo están dejando echo unos zorros, y que amenazan con extenderse por el sistema solar... De momento mandas chismes con cámaras de fotos hasta los sitios más fríos... y eso que allí no hay nadie para hacerse un selfi.

Desgraciadamente, sufre una plaga de pequeños organismos insignificantes llamados seres humanos, que lo están dejando echo unos zorros, y que amenazan con extenderse por el sistema solar… De momento mandas chismes con cámaras de fotos hasta los sitios más fríos… y eso que allí no hay nadie para hacerse un selfi.

20150401-_2190996

[Libro] Saga

Cine

Estos días atrás están siendo noticia en el mundo del cine porque ya se van viendo los avances de la nueva entrega de la saga Star Wars. De momento se han atrevido a sacar a Han Solo y a Chewie. De la princesa Leia y su hermano, de momento no hay imágenes. Y bueno, han salido nuevos robots, nuevos personajes, nuevos malos,… También se anuncia se empiezan a ver borrosas imágenes del primer spin off de la saga… La space opera cinematográfica por excelencia esta de nuevo en el candelero. Esperemos que con mejores resultados que la floja trilogía que el tío Lucas nos ofreció a caballo entre los siglos. Lo cierto es que Star Wars se ganó su puesto en el imaginario colectivo con la primera película. Demostró lo buena que puede ser una película de aventuras en el espacio con la segunda. Pero a partir del momento en que salieron los ositos de peluche de la tercera… Nunca fue lo mismo. Por eso muchos esperamos las nuevas galaxias en una galaxia muy, muy, muy lejana, hace mucho, mucho, mucho tiempo… con cierto escepticismo.

Pero no por ello el mundo deja de girar, y menos cuando hablamos a escalas galácticas donde nada se está quieto, todo gira y todos los cuerpos se atraen los unos a los otros en un movimiento aparentemente sin fin. Y llegan otros, y con desparpajo demuestran que se pueden crear nuevas aventuras espaciales, de forma original, con intensidad, con su dosis de drama y su dosis de humor. La fórmula original de la saga galáctica. Y eso es lo que quiero mostraros hoy. Lo que pasa es que cambiaremos de medio. Dejaremos el cine y nos pasaremos a la historieta. Que por si alguien no se había enterado, es un medio excelente para contar historias.

Saga
Guion, Brian K. Vaughan; dibujo, Fiona Staples; traducción, Diego de los Santos
Editorial Planeta DeAgostini, 2012-2014
Historieta

A falta de imágenes de los mundos de estos galácticos Romeo y Julieta, nos iremos a Verona, la patria de los originales shakespearianos.

A falta de imágenes de los mundos de estos galácticos Romeo y Julieta, nos iremos a Verona, la patria de los originales shakespearianos.

Saga nos cuenta la historia de Hazel, la hija de Alana y Marko. Dos jóvenes soldados de dos razas enemigas, que libran una guerra aparentemente sin fin a escala galáctica, pero que paradójicamente acaban enamorándose a modo de unos improbables Romeo y Julieta futuristas, que en lugar de suicidarse por amor, deciden tirar por la del medio, tener una hija mestiza contra toda probabilidad como consecuencia de una reconciliación tras una pelea, y que tienen que escapar por toda la galaxia, donde todas las partes los quieren ver muertos, con la única ayuda de un fantasma desmembrado que sirve de niñera, y de los padres de Marko.

Detallar aquí un resumen de las numerosas aventuras a las que se ven expuestos, de los numerosos personajes secundarios, de las tramas paralelas que a veces confluyen y a veces divergen, me parece tarea imposible. Y es una obra en marcha. En Estados Unidos se publica por entregas, mientras que en España se publica en volúmenes que agrupan dichas entregas de seis en seis.

Aquel joven Montesco no pudo huir con su bella Capuleto a otros mundos a intentar seguir con su romance y su vida.

Aquel joven Montesco no pudo huir con su bella Capuleto a otros mundos a intentar seguir con su romance y su vida.

He de decir que me sorprendió. Me sorprendió de forma tan favorable, que me enganché de modo inmediato, y en estos momentos suspiro porque aparezcan nuevos volúmenes de Saga. Como decía en la introducción tiene aventura. Aventura intensa. En algunos momentos, de no parar. Tiene sorpresas; no puedes dar nada por sabido o supuesto. Tiene humor. Unas veces más blanco, otras, las más, más negro. Tiene drama e incluso sus dosis de tragedia. Puede ser entrañable. Empatizas y mucho con los protagonistas. Pero también con algunos de los personajes secundarios. Hay crítica a las sociedades modernas. A los medios de comunicación, a las superpotencias que llevan sus guerras lejos de sus territorios, a la hipocresía de las clases gobernantes, al estúpido militarismo, a los reality shows, a la familia tradicional,… Pero al mismo tiempo, la supervivencia del grupo familiar nuclear, al menos de momento, es un canto de esperanza a la familia bien entendida y a algunos valores que parece que algunas veces se nos olvidan. Todo ello, además, en un universo bien engranado, bien imaginado, bien construido, lleno de maravillas y de diversidad.

Saga es una historieta adulta. Y creo que es apta y recomendable para todo aquel que tenga ganas de aventura y de maravilla. Para quien no haya perdido la capacidad de soñar e imaginar, pero al mismo tiempo no quiera ñoñerías ni tonterías, para todo aquel que quiera que le traten como a un lector inteligente. Así que a por ella.

Ya veremos a ver qué pasa con Alana y Marko... o en último extremos, con la jovencita Hazel, todavía un niña muy pequeña en este momento de la historia... aunque narre en primera persona...

Ya veremos a ver qué pasa con Alana y Marko… o en último extremos, con la jovencita Hazel, todavía un niña muy pequeña en este momento de la historia… aunque narre en primera persona…

[Libro] Revelation Space

Literatura

Cuando hace aproximadamente un año inicié un ciclo de lecturas con el hilo conductor común de pertenecer al género de las llamadas Space Operas, una de las novelas que más me interesó fue Casa de soles de Alastair Reynolds. Durante un tiempo abandoné el género, para descansar, pero hace un par de meses decidí que tenía que dar una oportunidad a la obra más representativa del autor, la primera novela de la serie situada en el universo llamado Revelation Space, y que lleva el mismo título. Dada la escandalosa diferencia de precio, opté por el libro electrónico en inglés. No es una lectura de las más fáciles, así que me ha costado bastante, pero en los reciente largos desplazamientos hacia y desde Japón la he terminado. Os cuento mis impresiones.

Revelation Space
Alastair Reynolds
Ace Books, 2002
Versión electrónica

Torii de Itsukushima - Miyajima

Juega la novela en algún caso con el origen extraterrestre o de civilizaciones extinguidas de los mitos de las civilizaciones actuales; la mitología japonesa, especialmente la sintoista, esta llena de deidades y espíritus diversos, que no pocos autores de ficción de aquellas latitudes han manejado para obras fantásticas muy variadas. Gran Torii del santuario sintoísta de Itsukushima, en la isla de Miyajima.

Tres personajes distintos comienzan tres historias distintas, que acabarán convergiendo. Estamos en un universo en el que la humanidad se ha extendido por la galaxia, pero al mismo tiempo se perciben señales de decadencia. Dan Sylveste es un arqueólogo al mando de una avanza en el hostil planeta Resurgam, que cree haber dado con un importante hallazgo sobre una antigua civilización extinguida en el planeta en un hecho catastrófico. Ana Khouri es una asesina a sueldo, antigua soldado de un planeta permanentemente en guerra, que es contratada por una tal Mademoiselle en el planeta Yellostone para matar a SylvesteIlia Volyova es la oficial de armamento del Nostalgia for Infinity, una nave de ultras, humanos tecnológicamente modificados para su supervivencia en los largos viajes espaciales, y forma parte del triunvirato que gobierna la gigantesca y poderosa nave, mientras se dirigen en busca de Sylveste, para salvar de un plaga de nanovirus que ha afectado a su capitán y a parte de la nave. Aun viajando a velocidades relativísticas, pasarán años antes de que todos confluyan en el sistema solar de Epsilon Eridani, al que pertenece Resurgam, y descubran un tremendo secreto que supone un gran peligro para toda la humanidad.

Santuarios del Monte Misen - Miyajima

Así, los japoneses, que con frecuencia no confiesan pertenecer a una religión determinada, ruegan o hacen ofrendas a este peculiar panteón de carácter animista y muy tradicional.

Reynolds hace ciencia ficción dura. Trata de no violar ninguna ley de la física conocida, aunque especule con los futuros descubrimientos tecnológicos de la humanidad. Por lo tanto, tiene la difícil tarea de dar dinamismo a una acción que transcurre a lo largo de años y años, que es lo que les lleva a las naves espaciales el cruzar las distancias interestelares. Aquí no hay hiperespacios, ni cosas de esas. Aceleración pura hasta alcanzar velocidades relativísticas, con todas las consecuencias espacio-temporales que ello conlleva.

Los mimbres de la historia son buenos. Muy buenos. La idea es fenomenal. Pero el desarrollo de la misma es un poco moroso. Se extiende mucho en explicaciones y líneas argumentales colaterales. Es cierto que al final hay una buena confluencia de todas ellas. El final tampoco es del todo satisfactorio. Desde mi punto de vista, Reynolds tira casi literalmente del recurso del deus ex machina, algo que personalmente no me acaba de convencer. Y fuerza un “final feliz” no del todo coherente desde mi punto de vista con el tono general de la historia. Pero estos defectos no hacen que esta novela deje de tener interés, ni mucho menos. Un poco de economía en la extensión del libro, unos personajes con los que empatizar con más facilidad, y alguna concesión menos a ese “final feliz”, y con una idea tan excelente de conjunto, hubiera supuesto un libro excelente. De todos modos, muy recomendable para los aficionados a la ciencia ficción.

Santuarios del Monte Misen - Miyajima

En incluso en lugares tan asilvestrados como los bosques primordiales de las faldas del monte Misen en la isla Miyajima, encontramos pequeños templos y representaciones de estos seres sobrenaturales.

[Cine] Guardians of the Galaxy (2014)

Cine

Guardians of the Galaxy (2014), 15 de agosto de 2014.

Sí, sí, claro. Ya sé que es un blockbuster de la marvel,… pero incluso estas películas son mejores en versión original. Aunque en este caso el título de la versión doblada que podéis encontrar en la cartelera, y que probablemente llenará las salas, no los cuatro gatos que estuvimos nosotros, es bastante fiel al original con su Guardianes de la galaxia. Más sobre el problema del doblaje cuando dentro de unos días os hable de la segunda película que vimos este fin de semana. Y es que cuando te tienes que quedar en el Charco un fin de semana largo de mitad de agosto, pues algo tienes que hacer. Te vas al cine con quien quede por ahí.

Uno de mis propósitos de este año era el de pasar por completo de las de superhéroes, porque… vista una, vistas todas,… y porque, en general, son ridículas. Pero nos animamos a dirigirnos a ver esta porque parece más de antihéroes que de superhéroes, porque parece que es una space opera, y porque hay cierta unanimidad en la autodenóminada crítica en que es diferente al resto del género. Nos decidimos a probar este producto que dicen que está dirigido por James Gunn.

Y se nos cuenta la historia de un tal Peter Quill (Chris Pratt), que a sí mismo se denomina con el pomposo sobrenombre de Star-lord, un huérfano de madre, cuyo padre parece que es un ser angelical o un alien. Probablemente esta trama es la excusa para una segunda película. Abducido de la Tierra por unos contrabandistas facinerosos el día que murió su madre, se convierte en uno de ellos. Y en una de rapiñas se hace con un objeto llamado el Orbe (mira tú que originales), que contiene un objeto de poder cuasi infinito (aquí también han estado sembrados, nunca me lo hubiera figurado), que pondrá en peligro al universo entero (o al menos, la galaxia) si cae en malas manos. Para evitarlo acabará juntándose con cuatro seres de lo más diversos, un mapache, un árbol, un bruto que se lo toma todo al pie de la letra y una mujer verde, Gamora (Zoe Saldana), con quienes intentará evitarlo.

Aquí hay arañas

Creo que a la película de hoy, para llegar a todos los tópicos, sólo le han faltado bichos asquerosos de algún tipo…

Veamos… esta película es un refrito de ideas o situaciones de la más diversa procedencia. Tiene su momento Indiana Jones, tiene varios momentos Star Wars, de quien podemos decir que hace algo más que inspirarse, por un momento tiene sus puntitos, no los suficientes ni lo suficientemente aprovechados, en común el autostopista galáctico, nos recuerda en alguna ocasión a Firefly, algunos de los malos son muy del estilo Star Trek,… no me atrevería a decir que haya nada en absoluto que pueda considerarse original en este filme. Nada. Cero. Todo está visto. Incluso la banda sonora basada en éxitos setenteros y ochenteros podría salir de cualquier película de Shrek. Hasta sale un árbol andante y (parcamente) hablador que podría haberse escapado del Señor de los Anillos. Y el guion es también de manual. Todo absolutamente previsible; estructura general, la de las películas de la saga Star Wars que luego ha sido copiada un número de n veces, cuando n tiende a infinito, elevado a la enésima potencia. Pero eso sí, todo hilado y encajado con razonable profesionalidad para ofrecer un producto palomitero razonablemente entretenido, y con un tono de parodia general del género, aunque no sé si es ese el efecto que buscan. Creo que se plantean más bien una comedia de aventuras y les sale casi sin querer un parodia. No me imagino yo a los productores de estas película con un nivel de inteligencia más allá del que les permita hacer caja con facilidad.

Las interpretaciones son lo suficientemente correctas como para sacar adelante la papeleta, aunque con el punto débil de las chicas, que tienen un tipazo tremendo, especialmente Karen Gillan, exchica Doctor Who, que aquí sale calva y azul. Creo que no se enteraron que la virtud de esta actriz era la de ir por la vida de vecinita mona de la casa de al lado, con ganas de aventura y con redaños, y que le queda mejor ir de pelirroja que con una calva azul. El protagonista, muy alabado en algunos sitios, suficiente para lo que se buscaba. Bueno… yo propongo a la voz de Vin Diesel al óscar al mejor árbol de reparto por haberse pegado toda la película diciendo “I am Groot”. Su mejor papel hasta la fechas. Sin duda. Y el único memorable. Es decir, el único cuyas frases podemos rememorar sin problemas.

Aquí hay arañas

… arañas o así… las arañas son muy socorridas…

En resumen, una película aceptable para pasar el rato, lo que está tan por encima de la media de su productora de tebeo, que ha provocado un entusiasmo absolutamente desmesurado en muchos nuevos críticos de nuevo cuño, que se destetaron en esto del cine con las aventuras de héroes vestidos con coloridos pijamás. No. No es para tanto. Es un producto prefabricado más. Razonable, especialmente para una sosa tarde de verano, pero sin más. Y que aún no se han dado cuenta que los tebeos de la Marvel son bastante malos en general. Yo me aficioné a ellos cuando tenía 9 años. Y cuando tenía 11 ya me parecían un tontería. Pues eso.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Aquí hay arañas

… aunque las serpientes, los escorpiones, las lombrices y las escolopendras tampoco están mal…

[Libros] The Endless Universe

Literatura

De un año a esta parte, pero con especial intensidad desde el otoño pasado, fui acumulando para su lectura una serie de novelas del género de la ciencia ficción, y de una variedad que siempre ha sido especialmente querida para mí; la space opera. Aquellas obras de ficción en la que la historia se desarrolla en la profundidad del espacio exterior o en viajes interplanetarios o interestelares. No los he leído de tirón. He ido alternándolos con diversas lecturas que han ido surgiendo, para dar un poco de variedad a esta parte de mi vida. Uno de los primeros que selección es este que os comento hoy. Pero decidí dejarlo para el final, porque de alguna forma es una relectura. Es una versión actualizada de un libro que leí en mi juventud, pero con material añadido. Y es un libro del que guardé siempre un excelente recuerdo; muy buenas sensaciones. Han pasado de veinte a treinta años desde que leí la primera versión, Viaje interminable. No recuerdo la fecha exacta. Y tenía curiosidad de cómo me caería ahora esta historia, leída en esta ocasión en versión original en inglés, pero siendo yo una persona distinta, por mis experiencias, mis conocimientos y mi visión del mundo. Os cuento ahora lo que me ha parecido.

The Endless Universe
Marion Zimmer Bradley
Gateway, 2013
Edición electrónica

La autora, Marion Zimmer Bradley, es una reconocida escritora de obras de fantasía y ciencia ficción. En este caso, construye una historia a base de relatos cortos relacionados entre sí, en el que los protagonistas son los exploradores de la Gipsy Moth, una nave interestelar que navega por el espacio profundo buscando y encontrando nuevos planetas para su colonización por la especie humana. Esta ha encontrado un sistema para viajar de un punto a otro del cosmos de forma casi instantánea. Pero para expandirse necesita que las naves de los exploradores encuentren nuevos planetas habitables o explotables, que instalen el dispositivo, el transmisor, que permita al resto de la galaxia colonizada acceder al nuevo planeta con facilidad. Pero los exploradores están sometidos al viaje espacial a velocidades relativísticas. Son casi como una especie aparte. Sus miembros son adquiridos en sus contactos con los planetas normales entre bebés de menos de un mes, que son sometidos a cirugía genética, modificaciones en su genoma, en su ADN, que les permiten sobrevivir durante una larga, larga vida, de varios cientos de años en una nave en las profundidades del espacio, sometidos a una baja gravedad y a altos niveles de radiación. Por sí mismos, son estériles, ya que su descendencia estaría constantemente en riesgo de padecer graves mutaciones. Y también sufren el aislamiento del resto de la humanidad derivado de los efectos temporales de las velocidades relativísticas. Siete años de tiempo nave pueden equivaler a más de cien años en tiempo planetario. No pueden crear relaciones estables con los gusanos de tierra, porque cuando vuelven a un planeta ellos apenas han envejecido, mientras que sus habitantes pueden haber muerto todos y haber habido un total recambio generalcional.

Valle de Aísa

Estas fotografías de hace casi 20 años, de una caminata por el valle de Aísa, me han parecido curiosamente apropiadas para esta entrada, dedicada a la exploración y a abrir nuevos mundos para la humanidad.

Dentro de la nave, se crea un universo específico en el que la necesidad de colaboración y de formación personal y profesional es esencial para sobrevivir, pero también son muy importantes las relaciones interpersonales, los profundos lazos que se generan cuando los más veteranos crían y educan a los más niños, generar un fuerte sentido de pertenencia a la comunidad de la nave y al proyecto, para que este pueda salir adelante en tan duras situaciones. No obstante, de vez en cuando, algún explorador abandona la nave. Algún planeta “tiene escrito su nombre”.

La única diferencia notable entre The Endless Voyage (Viaje interminable)The Endless Universe (Universo interminable) es que hay un relato corto más, el que hace el segundo lugar en esta última. El tiempo que abarca la acción entre todos los relatos, que es el que pasa entre su despegue de un planeta plenamente colonizado y su regreso a otro, con tres intentos fallidos de abrir nuevos mundos, es de unos siete u ocho años. El protagonista principal, desde cuyos ojos presenciamos los acontecimientos, aunque no está escrito en primera persona, es poco más que un adolescente cuando despegan del mundo en el que transcurre el primer relato. Y ya es un curtido explorador, aunque joven todavía, cuando vuelven a un mundo habitado en el quinto. Pero los protagonistas reales es la comunidad. Es una historia de dificultades, de superación de las mismas, de lucha por la supervivencia.

Los temas que trata la novela son principalmente las relaciones humanas y la sensación de pertenencia a los grupos por un lado, y uno muy típico en los autores de ciencia ficción y muy difundido entre los amantes de la ciencia, la necesidad del ser humano de abrir constantemente nuevas fronteras para evitar la decadencia. La necesidad de explorar. Y el universo, el cosmos como es preferentemente llamado en el libro, es virtualmente un mundo con fronteras infinitas, que nunca podrán ser abarcadas. Y por lo tanto, la opción para la supervivencia eterna de la especie humana.

Valle de Aísa

Aquel año, el invierno comenzó anómalamente seco. Estas fotografías están tomadas en diciembre, y prácticamente no hay nieve en los picos de más de dos mil metros de altitud.

A mi este libro siempre me ha gustado y me sigue gustando. Es cierto que he perdido buena parte de la ingenuidad de la juventud, y hoy en día el personaje principal me parece lo más flojo de la novela. Más que sentir sus cambios, su progresión como ser humano, me da la impresión de encontrarme simplemente ante un individuo un poquito flojito. O simplemente es que la escritora no destaca especialmente en el desarrollo de personajes y caracteres y sin embargo es capaz de construir un universo a su alrededor que me resulta apasionante. Que me transmite verosimilitud.

En este sentido, hay que pensar que estos relatos se escribieron en la década de los años setenta del siglo XX, y que por lo tanto ha habido importantes avances en estas décadas sobre nuestra visión del cosmos. Universo lo denominamos actualmente casi por sistema, aunque recientemente se haya rescatado la marca Cosmos para una serie de televisión de divulgación científica. Pero en general no resulta desfasada. Y hay cuestiones que se han convertido recientemente en temas de mucha actualidad. Por ejemplo, lo de la cirugía genética para aumentar la resistencia a las radiaciones. El ser humano es muy sensible a la radiación ionizante. Pero se han encontrado organismos mucho más resistentes capaces de seguir vivos con dosis de radiación 50.000 veces superiores a las que bastarían para matar a un ser humano. Recientemente se ha informado que en laboratorio se ha provocado la evolución de cepas de una bacteria tan corriente como Escherichia Coli (artículo en Neofronteras), para aumentar notablemente su resistencia a las radiaciones casi hasta esos niveles. No es tan difícil imaginar un futuro en el que se pueda intervenir en el genoma humano para favorecer su supervivencia en ambientes más hostiles.

Como veis, este libro tiene una de las características más importantes de la ciencia ficción. Te hace soñar. En futuros que no sabremos nunca como serán, que desconocemos cual es su probabilidad de que sucedan, pero de los que tenemos la sensación de que hay un cierto grado de verosimilitud de que puedan suceder. Y eso es lo que te hace soñar. Imaginar que algo maravilloso no sólo es fantasía, sino que también, con la ciencia y el esfuerzo humano puede llegar a pasar. El principal enemigo de los sueños son los propios seres humanos, su codicia, su cortedad de miras, y su actitud depredadora con los recursos que la naturaleza ha puesto a su alcance y que pueden limitar su capacidad de conquistar algo más que este planeta.

Valle de Aísa

Soñamos con ir a las estrellas, con habitar nuevos planetas, y no sabemos todavía si podremos conservar este en “buen estado” durante mucho tiempo. Me da que reflexionar.