[Libros – historietas] Paper Girls 16 – Saga 8

Literatura

Ya me he puesto al día con el comentario de los libros leídos. Espero que no me demore mucho más con la recopilación de ensayos de Umberto Eco que estoy leyendo ahora, porque si no, la semana que viene no sé si habrá comentario de libros. Ya veremos. Quizá haga como esta semana y tire de algún libro de historietas, o cómics, como dicen los que no pueden pasar sin los anglicismos de rigor. Bueno, la verdad es que cómic ya es una palabra plenamente integrada en el castellano actual. Pero es que a mí me encanta la palabra “historieta”.

En medio de estas aventuras espaciales y en el tiempo, disfrutemos un poco de la belleza de nuestro minúsculo rincón en el universo… mientras sea posible.

Y las de hoy las dedicamos a Brian K. Vaughn, que poco a poco se confirma como uno de mis guionistas favoritos. Sea con la colaboración de Cliff Chiang a la ilustración como en Paper Girls, o especialmente con la de Fiona Staples en Saga. Cómo me gustan las ilustraciones de Staples… son fantásticas. En todos los sentidos de la palabra.

En ambas series, hemos tenido que esperar un año para leer sus continuaciones en castellano. Normal en el caso de la segunda ya que España se ha venido publicando en álbumes recopilatorios anuales. Pero la primera iba saliendo con una frecuencia casi mensual, y de repente se produjo el parón que ha durado un año.

En el caso de Paper Girls, seguimos con las aventuras de nuestras preadolescentes, repartidoras de periódicas en la estéticamente discutible década de los 80 del siglo XX, que de repente, sin comerlo ni beberlo se metieron en una sucesión de viajes en el tiempo, con un ritmo bastante frenético. Como toda aventura con personajes de esta edad, no deja de ser un camino de autodescubrimiento y reafirmación, de intentar dar de lado las inseguridades que les asaltan y de comprender quienes son. Quizá el público objetivo de esta serie sea gente muchísimo más jovencita que yo, pero se pueden leer por parte de un adulto sin desdoro. Y realmente son tremendamente entretenidas, con esa mezcla de aventura y drama. Y sobre todo, viajes en el tiempo. Me encantan los viajes en el tiempo.

Ya he afirmado varias veces que, para mí, Saga es una de las mejores space operas de las que he descubierto, todos los géneros narrativos (literatura, cine, televisión, historieta,…) incluidos. Situada en esa fantástica guerra galáctica que enfrenta a terranosluneros, junto a todos sus aliados, más o menos fieles, más o menos de conveniencia. En enorme y monumental alegato antibelicista, en el que además va incluyendo todos los temas trascendentes que puede importar a una persona preocupada por el mundo de hoy en día. La diversidad social, racial, sexual, la violencia, la explotación de las personas, la hipocresía de la política y los medios, ya he mencionado la sinrazón de la guerra… todo lo que se os ocurra. En este octavo volumen, el tema fundamental es la familia. No es que sea un tema que no haya estado presente de continuo. De hecho es casi el hilo conductor de la serie, la familia de Marko, Alana y Hazel… y todos los demás que les rodean. Porque como en todas las familias, están aquellos que lo son por nacimiento y lazos de sangre, pero también esta la familia extensa de aquellos que simplemente están ahí para apoyar, para querer, para luchar si es necesario. Analizamos el sentimiento de pérdida. También hay una crítica a la hipocresía antiabortista, los hipócritamente llamados “provida”, que mientras niegan el derecho a las mujeres a realizar sus propias elecciones, no dudan en ser instigadores de guerras, asesinatos, discriminaciones… justo como la vida real. Auténticos “provida”. Pero no nos pongamos sólo en lo negativo. Hay reflexiones sobre los lazos de hermandad, algo sobre lo que se ha empezado a reflexionar en la serie, pero que todavía tiene mucho margen para desarrollar. Y frente a volúmenes anteriores, más oscuros, con muchas pérdidas, este ha sido más esperanzador, con reencuentros más o menos felices. Esperando ya al otoño del año que viene.

[Libro – historieta] Barrio lejano

Literatura

No es la primera vez que traigo a estas páginas un relato gráfico de Jirō Taniguchi. Este autor japonés falleció hace algo más de un año. Ya había leído en su momento un relato con toques fantásticos, que me pareció interesante. Con motivo de su fallecimiento me acerqué a otro de sus relatos, uno reciente. Que tampoco estuvo mal. Pero tenía la sensación de que tenía que acometer la lectura de alguno de sus relatos más representativos. Más conocidos. Y por eso, un día que hojeaba posibles compras entre las estanterías de una librería, vi este volumen y me decidí por él.

Santuario en el Monte Tenjo - Kawaguchiko

Los aspectos sobrenaturales del relato, y algunas cuestiones espirituales que parecen aparecer siempre en las obras de Taniguchi, me han hecho pensar en el Monte Fuji y en el Monte Tenjo, desde donde contemplamos al anterior, ambos considerados santuarios por los sintoístas.

La literatura en torno a las segundas oportunidades está presente en todas las culturas, de una forma u otra. La persona que arrastra un pesar vital y que desearía volver al momento en el que algo se torció en su vida y cambiarlo. Para el protagonista de este relato gráfico, ese momento, cuando tenía 14 años de edad fue el abandono de su padre de su familia. Eso abocó a dificultades en la madre para sacar a sus hijos adelante. Y una amargura vital en el protagonista, que a sus 48 años le está empujando hacia el alcohol y le está alejando de su familia. Con el riesgo de repetir las acciones de su padre. Una visita al viejo barrio donde pasó su infancia antes de volver a su casa tras un viaje de negocios desencadenará un acto inesperado por el que su ser adulto se transportará al cuerpo de su ser adolescente, unas semanas antes del abandono del padre a finales de aquel verano.

20140928-_9280048.jpg

Estamos por lo tanto ante la segunda oportunidad, con la ventaja teórica de saber lo que pasó. El problema es que de qué puede servirte saber qué pasó si no sabes por qué sucedió. Muchas cosas cambian en esas semanas. Se acerca y comienza a salir a aquella chica que le gustó, pero a la que nunca habló. Conoce mejor a ese amigo incondicional, con una vida también problemática. Y sobretodo se interesa por saber por qué su padre, aparentemente feliz, en un matrimonio feliz, con unos hijos a los que quiere, va a abandonar a su familia. Y sobre todo, si podrá evitarlo.

El conjunto funciona como un ejercicio de introspección. Como un examen de conciencia para ese trabajador de mediana edad en una gran empresa que ha perdido el rumbo de su vida, si es que lo ha tenido claro en algún momento. ¿Se puede viajar al pasado para cambiarlo y reescribir el futuro? Si hacemos un repaso a lo que conocemos en la literatura o en otros géneros de ficción como el cinematográfico o el televisivo, la mayor parte de los autores oscilan entre dos posturas. O bien el tiempo, o algunos de sus acontecimientos claves, están fijados y no se pueden cambiar hagamos lo que hagamos, o la alteración de los acontecimientos del pasado acabarán por producir efectos colaterales inesperados. Y en muchas ocasiones, indeseados. Pero al fin y al cabo Taniguchi va por otro lado como digo. Lo importante para él es qué va a ser de Hiroshi en el futuro. En lo que está por escribir, en lo que no se puede predecir. Pero que va a estar profundamente influido por las decisiones que tome.

20140928-_9280082.jpg

Un libro para leer con calma. Uno tiene la tendencia a leer la historieta, el relato gráfico, como lo queráis llamar, con rapidez. Pero puede ser un error. En esta ocasión, aunque podría haberlo consumido en unas pocas tardes, extendí su lectura durante unas semanas. Y tiene sentido hacerlo así. De alguna forma, acompasas el tiempo de lectura al tiempo de la acción interna del libro. Y este te llega en sus contenidos de forma más profunda. Y lo he encontrado altamente recomendable. Dicho está. Aunque inevitable dejará uno espeso poso de melancolía en el ánimo del lector.

20140928-_9280116.jpg

[Libros] Valérian et Laureline

Literatura

Son muchos los que han realizado más o menos sesudos estudios sobre las influencias que recibió George Lucas a la hora de concebir Star Wars (La guerra de las galaxias), hayá por mediados de los años setenta del siglo XX. Desde las películas de samurais de Kurosawa en el cine, hasta las aventuras originales de Flash Gordon en las historietas de los años treinta del mismo siglo. No digo yo que no haya un poco de todo. Personalmente, siempre me pareció una variante de la leyenda de Robin Hood, el noble sajón que reune un grupo de proscritos para luchar con la tiranía de los invasores normandos en la Inglaterra de principios del segundo milenio. Darth Vader sería el shérif de Nottingham, claro. Luego, conforme se extendió la saga, las semejanzas se diluyeron, pero siempre me ha parecido que el grupo de acompañantes de Luke Skywalker por toda la galaxia tenían más en común con los proscritos del bosque de Sherwood que con otra cosa. Estoy divagando.

tumblr_m1nkeje8Lq1r5mrsgo1_1280

Quien lea la entrada tendrá claro que mi personaje favorito en esta serie de historietas no es el osado Valérian, sino la inteligente (y además guapa) Laureline… que procede de la Francia medieval, con sus castillos y pueblecitos de calles empedradas… como los que me encontré en Perigord hace ya tiempo.

Otra de las influencias que se asegura que afectaron a Lucas fueron las historietas de Valérian y Laureline, del guionista Pierre Christin, el dibujante Jean-Claude Mézières y la colorista Évelyne Tranlé. Yo tuve la ocasión de leer algunas de sus aventuras en su idioma vernáculo, el francés, hace un tiempo. Estas aventuras se están poniéndo de moda por el estreno de un largometraje realizado por Luc Besson, que ya va anunciando que tiene escrita una segunda parte y pensada una tercera. Se estrena en España dentro de dos semanas, más o menos, y supongo que no podré evitar ir a verla por la añoranza de los personajes, que por otra parte no son muy conocidos en nuestro país. Pero la verdad es que tampoco tengo puestas muchas expectativas en esta película. Ya hablaremos de ella en su momento.

tumblr_m4ry6dseGB1r5mrsgo1_1280.jpg

Llega este renacimiento de los agentes espaciotemporales, el valiente Valérian y la guapa y, sobretodo, inteligente Laureline, en un tiempo donde surgen, casi se podría decir que proliferan, por todas partes las aventuras de viajeros en el tiempo, en concreto en su variante de agentes protectores de la historia y evitar las efectos en la misma que pueden tener los malvados que usan el viaje en el tiempo para fines egoistas o criminales. En las historietas original, las aventuras de esta pareja se sitúan a finales del tercer milenio en una galaxia dominada por los seres humanos, que han llegado a un nivel de evolución tecnológica y cultural que les permite vivir en un estado de ocio permanente. Pero también se ven sometidos con facilidad al riesgo de malvados que se aprovechan de la molicie general de los humanos. Por eso existe el servicio de agentes espaciotemporales. En un principio como viajeros al pasado con respecto a su época… bueno, Laureline es un fichaje que hacen en el siglo XI. Pero poco a poco sus aventuras se extienden por la galaxia y por el futuro en una space opera temporal, en la que se mezclan la aventura con mucha acción, el humor e incluso el romance y los problemas de pareja. No faltan las referencias cruzadas a otros temas y motivos de la cultura popular, de la historia del arte, o de la actualidad social y política francesa, algo que también se produce con otras series de historietas de su entorno.

tumblr_my7bzlDNaf1r5mrsgo1_1280.jpg

No cabe clasificarlas al nivel de las novelas gráficas más sesudas y trascendentes. Son exactamente eso, un entretenimiento que nació en la histórica revista Pilote, cuyo redactor jefe nada menos que el mismísimo René Goscinny, y que ha proporcionado décadas de entretenimiento a los franceses y a gentes de otras nacionalidades, dando a conocer a personajes como Astérix, Lucky Luke, el teniente Blueberry,… o Valérian y Laureline. A mí me parecen muy entretenidas. Y lo he de confesar… hace tiempo que estoy secretamente enamorado de Laureline. Pero es que soy débil… Y las rubias inteligentes, valientes pero no temerarias, y encima guapas, me privan.

tumblr_opf4b1q0UW1r5mrsgo1_1280.jpg

[Libro] Las puertas de Anubis

Literatura

Es muy sencillo. Con motivo del relativo éxito esta pasada primavera de la serie de televisión española El ministerio del tiempo, hubo un cierto debate sobre las influencias en la ficcion literaria, televisiva o cinematográfica que podrían haber influido en esta producción de fantasía. Fantasía; a duras penas la considero en estos momentos como ciencia ficción. Con el tiempo, el televisivo Ministerio del Tiempo me ha parecido más emparentado con el harrypotteriano Ministerio de la Magia inglés que con la Eternidad de Asimov. Así que yo encuadraría la serie más en el género de la fantasía que en el de la ciencia ficción. Y alguno de los responsables de la serie en algún momento mencionó la influencia que tuvo sobre la concepción de la serie el libro de Tim Powers que comento hoy. Y diversos medios se hicieron eco del comentario y reseñaron elogiosamente el libro. Así que me decidí a leerlo.

Las puertas de Anubis
Tim Powers; traducido por Albert Solé
Ediciones Gigamesh, 2010

Nos vamos a Londres, que es donde transcurre la mayor parte de la acción de la novela; Leadenhall Market ya existía en la época de la misma, aunque no en el edificio actual que data de finales del XIX.

Nos vamos a Londres, que es donde transcurre la mayor parte de la acción de la novela; Leadenhall Market ya existía en la época de la misma, aunque no en el edificio actual que data de finales del XIX.

Un profesor universitario nortemaericano de literatura inglesa especializado en poetas ingleses de principios del siglo XIX, es invitado por un excéntrico millonario a una conferencia que parece imposible. La que dio un poeta inglés en 1810. Se trata de un viaje en el tiempo, en el que una serie de ricachones pagan una cantidad exhorbitante de dinero, y al profesor le piden que haga de experto que les explique y guíe en la experiencia. Ante esta perspectiva, el profesor acepta. Sin embargo, la aventura no termina bien, ya que queda atrapado en el siglo XIX capturado por los esbirros de unos extraños personajes que parecen conocer el secreto de estas puertas en el tiempo. Y detrás, parece que hay una gran conspiración para derrumbar el Imperio Británico y permitir que el antiguo Egipto resurja de sus cenizas. Incluso si para eso hay que utilizar todo tipo de magia, hechizos y manipulaciones.

He de decir que estamos ante un derroche fantástico de mucho cuidado. Viajes en el tiempo. Magia y encantamientos. Clonación mágica de seres humanos. El mundo de los mendigos londinenses de principios del XIX. Extraños hombres monos. Conspiraciones. Escenas dignas del más auténtico terror gótico, seguidas de momentos de indudable comicidad. Una mezcla en su conjunto que hace de esta novela, quizá no una gran maravilla de la literatura de ficción, pero indudablemente una obra entretenida. Siempre que te guste el género, claro.

No faltan persecuciones por el Támesis, incluso por el Támesis helado...

No faltan persecuciones por el Támesis, incluso por el Támesis helado…

Quizá aquí está mi principal problema. Estas mezclas de magia y terror gótico, por muchas dosis de humor que les pongas aquí y allí, no me entusiasman. Estas si acaso son las que me han permitido llegar hasta el final. Porque quizá si no fuese por ellas hubiera abandonado antes esta historia, que por otra parte, dentro del imprevisible follón, es previsible en algunos elementos fundamentales de la misma.

No voy a poner en duda que los creadores de la serie se inspiraran en estas puertas de Anubis para su serie, si ellos lo dicen. Sería tontería por mi parte. Pero el tono entre libro y serie televisiva es muy distinto. Por mi parte, la he probado, pero es difícil que vuelva al género en un futuro previsible.

Aunque esa persecución por el Támesis helado sucede en una "excursión" a un Londres más antiguo todavía...

Aunque esa persecución por el Támesis helado sucede en una “excursión” a un Londres más antiguo todavía…

[Libros] All You Need Is Kill

Literatura

Este es un libro, que cuando conseguí esta versión electrónica en inglés no había salido todavía traducido al castellano, ahora lo he visto ya recientemente en alguna librería, que a priori no me habría llamado mucho la atención, pero que por el interés que despertó en mi su adaptación cinematográfica, decidí leerlo. Más teniendo en cuenta que no es muy extenso, y que vendría bien un lectura más relajada y más de evasión después de dos novelas de gran nivel, pero también de fuerte intensidad en sus contenidos. Entonces, para que conste, lo que he leído ha sido una traducción al inglés de una novela corta en japonés, aunque ya se puede encontrar la versión en castellano en las librerías con un volumen que difícilmente podríamos denominarlo novela corta. ¿Complicado? Vamos al grano.

All You Need Is Kill
Hiroshi Sakurazaka; traducción al inglés de Alexander O. Smith
Viz Comics, 2009
Versión electrónica

Para empezar, la sinopsis que hice para la adaptación cinematográfica no vale. Aquí el protagonista no es un oficial americano, sino un joven soldado japonés de diecinueve o veinte años, que se enfrenta a su primera batalla contra los “mimics”, invasores alienígenas, más bien máquinas biológicas al servicio de una inteligencia extraterrestre que han caído sobre el planeta para adaptarlo a las necesidades de sus creadores, y aun a costa de exterminar con la vida original del mismo, incluida la humana. Y en su primer día de batalla muere, no antes de haber tenido dos encuentros en la batalla. Uno, con una joven norteamericana de su misma edad, Rita, convertida en una máquina de combatir y heroína de las fuerzas combinadas terrestres. Otro, con uno de los entes alienígenas con quien mantiene un extraño contacto antes de morir. La consecuencia es que a partir de ese momento, volverá a revivir su último día y medio de vida, pero manteniendo los recuerdos de cada uno de sus bucles anteriores. Y siendo consciente de que Rita será una pieza fundamental para romper el bucle y poder seguir hacia adelante en la lucha contra los invasores.

Varias cosas. La lectura de la novelita es muy entretenida. Aventuras para jóvenes narradas con ritmo y con ingenio, que aprovechan muy bien el universo creado a tal fin, y las consecuencias de este aparente viaje en el tiempo. Si uno de los grandes hallazagos del filme era el dinamismo con el que se narraban los bucles en el tiempo, una virtud similar la encontramos en el libro. Y no trata al lector como tonto, sino que da unas explicaciones suficientes para mantener la coherencia del relato y permitir tirar para adelante.

Otra cuestión es importante es el público objetivo de la novelita. Sus personajes son poco más que adolescentes, y claramente la podemos considerar como una forma novelada de muchas de las historias de ciencia ficción y acción que nos llegan de Japón en forma de historietas o dibujos animados.

Es fundamental, al igual que en la película, la relación decenas de veces renovadas entre los dos protagonistas. Pero que es muy distinta, por su edad, por sus vivencias previas, por su origen diverso, que los maduros protagonistas de la película del filme. Y sin embargo funcionan muy bien.

Finalmente, su desenlace. Un desenlace que es donde más se desvía de la versión cinematográfica. Donde al final ambos protagonistas se ven abocados a un enfrentamiento que coge por sorpresa, y que nos lleva a un final mucho más abierto con respecto al universo creado para la novela que el de la película. Este es el final de un episodio, donde asistimos a como la responsabilidad de seguir la lucha pasa como el testigo de una carrera de relevos de Rita al joven japonés.

No estamos ante una obra maestra de la literatura, ni estamos ante la mejor ciencia ficción posible. Pero sí ante un producto de entretenimiento que tiene una coherencia interna muy superior a lo que estamos acostumbrados para los productos que se destinan al consumo por adolescentes y adultos jóvenes. Y eso permite que yo, que me salgo por varias décadas de este público objetivo, haya podido disfrutar igualmente de estas aventuras. Sin más. Pero tampoco sin menos. Al fin y al cabo, qué importa a quién se dirige una obra de ficción. Si está suficientemente bien contada, probablemente será apta para un número mayor de lectores. Eso sí. Quienes se aburran con la ciencia ficción, con las consecuencias del viaje en el tiempo, con los bucles de la historia repetidos, y otras cuestiones propias de lo que muchos consideran “friquis”, que se abstengan.

Un mundo sin plantas y sin animalitos el que nos espera con estos malvados alienígenas sin sentimientos...

Un mundo sin plantas y sin animalitos el que nos espera con estos malvados alienígenas sin sentimientos…

[Libro] The Time Traveller’s Almanac (1)

Literatura

Si durante unos meses entre el otoño y el invierno pasado fui intercalando en mis lecturas algunos libros dedicados de una u otra forma al viaje espacial, al viaje interestelar, ahora he comenzado a incluir algunas historias sobre el viaje en el tiempo. Una imposibilidad física para unos, mientras que para otros siempre puede quedar un resquicio en las leyes de esta ciencia que permita salvaguardar las leyes de la conservación de la materia y la energía o las relaciones de causalidad. El caso es que he adquirido un volumen, realmente voluminoso, incluso si está convertido de bits, ceros y unos, que nada abultan en mi lector electrónico.

Como son muchos los relatos que están incluidos en The Time Traveller’s Almanac: The Ultimate Treasury of Time Travel Fiction – Brought to You form the Future, los iré leyendo poco a poco, y comentaré por aquí cuando haya algún relato que me llame especialmente la atención. En esta primera tacada destacaré dos relatos.

Another history or A Fisherman en the Inland Sea – Ursula K. Le Guin

Un relato lleno de sensibilidad, dedicado a las segundas oportunidades. Un joven de un planeta básicamente agrario, abandona una sociedad donde las familias tienen gran importancia para la cohesión social, al mismo tiempo que suponen una compleja red de parentescos, al estar formadas por la unión de dos hombre y dos mujeres, con hijos comunes, aunque manteniendo ciertos tabúes para mantener la eugenesia. El joven se lanza al estudio de la física y del universo lo que le lleva a alejarse de su familia, irremediablemente tanto en el espacio como en el tiempo por el efecto de los viajes a velocidades relativísticas. Pero la ocasión le llevará a trabajar en la posibilidad de la transmisión instantánea de materia y energía entre dos puntos del universo, por alejados que estén. Y un accidente, quizá le dé la oportunidad de recuperar algo, o mucho de lo que perdió.

Interesante planteamiento el de crear una sociedad muy estructurada, de carácter conservador, pero con unos valores muy distintos a las sociedades de este tipo en nuestro planeta. Una amplia reflexión que utiliza el viaje del tiempo, aunque sea por efecto del azar, para hacernos pensar sobre qué haríamos si pudiésemos, al cabo de los años, disponer de segundas oportunidades. Anular el efecto del coste de oportunidad de tomar una decisión que nos atrae frente a otra a la que tampoco le haríamos ascos.

Entrada al Palacio de Dolmabahçe

Uno puede utilizar las fotografías, como sucedáneo de viaje en el tiempo. Pero a veces he pensado que regresar al año 1992 estaría bien. Y cambiar dos decisiones. Una… quizá hiciese un viaje poco después de mis vacaciones en Estambul,… uno que no hice, a pesar de que se me sugirió durante aquellos días en tierras turcas…

Triceratops Summer – Michael Swanwick

Un accidente durante un experimento físico en un laboratorio hace aparecer una gran manada de triceratops, pacíficos dinosaurios, en algún lugar de este planeta en la actualidad. ¿Qué harías si supieras que los científicos  que lo han provocado saben como volver a la normalidad, y lo van a hacer? Es decir, tienes tres meses para hacer lo que quieras, sin miedo a las consecuencias en el futuro, por que después todo se va a reiniciar a lo que hubiese sido tu vida, tres meses atrás, si no se hubiera producido el accidente. Como dedicaríamos ese tiempo extra que nos han dado… Seríamos criminales,… seríamos amantes,… haríamos el viaje de nuestra vida sin miedo a la ruina,…

El planteamiento es sencillo y la resolución también. Porque puede ser que estemos más condicionados por quienes realmente somos que por quienes soñamos ser.

En fin,… dentro de un tiempo, cuando vuelva a tener alguna remesa nueva de relatos que me hayan llamado la atención volveré a este “almanaque del viajero en el tiempo”.

Alhambra y jardines del Generalife

O unas semanas más tardes en tierras granadinas, hacer algo que preferí no hacer… y que,… En fin. Mejor no pensar en ello. En cualquier caso, se confirma. Son las mujeres las que nos complican la vida y las decisiones. ;-)

[Cine] Al filo del mañana (2014)

Cine

Al filo del mañana (Edge of Tomorrow, 2014), 1 de junio de 2014.

Durante unos años, a finales de la década de los 90 y principios de los 2000, la mayor parte de las películas que veía en salas de cine eran en las matinales de los multicines de algunos centros comerciales de la ciudad. Quedábamos a desayunar el domingo por la mañana, alguien se encargaba de sacar las entradas, y luego acudíamos todos al cine. Solíamos pasarlo realmente bien. El único pero es que era un grupo heterogéno de amigos, la mayor parte de los cuales iban al cine por mero entretenimiento. Y por ello, la mayor parte del cine que veíamos era del más comercial. Vamos, que me tragué muchos bodrios. Hace unos diez años, las vueltas que da la vida interrumpió aquellas sesiones dominicales de cine.

¿Y a qué viene todo esto? Pues viene al hecho de que a mí, a priori, no se me hubiera ocurrido ir a ver lo que tiene pinta de ser un blockbuster veraniego protagonizado por Tom Cruise, actor que no me gusta mucho y además me cae mal, sino fuera porque hace unos días alguien lanzó la iniciativa de recordar aquellos tiempos, y hacer una matinal de cine como antaño. La película no la elegí yo. Pero como veréis más adelante, afortunadamente, alguien eligió esta aventura de ciencia ficción dirigida por Doug Liman, y que ha resultado mucho más interesante de los que esperábamos.

Basada en una novela del japonés Hiroshi Sakurazaka, nos presenta cómo la Tierra está siendo invadida por una especie extraterrestre que ha aterrizado cerca de Hamburgo, y ha comenzado su expansión empezando por el continente europeo. A punto de culminar su conquista del continente, los humanos sólo han conseguido una victoria, que atribuyen a la sargento Rita Vrataski (Emily Blunt), convertida en heroína mundial. En un intento de contraataque, el mayor Cage (Tom Cruise), relaciones públicas del ejército americano, es obligado a ir a la batalla en una playa del Canal de la Mancha, en contra de su voluntad. Sin entrenamiento previo, caerá muerto, no antes de ser contaminado con la sangre de uno de los especímenes extraterrestres. Como consecuencia, volverá a la vida a revivir constantemente ese día, pero con una diferencia. Conservará memoria de lo sucedido. Y con estas memorias, y con la ayuda de Vrataski intentará utilizar esta ventaja para derrotar al enemigo, que de otro modo parece que puede conseguir una victoria decisiva en su objetivo de conquistar el planeta.

Trafalgar Square

Si Trafalgar Square es una localización importante al principio de la película que comento hoy…

Desconozco cómo sera la novela original, que tono tendrá, en qué medida su origen japonés influirá en su planteamiento y desarrollo. La película está totalmente filmada pensando en el espectador occidental, y así, a primera vista, uno podría decir que es el hijo natural del trío formado por Groundhog Day (Atrapado en el tiempo), Starship Troopers y War of the Worlds (La guerra de los mundos). Pero cogiendo las buenas ideas de las tres historias, no necesariamente las principales, las buenas, y mezclándolas adecuadamente en la coctelera de forma que se consigue un producto equilibrado y muy, muy, muy entretenido. Siendo una película de acción y ciencia ficción con tono catástrófico, hay abundancia de efectos especiales. Que dan igual. Te sumerges en la historia, estás ansioso por saber más y lo que es accesorio, pasa a segundo plano como debe ser. Los responsables del fin resuelven con habilidad y sabiduría algunos elementos del filme que lo podrían haber hecho repetitivo y pesado. Estamos presenciando constantemente escenas que corresponden a las decenas o centenas de ocasiones en las que los protagonistas viven el mismo periodo de tiempo, pero siempre con variaciones. Con gran habilidad va introduciendo el director elementos que informan al espectador de cuál es la dinámica real de la historia. Espectador que, para variar en una película de este tipo, no es tratado como un ser tonto y pasivo, y se le da la posibilidad de participar en lo que está pasando. En ir poniendo de su parte para recomponer el conjunto de la historia. Es cierto que el final es manifiestamente mejorable, pero globalmente estamos ante un producto de entretenimiento de muy buena factura.

El protagonista absoluto de la producción es Tom Cruise, que con todos los vicios interpretativos que tiene, esa sensación de que constantemente se está interpretando a sí mismo, está lo suficientemente moderado como para resultar razonable, un protagonista aceptable para esta película. A su lado, un Emily Blunt bastante más competente en su oficio interpretativo, y que como de costumbre está atractiva aunque no salga de guapa. Quizá un mayor equilibrio entre ambos personajes hubiera incluso mejorado el filme; aunque esto quizá no sea posible, ya que la historia está planteada desde el punto de vista de Cage.

Por lo tanto, en este final de primavera, a punto de empezar el verano, tenemos una película de entretenimiento que no es un remake, un reboot de algo previamente ya visto, o la enésima parte de una película de superhéroes vestidos con pijamas de colores, con historias siempre iguales y con diálogos ridículos. Estamos ante un producto que cumple con las funciones de entretener y promocionar el consumo de palomitas, sin que el espectador más exigente sienta que le han tomado el pelo, e incluso salga manifiestamente satisfecho de las dos horas que ha estado en la sala de cine. Solamente hubiera faltado que hubiese estado en versión original. Porque seguro que las diferencias de acento entre americanos y británicos proporciona información adicional sobre lo que están pasando.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ****

Piramide del Louvre

… la Pirámide del Louvre no lo es menos hacia el final del filme. Ambas fotos, mi primer viaje con una cámara réflex en 1989.

[Libros] El 10% de inacabados, a propósito de Algernon, y una historia sobre sumerios y Tesla

Literatura

Es un hecho constante en mi vida como lector de libros. Alrededor de un 10% de los libros que empiezo, sean de ficción, de ensayo o de divulgación, no los acabo. Los abandono en un momento dado. Lo comento ahora porque al poco de volver de mis vacaciones de Pascua y terminar de leer la última novela de John Irving que ya os comenté, empecé con un nuevo libro, Flowers for Algernon de Daniel Keyes.

Este es un libro que está considerado como uno de los mejores relatos de ciencia ficción de la historia de la literatura y, con frecuencia, forma parte de las listas de libros recomendados o que hay que leer. El campo científico en el que anticipa es el de la psicología y la neurocirugía, y nos habla de Charlie Gordon, un hombre de 32 años con una discapacidad intelectual desde su nacimiento, y que es sometido a una intervención que le dota no sólo de una inteligencia convencional, sino de una inteligencia superior. Pero que a su vez le genera una serie de problemas de adaptación… y siempre con la posibilidad de que el proceso sea reversible a su estado original. En lo que he leído del libro, un 40% aproximadamente, lo importante del mismo no es tanto las cuestiones de carácter científico, sino las consecuencias éticas y morales de la cuestión, así como las cuestiones éticas de nuestro trato con personas con discapacidad intelectual. Así como los miedos ante lo desconocido y ante los avances de la ciencia y sus consecuencias.

Pont Couverts

El relato que recomiendo más adelante comienza, en su segunda parte, con un viaje de Nikola Tesla que parte de Estrasburgo tomando el Orient Express (sí el Orient Express original iba por Estrasburgo, no por Venecia).

Sin embargo, este relato escrito en primera persona y forma de diario, me ha resultado extraordinariamente desasosegante. Y llegado cierto punto he decidido abandonar las aventuras y desventuras de Charlie. No sé si en algún momento lo volveré a retomar. Mi experiencia sobre casos similares me hace dudarlo.

Sobre este fenómeno de los libros abandonados, que cuando eran de “árboles muertos” acababan en una estantería específica para ellos de mi mueble librería, tendré que crear una carpeta para los que tienen formato electrónico, he reflexionado de vez en cuando. No tiene que ver con la calidad literaria del libro. He terminado en mi vida mucho libros infumables, sin embargo no he conseguido terminar con otros muy bien considerados. Como este que acabo de comentar. O Un saco de canicas de Joseph Joffo, que he empecé en dos ocasiones. O el caso más flagrante, La conjura de los necios de John Kennedy Toole, cuyo protagagonista, Ignatius J. Reilly, me causa tal grima que ha impedido que lo termine ¡¡¡en cuatro ocasiones que lo he comenzado!!! Habría otros ejemplos pero no me quiero extender. Simplemente, me apetecía comentar que es algo que me pasa, y que me gustaría saber en qué medida les pasa a otras personas.

Concorde y Torre Eiffel

Sigue por París, donde el pobre de Tesla empieza a tener sus problemas con Edison y su compañía.

Bueno, se me olvidaba el caso más célebre. También he comenzado en tres ocasiones a leer el Quijote, y tampoco he podido con él. Tuve un profesor en la EGB que nos profetizó que quien no se leyese el Quijote era un “mal español”. Hace tiempo que me resigné a ser un “mal español”. Tampoco me importa mucho. Hace tiempo que he descubierto que hay muchas más características de mi personalidad que me descalifican como “buen español”, y que lo prefiero así. Siempre he sentido por contra simpatía por George Brassens,… qué cosas

London St Pancras

Pasa discretamente por Londres , aquí la estación de St Pancras, ya que se siente perseguido por unos británicos debido a un tesoro arqueológico que porta.

Como sé que cuando pincho con un libro luego permanezco en estado de desconcierto lector durante un tiempo, para evitarlo me he merendado en un día un relato corto de Miguel Santander, La epopeya de los amantes, que me ha parecido estupendo. Mucho más ingenioso y mejor tejido que el tocho de este autor que me leí hace poco, es una aventura en el tiempo protagonizada por Nikola Tesla, el presunto Noé del diluvio y una belleza mesopotámica que debía cortar el hipo. Siempre me han gustado las historias de viajes en el tiempo bien hiladas. Por tres euros escaso que cuesta la versión electrónica, os lo recomiendo sin dudarlo.

Creo que he entrado en una fase de cierta “confusión mental”. Seguiré con alguna lectura no excesivamente seria o trascendente.

Arte egipcio en el Met

Tesoro arqueológico que pensaba llevar al Met de Nueva York, si no fuera porque se pierde en el barco transatlántico en el que viaja por el morro.

[Cine] Safety Not Guaranteed (2012)

Cine

Safety Not Guaranteed (2012), 14 de abril de 2014 (marzo de 2013).

Peculiar la situación de este fin de semana. Imposible por primera vez en mucho tiempo disponer de un rato para ir a las salas de cine. Parecía que esta semana no tocaba comentario. Más teniendo en cuenta que entre semana tampoco parece probable que tenga ocasión de escaparme a las salas. Pero…

Uno de mis sitios de referencia para tomar decisiones sobre qué película ir a ver, cuando no tengo una preferencia clara en el momento del estreno, es consultar la crítica de loqueyotediga.net. Herederos del ya desaparecido programa de cine de la Cadena Ser, El cine en la SEREl cine de Lo que yo te diga, durante años las críticas de Teófilo el Necrófilo fueron un referente. Creo que siempre fue el crítico de cine con más concordancia con mis propios gustos que he tenido oportunidad de leer. Aun hoy en día, reducido el equipo de Lo que yo te diga a su espacio en internet, Las favoritas de Teo siguen siendo una referencia para saber que ir a ver cuando no lo tenemos claro.

Dicho lo cual, la semana pasada aparecía entre los estrenos que merecían su inclusión en Las favoritas esta película que os traigo hoy, dirigida por Colin Trevorrow. La cuestión es que cuando leí la reseña que hizo el equipo de Lo que yo te diga me sonó muy familiar. Una tremenda sensación de déjà vecu. La película no se ha estrenado en Zaragoza, lo cual ya empieza a ser tristemente habitual, pero me puse a investigar y descubrí porqué me resultaba tan familiar. La película, de 2012, ya fue estrenada en televisión por Canal Plus Xtra en marzo de 2013. ¡Hace más de un año! Canal Plus Xtra incluye entre su programación películas de cine que se puede calificar como “cine independiente” o “cine de autor” o una mezcla de ambos. Que cada uno entienda cada uno de los conceptos como quiera o pueda. Muchas veces películas que no han sido estrenadas en salas comerciales en nuestro país. Y esta es una de esas. Que paradójicamente, por lo que entiendo por su inclusión en las críticas de la semana pasada de la página web mencionada, ha sido estrenada en alguna sala del país un año después de su paso por la televisión de pago. En versión doblada también con el título traducido, Seguridad no garantizada. Kafkiano.

Los Bañales (Paisaje)

El sábado hice con unos conocidos un viaje en el tiempo. A dos mil años atrás.

Ayer domingo por la noche la volví a ver en casa. Dura menos de hora y media, y garantizaba que después de cenar la podía ver y acostarme a una hora decente. No sabía incluirla aquí como estreno, pero al final he decidido que sí. Hay que acostumbrarse a que los estrenos cinematográficos, tal y como evoluciona el negocio del cine, cada vez van a adoptar formas más variadas.

La película nos cuenta la historia de Darius (Aubrey Plaza), una chica que entra a trabajar como interna en la redacción de una revista. Su primer trabajo de campo es la realización de un artículo en Ocean Shores sobre un tipo que busca un acompañante para un viaje en el tiempo. Trabajará con el cínico Jeff (Jake Johnson), quien propone el reportaje como excusa para volver a la ciudad donde de joven tuvo una aventura con una guapa chica que le impactó en el recuerdo. Y con otro interno, el tímido y virginal Arnau (Karan Soni), incapaz de mantener relaciones normales con casi nadie, y menos con las chicas. La perspicacia de Darius le permitirá localizar, establecer relación y empatizar con Kenneth (Mark Duplass), el futuro viajero en el tiempo. No sabe si está chiflado o va en serio. Pero sí sabe que ella tiene un motivo para viajar al pasado, cuando perdió a su madre, y que Kenneth tiene un motivo para hacerlo, cuando perdió a su novia.

La película tiene un tono de comedia con algún tinte de tono dramático. En realidad estamos ante una película casi coral, en el que cada uno de los cuatro personajes mencionados tiene que resolver algunos problemas en sus relaciones con el mundo y consigo mismos. Si realmente es además una película de ciencia ficción, es decir, si hay un viaje en el tiempo, o si Kenneth es un mero chiflado, es algo que tendrá que descubrir el espectador a lo largo del filme. En cualquier caso, esta panda de tipos raros acaban siendo entrañables, y descubres que la película te sabe a poco, que se te pasa volando y que has pasado un rato muy entretenido.

Los Bañales (Acueducto)

Estuvimos en el paraje de Los Bañales a la hora de la puesta del sol, donde hay un yacimiento arqueológico romano de cierta importancia.

Todo el reparto hace una buena labor, aunque la base de la película es la capacidad de Plaza para ir haciendo creíbles las situaciones a priori más disparatadas, y sobretodo el buen rollo que plante con Duplass, que siendo protagonista sale menos que los demás, pero sus apariciones están muy inspiradas. Mención a la pequeña pero significativa aparición de Kristen Bell, la añorada Veronica Mars, que viene a suponer un punto de inflexión en la historia.

En resumen, una película muy entretenida, que te deja con muy buen sabor de boca, que te hace pensar un poquito sobre la naturaleza humana, y que te acaba convenciendo que las comedias románticas no tienen porqué ser eso que habitualmente te proponen en la cartelera, y que los amores con un toque fantástico no tienen porqué ser horteras y sólo aptos para adolescentes sin seso. Sobre si llegará a ser una pequeña obra de culto como dicen los chicos de Lo que yo te diga, ya no me atrevo a apostar. Pero si ha llegado a la cartelera de tu ciudad, puede ser una buena opción para los días de fiesta de esta semana santa.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

Los Bañales (Paisaje)

Yo ya conocía el lugar, pero la tarde fue agradable, y el paseo estuvo bien. Y la luna creciendo, anunciando la fase de luna llena del miércoles en la que habrá eclipse de luna. La luna roja le llaman en la prensa de forma bien efectista. Brrr…

[Cine] Una cuestión de tiempo (2013)

Cine

Una cuestión de tiempo (About Time, 2013), 20 de octubre de 2013.

En un fin de semana un poco soso y anodino por diversos motivos, decidimos acudir a una matinal buscando un poco de cine amable en lo que presuponíamos una comedia romántica británica del director y guionista neozelandés Richard Curtis. No hay más que ver su ficha en IMDb siguiendo el enlace anterior para entender lo que ha supuesto este hombre para el cine más comercial británico, unas veces con más fortuna y otras con algo menos. Pero siempre me parece interesante probar a ver qué nos tiene que decir.

La historia va de la vida de Tim (Domhnall Gleeson), un joven simpático pero tímido con las mujeres, y por lo tanto con poco éxito, con una familia un tanto excéntrica pero muy unida y bien avenida, que en el día de su 21º cumpleaños recibe una sorprendente noticia de su padre (Bill Nighy). Todos los varones de su familia tienen la capacidad de viajar en el tiempo. Siempre y cuando lo hagan a algún momento de su línea temporal vital. Con esta información, dejará su Cornualles natal para ir a trabajar como abogado a Londres, donde conocerá a una guapa chica america, Mary (Rachel McAdams), de la que se enamorará.

Marazion y St-Michaels Mount

Dos son las localizaciones fundamentales del filme de hoy. Una casi idílica Cornualles, quizá no muy lejos de Marazion, frente a St-MIchaels Mount, mucho más modesto que su homónimo francés

La fórmula es conocida. Una comedia romántica amable, buenrollista, con algún toque de drama aquí y allí, simplemente para mostrarnos cómo son capaces los personajes de mostrar su solidaridad y su unión como familia y amigos. Nada complejo. Simplemente adherezado con un elemento argumental, el viaje en el tiempo, que permite al protagonista disponer de segundas oportunidades,… o terceras. Lo cierto es que aunque es indispensable para que la historia avance como la hace, tiene algunos fallos en algún momento, que chirrían, pero que no llegan a estropear el producto final.

Correctamente interpretada en líneas generales, destaca la simpatía que destila el veterano Nighy, y llama la atención el hecho de que hace unos años McAdams ya interpretase un papel muy similar en The Time Traveler’s Wife (Más allá del tiempo), película en el que el tema del viaje en el tiempo estaba un poco mejor atada, tenía un tono más dramático, esta chica era más protagonista y estaba mucho más encantadora, pero que no funcionaba en su conjunto tan bien engrasada.

Resumiendo, una comedia con toques de drama que se deja ver con agrado, que pasas un rato agradable, a pesar de algún que otro desliz argumental.

Valoración

  • Dirección: ***. Realización correcta, que no llega a la cuarta estrella quizá por falta de riesgo.
  • Interpretación: ***. Un reparto simpatico, que funciona razonablemente bien.
  • Valoración subjetiva: ***. Un rato entretenido en una película que quizá podría haber aspirado a algo más..

Charing Cross Road - Leicester Square Station

Y la capital británica, un Londres en la que no faltan escenas en el metro. Aunque todas seguidas en parte del metraje. Que por cierto, me ha hecho dudas si incluir la película en mi colección de filmes relacionados con la fotografía. Creo que al final no,… pero estoy dudando.

[Libros] Time Travelers Never Die

Literatura

Contra todo pronóstico, encuentro 25 minutos para poder actualizar este Cuaderno de Ruta, hoy. Sigo consumiendo libros en estos días. En esta ocasión, termino uno de ciencia ficción que compré ya hace un año, en inglés, que se me atragantó en una primera ocasión. Y que ahora me ha costado dos meses ir avanzando con el cada noche al acostarme, hasta que le he dado un empujoncillo en estos días en los que he pasado horas muertas en un hospital.

Se trata de un libro de Jack McDevitt, un escritor que sin tener desde mi punto de vista el nivel de los clásicos de la ciencia ficción, escribe unas space operas bastante entretenidas. En esta ocasión se atreve con los viajes en el tiempo. Tema bastante más peliagudo a la hora de cuajar una historia con un mínimo de coherencia. Veremos a ver.

Time Traveleres Never Die
Jack McDevitt
ACE Books; New York, 2009
ISBN: 9780441017638

El padre de Adrian Shelborne ‘Shel’ ha desaparecido. En circunstancias muy extrañas. Preocupado por la cuestión, tras rebuscar entre las cosas de su padre, Shel descubre unos aparatos, no mayores que unos reproductores de música portátiles, que permiten a su portador viajar en el tiempo. Tras unas pruebas, se va animando a utilizarlos, y comprendiendo que su padre está viajando por el tiempo, y con su amigo Dave, se lanzará a un recorrido por distintas épocas de la humanidad buscando al padre. Esto les llevará a dos cosas. A vivir una extraordinaria aventura en la que no faltarán los momentos difíciles e incluso peligrosos, y a que sus prioridades vitales y sus necesidades personales cambien.

He de decir que de todos los libros del autor es el que menos me ha convencido. No creo que le haya pillado el tranquillo el autor a explotar todos los resortes dramáticos que los viajes en el tiempo permiten. Personalmente, mi referencia desde que era un adolescente ha sido El fin de la eternidad de Isaac Asimov, que aunque algunos consideran una obra menor, me parece muy entretenida, y expone con bastante interés algunas de las consecuencias y las paradojas del viaje en el tiempo. Comparada con esta, la novela que nos ocupa me parece muy superficial, excesivamente larga para una historia que no da para tanto, y mucho menos seria que otras obras del mismo autor. Es inevitable que cuando se abordan determinados temas en la literatura de ciencia ficción, viajes galácticos, viajes en el tiempo, contactos extraterrestres, etc… haya una cantidad de fantasía importante. Pero en obras anteriores, McDevitt había incluido retazo de buena ciencia que siempre son de agradecer. En esta novela, creo que se ha limitado a desarrollar unas aventuretas más o menos entretenidas, pero con graves peros a lo que se puede decir sobre sus planteamientos sobre el viaje en el tiempo.

Así que podemos resumir en que no me parece la novela más inspirada del autor, ni la que yo recomendaría a quien quisiese iniciarse en sus obras. He visto en Amazon.co.uk que este otoño ha publicado una nueva novela de su serie sobre Alex Benedict, con su talentosa y atractiva piloto espacial Chase Kolpath, espero. Supongo que les daré una oportunidad. Aunque no necesariamente de forma inmediata. Aunque igual lo pido en la próxima compra que haga a dicha tienda en internet.

Recomendación musical:

Estoy escuchando el podcast de Cuando los elefantes sueñan con la música del 5 de enero, y no puedo menos que sentir que se me alegra el día cuando oigo Primavera (Vai Chuva) en la suave voz de Fernanda Takai del grupo Pato Fu. Pertenece al LP Música de Brinquedo del grupo brasileño que no aparece en Spotify, pero en el enlace anterior encontraréis otras muestras de su música. Y por supuesto, podéis descarga en el primero de los enlaces el programa de radio, con otras muchas canciones muy majas y apropiadas para la fecha.

Aquí no había un eclipse... más tarde lo hubo

La hora azul del amanecer en Las Canteras, entre Almudévar y Huesca - Canon EOS 5D Mk.II, EF 200/2,8L USM