Libro: Kiki de Montparnasse

Literatura

Tras la grata experiencia de leer Maus, y meterme así en el mundo de la historieta seria, con contenido, con miga, he vuelto a probar el género. Y si el anterior se basaba en las vivencias biográficas de un superviviente del holocausto, en esta ocasión me he metido en la biografía completa de uno de los más conspicuos personajes del París de entreguerras; Alice Prin, más conocida como Kiki de Montparnasse.

Kiki de Montparnasse
Catel Muller y Jose-Louis Bocquet
Sins.entido. Jesús Moreno y asociados – Espacio y comunicación. Barcelona, 2007
ISBN: 9788496722309

Antes de comentar el libro, hablemos un poco de la persona. Alice Prin nació pobre, no reconocida por su padre, y criada por su abuela en Châtillon-sur-Seine hasta que siendo una preadolescente fue a vivir con su madre a París. Sin embargo, tras tener diversos oficio durante su adolescencia, acaba por trabajar de modelo posando desnuda para un escultor, lo cual ocasionó la ruptura con su madre, siendo todavía una adolescente. A partir de ahí, tras algunos altibajos, continuó su carrera como modelo siendo la musa de pintores, escultores y fotógrafos, afiliados a los distintos ismos que configuraron la vanguardia parisina en el París de los felices años 20. En los enlaces a sus biografías en español y en francés en Wikipedia, podréis encontrar un listado de los artistas a los que inspiró y para quienes posó. En su momento, fue declarada la “reina de Montparnasse“, y no dudó en cantar y bailar en los cabarés de la época. Sin embargo, el estilo de vida, el abuso del alcohol y de las drogas, le llevó a un deterioro físico precoz, y a desaparecer de la escena intelectual relativamente olvidada.

Desnudo en el espejo, por Julian Mandel (imagen de dominio público); la modelo es Alice Prin, Kiki de Montparnasse. Es evidente que los criterios estéticos de la época no favorecían a las anoréxicas modelos de la actualidad (Fuente: Wikimedia Commons)

Yo me familiaricé con el personaje por mi afición a la fotografía, ya que fue amante y musa del polifacético artista norteamericano Man Ray, con quien hizo una de las obras más representativas de la fotografía surrealista, el Violón de Ingrés.

En el relato gráfico que hoy nos ocupa, conocemos a la joven Alice de niña, cuando vive con su abuela, y vamos siguiendo su vida hasta que desaparece de la escena parisina con la llegada de los alemanes a París, después de lo cual la encontramos ya retirada de la vida pública y enferma, muriendo con sólo 51 años en 1953. El relato está estructurado en escenas de su vida que son representativas de su forma de vivir, de sus relaciones, o de los acontecimientos más señalados de su vida.

Kiki de Montparnasse por el escultor aragonés Pablo Gargallo, Museo del Louvre. Fotografía de Hay Kranen (Fuente: Wikimedia Commons)

El relato gráfico es muy dinámico, aunque profundiza poco en los acontecimientos que narra. Creo que genera una sensación de superficialidad en la protagonista, cuando en muchos entornos se ha destacado que se puede considerar como una de las primeras mujeres realmente liberadas del siglo XX, aun con los costes personales que eso le produjo. Además, la historia se va desfondando conforme llega a sus últimos capítulos; creo que hubiese sido mejor dar más profundidad a determinados momentos clave de la biografía de la modelo, aun a costa de no ser tan exhaustivo en la descripción de su vida.

En resumen, un relato que no está mal, que me sirve para ir conociendo más el medio de la historieta, y que me ha entretenido a ratos.

Torre de Montparnasse

Montparnasse, el reino de Kiki, con su gran y emblemático rascacielos - Panasonic Lumix LX3