[Viajes] Resumen del viaje por Francia y Suiza

Viajes

Ayer llegué a Zaragoza, después de casi dos semanas de viaje por el sudeste francés y por el lago Lemán en Suiza. Las doce en punto de la noche cuando llegué, aunque podría haber sido un par de horas y media antes si no fuera por las estupideces que comete Renfe en la gestión de los viajes, siempre más pensando en taparse el culo de posibles reclamaciones que permitir que los viajeros tengan un recorrido cómodo, rápido y lleguen pronto a sus destinos. De nada sirve que los trenes vayan puntuales, si por una decisión de gestión estúpida impides un cambio de billete, aun pagando un suplemento, que permita llegar antes al viajero. Dos horas y media antes.

En fin… y siempre que llego de viaje, intento hacer una entrada de resumen en este cuaderno de ruta, cosa que no es fácil, por la diversidad de lugares, la falta de una unidad temática en el viaje.

Ciudades de la provenza

Yo pensaba que nos daría tiempo a visitar al menos Aviñón, Arlés y Nimes. Luego, con la huelga de dos de cada cinco días en los ferrocarriles franceses, decidimos renunciar a Nimes. Arles es patrimonio de la humanidad según la Unesco, como Aviñón. Nimes ha presentado su candidatura, así que… Lo cierto es que no nos hubiera dado tiempo. Hubiéramos necesitado un día más de viaje. Pero hemos tenido monumentos romanos, medievales, arte medieval, arte contemporáneo, fotografías,… de todo. Me quedo con las ganas de ver como funcionan los Encuentros Internacionales de Arles de fotografía. Porque si hay buenas exposiciones y actividades, en el AVE-TGV se va en un momento y se puede pasar incluso un fin de semana.

La maldita huelga y el Pont du Garde

No pudimos evitarlo. Uno de los días de huelga ferroviaria coincidía con nuestro desplazamiento de Aviñón a Annecy. Nos aseguraban la existencia de servicios mínimos, pero no los enlaces, y en Lyon habíamos de cambiar a un autobús o tren regional destino a Annecy. Sin garantías. Imposible la ruta en autobús de línea. Todo pillado. Al final, nos alquilamos un coche, que no salió barato porque no lo devolvimos a Aviñón. Eso nos permitió visitar otro monumento patrimonio de la humanidad según la Unesco. Es un acueducto de origen romano sobre el río Gard.

Annecy y su lago

Un par de días de turismo calmado y burgués en esta reposada y pija ciudad en las estribaciones de los Alpes, con su agradable lago. Comer, pasear, navegar por el lago, hacer alguna caminata entre bosques. ¡Qué más puedes pedir!

Chamonix y el Mont-Blanc

Tenía muchas ilusiones puestas en estos casi tres días. Aunque me chocó lo baratito de los precios. La cuestión fue que es temporada baja, y las informaciones en la web de la oficina de turismo no era precisa respecto a los remontes (teleféricos, telecabinas, trenes,…) abiertos y cerrados. El más interesante, el teleférico de la aguja del Midi, cerrado. Alguno otro abierto para compensar. La visita a la Mer de Glace, sin problemas. Salvable todo… si no fuera por la lluvia y las tormentas. Mi nueva Panasonic Lumix G9 con el Olympus 12-40/2,8 se comportaron como jabatos, aguantando dos horas bajo la lluvia, funcionando sin ningún problema. Encantado con este equipo fotográfico.

Ginebra y el lago Lemán

De los dos que viajábamos juntos, yo ya conocía esta zona. Pero está bien volver para visitarla de nuevo, buscando alguna novedad, o reencontrándose uno con cosas que realmente te gusta. El único pero, que quizá sea más adecuado alojarse en Lausana que Ginebra. Queda todo más centrado. En cualquier caso, lo que daría por tener a mano el Museo de l’Elysée de Lausana y el Museo suizo del aparato fotográfico de Vevey. Qué disfrute. Y los paseos en barco por el lago Lemán. Y los viñedos de Lavaus. Y…

Epílogo: trenes a la carrera y el día de vuelta

Viajes

Hoy ha sido el día de regreso a Zaragoza. Y de tan normal y sin incidentes, ha sido un aburrimiento. Ni ganas me han entrado de sacar la cámara. Ni el móvil. Pero vamos. Una sosada.

Eso sí, me he guardado en la recámara algo que sucedió ayer dos minutos despues de redacta la anterior entrada. En el plazo de dos minutos, en la estación de Lausana dieron salida a cinco trenes, tres de los cuales inicialmente iban en el mismo sentido, y dos de ellos iban al mismo destino. El InterRegio en el que yo viajaba y el RegioExpress que salió de forma prácticamente simultánea. Para aclarar conceptos. Los InterRegio comunican centros de población razonablemente importantes entre varias regiones o cantones, y los RegioExpres centros de población algo menos importantes, y por lo tanto con más paradas, dentro de una región o cantón, y si acaso con los vecinos. Pero el RegioExpress salió a la carrera, y parecía que iba a ir por delante del nuestro. Yo pensé que en la primera parada de aquel, le adelantaríamos y ya está, aunque me parecía una diferencia de tiempos muy pequeña. Pues no. Durante unos kilómetros circularon prácticamente en paralelo, ocupando las dos vías de la doble vía. Hasta que finalmente, el InterRegio, más rápido terminó de sobrepasarlo. Son finos estos suizos a la hora de operar sus numerosos trenes.

Por cierto que, el conjunto de entradas que he ido subiendo sobre la marcha conforman el diario de viaje provisional que podréis encontrar ya en la columna izquierda en el apartado Viajes. En los próximos días iré elaborando el definitivo y más bonito (en el momento en que elaboro esta entrada no hay nada sustancial todavía, id volviendo en próximos días).

Calor y fotografia en Lausana

Viajes

Esta mañana la hemos pasado en Lausana, capital del Cantón de Vaud, también de habla francesa. No saldré de la Romandía en este viaje. Hace calor. Rondando los treinta grados. Así que no es especialmente agradable ir al sol por una ciudad llena de cuestas. Menos mal que tiene un eficaz metro que te las ahorra. Y así hemos visitado la catedral y la zona alta de la ciudad.

Luego otra vez el metro hacia abajo, para visitar el museo de l’Elysée, museo de fotografia muy agradable junto al palacio, jardines y museo olímpicos.

Nos hemos comido unas crepes y hemos embarcado en un vapor rumbo al castillo de Chillon. Y sigue haciendo calor. Pero atemperado por la masa de agua del Lemán.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com