[Viajes] Resumen del viaje por Francia y Suiza

Viajes

Ayer llegué a Zaragoza, después de casi dos semanas de viaje por el sudeste francés y por el lago Lemán en Suiza. Las doce en punto de la noche cuando llegué, aunque podría haber sido un par de horas y media antes si no fuera por las estupideces que comete Renfe en la gestión de los viajes, siempre más pensando en taparse el culo de posibles reclamaciones que permitir que los viajeros tengan un recorrido cómodo, rápido y lleguen pronto a sus destinos. De nada sirve que los trenes vayan puntuales, si por una decisión de gestión estúpida impides un cambio de billete, aun pagando un suplemento, que permita llegar antes al viajero. Dos horas y media antes.

En fin… y siempre que llego de viaje, intento hacer una entrada de resumen en este cuaderno de ruta, cosa que no es fácil, por la diversidad de lugares, la falta de una unidad temática en el viaje.

Ciudades de la provenza

Yo pensaba que nos daría tiempo a visitar al menos Aviñón, Arlés y Nimes. Luego, con la huelga de dos de cada cinco días en los ferrocarriles franceses, decidimos renunciar a Nimes. Arles es patrimonio de la humanidad según la Unesco, como Aviñón. Nimes ha presentado su candidatura, así que… Lo cierto es que no nos hubiera dado tiempo. Hubiéramos necesitado un día más de viaje. Pero hemos tenido monumentos romanos, medievales, arte medieval, arte contemporáneo, fotografías,… de todo. Me quedo con las ganas de ver como funcionan los Encuentros Internacionales de Arles de fotografía. Porque si hay buenas exposiciones y actividades, en el AVE-TGV se va en un momento y se puede pasar incluso un fin de semana.

La maldita huelga y el Pont du Garde

No pudimos evitarlo. Uno de los días de huelga ferroviaria coincidía con nuestro desplazamiento de Aviñón a Annecy. Nos aseguraban la existencia de servicios mínimos, pero no los enlaces, y en Lyon habíamos de cambiar a un autobús o tren regional destino a Annecy. Sin garantías. Imposible la ruta en autobús de línea. Todo pillado. Al final, nos alquilamos un coche, que no salió barato porque no lo devolvimos a Aviñón. Eso nos permitió visitar otro monumento patrimonio de la humanidad según la Unesco. Es un acueducto de origen romano sobre el río Gard.

Annecy y su lago

Un par de días de turismo calmado y burgués en esta reposada y pija ciudad en las estribaciones de los Alpes, con su agradable lago. Comer, pasear, navegar por el lago, hacer alguna caminata entre bosques. ¡Qué más puedes pedir!

Chamonix y el Mont-Blanc

Tenía muchas ilusiones puestas en estos casi tres días. Aunque me chocó lo baratito de los precios. La cuestión fue que es temporada baja, y las informaciones en la web de la oficina de turismo no era precisa respecto a los remontes (teleféricos, telecabinas, trenes,…) abiertos y cerrados. El más interesante, el teleférico de la aguja del Midi, cerrado. Alguno otro abierto para compensar. La visita a la Mer de Glace, sin problemas. Salvable todo… si no fuera por la lluvia y las tormentas. Mi nueva Panasonic Lumix G9 con el Olympus 12-40/2,8 se comportaron como jabatos, aguantando dos horas bajo la lluvia, funcionando sin ningún problema. Encantado con este equipo fotográfico.

Ginebra y el lago Lemán

De los dos que viajábamos juntos, yo ya conocía esta zona. Pero está bien volver para visitarla de nuevo, buscando alguna novedad, o reencontrándose uno con cosas que realmente te gusta. El único pero, que quizá sea más adecuado alojarse en Lausana que Ginebra. Queda todo más centrado. En cualquier caso, lo que daría por tener a mano el Museo de l’Elysée de Lausana y el Museo suizo del aparato fotográfico de Vevey. Qué disfrute. Y los paseos en barco por el lago Lemán. Y los viñedos de Lavaus. Y…

[Viajes] Diario de viaje a Ginebra y Lago Lemán completo

Páginas personales, Viajes

Como venía diciendo estos días atrás, era cuestión de tiempo que el Diario de viaje a Ginebra y Lago Lemán estuviera completo. Y ya está. En la siguiente dirección:

ginebra2012.blogspot.com.es

Sigue una estructura similar al de Noruega, y el enlace aparecerá permanentemente en el apartado de Viajes en la columna lateral derecha. De donde desaparecerá el provisional, que podéis seguir visitando en este enlace.

Ahora estoy en proceso de pensar cómo se trasladará esto al libro impreso. Lo más lógico es que entre las fotos del diario y alguna otra, escoja las imágenes en color que lo ilustrarán. Pero dado que fundamentalmente he tenido luces duras y difíciles, también había considerado hacerlo en blanco y negro. O tanto en color como en blanco y negro según temas o lugares. Ya veremos. De momento, esta entrada la ilustro con algunas imágenes en blanco y negro de lugares representativos.

Jet d'Eau - Ginebra

Jet d’Eau – Ginebra.

Ecaliers du Marché - Lausana

Ecaliers du Marché – Lausana.

Chateau de Chillon

Chateau de Chillon, a orillas del lago Lemán.

InterRegio procedente de Brig con destino Ginebra en la estación de Vevey

InterRegio procedente de Brig con destino Ginebra hace su entrada en la estación de Vevey.

Cámara Ermanox del Museo de los Aparatos Fotográficos de Vevey

Cámara Ermanox con objetivo 12,5 cm f/1,8 para placas fotográfcias de 4,5 x 6 cm, creo, en el Musée de l’Appareil Photographique de Vevey.

Murallas del castillo de Tourbillon - Sion

Murallas del castillo de Tourbillon – Sion.

Epilogo al día de hoy; y el chorro funcionó

Viajes

Se me había olvidado. Y ahora mientras llega la primera ronda de la noche lo cuento. En toda la tarde había funcionado el famoso chorro ginebrino (no digo chorro de Ginebra que es me ponen nerviosos los aficionados al gintonic), así que a saber el número de turistas que precisarán tratamiento psicológico por la frustración. Pero por la noche sí. Lo que producirá una epidemia de lamentables fotos nocturnas hechas con el móvil como la que ilustra esta entrada.

Adiós.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

Paseamos por la ONU, cervecita, por el botánico, cervecita, por la orilla del Lemán, cervecita y a cenar

Viajes

Sigo aprovechando la relajada cena que estamos haciendo para hacer la crónica del día. Y la tarde ha quedado perfectamente resumida en el título de esta entrada. Así que nada os dejo que llega el postre. Hasta mañana.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

El viejo centro de Ginebra en una colina y algo más

Viajes

Sale la mañana con nubes pero sin riesgo de lluvia. Un pequeño grupo (de dos) nos disponemos a conquistar el casco antiguo de la ciudad hasta la hora de comer. Recorremos con tranquilidad las recoletas canales de Ginebra y visitamos la catedral y el museo arqueológico, muy interesante, que hay bajo ella.

Terminamos el paseo en un parque donde hay unas horrendas efigies de los reformadores ginebrinos, com el fanático de Calvino (que era francés) al frente. Más agradables, jóvenes y mayores se retan a partidas de ajedrez y damas con tableros y piezas gigantes. Lo vimos hace años también en Lugano.

Por cierto, por aquí pasa una variante del camino de Santiago y lo hemos seguido varias veces.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

Tarde de paseo, charra, chorro, cerveza y coroneles

Viajes

Magnifica tarde la que ha hecho en Ginebra. Especialmente a orillas del Lemán y el Ródano, que entre calles hacía más calorcito. Combatido con alguna cerveza que otra.

El hito turístico de la jornada, el gigantesco chorro de agua a orillas del Lemán que domina el paisaje ginebrino. Después a cenar. Mezcla de platos franceses e italianos que hemos compartido. De postre, tenían “coroneles”. Lo que nos ha recordado las cenas alsacianas de hace dos años en las que cayeron no pocos de estos sorbetes de limón verde con lingotazo de vodka. Peligrosos. Y divertidos.

Hemos caminado un poco para bajar la cena. Y ahora nos tomamos unas cervecitas, y yo aprovecho para escribir estas líneas. Hasta mañana.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

Recién llegado Ginebra, me sumerjo en el primer mundo

Viajes

Leía hoy que un ministro recomendaba que todos los españoles hiciéramos las vacaciones sin salir de España. Más barato, por el bien de la economía, por las atracciones del país. No pongo en duda sus argumentos.

Acabo de llegar a Ginebra, Suiza para los despistados. Apenas 25 minutos tras el aterrizaje del avión, me reciben en el hotel con una sonrisa, una buena habitación de precio razonable, una buena conexión a internet sin coste añadido, y una tarjeta de transporte público para el área metropolitana de la ciudad también sin coste añadido.

Me gustaría saber en que gran ciudad de España pasa lo mismo. A mi no, por lo menos.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com