[Televisión] Cosas de series; a ver si esta vez no matan a Sean Bean…

Televisión

La próxima semana será más jugosa. Habrá algún final de temporada o de serie destacado y también habrá algún esperado retorno. Mientras, esta última semana ha sido más tranquila así que no me extenderé mucho.

Me apunté a ver las andanzas de Garfunkel & Oates, donde dos actrices de comedia, Kate MicucciRiki Lindhome, que formaron hace un tiempo un duo de música con toques folk y básicamente humorística o satírica, se han montado una serie con el mismo título que el duo y se interpretan a sí mismas. El primer episodio no estuvo mal, así que seguiré probando. No tengo muchas comedias de situación en cartelera, así que…

También hemos tenido la oportunidad de ver el primer episodio de Legends, sobre un agente que trabaja encubierto del FBI, interpretado por Sean Bean. Esperemos que no lo maten a las primeras de cambio,… otra vez. Creo que no, que esta vez  es el protagonista.

Namur y el Sambre

Además de Serbia en el frente oriental, Bélgica en el occidental fue una de las primeras naciones en recibir el embate de la guerra del 14-18. Namur, a orillas del Sambre, fue sitiada en agosto del 14 por el invasor alemán.

Perception ha llegado al final de su semitemporada de verano. Esta serie es de las que emite parte de la temporada en verano y parte después de navidad. Pues nada. Ha llegado al final de la parte veraniega. Es una de esas series que proporciona entretenimiento, intérpretes razonablemente competentes que resultan como conjunto y que se deja ver, sin levantar mayores emociones. Y sigue en la misma tónica. Final con tremendo cliffhanger que supongo que se resolverá en los cinco primeros minutos del siguiente episodio. Si llega.

Y de momento poco más. A poco que el tercer y último episodio de Our World War mantenga el tipo le dedicaré un especial a esta miniserie sobre la Primera Guerra Mundial, mientras que las enfermeras australianas y neozelandesas de la misma guerra se han desinflado bastante en su segundo episodio. Ya comentaré más adelante.

Dinant y el Mosa

También Dinant, no muy lejos, pero a orillas del Mosa, sufrió los embates de la guerra, produciéndose una masacre que sirvió a la Entente para satanizar a Alemania y agitar la propaganda contra los imperios centrales. Probablemente esta maniobra, la de atacar por Bélgica, era una de las pocas oportunidades de Alemania de ganar la guerra de forma rápida. Pero fue un catastrófico error de relaciones públicas, que le costó la entrada del Reino Unido en la guerra, y la definitiva etiqueta de ser “los malos” de esta guerra. Los agresores.

[Televisión] Cosas de series; la guerra mundial, médicos arrogantes, cuclillos y un asesino conocido

Televisión

Aunque he comentado en varias ocasiones que el nivel de las series que nos trae el verano está siendo irregular, no es menos cierto que ha habido mucha variedad y no han faltado novedades, incluso ahora con el verano tan avanzado. Veamos lo que nos ha deparado esta última semana.

Vuelve la segunda temporada de Cuckoo, comedia de situación británica donde se instaló hace un tiempo un extraño individuo como marido de la hija mayor, creando todo tipo de situaciones absurdas. Sigue la cuestión, pero cambiando el protagonista. Era simplemente razonable, todavía no tengo claro cómo le sentará el cambio de “cuclillo”.

Ha llega un nuevo drama de época, The Knick. El enésimo médico de carácter arrogante, casi insoportable, interpretado por protagonista de postín, Clive Owen, pero en esta ocasión trasladado a los primeros años del siglo XIX. Como leí el otro día en una crítica en The New York Times, el primer episodio ha sido estupendo, “a pesar” de los caracteres tópicos y manidos. Veremos como evoluciona. Al público de IMDb le ha encantado. Insisto, ya veremos…

Atardecer en Malmö

Con tanto país “en guerra”, le dedicaremos las fotos de hoy a otro que es tradicionalmente neutral.

Como no podía ser menos, ya que en estas semanas hemos estado en pleno centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, algunas series de ficción han llegado para recordarnos el conflicto. Dos. Muy distintas.

Del Reino Unido nos llega Our World War, recreaciones de algunos momentos históricos del ejército británico durante la Gran Guerra. Es decir, combinamos drama con historia. Se busca el rigor, ya que está basado en documentos de la época. El primer episodio ha dramatizado el desastre de Mons, el primer encuentro entre el ejército de levas forzosas alemán y el ejército profesional británico, que no pudo contener el empuje germánico en agosto de 1914, y se vio obligado a una retirada ordenada pero que duró dos semanas, hasta las proximidades de París. Todo centrado en torno a una de las compañías de fusileros que mal defendían uno de los puentes de la ciudad belga. Mostrando los británicos sin complejos el hecho cierto de que iban a esa guerra sin tener ni idea de a lo que iban. De momento, diría que es una serie que no hay que perderse bajo ningún concepto.

Atardecer en Malmö

O por lo menos no beligerante,… nos iremos a Suecia, a la ciudad de Malmö…

Desde Australia nos llega ANZAC Girls, un drama sobre el cuerpo de enfermeras del ejército australiano, que incluía voluntarias neozelandesas, y que acompañaron a los ANZAC (Australian and New Zealand Army Corps). Mezcla de aventuras, situaciones dramáticas por la guerra y romance a costa de estas chicas que fueron a uno de los principales desastres aliados de la guerra, la campaña de Galípoli. Esta desde luego un escalón por debajo de la anterior en interés y calidad. Pero se deja ver. También habrá que ver como sostiene la comparación con otra serie de enfermeras en la guerra que presentaron los británicos hace unos meses, aunque creo que con elementos comunes, la orientación es distinta.

Y ha llegado a su final la primera temporada de Murder in the First, serie policiaca de un tipo que se está poniendo de moda últimamente. Aquellas que dedican toda una temporada a resolver un único caso. No se ha confirmado todavía si habrá o no segunda temporada, o yo no me he enterado. Los diez episodios han sido entretenidos en general, pero sin que sea tampoco el no va más del futbolín. Previsible en muchas ocasiones, la identidad del asesino no ha sido el misterio principal ya que apuntaba desde el principio, y lo confirmaron a mitad de temporada. La duda era cómo acababa. Pero eso también ha sido previsible. Algunas buenas interpretaciones, contrarrestadas por una cierta confusión inicial que no dejaba claro que líneas argumentales secundarias iban a ser importante y cuales no. Al final, se han centrado en el caso, ha sido como digo entretenido, aunque el final no ha deparado grandes sorpresas.

Atardecer en Malmö

… a la hora de la puesta del sol. Que en verano es bastante tarde.