[Televisión] Cosas de series; las enfermeras, el sexo, lo peor y lo realmente malo, junto con algunas novedades

Televisión

Retomo la actividad televisiva tras mis vacaciones, y tengo que comentar el final de serie o de temporada de algunas producciones que me han acompañado durante el verano, al mismo tiempo que comentar algunas novedades. No he tenido tiempo de ponerme al día, así que llevo retraso. Me iré poniendo al día en los próximos días. Porque me parece que no va a haber muchas incorporaciones a mi cartelera, tal y como lo veo.

Ha regresado The Big Bang Theory, de momento sin novedades destacables. Entretenimiento sin más que ya no sorprende.

Dos de mis guilty pleasures también han reaparecido. Revenge cambiando las tornas entre EmilyVictoria, y Grey’s Anatomy recomponiendo reparto. Estas dos tampoco sorprenden mucho.

Kiyomizu-dera - Kioto

En el tema de fotos,… sigo con mi viaje por el Japón. Gente con kimono o trajes tradicionales. Estas dos mujeres parecía madre e hija, de visita en el templo budista de Kiyumizu-dera. En Kioto.

En el campo de las novedades, en primer lugar advertir que este año hay muchas que directamente he descartado porque su temática o avances no me han interesado. Así que no es fácil que incluya muchas novedades este año, al final. He visto el piloto de Gotham,… y me ha convencido a medias. Basada en lo que pasaba en la ficticia ciudad en la infancia del futuro Batman, llega con muchas pretensiones de triunfar. Pero visto los visto, no está segura en mi cartelera. También he visto los primeros episodios de The Mysteries of Laura, basada en un serie española, y How To Get Away with Murder. Simplemente decir que no seguiré adelante con ellas. Ninguna de las dos me ha convencido. Ya comenté en su día que me convenció el piloto de Forever, hasta ahora de los estrenos el único que me ha parecido realmente visible, y que iba a dar una oportunidad a Selfie.

Kiyomizu-dera - Kioto

Esta pareja de novios estaban a punto de beber las aguas casi milagrosas de Otowa-no-taki, también en Kiyomizu-dera.

Y vamos con los finales de temporada.

You’re the Worst ha sido una sitcom romántica especial. Básicamente porque se ha basado en la premisa de que la pareja romántica protagonista, lejos de ser los típicos jóvenes encantadores que parecen hechos el uno para el otros, son unos impresentables egoístas que se dedican a putear a los demás. Lo cierto es que ha tenido momentos muy buenos y otros no tanto. La tendencia ha sido un poco descendente. Pero le daría una oportunidad a una segunda temporada si la tiene, que parece que sí. Lo mejor, la chica protagonista, Aya Cash, y algunos detalles de los secundarios.

He aguantado hasta el final la primera temporada de Extant, que entre otras cosas ha servido para confirmar que Halle Berry puede ser una firme candidata a una de las peores actrices que ha ganado un óscar. Siempre añorante de buena ciencia ficción, he aguantado hasta el final en una trama que se ha dispersado en un montón de frentes, y que realmente ha hecho aguas por muchos de ellos. Parece que le van a dar una segunda temporada. Pero yo no estaré allí.

Masuyacho - Kioto

Cuatro jóvenes con kimono visitando las típicas calles de Masuyacho, en Kioto, se fotografían rodeando a una presunta maiko. Aprendiza de geiko, o gueisha que decimos por aquí.

Ha llegado a su final la segunda temporada de Masters of Sex, que ha tenido un tono muy distinto a la primera. En primer lugar, si la primera temporada flirteaba entre la comedia y el drama, esta segunda temporada se ha orientado claramente a un tono dramático, habiendo desaparecido cualquier flirteo con el humor. Y por otra parte, el estudio sobre el sexo ha quedado ya claramento como un mero macguffin, y va directamente a las relaciones, siempre difíciles, entre los personajes. Tanto los principales como los secundarios. Ha tenido momentos buenísimos, de los que te quedas pegado al sillón por las interpretaciones como por los diálogos y situaciones. Sin embargo, la temporada como conjunto me ha parecido algo menos cohesionada y floja. No obstante, es fija en mi cartelera, desde luego.

Y por último, justo en la noche antes de irme de viaje terminé la miniserie ANZAC Girls. Esta serie realizada por las televisiones australiana y neozelandesas en conmemoración del centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, nos habla de las aventuras y desventuras que corrieron las enfermeras de los cuerpos de sanidad militar de los aliados del Imperio Británico en las antípodas. Le ha faltado algo para ser una buena serie. Probablemente, un sentido menos apologético y propagandístico y una profundidad mayor en situaciones y personajes. Basada en las memorias y documentos de las auténticas enfermeras que participaron, ha sido una serie que en sus seis episodios ha ido mejorando, aunque sin llegar a alcanzar nunca el nivel que pretendía. Una pena porque había material. El diseño de producción ha sido de también de pretensiones altas, pero con una sensación de que no se lo han currado bien. Y había buen material en las interpretaciones, que se ha perdido en unos personajes excesivamente estereotipados. Entretenida de todos modos.

Y bueno… hay por ahí muchas novedades esperando a que les preste atención… La próxima semana, más.

Santuario Yasaka - Kioto

Y que la tradición no riña con la modernidad, la guapa japonesa del kimono se toma una “selfie” a la salida del santuario sintoista de Yasaka, también en la antigua capital imperial japonesa, Kioto.

[Televisión] Cosas de series; finales de temporada para Cuckoo, Reckless y Unforgettable

Televisión

No me voy a extender mucho en esta entrada. O a lo mejor más de lo que pensaba. Quien siga este CUADERNO DE RUTA sabe que el día televisivo son los jueves. Pero a partir de mañana y durante dos semanas entra en situación de auténtico CUADERNO DE VIAJE. Seguirá actualizándose, espero, pero con fotos. Poco texto. Espero que os gusten. Mientras, os dejo esta entrada televisiva.

Pensaba a principio de verano que con un poco de suerte a estas alturas todas las series veraniegas las tendría finiquitadas. Pero no. Aún están coleando por ahí la floja EXTANT, la interesante YOU’RE THE WORST, la muy interesante pero (este año) irregular MASTERS OF SEX, la mejorable pero entretenida ANZAC GIRLS, la marujil pero más que entretenida e interesante OUTLANDER, y la desconcertante DOCTOR WHO, cuya nueva reencarnación todavía no ha encontrado su sitio en este universo. Como veis, bastantes producciones coleando todavía, y a lo que retorne este CUADERNO DE RUTA a su ritmo habitual habrá ya muchas temporadas de otoño-invierno en marcha. O sea que de lo más entretenido. Y retraso, mucho retraso voy a coger.

Este fin de semana tocaron algunas exposiciones... Entre ellas las de "La boîte: odisea de una cabeza pensante" de Marina Rubio en el IAACC Pablo Serrano.

Este fin de semana tocaron algunas exposiciones… Entre ellas las de “La boîte: odisea de una cabeza pensante” de Marina Rubio en el IAACC Pablo Serrano.

Mientras tanto hemos disfrutado de la corta temporada de CUCKOO, seis episodios, que sin la originalidad y el carisma de su primer protagonista en su primera temporada, no han dejado de tener momentos realmente entretenidos y divertidos. Previsible a más no poder, pero esta serie británica te deja con buen sabor de boca y una amplia sonrisa. Y son episodios cortitos.

Curiosa, imaginativa,... divertida...

Curiosa, imaginativa,… divertida…

También se han despedido de nosotros los chicos y chicas de la división de grandes crímenes de NUEVA YORK en UNFORGETTABLE. Vale lo que dije cuando terminó la temporada anterior. Desde que han adoptado un tono ligero, y con la gran complicidad que existe en la pareja protagonista, especialmente la encantadora CARRIE (Poppy Montgomery), es una serie policiaca muy entretenida de ver. Sin más trascendencia, pero muy disfrutable. Con humor, dosis razonables de acción y dinámica.

Escultura, pintura, diseño gráfico...

Escultura, pintura, diseño gráfico…

Y hemos terminado de ver una novedad de esta temporada, el procedimental de abogados RECKLESS. Otra serie que funciona gracias a la extraordinaria química de sus dos protagonistas, gente guapa en la sureña CHARLESTON, mezclando como digo el procedimental jurídico con la serialización del caso principal, el de la guapa LEE ANN MARCUS, que nos ha deparado alguna sorpresa al final. Y que ha terminado con el principio de lo que será el nuevo caso, que probablemente volvería a enfrentar a ambos protagonistas… si es que fuese renovada.

Por que el caso es que ambas series anteriores, a mí me entretienen mucho, pero parece que tienen su continuación cuestionada. Mientras que otras de esta temporada bastante más pestiños, muchas que no han aguantado en mi cartelera, tienen la vida asegurada… Si es que siempre voy contra corriente.

Y también, la de Pixar en CaixaForum... pero aquí no dejan hacer fotos...

Y también, la de Pixar en CaixaForum… pero aquí no dejan hacer fotos…

[Televisión] Cosas de series; la guerra mundial, médicos arrogantes, cuclillos y un asesino conocido

Televisión

Aunque he comentado en varias ocasiones que el nivel de las series que nos trae el verano está siendo irregular, no es menos cierto que ha habido mucha variedad y no han faltado novedades, incluso ahora con el verano tan avanzado. Veamos lo que nos ha deparado esta última semana.

Vuelve la segunda temporada de Cuckoo, comedia de situación británica donde se instaló hace un tiempo un extraño individuo como marido de la hija mayor, creando todo tipo de situaciones absurdas. Sigue la cuestión, pero cambiando el protagonista. Era simplemente razonable, todavía no tengo claro cómo le sentará el cambio de “cuclillo”.

Ha llega un nuevo drama de época, The Knick. El enésimo médico de carácter arrogante, casi insoportable, interpretado por protagonista de postín, Clive Owen, pero en esta ocasión trasladado a los primeros años del siglo XIX. Como leí el otro día en una crítica en The New York Times, el primer episodio ha sido estupendo, “a pesar” de los caracteres tópicos y manidos. Veremos como evoluciona. Al público de IMDb le ha encantado. Insisto, ya veremos…

Atardecer en Malmö

Con tanto país “en guerra”, le dedicaremos las fotos de hoy a otro que es tradicionalmente neutral.

Como no podía ser menos, ya que en estas semanas hemos estado en pleno centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, algunas series de ficción han llegado para recordarnos el conflicto. Dos. Muy distintas.

Del Reino Unido nos llega Our World War, recreaciones de algunos momentos históricos del ejército británico durante la Gran Guerra. Es decir, combinamos drama con historia. Se busca el rigor, ya que está basado en documentos de la época. El primer episodio ha dramatizado el desastre de Mons, el primer encuentro entre el ejército de levas forzosas alemán y el ejército profesional británico, que no pudo contener el empuje germánico en agosto de 1914, y se vio obligado a una retirada ordenada pero que duró dos semanas, hasta las proximidades de París. Todo centrado en torno a una de las compañías de fusileros que mal defendían uno de los puentes de la ciudad belga. Mostrando los británicos sin complejos el hecho cierto de que iban a esa guerra sin tener ni idea de a lo que iban. De momento, diría que es una serie que no hay que perderse bajo ningún concepto.

Atardecer en Malmö

O por lo menos no beligerante,… nos iremos a Suecia, a la ciudad de Malmö…

Desde Australia nos llega ANZAC Girls, un drama sobre el cuerpo de enfermeras del ejército australiano, que incluía voluntarias neozelandesas, y que acompañaron a los ANZAC (Australian and New Zealand Army Corps). Mezcla de aventuras, situaciones dramáticas por la guerra y romance a costa de estas chicas que fueron a uno de los principales desastres aliados de la guerra, la campaña de Galípoli. Esta desde luego un escalón por debajo de la anterior en interés y calidad. Pero se deja ver. También habrá que ver como sostiene la comparación con otra serie de enfermeras en la guerra que presentaron los británicos hace unos meses, aunque creo que con elementos comunes, la orientación es distinta.

Y ha llegado a su final la primera temporada de Murder in the First, serie policiaca de un tipo que se está poniendo de moda últimamente. Aquellas que dedican toda una temporada a resolver un único caso. No se ha confirmado todavía si habrá o no segunda temporada, o yo no me he enterado. Los diez episodios han sido entretenidos en general, pero sin que sea tampoco el no va más del futbolín. Previsible en muchas ocasiones, la identidad del asesino no ha sido el misterio principal ya que apuntaba desde el principio, y lo confirmaron a mitad de temporada. La duda era cómo acababa. Pero eso también ha sido previsible. Algunas buenas interpretaciones, contrarrestadas por una cierta confusión inicial que no dejaba claro que líneas argumentales secundarias iban a ser importante y cuales no. Al final, se han centrado en el caso, ha sido como digo entretenido, aunque el final no ha deparado grandes sorpresas.

Atardecer en Malmö

… a la hora de la puesta del sol. Que en verano es bastante tarde.