[Televisión] Cosas de series; adiós a Masters y Johnson

Televisión

Como siempre que se despide una serie de cierta entidad y calidad, reservaré un artículo en exclusiva a la despedida de Masters of Sex, producción que nos ha acompañado durante cuatro temporadas y que está inspirada en los trabajos y las vidas del médico ginecólogo William Masters y la psicóloga sexóloga Virginia Johnson.

20161209-_MG_9203.jpg

No se me han ocurrido unas fotografías específicas para esta serie… así que pondré algunas fotos recientemente tomadas en estos días de niebla en Zaragoza en las riberas del Canal Imperial de Aragón.

Pero una cosa es que la serie haya estado inspirada por Masters y Johnson y otra cosa es que la historia y las personalidades del Bill Masters (Michael Sheen) y la Gini Johnson (Lizzy Caplan) de la serie, usaré los diminutivos de los nombres para diferenciarlos, sean los reales aunque existan parecidos. Ciertamente, ambos trabajaron juntos desde 1957, cuando Virginia Johnson todavía no tenía su título, publicaron diversos trabajos científicos de importancia en el conocimiento de la sexualidad humana, y se casaron en 1971 tras el divorcio de Masters de su primera mujer, Elisabeth Ellis, Libby (Caitlin FitzGerald) en la serie. Pero la serie nunca ha pretendido ser un reflejo certero de la realidad de la pareja aunque estuviera basada en una biografía de la misma. Más bien lo que ha buscado ha sido mostrar un abanico de las complejidades de las relaciones de pareja, sexo incluido, a través del peculiar trío formado por los tres protagonistas mencionados, hay que considerar al personaje de Libby necesariamente como un protagonista más, y la pléyade de personajes secundarios, unos más estables, otros recurrentes, que han ido transitando por la serie.

20161209-_MG_9227.jpg

Como sucede con muchas series de televisión, la primera temporada, en la que tuvimos ocasión de conocer a los personajes, se plantearon los potenciales conflictos entre ellos y el tono general de la serie, tuvo un tono más desenfadado. Muchas veces más cercano a la comedia, con las escenas de cama y desnudo apareciendo frecuentemente. Fue la temporada más entretenida, sin duda. La segunda temporada ya nos fue mostrando que la evolución de la serie iba a ser hacia el drama. Si esta segunda temporada explora con intensidad la compleja relación que se va generando entre Bill y Gini, en la tercera, Libby reivindica su importante papel en el trío protagonista. La serie se ha comparado con frecuencia con Mad Men. En primer lugar, por su ambientación y época. En segundo lugar, por tratar fundamentalmente de la relaciones humanas. Y también por algunas características de la propia dinámica de la serie. Da igual si en un momento dado el tono de la serie estaba más acertado o menos. En cualquier momento aparece una escena, con maravillosos diálogos y estupendas interpretaciones, que te deja pegado al sofá con los ojos atónitos y la boca abierta, por su intensidad y profundidad. Incluso en esta última temporada, donde el tono general ha sido más flojo, no han faltado los momentos de magnífico cine para la pequeña pantalla, del mejor, coronados por esa escena final que tan magníficamente habían ido profetizando diversos personajes secundarios, en la que nos deja claro que, independientemente de que la pareja haya sido conocida tradicional como Masters y Johnson, por personalidad, por carácter, por actitud, el nombre real de la misma tendría que haber sido Johnson y Masters.

Absolutamente recomendable. Y además creo que se ha despedido en el momento oportuno.

20161209-_MG_9253.jpg

[Televisión] Cosas de series; entre diversas novedades despedimos a Masters y Johnson

Televisión

Seguimos con incorporaciones a la cartelera televisiva de este otoño que empieza. Como la semana pasada algunas novedades relativas, nuevas temporadas de series que ya conocemos, y algunas novedades absolutas, nuevas series que se estrenan.

Entre la relativas, tenemos la nueva temporada de Modern Family, en su tono habitual. O uno de mis guilty pleasures, Grey’s Anatomy, también con su tono de costumbre, correteos de instituto en el marco de un gran hospital. Mucho más sustancial es el retorno de la peculiar detective sueca Saga Norén (Sofia Helin) en Bron/Broen. Esta serie representa lo mejor del nordic noir, tan de moda en los últimos años, donde encontramos cosas interesantes y otras menos. Pues lo que pasa en torno al puente del Öresund es de las más interesantes, por lo menos hasta el momento.Y parece que viene más noir, más oscuro que nunca. De todas formas, y tras lo sucedido en la segunda temporada, le tienen que buscar un nuevo compañero/a danés/a. Y por lo visto en el primer episodio no será fácil.

Como vengo haciendo últimamente, traigo a la entrada televisiva las fotos que aparecen en estos días en mi Tumblr, De viaje con Carlos. Los enlaces al final. En la cabecera, la estación de Toulouse (Francia), y sobre estas líneas, el río Vézère a su paso por Montignac, también en Francia

Como vengo haciendo últimamente, traigo a la entrada televisiva las fotos que aparecen en estos días en mi Tumblr, De viaje con Carlos. Los enlaces al final. En la cabecera, la estación de Toulouse (Francia), y sobre estas líneas, el río Vézère a su paso por Montignac, también en Francia

Ha habido una novedad que no sé si considerar entre las relativas y las absolutas. Y es que nos llega como nueva la serie Heroes Reborn, pero que surge del universo de la serie Heroes, que disfrutó de cierta fama hace unos años. A mí, ciertamente, tras ver la primera temporada de aquella serie, no me convenció. Me desenganché y nunca entendí el entusiasmo que produjo entre sus fans. Le he dado una oportunidad en esta ocasión a los miniepisodios emitidos por la web a modo de prólogo y al primer episodio de la serie… y este no lo terminé. Realmente no me ha interesado nunca ese universo y cómo lo plantean. Pero ahí queda la propuesta para quien se sienta atraído por ella.

Sí que encuadro entre las novedades absolutas, el drama policíaco conspiranoico Quantico, en torno a una serie de reclutas del FBI y una conspiración terrorista en la que participa alguno de ellos. El primer episodio no me convenció mucho, y creo que es de las que antes se caerán de la cartelera. No será la única. Y me divirtió, aunque con menos entusiasmo que el manifestado en algunos sitios, el primer episodio de la nueva comedia de situación The Grinder, a mayor gloria de las dotes para la comedia de Rob Lowe. Punto de partida bastante inversosímil, un actor que ha interpretado a un abogado durante años en una serie de televisión, al finalizar la misma, comienza a ayudar a su hermano que realmente es un abogado a ganar sus casos. Pero tiene sus cosas divertidas.

Por supuesto, en estos días hay más novedades, pero que como no me han interesado a priori, no sé que tal estarán y no aparecen por aquí.

Uno soldados de la guardia de Buckingham Palace atascan el tráfico el Mall londinense.

Uno soldados de la guardia de Buckingham Palace atascan el tráfico el Mall londinense.

Finalmente, llega al final de su tercera temporada Masters of Sex. Esta serie carece del punto de novedad que tenía en su primera temporada, y poco a poco ha ido abandonando su punto de comedia para decantarse como un drama puro. Quizá no sea por lo tanto tan atractiva como en un principio. Pero le pasa como a otras series de cierto prestigio. Le pasa por ejemplo como a Mad Men. Sabes que aunque este un momento más soso de la serie, siempre te sorprende una escena, una interpretación, una situación, o aparece un capítulo magistral. Así a bote pronto, el primer capítulo de esta tercera temporada fue magnífico, el 11º también fue magistral, y hubo momentos buenos a lo largo de toda ella. Es una serie que ves de continuo para no perderte esos momentos, y por el carisma y el buen trabajo de sus intérpretes. Si empezó la serie en los años 50, la hemos dejado bien entrados los 60, y muchas cosas han de pasar en la relación entre Virginia Johnson (Lizzy Caplan) y George Masters (Michael Sheen). Sin olvidar los magníficos momentos que nos ha regalado Libby Masters (Caitlin FitzGerald) y otros secundarios de la serie. También hay que recordar siempre una cuestión. Aunque está basada en personajes reales, los hechos que se muestran es una ficcionalización. No tienen porqué ajustarse a lo que realmente sucedió históricamente.

Y terminamos dándonos un paseos por las murallas de Albarracín, en Aragón (España).

Y terminamos dándonos un paseos por las murallas de Albarracín, en Aragón (España).

De viaje con Carlos (Tumblr)

De viaje con Carlos (Cuadernos de viajero)

Una foto de mis viajes, al azar

[Televisión] Cosas de series; semana de novedades y drama policiaco en Islandia

Televisión

Sí. Comienza la temporada grande de series. Vuelven las series que ya tenía incluidas en mi cartelera televisiva desde años anteriores y se suman algunas novedades. He de decir que de momento no he incluido muchas. Estoy siendo a priori muy selectivo con los temas. Luego ya veremos que dicen las críticas de otras series que de momento estoy desechando. No me quiero cargar mucho. Y algunas de las que ahora incorporo se caerán.

Por ejemplo, perdí en seguida el interés por Blunt Talk, una sitcom que parecía con posibilidades hecha a más gloria de Patrick Stewart, pero cuyo tono no ha acabado de entrarme, y tras dos episodios vistos la he descabalgado de mi cartelera televisiva.

Novedades relativas que nos llegan desde el Reino Unido son la novena temporada de Doctor Who, que parece será la última con Jenna Coleman como compañera, y la que parece que es última temporada de Downton Abbey. El Doctor parece haber perdido algo del tirón que tuvo en los tiempos de Amy Pond, pero el primer episodio de esta temporada no ha estado mal. Y espero que al culebrón de época inglés le den el final que se merece. Que supongo llegará con el especial de Navidad.

Tengo una novedad absoluta procedente también de las islas Británicas, Doctor Foster, con un primer episodio que me ha parecido atractivo, un historia de celos que parece que deriva a venganzas en el entorno de una GP inglesa. Puede pasar de todo. A ver si se lucen.

Como en otras ocasiones, aprovecho la entrada televisiva para recordar lo que voy publicando en el tumblr (enlaces abajo). Tras una presentación con el castillo de Peñíscola al anochecer, aquí el puerto de Helsingør, la Elsinor del Hamlet de Shakespeare, en Dinamarca.

Como en otras ocasiones, aprovecho la entrada televisiva para recordar lo que voy publicando en el tumblr (enlaces abajo). Tras una presentación con el castillo de Peñíscola al anochecer, aquí el puerto de Helsingør, la Elsinor del Hamlet de Shakespeare, en Dinamarca.

Novedades relativas desde el otro lado del Atlántico sólo tengo de momento el regreso de The Big Bang Theory, además de alguna anunciada en semanas anteriores. Buen principio de temporada para una serie que da muestras de agotamiento argumental, aunque tenga momentos divertidos.

En lo que se refiere a novedades absolutas tenemos tres que todavía hay que ver por dónde tiran.

Minority Report es una secuela de la película del mismo tipo, que nos plantea un procedimental… que espero que dé algo más de sí. Si no, como mucho se puede quedar en entretenido. Desde luego lejos de la profundidad de la película, que encuentro bastante aceptable a pesar del empaño que me produce su estomagante protagonista. De todas formas, si no mejora, la veo más fuera que dentro de mi cartelera.

Blindspot es una de misterio y conspiraciones a partir de una mujer amnésica y con el cuerpo tatuado con lo que parece un rompecabezas que hay que resolver. Suena a ya vista, a refrito de elementos vistos en otras series, pero tuvo un primer episodio que me entretuvo bastante. Bien interpretado, buena acción y con posibilidades. Esta, de momento la veo más dentro que fuera de mi cartelera.

Life in Pieces es una nueva sitcom que recuerda mucho a Modern Family. Quizá demasiado. Pero el caso es que el primer episodio me pareció divertido y bien interpretado. Espero que encuentren su camino y personalidad propias, aunque de momento parece que el público no se ha quedado demasiado encantado con ella. Tiene un reparto con cierto prestigio. Una sitcom de 20 minutos de duración no molesta en la cartelera. Salvo que derive mal, aguantaré un tiempo con ella a ver por dónde se decanta.

También podemos sobrevolar la sierra de Guara, cerca de Huesca, con una avioneta un día de Nochevieja, ya hace un tiempo.

También podemos sobrevolar la sierra de Guara, cerca de Huesca, con una avioneta un día de Nochevieja, ya hace un tiempo.

Masters of Sex está a punto de llegar a su final de temporada. Ya comentaré. Quizá no tiene el mismo tirón que en sus dos primeras temporadas. Pero simplemente por ver si sale un episodio como el 11 de esta temporada, ya merece la pena tenerla en cartelera. Colosal episodio. Magnífico guion y recital interpretativo. Todos bien, superlativas las damas.

Y como había tiempo y oportunidad, me acogí a unas recomendaciones recientes leídas en un artículo sobre series islandensas (con “s”, de la fría y volcánica isla próxima al ártico). Así que he visto una miniserie de cuatro episodios titulada Hraunið, que significaría lava, la de los volcanes, y que se puede encontrar también con el título internacional en ingles de The Lava Field. Un ricachón islandés es encontrado muerto en su domicilio. Al principio parece un suicidio, pero se trata un asesinato. Dos policías tendrán que colaborar para desenmarañar la trama a su alrededor. Mmmmmmm… Menos interesante de lo que las recomendaciones indicaban, aunque se deja ver. Lo mejor, y al mismo tiempo lo más desaprovechado, lo estupenda que está, desde todos los puntos de vista, la detective Gréta (Heida Reed), una actriz que está encontrando su camino también en el cine y la televisión internacionales.

La semana que viene más novedades.

O podemos acercarnos a visitar el museo Guggenheim en Bilbao. Estas fotografías corresponden a los años 2000 y 2001.

O podemos acercarnos a visitar el museo Guggenheim en Bilbao. Estas fotografías corresponden a los años 2000 y 2001.

De viaje con Carlos (Tumblr)

De viaje con Carlos (Cuadernos de viajero)

Una foto de mis viajes, al azar

 

[Televisión] Cosas de series; asesinatos en primer grado y corrupción policial

Televisión

Pocas novedades esta semana en mi cartelera televisiva. Un final de temporada que pasaré a comentar dentro de poco. De momento decir que tres series dominan y entusiasman en estos momentos mis ratos ante la caja tonta.

Masters of sex – tras una primera temporada de cierto dominio de las dosis de comedia sobre las de drama, y una segunda al contrario, estamos en una tercera donde hay un equilibrio muy adecuado. Con momentos sublimes como el del gorila y algunos otros. Desde mi punto de vista, sigue siendo una serie imprescindible.

Como en otras ocasiones, hago coincidir el día televisivo con el recordatorio de lo que aparece en mi Tumblr, De viaje con Carlos (enlaces al final). Por ejemplo, en el encabezado de la entrada, la presa romana de Muel, España. O aquí el Santuario Tōshō-gū en Nikko, Japón.

Orange is the New Black – tras una primera temporada con el protagonismo fundamental de su protagonista, que a veces resulta un poco cargante, la coralidad, el momento de gloria que todas las reclusas, incluso las más modestas tienen, nos ofrece momentos estupendos en su tercera temporada. Al ritmo que la llevo, la semana que viene puedo haberla terminado. También la considero entre las imprescindibles. También ha alcanzado un estupendo equilibrio entre comedia y drama. En la parte de comedia, ciertos flirteos con el humor negro me parecen estupendo.

Äkta människor (Real Humans) – totalmente enganchados a la serie original sueca en la que se basa Humans, que comenté hace unas semanas. Una trama muy similar, pero más compleja, con más matices, y con unos “hubots” mucho más inquietantes. Totalmente enamorado de Bea (Marie Robertson). Y tengo dos temporadas por ver… Cuando llegue al final de la primera haré un comentario amplio.

O una mariquita en los alrededores del monasterio de San Juan de la Peña, cuna del reino de Aragón, hoy en España.

El final de temporada corresponde a la policíaca Murder in the First. Quizá no llegue al nivel de interés y excelencia de las anteriores, pero este policíaco de Steven Bochco (maravillosa aquella Hill Street Blues – Canción triste de Hill Street de nuestra juventud en los años 80) proporciona buen entretenimiento y tramas estupendas, más que correctamente interpretadas. Partiendo de un impresionante primer episodio en el que asistimos a una matanza indiscriminada por parte de dos jóvenes, poco más que adolescentes, nos vamos metiendo poco a poco en lo que es el auténtico plato fuerte de la temporada, el caso que realmente nos atrapa, el de corrupción policial, el de mafia policial. Y si el caso está policialmente resuelto, no lo está judicialmente, y tendremos, como en la primera temporada, a James Cromwell en el banquillo del abogado defensor. Actor que llena muchísimo la pantalla, un auténtico robaescenas. A mí no deja de recordarme a Tywin Lannister. En fin, quizá no sea una serie tan vistosa y que arrastre masas de fans como otras, pero es sinónimo de calidad y entretenimiento.

Y terminamos con este payaso callejero, preparándose para actuar en la piazza de la Signoria de Florencia, Italia.

De viaje con Carlos (Tumblr)

De viaje con Carlos (Cuadernos de viajero)

Una foto de mis viajes, al azar

[Televisión] Cosas de series; polis buenos, polis malos, malos malísimos y sexo

Televisión

La semana pasada me salté el jueves televisivo. Tenía otras cosas que contar y había sido una semana con escasas novedades. Así que dejé mis comentarios para ésta. Y hay cosas interesantes que contar.

Empecemos por las novedades. Porque ha comenzado la tercera temporada de Masters of Sex. Y el primer capítulo ha sido impresionante. Con una elipsis de varios años con respecto a la situación en la temporada anterior, nos encontramos con un fin de semana familiar en el que se mezclan las familias Masters y Johnson, con el extraño trío que forman William (Michael Sheen), Libby (Caitlin FitzGerald) y Virginia (Lizzy Caplan), más los retoños de todos ellos que cada vez se nos hacen más mayores. Los que hayan seguido la serie hasta ahora entenderán el rompecabezas que puede ser semejante reunión familiar. Pero es que además las conversaciones entre Libby y Virginia han sido impresionantes. Reivindicando a pasos agigantados el personaje de Libby Masters, que parecía la sosa de la serie. Recordemos que es una serie que mezcla realidad y ficción. A partir de los personajes reales, realiza una versión ficticia de sus vidas. Y por si alguien no se ha enterado, se hablan más de relaciones humanas que de relaciones sexuales, aunque estas también tengan su presencia de vez en cuando. Si las cosas siguen como han empezado, nos divertiremos con esta mezcla de comedia y drama.

Hoy traigo algunas de las fotografías que se podrán ver próximamente en mi Tumblr, De viaje con Carlos; como este tranvía en las calles de Bratislava, Eslovaquia.

Hoy traigo algunas de las fotografías que se podrán ver próximamente en mi Tumblr, De viaje con Carlos; como este tranvía en las calles de Bratislava, Eslovaquia.

Hay un predominio de series policiacas, con tono oscuro en mi cartelera de verano en estos momentos. Pero tengo que destacar la nueva temporada de True Detective. Como en la primera, policías torturados, con secretos, con pasados que pesan sobre ellos, que se ven obligados a trabajar juntos, con dificultados… Trama compleja, con ramificaciones. Ambiente sórdido, oscuro, pesado. Pero el capítulo cuarto nos ha ofrecido uno de esos momentos que te dejan sentado en el sofá. Si en la primera temporada fue cierto famoso plano secuencia de nueve o diez minutos de duración, en esta ocasión ha sido una balacera que ha empezado poco a poco pero ha ido in crescendo, y que te deja con la boca abierta. Y con la serie, que con todas las cartas por encima de la mesa, los policías, la situación social, la corrupción política, las mafias,… con la serie digo, que puede tirar por cualquier lado. Excelentes interpretaciones y excelente realización, que merece la pena ser vista incluso si no llegase al nivel de la primera temporada, cosa que está por ver todavía.

O este particular selfie en San Juan de Busa, en el Serrablo, Aragón (España).

O este particular selfie en San Juan de Busa, en el Serrablo, Aragón (España).

Y finalmente, comentaré que he terminado de ver la primera temporada de Aquarius, una de esas series que sacan todos los capítulos a la vez, y que luego tienes que gestionar tú mismo cómo los vas viendo. Una serie que empezaba así a lo tonto modorro, con esa trama en la que la hija adolescente (Emma Dumont) de un abogado adinerado (Brían F. O’Byrne), cuya esposa (Michaela McManus) tuvo de jovencita algo con un detective de la policía de Los Ángeles (David Duchovny), en la actualidad bastante cínico,… retomo el hilo, la hija adolescente digo se escapa de casa y acaba nada más y nada menos que en “La Familia” de Charles Manson (Gethin Anthony), aquel simpático mozo que es famoso por acuchillar repetidamente a Sharon Tate embarazada, entre otras víctimas. A eso súmale algún policía corrupto, un joven policía animoso y honrado que trabaja infiltrado (Grey Damon) y una joven y guapa policía (Claire Holt), casi demasiado guapa, que trata que la tomen en serio en un mundo muy muy muy machista. Al final, casos variados sobre el hilo conductor general, con episodios más normalitos, pero con algunos muy notables, que merecen más reconocimiento que el que está teniendo la serie, que por cierto ha sido renovada por una segunda temporada. Duchovny chupa mucha cámara, y a veces es difícil dejar de ver en él al cínico Hank Moody… pero no lo hace mal y tiene carisma. Hay más tramas paralelas, pero no quisiera ser demasiado prolijo; mejor las veis vosotros mismos. Yo me lo he pasado bastante bien con esta serie.

Y de momento esto es lo que hay. La semana que viene igual repaso la parte más friqui de mi cartelera televisiva.

O esta fugaz visión de la estación de Guadalajara-Yebes volviendo en AVE de pasar el día en Madrid, España.

O esta fugaz visión de la estación de Guadalajara-Yebes volviendo en AVE de pasar el día en Madrid, España.

De viaje con Carlos (Tumblr)

De viaje con Carlos (Cuadernos de viajero)

Una foto de mis viajes al azar

[Televisión] Cosas de series; las enfermeras, el sexo, lo peor y lo realmente malo, junto con algunas novedades

Televisión

Retomo la actividad televisiva tras mis vacaciones, y tengo que comentar el final de serie o de temporada de algunas producciones que me han acompañado durante el verano, al mismo tiempo que comentar algunas novedades. No he tenido tiempo de ponerme al día, así que llevo retraso. Me iré poniendo al día en los próximos días. Porque me parece que no va a haber muchas incorporaciones a mi cartelera, tal y como lo veo.

Ha regresado The Big Bang Theory, de momento sin novedades destacables. Entretenimiento sin más que ya no sorprende.

Dos de mis guilty pleasures también han reaparecido. Revenge cambiando las tornas entre EmilyVictoria, y Grey’s Anatomy recomponiendo reparto. Estas dos tampoco sorprenden mucho.

Kiyomizu-dera - Kioto

En el tema de fotos,… sigo con mi viaje por el Japón. Gente con kimono o trajes tradicionales. Estas dos mujeres parecía madre e hija, de visita en el templo budista de Kiyumizu-dera. En Kioto.

En el campo de las novedades, en primer lugar advertir que este año hay muchas que directamente he descartado porque su temática o avances no me han interesado. Así que no es fácil que incluya muchas novedades este año, al final. He visto el piloto de Gotham,… y me ha convencido a medias. Basada en lo que pasaba en la ficticia ciudad en la infancia del futuro Batman, llega con muchas pretensiones de triunfar. Pero visto los visto, no está segura en mi cartelera. También he visto los primeros episodios de The Mysteries of Laura, basada en un serie española, y How To Get Away with Murder. Simplemente decir que no seguiré adelante con ellas. Ninguna de las dos me ha convencido. Ya comenté en su día que me convenció el piloto de Forever, hasta ahora de los estrenos el único que me ha parecido realmente visible, y que iba a dar una oportunidad a Selfie.

Kiyomizu-dera - Kioto

Esta pareja de novios estaban a punto de beber las aguas casi milagrosas de Otowa-no-taki, también en Kiyomizu-dera.

Y vamos con los finales de temporada.

You’re the Worst ha sido una sitcom romántica especial. Básicamente porque se ha basado en la premisa de que la pareja romántica protagonista, lejos de ser los típicos jóvenes encantadores que parecen hechos el uno para el otros, son unos impresentables egoístas que se dedican a putear a los demás. Lo cierto es que ha tenido momentos muy buenos y otros no tanto. La tendencia ha sido un poco descendente. Pero le daría una oportunidad a una segunda temporada si la tiene, que parece que sí. Lo mejor, la chica protagonista, Aya Cash, y algunos detalles de los secundarios.

He aguantado hasta el final la primera temporada de Extant, que entre otras cosas ha servido para confirmar que Halle Berry puede ser una firme candidata a una de las peores actrices que ha ganado un óscar. Siempre añorante de buena ciencia ficción, he aguantado hasta el final en una trama que se ha dispersado en un montón de frentes, y que realmente ha hecho aguas por muchos de ellos. Parece que le van a dar una segunda temporada. Pero yo no estaré allí.

Masuyacho - Kioto

Cuatro jóvenes con kimono visitando las típicas calles de Masuyacho, en Kioto, se fotografían rodeando a una presunta maiko. Aprendiza de geiko, o gueisha que decimos por aquí.

Ha llegado a su final la segunda temporada de Masters of Sex, que ha tenido un tono muy distinto a la primera. En primer lugar, si la primera temporada flirteaba entre la comedia y el drama, esta segunda temporada se ha orientado claramente a un tono dramático, habiendo desaparecido cualquier flirteo con el humor. Y por otra parte, el estudio sobre el sexo ha quedado ya claramento como un mero macguffin, y va directamente a las relaciones, siempre difíciles, entre los personajes. Tanto los principales como los secundarios. Ha tenido momentos buenísimos, de los que te quedas pegado al sillón por las interpretaciones como por los diálogos y situaciones. Sin embargo, la temporada como conjunto me ha parecido algo menos cohesionada y floja. No obstante, es fija en mi cartelera, desde luego.

Y por último, justo en la noche antes de irme de viaje terminé la miniserie ANZAC Girls. Esta serie realizada por las televisiones australiana y neozelandesas en conmemoración del centenario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, nos habla de las aventuras y desventuras que corrieron las enfermeras de los cuerpos de sanidad militar de los aliados del Imperio Británico en las antípodas. Le ha faltado algo para ser una buena serie. Probablemente, un sentido menos apologético y propagandístico y una profundidad mayor en situaciones y personajes. Basada en las memorias y documentos de las auténticas enfermeras que participaron, ha sido una serie que en sus seis episodios ha ido mejorando, aunque sin llegar a alcanzar nunca el nivel que pretendía. Una pena porque había material. El diseño de producción ha sido de también de pretensiones altas, pero con una sensación de que no se lo han currado bien. Y había buen material en las interpretaciones, que se ha perdido en unos personajes excesivamente estereotipados. Entretenida de todos modos.

Y bueno… hay por ahí muchas novedades esperando a que les preste atención… La próxima semana, más.

Santuario Yasaka - Kioto

Y que la tradición no riña con la modernidad, la guapa japonesa del kimono se toma una “selfie” a la salida del santuario sintoista de Yasaka, también en la antigua capital imperial japonesa, Kioto.

[Televisión] Cosas de series; finales de temporada para Cuckoo, Reckless y Unforgettable

Televisión

No me voy a extender mucho en esta entrada. O a lo mejor más de lo que pensaba. Quien siga este CUADERNO DE RUTA sabe que el día televisivo son los jueves. Pero a partir de mañana y durante dos semanas entra en situación de auténtico CUADERNO DE VIAJE. Seguirá actualizándose, espero, pero con fotos. Poco texto. Espero que os gusten. Mientras, os dejo esta entrada televisiva.

Pensaba a principio de verano que con un poco de suerte a estas alturas todas las series veraniegas las tendría finiquitadas. Pero no. Aún están coleando por ahí la floja EXTANT, la interesante YOU’RE THE WORST, la muy interesante pero (este año) irregular MASTERS OF SEX, la mejorable pero entretenida ANZAC GIRLS, la marujil pero más que entretenida e interesante OUTLANDER, y la desconcertante DOCTOR WHO, cuya nueva reencarnación todavía no ha encontrado su sitio en este universo. Como veis, bastantes producciones coleando todavía, y a lo que retorne este CUADERNO DE RUTA a su ritmo habitual habrá ya muchas temporadas de otoño-invierno en marcha. O sea que de lo más entretenido. Y retraso, mucho retraso voy a coger.

Este fin de semana tocaron algunas exposiciones... Entre ellas las de "La boîte: odisea de una cabeza pensante" de Marina Rubio en el IAACC Pablo Serrano.

Este fin de semana tocaron algunas exposiciones… Entre ellas las de “La boîte: odisea de una cabeza pensante” de Marina Rubio en el IAACC Pablo Serrano.

Mientras tanto hemos disfrutado de la corta temporada de CUCKOO, seis episodios, que sin la originalidad y el carisma de su primer protagonista en su primera temporada, no han dejado de tener momentos realmente entretenidos y divertidos. Previsible a más no poder, pero esta serie británica te deja con buen sabor de boca y una amplia sonrisa. Y son episodios cortitos.

Curiosa, imaginativa,... divertida...

Curiosa, imaginativa,… divertida…

También se han despedido de nosotros los chicos y chicas de la división de grandes crímenes de NUEVA YORK en UNFORGETTABLE. Vale lo que dije cuando terminó la temporada anterior. Desde que han adoptado un tono ligero, y con la gran complicidad que existe en la pareja protagonista, especialmente la encantadora CARRIE (Poppy Montgomery), es una serie policiaca muy entretenida de ver. Sin más trascendencia, pero muy disfrutable. Con humor, dosis razonables de acción y dinámica.

Escultura, pintura, diseño gráfico...

Escultura, pintura, diseño gráfico…

Y hemos terminado de ver una novedad de esta temporada, el procedimental de abogados RECKLESS. Otra serie que funciona gracias a la extraordinaria química de sus dos protagonistas, gente guapa en la sureña CHARLESTON, mezclando como digo el procedimental jurídico con la serialización del caso principal, el de la guapa LEE ANN MARCUS, que nos ha deparado alguna sorpresa al final. Y que ha terminado con el principio de lo que será el nuevo caso, que probablemente volvería a enfrentar a ambos protagonistas… si es que fuese renovada.

Por que el caso es que ambas series anteriores, a mí me entretienen mucho, pero parece que tienen su continuación cuestionada. Mientras que otras de esta temporada bastante más pestiños, muchas que no han aguantado en mi cartelera, tienen la vida asegurada… Si es que siempre voy contra corriente.

Y también, la de Pixar en CaixaForum... pero aquí no dejan hacer fotos...

Y también, la de Pixar en CaixaForum… pero aquí no dejan hacer fotos…

[Televisión] Cosas de series; la carrera por el átomo, las carreritas por las Highlands y la carrera por la droga

Televisión

En  este repaso semanal a mi cartelera de series, mencionar un abandono. El drama de ciencia ficción distópica y con alienígenas Defiance se cae de mis semanas televisivas porque cada vez me interesa menos, y cada vez me parecen más cutres los alienígenas y las situaciones. Es una serie que ha ido de más a menos, hasta un punto que sus personajes me resultaban insufribles. Punto final para mí.

He de mencionar algunos logros notables. Uno es la sitcom gamberra You’re the Worst, en el que el par de canallas sin escrúpulos que se enrollan están empezando a parecerme una de las parejas más divertidas, más sexys y más honestas de la televisión actual. Especialmente la chica, Gretchen (Aya Cash), que sin ser la típica buenorra, me parece un personaje muy sexy y muy inteligente. Bien elegida. Probablemente una de las pocas agradables sorpresas de un verano nutrido pero de calidad irregular.

Holyrood Park - Edimburgo

Hoy las series de televisión nos invitan a acercarnos a Escocia – Holyrood Park, Edimburgo.

Otra cuestión destacable, aunque llevo algo de retraso con esta y varias series. El tercer episodio de la segunda temporada de Masters of Sex, una pequeña obra de teatro en sí misma que nos ofrece una situación, unas interacciones entre los personajes y unas interpretaciones magníficas de los dos protagonistas de la serie ha marcado un hito de calidad en lo que llevamos de verano, y probablemente de año. Uno de los mejores capítulos de una serie de televisión que se puede ver, sin tener que tirar de espectacularidad ni de asesinatos. Simplemente diálogos y situaciones. Fenomenal. Magníficos ambos.

Entramos en el campo de las novedades. En primer lugar, Manhattan, nueva serie sobre el desarrollo de las primeras bombas atómicas en las bases militares en el desierto de Nuevo Méjico. Varias líneas dramáticas. La competencia entre equipos de científicos con distintos diseños del arma, las cuestiones relacionadas con seguridad, espionaje y el contraespionaje secreto, y los dramas de las familias de los científicos y técnicos que trabajan en el proyecto. Bastante coral el reparto. Está bien hecha. Parece prometer, especialmente tras el segundo episodio. Hay que darle una oportunidad para ver si acaba destacando como una serie de nivel o pincha por el camino.

Bosque de Cruach Tarbeit - Loch Lommond

Bosque de Cruach Tarbeit, en las cercanías de Loch Lommond.

Otra novedad es Outlander. En principio esta es una adaptación del típico producto que se encuentra en las estanterías de novela romántica en las librerías, destinado a las mujeres, en las que guapas mozas ligan con fornidos y osado galanes, a ser posible con algo de picante, con descripciones más o menos eróticas de las relaciones entre ambos. Sin llegar a lo manifiestamente pornográfico claro. Pero esta adaptación de las novelas de Diana Gabaldón tiene el añadido de que hay un toque de no sé si llamarlo ciencia ficción o magia, lo he visto descrito de las dos formas, con un viaje en el tiempo de la protagonista, una enfermera de la Segunda Guerra Mundial, a las conflictivas Highlands escocesas del siglo XVIII. Paisajes estupendos, mozas y mozos guapos, algo de tetas y culos, algún malo malísimo,… tenemos los elementos de un culebrón total, que puede que hasta esté bien. Tendrá que verse. La imagen promocional es una copia descarada de las fotografías del proyecto Follow Me de Murad Osmann.

Finalmente, ha llegado al final la primera temporada de Power. Es la del traficante de alto nivel, Ghost, que se esconde tras su tapadera, un club nocturno de alto nivel, y que se convierte en el objetivo de un grupo de trabajo secreto en el que participan varias agencias estatales y en el que participa Ángela, un antiguo amor de instituto, convertida ahora en fiscal del departamento de justicia, y que se vuelven a enamorar, ignorando cada uno a que se dedica el otro. Entre medio las traiciones y crímines del mundo mafioso, y los enredos de carácter más personal. Ha tenido momentos mejores y peores, y también es de la que tira de tetas y culos y alguna que otra tórrida escena para enganchar al personal. Pero se deja ver, es entretenida, y ha tenido un buen episodio final en el que todos saben algo nuevo sobre los demás, pero nadie sabe lo que realmente querría saber, poniendo un nuevo escenario sobre la mesa. Creo que si continúa, parece que volverá en mayo del 2015, la seguiré viendo.

Dunnotar Bay - Stonehaven

Bahía de Dunnotar, bajo el castillo del mismo nombre, en Stonehaven.

[Televisión] Cosas de series; alguna baja, alguna alta,… poca cosa de significativa

Televisión

Pues lo que comentaba en semanas anteriores. Que la temporada de verano seriéfila no está siendo muy brillante. También es cierto que no estoy siguiendo de forma uniforme las series, por líos diversos. Así que esta entrada no será muy prolija.

He dado de baja a Longmire. Son buenos actores, la serie no está nada mal en su conjunto, pero yo me canso enseguida del western aunque sea ambientado en el siglo XX. Y bastante he hecho con aguantar dos temporadas y media. Me caen bien, pero han dejado de engancharme.

Una novedad, You’re the Worst, que parece que puede ser una comedieta gamberra que anime alguna tarde de verano. Ya veremos. De momento, la añado a mi cartelera particular.

Teniendo en cuenta que solamente he tenido ocasión de ver un episodio de Masters of sex, de momento tengo que considerar como la serie de la temporada a la británica The Honourable Woman. La intriga político-criminal alrededor de Nessa Stein (Maggie Gyllenhaal) empieza a tener momentos brillantes. Incluso capítulos brillantes en su conjunto. Una trama compleja, pero bien urdida, donde no puedes dar nada por supuesto, aunque te imagines muchas cosas, y donde destacan unas interpretaciones de alto nivel. Es cierto que algunos papeles como el de Lubna Azabal recuerdan demasiado a las tramas de algún filme que protagonizó con anterioridad, pero ya digo que nos puede sorprender.

La serie que más me interesa en estos momentos se desarrolla en Londres, que aquí vemos desde Primrose Hill.

La serie que más me interesa en estos momentos se desarrolla en Londres, que aquí vemos desde Primrose Hill.

Un escalón por debajo, pero a buen nivel, está The Leftovers. El misterio de la desaparición del 2% de la población mundial es evidente que no es más que un enorme macguffin. La cosa no está en qué pasó y por qué pasó, sino en lo que les pasa a los que no desaparecieron. Momentos dramáticos, momentos estrambótico, entre el humor negro y la tragedia, pero en dosis justas y bien combinadas, con buenas interpretaciones. El episodio del niño Jesús robado ha tenido momentos estupendos también. Una de las series que espero con más ganas.

Empezó poco a poco, tímidamente, pero el drama policiaco-judicial Murder in the First con policias poco habituales y poco escrupulosos está dejando buenos momentos. Si encima contamos con el buen hacer de James Cromwell que ha cambiado King’s Landing por ser un abogado criminalista con muy mala baba, pues mejor que mejor.

Y finalmente, la serie que también empieza a tener mucho morbo con momentos muy entretenidos es Power. Los flirteos entre el traficante de alto nivel afroamericano con la agente del FBI latina que sin saberlo va a por él, han tenido también momentos muy conseguidos.

En fin. Que entre la flojera general, encontramos tres o cuatro series de interés, en medio de un panorama más anodino o de mero entretenimiento. Pues nada. A disfrutar de lo que se pueda.

Londres, desde luego, es un buen lugar para el que se junten en una misma trama judíos, musulmanes, yanquis,... y por supuesto, británicos. Algunos en la más pura tradición de los espías al servicio de su majestad, y no me refiero al petardo de 007.

Londres, desde luego, es un buen lugar para el que se junten en una misma trama judíos, musulmanes, yanquis,… y por supuesto, británicos. Algunos en la más pura tradición de los espías al servicio de su majestad, y no me refiero al petardo de 007.

 

[Televisión] Cosas de series; flojo verano “seriéfilo”

Televisión

Sí. La verdad es que está floja la cartelera televisiva que había ido seleccionando para este verano. He dado de baja en mi cartelera Under the DomeTyrant. La verdad es que ninguna de las dos me convencía un pelo. Y no estoy para perder el tiempo.

Tenemos nueva serie de ciencia ficción con Extant. Mezcolanza de temas. Astronauta, Halle Berry, que se ha pegado un año en el espacio y vuelve y resulta que está embarazada. Marido que fabrica niños artificiales al estilo A.I. Un par de toque conspiranoicos. Ya veremos por donde sale. El piloto es ambicioso pero no excesivamente bueno. Y Berry hace tiempo que se quedó en actriz mediocre. Tiene la maldición de los óscars.

Curiosidad que nos llega desde la televisión sueca con Welcome to Sweden. Comedia sobre un tipo, un americano, que se va a vivir a Suecia, abandonando su carrera, para seguir a su amor. Una valquiria rubia y buenorra. Cachondeo constante sobre los estereotipos, con algún golpe bueno y otros mediocres. Está por ver.

Lilla Torg - Malmö

Mi reciente estancia en tierras suecas me permite ilustrar la novedad de “Welcome to Sweden”. Lilla Torg (Plaza Pequeña) de Malmö.

Drama de intriga política en The Honourable Woman, serie británica con Magie Gyllenhaal al frente. Puede ser muy buena. Pero se tiene que desarrollar. El primer episodio ha sido irregular.

Ha terminado la segunda temporada de Beauty and the Beast, serie intrascendente de intérpretes guapetones pero flojos, y que tiene una trama de aventuretas que entretiene a ratos. Roza el guilty pleasure.

Ha regresado Masters of Sex. Con un episodio introductorio, resituando a los personajes. Las expectativas son altas después de la excelente primera temporada, pero habrá que ver como se desarrolla.

Buen episodio de The Leftovers, que parece que se va entonando poco a poco y encontrando su camino. Ya comentaremos más adelante sobre esta propuesta.

Playa de Falsterbo (S)

Playas y áreas protegidas de Falsterbo.

Y finalmente, lo más destacado es que he terminado de ver la segunda temporada de Orange is the New Black. En principio, iba a decir que no me había gustado tanto como la primera temporada. Piper (Taylor Schilling) ha perdido protagonismo, aunque siga siendo el hilo principal de la serie, pero hay muchos más personajes con más minutos. La pugna entre Vee (Lorraine Toussaint)Red (Kate Mulgrew), ambas impresionantes intérpretes es lo más destacado, pero ha habido momento momentos buenos con varias otras reclusas. Siempre entre la comedia y el drama, incluso bordeando la tragedia. El caso es que va y llega el último episodio de la temporada, con hora y media de duración, y resulta que es buenísimo, llenando de coherencia a todo lo que ha pasado durante la temporada. Como digo, uno de los mejores episodios televisivos que he visto últimamente. Fenomenal. Te atrapa. Te conmueve. Te divierte. Y por supuesto, confirma a Piper como un bicho retorcido de mucho cuidado. En fin. Que de repente me da pena tener que esperar casi un año para ver como sigue. Muy recomendable esta serie.

En fin. Veremos si hay más novedades la próxima semana, que merezcan ser destacadas, o dejamos espacio para comentar alguna de las serie en marcha.

Antiguo edificio en Ystad

Antiguo edificio en el casco antiguo de Ystad.

[Televisión] Cosas de series; interesantes finales de temporada y de semitemporadas

Televisión

Sin ninguna entrada nueva en la cartelera en los últimos días, con El tiempo entre costuras prácticamente abandonada, estamos llegando a las vísperas de las fiestas navideñas y eso significa dos cosas. Que muchas series de las que duran desde principios del otoño hasta el final de primavera se están tomando un descanso, y que las series de temporadas más cortas están terminando temporada. Y hay mucho que contar, aunque sea con brevedad.

En lo que se refiere a las sitcom, la reina del cotarro sigue siendo Modern Family con un nuevo personaje revelación; la jovencísima Lily (Aubrey Anderson-Emmons) de cuya boca escuchamos cosas tremendas que nos hacen mondarnos de risa, por la inapropiada madurez de las mismas y por la mala uva de los guionistas. Estupenda. Los chicos de How I Met Your Mother están simpáticos en su última temporada, con momentos mejores y otros más normales. Aunque “la madre” (Cristin Milioti) salió en los primeros capítulos, no está siendo protagonista. Pero cuando sale, de vez en cuando, la serie gana mucho. Esta chica tiene mucho potencial. Y los friquis de The Big Bang Theory han alcanzado un cierto tipo de equilibrio. Ya no despiertan tantas expectativas, pero no engañan y ofrecen diversión garantizada con algunos muy buenos momentos. Pero prácticamente no hay novedades en este campo, sólo la romanticona Ground Floor que parece que no va a descansar y que va a seguir de tirón hasta su final de temporada en enero. Que conste que me gusta. La serie, digo, y la guapa protagonista, también.

En el campo de los culebrones y guilty pleasures, nunca entenderé por qué sigo viendo  Grey’s Anatomy… no diré nada más. Es una extraña droga. No encuentro prácticamente argumentos a favor de mantenerla en cartelera y ahí está. Otra cosa es Revenge, que se ha serenado con respecto a la temporada anterior. Ni los guionistas queman trama a la misma velocidad, ni los escotes de la “prota” son tan vertiginosos. De todos modos no ha vuelto al nivel de la primera temporada, aunque se ha despedido hasta enero con un pedazo de capítulo y con un pedazo de cliffhanger. Su principal atractivo siguen siendo sus dos protagonistas femeninas, por distintos motivos.

En el Airtrain del JFK

Nueva York es ciudad seriéfila por excelencia, así que nos iremos a ella para ilustrar esta entrada; aquí viajando en el Airtrain que comunica el JFK con Jamaica Station en Queens.

En esta temporada, mis principales incorporaciones vienen del campo de la acción. The Blacklist empezó con pobres expectativas, pero esta “pseudo-silencio de los corderos” se ha ido poniendo bastante entretenida. No brillante, pero entretenida. Sin embargo, estoy empezando a dudar que tras el retorno de navidades siga con Agents of S.H.I.E.L.D., que en estos momentos por lo floja que es casi es un guilty pleasure, y las oportunidades que le estoy dando al “pseudo-blade runner” Almost Human también están siendo un poco demasiadas. Es mejor que la anterior, pero irregular. Demasiado irregular. Pero en el campo de la acción y los héroes/superhéroes más o menos enmascarados arrastro ya en su segunda temporada Arrow, que como ya he definido en alguna ocasión es una serie de aventurillas muy entretenida, a pesar de que, con alguna excepción, tiene unos intérpretes y unos diálogos flojísimos; en estos últimos algunos son de risa. Sin embargo, el conjunto resulta intrascendentemente disfrutable.

Y vayamos con los tres finales de temporada, porque son notables. Realmente notables.

A Young Doctor’s Notebook – temporada 2ª. Nuevamente una cortita temporada de cuatro episodios de poco más de 20 minutos de duración, protagonizados por el “mad man” Jon Hamm y el “aprendiz de mago” Daniel Radcliffe, adaptando las aventuras de Mijail Bulgákov como joven médico durante la revolución soviética. Mucho humor negro, mucha mala leche, mucha amargura de fondo, y excelente producción e interpretaciones. No sé si habrá una tercera temporada, pero ójala. Sabe a muy, muy poco.

SOHO y Houston St.

O disfrutamos del paisaje de los típicos depósitos de agua en Houston Street.

Homeland – temporada 3ª. Mucho revuelo ha levantado esta temporada recientemente terminada de una serie que se había convertido en una de las más valoradas en los dos últimos años. Parece que ha dejado muchas insatisfacciones, y opiniones contradictorias. Yo voy a dejar claras dos opiniones y mi postura general. La historia que nos han contado en esta temporada es una muy buena e interesante historia, de gran profundidad, y que ha tenido momentos totalmente estelares en el tramo final de la temporada. La historia que nos han contado en esta temporada no da para doce episodios, lo que ha hecho que hayan mareado la perdiz con subtramas que no aportaban nada, para durar doce episodios. Por ejemplo, la trama familiar de Brody (Damian Lewis) sólo tenía un objetivo de cara al climax final de la temporada, y eso se podría haber planteado con más claridad y economía de medios. Dicho todo lo cual, una serie que fue excelente en su primera temporada, que fue rara pero apasionante en su segunda, se ha quedado en buena o notable en la tercera. Que es menos, pero mucho más de lo que ofrecen la mayor parte de las producciones que vemos por televisión. Eso sí, sin entrar en el desarrollo y desenlace de la trama para no destripar el argumento, evidentemente hemos llegado a un punto y aparte, y el año que viene nos enfrentaremos a nuevas premisas y nuevos escenarios. Supongo. Porque tampoco esta temporada ha sido lo que parecía cuando terminó la anterior.

Masters of Sex – temporada 1ª. El mejor estreno del año desde mi punto de vista ha sido esta novelización de la historia de William Masters (Michael Sheen)Virginia Johnson (Lizzy Caplan). Disfrazada de comedia en sus primeros episodios, nos encontramos ante un drama notable sobre las relaciones humanas, que trascienden a cuestiones mucho más profundas y definitorias de la personalidad. Con un reparto que ha estado en su conjunto, todos ellos, en estado de gracia, nos han dibujado un panorama donde los sentimientos, las pasiones, las motivaciones de cada una de las personas queda oculto por las convenciones sociales, la falta de libertad para escapar de ellas e incluso de los propios cepos que cada uno de nosotros nos imponemos a nosotros mismos y que no nos dejan ser nosotros mismos. Siendo Masters el paradigma de la persona de gran capacidad y osadía intelectual, pero de escasa inteligencia emocional y empatía, su contrapunto y eventualmente complemento es Gini Johnson, ejemplo de inteligencia práctica y organizativa pero que también arrastra las consecuencias de sus errores pasados. Ha sido una temporada en el que hemos pasado de ver un entorno de situaciones socialmente convencionales en el conjunto de personajes de este drama, hasta un punto en el que las vidas de todos y cada uno de ellos han sido puestas boca a bajo de muchas formas. Esa soledad en una cabina de teléfonos, ese momento de felicidad en una maternidad para negras, esa confesión sobre la muerte próxima en un asiento de autobús, esa aceptación del otro que no se acepta a si mismo y quiere cambiar lo que es por una mezcla de amor y vergüenza, ese profundo error llevado de la soberbia y el orgullo que ocasiona el rechazo de sus pares,… y el profundo dilema de Gini en el momento final de la temporada… La serie está basada en hechos reales, pero supongo que se han tomado libertades hasta hartarse a la hora de contarnos esta historia, de tal modo que sobre los hechos conocidos estamos viendo una ficción que responde al objetivo de hacernos reflexionar sobre algunos de los hechos definitorios de los seres humanos y sus relaciones entre sí. Creo que lo están consiguiendo, y que nos están divirtiendo y emocionando en el proceso. Altamente recomendable´.

SOHO y Houston St.

O que decir de las situaciones mil veces vistas en las escaleras de incendios de las fachadas de la ciudad, como por ejemplo en el SOHO.

[Televisión] Cosas de series; Red John y la tele en verso, el final de Bron/Broen y algunas novedades

Televisión

Como la semana pasada tuve monográfico Doctor Who, se me quedaron cosas interesantes que comentar. Incluidas algunas novedades que han ido apareciendo.

Se veía venir, la serie quería dar un giro, y The Mentalist cada vez estaba más serializada y menos procedimental. Era evidente que querían acabar con el gran arco argumental de Red John. Y ya sabemos quién es el malo malísimo malo, y su destino final. No es que haya sido para tirar cohetes, pero no ha estado mal. Ahora están en transición. Quizá vuelva a lo procedimental. Copiando en algunas cosas a White Collar,… ya veremos.

Muy divertido el capítulo en verso de How I Met Your Mother, cuyos guionistas han tenido que sudar tinta china para encajar 55 horas de acción en 22 o 24 episodios. Pero de momento no va mal del todo.

Dedicaremos un día a como van los estrenos de la temporada cuando se interrumpan por las fiestas navideñas. Aunque están en su recta final de temporada Homeland, su temporada más flojilla aunque ya va entrando en materia, y Masters of Sex, probablemente el estreno de la temporada.

Estación de Zaragoza-Delicias

Ayer estuve en Barcelona, me fui en tren a una prudente, para no madrugar en exceso, saliendo de la heladora estación de Zaragoza-Delicias.

Y vamos con las novedades. Ha vuelto otro doctor. Esta vez, perdio en la Siberia rusa y en su adición a la morfina. Nuevamente una minitemporada de cuatro capítulos para A Young Doctor’s Notebook, para lucimiento de sus dos prestigiosos protagonistas, el antiguo mago juvenil Daniel Radcliffe y el “mad man” Jon Hamm. La verdad es que su capítulo de regreso me pareció muy divertido.

También tenemos la versión norteamericana de una comedia negra británica, Getting On. Aventuras y desventuras en un hospital de cuidados intermedios para pacientes geriátricos, cuyo primer episodio me convenció a medias. Ya veremos como evoluciona.

Y hemos terminado la segunda temporada de Bron/Broen, la estupenda serie policiaca danosueca, que para mi tiene el atractivo del personaje femenino protagonista, la extraña policía sueca Saga Norén estupendamente interpretada por Sofia Helin. Los demás también están bien, pero definitivamente es este carácter el que me hace ver la serie. Quizá esta segunda temporada, muy entorno al tema de la ecología, del terrorismo biológico, y de los intereses de las multinacionales del ramo biotecnológico y farmacéutico, no haya estado tan intensa como la primera, en la que había un malo más definido. Y quizá también porque la situación ya no era tan novedosa. Pero a mí me gusta bastante. Y el final ha sido sorprendente y animado. Por un momento pensé que la dejaban cerrada, por “ausencia” de un protagonista, pero parece ser que volverá con una tercera temporada. Bien.

Saliendo de la estación de Barcelona-Francia

Y llegando a la más cálida y agradable de Barcelona-Francia, tras pasar por la horrible Barcelona-Sants. Lo que pasó a partir de este momento, os lo cuento mañana.