[Televisión] Cosas de series; la carrera por el átomo, las carreritas por las Highlands y la carrera por la droga

Televisión

En  este repaso semanal a mi cartelera de series, mencionar un abandono. El drama de ciencia ficción distópica y con alienígenas Defiance se cae de mis semanas televisivas porque cada vez me interesa menos, y cada vez me parecen más cutres los alienígenas y las situaciones. Es una serie que ha ido de más a menos, hasta un punto que sus personajes me resultaban insufribles. Punto final para mí.

He de mencionar algunos logros notables. Uno es la sitcom gamberra You’re the Worst, en el que el par de canallas sin escrúpulos que se enrollan están empezando a parecerme una de las parejas más divertidas, más sexys y más honestas de la televisión actual. Especialmente la chica, Gretchen (Aya Cash), que sin ser la típica buenorra, me parece un personaje muy sexy y muy inteligente. Bien elegida. Probablemente una de las pocas agradables sorpresas de un verano nutrido pero de calidad irregular.

Holyrood Park - Edimburgo

Hoy las series de televisión nos invitan a acercarnos a Escocia – Holyrood Park, Edimburgo.

Otra cuestión destacable, aunque llevo algo de retraso con esta y varias series. El tercer episodio de la segunda temporada de Masters of Sex, una pequeña obra de teatro en sí misma que nos ofrece una situación, unas interacciones entre los personajes y unas interpretaciones magníficas de los dos protagonistas de la serie ha marcado un hito de calidad en lo que llevamos de verano, y probablemente de año. Uno de los mejores capítulos de una serie de televisión que se puede ver, sin tener que tirar de espectacularidad ni de asesinatos. Simplemente diálogos y situaciones. Fenomenal. Magníficos ambos.

Entramos en el campo de las novedades. En primer lugar, Manhattan, nueva serie sobre el desarrollo de las primeras bombas atómicas en las bases militares en el desierto de Nuevo Méjico. Varias líneas dramáticas. La competencia entre equipos de científicos con distintos diseños del arma, las cuestiones relacionadas con seguridad, espionaje y el contraespionaje secreto, y los dramas de las familias de los científicos y técnicos que trabajan en el proyecto. Bastante coral el reparto. Está bien hecha. Parece prometer, especialmente tras el segundo episodio. Hay que darle una oportunidad para ver si acaba destacando como una serie de nivel o pincha por el camino.

Bosque de Cruach Tarbeit - Loch Lommond

Bosque de Cruach Tarbeit, en las cercanías de Loch Lommond.

Otra novedad es Outlander. En principio esta es una adaptación del típico producto que se encuentra en las estanterías de novela romántica en las librerías, destinado a las mujeres, en las que guapas mozas ligan con fornidos y osado galanes, a ser posible con algo de picante, con descripciones más o menos eróticas de las relaciones entre ambos. Sin llegar a lo manifiestamente pornográfico claro. Pero esta adaptación de las novelas de Diana Gabaldón tiene el añadido de que hay un toque de no sé si llamarlo ciencia ficción o magia, lo he visto descrito de las dos formas, con un viaje en el tiempo de la protagonista, una enfermera de la Segunda Guerra Mundial, a las conflictivas Highlands escocesas del siglo XVIII. Paisajes estupendos, mozas y mozos guapos, algo de tetas y culos, algún malo malísimo,… tenemos los elementos de un culebrón total, que puede que hasta esté bien. Tendrá que verse. La imagen promocional es una copia descarada de las fotografías del proyecto Follow Me de Murad Osmann.

Finalmente, ha llegado al final la primera temporada de Power. Es la del traficante de alto nivel, Ghost, que se esconde tras su tapadera, un club nocturno de alto nivel, y que se convierte en el objetivo de un grupo de trabajo secreto en el que participan varias agencias estatales y en el que participa Ángela, un antiguo amor de instituto, convertida ahora en fiscal del departamento de justicia, y que se vuelven a enamorar, ignorando cada uno a que se dedica el otro. Entre medio las traiciones y crímines del mundo mafioso, y los enredos de carácter más personal. Ha tenido momentos mejores y peores, y también es de la que tira de tetas y culos y alguna que otra tórrida escena para enganchar al personal. Pero se deja ver, es entretenida, y ha tenido un buen episodio final en el que todos saben algo nuevo sobre los demás, pero nadie sabe lo que realmente querría saber, poniendo un nuevo escenario sobre la mesa. Creo que si continúa, parece que volverá en mayo del 2015, la seguiré viendo.

Dunnotar Bay - Stonehaven

Bahía de Dunnotar, bajo el castillo del mismo nombre, en Stonehaven.

[Televisión] Cosas de series; muchas cosas, pero si os gusta el buen cine y la buena televisión, no es perdáis Fargo

Cine

Buff… Muchas novedades y varios cierres. Y no tengo mucho tiempo. De forma esquemática:

Vuelve la postapocalíptica Defiance, tengo la impresión que mejor que en la primera temporada.

Vuelve Rectify, con muchas expectativas puestas en esta segunda temporada. La primera fue fenomenal. Slow TV le llaman. Pero creo que no hay que perderse ni una coma.

Se ha presentado Dominion… secuela televisiva de una película mala, pero mala mala de verdad. La guerra de los arcángeles contra la humanidad. El piloto de la serie ya es mejor que la película. Pero eso no quiere decir que le haya dado todavía el aprobado definitivo. Ya veremos.

Se ha presentado The Last Ship, otra postapocalíptica. No sé. Me parece que su premisa es muy limitada. Tampoco le he dado el aprobado definitivo.

Anunciada como de los creadores de Homeland ha llegado Tyrant. A rebufo de las revoluciones árabes,… desde luego su piloto no ha tenido el nivel de enganche que el de la mencionada serie de espías. También a la espera de más sensaciones.

The Black Box no estaba cancelada, sólo en stand by. Bueno. Entretiene.

Pensando ya en las próximas vacaciones,... el puerto del Helsingborg, Suecia.

Pensando ya en las próximas vacaciones,… el puerto del Helsingborg, Suecia.

Y vamos a lo realmente sustancioso. Los finales de temporada. Que la semana que viene habrá un monográfico dedicado a una serie que se despide para siempre.

Final de la primera temporada de The 100. Ciencia ficción para adolescentes. Esto quiere decir que a ratos ha estado entretenida y a ratos ridícula. Es otro producto postapocalíptico más. Y van… En fin, que podría haber dado más de sí con unos guiones mejores y unos intérpretes menos malos. Veremos si me engancho a la segunda temporada. De momento lo dejo en “lo dudo”.

Final de la segunda temporada de Orphan Black. Serie que empezó floja desde mi punto de vista, que se animó bastante conforme avanzaba la primera temporada y en el principio de la segunda, pero que en estos momentos tengo la sensación de que nadie, ni sus creadores, saben hacia donde se dirige. Han empezado ha aparecer situaciones repetitivas, y a dar bandazos en la trama. Algunos clones son estupendos y me lo paso pipa, y otros son un tostón de mucho cuidado. Si tuviera que elegir candidaturas para los premios, Tatiana Maslany podría estar simultáneamente entre las candidatas a mejor actriz y a peor. Y se vienen más clones todavía… Eso sí, parece que en internet entusiasma. Tampoco lo veo yo para tanto.

Nyhavn, Copenhague (Dinamarca)

Nyhavn, Copenhague (Dinamarca)

Y vamos con el final de la primera temporada de uno de los pocos estrenos recientes que cabe recomendar sin lugar a dudas. Buenísima. Fargo, secuela de la película del mismo nombre. Interpretaciones fenomenales de Billy Bob ThorntonAllison TolmanColin HanksMartin Freeman, con un elenco de secundarios estupendos. Un guion que han ido desarrollando y desenvolviendo con paciencia, con cuidado, controlando la trama con una precisión milimétrica. Una producción que como serie de televisión está a la altura de la magnífica película de los hermanos Coen que la inspira, y a la que hace guiños, con algún punto de ligazón entre la tramas. A no perderse. Y a aguantar el mono hasta la siguiente temporada, que supongo que vendrá con una trama renovada. Pero qué malvados más estupendos,… qué malvados… Si es que los malos son la salsa de la ficción.

En las calles de Gamla Stan, Estocolmo (Suecia).

En las calles de Gamla Stan, Estocolmo (Suecia).

[Televisión] Cosas de series; regresos, novedades, unas mejores, otras peores…

Televisión

Las dos últimas semanas, por mis vacaciones, no he tenido entrada televisiva los jueves. Lo cual ha hecho que, a pesar de que el verano es un tiempo más soso en lo que se refiere a las series de televisión, se me hayan acumulado una serie de novedades, que pasaré a comentar, unas más resumidas que otras.

Han vuelto Rizzoli & Isles, con su cuarta temporada.  Las dos simpáticas amigas, policía e investigadora médica de la policía de Boston, vuelven con su habitual mezcla de acción, drama y humor. No hay grandes novedades en la serie, pero es un producto simpático, que se ve con agrado, aunque no sirva más que como mero entretenimiento.

Ha vuelto Dexter en su octava y última temporada. Más oscura que nunca, especialmente por la evolución de Debra (Jennifer Carpenter) tras los acontecimientos del final de la temporada pasada. Se incorpora a la serie la prestigiosa actriz británica Charlotte Rampling, como una psiquiatra especializada en asesinos en serie que conoce el secreto de Dexter (Michael C. Hall) desde que era niño. Y un nuevo contrincante, asesino en serie también, que sabemos cómo actúa, pero no sabemos mucho más. Todavía. Espero que den a la serie el final que se merece.

Al pie del Cabezo Cortado

Después de unos cuantos días con fotos de Escocia, volvemos a Zaragoza. Fotografía tradicional con película negativa en color.

Y tenemos segunda temporada de The Newsroom, serie que me gustó mucho el verano pasado, a pesar de que la crítica norteamericana estuviera muy dividida en su consideración. Pero creo que ahí está la política metida por el medio. No niego que en algúnos aspectos era un poco tramposa; pero los episodios tenían ritmo, mezcla de humor y drama, y yo me lo pasé muy bien. La nueva temporada parece que nos la van a contar como un largo flashback, y parece que con tono más dramático. Pues bien, ya veremos. Por lo menos, Sloan Sabbith (Olivia Munn), la peculiar analista económica sigue tan guapísima como siempre. ¡Qué morena!

Entre los estrenos absolutos de nuevas series, Siberia nos traslada a la realización de un reality-show de tipo aventureros. Dieciseis participantes que son abandonados en la taiga siberiana con un equipo de rodaje, y en el que pronto se verá que algún peligroso misterio les acecha. He visto el piloto y la mitad del segundo episodio… y a la papelera de las series. No me ha llamado nada la atención. Mala. De verdad.

También ha llegado la adaptación americana de Bron/BroenThe Bridge, situando la acción en el puente entre El Paso (EE.UU.)Ciudad Juárez (Méjico). De momento, tras el primer epiodio, no aporta nada nuevo sustancial. Y el reparto me parece peor. Especialmente, la detective rubia y rarita. Diane Kruger me pareció varios escalones por debajo de Sofia Helin. Si en el segundo capítulo no aporta algo nuevo, se caerá de mi cartelera. Con bastante probabilidad.

Al pie del Cabezo Cortado

La veinteañera Canon EOS 100 con un EF 50/1,8 de primera generación, que son una combinación para hacer fotografías, con un carrete de Kodak Portra 400.

Y estoy viendo la temporada primera de Orange is the New Black, serie que se ha emitido originalmente a través de un servicio en línea. La vida en prisión de Piper Chapman (Taylor Schilling), una mujer blanca que ingresa en una prisión federal por 15 meses, por un crimen que cometió diez años antes, y cuando su vida estaba totalmente normalizada. El piloto me gustó bastante, pero los que han seguido solo me han parecido pasables. Creo que terminaré la primera temporada, pero ya veré si voy más allá en caso de que haya más temporadas.

Y hemos tenido dos finales de primera temporada. Por un lado, la británica Dates. Corta serie de 9 episodios de 20 minutos cada uno, donde se nos narran primeras citas entre gente que utiliza servicios de citas por internet. También hay alguna sucesiva. Ha habido episodios mejores y peores, y varios personajes han repetido. Quizá el más destacado ha sido Oona Chaplin, que ha montado a su alrededor un típico triángulo (rectángulo, con sus dos catetos). Si vuelve con una segunda temporada, ahí estaré. Además,… los chicos que salen son diversos entre monos y feos. Pero las chicas, cada una en su estilo, son todas monísimas.

Y se ha acabado la primera temporada de Defiance, la apuesta fuerte de SyFy por la ciencia ficción. Antiguo militar en una Tierra invadida por especies extraterrestres y modificada, en la cual ahora tienen que convivir en un mundo con toques posapocalípticos, y que ha adoptado como hija a una chica alienígena. La ciudad de Defiance, antigua Saint Louis, es el escenario de sus aventuras, donde tras una vida nómada se instala como sheriff o similar. Me ha parecido irregular y relativamente previsible. No sé si volveré a seguirla en una futura temporada que parece asegurada.

Al pie del Cabezo Cortado

Fotografías tomadas bajando del Cabezo Cortado en Zaragoza, hacia San José.

[Televisión] Cosas de series; esos americanos, esas jovencitas inglesas y Patrick Jane

Televisión

Se me caen las series de cartelera. Definitivamente Da Vinci’s Demons me parece una propuesta muy espectacular de aspecto pero muy vacía de contenido. Muy floja en este aspecto, y paso de ella. Lo sospechaba desde el primer episodio. Continuum es una serie cuya primera temporada vi completa a la segunda oportunidad que le di. Y me pareció entretenida,… pero en esta segunda temporada no ha conseguido reengancharme. Así que fuera también.

Me he enganchado a dos series que a priori me habían pasado desapercibidas. Como consecuencia de mi participación en una reunión científica, cosas de profesionales sanitarios, conocí la serie Monday Mornings. La serie se llama así porque en cierto hospital ficticio norteamericano, y en el entorno de un servicio de neurocirugía, cada lunes por la mañana se celebran las m&m’s. Que no son unas pastillas de chocolate recubiertas de caramelo sino las morbidity and mortality conferences. Esto son sesiones clínicas en las que mediante revisiones entre pares se ponen a discusión las actuaciones de un servicio médico que hayan podido producir un aumento de las complicaciones o de la mortalidad de los pacientes. Su objetivo es disminuir estas; y nunca tienen un objetivo punitivo, sino de aprendizaje. En la realidad. En la serie, llega uno y es como un inquisidor de todos los demás, y además sí que castigan de vez en cuando. Me parece excesivamente melodramática y efectista, y no muy bien interpretada, pero algunas de las cuestiones relacionadas con la ética de la atención sanitaria me han parecido interesantes y la estoy siguiendo. Esta serie ha entrado en cartelera por “deformación profesional”.

También me recomendaron y me ha interesado Rectify. Un preso que se ha pegado años en el corredor de la muerte, ante una nueva prueba es liberado, y el juicio declarado nulo. Dos problemas, el primero es la reinserción en la sociedad por un lado, difícil, y más difícil todavía por el segundo problema. Puede volver a ser juzgado y condenado. Me ha parecido que está bastante bien. Y me gustan las interpretaciones. A por ella. Además es de temporada  cortita.

Y hay una serie de finales. Pero antes un comentario sobre series en curso. Doctor Who, en su reanudación, me estaba pareciendo entretenido, pero lejos del nivel de otros momentos. Pero su último episodio ha estado realmente bien. A ver si se anima la cosa. Venga hombre, que el mundo de la ciencia ficción en la tele está muy flojo. Estoy a punto de abandonar también un estreno de esta temporada, Defiance. Le estoy dando la oportunidad de desarrollar algunas tramas que podrían ser interesante. Y en segundo lugar, notable giro en Mad Men con un careto impagable el que se le queda a Peggy Olson (Elisabeth Moss) al final del pasado episodio. No lo destriparé.

En las calles de Florencia

Al despedirme del peculiar Leonardo de Da Vinci’s Demons, me despido también de pasear por las calles de la Florencia renacentista; como me despedí hace unos años de una lluviosa Florencia actual.

Final de temporada para The Americans. Para mí el mejor y más interesante estreno que se ha producido después de navidad, con una apasionante historia que mezcla las historias de espías con los conflictos de la relación de familia y de pareja. Aunque sean “parejas” y “familias” tan especiales como las de los agentes durmientes de la KGB en el Washington de principio de los años ochenta. Buenísimas interpretaciones de todos los que salen. Todos. Excelentes historias cada capítulo. Total ausencia de maniqueísmo. Aquí nadie es bueno ni es malo. Todos tienen momentos de miserias. Y no faltan las dobleces y los engaños por parte de nadie. Y si alguien va a pensar que los más “malos” son los espías soviéticos,… no me atrevería yo a tanto. Esto no tiene que ver con política. Tiene que ver con otras cosas de lo que es el ser humano. Ya tengo ganas de la segunda temporada.

En alguna ocasión he estado a punto de abandonar a Patrick Jane (Simon Baker) en The Mentalist, y sus sosos compañeros del ficticio CBI californiano. Entre otras de cara a esta última temporada. Pero las ganas de saber más de Lorelei (Emmanuelle Chriqui), personaje femenino muy atractivo desde todos los sentidos que apareció al final de la temporada anterior, me hizo retomar esta última, y no me arrepiento. Creo que ha sido una de las más interesantes. Entretenimiento y misterios cada vez más oscuros. Sólo lamento que no volveremos a ver a Lorelei que ha salido menos de lo esperado, pero en los episodios mejores de la temporada, probablemente. Por cierto, se empieza a percibir cierta tensión sexual no resuelta entre sus dos protagonistas.

Finalmente, me he merendado una miniserie británica de tres episodios, Ice Cream Girls, que no ha estado mal. Sin ser nada del otro mundo. Dos mujeres se reencuentran después de 17 años en su pueblo natal. Después de ser juzgadas en su adolescencia por asesinato de uno de sus profesores, que había mantenido relaciones con una de ellas, esta fue absuelta y cambió de ciudad y de vida y la otra condenada y ha pasado buena parte de su vida en la cárcel. Las tensiones no tardan en aparecer. Lo dicho no está mal, aunque podrían haberle sacado un poco más de miga y tensión. Y las interpretaciones no han estado al nivel de otras producciones británicas.

Bueno, a esperar estas semanas en las que llegarán muchos fines de temporada.

Kinsale

Aunque ambientada en una ciudad costera inglesa, parece que las historia de las “chicas de los helados” está rodada en una ciudad costera irlandesa. Como Kinsale, tal vez, por donde pasé hace unos años.

[Televisión] Cosas de series; risas con los espías, patetismo femenino, regreso al “All Saints”, algo a lo que llaman “drama histórico”, y “eureka” estilo “mad max” mezclado con E.T.

Televisión

Se nos ha despedido Archer en su cuarta temporada. Los espías de ISIS cada vez están más descerebrados, y los guionistas de la serie cada vez se superan más. Creo que esta ha sido la temporada que más me ha divertido, con auténticas carcajadas. Tuvo un comienzo muy hilarante, y el doble capítulo final también ha estado muy bien. Pero sin desmerecer absolutamente nada todo lo que ha habido entre medias. Desde luego, una de mis fijas en la cartelera.

Vi el primer capítulo de la segunda temporada de Girls, y decidí pasar. No acababan de interesarme los asuntos de estas chicas. Lo achaqué a un problema generacional. Pero luego, unas semanas más tarde tuve la ocasión de ver el segundo capítulo, en el que me lo pasé pipa. Y le fui dando oportunidades, hasta ver los diez de los que ha constado esta segunda temporada. Lo cierto es que me ha gustado más que la primera, y ha habido momentos sublimes. Sublimes en el tratamiento que le dan a los problemas de estas chicas. Hay un cambio con respecto a la tendencia general. En las comedias, generalmente los personajes patéticos son los hombres. Aquí no. Aquí son las chicas, y algunos maromos. Es un saludable ejercicio de autocrítica, dado que la creadora es una de las protagonistas. Creo que las mujeres tienen que aportar más o nuevas visiones a la sociedad, excesivamente masculinizada. Pero partiendo de que somos la misma especia. Y que a lo mejor la forma de presentarse nuestras debilidades son distintas entre sexos, pero no por ello las debilidades son inexistentes. Reflexionar sobre ellas es la mejor forma de superarlas. Y si es con unas risas, mejor.

Registrar el regreso de Nurse Jackie (Edie Falco) y todo el personal del All Saints Hospital. Nos han ofrecido un excelente episodio con momentos muy divertidos, pero que ha ido derivando a un tono dramático que deja a Jackie con la profunda conciencia de que un hecho se ha producido en su vida. Se encuentra sola. Muy sola. Veremos a partir de aquí por donde soplan los vientos.

Hemos visto el extreno de un nuevo drama histórico basado en la figura de Leonardo da Vinci, y se titula Da Vinci’s Demons. Sigue la estela de otros que se han estrenado estos años atrás de los que sólo he visto entero The Tudors. Una gran ambientación, personajes históricos, que no necesariamente se comportan sobre los originales en los que se basan, muchas intrigas y comportamiento traicioneros, y su ración de culos y tetas. Como decía sólo vi entera la dedicada a la vida de Enrique VIII de Inglaterra. Cuyo interés bajó mucho de las dos primeras temporadas a las siguientes. Esta de ahora,… supongo que le daré una segunda oportunidad, pero me temo que me cansará. De momento me molestan mucho los descuidos:

1. Cuando Leonardo era joven, no se conocía el tabaco en Europa ni en el resto del viejo mundo.

2. Una guapa chica modelo del renacimiento italiano no pudo llamarse Vanessa. Este nombre fue una invención literaria de Jonathan Swift, en homenaje a ESther VANhomrigh.

3. Me resulta absurdo ver a los guardias de los Medici con unos tricornios idénticos a los acharolados de la guardia civil. El tricornio es un tipo de sombrero muy posterior al renacimiento, y la estilización de los acharolados que usa la benemérita es de hace cuatro días.

Estos son sólo algunos ejemplos de las tonterías que se pudieron ver. Hacen falta más que unos cuantos culos y tetas femeninos para engancharme a una serie. De verdad. Aunque sean de “vanessas”.

Y finalmente tenemos nueva serie de ciencia ficción en cartelera. Se llama Defiance, y como lo expresaría yo… Es como Eureka, con menos humor y más… más… más… mad max. En una Tierra asolada por las guerras con razas extraterrestres, de qué me suena esto a mí, en lo que era la antigua ciudad de San Luis hay una ciudad donde conviven “pacíficamente” las diversas razas terrestres y alienígenas. Y hasta allí llega un antiguo soldado metido a “chatarrero” espacial con su hija “adoptada” extraterrestre. Y tras una serie de peripecias, acaba quedándose como sheriff del lugar. Y por supuesto hay una mujer… bueno,… esta vez dos… la alcaldesa y su hermana la madam del burdel. Que se llevan muy bien, por otra parte. Bueno. El piloto de hora y media ha estado entretenido. Veremos que da de sí. Ya te digo… si esto no se basa en Eureka

Fernando el Católico fue contemporáneo de Leonardo da Vinci; pero desconozco si sus caminos se cruzaron en algún momento.

Fernando el Católico fue contemporáneo de Leonardo da Vinci; pero desconozco si sus caminos se cruzaron en algún momento.

Por cierto, que estoy trasteando con un nuevo aparato fotográfico; ya iré contando en su momento... que la emoción me embarga las palabras...

Por cierto, que estoy trasteando con un nuevo aparato fotográfico; ya iré contando en su momento… que la emoción me embarga las palabras…