Un bonito homenaje a Hitchcock

Cine, Televisión

En estos tiempos de cambio climático, en los que no te puedes fiar de la temperatura que hace para determinar en qué estación estás, hay una serie de hechos, relativamente invariables, que nos marcan los ritmos anuales. Y uno de los fijos en estas cuestiones es el anuncio de cierta marca de vino espumoso catalán.

Cada año, un famoso o una famosa, o ambos, bailaban o cantaban, o ambas acciones, rodeados de un grupo de bellas señoritas reconvertidas en burbujas de cava. El anuncio, que siempre venía en versión larga y corta, era incluso anunciado en los medios. «Tal día, en el «prime time» televisivo, se estrena el anuncio de las burbujas, que cuenta con la presencia de xxxxxx (donde xxxxxx es un personaje de moda)». Esto es lo esperado.

Este año… no. No hay burbujas. Así como la lotería ha decidido prescindir de uno de los calvos más famosos de la televisión nacional, el cava ha decidido prescindir de las pizpiretas chicas vestidas de oro. Buuuuuuu,…. opinarán algunos… Pero para los que nos gusta el cine… ah, para los que nos gusta el cine… Freixenet ha optado por contratar a Martin Scorsese, que más que un anuncio ha realizado un pequeño cortometraje en el que homenajea por todo lo alto al gran Alfred Hitchcock. Se titula Key to Reserva, y lo podéis ver en la página de Freixenet así como en Youtube. A mí me ha encantado…

Lo cual no impedirá que probablemente yo siga consumiendo estas navidades algún producto de la competencia. La cosa es así… y mientras a los consumidores nos siga quedando un mínimo de libertad… pues a ejercitarla. Aunque tengo curiosidad por probar algún otro.

En la foto de hoy, la decoración navideña en unos grandes almacenes durante mi reciente visita a la Villa y Corte.

Pentax *ist DS
SMC-A 50/2
ISO 200
Exposición: f/4 -1/125s

La Zona (2007)

Cine

La Zona (2007), 28 de noviembre de 2007

Este largometraje es una coproducción hispano-mejicana. Aunque desde luego, fundamentalmente es un película de ambiente mejicano, si bien su tema puede considerarse universal. Es el primer filme de larga duración de su director, Rodrigo Plá.

En un entorno que se podría ubicar en cualquiera de las grandes conurbaciones en Centro y Sudamérica, encontramos una zona residencial burguesa, rodeada por un muro que la separa de la pobreza de estas grandes urbes, donde sus vecinos viven una vida aislada de toda preocupación. Un entorno seguro, podríamos decir, y controlado. Como consecuencia de un accidente, el muro sufre una brecha, y tres adolescentes entran a robar. El balance de la noche es de cuatro muertos; una vecina, un guardia de seguridad y dos de los adolescentes. El tercero escapa. Los vecinos deciden tomarse la justicia por su mano. El drama está servido.

Hay muchos temas presentes en la película. La pobreza, la hipocresía, la corrupción policial, la desequilibrada balanza de la justicia…; pero el que domina sobre todos ellos es el miedo. El miedo y la inseguridad del ser humano moderno ante el otro, ante el diferente. La película, tanto en sus planteamientos como en su realización, es de una madurez notable. Yo no hubiese dicho que fuese obra de un director novel, dato del que me he enterado a posteriori.

La interpretación es impecable. Además de Daniel Giménez Cacho, a quien ya hemos podido ver en alguna que otra ocasión en el cine español, y de la modesta intervención de Maribel Verdú, cada vez mejor y más auténtica, tenemos otros actores como Carlos Bardem, mucho más discreto habitualmente que su hermano pero muy eficaz, o la estupenda mala leche de una para mí desconocida Marina de Tavira, actriz mejicana. Por nombrar algunos, puesto que la película tiene algo de coral. Pero quiero destacar a los dos protagonistas adolescentes que, desde mi punto de vista, dejan al nivel del barro a los muchos actores jóvenes que pueblan las pantallas y las televisiones de este país. Se trata de Daniel Tovar y de Alan Chávez, que con ser jóvenes nos ofrecen una visión distinta del drama, y llevan el peso de alguna de las escenas claves del filme.

En resumen, una película indudablemente dura e incómoda. Pero que debe ver cualquier aficionado al cine que entienda el séptimo arte como algo más que un entretenimiento, que comprenda su misión como espejo social o como medio de acción político-social. Yo a esto le pongo un ocho, tanto a mi valoración subjetiva, como a la interpretación y a la dirección.

En la imagen de hoy, una foto de mi estancia en Madrid el pasado domingo. El típico barquillero madrileño, a la caída de la tarde, con la mole de la Torre de Madrid al fondo.

Pentax *ist DS
SMC-A 50/2
ISO 400
Exposición: f/6,3 – 1/100s

Por favor, Renfe, un poquito más de caos

sociedad

Ayer estuve por Madrid. Un visita de carácter social. Resulta cómodo ir a Madrid desde Zaragoza. Con el AVE. Y caro. Pero un domingo cualquiera, uno sale a las 9:30 de la mañana, llega a las 11:00 se da un vuelta, come, charra, otra vuelta, y sin problemas a una hora decente está de vuelta en Zaragoza. Sencillo.

Pero últimamente, el tema del ferrocarril está un poco complicado. Desde luego, ir a Barcelona en tren se ha constituido en un deporte de riesgo. Pero claro… no es lo único.

Ayer, cuando cogimos el tren de ida, nos acomodamos tranquilamente en nuestros asientos, y en ese momento llegan otros dos viajeros que nos dicen que nos hemos sentado en sus plazas reservadas. Extrañeza mutua; comprobaciones documentales. Cierto es. Renfe ha vendido las dos plazas por duplicado. Como el coche va casi vacío, no hay más problemas. Mutuos deseos de parabienes para el viaje, y a lo que íbamos.

Con este antecedente, nos apresuramos a no llegar muy justitos de tiempo al tren de vuelta. A las 20:10 en Puerta de Atocha. Bastante concurrencia; nada de coches prácticamente vacíos como por la mañana. Se acaba el fin del semana y eso se nota. Nos acomodamos, nuevamente y… de nuevo aparecen otras dos personas con la misma historia. Nueva comprobación documental, y efectivamente Renfe ha vendido también esas dos plazas por duplicado. Los recién llegados esperan pacientemente al supervisor, que los ubica en otros asientos.

Luego, en los primeros minutos tras el comienzo del viaje, observamos bastante trasiego de personas que con sus equipajes se desplazan por el tren. Sospechamos que nuestro caso no es único. Una conocida que viaja en el tren nos dice que no pudo obtener sus billetes por internet porque el sistema estaba desactivado hacia el miércoles o el jueves de esa semana. Nosotros los habíamos obtenido por este medio el lunes anterior. Las otras personas con las mismas plazas llevaban billetes expendidos en ventanilla.

¿Qué conclusiones se pueden obtener de la experiencia? Parece que los programadores informáticos de Renfe no están muy al loro, no. Pero bueno, todo el mundo sabe que a los programadores informáticos se les paga por un producto que seguro que está defectuoso. La cosa es así. Como conclusión más positiva, en cualquier caso, el comportamiento de la gente afectada es muy correcto y paciente. Uno se queda con la sensación de que las personas de este país asumen con elegancia las consecuencias de estas deficiencias. Realmente, los ciudadanos no tenemos los servicios que nos merecemos. Creo que merecemos algo bastante mejor.

Entretanto, el atardecer otoñal en Madrid estaba muy bonito. Incluso visto a través del patio de armas del Palacio Real. O Palacio de Oriente, aunque claramente está al occidente del centro de Madrid. Qué cosas tienen estos reyes. Ni orientarse saben.

Pentax *ist DS
SMC-A 50/2
ISO 200
Exposición: f/5,6 – 1/100s

Actualización del iMac

informática

Hoy estaré de escapada por Madrid. Pero he decidido dejar esta entrada escrita con fecha del domingo 25 de noviembre. Desde hace ya un tiempo, abandoné Windows como sistema operativo, pasándome al Mac OS X de Apple. Sin ser un fanático del asunto como mucho pirado que anda por ahí, reconozco que el tema funciona bastante bien. Desde luego, mucho más estable y fluido que mi último PC con las ventanicas instaladas. No he llegado a probar Vista… así que no puedo juzgar y comparar.

Recientemente salió al mercado la última versión del sistema de la manzana, Mac OS X 10.5, conocido popularmente por el nombre de Leopard. En principio, no sentía ningún interés en cambiar. Ya se sabe… si algo no está estropeado, no lo arregles. Pero finalmente, ante las buenas sensaciones del personal, he caído. Así que me he pasado un rato de la tarde del sábado actualizándome. Ya veremos mi opinión dentro de un tiempo… pero de momento la cosa va muy bien, y ya he encontrado un par de cosillas que me han gustado mucho. En concreto Time Machine, un sistema de copias de seguridad integrado y muy sencillo de utilizar, y nuevas formas de usar el Finder. Pues nada a disfrutarlo. Os dejo un par de imágenes de mi escritorio.

Monitor izquierdo

Monitor derecho

Por lo demás, os dejo en compañía de un simpático loro que estaba preparando su nido el pasado domingo a orillas del Canal Imperial de Aragón en Zaragoza.

Pentax *ist DS
SMC-M 200/4
ISO 200
Exposción: f/8 – 1/500s

Leones por corderos (2007)

Cine

Leones por corderos (Lions for Lambs, 2007), 21 de noviembre de 2007.

Robert Redford es un tipo que me cae bien. Me parece que es bastante honesto, y he de reconocer que a lo largo de su trayectoria cinematográfica, tiene títulos que me gustan bastante… como actor. Sin embargo, como director nunca me había producido gran emoción. Muy correcto formalmente, sus historias me habían dejado en general frío.

Aquí nos lo encontramos en su doble vertiente. Pero también nos lo encontramos probablemente en uno de los filmes menos convencionales en los últimos tiempos por su estructura. La película, más que contarnos una historia, que la cuenta, lo que hace es invitarnos a reflexionar sobre la situación o el conjunto de situaciones que llevan a dos jóvenes norteamericanos pertenecientes a minorías étnicas poco favorecidas socialmente, a decidir alistarse en el ejército e ir a Afganistán,… donde pasan cosas. Mientras nos va contando qué es lo que les pasa, que es una historia mínima pero importante, vamos conociendo a quienes de una forma u otra les han influido. Conocemos el entorno que les ha llevado hasta allí.

Y aquí viene lo interesante del planteamiento de Redford. En una entrevista entre una periodista (Meryl Streep) y un senador republicano (Tom Cruise), conoceremos como piensan los halcones ultraconservadores que alegremente mandan a la guerra a los jóvenes o cómo la prensa se inhibe o contemporiza con lo que pasa. En una entrevista entre un profesor universitario (Robert Redford) y un alumno desorientado y pasota (Andrew Garfield), conoceremos los motivos internos de los jóvenes para alistarse. Mientras, se nos va narrando el devenir de un afroamericano (Arian Finch Derek Luke) y un hispano (Michael Peña), los dos jóvenes que han ido a la guerra. Todas estas situaciones son narradas simultáneamente.

Confieso que salí del cine un poco desorientado. Me costó entender lo que estaba viendo. Aprovecho para decir que los tráileres de las películas, últimamente sirven más para desorientar que para otra cosa. El de este filme, a posteriori, me parece especialmente desafortunado. Pero tras la reflexión posterior, alargada a la hora de escribir este comentario por haber dedicado la entrada de ayer a Fernán Gómez, encuentro que es una obra valiosa. Si no tanto como producto cinematográfico, que es correcto con esa corrección que he mencionado como propia del director, sí como reflexión en voz alta sobre pensamientos y acontecimientos que nos influyen cotidianamente en el mundo.

Los actores están igualmente correctos. El planteamiento del filme hace que no haya un protagonista especial. Cada uno tiene su momento, para representar al personaje o a la idea que hay detrás del personaje. Quizá el menos afortunado, para mí, sea Cruise. Pero no sé si se debe a que nos daba otra ración de lo mismo, con la misma cara y los mismos gestos de siempre, o a que su personaje era el más antipático a mi forma de pensar.

En resumen, una obra de contenido político, interesante sin duda. Yo le pondría globalmente un siete, con la misma nota para la dirección y la interpretación.

Es otoño, lo vemos en las hojas de los árboles. Tiempo propicio para la reflexión y la introspección. Como la que nos suscita el filme.

Pentax *ist DS
SMC-M 200/4
ISO 200
Exposición: f/5,6 – 1/800s

Ha muerto el "cascarrabias" del cine español

Cine

Aunque en los últimos años ha sido más protagonista por sus dicterios generalmente dirigidos a plumillas poco instruidos, no deja de ser una parte importante de la historia del cine español la que se nos ha muerto. La entrada sobre Fernando Fernán Gómez en iMDB.com comprende 212 películas como actor, 30 como director y 29 como escritor/guionista. Desde luego, nadie le acusará de vago.

Obviamente, entre tanta cosa hay algo de bueno y mucho de malo o regular. Pero ese es un mal que afecta a varias generaciones de nuestro cine. Especialmente a aquellas que tuvieron que apechugar con trabajar en tiempos de dictadura. Tampoco se les puede reprochar su participación en «españoladas» de mala calidad. «Primum vivere deinde philosophari».

Como repasar toda su obra sería largo… e imposible… porque disto mucho de haberla apreciado en suficiente cantidad, me quedaré con recordar alguna cosilla. Y le recordaré principalmente por el padre republicano de aquel póquer de bellezas que atudían a un joven desertor en Belle epoque, a aquel agridulce Viaje a ninguna parte de cómicos de tiempos duros, y su capacidad para dignificar la astracanada mucho después de su época dirigiendo y dándo vida al mismo a Don Mendo, marqués de Cabra y su celebrada venganza. Esta última entra aquí, porque apenas hace una semana que la echaron en un canal de cine por satélite y me arrancó algunas sonrisas. Parte por el humor propio de la obra, parte por las implicaciones que tiene en la evolución de la historia de nuestro país en el siglo XX. No quiere decir que esto sea lo mejor. Hay cosas muy interesantes en su trayectoria… Pero a uno siempre se le quedan más, por motivos no siempre racionales, unas cosas que otras.

En la imagen de hoy, tierras de Castilla cerca de Medinaceli, por donde sin duda transitaron cómicos que viajaban a ninguna parte.

Canon EOS D60
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 105mm
ISO 200
Exposición: f/8 – 1/125s

Actualizaciones en mi sitios en internet

mis páginas en internet

He abierto una versión 2 de mi página de viajes. La versión 1, De viaje con la cámara al hombro, seguirá en la misma dirección que antes, pero dejará de ser actualizada. La versión 2, que se llamará De viaje con la cámara al hombro V.2, va a recoger los viajes realizados desde septiembre de 2005 en adelante. Son viajes en los que ya definitivamente está asentada la fotografía digital como técnica de obtención de la imagen. Así mismo, son también viajes que se han visto reflejados de una u otra forma en los blogs, por lo que sus contenidos habrán aparecido previamente en este u otro cuaderno de ruta. Espero que os gusten; cualquier comentario que tengáis, me lo hacéis llegar.

De momento están los reportajes de mis viajes por Florencia y la Toscana, por País de Gales e Inglaterra y por Berlín y Dresde. También hay incluido un apartado dedicado al material fotográfico utilizado en los reportajes. En breve subiré un par más.

Otra novedad está relacionada con las direcciones de los páginas. Desde el pasado mes de enero, este cuaderno de ruta se abre bajo la dirección www.carloscarreter.com. Curiosamente, este no fue el primer dominio personalizado que tuve. El primero, una especie de regalo que ya veremos lo que me cuesta renovar en un futuro, era www.carloscarreter.es. Pero curiosamente, no había encontrado una forma razonable de utilizarlo. Cosas técnicas sobre las que no os voy a aburrir. Bueno, desde este momento si lo utilizáis os llevará a esta nueva página de fotografía de viajes redireccionará también a este blog. En un futuro,… ya veremos donde lleva.

En la imagen de hoy… pues ya tocaba un poco de ambiente otoñal en mi Zaragoza de mis amores y de mis pesares. Había tenido pocas ocasiones de coger la cámara después de mis vacaciones en Berlín, así que ayer me dí un paseo por el Parque Grande, y ahí tenéis el aspecto que presentaba la Avenida de los Bearneses.

Pentax *ist DS
SMC-DA 21/3,2
ISO 200
Exposición: f/8 – 1/400s

Deportes, patriotismo y hacienda

sociedad

La semana pasada estuve siguiendo con agrado el Máster de Tenis femenino que se celebró en Madrid. No había participantes españolas. En este momento no tenemos ninguna que destaque especialmente. De las que participaban, una buena parte eran de la Europa Oriental, una belga y una norteamericana. Pero muchas de ellas, cuando daban su información personal, tenían su domicilio en Suiza o en Mónaco.

Hoy aparece una noticia según la cual la Organización de Inspectores de Hacienda del Estado ha propuesto que los deportistas de élite que tienen sus domicilios en otros países, paraísos fiscales (como por ejemplo Suiza o Mónaco), no puedan representar a España en selecciones o en acontecimientos deportivos internacionales. De ello se hacen eco numerosas páginas en la red de redes. Por ejemplo, en el Blog Salmón no nombran pero aluden a una «conocida tenista» con residencia en Andorra (Arancha Sánchez Vicario) y un «conocido conductor» con residencia en Suiza (Fernando Alonso). Ambos han lucido en numerosas ocasiones la bandera de este país en sus muñequeras, en sus cascos, en vueltas de honor,… han manifestado su orgullo patriótico de ser españoles,… pero parece que no consideran apropiado contribuir solidariamente con sus impuestos al bienestar de sus compatriotas menos afortunados a través de la financiación del Estado y de los servicios públicos. Joder… así si que es fácil ser patriota.

Claro que a mí nunca me han caído bien las «patrias» ni los «patriotas». A mi me gusta más la gente sin más. Los ciudadanos. Cuando veo mi modesta, en comparación con los anteriores, nómina, me joroba lo que se me llevan los impuestos… pero se me pasa pronto. No deja de ser un punto de solidaridad, la establecida en el contrato social que nos permite convivir en el estado de derecho (lo del contrato social… es que siempre he sido bastante jacobino).

Mira por donde, hoy me caen bien los inspectores de hacienda…

La fotografía de hoy es una panorámica desde la estación de esquí de Soldeu-el Tarter, en el paraíso fiscal andorrano… que por otra parte es un bello país.

Olympus mju-II
Película diapositiva escaneada.
Composición de tres fotogramas

Aquella Eurovisión (y 8): Después de Betty Missiego, no recuerdo nada… absolutamente nada

arte música y literatura, sociedad, Televisión

Artículos previos de esta serie:

Cuando llegamos al año 1979, yo estaba en plena adolescencia, y por lo tanto había desarrollados un total y absoluto desprecio hacia lo que suponía el Festival de Eurovisión. En pleno desarrollo de mis propios gustos musicales, con el bullicio de alternativas que permitían los revueltos años de la transición, donde no sólo cualquier adolescente sino todo el país andaba a la búsqueda de nuevas formas y estéticas para superar la casposidad de los años de Paquito Chocolatero, era obvio que el eurofestival no era un referente válido para buscar propuestas. Como mucho, para echar unas risas ridiculizando lo que por allí pasaba. Aun resonaban en 1979 los numerosos chistes generados por el «abanibí aboebé, abanibí aboebé dabotapá» ganador el año anterior.

En dicho año, sin embargo, sucedió el último éxito relativo que recuerdo de España en el festiva. No sé si después ha habido otros. Simplemente, este evento desapareció de mi vida. Se trató del segundo puesto conseguido por la cantante de origen peruano pero nacionalizada española, Betty Missiego. Con una canción de estructura sencilla y ritmo facilón, pero razonablemente elegante, como también lo era la cantante, destinada casi al público infantil, estuvo a punto de ganar el certamen. Llegó a la última ronda de votaciones liderando la clasificación. El último país en votar era España, que no podía votar a su representante… y va y otorga la máxima puntuación a los segundos clasificados hasta el momento… que ganaron. La sensación global es que como nación eramos una panda de gilipollas… razón de más para olvidarse del evento para siempre jamás.

En fin, pondremos el vídeo de la actuación para recordarla:

Después, para mí, como ya he dicho, esta historia dejó de existir por completo. Es obvio que musicalmente nada aportaba ni aporta. Pero la época de las «chicas yeyé» que es la que he repasado por coincidir con mi ignorante e inocente infancia, nos alegró un poco la existencia en un país que no dejo de recordar en «blanco y negro». Como si el color no se hubiese inventado hasta más tarde… y no me refiero necesariamente a los aparatos de televisión.

Hoy en día hay más color en las calles. Como para el Carnaval Infantil en Zaragoza, este mismo año. No teníamos estas cosas en nuestra infancia, no.

Canon EOS D60
EF 24-105/4L IS USM
Focal: 105mm
ISO 200
Exposición: f/4 – 1/1600s

Persépolis (2007)

Cine

Persépolis (2007), 12 de noviembre de 2007.

No son frecuentes las películas de dibujos animados orientadas directamente al público adulto. En el mejor de los casos, nos encontramos con filmes de animación que buscan un público más adolescente o que simplemente se adaptan bien al gusto de los adultos que acompañan a los niños. Pero dirigido directamente a los adultos, no. Supongo que los adultos no reciben bien la posibilidad de acudir a una película de dibujos animados… que son cosa de críos. La pescadilla que se muerde la cola.

Nos encontramos aquí con la adaptación de una serie de historias gráficas, de la autora iraní afincada en Francia, Marjane Satrapi. La propia autora firma el filme junto con Vincent Paronnaud. La película es una autobiografía de la autora, comprendiendo el período que va desde la caída del Sha de Irán hasta que la autora abandona su país en los años noventa ante la falta de libertad que el régimen teocrático de Teherán impone a los iraníes, con especial ensañamiento en las mujeres. La historia nos cuenta dos evoluciones. La evolución personal de la protagonista, desde que es un niña hasta que decide abandonar el país con veintipocos años, y por otro lado, la evolución política del país de origen, con los avatares políticos y bélicos que trastocan su vida y hacen que nada sea como debería haber sido. Las sensaciones que nos transmite son de desconcierto, de cierto pesimismo, de amargura incluso; poco optimismo surge al final de la película. Ni para el país, sobretodo conociendo la evolución de Irán desde los años noventa hasta la fecha, ni para el personaje, que dejamos llegando a Francia, abierta a un futuro del que sabe poco y del que no nos cuenta nada, pero con el antecedente poco feliz de su aventura previa en la Europa Occidental, en Viena.

La realización del filme está fuertemente influida, como no podía ser de otra forma, por la novela gráfica original. Pero, así como en otras ocasiones, la traslación al cine de la estética del cómic no se consigue bien, en esta, creo que el logro es perfecto. Unos dibujos sencillos en su primera impresión, pero elaborados y muy efectivos a la hora de generar sentimientos y ambientes. La técnica aplicada es muy competente y ayuda mucho al desarrollo de la historia, que desde el principio nos engancha. No podemos evitar, desde el primer minuto, simpatizar con la niña que habla con Dios al mismo tiempo que quiere ser profeta y comunista, y con quien sentimos los avatares vitales que recorre hasta su llegada a Francia. Las voces originales de la película son de conocidos actores y actrices franceses. Pero nosotros sólo tenemos las voces de doblaje. Que están muy bien.

En resumen, una película altamente recomendable. Que nos hace pensar. Que nos hace sentir y simpatizar con quienes sufren las consecuencias de la tiranía teocrática, especialmente, las mujeres. Hoy mismo he visto en ElPaís.com que hay comentarios sobre la deficiente situación de las mujeres en Irán. Yo le pongo un ocho al filme, con la misma nota a la dirección del mismo.

Berlín ofrece diversos monumentos o memoriales a las diversas tiranías que han asolado la ciudad, como este Memorial del Holocausto. Pero son muchas las que todavía arruinan las vidas de muchas personas en el resto del mundo

Pentax *ist DS SMC-DA 21/3,2 ISO 200 Exposición: f/8 – 1/125s

Y Peter decidió acompañar a Deborah…

arte música y literatura, Cine

Y Peter es Peter Viertel, escritor y guionista, casado con una de mis actores favoritas, Deborah Kerr, que murió apenas 3 semanas antes que su marido. Ya mayores los dos. Siempre se ha dicho que las gentes del cine nunca mueren solos. Siempre se buscan compañía para la última función. En este caso,… ya ven.

No fue un guionista tremendamente prolífico, pero en su trayectoria destacan títulos tan significativos como Sabotaje (Alfred Hitchcock), La Reina de Africa (John Huston) o El viejo y el mar (John Sturges). También escribió libros de ficción como Cazador blanco, corazón negro, adaptada luego al cine bajo la dirección de Clint Eastwood.

De origen alemán, nacido en Dresde, creció no obstante en California, por lo que siempre se consideró norteamericano, llegando a trabajar para los servicios de inteligencia de los EE.UU. durante la II Guerra Mundial en la que se alistó para pelear contra los japoneses y su patria de origen.

En la fotografía de hoy, una imagen de Dresde, la capital sajona donde nació Viertel.

Pentax *ist DS
SMC-DA 21/3,2
ISO 200
Exposición: f/8 – 1/400s