El Seis Naciones se pone emocionante, y las tenistas en Doha se ponen la manga larga

Deporte

Tras un fin de semana de descanso, este sábado volvió el Seis Naciones, que se ha puesto realmente emocionante. Con Escocia e Italia convertidos en comparsas, Irlanda y Gales mantuvieron el tipo en el torneo. Estos últimos, son candidatos tanto al torneo como al Grand Slam. Pero el plato fuerte, que vi ayer en diferido, fue el Francia-Inglaterra que se jugó en el Stade de France en Saint-Denis. Los ingleses les tienen tomada la medida a los del gallo, y especialmente Wilkinson, que en los momentos clave fue decisivo para marcar la diferencia.

Como consecuencia, Gales queda lider en solitario, seguido de Irlanda, Francia e Inglaterra con una derrota. Irlanda tiene que pelear todavía con Gales e Inglaterra; es decir, basa parte de su buena situación en haber ganado a los flojos. Pero sobre todo, queda para la última jornada un Gales-Francia que puede ser decisivo para el torneo. Escocia e Italia puede que se tengan que jugar la Cuchara de madera en esa última jornada. Lo dicho, emocionante.

Ayer también dediqué un rato a ver la final del Torneo de Qatar de tenis femenino, que se celebraba en Doha. Se enfrentaban las rusas Sharapova y Zvonareva. Se notaba que jugaban en tierras sarracenas. Ambas iban de lo más recatadicas, con mangas largas y esas cosas; nada de conjuntitos sexies de los habituales. Que no hay que enfadar a los imanes ni a los jeques que ponen la pasta. Aunque a Zvonareva se le veían las piernas. Qué escándalo. Ganó Sharapova.

En la foto de hoy, buen rollito en el Trofeo Conchita Martínez el pasado mes de diciembre en Zaragoza.

Victoria de Williams

(Canon EOS 10D; EF 200/2,8L USM)