Una fotografía, ¿un asesino, un héroe?

Fotografía, Política y sociedad

Ayer 14 de febrero, los chicos de Xataka Foto se sentía poco románticos, y dedicaron una entrada de su blog al comentario de una célebre fotografía de tiempos de guerra. Es aquella en la que vemos a un militar survietnamita disparando a la cabeza de un prisionero del Vietcong ante la mirada de otros militares. La foto fue realizada por Eddie Adams, y el militar que dispara era una general de la policia de Vietnam del Sur llamado Nguyễn Ngọc Loan. En la página en Wikipedia del fotógrafo, cuyo enlace aparece con anterioridad o en la entrada de Xataka Foto, encontraréis la imagen.

La imagen es muy conocida. Tuvo una gran repercusión a la hora de establecer corrientes de opinión en los Estados Unidos en particular y en todo el Mundo en general sobre el conflicto del Vietnam. De alguna forma, fue el inicio del fortalecimiento de los movimientos antibélicos.

Lo que más me ha llamado la atención es que el fotógrafo, ante la caída en desgracia del general debido a la foto, siente lástima y se arrepiente de su fotografía. Siente que acaba con la vida del militar. Lo justifica. Llega incluso a considerarlo un héroe de una causa perdida, en parte, por su culpa. Adams nunca perdió el reconocimiento por su imagen y por las que tomó con posterioridad. Se le otorgaron diversos premios.

Mujer velada

Particularmente, creo que la acción del general es mala en sí misma, y además creo que sí que representa la maldad de la guerra en su expresión más clara. El fotógrafo habla de sus buenas obras antes y después, y justifica la ejecución sumaria del prisionero por la muerte previa de policías que trabajaban a las órdenes del general. Es un estado de tensión lo que le lleva a esa situación. Por este razonamiento, muchos de los crímenes de guerra que se juzgaron contra oficiales alemanes, que acabaron con condenas contra ellos, no debieran haber sido considerados como tales. Los cometieron por que se lo habían ordenado, porque estaban bajo tensión, porque su unidad había sido masacrada… muchos motivos para actuar brutalmente, irracionalmente. Así no vamos más que a la barbarie. El general de la foto no es el responsable de la guerra en su conjunto. Pero siempre será responsable de sus actos. Y por su grado de los de sus subordinados. Y en cualquier caso, la imagen sí que representa lo que significa la guerra. Aunque luego se arrepintiera de ella de alguna forma, la foto de Adams mereció la pena que fuese tomada, y mereció la pena que fuese publicada. En mi humilde opinión.

Con un tema como el de hoy, me tengo que volver al reportaje en el cementerio de Zaragoza (Pentax K10D; SMC-A 50/2).