[Viajes – Noruega] Las nubes y el prematuro cierre de algunas atracciones deslucen la tarde, pero hay un funicular

Viajes

Básicamente está resumido en el titulo de la entrada. Después de comer me dirigido a ver nuevas cosas. Y ha sido muy interesante visitar el museo dedicado a la Hansa, así como las antiguas salas de asambleas de esta federación comercial germánica. Bergen no perteneció a la Hansa, pero tuvo oficina abierta durante siglos. Además, el museo está en un de los edificios de los muelles que están declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Lo que permite verlo por dentro.

Pero después de esto me he encontrado con que otras cosas que ver estaban cerradas. Cierran a las cuatro. Pero bueno, lo más importante está visto.

He ido a descansar un ratito al hotel para después visitar el funicular que sube a un monte que domina la ciudad. La esperanza era que mientras se abrieran un poco las nubes. Un rayo de sol hemos visto y poco más. Las vistas son buenas, pero la luz era muy gris.

De vuelta a la ciudad, un paseo, un cementerio, a cenar y poco más.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com

[Viajes – Noruega] Además del mercado del pescado, museos, algunos muy interesantes

Viajes

Con un nublado considerable ha amanecido hoy Bergen. Tomándomelo con calma he ido a la oficina de turismo a aclarar unos extremos para estos dos días. Ya iréis viendo. Luego una vueltecita por el mercado del pescado, donde he charrado con un mozo que trabaja allí. De Barcelona, pero con la familia de origen aragonés. De Cariñena. Tres años lleva por aquí. Dice que bien. Simpático. Me ha invitado a probar unos pedacitos de salmón que no me apetecían mucho. Pero estaban ricos.

Luego he empezado a amortizar la Bergen Card. Y me he ido al complejo de varios museos de la Rasmus Alle. No sé si lo escribo bien. Yo los tendría mejor ordenados en sus contenidos. Pero tienen cosas muy interesantes. Munch, Picasso, Ribera, Klee, y otros… muchos noruegos. Y un exposición de arte contemporáneo muy picara llamada “Desire”.

Y a comer en su bonito restaurante. Mejillones y patatas fritas. Como si estuviera en Bruselas.

Carlos Carreter
http://carloscarreter.com