[Televisión] Final para un pueblo llamado Eureka

Televisión

Hoy hay especial televisivo, fuera de los jueves que es el día habitual para este tema. Pero una serie de ciencia ficción llena de buen humor y aventuras que nos ha acompañado durante cinco temporadas y seis años, merece que le dediquemos una entrada en exclusiva, aunque sea breve.

Para quien no la conozca Eureka nos cuenta la historia de un policía, Jack Carter (Colin Ferguson), divorciado y con una rebelde aunque lista hija adolescente, Zoe (Jordan Hinson), que involuntariamente va a dar con una pequeña ciudad secreta, que no aparece en los mapas y en la que pasan cosas raras. Se trata de Eureka, un proyecto del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, en el que reunen a los mejores cerebros científicos para producir bajo el paraguas de la ficticia empresa Global Dynamics. Se ve obligado a aceptar el papel de sheriff de la ciudad, y a partir de ahí empiezan las aventuras.

Durante las primeras temporadas básicamente fue un procedimental que básicamente explotaba las diferencias entre un tipo corriente pero con una notable inteligencia práctica para resolver problemas al cargo de la seguridad de un pueblo donde la gente es extremadamente superdotada, pero graves fallos de relación social, inteligencia emocional y habilidad para resolver los problemas prácticos cotidianos. Por supuesto, a los dos personajes protagonistas iniciales hay que añadir otros. La tensión sexual no resuelta ha estado presente en distintas situaciones, aunque la principal fue la de Carter con la de la Dr. Allison Blake (Salli Richardson-Whitfield). Hasta que lo convirtieron en romance. O la relación con la arisca ayudante del sheriff, qué obviamente quería ser ella la que mandase, Jo Lupo (Erica Cerra). Y otros muchos. No me voy a extender.

Para darle nuevos aires, poco a poco serializaron las tramas. Zoe dejó la serie, salvo apariciones esporádicas, y hubo un cambio argumental con modificaciones en los caracteres cuando los principales viajaron la pasado, al comienzo de Eureka en 1947, modificaron el tiempo, y regresaron a una realidad alternativa. A partir de ahí hubo tramas más prolongadas, y una menor importancia de los casos de cada episodio.

En cualquier caso, ha sido una serie básicamente dirigida al entretenimiento familiar, razonablemente bien hecha, que no despertará los entusiasmos de los fanáticos de la ciencia ficción, pero que se deja ver por cualquiera. Yo les cogí cariño, y seguí a esta gente hasta el final. Aunque eso sí. El episodio final ha resultado bastante postizo en lo que ha sido su quinta y última temporada. Parece como si lo hubiesen rodado aparte, para dar un cierre ante el anuncio del final de la serie.

Y os dejo con una de esas imágenes que insospechadamente se convierte en relativamente populares ante mi sorpresa cuando las subo a mi Tumblr, De viaje con Carlos. Nunca puedo predecir que fotos tendrán más éxito. Y esta desde luego no lo esperaba.

Reloj de sol en la fachada de la catedral de Chartres, Francia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.