[Fotos] Jugando a la “ruleta rusa” fotográfica

Fotografía, Fotografía personal

Lo cierto es que para hoy tenía pensado contar con fotos las animadas actividades de los domingos de la primavera zaragozana. Pero lo dejaré para mañana. Porque ha habido otra cuestión que me ha entretenido. Una de las actividades del fin de semana ha sido un mercadillo de coleccionismo. Y un par de puestos tenían chismes fotográficos. Uno de ellos en concreto, con chismes de la antigua Unión Soviética, en general copias de las cámaras y los objetivos Leica. Y veréis lo que ha pasado. Os lo cuento con fotos.

Dos copias rusas de las telemétricas de Leica.

La cámara de la derecha, que será de los años 50 probablemente, es una copia de la Leica II, según he deducido examinándola un rato. Y el objetivo, un Industar 50/3,5, sería una copia de mi querido Elmar 50/3,5. He pensado que sería divertido tener un cámara de estas. Pero he contenido parcialmente las ganas de comprar. Estaba en muy buen estado.

Industar 5cm 1:3,5

Digo parcialmente, porque lo que no he podido evitar ha sido comprar uno de estos Industar-22 5cm 1:3,5. Helo aquí, sobre la mesa de escritorio de casa. Que el número de serie comience por 6 o 62 todavía no tengo claro si significa que está fabricado en el 1956 o en 1962.

Industar 5cm 1:3,5 en Leica M-E

Ni corto ni perezoso, me he ido a casa, y aprovechando que había luz todavía en esa tarde de domingo, lo he montado en la Leica M-E, y me he ido al parque de la Memoria a probarlo.

Parque de la Memoria

Las primeras fotografías que he tomado daban la impresión de andar un poco flojas de contraste. Especialmente debido a que con la poca luz estaba utilizando aberturas amplias. Pero con un ajuste rápido en Lightroom, la cosa ha quedado razonable, tirando a f/5,6.

Parque de la Memoria

Y a aberturas medias de diafragma, sin altas luces ofensivas, los tonos y los colores funcionan relativamente bien. Esta fotografía está tal cual, directa de la cámara. Ajustes a cero en Lightroom.

Parque de la Memoria

Pero utilizar material de fabricación soviética en fotografía siempre ha sido considerado jugar a la “ruleta rusa”. Los controles de calidad eran deficientes. Si el aparato salía bien, estupendo. Pero si no… De pesadilla. No parece ser este último caso el de mi Industar-22. Y eso que un una letra П indica de que tienen las lentes revestidas antirreflejos. En cuanto una luz poderosa se cuela en el encuadre, hay que sudar para obtener contraste. Obsérvese el lamentable estado del cuadrante superior derecho.

Parque de la Memoria

Con esta fotografía, en la que he buscado el enfoque con el telémetro en la cruz del centro, he sospechado que el objetivo enfoca algo por detrás del lugar buscado. Está tomada la foto a f/4, casi a la abertura máxima que es f/3,5.

Parque de la Memoria

Pero sin embargo, en esta fotografía, donde el fallo en el enfoque tendría consecuencias peores, la cosa ha quedado digna. Habrá que probar más, y tener cuidado.

Parque de la Memoria

En cualquier caso, en esta fotografía final, sin problemas de luces fuertes, y con una escena razonablemente contrastada, con un pequeño procesado de la imagen, el aspecto es bueno. No voy a decir que vaya a utilizar este trasto todos lo días. Pero desde luego, para divertirse un poco de vez en cuando… Jugaremos a la “ruleta rusa”.