[Cine] Los Minions (2015)

Cine

Los Minions (Minions, 2015); vista el 5 de junio de 2015.

Sesión matinal de cine familiar con mi hermana y mi sobrino este domingo pasado. Todas las referencias decían que el estreno más interesante de la semana era esta película de animación, spin off o precuela de la saga del villano Gru, que tiene como protagonistas a esa cuadrilla de supositorios amarillos de jerga incomprensible, aunque curiosamente todo el mundo les entiende perfectamente.

Una anotación previa. La palabra minion existe realmente en los diccionarios del idioma inglés y significa “esbirro” o “secuaz”. Yo no lo sabía, pero lo descubrí viendo otro filme en el que alguien se refería a los secuaces del malo de la película como “his minions“. Por otra parte, como muchas otras palabras del idioma ingles, tiene un origen francés, y procede de la palabra mignon, que sería algo o alguien pequeño y mono. Hay que reconocer que tienen bien puesto el nombre, puesto que estos “esbirros” vocacionales son “très mignons“. En Cataluña, una palabra con el mismo origen, minyons, se utiliza para referirse a los adolescentes. Y en castellano, “miñones”, probablemente con la misma raíz etimológica, fueron determinados cuerpos de policía en el País Vasco y en Cataluña… Cuántas divagaciones se me ocurren con la lógica y la sinrazón de los idiomas…

Son diversas las localizaciones de la película, pero la más importante es Londres, con la Torre incluida, donde se guardan las joyas de la corona.

Son diversas las localizaciones de la película, pero la más importante es Londres, con la Torre incluida, donde se guardan las joyas de la corona.

En cualquier caso, como se nos cuenta en la película dirigida por Kyle Balda y Pierre Coffin, los Minions evolucionaron desde el principio de los tiempos, cuando la vida era unicelular y acuática, para ser amarillos, gregarios y esbirros de los peores villanos sobre la faz de la Tierra. Cuando en un momento de crisis se quedan sin un jefe supervillano a quien seguir, y en riesgo de desaparecer, tres aventureros minions, Kevin, Stuart y Bob, se lanzan al pelígroso mundo de los años 60 para conseguir un jefe o una jefa. El peor o la peor de los villanos y las villanas de la especie humana. Y esa puede ser Scarlett Overkill. Pero quién sabe qué cosas pueden pasar cuando hay minions por medio.

En primer lugar hay que decir una cosa. Los minions son unos de los personajes de ficción y animación más conseguidos de la historia del cine. Son divertidos, tienen posibilidades ilimitadas, su jerga es una caña, y su aspecto, minimalista, pero no simple, son un logro del diseño, merecen un reconocimiento universal en el imaginario colectivo. Con estos atributos, parecía lógico que la productora, ávida por hacer caja, les dedicase una película en exclusiva. ¿Colma la película que hemos visto las expectativas? Desde mi punto de vista, y aun llevando la contraria a los muchos corifeos que escriben por ahí sobre el tema, la película se salda con un aprobadillo, con momentos realmente muy divertidos, todo el prólogo dedicado a la evolución de los minions es buenísimo, y otros no tantos. Y con un guion que es muy irregular, que en su conjunto parece estar más hecho de pegotes que concebido como una historia coherente desde el principio. Desde luego, es un buen entretenimiento, y los peques se lo pasan en grande. Pero es que los peques se tragan muchas cosas sin protestar mientras degluten palomitas.

El Londres de la película es el "Swinging London" de los años sesenta, con su música y su moda, que se nota en algunos atuendos de la mala...

El Londres de la película es el “Swinging London” de los años sesenta, con su música y su moda, que se nota en algunos atuendos de la mala…

Para una adulto… es como lo que dice aquel, si hay que ir se va. Pero ir por ir… Si hay un niño en la casa y hay que pasar una tarde o un rato… pues bien. Pero por mera afición… estos minions se merecían una película mejor trabada y más trabajada. Pero a las productoras les da igual. Como de todas formas iba a ser un éxito…

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: No aplicable
  • Valoración subjetiva: ***
Y también el de la reina Isabel II cuando no era una vieja antipática como ahora.

Y también el de la reina Isabel II cuando no era una vieja antipática como ahora. Pero bueno… tampoco pareció muy simpática nunca… Aunque con semejante familia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s