[Viajes] 15 de junio de 2015 – tarde/noche: Las islas de Toronto, unas pintas y a cenar | De viaje con Carlos

Viajes

15 de junio de 2015 – tarde/noche: Las islas de Toronto, unas pintas y a cenar | De viaje con Carlos.

Con esta entrada termino, de momento, con Toronto en mi diario de viaje por Canadá. Mañana nos desplazaremos a otros destinos. Poco a poco nos acercaremos al ecuador del viaje. Pero aún no.

20150615-_2230582

20150615-_2230615

20150615-_2230633

20150615-_2230677

20150615-_2230722

[Viajes] 15 de junio de 2015 – primeras horas de la tarde: El mercado de St. Lawrence y el Distillery District | De viaje con Carlos

Viajes

15 de junio de 2015 – primeras horas de la tarde: El mercado de St. Lawrence y el Distillery District | De viaje con Carlos.

Pasear por las grandes ciudades del mundo en lunes es un rollo, porque cierran muchas cosas. Toronto no es una excepción, y aunque teníamos buenas referencias de St. Lawrence Market tanto como mercado público como galería de arte, nos quedamos con las ganas.

[Libro] Descubrir a Richard Feynman

Ciencia, Literatura

Tradicionalmente he sido lector de libros de no ficción, fundamentalmente en dos ámbitos, el de la historia y el de la divulgación científica. Sin embargo, desde que leo habitualmente en el lector de libros electrónicos, pocos de estos han pasado bajo mis ojos. Rompo un poco esta “mala racha” con un libro dedicado a la vida y la obra de uno de los físicos más importantes del siglo XX, y de la historia en general, y que a pesar de ello, fuera del mundillo científico, no goza del reconocimiento mediático de otros como Einstein o Hawking. Y sin embargo, tuvo una personalidad destacable. Se trata de Richard Feynman.

Descubrir a Richard Feynman
Lawrence M. Krauss; traducción de José L. Sánchez-Gómez
RBA, 2014
Edición electrónica.

El libro tiene un carácter mixto, biográfico y divulgativo. Por un lado, nos va exponiendo los hechos más importantes de la vida de Feynman, especialmente aquellos que más le marcaron en su juventud, como la prematura muerte de su joven esposa, o su participación en el Proyecto Manhattan, aunque no sólo estos. Y con ellos van perfilando los principales rasgos de su carácter. En general, ofreciendo un tono favorable y de simpatía hacia el personaje analizado. Algunos de estos hechos biográficos son sin duda de interés, pero en alguna ocasión se hecha en falta un tono más crítico, no en el sentido negativo, sino en el de profundizar en las consecuencias de los rasgos de carácter, más allá de cierto nivel de anécdota.

El estudio de la naturaleza y del universo, el conocimiento sobre como funciona es el objetivo último de la física.

El estudio de la naturaleza y del universo, el conocimiento sobre como funciona es el objetivo último de la física.

Por otro lado, en una actitud divulgativa, va exponiendo las principales contribuciones a la ciencia del físico. Y aquí viene la parte que hace la lectura un poquito ardua. Porque los campos en los que se movió Feynman, especialmente en el ámbito de la mecánica cuántica, no son fáciles de aprehender por quien no esté mínimamente iniciado en algunos conceptos. Yo me he hecho una idea general de sus logros, pero no siempre he comprendido de lo que se me hablaba.

Por lo tanto, no es el libro que vaya a favorecer el conocimiento del físico por el gran público. Probablemente atraerá a personas que ya lo conocía y que tendrán ganas de conocer más de la persona. Pero resulta un poco una lástima, porque ciertamente por sus contribuciones a la física y al método científico, merecería un poco más de reconocimiento por parte de la población general.

Aunque en muchas ocasiones lo haga al nivel de lo infinitamente pequeño y no al de estos hermosos paisajes de la sierra de Algairén en Aragón.

Aunque en muchas ocasiones lo haga al nivel de lo infinitamente pequeño y no al de estos hermosos paisajes de la sierra de Algairén en Aragón.

[Viajes] 15 de junio de 2015 – mañana: La Torre CN, algunas locomotoras y el puerto | De viaje con Carlos

Viajes

15 de junio de 2015 – mañana: La Torre CN, algunas locomotoras y el puerto | De viaje con Carlos.

Antes de terminar este lunes, dejo apañada la entrada del diario de viaje a Canadá con lo que hicimos también un lunes hace dos semanas, por la mañana. Con mención especial a la ascensión a la CN Tower, desde cierto punto de vista decepcionante, desde cierto punto de vista muy divertida, por la cantidad de risas que hicimos. Pero hubo más cosas, como veréis.

[Cine] Far from the madding crowd (2015)

Cine

Far from the madding crowd (2015); vista el 26 de junio de 2015.

De vuelta de viaje en vacaciones, algunas cosas pendientes en la cartelera. Y aunque hay otras propuestas que teníamos en mente, todo llegará, nos sorprende esta propuesta. Una adaptación de una novela de Thomas Hardy, escritor del realismo inglés especialmente crítico con la sociedad victoriana y con el papel de las mujeres, protagonizada por ese encanto absoluto, me confieso perdidamente enamorado de ella, que es Carey Mulligan, y dirigida por el danés Thomas Vinterberg, ex movimiento Dogma, a quien debemos productos realmente notables tanto de hace tiempo, como mucho más actuales, pero con estilos muy alejados de esta película que nos ocupa. Irresistible.

Y es que la historia que nos ocupa, y que vimos en versión original, por lo que mantengo su título en inglés, ha sido adaptada al cine en distintas ocasiones, pero también al teatro, a la historieta con una actualización de los tiempos, e incluso esta última también llevada al cine. Se puede encontrar en la cartelera española doblada al castellano con el título “Lejos del mundanal ruido”. No se una traducción literal, pero es apropiada. El significado es similar, y tanto el título en inglés como el español tiene su origen en sendos versos conocidos en cada uno de los idiomas.

En ella se nos cuenta la historia de la joven victoriana Bathsheba Everdene (Carey Mulligan), una joven culta e independiente pero con escasa fortuna propia, que vive con su tía en algún lugar del oeste de Inglaterra. Y allí recibirá la propuesta matrimonial de Gabriel Oak (Matthias Schoenaerts), un pastor con un futuro económico prometedor, pero tosco y sencillo. Tras el rechazo de la propuesta, la vida de ambos cambiará. Bathseba heredará una granja de considerable tamaño, y mejorará su posición, mientras que Oak lo perderá todo en una desgracia, y tras dar tumbos, acabará como asalariado de ella, abriéndose más el abismo social entre los dos. La joven se debatirá además entre las proposiciones de un vecino terrateniente, el tímido aunque honesto William Boldwood (Michael Sheen) y el apuesto militar Francis Troy (Tom Sturridge), con quien acabará casándose. Pero las circunstancias son mucho más complejas de lo que aparenta. Y la vida no será fácil para la señorita Everdene, convertida en señora Troy.

Nos  vamos a Inglaterra como en la película. Son las Midlands,... que no sé en qué medida se solapan con el ficticio Wessex de Hardy.

Nos vamos a Inglaterra como en la película. Son las West Midlands,… que no sé en qué medida se solapan con el ficticio Wessex de Hardy.

Técnicamente, la película es un alarde de corrección técnica, tan propia de las producciones de época inglesas. Un sonido y música impecables, una iluminación primorosa, unas localizaciones de ensueño, una reproducción perfecta de la vida de la Inglaterra rural que Hardy ponía en solfa cuando criticaba la sociedad victoriana inglesa a finales del siglo XIX. En mi opinión, en su perfección técnica, corre el riesgo de parecer fría en algunos momentos.

Por otro lado, aunque los derroteros van por otros lados, hay momentos en los que Bathsheba Everdene nos recuerda a la Anna Karénina de Tolstoi, mientras que el austero y trabajador Oak sería un alter ego del Konstantin Levin de la misma obra rusa… pero sólo hasta cierto punto. Mientras que el ruso claramente marca las diferencias y las distancias entre la frívola dama y el hacendoso terrateniente, el inglés hace de Bathsheba una mujer menos frívola, que comete errores, pero con voluntad de superarse, mientras que Oak es una amigo, o algo más, que mantendrá su fidelidad hasta el final.

En cualquier caso, la gran baza de la película para sacudirse el riesgo de frialdad formal mencionado es la excelente interpretación de su elenco, procedentes en gran medida de la sólida escena y pantalla británica. Desde luego, con pocas palabras y muchas miradas, Mulligan consigue introducir una amplia gama de matices y motivaciones en sus acciones que hacen de ella una mujer de la que cualquiera de sus pretendientes se pueda enamorar, y que enamora al espectador. Y ya van… Y es perfectamente acompañada por el buen trabajo del resto del reparto.

Pero da igual, el coqueto pueblo de Solihull, cerca de Birmingham me vale para ilustrar un poquito de la campiña británica.

Pero da igual, el coqueto pueblo de Solihull, cerca de Birmingham me vale para ilustrar un poquito de la campiña británica.

No voy a decir que sea la película que más me gusta del director. Tiene otras mucho más redondas, mucho más potentes, con un mensaje mucho más poderoso, y con riesgos formales mucho más interesantes. Pero hay mucho oficio, y una historia que no deja de ser interesante, con un mensaje sobre el papel que se espera de las mujeres en las sociedades modernas. Obviamente, en el tiempo que ha pasado, un siglo de por medio, muchas cosas han cambiado. Pero las reflexiones que se suscitan se pueden adaptar a situaciones modernas. Una película que se deja ver con agrado, y que gustará mucho a los partidarios del cine de época, entre los que me encuentro.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Un mundo muchas veces idealizado por los autores británicos... aunque no sé yo si siempre fue tan idílico como nos lo muestran...

Un mundo muchas veces idealizado por los autores británicos… aunque no sé yo si siempre fue tan idílico como nos lo muestran…

[Viajes] 13 de junio de 2015: Ottawa, capital de Canadá | De viaje con Carlos

Viajes

13 de junio de 2015: Ottawa, capital de Canadá | De viaje con Carlos.

Aunque me ha cundido bastante, gracias al calor que hace en la calle que tira para atrás lo de salir lejos del aire acondicionado de casa, he decidido que por hoy ya vale de procesar fotografías del viaje a Canadá. Pero dejo una nueva entrada del diario de viaje dedicada a la capital del país.

[Viajes] 12 de junio de 2015 – noche: Museo de Arte Contemporáneo de Montreal | De viaje con Carlos

Viajes

12 de junio de 2015 – noche: Museo de Arte Contemporáneo de Montreal | De viaje con Carlos.

En parte porque nos apetecía, en parte huyendo de la lluvia, visitamos el Museo de Arte Contemporáneo de Montreal; los viernes prolonga su horario de apertura hasta las nueve de la noche.

[Fotografía] Recomendaciones semanales – del 7 al 28 de junio de 2015 – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía

Recomendaciones semanales – del 7 al 28 de junio de 2015 – Fotografía y otras artes visuales.

Vuelvo tras tres semanas a mis recomendaciones fotográficas de los domingos. A medias entre lo serio y lo anecdótico… en realidad me han salido más serias de lo que yo pensaba. En cualquier caso, ahí están. Y acompañadas de unas cuantas fotografías con arcoíris. Las banderas no me gustan,… de ningún tipo. Pero los arcoíris… sí.

[Viajes] 12 de junio de 2015 – tarde: Del mercado Jean-Talon a Le Plateau-Mont-Royal | De viaje con Carlos

Viajes

12 de junio de 2015 – tarde: Del mercado Jean-Talon a Le Plateau-Mont-Royal | De viaje con Carlos. Tarde pasada por agua, aunque con bastante color, en la que recorremos una amplia zona de Montreal, desde el Mercado Jean-Talon hasta los barrios más al sur de Le Plateau-Mont-Royal. Seguimos avanzando en el diario de viaje a Canadá

.

[Libro] Enterrado en vida

Literatura

Aunque estoy en estos momentos muy liado con el procesado de las fotografías de mi viaje a Canadá y con la elaboración del diario de viaje, no quiero dejar de lado los temas habituales de este Cuaderno de ruta, aunque sea en entradas breves. Y además tengo varios libros que comentar desde hace unas semanas. Así que voy a ver si voy sacando un poquito de tajo. Voy una curiosidad en forma de comedia de un autor británico de principios del siglo XX que era desconocido para mí.

Enterrado en vida
Arnold Bennett; traducido por Vicente Vera
Editorial Impedimenta, 2013
Edición electrónica

En esta entrada descansaremos de fotografías canadienses y nos trasladaremos a la antigua metrópoli de la América del Norte Británica. Londres, claro.

En esta entrada descansaremos de fotografías canadienses y nos trasladaremos a la antigua metrópoli de la América del Norte Británica. Londres, claro.

Priam Farll es un pintor egregio y reconocido mundialmente, y especialmente en su país, Inglaterra. Pero también tiene una timidez patológica. Un día, su criado Henry Leek, un caradura de tomo y lomo, muere. Y Farll, aterrado por tener que afrontar el hecho, se hace pasar por él. Resultado, es expulsado de su casa, Leek es enterrado como Farll en funeral de estado en Westminster, y conoce a una alegre viuda de Putney con la que acabará casándose. Pero semejante enredo no quedará ahí… especialmente el día que decida volver a coger los pinceles.

Estamos ante una simpática comedia inglesa de las que publica Impedimenta en sus cuidadas ediciones, que aunque no produce tanta hilaridad como se nos promete, la verdad es que nos hace pasar un rato agradable, nos mantiene con la sonrisa permanente en la boca y, de paso, arremete un poco, sin hacer demasiada sangre pero sin vacilar, contra la sociedad británica de la primera década del siglo XX y contra el mundo del arte en particular.

No es lo mejor que he leído en esta editorial, pero no está mal.

Al fin y al cabo, la capital británica es el escenario de las andanzas de Priam Farll y sus más o menos estrambóticos compañeros de andanzas.

Al fin y al cabo, la capital británica es el escenario de las andanzas de Priam Farll y sus más o menos estrambóticos compañeros de andanzas.

[Viajes] 12 de junio de 2015 – mañana: Jardín botánico de Montreal | De viaje con Carlos

Viajes

12 de junio de 2015 – mañana: Jardín botánico de Montreal | De viaje con Carlos.

A pesar de la amenaza de lluvia a partir de media mañana, disfrutamos mucho de la visita al Jardín Botánico de Montreal. La verdad es que nos gustan este tipo de sitios… Que pena que el de Zaragoza sea tan limitado…