[Cine] La isla de las mentiras (2020)

Cine

La isla de las mentiras (2020; 37/20200727)

Una semana más sin actividad cinematográfica en pantalla grande digna de mención. Algunos cines de la ciudad han abierto, pero a base de reestrenos y de estrenos de baratillo, que no llaman en especial la anterior, y de momento nada en versión original, todo adulterado con el doblaje. Así que vuelvo a confiar en las plataformas en línea. Se anuncia en Filmin el estreno de una película nacional, sobre “el Titanic español”. Veo que varios “sabios” de la cinematografía que pululan en internet se hacen eco de la noticia con palabras más o menos halagadoras. La cosa no me pinta bien… pero me arriesgo. Y me arrepiento.

Para representar las costas gallegas, lo único que tengo a mano son algunas fotos de La Coruña… y ahí las dejo.

La película está dirigida por Paula Cons, su primer largometraje de ficción, por lo que veo, y lo del “Titanic español” es porque la trama gira alrededor del naufragio del Santa Isabel, un vapor correo que hacía la ruta costera de la península entre el País Vasco y Cádiz, donde enlazaba con los trasatlánticos que llevaba emigrantes a Sudamérica. El barco tiene en común con el Titanic dos cosas; era un barco y naufragó unos años después del gigante. Fue una desgracia en la que murieron doscientas y pico personas al estrellarse el barco contra unas rocas en las costas de la isla de Sálvora, a la entrada de la ría de Arosa, en una noche de mal tiempo y mala visibilidad. Fue una noticia impactante en la sección de sucesos de la prensa de la época, y algunas de las mujeres que vivían en la isla recibieron alguna mención por la ayuda que prestaron en el salvamento de náufragos. No hay más.

Pero la directora y guionista aprovecha el suceso para montar una de misterio, en la que hay una serie de sucesos, ficticios en principios, de los que hace protagonistas a las mujeres mencionadas, y que habrían llevado por la malevolencia de algunos al naufragio del barco. Hay un trasfondo… llamémosle social,… de un cacique que es dueño de la isla y que explota a las pobres e incultas personas que viven en ella. Hay varias subtramas más que me da pereza comentar.

La película se sostiene malamente. Porque hay poca cosa que contar, las mujeres entre la que adquiere protagonismo la interpretada por Nerea Barros son objeto de investigación por un periodista argentino que, literalmente, pasaba por allí, encarnado por Darío Grandinetti, y unos cuantos personajes más, poco definidos, basados en tópicos más que en un desarrollo de caracteres. Las interpretaciones se sostienen porque se basan más en hablar poco y aparentar mucho. Salvo el periodista que sufre de una galopante verborrea. La película tiene una realización correcta… pero no tiene realmente nada que contar. Así que, una pérdida de tiempo. Porque la reivindicación social o femenina que pretende colar en la historia está también basada en tópicos y carece de mayor solidez que la de saber que en zonas rurales de la España de hace 100 años había analfabetismo, caciquismo y mujeres sufridas. En realidad, todos eran muy sufridos. Pero… bueno,… no vamos a entrar en políticas banales.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: **

[Cine] Life of Pi (2012)

Cine

Life of Pi (2012), 1 de diciembre de 2012.

Esta película ha sido vista en versión original y por eso conservo su título original en inglés. En la cartelera española es posible encontrarla también con el título traducido literalmente, La vida de Pi.

No voy a decir que todo lo que ha dirigido Ang Lee me guste. Nada de lo que ha hecho me causa rechazo. Y lo que me gusta de lo que ha dirigido me gusta mucho. Y sobre todo, me gustan muchísimo dos películas de sus épocas tempranas, de las cuales recientemente volví a ver una en televisión. La otra, me gustaría mucho tenerla en DVD o Blue-ray, pero no la encuentro. Es un director cuidadoso, con buen manejo de los intérpretes, y con una gran sensibilidad para las imágenes. De todas formas, los avances de la película no me habían llamado mucho la atención; lo que veía, prometía espectáculo visual, lamentablemente en el excesivamente de moda 3D, pero no me acaba de convencer. Pero oye. Es una película de Ang Lee.

Jirafa y cebras

En una película como esta, lo propio es unas fotos de animalitos, o de zoológicos; pero no tengo muchas. Esta jirafa y las fotos que siguen son del zoo de la Casa de Campo de Madrid, en 1990.

Basada en una novela de Yann Martel del mismo título, nos cuenta la historia de un muchacho con el imposible nombre de Piscine Molitor “Pi” Patel (Suraj Sharma), nacido y criado en Pondicherry, y que tras la integración de la ciudad en la India ve como su familia decide vender los animales del zoológico que regentan, y embarcar con ellos con destino a Canadá, y rehacer su vida. Pi es un muchacho sensible, espiritual, religioso pero muy abierto y tolerante, recientemente enamorado de una guapa bailarina, que embarcará en el barco con pesar. Cuando el barco pone proa al Pacífico sufrirá una tremenda tormenta que hará naufragar el mercante. Sólo se salvará Pi en un bote salvavidas, aunque con la compañía de algunos animales, de los que al final sólo quedará un enorme y feroz tigre, con quien tendrá que aprender a convivir y a sobrevivir en la inmensidad del océano. La historia es contada por un Pi ya maduro,  a un escritor que se interesa por la misma

De entrada lo diré ya. Lee se encuentra en esta película en estado de gracia absoluta a la hora poner en imágenes una historia y un espectáculo cinematográfico de lo mejor que he visto en los últimos tiempos. La combinación de fotografía y efectos digitales es manejada con maestría, aunque estos últimos sean en algún momento perfectibles. La capacidad para hacer que un bote en la inmensidad del oceano sea un escenario de posibilidades casi infinitas sorprende.

Pandas rojos

Unos simpáticos y revoltosos pandas rojos.

Pero mi gran sorpresa no es esta. Mi gran sorpresa es que detrás de un argumento que no tal y como lo he contado no me acababa de convencer, hay mucho más. Hay una inmensa metáfora, una metáfora de una historia tremenda, de amor, dolor y supervivencia, sublimada a través de la imaginación y la espiritualidad del muchacho. Y de repente, si ya te lo estás pasando muy bien durante la película con la aventura y el espectáculo visual, una revelación da sentido a todo el filme. Un sentido y una profundidad que no esperábamos. Y la película se eleva notablemente por encima del panorama cinematográfico actual. Y es probablemente la mejor película que he visto en lo que llevamos de año. O me lo parece ahora, que no dejan de venirme imágenes de la misma. Hasta el punto que me estoy planteando volver a verla para sacarle todo el jugo a la misma.

Suricata

Suricatas,… en la película salen hasta hartarse, en uno de los momentos más peculiares del filme, cuando empiezas a darte cuenta de que hay algo más de lo que parece detrás de la historia que te están contando.

En el apartado de las interpretaciones, todo el peso cae sobre los hombros del joven Sharma, ya que casi toda la película está el en escena con el tigre. No obstante, son trascendentes las presencias y las interpretaciones en la parte inicial de la película de los que son sus padres, especialmente el padre, interpretados por  TabuAdil Hussain. Y aunque casi un cameo, no dejéis de observar la breve pero trascendente interpretación de Gérard Depardieu.

A estas alturas, no creo que a nadie le queda duda lo que opino de un filme que me ha sorprendido enormemente, y muy favorablemente. No dejéis de verla. Aunque sea en 3D. Mucho mejor, seguro, en versión original.

Valoración

  • Dirección: *****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: *****

Lince

Y no tengo fotos de tigres, y menos como el imponente protagonista de la película, así que nos contentaremos con este tranquilo lince.