[Cine] Algunos obituarios (Juan Luis Galiardo y Nora Ephron), y un aniversario

Cine

Estaba yo pensando en escribir alguna entrada sobre algún obituario y algún aniversario reciente en el mundo del cine. Pero estaba vago. Realmente vago. Pero como los fallecimientos en el mundo del cine siempre vienen de dos en dos, pues he decidido que, aunque breve, si que voy a hacer un recuerdo a dos personalidades del cine que se han ido al cielo del séptimo arte en los últimos días, y de paso comentar un aniversario. Que estaba pensando en desarrollar más a fondo un día de estos.

Juan Luis Galiardo (1940-2012)

A este veterano actor del cine, la televisión y la escena españoles le pasaba como a muchos. Capaz de obrar maravillas si la ocasión se le presentaba, si le daban la oportunidad, si se encontraba ante un director con un mínimo de talento,… si repasas su filmografía encontrarás una cantidad inconmensurable de bodrios. Las cosas como son. Presunto galán del cine español, probablemente muchos los tenemos en mente más como galán otoñal o trasnochado que como otra cosa. Sin embargo, a mí era un tipo que me caía esencialmente bien. Simpático. Y por otra parte, entre su filmografía encontramos esas rara avis del cine español que sirven para señalar la calidad de sus gentes, merecedoras de un país con una cultura y una industria cinematográfica a su nivel. Que no hay.

Si en mi infancia, su juventud, para mí era actor de NovelaEstudio 1, casi todos los actores y actrices de su generación lo eran, en su madurez, en lugar de recordar su extensa trayectoria, me voy a quedar con un papel. Uno solo. Pero magnífico. El de aquel excéntrico solitario que contrata a una compañía de actores para que representen a su Familia en el día de su cumpleaños. Creo que el mejor homenaje que puedo hacer es volver a ver esta estupenda película de un director novel, que luego se volvió muy trascendente y nos acabó aburriendo como ostras. Mal de muchos. Consuelo de…

Nora Ephron (1941 – 2012)

Lo primero que me ha sorprendido ha sido la edad de esta guionista y directora norteamericana. Creía que era más joven… Mira tú. Y eso que hoy en día, con 71 años, en el mundo occidental, es morirse joven. Pero…

El caso es que al contrario que al anterior, a esta directora le he tenido desde hace años una antipatía atroz. Es cierto que todos nos divertimos muchísimo con When Harry Met Sally… (Cuando Harry encontró a Sally) (porqué diablos no lo tradujeron correctamente, “cuando Harry conoció a Sally”…); pero luego contribuyó a que la comedia romántica se volviera un género absolutamente insoportable. Y encima, se dedicaba a destruir el recuerdo de películas estupendas de antaño. Como si de alguna forma Sleepless in Seattle (Algo para recordar) le llegase a la altura del tobillo a An Affair to Remember (Tú y yo) (los que sabéis inglés comprobaréis el cacao de títulos con estas películas). O que aquel horrible pastelón, para mí crimen de lesa humanidad, You’ve Got Mail (Tienes un e-m@il) (sí, el título oficial en castellano lleva la maldita @), pudiese tener el mínimo nivel para homenajear una joyita como The Shop Around the Corner (El bazar de las sorpresas) (sin piedad en las traducciones al español de los títulos de las películas).

En fin. Tanto como directora, afortunadamente sólo de ocho filmes, o como guionista, más prolífica,… para bien o para mal,… ha sido influyente en el cine contemporáneo. Y no me considero yo quien para mandar a nadie al infierno, así que espero que esté en el cielo del séptimo arte también. Recibiendo clases, aunque sea con retraso, de Lubitsch sobre cómo se hace una comedia romántica.

Roy Batty (1982 – 2012)

Obviamente esto no es un obituario. Aunque el personaje interpretado por Rutger Hauer, uno de los más carismáticos de Blade Runner, “muriese” en aquella película, uno de mis favoritas de ciencia ficción y del cine en general, lo que aquí quiero recordar es el trigésimo aniversario del estreno del filme. Pero ya he decidido que le dedicaré una entrada en exclusiva. Aunque ya apareció por la versión 1 del Cuaderno de ruta. La primera como consecuencia de haber leído la novela en la que se basó. La segunda cuando fui a ver una proyección del filme en la filmoteca de Zaragoza. Y bueno, ha aparecido en otras ocasiones. Claro.

Museo del Fuego o de los Bomberos

Esta mañana he ido a conocer el recién inaugurado Museo del Fuego de Zaragoza, pero os lo contaré otro día. En cualquier caso, ya que he mencionado una película de ciencia ficción, esta es una de las fotos más marcianas que he hecho.

Julie & Julia (2009)

Cine

Julie & Julia (2009), ?? de octubre de 2009.

Ayer por la tarde estaba revisando las películas vistas en el último año, y me encontré con sorpresa que había una vista hace unas semanas, no recuerdo el día ya, sobre la que no había redactado la reseña correspondiente. No es de extrañar. Supongo que mi subconsciente me frenaba para hablar de una película dirigida por alguien como Nora Ephron, de quien en ocasiones en pensado que habría que juzgar por crímenes contra la humanidad. O por lo menos contra el buen cine. Pero el caso es que fui a ver esta película arrastrado por las circunstancias y sin sabe quién la había dirigido, y con la esperanza de que sus dos protagonistas, Meryl Streep y Amy Adams, a quienes había visto juntas hace unos meses en un drama muy interesante, salvasen la tarde.

El filme nos cuenta dos historias interrelacionadas. Está basado en el libro escrito por la protagonista de una de ellas, una escritora norteamericana que adquirió por lo que se ve cierta fama escribiendo un blog en el que contaba cómo durante un año cocinó todas las recetas de un libro de Julia Child, una cocinera aficionada norteamericana, que vivió un tiempo en París donde estudió cocina en Le Cordon Bleu. El tono de la película es de comedia con sentimientos, o como algunos llaman, dramedia. Es decir, un tono ligero y de comedia pero contando los pequeños dramas cotidianos de las personas. Esta es la primera historia, el cómo la moza esta pasó un año cocinando y escribiendo un blog. La otra historia es la de la cocinera que escribió las recetas.

Bien. Pues eso. Una historia de las que le gustan a la directora, técnicamente correcta, con mucho buenismo y corrección política en los temas tratados, pero que realmente tampoco tiene más miga. A mí los dos personajes protagonistas no me interesaron gran cosa, por lo tanto sus idas y venidas tampoco. Como la comedia no se decanta como tal ni extrae sonrisas ni risas de ningún tipo,… pues ya se sabe… una reacción de indiferencia total.

En el plano interpretativo, reconozco que el papel de Meryl Streep como Julia Child me carga bastante. Me parece una individua insoportable. Si realmente es eso lo que querían mostrar en la película, lo hace muy bien; pero como sospecho que no era esa la intención, igual hay que considerarla como floja. Sin embargo, Amy Adams queda más convincente en su papel. No es que consiga que nos interesemos gran cosa en su personaje, cosa difícil por los lastres de base del mismo, pero por lo menos no nos cae mal, y como la actriz tiene un físico muy simpático, muy agradable… pues ya está bien. Creo que esta chica es capaz de dar bastante más de sí, si le dan los papeles adecuados. No me parece mala actriz. Hay algunos secudarios masculinos, pero su papel es tan anecdótico en el conjunto, que pasaré de comentarlos.

En resumen, una película sólo aconsejable para ñoños y ñoñas, partidarios de los productos de la directora; aunque globalmente me parece algo más soportable. La valoración que le doy es la siguiente:

Dirección: **
Interpretación: **
Valoración subjetiva: **

El que buena parte de la acción pase en París, me viene muy bien a la hora de colocar una foto de mi viaje reciente.

Les Deux Magots

Les Deux Magots, famoso café, punto de reunión de intelectuales en el Boulevard Saint-Germain de París - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.