[Televisión] Cosas de series (y rugby); brujas y parejas apocalípticas poco convincentes

Televisión

Con un día de retraso sobre lo habitual, traigo las novedades seriéfilas, que no son muchas ni muy destacables, la semana que viene estará esto más lucido. Y también hablaré un poquito del Seis Naciones de Rugby.

Fuera de cartelera Allegiance, X Company e Indian Summers. Las dos primeras porque son realmente flojas. La tercera porque no me ha enganchado este culebrón británico situado en la India previa a la independencia. No le acabo de ver el asunto, por bien interpretada y ambientada que esté.

Por otro lado, ha habido un par de novedades. El piloto de hora y media de The Good Witch, comedia romántica con tonos de drama, que parece que quiere ser un híbrido entre Gilmore Girls y Bewitched. Sí, como si las chicas Gilmore fueran brujas, pero buenas. No tengo claro que esto me vaya a convencer. Además parece que viene precedida de seis o siete largometrajes televisivos que explotaban el personaje principal interpretado por Catherine Bell. Que es una señora muy guapa, que no está nada mal… No sé… igual le doy alguna oportunidad más.

En honor a la selección del trebol, nos iremos a Irlanda, y pasearemos por Connemara, acercándonos a la abadía de Kylemore.

En honor a la selección del trebol, nos iremos a Irlanda, y pasearemos por Connemara, acercándonos a la abadía de Kylemore.

Tampoco ha acabado de convencerme del todo los dos primeros episodios de The Last Man on Earth, comedia de situación ambientada en un futuro postapocalíptico no especialmente cuidado en su ambientación. Centrado en las relaciones. Prometen que sale January Jones. Aguantaré hasta que salga y vea si anima un poco el cotarro. Si no, la dejaré. O bueno,… igual mejora… El público votante en IMDb está encantado con ella… pero tampoco es un indicativo muy allá… ¡que a la gente le gusta unas cosas!

Se acabó la miniserie de tres episodios que adapta la novela The Casual Vacancy de J. K. Rowling. A mí no me ha dicho gran cosa, la verdad. Siempre me ha parecido que literariamente esta autora esta sobrevalorada con sus novelas de magos adolescentes. La adaptación televisiva de esta obra no me va a animar a leer sus obras para público adulto.

Luego pasaremos por Lough Nafooey en dirección a Cong, la Innisfree de John Huston

Luego pasaremos por Lough Nafooey en dirección a Cong, la Innisfree de John Huston

Y el fin de semana pasado hubo jornada del seis naciones. Y fue emocionante, porque hubo dos cruces importante. Primero el de Francia contra Gales, con la derrota de los gabachos en Saint-Denis, lo cual en la práctica supone que se han despedido del torneo. Dos derrotas, primer eliminado. No lo está matemáticamente, pero sería difícil que se dieran las carambolas necesarias para remontar el asunto. Gales va con una derrota, y le queda un hueso. El hueso es Irlanda que venció merecidamente aunque con trabajo a Inglaterra, una Inglaterra que quería verse como favorita del torneo, pero que no supo resolver, mientras que los de verde como hormiguitas fueron abriendo el marcador a su favor. Desde luego Irlanda podría tener un tropiezo con Gales en el Millenium de Cardiff, pero después le toca una Escocia que está amenazada por la Cuchara de Madera. Así que dependen de sí mismos para llevárselo todo. Inglaterra, con una derrota al igual que Gales tendrá que ganarlo todo y esperar los tropiezos de los demás. Pero todavía tiene a Francia en su camino. En estos momentos, el Seis Naciones 2015 se ha puesto muy, muy, muy verde.

Finalmente bordearemos la costa por la bahía de Galway, para ir a tomar a unas pintas a la ciudad que le da nombre.

Finalmente bordearemos la costa por la bahía de Galway, para ir a tomar a unas pintas a la ciudad que le da nombre.

[Televisión] Cosas de series; la forzada continuidad de Broadchurch, la (p/m)aternidad a los 40 y el desparpajo de Peggy

Televisión

En primer lugar hablemos de las bajas en mi cartelera, que está demasiado poblada como para dirfrutar relajadamente de las series. De hecho, he dejado alguna en espera hasta que se despeje un poco. Así pues hay dos series que salen de la cartelera. Por un lado, Better call Saul, el spin-off de Breaking Bad. Si no conseguí engancharme a la serie madre, tampoco el tono de la hija ha conseguido que me centrara en ella. Y eso que bondades no le faltan,… pero,… si algo no te entra. Por otro lado, uno de los placeres culpables que tenía en cartelera, Bitten, también se va. La verdad es que la serie es muy mala. Y toda esta manada de hombres-lobo con maciza al frente me empezaban a aburrir mucho.

La semana pasada entró, en periódo de pruebas, una nueva serie bélica en la cartelera, X-Company. Es una serie canadiense que nos lleva a las actividades de una compañía de agentes encubiertos basada en Inglaterra y formada por ciudadanos de diversos países, que durante la Segunda Guerra Mundial perpetran acciones de sabotaje y resistencia en la Europa ocupada por los alemanes. El primer episodio, el piloto que sirve de presentación de personajes, no me entusiasmó. Parece echa con medios, pero el guion es flojo. Excesivos tópicos y acción muy previsible. No sé si aguantará en mi cartelera, con lo nutrida que está.

Las fotos de hoy, de Nueva York, en honor de la agradable sorpresa que ha supuesto una serie basada en el universo Marvel. Quién lo iba a esperar.

Las fotos de hoy, de Nueva York, en honor de la agradable sorpresa que ha supuesto una serie basada en el universo Marvel. Quién lo iba a esperar.

Pero vamos con lo más sustancioso que es el final de temporada de tres series interesantes por distintos motivos.

No sabíamos muy bien por dónde iría la segunda temporada de Broadchurch, serie policíaca, de las de una temporada por caso, que tan buen sabor de boca nos había dejado tras su primera temporada. El juicio del asesino de la temporada anterior junto con la resolución del antiguo caso que rompió la vida de uno de sus protagonistas han sido los motivos principales. Coincido con muchas apreciaciones que se pueden leer por ahí de que ha sido irregular. No siempre se han combinado bien ambas líneas argumentales. Y algunos aspectos del juicio me han parecido demasiado manidos. Cierto es que continúa la crítica a la “sociedad perfecta” de la población, donde todos parecen vecinos encantadores, pero donde todos tienen sus miserias. El caso es que este juicio ha hecho que la resolución del otro caso quedara demasiado diluida, cuando realmente tenía elementos excelentes para una temporada intensa y divertida. Excelente trabajo de su protagonista femenina, Olivia Colman, y de la pareja de sospechosos del viejo caso, James D’Arcy y especialmente Eve Myles, esta última con momentos excelentes y una interpretación camaleónica que le viene que ni pintada al personaje. El que me cansa un poco más es David Tennant, al que observo una tendencia acusada a sobreactuar, adecuada para ser el Doctor, pero no tanto para este tipo de dramas. El caso es que si ya la segunda temporada parecía una continuación un poco forzada, que en resumen ha quedado digna pero por debajo de la temporada original, ni idea de por dónde saldrán con la tercera temporada que han anunciado. Les debe funcionar muy bien en audiencias… claro.

Ya sé que la chica, tanto la actriz como el personaje, es inglesa... ya... y que hay dos series británicas más en el comentario de hoy...

Ya sé que la chica, tanto la actriz como el personaje, es inglesa… ya… y que hay dos series británicas más en el comentario de hoy…

Me lo he pasado realmente bien con Catastrophe. Este pequeña comedia de seis capítulos de apenas media hora de duración en la que dos personas en los cuarenta años se ven unidos por el embarazo de ella tras unos encuentros sexuales casuales, nos ha traído momentos buenísimos. Yo me he reído en abundancia, al mismo tiempo que he podido apreciar los pequeños o grandes dramas que pueden conllevar las consecuencias de nuestros actos o determinadas decisiones. Muy bien la pareja protagonista, tanto el norteamericano Rob Delaney, como especialmente la irlandesa Sharon Horgan, que sabe dotar a su personaje de espontaneidad, humor, profundidad, frescura y mucho atractivo, fundamental para que la historia nos resulte verosimil.

Y para terminar, otra protagonista británica. Ha terminado la primera temporada de Agent Carter, el único producto de Marvel que recuerde que haya visto con ganas en los últimos… en todos mis años. Y creo que la principal responsable es el buen trabajo de su carismática protagonista, la guapa inglesa Hayley Atwell. Nacida como spin-off de las aventuras del Capitán América, su origen está en un corto que acompañaba la edición para vídeo doméstico de la primera película del patriotero superhéroe, y en la que veíamos a su novia Peggy Carter convertida en agente secreto. Sólo diré que para el público votante en IMDb que suele ser incomprensiblemente entusiasta con las películas de superhéroes en pijama, esta serie supera en valoración por casi dos puntos a la superproducción que le dio origen. Muy entretenida, dinámica y bien ambientada en los años cuarenta. También es de agradecer tener como “mala” a Bridget Regan, que ya nos mostró que como “mala” es muy buena en las últimas temporadas de White Collar. Aunque en esta hace un papel más frío, en aquella estaba muy muy atractiva. En fin… que a pesar de su origen, esta serie es en estos momentos, cuando regrese, fija en mi cartelera.

Pero como estos días estoy revisando algunas de las fotografías de mi viaje a la Gran Manzana, pues me han venido a mano.

Pero como estos días estoy revisando algunas de las fotografías de mi viaje a la Gran Manzana, pues me han venido a mano.