Gloria galesa (y caos australiano)

Deporte

El XV del Dragón, la Selección de Rugby Union de País de Gales, es la campeona de la edición de 2008 del Torneo de las Seis Naciones. Con todo merecimiento. Además del torneo, ha conseguido el Gran Slam y la Triple Corona. Más no se puede pedir. Ayer culminó una excelente competición venciendo claramente y sin paliativos a una Francia que, aunque llegó a ir empatada a poco de empezar el segundo tiempo, en ningún momento dio la sensación de poner en peligro la victoria en el torneo para los galeses. Ayer, el Millennium Stadium de Cardiff fue una gran fiesta.

El otro gran partido de la jornada, enfrentaba a Italia y Escocia en el Stadio Flaminio de Roma. Italia tenía muy difícil abandonar el farolillo rojo de la competición, pero una victoria contra los escoceses les evitaria el ominoso trofeo de la Cuchara de Madera. Y así fue. En un partido muy entretenido, muy igualado, el conservadurismo de los escoceses en el segundo tiempo les llevó a parder el partido por un drop de diferencia. Mejor para el honor de los italianos, que a pesar de todo conservan el último puesto del torneo, aunque no por mucho. Claro que los escoceses ya habían cumplido, llevándose hace siete días la Copa Calcuta.

En el partido de relleno, Inglaterra venció en Twickenham ante una floja Irlanda, que aunque se adelantó en el marcador con un 10-0 inicial, no supo mantener el nivel durante todo el encuentro. Los ingleses dejaron a Wilkinson en el banquillo, aunque salió en la segunda parte. Pero su sustituto, Cipriani, cumplió con nota. No se notó la ausencia del veterano apertura inglés. Curiosamente, la victoria inglesa les ha permitido quedar segundos en la clasificación del torneo, por encima de los fracasados franceses.

En las antípodas, esta madrugada se ha celebrado el Gran Premio de Fórmula 1 de Australia. No lo he visto. No había ganas de madrugar. O de trasnochar tanto… según como se vea. Parece que mis “nuevamene adorados” Ferraris han quedado bastante mal en una demencial carrera en la que no han terminado más que un puñado, en la que Alonso se ha aprovechado de este caos para quedar cuarto, y que ha sido ganada por el pérfido británico. Qué se le va a hacer.

La fotografía de hoy está tomada desde la cima más alta de País de Gales, el monte Snowdon.

(Canon EOS D60; Tokina AT-X Pro 12-24/4)