Ser ciudadano y la teoría de la evolución

Ciencia, Política y sociedad

Microsiervos presenta una de esas noticias que parecen curiosas, pero que al mismo tiempo nos ponen la carne e gallina.

Se trata de un gráfico en el que se expresa la aceptación de la Teoría de la Evolución por los ciudadanos de distintos países, estudiada en muestras (suponemos que obtenidas al azar) de entre 500 y 1500 individuos. El estudio se publicó en Science. El gráfico es el que se presenta a continuación:

Aceptación de la evolución por pa�ses

Bueno, los hispanos no estamos mal; podemos estar en un 70-75% de aceptación de una teoría, que científicamente en sus términos generales, está bastante demostrada. Cambia con el tiempo, conforme se encuentran nuevos datos, pero en general se afianza sobre bases cada vez más amplia. Pero he aquí que en nuestra metrópoli, en la cabeza del imperio, en los EE.UU., la aceptación de la teoría de la evolución está sólo en un 40% de la población. Y eso que es el país donde más avanzada está la ciencia y la tecnología. Pero desgraciadamente también es uno de los países occidentales dónde más arraigada está la religión, unida una incultura basal de sus habitantes. A mí me parece procupante. E ilustrador. Y en este país seguimos confiando la educación de muchos futuros ciudadanos a instituciones religiosas. ¿Estamos locos?

Se nos viene encima la primavera a marchas forzadas. Y eso no es necesariamente bueno. Así que hoy os dejo un poco de nieve en la foto. En Las Canteras, entre Huesca y Almudévar.

Blanco

 

(Fujifilm Finepix F10)

No hay más remedio, hablaremos del eunuco dorado

Cine

Este domingo, lunes de madrugada hora hispana, como suele suceder por estas épocas, se entregaron los Oscar correspondientes al año 2007. Hubo un tiempo en que seguía con cierta atención este acontecimiento. Pero en los últimos años, psché,… como está tan flojo el cine norteamericano… pues no les había hecho mucho caso. Este año tampoco. De hecho, ni siquiera he intentado ver todas las películas candidatas al premio. Sólo las que me han apetecido. Pero, una vez conocidos los ganadores, haré algunos comentarios.

  1. Ninguna de las películas candidatas a la mejor película me han parecido los que se dice “un peliculón que te cagas”, de estos que piensas “esta se merece el oscar”, aunque luego no se lo lleve. En cualquier caso, si a punta de pistola me hubiesen obligado a elegir una,… y a pesar de que suelo ser admirador de los Coen… creo que hubiera elegido Expiación. No me parece una película redonda, pero es la que más se me ha quedado en el recuerdo; la que más me ha hecho pensar. No es país para viejos, después de vista, no me ha dicho más cosas; una historia de violencia. Sin más. Es más. Me hace añorar Fargo. Qué pena que a aquélla le tocase competir con El paciente inglés.
  2. No le pongo pegas al premio a los Coen. Eso sí. Me parecen unos directores más personales, osados e interesantes que Joe Wright. Este tiene mucho oficio, sin duda, pero me parece mucho más formalista.
  3. He oído por ahí que ha sido un gran triunfo para lo europeo. He oído que si los Coen son más apreciados en Europa,… que si los cuatro actores premiados son europeos,… etc. Por partes. Los Coen serán más apreciados en Europa, pero el cine que hacen está claramente enraigado, formalmente y culturalmente, en los Estados Unidos. Por otro lado, dos de los actores premiados, Daniel Day-Lewis y Tilda Swinton, son ingleses; y estos son una escuela actoral aparte. Impresionante, formidable, pero aparte. No los incluiría yo dentro del conjunto de los europeos. En los siguientes puntos comentaré más sobre los otros actores y sobre el tema de Europa. En cualquier caso, mi enhorabuena a tan excelente pareja de actores británicos.
  4. Hace tiempo que parece que un actor tiene más facilidad para ser premiado si hace un papel excesivo; de tarados en muchos casos. Y este ha sido el caso de Javier Bardem. Bien por él, porque lo hace bien, y porque me cae bien. Pero, ¿es que no es posible premiar a un actor porque hace bien de alguien corriente?
  5. También parece que para que una actriz opte al premio, la tienen que maquillar hasta que no parezca ella. Tras los precedentes de Nicole Kidman y Charlize Theron, he aquí a Marion Cotillard, a quien dan el premio por un papel en el que no parece ella para nada. No me acaba de convencer mucho esta forma de dotar de artificiosidad a la interpretación.
  6. Me fastidia mucho que no le hayan dado el premio a la mejor película de animación a Persepolis. Ratatouille será un virguería técnica y muy entretenida, pero no deja de ser más de lo mismo. Es premiar a lo de siempre. Sin embargo, la película francesa me parece muy bien hecha, muy interesante, muy novedosa, muy osada y, sencillamente, mejor. Y también este premio demuestra que lo de la “europeización” es una memez. Hay que vender los productos de siempre. Made in USA.

Se podrían comentar más cosas, pero me voy a limitar a lo dicho. A lo que me parece más interesante o fundamental. Bueno. También me he dado una vuelta por las fotos de la alfombra roja. Tampoco hay mucho que comentar. Mucho modelito de alta costura, pero poca moza de buen ver que resulte realmente atractiva.

Y la rana es para…

Ranillas (4)
(Canon EOS 10D; EF 70-210/3,5-4,5 USM)

El Seis Naciones se pone emocionante, y las tenistas en Doha se ponen la manga larga

Deporte

Tras un fin de semana de descanso, este sábado volvió el Seis Naciones, que se ha puesto realmente emocionante. Con Escocia e Italia convertidos en comparsas, Irlanda y Gales mantuvieron el tipo en el torneo. Estos últimos, son candidatos tanto al torneo como al Grand Slam. Pero el plato fuerte, que vi ayer en diferido, fue el Francia-Inglaterra que se jugó en el Stade de France en Saint-Denis. Los ingleses les tienen tomada la medida a los del gallo, y especialmente Wilkinson, que en los momentos clave fue decisivo para marcar la diferencia.

Como consecuencia, Gales queda lider en solitario, seguido de Irlanda, Francia e Inglaterra con una derrota. Irlanda tiene que pelear todavía con Gales e Inglaterra; es decir, basa parte de su buena situación en haber ganado a los flojos. Pero sobre todo, queda para la última jornada un Gales-Francia que puede ser decisivo para el torneo. Escocia e Italia puede que se tengan que jugar la Cuchara de madera en esa última jornada. Lo dicho, emocionante.

Ayer también dediqué un rato a ver la final del Torneo de Qatar de tenis femenino, que se celebraba en Doha. Se enfrentaban las rusas Sharapova y Zvonareva. Se notaba que jugaban en tierras sarracenas. Ambas iban de lo más recatadicas, con mangas largas y esas cosas; nada de conjuntitos sexies de los habituales. Que no hay que enfadar a los imanes ni a los jeques que ponen la pasta. Aunque a Zvonareva se le veían las piernas. Qué escándalo. Ganó Sharapova.

En la foto de hoy, buen rollito en el Trofeo Conchita Martínez el pasado mes de diciembre en Zaragoza.

Victoria de Williams

(Canon EOS 10D; EF 200/2,8L USM)

Noticias curiosas o terroríficas; en cualquier caso, diversas

Ciencia, Política y sociedad

Google parece que va a sacar un nuevo servicio. De momento se oye hablar de él como Google Health. Todavía no tengo claro qué va a ser. Por un momento, pareciera como un lugar donde buscar abundante información sobre salud. Esto, por sí mismo, produce terror. Internet y los temas de salud juntos e indiscriminadamente usados dan bastante miedo. La gente “aprende” cosas… ¡qué cosas! Y no estoy en contra de limitar la información, ni mucho menos. Pero hay que hacer un enorme esfuerzo educativo para que la gente tenga una mirada crítica sobre la información que recibe. El caso es que no. Parece que Google pretende que la gente tenga la información sobre su salud organizada en sus servicios. Ufffff. Con lo delicado que es esto. No sé yo lo que opinarán las agencias de protección de datos personales.

Hablando de temas de salud, ElPaís.com nos informa de que 30 destacadísimos invitados a una fiesta que dio Demi Moore en su “modesto” domicilio han sido reclamados por alguna agencia de salud pública para ser vacunados contra la hepatitis A. Parece que uno de los camareros de la fiesta se encontraba afectado por la enfermedad. ¡Y yo que pensaba que el color amarillo verdoso de los famosos se debía a las envidias mutuas! Por lo demás, ya estamos. Información privada sobre salud, en la prensa. No sé yo si esto es muy correcto. Incluso no sé si es correcto que yo lo comente… Aggg, ¡qué dilema bioético! Lo que espero es que todos estos pijos jolivudianos no sientan el impulso irrefrenable de demandar al pobre camarero. Ya se sabe que estos “yanquis” tienen como deporte nacional demandar al vecino de enfrente. Incluso estos que son tan infinitamente ricos.

Y hablando de infinitos o de cantidades próximas; unos individuos, científicos ellos, han publicado un trabajo en el que dicen que una serie de magnitudes de nuestro universo se relacionan por un factor de 10 elevado a 122. Lo que es un montón. Dicen que el número de partículas elementales del universo es una cantidad inferior. Con lo cual la respuesta al sentido de la vida, el universo y todo lo demás no sería 42 como se nos había hecho creer. ¡Vaya cagada del pensamiento profundo! La respuesta sería 10 elevado a 122. Claro que sigue en vigor la cuestión. Conocemos la respuesta, pero ¿cuál es la pregunta? En cualquier caso, 10 elevado a 122 es un magnitud mucho mayor que 10 elevado a 100. Un googol. Que es de donde se tomó el nombre, por homofonía, de Google. Pues vaya, me ha quedado una entrada la mar de cíclica.

La fotografía de hoy se la dedico a la Luna, que esta semana se ocultó ruborizada detrás de su hermana mayor, la Tierra, cuando se dio cuenta que el Sol la miraba. Uy, mira. Si he salido poeta. O cursi. Aquí, ligando con un aeroplano que pasaba. En Veruela.

Luna y jet - Veruela
(Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM)

Ranillas

Fotografía personal, Política y sociedad

Ranillas (3)

Es 2008. Y esto es Zaragoza. Eso quiere decir que vamos a disfrutar/sufrir una exposición internacional. Uno de esos eventos que supuestamente “catapultan” a las ciudades “al siglo XXI”. Espero que sí. Imagino que a lo largo del año, tarde o temprano, es un tema que aparecerá por aquí. Yo he visitado dos de estos eventos con anterioridad; la Exposición Universal de Sevilla en el año 92, que me gustó mucho y en la que disfruté bastante, y la Exposición Internacional de Lisboa del año 98, que me gustó menos. Aunque Lisboa estaba estupenda. Como de costumbre.

En la preparación para los fastos, el Ayuntamiento de Zaragoza está adecentando algunas zonas de la ciudad, y especialmente las riberas del Ebro. Al fin y al cabo, el tema de la exposición es “el agua y el desarrollo sostenible”. Una de las avenidas recien arregladas en la Avenida de Ranillas. Y mira por donde, han tenido un detalle simpático. La han ornamentado con unas simpáticas ranillas de bronce. El domingo les estuve haciendo unas fotos. Aunque la mañana estaba estúpidamente brumosa y fea. Habrá que pasarse otro día con buena luz.

Ranillas (1)
(Canon EOS 10D; EF 70-210/3,5-4,5 USM)

Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (2007)

Cine

Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street, 2007), 18 de febrero de 2008.

Hay un hecho que está ahí. Voy a ver las películas de Tim Burton de forma casi compulsiva. Desde hace mucho años, me atrae casi patológicamente la imaginación visual del original director norteamericano, y no me pierdo ni una. Así que, no podían pasar muchos días tras el estreno de esta nueva película del realizador para que fuera a verla.

En primer lugar, se trata de cine musical puro, adaptación de un musical teatral del mismo título, con la misma música y las mismas letras. Recuerdo que hay que distinguir las películas musicales de las películas con canciones; en estas últimas priman los diálogos, pero de vez en cuando cantan. En las películas musicales, todo gira alrededor de la música. Para que se aprecie de forma idónea, las canciones no se deben doblar, y es obligatorio que se subtitulen para entender la trama. Esto, más la carencia de cultura sobre este tipo de obras en España, hace que sean películas que gustan menos a la gente. También influye que durante años fue un género infrecuente, aunque últimamente se ha reforzado con filmes como Moulin Rouge, El fantasma de la ópera, Chicago o Hairspray. Como tal musical, desde mi punto de vista está excelentemente adaptado, a lo que contribuye notablemente la perfecta ambientación que se ha desarrollado. Visualmente es una gozada. Quizá, la principal pega está en que se han buscado actores conocidos para los principales papeles y no actores de musical; no son cantantes en origen, sino actores que cantan. No lo hacen mal, pero podría ser mejor.

El desarrollo de la historia no está mal, aunque el carácter triste y tenebroso de las canciones hace que falte un poquito de chispa de vez en cuando. En cualquier caso, se va animando mucho conforme se acerca el final, que por lo demás se va haciendo muy previsible; poco a poco va pasando del drama a la tragedia. Es inevitable.

La interpretación es buena. Johnny Depp está contenido, mucho más sobrio que en otros papeles, lo cual le beneficia notablemente. Helena Bonham Carter no está mal, pero me entran dudas de que se adapte bien a su papel; tengo la impresión de que Mrs. Lovett tendría que ser algo mayor y tener más cara de mala leche. Entre los malos, tanto el siempre solvente Alan Rickman como el peculiar Timothy Spall lo hacen muy bien.

En general una película razonablemente entretenida, a la que daré un siete, con un ocho en la dirección y otro siete en la interpretación.

Desde la fachada de la Catedral de San Pablo en Londres, vemos Ludgate Hill. Siguiendo todo recto por ésta, comprobamos que se continua por Fleet Street, donde el sanguinario barbero tenía su establecimiento.


(Canon EOS D60; EF 28-135/3,5-5,6 IS USM)

Fotos en el Monasterio de Veruela

Fotografía personal

Últimamente pintan bastos para gente que conozco. Una forma de paliar las malas noticias es salir a airearse un poco fuera de la ciudad. Cogemos el coche y nos vamos a pasear por el Real Monasterio de Santa María de Veruela, en Vera de Moncayo (Zaragoza).

Ver mapa

Como es mi constumbre en estos casos, cojo una cámara de fotos y hago unas cuantas. Quizá no con la dedicación que en otras ocasiones. Pero la belleza y el interés histórico y artístico del lugar merecen la pena. Os dejo algunas. Otras irán apareciendo en los próximos días.

Torre y luna

Querubines y calaveras

Columnas
(Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM y Tokina AT-X Pro 12-24/4)

Una fotografía, ¿un asesino, un héroe?

Fotografía, Política y sociedad

Ayer 14 de febrero, los chicos de Xataka Foto se sentía poco románticos, y dedicaron una entrada de su blog al comentario de una célebre fotografía de tiempos de guerra. Es aquella en la que vemos a un militar survietnamita disparando a la cabeza de un prisionero del Vietcong ante la mirada de otros militares. La foto fue realizada por Eddie Adams, y el militar que dispara era una general de la policia de Vietnam del Sur llamado Nguyễn Ngọc Loan. En la página en Wikipedia del fotógrafo, cuyo enlace aparece con anterioridad o en la entrada de Xataka Foto, encontraréis la imagen.

La imagen es muy conocida. Tuvo una gran repercusión a la hora de establecer corrientes de opinión en los Estados Unidos en particular y en todo el Mundo en general sobre el conflicto del Vietnam. De alguna forma, fue el inicio del fortalecimiento de los movimientos antibélicos.

Lo que más me ha llamado la atención es que el fotógrafo, ante la caída en desgracia del general debido a la foto, siente lástima y se arrepiente de su fotografía. Siente que acaba con la vida del militar. Lo justifica. Llega incluso a considerarlo un héroe de una causa perdida, en parte, por su culpa. Adams nunca perdió el reconocimiento por su imagen y por las que tomó con posterioridad. Se le otorgaron diversos premios.

Mujer velada

Particularmente, creo que la acción del general es mala en sí misma, y además creo que sí que representa la maldad de la guerra en su expresión más clara. El fotógrafo habla de sus buenas obras antes y después, y justifica la ejecución sumaria del prisionero por la muerte previa de policías que trabajaban a las órdenes del general. Es un estado de tensión lo que le lleva a esa situación. Por este razonamiento, muchos de los crímenes de guerra que se juzgaron contra oficiales alemanes, que acabaron con condenas contra ellos, no debieran haber sido considerados como tales. Los cometieron por que se lo habían ordenado, porque estaban bajo tensión, porque su unidad había sido masacrada… muchos motivos para actuar brutalmente, irracionalmente. Así no vamos más que a la barbarie. El general de la foto no es el responsable de la guerra en su conjunto. Pero siempre será responsable de sus actos. Y por su grado de los de sus subordinados. Y en cualquier caso, la imagen sí que representa lo que significa la guerra. Aunque luego se arrepintiera de ella de alguna forma, la foto de Adams mereció la pena que fuese tomada, y mereció la pena que fuese publicada. En mi humilde opinión.

Con un tema como el de hoy, me tengo que volver al reportaje en el cementerio de Zaragoza (Pentax K10D; SMC-A 50/2).

Bye, bye, love! Bye, bye, happiness! Hello, loneliness…

Cine

Eso era lo que cantaba Ben Vereen en All that Jazz, cuando el protagonista interpretado por Roy Scheider, alter ego del director Bob Fosse, se debate entre la vida y la muerte tras sufrir un infarto. En realidad, habría que decir que se debate entre la muerte y la muerte. Empieza el espectáculo, se tituló tontamente en castellano, demostrando quien le puso el título que no tenía ni idea de qué iba la película. “I think I gonna die”, terminaba la estrofa. “Creo que me estoy muriendo”; y esto es lo que le ha pasado al protagonista de aquel irregular filme. Porque Roy Scheider se nos murió este domingo.

Este buen actor tuvo una época dorada en los años 70, en la que nos obsequió con papeles en películas como The French Connection (Contra el imperio de la droga), Jaws (Tiburón), Marathon Man, Klute o la mencionada All that Jazz. Después es más difícil encontrar buenas películas en su filmografía. También hizo algo de televisión, protagonizando una producción de Spielberg de ciencia ficción más bien flojita, Seaquest.

En cualquier caso, tengo un buen recuerdo de él. Era un tipo que me caía bien. No sé por qué al principio de su carrera hacía tanto de duro. A mí me parecía que tenía cara de buena persona. Qué se le va a hacer.

Alegraremos un poco tan luctuosa noticia con un poquito de alegría de carnaval.

Multicolor

(Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM)

No es país para viejos (2007)

Cine

No es país para viejos (No country for old men, 2007), 9 de febrero de 2008.

Siempre he mantenido dos cosas. La primera, que los Coen, Ethan y Joel, han sido y son una de las parejas de cineastas más personales y creativas de las dos últimas décadas, y que han aportado lo suyo a este arte que tanto nos ocupa, el cine. La segunda, que los Coen no han hecho habitualmente un cine para todos los públicos. Y con estas premisas, vayamos a la película que nos ocupa.

Y la película que nos ocupa es un drama que necesariamente está abocada a la tragedia. Es una película que va sobre la violencia, sobre la venganza, sobre cierto tipo de “principios”, sobre una tierra dura en la que es difícil vivir,… sobre muchas cosas. Es un western, situado en la década de los ochenta. Todo ello aderezado con el especial punto de vista de los directores, que lo mismo te horrorizan que te arrancan una sonrisa. Esto último en contadas ocasiones. Desde ningún punto de vista estamos ante una comedia. Esto no es Fargo, donde al mismo tiempo que te cuentan una tragedia constántemente te mantienen con una media sonrisa, a veces franca, a veces irónica. Aunque tiene cosas que ver con aquella excelente película. Todo ello magistralmente filmado. Con un ritmo adecuado, a veces más rápido, a veces más lento, hasta llegar a un final que no contenta a muchos, pero que es adecuado, aunque quizá se arrastra sobre sí mismo durante demasiados minutos. El espectador sale con sensación de insatisfacción, porque los Coen corren el riesgo de no satisfacer la complacencia del habitualmente adocenado público, y no solamente juegan con la tragedia, sino que se regodean con ella. Pero ya he dicho que no creo que hagan cine para todos los públicos. “Palomiteros”, abstenerse.

La interpretación es una de las claves de este filme. Qué decir que no se haya dicho ya sobre el trabajo de Javier Bardem, que aunque sea clasificado como “actor de reparto” es el auténtico protagonista del largometraje, paseándose por la frontera tejana con el peinado más imposible que he visto últimamente en la gran pantalla, películas de época aparte. Pero están al mismo nivel el siempre competente Tommy Lee Jones, auténtico relator de este drama, y Josh Brolin, motor con su osadía y sus decisiones de toda la acción. Además de otros secundarios que van apareciendo, siempre con fortuna, haré una mención a Kelly Macdonald, actriz escocesa que me gustó mucho en Trainspotting y en Gosford Park, que se prodiga poco en la gran pantalla, y que siempre he pensado que tiene muchas más posibilidades que las que les dan. Su personaje es modesto, pero fundamental a la hora de generar la final desazón en el espectador.

En resumen, una gran película, aunque no perfecta, pero que hará la delicias de los amantes al buen cine, aunque causará la insatisfacción e incluso el malestar de quienes buscan productos más comerciales. Yo le pongo un ocho, con un nueve en la interpretación y otro ocho en la dirección.

En una película donde la muerte es el otro gran protagonista, que otra fotografía podría poner.

La tumba ¿del pirata?

(Pentax K10 D; SMC-A 100/4 Macro)

Camden Market se quema

Viajes

Fachada en Camden Town

Casi seguro que el mercadillo más famoso de Londres para mucha gente es el de Portobello Road, en el distrito de Notting Hill, dentro de los límites del Royal Borough of Kensington and Chelsea. Incluso una mala película, presuntamente una comedia romántica, contribuyó a aumentar más su fama fuera del Reino Unido. Pero a mí, desde hace muchos años, los que más me gustan son los de Camden Town.

Son varios los mercados y mercadillos callejeros que encontramos, siendo el más importante el de Camden Lock, pero hay otros, cada uno con su interés. El sitio es muy llamativo. Situado al lado del Regent’s Canal, muchas de las casas en las alrededores tienen las casas llamativamente

decoradas. Es un sitio estupendo para pasear. La mayor animación se produce los domingos, y conviene madrugar para no

encontrar demasiado follón ni el metro ni el propio mercado.

Asomados al Canal

Pues bien, ayer comenzó un incendio y parece que ha afectado a buena parte de Camden Lock Market. Así que hoy me siento un poco triste, y por eso estoy dedicando esta entrada a este estupendo lugar, en vez de dedicarla a la película que vi ayer. Consuela saber que los laboriosos londinense no tardarán mucho en volver a ponerlo en marcha. Incluso mejorado. Espero. Pero que no le quiten su saborcillo. Os pongo unas fotos, tomadas en un domingo de principios de septiembre de 2004. Están tomadas con mi ya difunta, pero fiel mientras vivió, Canon Ixus 400. No sé yo si no tendría que volver a las Ixus… aunque mi Finepix F10 no va nada mal… Bueno, las fotos, para que os hagáis una idea de lo que hay.

Esclusas en Regent's Canal

Interior de Camden Lock

Segundo fin de semana del Seis Naciones

Deporte

Hace apenas media hora que ha finalizado el último partido de esta semana del Seis Naciones. Sólo pude ver un partido de los de ayer, el Francia-Irlanda, en diferido; lo dejé grabando por la tarde. Esta tarde, sí que he podido disfrutar en directo del Italia-Inglaterra.

Resumiendo, que es gerundio. Parece que Gales sigue con paso fuerte, ganándole a Escocia en Cardiff tras ganar a Inglaterra en Twickenham. Los franceses siguen siendo los favoritos del torneo, ya que en la primera parte arrollaron a Irlanda. No obstante, se durmieron en la segunda y los del trébol estuvieron a punto de darles un disgusto. Finalmente, Inglaterra ha tenido en su partido una trayectoria similar. Tras pasar por encima de Italia durante buena parte del partido, estos han llegado a los últimos con posibilidades de dar la sorpresa como lo hizo Gales hace una semana.

Por favor; que quiten a Vainicolo de la selección inglesa. Tendrá un aspecto muy espectacular; le llamarán el Lomu fiyiano, pero no ha hecho nada. Y van dos partidos así.

La imagen de hoy corresponde al campo de entrenamiento de rugby del Trinity College de Dublín. Muy apropiado.

Campo de rugby en el Trinity College de Dublin
(Canon Powershot G6)