[Fotos] 10 años de un evento que me dejó ni fu ni fa

Expo 2008

El domingo fuimos al cine por la tarde. De la película, lo último de Haneke, ya os hablaré un día de estos. Aun tengo otra, anterior, un buen trabajo interpretativo de la joven Elle Fanning, que no he comentado. Mientras esperábamos a entrar en la sala de cine, nos tomamos unos chismes y alguien saco a colación un hecho que me había pasado relativamente desapercibido hasta ahora. Hace 10 años en estas fechas, estaba en todo su apogeo la Exposición internacional de Zaragoza 2008. Un acontecimiento para la ciudad,… que a mí, me dejó un poquito frío. Estuvimos recordando, y he querido trasladar aquí, con algunas fotos, lo que nos evocó la conversación.

Para empezar, cuando uno habla del impacto que un evento le produce en su vida, hay que tener en cuenta los antecedentes personales y el contexto en el que se da el evento. De entrada, yo no era un novato en la cosa de las exposiciones internacionales. Visité, con entusiasmo, la Exposición universal de Sevilla 1992, y con algo menos de entusiasmos, la Exposición internacional de Lisboa 1998. Esta última era más parecida a la que celebramos en Zaragoza en 2008. Y os diré una cosa. En Lisboa, sacamos entrada para tres días, pero al segundo nos cansamos y desaprovechamos el tercero. Era mucho más interesante pasear por Lisboa que por un recinto artificial lleno de gente haciendo filas para ver lo que hubiese que ver. Una experiencia real frente a una experiencia artificial.

Por otro lado, el año 2008 fue un año revuelto a nivel personal. En algunas cosas para bien, en otras… menos bien. Y mi grado de confusión personal era considerable.

Hay un dato topográfico a considerar. Desde mi casa hasta el recinto de la Expo hay un buen rato de desplazamiento en transporte público. Mucha gente adquirió pases de temporada. Los que vivía cerca del recinto lo aprovecharon durante todo ese verano. Pero yo que trabajaba en Huesca, que no llegaba a Zaragoza después de trabajar antes de las cuatro de la tarde… plantearme luego ir hasta allí. Ni se me pasó por la cabeza. Aproveché un par o tres ocasiones para hacer unas visitas y punto.

Las realidades de quienes rememorábamos este domingo aquellos meses fueron diversas. Nos sorprendió en qué medida nuestra percepción sobre el acontecimiento era tan diferente.

Para muchos de mi conciudadanos, lo he percibido a lo largo del tiempo, aquellas exposición internacional fue un acontecimiento trascendente. Importante en sus vidas. De alguna forma, rompió cierta monotonía en sus rutinas vitales. Y me sirvió para recordar algo de lo que yo ya era consciente; comparado con muchos de ellos soy afortunado. Mi familia se preocupó de dotarme de una educación universitaria que procuré aprovechar, que me permitió alcanzar un nivel de vida que, sin ser pudiente, me libera de preocupaciones sobre aspectos básicos de la vida diaria que tengo cubiertos, y que me permite disfrutar de mi tiempo de ocio. Y en este ámbito, de los viajes.

Y ahí es cuando un evento de estas características, comparado con el hecho de descubrir por ti mismo in situ como son las cosas, no deja de ser un acontecimiento adulterado. Y propagandístico; los países y organizaciones presentan su cara más amable y esconden su problemas más oscuros e inconfesables. De hecho, si uno analiza la historia de las exposiciones internacionales y universales, surgieron en el siglo XIX tras el triunfo de la revolución industrial, y servían tanto para mostrar los logros de la técnica, como el poderío colonial de los países organizadores. Mostraban el exotismo de sus colonias y pertenencias, tecnológicamente infradesarrolladas, frente a las tecnologías de las metrópolis.

En este momento, no soy precisamente un fan de estos eventos. En lo personal, son argumento más para insistir en el hecho de que hay que dar a las personas, a los más jóvenes, el mayor nivel de educación y formación posible, con el fin de que consigan un buen nivel de vida, una cultura amplia y la capacidad de conocer de primera mano cómo es el mundo. Es necesario impulsar los intercambios internacionales, los viajes de los más jóvenes, estimular su curiosidad y su deseo de conocer el mundo. Y procurar que tengan los medios para hacerlo.

En lo social, muchos han argumentado las ventajas para la ciudad que supuso el acontecimiento. Especialmente en lo que se refiere a la obra civil; las vías rápidas de circunvalación, la reurbanización de amplias zonas de la ciudad, el adecentamiento de las riberas de los ríos,… cosas que eran necesarias. Y aquí viene el problema. La percepción es que se hicieron por la coyuntura del acontecimiento, que servía a la propaganda de un país, y no porque fueran necesarias. No hay correlación entre “necesidad” e inversión pública; hay correlación entre “coyuntura política” e inversión pública. De ahí, difícilmente surge una desarrollo armónico y una vertebración adecuada del territorio y de la sociedad.

La Expo’2008 se celebró al comienzo de la profunda crisis financiera y económica que hemos sufrido en la última década. Sus efectos se retrasaron en la ciudad de Zaragoza un año por el efecto del evento. Pero no dejaron de llegar y producir sus consecuencias. Y como ha sucedido en muchas ciudades con eventos notables, está el problema de rentabilizar y amortizar la inversión realizada y el legado dejado. Buena parte de las infraestructuras de la exposición están todavía sin utilizar diez años después, con algunos edificios emblemáticos convertido cascarones vacíos. Y muchas de las infraestructuras aprovechadas no han sido para la iniciativa privada como muchos aseguraron, lo cual daría rentabilidad al proyecto. Han sido las propias administraciones públicas las que se han tenido que comer con patatas esas infraestructuras. Igual les ha venido bien;… pero no era la idea.

Como ya he dejado claro desde el principio, fue un acontecimiento al que me sentí poco ligado. Ni siquiera las fotos que hice los dos días que fui de visita me gustan mucho. Abusaba demasiado del teleobjetivo en aquellos tiempos,… Pocas veces vuelvo a hojear el librito de fotos que hice de aquellos días. Aquí dejo algunas de las que hoy en día me dicen algo. Me hace reflexionar sobre el hecho de que pasa cuando se hace algo aparentemente bueno o correcto, pero por los motivos equivocados. Y algo de eso hubo. No estoy percibiendo grandes fastos para recordar el aniversario. Supongo que el distinto color político del municipio en esos momentos respecto al de hace diez años influye. Lo cual es volver a lo coyuntural y cortoplazista… no llegamos a percibir los proyectos como algo propio de toda una comunidad o sociedad,… ya sabemos además que los españoles parecemos muchas veces más descendientes de Caín que de cualquier otro personaje mítico de las leyendas antiguas.

En cualquier caso, es así como yo lo vi y lo viví. Como lo hablé en la conversación del domingo, mientras esperábamos a ver cómo un director alemán usa sus artes para dar candela a la burguesía moderna, y como lo contrasté con personas que nos conocemos desde hace muchos años, que lo vivimos de formas muy distintas, y que en pocas ocasiones habíamos hablado del tema. Que probablemente quedará olvidado durante otros diez años… o más.

[Fotos] Aves en la Expo y el Parque del Agua

Fotografía, naturaleza

Ya hace casi dos semanas de esta actividad fotográfica, un paseo por la antigua Expo 2008 y Parque del Agua de Zaragoza, para observar aves, convocada a través de distintos grupos de fotografías de Zaragoza en las redes sociales. Los detalles técnicos los podéis encontrar en Desempolvando el teleobjetivo para fotografiar aves – Canon EF 200/2,8L USM con duplicador.

Aquí os dejo algunas de las fotografías de esa mañana de domingo, muy agradable para pasear, aunque con una luz un poquito dura para fotografiar.

[Breve con fotos] Los chubasqueros del vertedero

Expo 2008, Política y sociedad

Ha saltado a las noticias que los “chicos” del 15M han encontrado entre 200 y 300 mil chubasqueros que se compraron para la Expo 2008 tirados en un solar o un vertedero. Se dice que se pagaron 162.000 euros por un millón de chubasqueros. Así que una simple regla de tres nos dice que se han tirado al vertedero entre 32.000 y 48.600 euros. En términos relativos, para lo que fue el presupuesto de la Expo, nada. En términos absolutos, para las familias que lo pasan mal, todo. En cualquier caso, cuestiona la ética de la gestión del evento.

Al sol de la tarde y #acampadazgz

La acampada en la plaza del Pilar continúa, aunque los paseantes se han acostumbrado y se muestran más indiferentes.

Chubasqueros del vertedero

Datos que proporcionan los "indignados" sobre los chubasqueros encontrados.

Recojan su chubasquero

Los acampados ofrecen a los viandantes su chubasquero; por el que ya pagaron a través de las cuentas de la Expo.

"Mi" chubasquero

"Mi" chubasquero; que cogí, más que para darle utilidad, para desecharlo apropiadamente en un contenedor de reciclaje. Se estaba acumulando mucha basura "chubasqueril" en el entorno.

Todas las fotos: Leica D-Lux 5.

El año 2008 en fotos; los viajes y el acontecimiento especial, la Expo 2008

Expo 2008, Viajes

El año 2008 ha sido un buen año en la categoría “viajes”. Como es costumbre en mí, soy más de escapadas que de grandes viajes. Salvo las típicas vacaciones de un par de semanas al principio del verano, lo habitual son viajes cortos de cuatro días a una semana de duración. Pero este año pasado ha sido bastante excepcional, ya que he podido disfrutar más escapadas de este tipo que nunca. Os lo muestro en imágenes.

21.Trieste

Mayo - Viaje de trabajo a Trieste (Italia) con escapada a Venecia. En la imagen, la puesta de sol sobre el mar Adriático en el antiguo puerto austrohúngaro.

22.Auschwitz

Julio - Vacaciones en Polonia. En el periplo por las principales ciudades polacas, incluimos una escapada al campo de concentración de Auschwitz, un lugar impresionante.

23.Munich

Agosto - Aprovechando los puentes de mitad de mes, una corta estancia en la capital bávara, Múnich, y en Salzburgo. En la imagen, una escena tomada en la Frauenkirche.

24.Napoles

Octubre - Todavía me quedan unos días de vacaciones, que dedico a Nápoles y sus alrededores. En la imagen, un rincón napolitano con el Vesubio de fondo.

25.Paris

Diciembre - Me voy a París unos días, a ver algunas exposiciones y a pasear un poco para despejar la cabeza. La fotografía corresponde a La Fée Electrique de Raoul Dufy en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de París.

Pero en Zaragoza ha habido un evento que ha condicionado buena parte de la vida cotidiana de sus ciudadanos. Se trata de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, que nos tuvo de lo más entretenidos durante los tres meses que duró, pero también durante el tiempo en que se preparó. Yo no participé muy activamente en la muestra; salvo alguna tímida visita para pasar alguna mañana y alguna tarde, y una noche para ir de cena, poco más. Pero por el impacto que tuvo en mi entorno, le voy a dedicar también unas cuantas fotografías.

31.Torre

La Torre del Agua y el telecabina, dos de los elementos más icónicos de la muestra internacional.

32.Puente

La exposición internacional ha traído a la ciudad de Zaragoza infraestructuras necesarias como el Puente del Tercer Milenio.

33.Cabalgata

La cabalga "El despertar de la serpiente", concebida por Le Cirque du Soleil, fue uno de los elementos más vistosos de la Expo 2008.

34.Gente

Aunque no se alcanzaron los objetivos previstos de visitantes, todos coinciden en que la gente fue la principal protagonista del acontecimiento.

35.Nocturno

La Torre del Agua contribuye a crear vistosas imágenes nocturnas del recinto de la muestra.

36.Espectáculo

Espectáculos de muy diversa índole y origen animaban las noches, cuando los pabellones nacionales o temáticos cerraban.

Acuario fluvial de Zaragoza… por fin una visita

Ciencia, Expo 2008

Más de dos meses después de finalizar la Expo 2008, tenía pendiente la visita al Acuario fluvial de Zaragoza, uno de los pabellones más significativos de la muestra internacional dedicada al agua, pero que dado mi bajo perfil en las visitas al evento, no había podido ver. Muchas colas, mucho follón y todo eso.

Pero ayer domingo, con poco que hacer, y haciendo frío y viento para estar por la calle paseando, pues dirigí mis pasos hacia la institución científica y divulgativa.

Hacia el Acuario

Vía de entrada entre las obras de desmontaje de la Expo hasta el Acuario

Fachada del Acuario

Fachada del Acuario

He hecho algunas fotos. Me he llevado la Canon EOS 40D, con tres objetivos fijos; EF 28/1,8 USM, EF 50/1,8 I, y Cosina MC 100/3,5 Macro. Tengo que conseguir un angular decente pero ligero para esta cámara. Pero es que no hay nada en focales fijas. Y los objetivos de focal variable abultan mucho para salir de paseo…

A lo que iba, he hecho algunas fotos… pero no me han salido muy allá. Es algo que no se me da bien esto de los acuarios. Es difícil. Poca luz. Fotografíar a través de cristales. Bichos que no paran de moverse. Un lío. Pero bueno, aquí os dejo algún pececillo.

Pez en acuario

Uno de los peces más vistosos

Pez en acuario

Los peces fluviales suelen ser más sosos que los marinos, pero alguno con colorido es posible encontrar

Peces gato

Estos curiosos peces gato no se separaban para nada del cristal

Uno de los bichos que más atrae a la gente es el cocodrilo. Pero a mí los reptiles me parecen una sosada. En tanto estén bien alimentados, ahí se quedan, quietos, sin hacer nada. Como esperando a que hagan bolsos con ellos. Pero bueno, a la gente le va el morbo.

Cocodrilo del Nilo

Aburrido cocodrilo del Nilo

Está muy bien que se hayan basado en los ríos emblemáticos de cada continente para ilustrar la visita. El Nilo en África, la cuenca fluvial MurrayDarling en Australia, el Amazonas en América y el Ebro, ya sabemos dónde. A mí me faltan dos ríos. Uno representativo de América del Norte, que nada tiene que ver con la del sur a efectos de tipo de río, y lo lógico es que fuese el Mississipi-Misouri, y un río realmente gordo europeo, probablemente el Danubio. El Ebro está muy bien,… pero es un río pequeñico comparado con lo que se lleva por ahí. En cualquier caso, a mí me ha gustado especialmente la sección del Amazonas.

Entre las nieblas del Amazonas

Ambiente amazónico, con su niebla y todo

En general, la visita me ha gustado. Espero que desarrollen actividades alrededor de él y que lo amplien. Aunque no se si estructuralmente será posible. Y por favor, que quiten la prohibición de fotografíar. Entiendo que no permitan los flashes, para no molestar a los bichos… ¿pero fotografíar sin flash? Venga… no seáis tontos. De todas formas, sin empleados al tanto, la gente se va a pasar la prohibición por allá…

Sopa & fufu, fotos, y lo que para mí a dado de sí la Expo 2008

Expo 2008, Fotografía

Como comentaba ayer, la Exposición Internacional de Zaragoza 2008 ha terminado. Se acabó. Ahora, a recoger y todos para casa. Después de la limpieza, a preparar los nuevos edificios y equipamientos urbanos para lo que sea que se vayan a dedicar, y a currar. Como los enanitos de Blancanieves. Ay ho, ay ho…

Mi balance personal es sencillo de realizar. Aunque satisfecho con la realización del evento por los “efectos secundarios” que para la ciudad ha tenido, especialmente en materia de contrucción de nuevas infraestructuras y reforma de las viejas, en ningún momento he sentido una tensión ante el acontecimiento. Mi natural “alergia” a los acontecimientos multitudinarios, a las filas, al calor, al cemento,… hicieron desde el principio poco atractiva para mí la idea de pasar días y horas en el recinto de la Expo. Aún así, me he acercado al lugar en tres ocasiones.

  • 28 de junio de 2008: Mi hermana me ofrece unas invitaciones para gastar necesariamente en esa fecha. Lamentablemente un sábado, los días de mayor afluencia, y en vísperas de mis merecidas vacaciones anuales. Así que pasee un rato por la mañana, entre las doce menos cuarto y las dos, y un rato por la tarde, entre las seis y media y las nueve y media. Básicamente, lo que hice fue pasear, tomar fotos del conjunto, y entrar en algunos pabellones con filas moderadas o nulas como el Pabellón Puente, la Torre del Agua y algún pabellón nacional más o menos anecdótico. También me propuse como objetivo, tomar fotografías del pasacalles El Despertar de la Serpiente que, producido por el Cirque du Soleil, ha animado todos los mediodías los paseos del recinto.

Cabalgata Cirque du Soleil

(Canon EOS 40D; EF 200/2,8L USM)

  • 29 de agosto de 2008: Unos amigos tienen la ocurrencia de ir a cenar a la Expo. Ni siquiera llevamos reserva. Es un viernes. Llegamos a las diez de la noche y pagamos religiosamente nuestra entrada nocturna. Nos acercamos al Pabellón de España, donde preguntamos. Quince minutos más tarde estamos cómodamente sentados en el restaurante, gestionado por Maher-Cintruénigo, donde damos cuenta de una deliciosa cena,… que sale cara pero bueno, es una ocasión única. Luego, un cubatita en una terraza y a casa.

Troncos

(Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM)

  • 12 de septiembre de 2008: Cuando ya parecía que había agotado las posibilidades de volver al recinto de la exhibición internacional, un amigo me dice que tiene algunas invitaciones, con lo que el viernes anterior al cierre de la muestra, me planto a las seis de la tarde para en buena compañía de amigos, dar un nuevo paseo y tomar algunas fotografías más. El planteamiento es parecido al de mi primera visita. Pasear y entrar en algún que otro pabellón sin muchos follones. Quizá lo más destacado es que acabamos cenando en el Pabellón de Nigeria. Muy divertido. Menú tipo “Soup&Fufu”. Algo muy típico del África Occidental. Luego, vemos algo de animación nocturna, y nos vamos a tomar una copichuela al centro de Zaragoza.

Sopa y fufu

(Canon EOS 40D; Tokina AT-X Pro 12-24/4)

Bailarinas

(Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM)

En general, como veis, una participación muy modesta, pero que ha dado lugar a una colección de fotografías que podéis ver en mi galería de Flickr. También he encargado un libro en Blurb para tener un recuerdo propio y permanente del acontecimiento, con mis fotografías. Espero recibirlo en diez o doce días.

Y esto es todo. Hasta el próximo evento internacional que me pille a mano, seguiré con mis cositas de siempre.

Un saludo birmano a todos vosotros

Expo 2008, Humor, Política y sociedad

Entraba yo el otro día en Flickr con el fin de hacer algunas gestiones en mi colección de fotografías, y como de costumbre el sistema me saludó en uno de esos idiomas exóticos que aparecen de vez en cuando. Y he aquí lo que me dijo:

Y me quedé así mirando con cara de ¿haba?. ¿Me estaba saludando o me estaba insultando? ¿Y esto es lo que se dicen los birmanos entre sí? No es de extrañar que vayan como van. Dónde vamos a llegar.

En fin, que aparte de eso, hoy se acaba la Expo. Y esto es lo mismo que cuando tienes visitas de la familia. Qué alegría cuando llegan. Pero qué alegría cuando se van.

Cabalgata Cirque du Soleil

(Canon EOS 40D; EF 200/2,8L USM)

Mi primera visita a la Expo,… ¡qué follón de gente!

Expo 2008

Me lo habían advertido. Los sábados se pone imposible de gente; pero la entrada que me dieron era de consumo obligatorio ayer… que era sábado. Así que me lo plantee con calma. Como mañana salgo de vacaciones y tenía cosas que hacer, me pasé un ratito por la mañana y luego un rato por la tarde antes de salir a cenar con unos amigos.

Nota: Las fotos de esta entrada y más sobre se pueden ver en mi Colección de Flickr sobre la Expo 2008.

En primer lugar, recordar a todos que la Exposición Internacional Zaragoza 2008 va sobre el agua. Y constantemente encontraremos elementos que nos lo recuerdan. Bien sea por los elementos para la reflexión que se han situado en los distintos pabellones, bien porque los visitantes aprovechan los elementos acuáticos para llevarse un recuerdo del lugar.

Todo es agua... y pies

Una sonrisita...

Por la mañana, nos dimos un paseo de situación, pero el principal objeto de interés fue la cabalgata organizada por Le Cirque du Soleil. Quizá menos espectacular de lo que esperaba, pero elegante. De muy buen gusto y con mucha armonía.

Cabalgata Cirque du Soleil

Cabalgata Cirque du Soleil

Entré en pocos pabellones. El Pabellón Puente, la Torre del Agua (¡qué rollo de subida y de bajada, oiga!), Qatar (¿el único en el que no había fila?), Nepal (un chiringuito para vender artesanías, poco más),… En general, apetecía poco acercarse a los pabellones. Filas y más filas. Ya por la mañana, estuvimos a punto de no entrar por las filas tremendas que había para el acceso al recinto. Algo no está bien calculado en lo que se refiere a la gestión de la gente.

Campanillas nepalesas

Pantallas circulares

Ante esta situación, me dediqué a pasear tranquilamente, tomando fotografías,… hasta que descubrí con horror que me había dejado por la tarde la batería de repuesto en casa, y se me vino abajo la que llevaba justo cuando mejor era la luz del atardecer. Agggg. Qué se le va a hacer. Otra vez será. Aun dio tiempo a tomar algunas imágenes del entorno.

La Expo y la omnipresente bas�lica

Sombras de atardecer

(Equipo utilizado:
por la mañana: Canon EOS 40D, con
EF 24-105/4L IS USM y EF 200/2,8L USM;
por la tarde: Pentax K10D, con
SMC-DA 21/3,2; SMC-DA 40/2,8 y SMC-DA 70/2,4)

Dias complicados, previos a las vacaciones

Expo 2008, Fotografía personal

Así que como a lo mejor hasta el sábado no tengo oportunidad de hablar de nada, os dejo un par de fotos del entorno de la Expo. Que creo que no están mal. Aunque la segunda, lo de que esté tomada en el entorno de la Expo es lo de menos.


Telecabina y ente orgánico

(Pentax K10D; SMC-DA 70/2,4
composición de 4 fotogramas)

Atardecer sobre el Parque del Agua

(Pentax K10D; SMC-DA 21/3,2)

Doblete de Ferrari y decepción en el canal de aguas bravas

Deporte, Expo 2008, Fotografía personal

Ayer domingo se corrió el gran premio de Francia en el tristón circuito de Magny-Cours. Con los dos primeros puestos en la parrilla de salida, Ferrari tenía todas las opciones para llevarse la carrera y así fue. Salvo que el doblete se produjo en el orden inverso al de salida; una rotura en el tubo de escape hizo que Kimi perdiera fuelle, y Massa se hizo con la carrera. Alonso que salía tercero, con una salida horrible y una estrategia peor, consiguié entrar por los pelos en los puntos. Así que de momento, la escudería del cavallino domina el campeonato por el momento, aunque este sigue muy abierto.

Por otra parte, por la mañana decidí volver al canal de aguas bravas del nuevo parque en las inmediaciones de la Expo 2008. Armado de un teleobjetivo potente, pensaba que habría oportunidad de obtener alguna foto maja de la gente disfrutando en las balsas de rafting. Mi gozo en un pozo. Obsérvese el panorama a las 12 y media del mediodía. Sinceramente, si esto no está funcionando un domingo de verano al mediodía, no sé muy bien cuando lo estará.

Canal de aguas

Siendo el mediodía, lo que comentaba ayer. Una porquería de luz para hacer fotos, al mismo tiempo que un horrible calor que obligaba a la gente a protegerse del sol como buenamente podía. Y eso que gente voluntariosa paseando o en bicicleta no faltaban.

Al sol que más calienta

Cuando voy montando en bici

Cuando ya me disponía a coger el autobús para irme a casa a comer, observé que la policía patrulla a caballo por los alrededores de la Expo. Y no es que viese ningún caballo; pero sí los restos. Y con el calorcito, vaya olorcillo se pondrá a lo largo del día. ¿No irían mejor en bicicleta?

Vaya cagadica

(Todas las fotos: Canon EOS 40D;
EF 24-105/4L IS USM;
EF 200/2,8L USM)

Mi primer (modesto) acercamiento a la Expo

Expo 2008, Fotografía personal

Ya he manifestado en otras ocasiones mi cierto distanciamiento emocional del acontecimiento del verano aquí en Zaragoza, la Exposición Internacional 2008. Pero tengo asumido que habrá que ir a conocer tarde o temprano el tinglado. Desde luego iré tomando fotos, algunas de las cuales se podrán ver por aquí. Aunque también será posible verlas en la colección que he abierto en Flickr.

En cualquier caso, ayer sábado, ante la apertura al público del nuevo Parque “Luis Buñuel” o Parque Metropolitano del Agua, decidimos acercarnos a dar una vuelta. Bueno, dar una vuelta es un decir. Cuando vives exactamente en la esquina opuesta de la ciudad, llegar hasta el área de la Expo utilizando el transporte público es más una expedición que un paseo. Más vale llevarse un libro para matar el rato si no va uno acompañado.

Esperando al bus

En cualquier caso, cuando llegas con lo que te encuentras de forma omnipresente es con el telecabina que cruza el Ebro desde la estación de ferrocarril hasta la Torre del Agua, edifcio que domina el paisaje desde casi todas las perspectivas.

Telecabina y Torre

Ayer no íbamos a visitar la Expo. Nuestra única pretensión era dar una vuelta por el nuevo parque público, antes de recogernos a cenar en casa de unos amigos. Además, en el verano zaragozano, con la dura luz solar de estas latitudes, la única luz decente es al alba o al atardecer.

Lo más atractivo, a priori, el “canal de aguas bravas” donde el personal puede practicar rafting o piragüismo de aguas bravas. Por lo que vimos, un poco light pero… para entretenerse un rato ya valdrá. Supongo.

Rafting urbano

En Piragua

Paseamos un ratito más por el nuevo parque, que tiene pinta de ser enorme, y de que hay una enormidad de zonas o instalaciones sin terminar. Muchas cosas en obras o con una terminación provisional. Y no me quiero imaginar, lo que debe ser el mantenimiento del conjunto.

Disfrutando del atardecer.

Analizada, la situación decidimos que la mejor ruta para ir al lugar de la cena es coger un autobús al otro lado del Ebro. Así que, atravesamos el Puente del Tercer Milenio justo antes de que el Sol se escondiera en el día más largo del año. Es decir, lo más al norte posible a lo largo del año.

Puesta de sol y puente

Y junto a la parada de los autobuses, nos entretuvimos un ratito con los ingenios acuosos que el Excelentísimo Ayto. de Zaragoza ha colocado a la entrada del Pabellón Puente. En fin, que resultó entretenido.

Agua

(Todas las fotos: Pentax K10D;
SMC-DA 21/3,2 limited;
SMC-DA 70/2,4 limited)

Ya estamos en el mundo (a Zaragoza me refiero)

Expo 2008, Política y sociedad, Viajes

Uno de los objetivos de la Exposición Internacional de Zaragoza, declarado por los organizadores y asumido por la ciudadanía con razonable entusiasmo, es el de dar a conocer la ciudad al mundo. Zaragoza tiene más de dos mil años de existencia desde su fundación como colonia romana hacia el 24 a. de C., y siete u ocho siglos más si contamos las presencia íbera, que se concreto en la población Salduie.

Desde ese momento ha sido permanentemente una de las ciudades más importantes por su tamaño y su dinamismo económico de la península. No son pocas las grandes ciudades de aquella época que perdieron su esplendor de antaño. Sin embargo, es una ciudad muy poco conocida. Siendo el quinto municipio de España por población y una de las ciudades con mayor renta per capita, tradicionalmente ha ido transcurriendo sus días pasando relativamente desapercibida. No sé si esto es realmente malo, la mayor parte de las noticias que hacen famosas a las ciudades suelen ser negativas; pero a la gente del lugar no le gusta. Las poblaciones son como muchas personas; aspiran a tener fama y fortuna.

Pero para eso tenemos la Expo; para adquirir fama y fortuna. Y hoy me encuentro que ya estamos en el camino, porque me llega en mi lector de noticias un artículo de The New York Times, en su sección de viajes, en las que elogiosamente recomienda acercarse a estos lares. Así que lo que decía en el encabezamiento de esta entrada, ¡ya estamos en el mundo!

El artículo de The New York Times hace referencia incluso a la puesta en marcha de un servicio de “taxis” y “autobuses” fluviales. Desgraciadamente, el desacostumbrado elevado nivel del Río Ebro a su paso por Zaragoza ha impedido que el azud construido para permitir este servicio pueda actuar correctamente. Y ahí tenemos a los barquitos, parados en su embarcadero, esperando pacientemente a que deje de llover, y las aguas vuelvan a sus niveles habituales para las fechas que corren. Como podemos ver en las fotos siguientes.

Azud

Paseando sobre el azud

Embarcadero

(Todas las fotografías: Pentax K10D; SMC-DA 40/2,8;
última imagen: composición de tres fotogramas)